Serie: "Transformación productiva" Tema: "Destrona a los ídolos de tu corazón"



Descargar 51.36 Kb.
Fecha de conversión29.01.2017
Tamaño51.36 Kb.


logo_discipulado.jpg
CÉLULA DE CRECIMIENTO/ Lección 3

SERIE: “Transformación productiva

Tema: “Destrona a los ídolos de tu corazón”

Pr. Ap. Raúl David Ávila



www.ccnven.net/discipulado

Visión CCN es:

Predicar el evangelio del reino, para ganar personas para Jesucristo, formar discípulos para enviarlos a predicar y gobernar, a fin de transformar la ciudad, la nación y el mundo con el mensaje del evangelio”


Texto: Josué 24:1-15.

Introducción.-

  1. Tengo la necesidad de dar este tema hoy porque considero que en él, usted encontrará claves para ser totalmente libre de ataduras que ha tenido en su vida de manera cíclica.

  2. Creo también que hay personas que no terminan de ser totalmente libres, porque no reconocen la fuente de su problema ya sea por ignorarlo o por evadirlo, pero de igual manera sufren las consecuencias de no enfrentarlo.

  3. Tengo la carga de dar este tema porque la mayoría de las veces limitamos la idolatría solo con aquello que está referido a imágenes, símbolos, adoración a estatuillas, pero nos olvidamos de atacar los ídolos modernos, los que podemos llamar los “espíritus de este siglo”.

  4. Hoy quiero hablar sobre “Destronar los ídolos del corazón”.




  1. PARA PODER SUMERGIRNOS EN EL TEMA DEBEMOS DEJAR DE VERLO COMO UN ASUNTO RELIGIOSO Y EMPEZAR A MIRARLO COMO ES UN ASUNTO DE ADN.

  1. Los seres humanos fuimos creados para adorar. (Génesis 1:26-28)

    1. Josué a Israel les dijo: “Si mal os parece servir a Jehová, escogeos hoy a quien sirváis; si a los dioses a quienes sirvieron vuestros padres… pero yo y mi casa serviremos a Jehová”.(V.15)

    2. No les preguntó ¿quiénes son ateos?, porque el ser humano fue creado para adorar, bien sea adorar a su creador o buscará un sustituto de Dios. Por eso Éxodo20 dice: “No te hagas ningún ídolo, ni nada que guarde semejanza… no te inclines delante de ellos ni los adores. Yo el Señor tu Dios, soy un Dios celoso”.(Éxodo 20:4-5)

    3. Un filósofo llamado Peter Kreet dijo: “Lo opuesto al teísmo no es el ateísmo, sino la idolatría”.

    4. El pueblo de Israel, mientras Moisés estaba en el monte de Dios recibiendo los diez mandamientos, ellos estaban en el valle creando un becerro de oro para adorar. “DIOS (estaba) EN EL MONTE DÁNDOLES LAS LEYES PARA SER UNA NACION Y ELLOS EN EL VALLE BUSCANDO UN SUTITUTO DE DIOS PARA SEGUIR SIENDO ESCLAVOS” (Salmo 106:19-20)

    5. Debemos asumir que el asunto de la idolatría no es un problema religioso, es un problema de adoración, y nuestro corazón si no adora a Dios buscará un sustituto de Dios.

      1. Ej.: Google y varias otras empresas de internet rastrean las palabras claves más buscadas día a día, mes a mes, y año a año. Los publicitas, los consultores políticos, y los observadores de la cultura le prestan mucha atención a estas encuestas: “A fines el 2011, las palabras sexo y video registraron 338 millones de búsquedas por mes cada una”.

      2. Pornografía: 277 millones.

      3. Productos y celebridades como Ipad o Lady Gaga con frecuencia se disparan hacia la cima por cortos periodos.

      4. Durante un periodo, cantantes como Justin Bieber fue objeto de más búsqueda en google que Dios, se registraron más de 30 millones de búsquedas acerca de Bieber y 20 millones de busquedas sobre Dios.

    6. El ser humano fue creado para adorar y si no está adorando a Jesucristo, buscará sustitutos de Dios.

    7. Cuando uno le quita el concepto religioso, la adoración viene a ser un reflejo humano condicionado que permite colocar la esperanza en algo o alguien y luego ir traes ello. ¿A qué estás adorando?

    8. El objeto de tu adoración determinara tu futuro y definirá tu vida, dependiendo a quién estés adorando determinará en quién te estás convirtiendo.

  2. Los seres humanos buscamos un refugio ¿cuál es tu refugio?

    1. La Biblia dice: “Que Dios es nuestro amparo y nuestra fortaleza, nuestra ayuda segura en momentos de angustia; tal es así que no temeremos aunque las montañas se hundan en el fondo del mar”. (Salmo 46:1-2)

    2. ¿Dónde vas cuando te sientes herido, engañado o cargado por diferentes problemas? ¿De repente al refrigerador para buscar comida reconfortante? ¿Al teléfono para desahogarte con el amigo en que más confías? ¿Buscas un escape en las novelas, en las películas, en lo videos juegos o la pornografía? ¿Dónde procuras un rescate emocional? ¿Haciendo compras compulsivas cuando te sientes desvalorizado o menospreciado por otros?, ¿Cuál es tu refugio en la búsqueda de sentir paz en tu futuro: tu pareja, tu empresa o tu conocimiento? ¿Tu refugio es tu habilidad, tus capacidades, tus estudios? ¿Cuándo las cosas están mal en tu casa o trabajo te refugias en el alcohol? Cuando tienes un problema con tu pareja y sabes que debes cambiar, ¿Dónde corres a buscar refugio?¿Delante de Dios o en tu orgullo que has hecho mucho por tu familia y porque debes cambiar?

    3. Tu refugio revela la fuente de tu adoración, ¿será Dios o es un ídolo?

    4. Observen este estudio: “Unos neurólogos realizaron un encefalogramas a algunas personas religiosas mientras analizaban las ocasiones en las que habían sentido mas íntimamente la presencia de Dios. Expusieron también a las mismas personas estímulos como vitrales, incienso o imágenes religiosas, y descubrieron que el núcleo caudado, una cierta área del cerebro, respondía cuando esa persona se sentía cerca de Dios. Pero otros neurólogos hicieron la misma prueba pero apartaron el tema religioso y le mostraron a estas personas imágenes de bienes de consumo conectadas con marca muy populares y otras ves ¡el núcleo caudado se encendió! Conclusión: los consumidores que compran ciertos objetos publicitados alcanzan algo parecido a una experiencia religiosa eso solo se le puede llamar idolatría.

  1. AHORA TENIENDO ESTO CLARO VEAMOS LAS OPCIONES QUE LES DA JOSUE A ISRAEL:

  1. Los dioses de nuestros padres. “Los dioses que sus antepasados adoraron al otro lado del rio Éufrates” (Josué 24:14)

    1. Antiguamente en los tiempos de Abraham, en la área de Mesopotamia se tenían dioses para toda cosa, tenían tres deidades que los catalogaban cósmicos, astrales y toda un sarta de dioses especializados en cosas especificas.

    2. Abraham sale de una sociedad que sostenía mucha idolatría y ahora debía batallar con todas esas creencias y paradigmas para asumir a Jehová como el Señor de su vida.

    3. ¿Es posible que los dioses que hoy están en guerra en tu vida sean los mismos que tus padres o abuelos adoraban cuando eran más jóvenes?

    4. Tus padres no solo te trasmiten una carga cromosómica que te dan una apariencia física similar a ellos, sino que te pueden terminar trasmitiendo los mismos dioses que ellos adoraban.

    5. Los psicólogos han empezado aceptar esta verdad divina y lo han llamado “la ley de la exposición”, que significa que nuestra mentes absorben, y nuestras vidas en última instancia reflejan, aquello a lo que estamos expuestos con mayor frecuencia.

    6. Esto quiere decir, que si nuestros padres adoraban a dioses, nosotros por repetición de sus conductas podemos terminar adorando a los mismos ídolos que ellos adoraban.

      1. Ej. 1: Quizás para tu papá no era nada más importante que lograr una carrera exitosa. Tú observas que su vida giraba alrededor del trabajo y su estado de ánimo era según como le iba en la oficina, que negociaba todo lo que compitiera con su éxito personal; familia, vacaciones y aun disfrutar lo que había conseguido, su obsesión por el éxito lo hacia cada día mas egoísta, lo llevó a razonar menos y a volverse más materialista, ya que su templo era su oficina y su ídolo era su éxito”.

      2. Ej. 2: Quizás tuviste una mamá que vivía por las apariencias. Buscaba tener cosas mejores que lo que tenia un familiar o un vecino. En la casa debía tener la última tendencia en la moda, así que anualmente debía remodelar y aun cosas bellas y hermosas las terminaba botando solo para tener algo más nuevo y poder mostrarle a la gente que ella estaba en la última tendencia, podía faltar comida en tu casa, pero no un par de zapatos, no tendrías armonía y paz en tu hogar, pero si un último celular, “su templo era la tiendas y su dios la apariencia”.

      3. Ej. 3: Quizás tuviste un papá que era un “mujeriego”. Él tenía la filosofía que tu mamá era la mujer de la casa, que ella era la madre de sus hijos y era la santa que se merecía respeto con la cual la relación sexual era insípida, fastidiosa y nada creativa, porque eso el lo hacía con las mujeres de la mala vida, su sueldo a veces no alcanzaba, porque parte se le iba en la otra relación, lo descubriste alguna vez y te pidió que lo entendieras, que tu también eres hombre y que un día él te llevaría a conocer sus amiguitas, “su templo una aventura amorosa y su dios el sexo”.

      4. Ej. 4: Quizás tuviste una madre que tenía un hondo sentimiento de abandono. Nunca superó el divorcio, pasaron muchos hombres por tu casa, pero ninguno se volvía tu padre, a todos los comparaba con él (tu papá) para bien o para mal, algunos duraban meses otros años, pero ninguno se quedaba, el final era siempre el mismo, tu mamá llorando en su cuarto y tú recibiendo el coletazo de los maltratos de sus relaciones, “su templo era la soledad de su hogar, su dios el odio a los hombres”.

      5. Ej. 5: Quizás tuviste un padre que vivió en la miseria. Toda su vida se la pasó luchado con un quince y un treinta, siempre fue esclavo al dinero, no por tener mucho sino por carecer de él, pero no por la falta oportunidades para generar recursos, sino por su mala administración, porque todo se lo gastaba en juegos de azar y mujeres, su discurso era siempre el mismo:“el gobierno no me ayuda, los ricos son los culpables, mi jefe es un déspota, la sociedad no me da oportunidades”, lo observaste haciendo dinero extra robando y más de una vez lo viste codiciando la plata los corruptos y malandros en el barrio, “su templo era la taguara donde jugaba a los caballos y su dios la miseria”.

  2. Los dioses de nuestro pasado.“Los dioses que sus antepasados adoraron…en Egipto” (Josué 24:14)

    1. Josué se refiere a su pasado más cercano, era justamente la cultura que habían absorbido como nación por durante 400 años esclavos en Egipto.

    2. Los egipcios durante 4 siglos le sembraron su idolatría y los egipcios tendían hacer mezclas con sus dioses, parte animal y humana, por ejemplo, existía el Horus, que era el dios delta, tenía cuerpo humano con una cabeza del halcón.

    3. De estos ídolos nuestro Señor le advierte a Israel y le dice: “A cada uno de ellos le ordené que arrojara sus ídolos detestables, con los que estaban obsesionados, y que no contaminaran con los mal olientes ídolos de Egipto; porque yo soy el señor tu Dios”. (Ezequiel 20:7)

    4. ¿A veces te encuentras luchando en tu presente con cosas del pasado, que pensaste haber dejado atrás ya hace mucho?

    5. Me refiero a que te hiciste cristiano y hay cosas que tuviste que abandonar hace mucho, pero te siguen acompañado, está allí contigo es ese mal olor que no pega con tu fe, esas mezclas que arruinan el perfume caro que te colocas.

    6. ¡Acuérdate!, Egipto era experto en crear dioses mezclados, así que aceptaste a Cristo, pero todavía no te has convertido; todavía alimentas los viejos deseos y los antiguos hábitos, has invitado al Señor a entrar en tu vida, pero todavía le sigues prestando atención a los antiguos dioses. Como que hay un poco de mal olor en tus zapatos, este es el desafío que tienen algunos, quieren seguir a Jesús pero sin dejar ciertas cosas atrás.

  3. Los dioses de nuestra cultura.“…o a los dioses de los amorreos, en cuya tierra ahora ustedes habitan” (Josué24:15)

    1. Estos fueron los dioses que se encontró Israel en la tierra que Dios le dio por herencia.

    2. Eran ídolos -que por estar tan cerca, sumergidos en la cultura de la tierra- constaba identificarlos.

    3. Estos ídolos, el arma con que contaban era su proximidad; estos eran dioses encubiertos que no se apreciaban a simple vista.

    4. En los tiempos de Israel, dos de los más conocidos eran Baal que significa dueño, amo y señor, y comenzó su exposición como dios del clima, después de la fertilidad, hasta la prostitución como ritual.

    5. El otro era Astoret, que pedía en templos los sacrificios de mujeres y niños.

    6. Quiero que vea este escenario con entendimiento, estos son los ídolos que están tan sumergido en nuestra sociedad que no los identificamos fácilmente.

    7. Las perversiones sexuales:

      1. El aborto, una práctica que cada día se legaliza más en los países del mundo, como un recurso para la humanidad si vas a tener un hijo no deseado.

      2. La aceptación de los matrimonios gay, buscan la legalización a nivel mundial y tienen una campaña de desprestigiar el matrimonio entre un hombre y una mujer haciéndonos llamar “intolerantes y homofóbicos”, y no solo buscan eso, sino que quieren legalizar la adopción de los niños y la misma agenda LGTB ya logró que se legalizara parcialmente el sexo de humanos con animales.

-Ej.: En Canadá es lícito, no considerándolo un delito mientras no haya penetración.

    1. El entretenimiento. Antes de la explotación del petróleo, las naciones vivían de la agricultura y ganadería. Pregúntele a esas personas si su trabajo les parecía entretenido. Vivimos en una sociedad que estamos más aburridos que nunca, pero tenemos más medios para entretenernos que cualquiera otra generación, tenemos más altos índices de suicidios de gente depresiva que generaciones pasadas, de hace 100 años atrás, es más, es tan importante el entretenimiento que “si mi trabajo no es entretenido lo dejo”. Observe algunas consecuencias de este ídolo:

      1. La intoxicación tecnológica, hay gente que ha hecho de la redes sociales un ídolo, no pueden durar un día sin revisarlos, no pueden estar un momento sin subir fotos a ellas, literalmente sienten que si no están en ellas se encuentra fuera de este mundo, dejó de ser un medio de comunicación y se convirtió en su adoración.

      2. Adición a los videos juegos, una estadística dice que uno de cada diez jovencitos podría considerarse adicto a los video juegos, entre la edad de ocho y dieciocho años y que esta adición tiene la características del adicto a la heroína; retracción de su familia, retracción de sus amigos, mentiras para encubrir su adicción.

    2. El humanismo, el desplazamiento sutil y evidente de Dios como creador del universo y de todo lo que en Él existe. Confinando a Dios a un culto religioso, que solo queda como la opción de aquellos que tienen un problema, o se consideran con una mente débil como para poder surgir solos, por eso necesitan algún tipo de ayuda mística. Usted puede decir:“pero a mi no me pasa eso”, sin embargo, cuando vienes con un problema y luego te sientes bien, ¿ya dejas de congregarte? ¿No será que consideras que la fe ya no te es tan necesaria? Cuando das el diezmo mientras no tienes dinero esperando que Él te prospere, pero cuando estás bien ¿lo negocias? Cuando lo buscas porque estás muy enfermo, pero cuando eres sano ¿te alejas y te olvidas todas tus promesas? Eso es darle adoración a un ídolo llamado humanismo, “Dios me es útil hasta que me considero fuerte mental y emocionalmente”, eso es humanismo.

  1. DIOS MISMO. “Por mi parte yo y mi casa serviremos al Señor” (Josué 24:15)

    1. Que en verdad no es una opción, es la única opción, porque lo demás es idolatría, pero rendirte ante Jesucristo es adorar a tu creador y Señor. (Juan 3:16)

    2. No es una opción, porque lo demás puede parecer aparentemente prometedor, pero lo que te crean es más conflicto, dolor, insatisfacción y una ausencia de propósito.

    3. ¿Qué han hecho esos dioses por nosotros? ¡No han hecho nada!, nos han robado, esclavizado, no han decepcionado. Por algo el Salmo 86:5 dice: “no hay, Señor, entre los dioses otro como tú, ni hay obras semejantes a las tuyas”.

    4. Ahora debes entender que Dios te ama celosamente. Éxodo 20: 5 “… yo, el Señor tu Dios, soy un Dios celoso”, en la escritura a Dios se le llama “el Rey de reyes”, “el libertador”, “el protector”, “el proveedor”, “el sanador”, “el redentor” pero aquí se le llama “celoso”.

    5. Deuteronomio 4:24 dice: “Porque el Señor su Dios es fuego consumidor y Dios celoso”.

      1. Celoso significa: fervoroso y ferviente, y fuego consumidor es la figura de la pasión que tiene por nosotros.

      2. Cuando la Biblia lo llama celoso, no se refiere a ser inseguro, sino que él nos ama con tal pasión, que no quiere compartirte con más nadie.

      3. Por eso el Señor no quiere ser el primero en el organigrama de tu vida, más bien quiere ser la organización entera, Él no quiere ser el presidente de la mesas de los dioses, él quiere ser el único Dios, para Él no existen dioses parciales, ni interinos, ni asistentes, ni por honorarios. Por eso él dijo: “Yo soy Jehová tu Dios, que te saqué de la tierra de Egipto, de casa de servidumbre. No tendrás dioses ajenos delante de mi” (Éxodo 20:2-3)

      4. A Dios no le agrada que crees sustitutos de Él en tu corazón, Salmos 106:19-20 “En Horeb hicieron un becerro; se postraron ante un ídolo de fundición. Cambiaron al que era su motivo de orgullo por la imagen de un toro come hierbas”.

      5. Dereck Prince dijo que la idolatría para Dios es como que te saquen una foto y cuando te la muestren salga reflejada una cucaracha.

      6. A Dios no le gusta que lo sustituyamos por una cucaracha, hoy es el día de renunciar a tus toros “come hierbas”.

    6. Dios te ama celosamente, tanto así que se hizo hombre para pagar el precio de nuestro pecado para darnos vida eterna. (Juan 3:16)

      1. Dios te ama celosamente, por eso te ha perseguido hasta traerte a este lugar y llevarte a tomar una decisión genuina por Él.

      2. 1ª Reyes 18:21 dice: “¿Hasta cuándo van a seguir indecisos? Si el Dios verdadero es el Señor, deben seguirlo; pero si es Baal; síganlo a él.”

    7. Tu situación no va a cambiar hasta que decidas seguir a Jesús, pero no solamente seguirlo, sino que debes decidirte a seguirlo sin mezclas, esto es “destronar a los ídolos de tu corazón”.


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal