Sesi ó n no. 64-2012 Acta de la sesión No. 64-2012, extraordinaria y solemne



Descargar 92.48 Kb.
Página1/3
Fecha de conversión06.02.2017
Tamaño92.48 Kb.
  1   2   3
S E S I Ó N No. 64-2012
Acta de la sesión No. 64-2012, extraordinaria y solemne celebrada por el Concejo Municipal de Desamparados en el Teatro La Villa, a las 12 horas y 35 minutos del día domingo 4 de noviembre de dos mil doce con la asistencia de las siguientes personas:
REGIDORES PROPIETARIOS: José Corella Cruz, María del Rocío Salas Porras, Domingo Solís Solís (PRESIDENTE MUNICIPAL), María Aurora Sánchez Garbanzo, Lilliam María Arguedas Quesada, (VICEPRESIDENTA MUNICIPAL) Saúl Mora Vargas, Luis Fernando Morales Castro, Randall Alberto Pérez Araya, Jorge Roberto Vargas Chacón, María Ester Rodríguez Fernández, Alejandra María Aguilar Zamora.

REGIDORES SUPLENTES: Jorge Arturo Agüero Chaves, Sileny María Flores Mora, Marino Cristóbal Pérez Guzmán, Giselle Marín Muñoz, José Solís Rojas, Juan Alfonso Segura Hernández, Jonatan Mauricio Chavarría Sibaja, Sheiris Chacón Cortés, José Mora Mora, Manuel Araya Badilla.
SÍNDICOS PROPIETARIOS: Jenny Cecilia Castillo Pereira, Álvaro Antonio Ruiz Méndez, Eduardo Solís Monge, Freddy Gutiérrez Umaña, Santos Wagner Carrillo Obando, Enrique Calderón Robles, Sandra María Matamoros Ugalde, Otto Cordero Ortega, María Deyanira Chaves Rivera (Sust. a Álvaro Antonio Fallas Segura), Carlos Luis Carmona Santamaría, Severo Argüello Jiménez, Juan Ignacio Alfaro Alvarado y Hernán Marchena Serrano.
SÍNDICOS SUPLENTES: Marvin Enrique Monterrosa Ramírez, Ligia Marina Elizondo Hidalgo, Carlos, Marielos López Alpízar, Ana Isabel Salazar Jiménez, Alice Quirós Calvo, Edwin José Cascante Fallas, Margie Leiva Bonilla, , Simey Herrera Retana, Evangelina Chaverri Pérez, Xinia Patricia Madrigal Garro y Olga Marta Páez Vindas.
CIUDADANOS DESAMPARADEÑOS, CIUDADANAS DESAMPARADEÑAS, Sra. Julia María Pampillo Retana, HIJA PREDILECTA DEL CANTÓN DE DESAMPARADOS, Sra. Damaris Quintana Porras, DIPUTADA PARTIDO MOVIMIENTO LIBERTARIO, Sra. Annie Saborío Mora, DIPUTADA PARTIDO LIBERACIÓN NACIONAL, Sra. Maureen Fallas Fallas, ALCALDESA MUNICIPAL, y el señor Mario Vindas Navarro, SECRETARIO.
ORDEN DEL DÍA

I. Conmemoración del 150 Aniversario de la Fundación del Cantón de Desamparados



_______________________________________________________________________________________________
CAPÍTULO ÚNICO

CONMEMORACION DEL 150 ANIVERSARIO DE LA FUNDACIÓN DEL CANTÓN DE DESAMPARADOS
El Sr. Presidente da inicio a la sesión. A continuación se procede con el canto del Himno Nacional y del Himno al Cantón de Desamparados.
Sr. Presidente: Damos la más cordial bienvenida a los invitados especiales: Sra. Diputada Damaris Quintana, representante del Movimiento Libertario; la Sra. Diputada Annie Saborío, representante del Partido Liberación Nacional, y a una Hija Predilecta de nuestro cantón, doña Julia María Pampillo, con quienes esta tarde nos sentimos honrados de compartir esta mesa. Saludamos también a la Sra. Alcaldesa, a todos los compañeros del honorable Concejo Municipal y al público presente. Es emotiva esta celebración porque no cualquier cantón cumple 150 años, y creo que esta es una página más que quedará escrita en los anales de la historia de nuestro querido Desamparados. De seguido, tendremos la participación del compañero Rafael Flores, Coordinador de la Oficina de Cultura de la Municipalidad de Desamparados, con una pequeña reseña histórica sobre nuestro cantón.
Sr. Rafael Flores: El 4 de noviembre de 1862, con la Ley de Ordenanzas Municipales, se crea el cantón de Desamparados, un cantón enorme, y que sigue siendo muy grande. Dios nos ha dado la dicha de nacer, de vivir y convivir en este espacio de 118 km2, con una población de más de 250 mil personas, para tratar, día con día, de buscar tener un espacio donde podamos vivir de la mejor forma. Yo quería enfocar esta pequeña motivación a que Desamparados es la mejor representación de la diversidad étnica y cultural que tiene el país. Por bastantes años en este lugar se han hecho muchos proyectos de vivienda, y Desamparados se ha conformado como un espacio de muchos migrantes costarricenses de otros sectores; recordamos migraciones como la de 1960, cuando se hicieron las urbanizaciones que quedan al norte del parque y de la Iglesia, como Los Dorados, Palo Grande y algunas otras; recordamos migraciones como la de 1968, cuando se construyó Las Gravilias, El Porvenir y Damasco, luego Salitral, que también vino a conformar una buena parte de las personas que llegaron a vivir a este sector. Pocos años después, la migración conformó lo que es La Fortuna, La Fortunita y lo demás que queda alrededor de los Bomberos, y una migración enorme, en 1985, a la finca donde hoy está Los Guido, cuando vimos desfilar por las calles de Desamparados una cantidad de gente proveniente de varios sectores del país, para ir a vivir en aquel terreno que entonces pertenecía al distrito de Patarrá. Desamparados ha recibido gente de todos los lugares del país, y tiene características particulares, por ejemplo, en El Porvenir se celebra, como en muy pocos lugares, la guanacastequidad, porque tienen un grupo de personas que vinieron de Guanacaste, educadores, que cuando se les vendieron las casas de El Porvenir, llegaron a formar parte de este cantón. ¡Cómo no recordar la gran colonia de personas negras que vivían en El Porvenir en los años 80 y 90!, realmente era impresionante; así que Desamparados se ha caracterizado por la gran diversidad de personas que han venido a vivir aquí, pero no solo por eso, sino porque de aquí salieron familias enteras, como los Ureña, que en algún momento se trasladaron a sectores como Acosta, Santa María de Dota, San Marcos de Tarrazú y San Isidro de El General, por recordar a uno de esos desamparadeños enormes como lo fue don Cornelio Monge, el Conquistador o Explorador, como le llamaron alguna vez; señor que fue Jefe Político de Desamparados y en algún momento dejó sus negocios aquí para ir a fundar pueblos como San Isidro de el General, porque de Desamparados partió mucha gente, al igual que sus primeros pobladores vinieron de Cartago. De aquí salieron muchas personas a fundar pueblos en muchos lugares. Así que realmente es un espacio de convivencia, donde hablar de identidad en el pueblo de Desamparados es muy difícil; primero, por la gran cantidad de migraciones que han llegado, y segundo, porque realmente tenemos gente nativa, de familias que han perdurado toda una vida en este lugar y que siguen estando aquí. Anteayer, en el Cementerio de Desamparados hacíamos un homenaje a una de las personas que ya partieron, y en ese homenaje decidimos poner la corona en la calle principal del Camposanto: no podíamos homenajear solamente a una persona, porque cuando recorremos la calle principal del cementerio, vemos apellidos como los Ureña, los Monge, los Quesada, Jiménez, Garbanzo y muchos más, que conformaron y le dieron sentido y forma al cantón de Desamparados. Hoy estamos en este lugar, que dentro de muy pocos días va a tener cielo raso, si Dios lo permite, porque sabemos que el calor es sofocante, pero es un espacio que al igual que nuestro cantón, como lo dijo doña Maureen Fallas en un programa de radio, es un cantón todavía en construcción y que se va a consolidar en algún momento, porque estamos trabajando para que cada día sea mejor y cada día sea una obra más grande. Realmente, muchísimas gracias por ser parte de esta celebración de los 150 años del cantón de Desamparados, la cual hemos venido realizando desde el viernes pasado hizo ocho días, y cerramos hoy. Celebrémoslo como lo celebramos en el parque, con una cantidad enorme de gente de muchos lugares, porque somos un pueblo diverso, pero queremos ser mejores cada día. Gracias a todos; si quisiera hablar de Desamparados, tendría que extenderme mucho y hablar de educación, porque este es un pueblo de educadores, para muestra los dos espacios que están al frente, que fueron la Escuela de Varones y la Escuela de Niñas, que hoy son el Taller de Arte Chepito Ureña y el Museo Joaquín García Monge, y así por el estilo; esas mismas instalaciones fueron la Escuela Normal, donde se formaban los maestros de este país. Tendríamos que hablar también de la construcción que se hizo por medio del apoyo de todas las comunidades, como el Templo Católico, que no lo construyó solo la Iglesia, sino que contó con el apoyo de muchas desamparadeñas y muchos desamparadeños, con contribuciones que vinieron de Higuito, de San Miguel, de San Juan de Dios y de todos los lugares de Desamparados, para hacer esa obra. Alguien dijo en una reunión: Si los desamparadeños fueron capaces de construir ese templo católico, son capaces de cualquier cosa. Así que, sigamos unidos realmente, trabajemos juntos, pensemos en el futuro del cantón, tenemos una juventud que se levanta y una juventud que usa este espacio para crear arte; tenemos más de 500 alumnos en la Escuela de Artes Musicales de Desamparados, con dos orquestas sinfónicas, y así por el estilo; y podría seguir enumerando las virtudes de este Desamparados tan maravilloso, así que les invito a no desmayar y seguir trabajando día a día para que vivamos en un lugar mejor, pero construido por nosotros mismos. Muchas gracias.
Sr. Presidente: En este día me ha correspondido hacer una reseña histórica del 150 Aniversario del cantón de Desamparados, y al hablar de Desamparados pareciera que aludimos a una comunidad en desamparo y abandono; ello se debe a un motivo religioso que en nada se relaciona con lo que desde un principio fue este cantón, porque ha sido una tierra fértil, cuna de agricultores e intelectuales, hombres y mujeres de trabajo que pusieron su mejor esfuerzo para heredarnos lo que hoy tenemos. Bien decía García Monge: “Para recordar a los que vienen que no son hijos de las peñas, que tienen precursores admirables e ilustres y una tradición estimable que conocer, respetar y proseguir.” Este cantón, el número tres de la provincia de San José, es hoy el número tres en población, pese a que su territorio fue disminuyendo a través de la historia, fruto del nacimiento de nuestros vecinos: Curridabat, Aserrí, Acosta, León Cortés, Tarrazú, Dota y Pérez Zeledón, de allí su hermoso y maternal nombre: “Desamparados, madre de pueblos”. Se dice que todavía en tiempos de la colonia, estas tierras estaban cubiertas de bosques hermosísimos, con una flora y fauna variadas y abundantes. Estas bondades naturales, no sólo fertilizaban su suelo, sino que hacían distinguirse a Desamparados por sus fuentes de agua natural y sus ríos totalmente limpios. Ello generó en su momento que muchas familias españolas decidieran asentarse en áreas cercanas a Patarrá y Salitral (hoy San Antonio) y a la vera del camino que conducía hacia Aserrí. Los primeros pobladores ubicaron sus casitas a lo largo del camino que unía San José con Aserrí y separaron sus propiedades con cercas, ya sea de piedra o árboles naturales, por lo que antiguamente se llamó Dos Cercas, nombre que llevó hasta 1824. En 1836, ya Desamparados tenía más de 1200 habitantes y, en 1854, contaba con dos alcaldes constitucionales que impartían justicia y labor policial, más un tesorero para administrar fondos comunales. En 1841, Desamparados era un barrio de San José. En 1848, los vecinos organizados de Desamparados solicitaron a la Municipalidad de San José, establecer una escuela primaria en cada uno de los lugares que conformaban el barrio. El 4 de julio de 1855, bajo la administración de Juan Rafael Mora Porras, mediante la Ley No 20, Desamparados se erigió como Villa. En 1861, ya existía en Desamparados, la primera escuela exclusivamente para niñas. En 1855, mediante Decreto No 20 del 4 de julio, se erige en Villa el Distrito de Desamparados, bajo la administración de Juan Rafael Mora. En ese entonces la Provincia de San José tenía una ciudad, la capital y dos villas: Escazú y Desamparados, los demás eran pueblos, de tal manera que ser Villa ya era un privilegio de pocos, además las gentes de Desamparados ya contaban con un gran prestigio por la belleza geográfica de su territorio, por su arte y cultura que eran sobresalientes, además, por los aires de progreso del pujante territorio, que a la vez experimentaba un curioso detalle: muchas de sus familias salieron de la Villa para fundar caseríos hacia el Sur, que luego se convirtieron en cantones, como la zona de los Santos y Pérez Zeledón. Esto le valió a Desamparados ser llamado “Madre de Pueblos”, y ser la cabecera del Cantón No 3 de la Provincia de San José, por medio de la Ley de Ordenanzas Municipales del 4 de noviembre de 1662. Declarado cantón, sus habitantes lucharon por la autonomía plena e independencia de San José, y fue así como en el año de 1870 se formó un cabildo integrado por los señores Jesús Ureña, Leo Madrigal y Nicanor Garbanzo, quienes se interesaron en primer término por la educación de sus hijos y contrataron a un maestro selecto, de grandes cualidades intelectuales y morales: Don Pío Víquez, que mucho hizo por la educación de niños y niñas desamparadeñas. Pío Víquez, junto a estos notables concejales y con la ayuda del ilustre Francisco Núñez, se convirtieron en los precursores de la Municipalidad de 1876. La autonomía plena la llegó a obtener el cantón por Ley No 53 del 23 de diciembre de 1876, mediante la cual se elige una Municipalidad de tres regidores, con las cualidades de Presidente, VicePresidente y Vocal. Esta Municipalidad inició labores un primero de enero de 1877, integrada por Don Mariano Monge Guillén (Presidente), Juan Monge Guillén (Vicepresidente) y Juan Monge Reyes (Vocal). El Secretario fue Juan Monge López. Esta fue la Municipalidad de los Monge, cuyos antecesores vinieron de Cartago y se instalaron en Patarrá. El Cantón se constituyó el 4 de noviembre de 1862, por medio de la Ley de Ordenanzas Municipales; pero siguió bajo la administración de la Municipalidad de San José, hasta quince años después que inició funciones la primera Municipalidad, el primero de enero de 1877. El año 1879 fue testigo de un gran acto luminoso en el centro del Cantón, pues la Municipalidad inauguró la iluminación frente a la Iglesia y la plaza con lámparas de petróleo. El 8 de agosto de 1880, se inauguró en Desamparados un centro de enseñanza primaria superior, destinado a la preparación de maestros, con el nombre de Escuela Normal de Desamparados, financiada por la incipiente Municipalidad local, que ya daba muestras de organización y desarrollo de la educación pública. Aunque siempre se ha mencionado la fecha del 20 de julio de 1926, durante el gobierno de Ricardo Jiménez, como la fecha en que mediante el Decreto No 20, el distrito primero del cantón de Desamparados obtuvo el rango de Ciudad, debemos rescatar la fecha del 4 de julio de 1918, en el gobierno de Federico Tinoco, como la fecha en que Desamparados obtuvo por primera vez el rango de ciudad, fecha que muy probablemente no se oficializó por ser el gobierno de Tinoco, un gobierno de facto. Por tal razón, se puede afirmar que Desamparados obtuvo la categoría de ciudad, dos veces. La importancia de la ciudad de Desamparados fue reconocida no sólo a nivel nacional, sino mundial, producto del aporte de hombres y mujeres de gran valía que le dieron prestigio, especialmente en el campo de la educación, arte y cultura, amén de su gran belleza geográfica. Sobresalió por su ambiente de paz y tranquilidad, y su origen campesino. A pesar de estar a tan sólo siete kilómetros de la ciudad capital, dio un gran aporte para la formación de esa democracia rural que caracterizó al pueblo costarricense y que a través de los años nos ha llenado de ese aire civilista que nos diferencia del resto de países centroamericanos. Pero no todo ha sido progreso y bonanza, porque Desamparados fue hace décadas víctima de políticas desacertadas que lo hicieron depósito inhumano de poblaciones marginadas que llegaron a habitar fincas, carentes de los servicios mínimos para vivir con dignidad. Eran personas de diversas condiciones, de diversos lugares, con variadas costumbres, gente de ciudad, gente de zonas rurales. Entonces la lucha ha sido enorme para que esa población tuviera un lugar digno para vivir, a la vez, para que se sintiera parte de la comunidad desamparadeña. Hoy día, comunidades como Los Guido, La Capri, y muchas otras tienen sus raíces en esta tierra y se sienten parte integral de esta gran comunidad. El esfuerzo ha valido la pena, hoy por hoy, en estos 150 años como cantón, podemos decir de Desamparados que es una tierra, no solo madre de pueblos, sino el árbol bajo cuya sombra estamos cobijados todas las desamparadeñas y desamparadeños, porque aun cuando hay muchos males por combatir, existe la unión necesaria para vislumbrar juntos alternativas que nos lleven a forjar una identidad sólida y un cantón sobresaliente en todos los ámbitos. Esta es la visión que pregona este Concejo Municipal, esta es la unidad y el esfuerzo de regidoras y regidores que han guardado sus intereses politiqueros y han levantado la bandera del desarrollo y la prosperidad en nuestro cantón; hoy muchos de nosotros hemos sido adoptados como vecinos de este cantón, porque hemos venido emigrando de otros lugares, pero estamos muy orgullosos de ser hijos de este pueblo al cual amamos y queremos de una manera muy especial y particular. Muchas gracias a todos, bendecidos, por haberme escuchado en esta tarde con esta breve referencia sobre el cantón de Desamparados, que es lo que nos da la identidad de ser desamparadeños y ser genuinos costarricenses. Muchas gracias a cada uno de ustedes.
Sra. Alcaldesa: Buenos días, queridos amigos y amigas del cantón de Desamparados, una bienvenida muy especial a nuestra Diputada Annie Saborío, a nuestra diputada Damaris, que también nos hace el gran honor de acompañarnos, y un saludo muy cariñoso a doña María Julia Pampillo, quien también es una digna representante de nuestro ser femenino. En realidad, en un día como hoy en que celebramos 150 años de aniversario del Cantón, desearíamos hablar de muchas cosas y podríamos abordar diferentes temas, desde nuestras raíces históricas, hasta lo que somos hoy. Quisiera realmente compartir con ustedes un mensaje de lo que desearíamos que fuese el cantón: Hay una gran lucha que han venido desarrollando muchísimos hombres a lo largo de la historia de Desamparados, cada uno desde su trinchera, desde los concejos municipales, que han pasado acá de previo; de hecho, en frente veo a Chepito Fallas, quien es un digno representante de lo que fue pertenecer a un Concejo Municipal que también le dio gloria a este cantón, hasta educadores como don Rafa, quien nos hace también el honor de acompañarnos hoy, nuestros concejales de distrito, nuestros regidores y síndicos actuales, que a través de cada una de sus obras y de esa visión comunal, hacen que Desamparados sea lo que es hoy; esa identidad que no podemos reprocharle a nadie en particular, porque la identidad la formamos todos, es como cuando intentamos justificar las acciones nuestras con base en lo que ha hecho una familia; la familia la vamos conformando cada uno de nosotros a través de nuestras acciones. Nos sentimos sumamente orgullosos de pertenecer a un cantón Desamparados, donde en medio de la necesidad y en medio de la gran solidaridad que siempre ha existido para poder recibir a personas migrantes de nuestra tierra y también del extranjero, hemos ido logrando salir adelante con todos los obstáculos y retos que se nos presentan en el camino. No es sencilla la construcción de un cantón y menos cuando es tan amplio en territorio, tan grande en población y con características tan diversas. A veces, cuando vamos a hacer una estrategia, nos concentramos en un público meta, en este caso, para crear una estrategia de desarrollo para el cantón, ante tantas aristas; a veces, se complica, tenemos una zona de carácter urbano que es donde vivimos la gran mayoría, y es donde tenemos más y muy particulares necesidades, pero también tenemos una zona rural, de la cual dignamente nos representan los compañeros de los Distritos del Sur, en donde las necesidades son otras, igual que son otras las políticas, así como la parte de asentamientos, que definitivamente requieren una inserción bastante importante, no solamente por parte de un Gobierno Local, sino por parte de un Gobierno Central. Por eso agradecemos todos los apoyos que en esta vía se han logrado gestar. Quiero hacer un pequeño collage de algunas contribuciones que hemos logrado y que han impulsado ese desarrollo que se ha logrado generar. Hace más o menos 5 años, en nuestro distrito de Los Guido era prácticamente imposible transitar por ninguna de las calles, y aun cuando en estos momentos nos hacen falta algunas calles, la imagen de la parte urbana ha venido cambiando y eso obedece a inversiones de más de 12 mil millones de colones del Estado Central, donde también incorporamos a La Capri, y es así como al final se va logrando el desarrollo del cantón. Este año, en celebración del 150 aniversario, gracias al apoyo de nuestra Diputada Annie Saborío y de la Sra. Presidenta, siendo desamparadeña también y moviendo esas raíces, se ha designado al cantón de Desamparados como sede de los Juegos Deportivos Nacionales; solo eso ha implicado una inversión en las escuelas y colegios de más de tres mil millones de colones, inversión que no solamente implica un desarrollo a nivel de infraestructuras, sino un potencial a nivel de la capacidad para que nuestros jóvenes puedan tener espacios dignos, tanto para el tema educación como para el tema deportivo, y eso es al final lo que va construyendo un cantón. Coincido plenamente con don Domingo Solís en cuanto al hecho de que el Concejo Municipal ha tenido una bandera de carácter comunal, lo cual nos enorgullece porque creo que es un ejemplo de un modelo; definitivamente nuestro cantón tiene que ser la prioridad ante cualquier diferencia de carácter político. Cuando empezamos a desarrollar nuestras funciones públicas, tenemos que abocarnos a lo que realmente nos interesa, y es precisamente el desarrollo de nuestra comunidad. Generar desarrollo en comunidad es algo que nos corresponde a todos, y precisamente en este caso en particular lo estamos haciendo. Algunas personas podrían creer que las cosas son fáciles, pero no es sencillo, requiere del esfuerzo y del compromiso de todo un equipo, y precisamente quisiera agradecer en este momento a todo el equipo que ha hecho que esta celebración del 150 aniversario también sea un hecho para compartir con nuestra comunidad; quiero agradecer a Nelita, a Margarita, a Rafael Flores, a todas las asistentes de las fracciones que se han unido para que, tanto en lo interno como en lo externo podamos compartir con los desamparadeños un espacio de encuentro en donde nuestra principal muestra de cultura es lo que produce y lo que tiene Desamparados, porque si algo nos caracteriza a los desamparadeños es precisamente nuestro ser y esos valores que hemos venido desarrollando, por eso cuando nos preguntan cuál es la mayor riqueza que tiene Desamparados, yo sin ninguna duda digo que es la gente, porque nuestra gente es luchadora, solidaria y realmente ama la vida, como lo hemos venido demostrando a través de cada una de nuestras acciones. Le pido a Dios que nos siga bendiciendo, porque en realidad ya somos benditos con todo lo que nos ha logrado dar. Definitivamente, nos encantan los retos y creo que a quien le gustan los retos, debe participar en el desarrollo de un cantón que, como hemos mencionado antes, tiene 150 años, pero apenas está empezando a caminar; nos queda muchísimo por dar y creo que así como las grandes potencias como Japón y Alemania han nacido de las cenizas, de las dificultades y de la pobreza, en el caso de Desamparados estamos para mucho más. Dios les bendiga y muchas gracias por acompañarnos este día.
Sr. Presidente: Todos son invitados muy especiales, desde el más pequeño hasta el más adulto, y nos sentimos muy honrados con su presencia, sin embargo, no quisiera pasar por alto y saludar de manera muy particular a don José Manuel Bustos, quien nos honra hoy con su presencia, y a doña Ingrid, su amada esposa, así como a don Francisco Campos, nuestro Asesor en la Comisión de Hacienda y Presupuesto, gran caballero y persona muy noble; a Rosibel Pérez y a Cecilia Murillo, así como al Doctor Jorge Díaz, a Ana Yancy Jiménez, la esposa de nuestro compañero regidor Luis Fernando Morales, y a su hija Gloriana. Asimismo, un saludo para la ex Regidora Maricela Morales, quien también nos hace el honor de acompañarnos, “sea usted bienvenida, doña Maricela”, a don Carlos Picado, a don Luis Chavarría, Chavita, padre de nuestro amigo y hermano Jonatan, a Grettel Mora, y de manera muy especial y particular, un saludo bastante afectuoso para dos entrañables amigos y compañeros dirigentes del Partido Liberación Nacional, María Antonieta Naranjo y el destacado dirigente nuestro de Desamparados, Acosta y Aserrí, don Gilberth Jiménez. Así que me honro mucho con la presencia de cada uno de ustedes. A continuación tendremos la participación de los respectivos Jefes de Fracción, para que den un saludo en esta conmemoración.
  1   2   3


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal