Siete pasos hacia el cielo



Descargar 37.2 Kb.
Fecha de conversión05.07.2017
Tamaño37.2 Kb.
Siete pasos hacia el cielo

Yo soy Kryon, del servicio magnético. Cada uno de ustedes es inmensamente amado. ¡Tú eres inmensamente amado!

Estamos aquí presentes, yo con mis entidades angelicales, mi canal y tú en este lugar maravilloso (San Carlos de Bariloche, Argentina). Mientras veníamos hacia aquí con el avión, se notaba el maravilloso color del cielo de la Argentina, y alguien podría pensar que este es el cielo más lindo del mundo, y mi compañero miraba las nubes blancas y se perdía en estos colores, mientras el sol brillaba en el cielo. Mira qué casualidad, el sol que brilla, el blanco y el azul son el color de la Bandera argentina. Mientras ocurría esto, yo sonreía feliz y decía:”Casi casi yo también me tomo unas vacaciones en Bariloche”. En realidad aquí estamos haciendo algo por el estilo. Mi manera de tomar vacaciones es trabajar de una forma muy relajada contigo, aquí esta noche, y contigo que estás leyendo esta canalización. Pues bien, considera lo que he dicho sobre los colores de la bandera argentina, porque si yo logro transmitir bien el mensaje de ésta canalización, cada vez que mires estos colores habrás activado dentro de ti el sentido del contenido descrito en las páginas de este mensaje. Por lo tanto, podemos comenzar.

El cielo, dónde comienza el cielo, dónde termina el cielo, si tú pones tu mirada sobre un río, un mar o un lago y miras dónde el cielo confina con la Tierra, piensas que el cielo se confunde con la Tierra o con el agua del horizonte. Entonces, en el momento en el que tú tuvieras la posibilidad de caminar sobre el agua, encaminándote hacia la línea del cielo hacia el horizonte te darías cuenta que la línea del cielo se aleja a cada paso que das. Más caminas y más la línea del cielo se corre. Otra consideración que se puede hacer observando el panorama es que la línea del cielo no es constante se alza mirando las montañas y se baja sobre el agua. La línea del cielo es variable, y por lo tanto, cómo puedes establecer con exactitud dónde comienza la línea del cielo y dónde termina. Pues bien, el cielo comienza exactamente a un milímetro sobre la corteza de la Tierra. Por esta razón el cielo comienza exactamente donde tus pies se posan sobre la Tierra. Por este motivo, para hacer siete pasos sobre el cielo, que es el tema de ésta canalización, simplemente necesitas hacer una recorrida interior. Porque tú que eres un ser humano y un espíritu de luz que habita un cuerpo, tienes la posibilidad como género humano de vivir completamente en forma erguida, y por lo tanto, vivir en una postura que puede estar exactamente en el medio entre la tierra y el cielo. Como un médium tiene los pies plantados en la tierra y todo el resto del cuerpo plantado en el cielo. Para hacer este proceso de elevación, estos siete pasos hacia tu cielo interior debes comenzar a considerar algunas partes de ti mismo.

Cuando llegaste a esta sala viste al costado de mi compañero esta mesa, donde ha sido colocado este cuadro. Este cuadro, en la parte vertical representa tus siete centros energéticos. La esfera que está en lo alto, representa la esfera espiritual, la que está abajo representa a la tierra, aquella a la derecha el sol y la de la izquierda la luna y en el medio mi nombre, Kryon. Esta simbología que le hice canalizar a mi compañero Angelo, además de ser un cuadro es aquello que activaremos enérgicamente dentro de ti con esta canalización.

Comenzamos el primer paso y vamos a ocuparnos del primer centro que está marcado con el color rojo. Pues bien, este centro representa dentro de ti el coligamiento con la Tierra, con el ambiente, tu territorio. Cuando te mueves en tu territorio necesitas sentirte sereno, tranquilo, protegido. Porque tu seguridad, y por seguridad entiendo la serenidad del ánimo, proviene de sentirte en casa dentro de ti, en cualquier parte del mundo donde te encuentres. Este es el trabajo que haces con este primer centro. Es importante que cuando en tu vida encuentras obstáculos en el ambiente donde estas, en la radicación que tienes en ese momento, cuando sientes que te falta el fundamento, lo que puedes hacer es entrar dentro de ti, coligarte con una pequeña meditación a tu primer centro. Cuando estas coligado, aún si parece difícil pensarlo, comienza a dialogarlo con este centro y preguntarle a este centro qué puedes hacer, qué es importante para ti realizar para sentirte arraigado a tu fundamento. Lo puedes hacer estando relajado en el espacio de tu corazón, consciente de ti mismo, y esta conciencia de ti mismo es representada por el sol de la Bandera argentina. La autoconciencia de si mismo significa tener este sol interior y estar coligados a este sol interior. En este centro, en el momento en que estás estable, te das cuenta, por ejemplo, que tienes problemas ligados al arraigo. Por lo tanto podrías preguntar a este centro: “¿Cómo es posible que aun estando radicado en mi centro pueda darme cuenta de que tengo problemas de territorio?”

Pues bien, la función que dentro de ti se da cuenta de las cosas se llama sensibilidad psíquica, y el color que representa la sensibilidad psíquica es el azul, el color del cielo y otro color de la Bandera argentina. La sensibilidad psíquica es la capacidad de advertir las cosas. En muchos caminos terapéuticos es la cualidad que te permite relacionarte con la energía de luz, es la de tener premoniciones y desarrollar aquella parte conocida como clarividencia o clariaudición. La sensibilidad psíquica este azul, es lo que permite a los artistas expresar su arte. La sensibilidad psíquica, junto a la intuición y a la conciencia ética son tus tres órganos de la luz, de los cuales tu espíritu de luz se sirve para comunicarse contigo. Por lo cual, más allá de todas las meditaciones que puedes hacer, la verdadera evolución ocurre cuando tú, en la vida, te das cuenta de lo que te está sucediendo en cada nivel, interior y exterior. O sea de estar presente, de ser el testigo de lo que ocurre dentro de ti, y si tú estás conectado a tu centro interior tú eres el testigo. La función del testigo para darse cuenta de las cosas es la sensibilidad psíquica. Lo que te he explicado para el primer centro relativo a la forma de comunicación vale para todos los demás centros, de los cuales ahora te hablaré. Para hacer un trabajo cada vez más activo dentro de ti, trata de estar conectado cada vez más a tu sol y a tu sensibilidad, en cada aspecto de tu vida y de tu existencia. Trata de adivinar qué color, a nivel simbólico, representa la totalidad de tu experiencia. Es el color blanco, el tercer color de la Bandera argentina.

Hablando de la totalidad de tu existencia y tu experiencia, vamos al segundo centro. El segundo centro, que es representado por el color naranja, representa la evolución y toda tu creatividad, todos tus deseos, todas tus aspiraciones. Entonces, en el momento en que en tu vida tienes algún bloqueo en tu creatividad, en tu intento, en tu aspiraciones y en tus deseos, simplemente conéctate con la sensibilidad psíquica al segundo centro, al color naranja. También aquí comienza hacer una conexión, un diálogo a fin de que esta parte comience a darte algunas intuiciones. Las intuiciones pueden presentarse en forma de imágenes, de sensaciones, de inspiraciones, de voz interior que te habla. Trabajando activamente con este centro vas a resolver y reactivar esta energía dentro de ti.

Podrías pensar: “Kryon, me estás diciendo algunas cosas un poco difíciles de entender”, y yo te digo no me creas y prueba. Prueba si esto funciona. En este momento te estoy dando algunas informaciones para comprender cómo puedes proseguir, y la cocreación de este momento sigue hasta el momento en el que pruebes a ver si lo que te estoy diciendo funciona.

Si quieres probar y ver si esto funciona, pasemos al tercer centro, que es de color amarillo y está a la altura de tu zona abdominal. El color amarillo representa la especificidad, la cualidad de una determinada cosa y esta coligada con tu mente. Cuando estás confundido, cuando no sabes qué decisión tomar, cuando tienes muchas ideas que te pasan por la cabeza y no sabes hacer una escala de valores y de prioridades en tu vida, este es el momento de conectarte con este tercer centro tuyo. También aquí, comienza hacer una conexión, un diálogo con el fin de que esta parte comience a darte algunas intuiciones y escucha aquello que te sucede adentro. Presta atención a lo que te sugiere este centro, despacito, cuando comenzarás hacer este trabajo estarás sorprendido porque comenzarás a sentir que tu energía interior se activa, trabaja.

Ah, maravilloso, increíble, puedes sentir la danza de tus chakras. En la India tiene un símbolo muy bello que es Nataraji, el principio de shiva danzante, el eterno movimiento de la energía. Qué lugar mejor tienes sino tu cuerpo físico para sentir danzar la energía dentro de ti. Los planetas giran, las constelaciones giran, el sol gira, todo está en movimiento, y también tus chakras se activan. Tu podrías permanecer extasiado sintiendo esta danza interior. En el momento que sientes tu danza interior, puedes finalmente comenzar a percibir el movimiento de tus chakras.

El cuarto chakra, el chakra del corazón de color verde, representa el crecimiento y la expansión de tu evolución. No por casualidad mi nombre, Kryon, es como una línea horizontal, en el cuadro que está sobre la mesa, a la altura del centro del corazón, porque a través del centro del corazón puedes percibir mi energía, la energía de mis entidades angelicales, y si tu lo deseas ahora, pueden llamarme en tu corazón y sentir la expansión de este centro trabajar cada vez más. Más se expande este centro y más sentirás tu paz interior. Por lo tanto, cuando te siente bloqueado, cuando sientes que no te estas expandiendo, cuando sientes la necesidad de la paz colígate con este centro. Verás, sentirás y entenderás cómo las cosas se disuelven a cada instante. Como la nieve se disuelve al sol. Que maravilla este verde que se expande. Este verde que te conecta con todas las células de tu cuerpo. Eres libre finalmente por primera vez en tu existencia, de sentir la paz dentro de ti. La paz no será más un concepto, una idea, será una experiencia. Tu ser de luz, que ha comenzado a desbloquear los primeros tres centros a través de este viaje, este diálogo a través de la sensibilidad psíquica comienza a sentirse en paz, la paz interior que está en un punto solo, pero se expende por todo tu cuerpo.

Cuando la paz se convierte para ti en experiencia, puedes subir un centro más, ir al quinto centro, de color azul, donde el azul representa el amor y tu urgencia por expresar el amor a través de tus capacidades prácticas, psicológicas e intuitivas. El amor puede brotar de cada una de tus palabras, de cada uno de tus intentos puros, y por lo tanto, en el momento en que te sientes cerrado, incomprendido y no logras expresar tus capacidades de ningún modo, cuando estas carente de amor colígate a este centro y una transformación mágica a través de este trabajo que haces, podrá ayudarte nuevamente a conectarte con la profundidad del amor, de la expresividad y de la alegría.

Comenzando a acercarse al séptimo chakra tu tienes un pasaje ulterior, o sea tu sexto chakra, conocido también como tercer ojo de color índigo. Este centro te permite realmente hacer un puente y profundizar cada vez más dentro de ti. Cuando algunas personas me preguntan: “Oh, Kryon, me siento siempre tan dividido dentro de mi. Tu dices siempre que soy un espíritu de luz que habita un cuerpo, un espíritu que esta haciendo una experiencia material, pero yo me siento muy dividido, no siento ésta conexión”.

Entonces yo te digo, fundamentalmente relájate en tu corazón, escucha este sol dentro de ti, conéctate con tu sexto chakra, con el color índigo, y encárgale a este rayo que te lleve cada vez más a la profundidad de tu ser, porque este color índigo es el color que te permite profundizar la relación contigo mismo. Y también cuando estas en cualquier situación externa y no logras sentir la profundidad de esta situación, sientes que algo se mueve pero solo en la superficie; el color índigo te permite bajar a lo profundo. Por lo cual este color, además de ayudarte a entrar profundamente dentro de ti mismo, te permite saber qué se mueve dentro de las situaciones, dentro de las cosas que ocurren.

Una vez dijo un sabio: “Si quiero mirar el mundo tengo los ojos abiertos, pero si quiero observarlo verdaderamente, tengo los ojos cerrados”. Este sabio tenía razón, porque las cosas que ocurren cada vez que estás en tu vida y en tu existencia es como si hubiera una película que está pasando y tú vives segundo tras segundo esta película. No obstante esta película tiene un principio y lo que ocurre en la sincronicidad que antecede al momento que estás viviendo puede llevar al desarrollo de distintas sincronicidades que he llamado ventanas de oportunidad. El momento presente contienen la dinámica interior de la sincronicidad que ha ocurrido y lo puedes parar como un fotograma de una película de un DVD. Puedes hacer como en el filme “Matriz”, cuando Morfeus, que está entrenando a Neo para vivir en la realidad, un programa de prueba que simula la realidad, detiene la imagen, va con Neo a la imagen y para hacerle entender qué está ocurriendo detiene la imagen por algunos instantes. Esto es lo que puedes hacer. Como en el filme puedes detener la imagen de la película de tu vida, y entrar en profundidad para entender realmente qué son las energías y las sincronicidades profundas que se mueven en ese momento. Más comprendas, más allá de las apariencias, más sabrás por ti mismo, intuitivamente cuál será la ventana de oportunidad mejor que queres que ocurra en tu existencia.

Es solamente en este punto, cuando profundizas en la vida, que distingues el libre albedrío de la consecuencia de las circunstancias. De esta manera eres libre para actuar y no para reaccionar solamente por lo que te sucede. Más profundizas las cosas y más te vuelves cocreador de las cosas, todo esto gracias al color índigo. A través de esto podrás comprender algo más de estos seres que están llegando a este planeta, los niños índigo. Ellos tiene ya esta oportunidad muy desarrollada y son la semilla de la nueva humanidad, pero tu ya eres parte de la nueva humanidad y puedes serlo cada vez más. Ahora retomemos la película, el camino de esta canalización que por algún instante ha quedado suspendida fuera del espacio y del tiempo y deseo que tu te hayas dado cuenta. Y es exactamente allí donde quería llevarte para hacerte percibir y comprender lo que estaba diciendo. Pero ahora, un verdadero espíritu de luz como eres tú, debe poseer el poder de la flexibilidad para poder entrar y salir velozmente de las situaciones de esta dimensión y de otras dimensiones. Por lo tanto continuemos rápidamente, aunque se que era bello permanecer en esa situación.

El séptimo chakra de color violeta, representa la espiritualidad y el fuerte deseo de evolucionar que tiene tu espíritu; por lo tanto, cada vez que sientes que te falta este empuje hacia la evolución, interroga a este centro. Hazte responder qué debes hacer, qué puedes hacer para retomar este intento. Cuando te vuelves un cocreador y decretas por ti mismo cual es tu evolución más deseable, he aquí que coligándote con tu séptimo centro, permanecerás alineado a aquello que has decretado. Esto te ayuda a expandir cada vez más tu espiritualidad en tu vida, y como ves tranquila y serenamente, haciendo estos siete pasajes, conectándote con tu sol interior y con tu sensibilidad psíquica en cada aspecto de la vida, he aquí que en una manera muy práctica te incorporas y haces este camino vertical que te lleva desde la Tierra hacia el plano espiritual. El secreto de este camino está en la simplicidad. Además de lo que te he comunicado hasta este momento, tengo otras consideraciones que hacer para completar la comprensión y la activación que juntos estamos haciendo ahora de tu espíritu de luz.

He dicho antes que tu sensibilidad psíquica es el instrumento que te permite conectarte con estos centros. Esta sensibilidad y la parte creativa de tu ser no son suficientes para que tu puedas tener estas informaciones por ti mismo. Aquello que todavía necesitas es saber cuáles son las preguntas correctas que te debes formular. Lo que deseo explicarte ahora yo lo llamo la estructura vertical de la conciencia. ¿Por qué he dado este nombre, la estructura vertical de la conciencia?

Porque mientras te la explique, convendrás conmigo en que cada problema que encuentras en tu existencia pertenece a una de las categorías de las cuales ahora voy hablarte. La estructura vertical de la conciencia se llama así porque comprende todos los aspectos de la conciencia humana y espiritual. Para entender mejor lo que quiero explicarte hagamos un ejemplo con el cuarto chakra, y el ejemplo que hago con este centro es obviamente aplicable a todos los demás chakras.

En el momento en que estás bloqueado para sentir la paz dentro de ti puedes comenzar a preguntarte: ¿en qué ambientes y con qué personas mi energía está más favorecida para percibir la paz? Con esta primera pregunta incluyes ya una buena parte de las problemáticas que encuentras viviendo en un cuerpo físico que tiene que ver con el ambiente y con las relaciones interpersonales. Trata de pensar en cuántos problemas en tu vida y en tu evolución están ligados simplemente a este nivel, problemas de ambiente y de trato. Por eso, la primera pregunta es: ¿con quién y dónde mi energía se armoniza para vivir la paz?

La segunda pregunta, el segundo nivel es: ¿qué otras cualidades interiores necesito para juntarme con mi paz? También aquí tenemos una multitud de problemas que vives ligados a este nivel durante tu evolución como ser humano. Piensa, por ejemplo, cuántas veces te has sentido inadecuado y has subestimado tus capacidades, no has aplicado las capacidades que tienes, o bien no te has dado cuenta efectivamente de todas tus capacidades. He aquí que conectándote con tu centro interior tú, sin fatigarte, automáticamente obtienes las respuestas.

Subamos todavía un nivel, y puedes preguntarte a ti mismo qué valor tiene para ti vivir efectivamente la experiencia de la paz interior. Porque tal ves tu quieres estar en paz con ti mismo, ya has hablado con tu centro y éste te dice: “para encontrar la paz puedes quedarte tranquilo en tu casa, hacer una pequeña meditación”. Como cualidad puedes estar seguro que alcanzas la paz, pero este buscar tu paz interior entra en conflicto con otro valor de tu existencia que, por ejemplo, es salir de casa para ir a ayudar a alguien o para ocuparte de algo de otra persona. Dices: “si yo deseo vivir la paz, lamentablemente no tengo tiempo, porque tengo que ocuparme de otras mil cosas”.

Esto se llama conflicto de valores y de prioridades. Considera cuántas veces en tu existencia puedes haberte encontrado en esta situación. Entonces, hablando con tu centro, esto te puede ayudar a establecer una escala de valores justa para ti mismo, a fin de que puedas vivir la paz dentro de ti.

Otro nivel de verticalización de la conciencia es el nivel del yo soy. O bien preguntar a tu centro quién soy yo cuando vivo mi paz. Te sorprenderás de las respuestas que llegarán. Podrías entender que eres un ser en perfecto equilibrio, que eres aquel que vives la paz, o bien todas estas definiciones simultáneamente. También aquí, cuando hablamos del sentido de identidad y de la existencia, considera cuántas problemáticas están presentes en el ámbito humano. No sé quién soy. Kryon dice que soy un ser de luz, pero yo no lo creo. Mi madre dice que yo soy un buen niño pero yo no lo creo. Yo no soy nadie y no valgo nada, y sigamos con esta programación. Por lo tanto esta pregunta es importante, porque en el momento en que sabes quién eres cuando vives el valor de la paz, puedes recibir automáticamente una respuesta de tu espíritu de luz.

Contestando a la pregunta que muchos me hacen, o sea cuál es mi misión sobre la Tierra cuando vivo mi sentido del ser, que en este ejemplo es: yo soy aquel que vive el valor de la paz. Esta misión es principalmente tu misión. Es por esto que yo, Kryon, generalmente contesto que es muy importante que encuentres tu función como ser de luz, porque puedes ser un faro de luz en cualquier situación de la vida que vives. En esta canalización quiero agregar a esta explicación otra explicación. Cada vez que vives una de tus cualidades, además de ser un punto de luz para ti mismo y para los demás, activas cada vez más la energía específica de tu misión aquí. Es como si además del nivel general, tu activases otro nivel aún más profundo, y esto para ti es muy importante.

El último nivel de la verticalización de la conciencia es el impacto que tienes sobre las cosas, sobre el ambiente y sobre las personas cuando vives el valor de la paz, la cualidad de la paz. Con esto has completado el nivel de la verticalización de la conciencia, porque sabes quién eres y porque estás viviendo tu misión. Esto de la paz es un ejemplo. Puedes aplicar esta estructura de preguntas para la verticalización de la conciencia a cada chakra y para cada problema de tu vida y de tu evolución. Cuando estás alineado para vivir tus valores y tus capacidades, el efecto que tendrás sobre el ambiente y sobre los demás, aparte de brindarte serenidad y tranquilidad, te asombrará en cuanto veas manifestarse desde el ambiente la respuesta que dentro de ti ya conoces.

Para vivir el proceso completo necesitas aplicar la verticalización de la conciencia. El orden de las preguntas para formular tienen que ver con:

Ambiente y personas.

Capacidades que te hacen falta.

El valor que representa para ti vivir esta experiencia y qué prioridad das a este valor.

Quién soy yo cuando vivo esta cualidad y cuál es mi misión cuando vivo esta cualidad.

Qué impacto tengo sobre los demás cuando vivo esta experiencia.

Estas preguntas te ayudarán a disolver los bloques que encuentras dentro de ti que te impiden vivir a pleno la actividad de tus siete centros energéticos.

Ahora, volviendo al cuadro de Kryon que esta sobre la mesa, para comprender el significado del sol y de la luna, que son la polaridad masculina y femenina dentro de ti y cómo estas polaridades se integran dentro de ti al hacer estos sietes pasos hacia el cielo, es importante que tu mires la forma y la posición de estas dos esferas.

Estas dos esferas están en perfecto equilibrio y por lo tanto esto significa que necesitas reequilibrar dentro de ti tu energía masculina y femenina. Para hacer esto debes formularte una sola pregunta. La pregunta para formular a cada uno de los siete centros es: ¿cómo están el equilibrio masculino y femenino en el interior del centro? Percibirás si hay una carencia, si estás desbalanceado, y obviamente preguntarás: ¿qué tengo que hacer para equilibrar esto?

Esto simplemente, además de la meditación y del compromiso, puedes hacerlo en cada instante, en cada momento de tu vida, de tu existencia para activar dentro de ti este proceso evolutivo. Cuando tienes bloqueos en la existencia, cuando no sabes que hacer, cuando piensas que para ti no existe más nada, en el sentido de que cualquier cosa que pasa adelante de tus ojos te aburre, haz como ese sabio: cierra los ojos y mira dentro de ti. Siente qué hay y cómo puedes aplicar en cada instante de tu vida, de manera relajada, la atención. Utilizar cada instante de tú vida para evolucionar, porque cuando te sientas en meditación con los ojos cerrados, tu evolucionas según el camino de la polaridad femenina. Sin embargo, tú sabes que no puedes estar toda la vida con los ojos cerrados meditando, ojalá pudieras hacerlo, pero debes abrir los ojos y moverte en la vida. Entonces, para hacer que la meditación no sea solo un instante, el tiempo que dedicar a la meditación, y que sea una práctica activa y que esto te siga tienes esta posibilidad: esto siete pasos hacia el cielo. Por otra parte, este tipo de trabajo es un trabajo ya conocido. Por ejemplo, en la tradición del budismo tibetano, un ser tiene como finalidad transformar su ser en un espíritu de luz del color del arco iris.

Yo, Kryon, que existo desde la noche de los tiempos te estoy explicando en una forma moderna, en una forma de la nueva era, algo que funciona desde siempre. Para entender esto aún mejor, quisiera hacer junto a ti este pequeño cálculo. Tu has visto que tienes siete puntos de conexión. Cada punto está constituido por cinco puntos de la estructura vertical de la conciencia. Si tu multiplicas el siete por el cinco obtienes treinta y cinco, y luego multiplicas treinta y cinco por cuatro, que son los puntos de conexión obtienes ciento cuarenta, lo que lo sumado da cinco, que es el número que representa el completamiento de la existencia humana. Ciento cuarenta es el número de los collares que muchos maestros espirituales dan a sus discípulos para hacer meditación. Este collar es conocido con el nombre de Mala. El número de los elementos del collar puede variar, esto depende del maestro y de la tradición que sigue. No obstante, el número completo de este collar es ciento cuarenta para hacer así que completes la evolución de tu existencia en tu práctica espiritual de los siete pasos hacia el cielo. Cuando Jesús vino a la Tierra para su misión, además de los doce apóstoles que tenía alrededor, tenía un número de personas de la comunidad esenia que trabajaba con el y el total de todas estas personas era de ciento cuarenta. Entonces, cuando recibes un collar con este número quiere decir que estas trabajando con el completamiento de tu evolución.

Tú haces siete pasos para conectarte con el cielo. El cielo representa el octavo paso, y por lo tanto obtienes el número ocho, que es el número del infinito. Esto porque volver a casa, dar siete pasos hacia el cielo significa estar eternamente conectado con la parte que esta del lado de acá y del lado de allá del velo. Por esto es importante, en las canalizaciones públicas que hago, tratar de conectarse con mi energía, para que puedas tener una experiencia de poder ir por algún instante más allá del velo. Por lo cual si hacemos nuevamente los cálculos, teniendo como base el número ocho, finalmente obtendrás el número ciento sesenta, que sumado da el número siete, que es el tema de la canalización y esto significa el completamiento de tu nivel espiritual, el final de tu crecimiento evolutivo y el inicio de tu experiencia del ser conectado con el todo.

En el momento en el que decides verdaderamente pasear hacia el cielo, no pienses que tendrás experiencias místicas trascendentes a través de mucha emoción, a través de percibir mucho la energía. Si esto te ocurre bien, bendito sea, no obstante es más importante vivir la evolución en su totalidad que te ocurre a través de la elevación de tu vibración energética. Esto te ocurre mientras te conectas con tus siete puertas interiores, con tus siete pasos interiores. Silenciosamente, sin hacer mucho ruido, sin mucho clamor entrar en el eterno presente, en ésta trascendencia que encuentras dentro de ti. En el momento en que tienes el silencio dentro de tu cuerpo, cuando el silencio habita todo tu cuerpo, cuando nada se mueve y tu sigues respirando libre y tu cabeza está inmersa en el cielo y tus pies están ligados a la Tierra, estás en el eterno presente de tu existencia. Cierro esta canalización agregando un pequeño detalle.

Tu puedes decirme:” Oh, Kryon, tu has explicado bien el cuadro pero todavía no has explicado por qué está tu nombre con los colores del arco iris puesto en el cuadro.

Me hace muy feliz explicártelo. Y bien, yo digo siempre que estoy aquí, a tu servicio, al servicio de cada ser humano, de cada ser de luz, que habita un cuerpo y, por lo tanto, también a tu servicio. Te digo que cuando lo desees puedes llamarme en tu corazón y sentirme cerca. Lo que te digo a través de estas palabras es que puedes sentir mi energía latir dentro de ti y sostener tu energía en cada nivel de existencia. Esto para que tu camino pueda cada vez más ser sostenido amorosamente por mi energía y por las energías de mi entidad de luz. Esto puedes hacerlo simplemente pensando en mi nombre, Kryon, con el color rojo y percibirlo en tu primer chakra y así sucesivamente para los otros colores del arco iris asociados a tus chakras. Para terminar, después de haber asociado la palabra Kryon con los colores del arco iris en tus chakras, puedes pensar mi nombre escrito en blanco y ponerlo en el espacio de tu corazón. Así yo puedo tranquilamente sostener tu evolución.



Y así es.

Yo soy Kryon, del servicio magnético, y tú eres inmensamente, inmensamente amado.

Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2019
enviar mensaje

    Página principal