Sistemas de seguridad ambito de seguridad



Descargar 180.29 Kb.
Página1/3
Fecha de conversión29.10.2018
Tamaño180.29 Kb.
  1   2   3

CEi1 – Técnicas y Procesos de Instalaciones Singulares - Sistemas de Seguridad

SISTEMAS DE SEGURIDAD


AMBITO DE SEGURIDAD
E1 concepto de seguridad es amplísimo y abarca muchos campos. Entre otras ideas hay que pensar en la seguridad personal y de objetos o enseres de cierto valor.
Consiste el concepto de seguridad en la protección de las personas y de su entorno mediante elementos como circuitos telefónicos vigilados, telecámaras para vigilancia de accesos, cerraduras de alta seguridad, cristales y puertas blindadas, emisoras de radio comunicadas con personal de seguridad y otros sistemas.
La seguridad dinámica consiste en la protección de domicilios, oficinas o tiendas por medio de sistemas electrónicos. Existen todo tipo de sensores de intrusión a través de puertas, ventanas y demás, o detección de entrada de intrusos en zonas determinadas mediante sistemas perimetrales y volumétricos. Asimismo, hay sensores de humo, de fuego, de inundación, etc.
Todos estos sensores van conectados a una central de alarmas que puede reaccionar de formas diversas: haciendo sonar una sirena, encendiendo luces, poniendo en marcha una instalación contra incendios, tomando fotografías de los intrusos, avisando por teléfono a ciertos números ya previstos o avisando a la central receptora de alarmas, que pone en marcha sodas las medidas deseadas: aviso a policía, bomberos, etc.
Cuando la seguridad que se desea cubrir corresponda a una zona más amplia, como el recinto externo de una fábrica, existen sensores apropiados pare producir el tipo de alarma deseada.
Respecto a la zona interna de estos lugares como bancos, museos, fábricas, existen sensores de humo, de llamas, de temperatura, etc.


CONCEPTO DE SISTEMA DE SEGURIDAD
En general, podemos definir a un sistema de seguridad, como el conjunto de elementos e instalaciones necesarios para proporcionar a las personas y bienes materiales existentes en un local determinado, protección frente a agresiones, tales como robo, atraco o sabotaje e incendio.
Así, en un siniestro, en principio lo detectará, luego lo señalizará, para posteriormente iniciar las acciones encaminadas a disminuir o extinguir los efectos (Accionando mecanismos de extinción, comunicación con central receptora de alarmas, conectando cameras de video grabación, etc.)
Los sistemas de seguridad pueden ser variables según las necesidades del local a proteger y del presupuesto disponible pare ello.

En el mercado existe un gran abanico de componentes (centrales, detectores, etc.) con características técnicas y calidades distintas, que hacen que no se pueda tipificar a la hora de la realización de diseños de los sistemas de seguridad.




NECESIDAD Y APLICACION DEL SISTEMA DE SEGURIDAD
La expresión sistemas de seguridad, comúnmente parece alineada con la de alarmas contra robos. Pues bien, decir esto no solo no es decir la verdad, sino que seria una expresión muy simple y deteriorada de lo que en realidad es un sistema de seguridad.
A través de los tiempos, el hombre se ha visto en la necesidad de proteger sus pertenencias, bien por motivos de sustracción por parte de otros individuos, bien por las acciones normales de la naturaleza.
Hasta trace poco tiempo, la forma de actuar era bien sencilla. El propio individuo se encargaba de vigilar o establecía mecanismos naturales de protección, para así evitar desagradables sorpresas, que por desgracia siempre se han producido.
La aparición de la electrónica nos ha permitido un rápido progreso en lo que se refiere al concepto de seguridad, ya que nos proporciona una variedad de posibilidades en los sistemas de seguridad, cada día más amplia, eliminando y transformando de esta forma viejos conceptos y formas de vida.
Hemos definido a un sistema de seguridad como el conjunto de elementos e instalaciones necesarias para proporcionarnos a las personas y bienes materiales, protección frente a agresiones tales como robo, atraco e incendio.
Hoy en día en el mundo de la industria y en los procesos de fabricación, la aplicación de los sistemas de seguridad es un hecho, permitiendo la realización de grandes cadenas de montaje, grandes fabricas, etc., que incorporan múltiples sistemas de seguridad. Estos sistemas tienen como finalidad controlar la cadena de funcionamiento, indicar al operario, por ejemplo, la existencia de un fallo, un mal funcionamiento, un sobrecalentamiento, etc., direccionando de esta manera en un sentido u otro las actuaciones a realizar una vez detectadas las anomalías.
Los sistemas de seguridad no sólo sirven pare proteger a los bienes e inmuebles, protege a las personas, ahorran tiempo y dinero y en los procesos domésticos e industriales su uso esta totalmente generalizado.
Son ejemplos, por lo tanto, de su aplicación:


  • Seguridad en la vivienda.

  • Seguridad en establecimientos.

  • Seguridad en cárceles, centrales nucleares etc.

  • Seguridad activa contra incendios.

  • Control de niveles líquidos.

  • Seguridad en calefacción y cuartos de máquinas.

  • Control de gases, presiones, humedad, falta de agua.

  • Y en general, todo s aquellos campos que por el conocimiento de las posibilidades que proporcionan los elementos de seguridad, nos permiten unas determinadas aplicaciones.


CLASIFICACIÓN DE LOS SISTEMAS DE SEGURIDAD.
A continuación se expone una gráfica con los cuatro grandes bloques de aplicación de los sistemas de seguridad, que son robo y atraco, anti-hurto, incendios, y sistemas especiales.



INSTALACIÓN DE SEGURIDAD.


Composición de un sistema de seguridad.
Una instalación se compone de ciertas partes básicas: central de alarma, sensores y sistemas de aviso y señalización. A estos se les puede sumar un cuarto elemento que sería el intercomunicador con la Central Receptora de Alarmas y que siempre es opcional su colocación en la instalación, aunque es absolutamente aconsejable su utilización.


Figura 1. Esquema de composición de un sistema de seguridad. Un circuito simple de alarma consistiría en una sirena, una central de alarma o unidad de control y los sensores.


Central de alarmas o unidad de control.
La central de alarmas es la que recibe la señal eléctrica de los detectores o sensores que por algún motivo son activados. Al recibir esta señal, los circuitos electrónicos que lleva en su interior, hacen que se pongan en marcha el sistema de alarma y aviso.
Los sensores son elementos capaces de comprobar las variaciones de una condición de reposo en un lugar determinado y envían información de esa variación a la Central de Alarmas.
Son de reducido tamaño y se alimentan a través de una fuente de alimentación de baja tensión.


Sistemas de aviso y señalización.
Son los dispositivos encargados de avisar de las variaciones detectadas por los sensores dentro del sistema de seguridad. Como culminación a los elementos anteriores, son los que dan sentido a los sistemas de seguridad, ya que si no estuvieran a punto, no serviría de nada poner de forma estudiada los detectores y central de alarma.
Pueden ser acústicos (sirenas) y ópticos (luces) y avisadores a Central Receptora de Alarmas.


Central Receptora de Alarmas.
La central receptora de alarmas esta ubicada en los locales de las empresas de seguridad que se ocupan de vigilar los recintos donde se han instalado sistemas de seguridad.
Su cometido consiste en recibir, vía teléfono, la señal de activaci6n de alarma (bien sea de robo, atraco, incendio, etc.) y comunicar al vigilante la existencia de la misma, para que este ponga en marcha los mecanismos establecidos en cada instalación en particular, que pueden variar según el tipo de alarma activado.


  • Si es de robo o atraco: avisa a la Policía y se persona con ella en el edificio.

  • Si es de incendio: da aviso a los Bomberos y se persona en el lugar concreto.

A la central de alarmas están conectados todos los sistemas de seguridad vigilados a distancia. En el momento de la activación de cualquiera de ellas, nos proporciona la información exacta de la alarma activada (lugar exacto dentro de la instalación).


Si dado el volumen de instalaciones diferentes en puntos geográficos distintos conectados a ella, se producen varias a la vez, esta efectúa una selección de las alarmas mas importantes (incendios, atracos, robos, etc.), y las posiciones en pantalla, mostrándosela al vigilante, pare posteriormente ir pasando el resto de los avisos de alarma.
Esto se hace con la intención de no atosigar con mucha información al vigilante en un solo momento, ya que este no podría atender tantos casos a la vez.
La central receptora de alarmas esta conectada a un ordenador central que se encarga de almacenar toda la información que le va llegando de las instalaciones, conexión , desconexión, aviso de alarma, avisos de prealarma, avisos de avería. etc.
Estos datos se van registrando automáticamente en el ordenador y se van imprimiendo en papel continuo para su observación, tratamiento, seguimiento y conservación.
El lugar en el que esta ubicada la central receptora de alarmas es un bunker, que esta protegido por las cuatro paredes, suelo y techo, para previsión de posibles sabotajes. Igualmente, la línea telefónica esta protegida de cortes y sabotajes, ya que es fundamental su correcto funcionamiento las 24 horas del día.


Dispositivos de conexión / desconexión.
En este apartado podemos considerar a todos aquellos mecanismos que nos permiten la conexión y desconexión de los sistemas de seguridad.
Pueden ser de tipo mecánico, como las llaves, o de tipo electrónico, como el teclado.
La llave de seguridad consiste en conectar o desconectar un circuito eléctrico mediante una llave metálica con una forma especial, que al introducirla acciona un mecanismo que abre o cierra un circuito eléctrico.
Este sistema presenta el inconveniente de que la llave se la pueden robar a la persona encargada de desconectar el sistema, inutilizando de esta forma todo el sistema de seguridad.
Mediante el teclado se eliminan las posibilidades de sustracción, con lo que sólo puede desactivar la central de alarma aquella o aquellas personas que conozcan la clave.
Esta clave esta formada por la pulsaci6n de 3 ó 4 números del teclado.
El teclado presenta, además, la posibilidad de desconectar la central por coacción, desconectando el sistema, pero dando aviso a central receptora de alarmas del hecho, tomando estos las medidas previamente acordadas.


Accionamiento de otros dispositivos.
El sistema empleado puede proporcionarnos ciertas posibilidades a la hora de la activación de la alarma:


  • Activación de luces de emergencia.

  • Activación de electroimanes de puertas cortafuegos para cerrar puertas.

  • Señal de alarma a central, sin activar sirenas y elementos ópticos.

En todo caso, siempre dependerá de las centrales de alarma utilizadas, que cuanto más sofisticadas y completas sean, más posibilidades externas nos darán, posibilitando así la realización de un sistema de seguridad fiable y seguro.



CENTRALES DE ALARMA O UNIDAD DE CONTROL.

Como ya sabemos, es el cerebro de la instalación. Está en estado de vigilancia continuamente, recibiendo información constante de los circuitos detectores que componen el sistema, accionando los dispositivos de aviso (sirenas, conexión a la Central Receptora de Alarmas si la hubiera), en el momento que sea activado cualquier detector o alguna anomalía en el mismo (intentos de vulneración del Sistema de Seguridad).


En la parte exterior de la carcasa, dispone de una serie de pilotos indicadores que dan información del estado del sistema (funcionamiento de Los detectores, alimentaci6n, etc.).
En el interior dispone de una batería auto recargable por medio de la tensión de red, en previsión de posibles cortes de suministro eléctrico.
Una central se puede dividir en las siguientes partes:


  • Fuente de alimentación.

Proporciona la tensión de funcionamiento necesaria de Los circuitos electr6nicos que componen la central.

Transforma los 220 voltios de red, en tensión continua, que puede variar desde 6 V. hasta 24 V., según necesitemos, para abastecer de tensión continua no sólo a la central, sino a los detectores, bobinas, etc.

No obstante, no conviene cargar excesivamente la fuente de alimentaci6n, instalando muchos detectores y elementos auxiliares, ya que puede provocar fallos par no poder entregar la tensión necesaria, siendo preciso instalar varias fuentes de alimentación en la tirada de detectores.


  • Baterías.

Se colocan para prevenir cualquier falta de fluido eléctrico, bien par manipulación intencionada, bien par fallo del sistema que lo suministra.

Asegura de este modo el funcionamiento continuo a la central y a los detectores instalados.



  • Teclado.

Conectado a la central de alarmas, se ubica generalmente en un lugar de fácil acceso para el usuario. Puede ser un teclado independiente, situado de forma alejada a la central, o puede estar empotrado en la caja de la central de alarmas.

Sirve para conectar y desconectar la instalación de alarma, de una forma previamente predeterminada, bien para la introducción de un código numérico, bien par medio de las teclas de función.

En los sistemas en que existen varias personas que tienen acceso para su manipulación, nos permite diferenciarlos por medio del código de acceso empleado o introducido.

Igualmente, el teclado nos permite que el programador de la central pueda seleccionar y programar las funciones a realizar por la central de alarmas, ya que todas las instalaciones tienen características distintas

El módulo de teclado está constituido generalmente por una relación de teclas (12), que coda vez que se pulsan, generan un determinado código, que sumado a la pulsación del resto de teclas necesarias, hace activar o desactivar el sistema, o poner en marcha cualquier sistema empleado.


  • Microprocesador

Es el cerebro de la instalación. Recibe información continuamente del estado de los detectores instalados en el sistema, accionando las diferentes salidas en caso de incidencia en el sistema, sirenas, luces, avisador telefónico, etc.

Necesita una programación previa para efectuar un funcionamiento a medida de las características de instalaciones a proteger.



  • Memoria EPROM

La memoria EPROM es un chip electrónico donde se encuentran almacenadas todas las instrucciones y datos necesarios para que funcione el microprocesador. Estas instrucciones han de ser introducidas al sistema previamente por medio del teclado.

Normalmente, esta programación se realiza al instalar el sistema en el lugar exacto, y sólo la realiza el personal cualificado mediante su acceso por medio del código de ingeniero. Este código sólo es conocido par la persona que se encarga de programar que, como es 1ógico, debe ser de suficiente confianza, ya que de él depende una información muy comprometida para el propietario del sistema.

E1 sistema electrónico nos permite variaciones en la programación que se adapte a los posibles cambios o necesidades del lugar protegido.


  • Marcador telefónico

El marcador telefónico es un circuito electrónico que se encarga de marcar automáticamente el número de teléfono previamente fijado en la memoria EPROM, posibilitando de esta forma la conexión con la central receptora de alarmas.

En este sentido hay que decir que si en el momento de la activación de la alarma, la línea telefónica estuviese ocupada, el circuito automáticamente la corta, estableciendo de esta forma prioridad en su comunicación.


Hay tres tipos de centrales según su aplicación y número de detectores que debe de alimentar. Son: central exterior, central interior y central selectora de zona.


  • Central exterior:

Las centrales exteriores son las más simples y sencillas; van colocadas en el exterior de los lugares a vigilar. Los sensores que se usan van conectados a ella y en la misma caja de la central están ubicados una sirena y un foco intermitente.

La carcasa está convenientemente tratada contra la corrosión y actos vandálicos, pero su utilización cada vez es menos frecuente, siendo su aplicación más usual en pequeños establecimientos y viviendas.

Su utilización es cada vez menor, ya que no da más posibilidades que las de exteriorizar por medios acústicos y ópticos la activación del estado de alarma. En general, son propensas a ser ignoradas y el ruido que provocan es más motivo de rechazo que de situación de alarma.


  • Central interior:

La central interior se ubica dentro del inmueble a proteger y tiene la posibilidad de controlar numerosos puntos de detección tanto para robo como para incendio.

Existe un circuito de retardo al que van conectados aquellos sensores colocados en lugares de acceso, con el fin de que de tiempo a desactivar la alarma, antes de que suene.

La central, lógicamente, se conecta o desconecta con cerraduras de seguridad, estando protegidas de ataques exteriores. Las cerraduras pueden ser con llaves normales, electrónicas o con clave de acceso.

Es una central mucho más completa y fiable que la central exterior, ya que nos proporciona ciertas posibilidades muy importantes:



    • Comunicación con la central receptora de alarmas.

    • Programación de tiempos: salida y entrada par zonas.

    • Instalación de líneas balanceadas.

    • Aviso de situación de atraco.

    • Circuito tamper.

    • etc.

  • Central selectora de zonas.

La central selectora de zonas es eminentemente igual a la anterior ya que da las mismas posibilidades, pero se diferencia en que ofrece la posibilidad de diferenciar los detectores según zonas. Esto permite a un vigilante saber en cuál de Las zonas se ha producido la alarma, e incluso saber el detector exacto que se ha activado hecho que nos permite actuar con más garantía en nuestras acciones.

Es una central muy robusta que, entre otras, pueden ofrecernos Las siguientes posibilidades:



  • Comunicación con la central receptora de alarmas.

  • Programación por zonas. (Todas ellas distintas).

  • Circuito de protecci6n tamper, general o par zonas.

  • Conexi6n a zonas multiplexadas.

  • Conexión de varios teclados.


PRINCIPALES CARACTERÍSTICAS DE LA CENTRAL DE ALARMAS


Conexión y desconexión
La central de alarmas dispone de mecanismos para controlar el acceso a las zonas protegidas, y efectuar su conexión y desconexión. Esta puede ser de distintos tipos: llave de seguridad, tarjeta codificada y teclado.


Circuitos de detección.


  • Circuito Retardado

En este circuito se conectarán los detectores que detecten al usuario del sistema al conectar la alarma y salir del inmueble, o bien para entrar y desconectar, sin que en ninguno de los dos casos se dispare la alarma.

  • Circuito instantáneo.

Aquí se conectarán todos los detectores que no sean activados por el usuario al poner en marcha o desconectar el sistema.

En el momento que el detector o detectores conectados a este circuito observan una anomalía, el sistema se acciona inmediatamente, activando los sistemas de aviso instalados.

Este circuito sólo funcionará con el sistema conectado.


  • Circuito tamper o 24 horas

Este circuito tiene la finalidad de garantizar que no se produzca sabotaje o manipulación alguna en el sistema, durante la desconexión del mismo, como por ejemplo, arrancar una sirena, abrir un volumétrico, etc., haciendo disparar la alarma cuando esto ocurra.

Por lo tanto, este circuito está permanentemente en vigilancia, aunque la alarma este desconectada.




Zona cableada.
Circuito cerrado donde se han instalado y conexionado en serie los detectores.
Se diversifican en zonas para que en el momento de su activación se sepa el lugar exacto de ubicación.
No conviene instalar muchos detectores por zona, ya que cuando se active uno de ellos, sólo sabremos la zona activada. Sólo se suelen conectar unos tres detectores por zona.

Figura 2. Conexión de detectores por zona. Erro no debuxo, deben ser NC


Zona multiplexada
Instalando en cada detector un pequeño módulo codificador, que introduce un código que sólo identificará la central de alarmas, permite instalar todos los detectores en una sola zona cableada, pero con la peculiaridad de que cuando sea activado algún detector, la central identificará al detector exacto activado.
Este sistema permite simplificar de forma considerable la instalación, a una sola tirada de dos cables, abaratando consecuentemente los costes de la instalación.


Figura 3. Conexión detectores en zona multiplexada.


Balanceo de línea
Es un sistema de protección para la instalación de detectores realizada.
Consiste en colocar al final de las zonas cableadas una resistencia con un valor predeterminado y suministrado por el fabricante de la central, en serie con los detectores, cerrando de esta forma el circuito.
En el momento que por causas de manipulación externa, se modifica el valor óhmico de la instalación (cortocircuito en el cableado o en los detectores), la central detecta la modificación del mismo y hace activar la central.
Es un sistema en la práctica insaboteable, ya que un posible intruso no puede saber el valor de la resistencia para intentar cortar la tirada de detectores, colocando otra de igual valor, y aunque lo supiera, en el momento del cambio, como tendría que cortar par breves mementos la línea (aunque sólo fueran décimas de segundo), se activaría la alarma. Si intenta colocar otra resistencia en paralelo, se modificaría el valor general de la línea, con lo que igualmente es activada la alarma.

Figura 4. Sistema balanceado.
La central nos da posibilidad de conmutar zonas balanceadas o NC, no balanceado, para realizar las instalaciones que más nos interesen.


Programación por tiempos
Nos permite programar los tiempos de activación de las zonas.
Pueden programarse zonas de activación no instantánea, en las que por necesidad de paso del usuario para entrar o para desactivar o activar la alarma, les sea necesario un tiempo determinado.
Este tiempo puede variar desde varios segundos a varios minutos dependiendo de las características de la instalación de la alarma.


Conexión con Central Receptora de Alarmas.
Por media de un circuito electrónico, marca automáticamente el número de teléfono programado de la central receptora de alarma para su comunicación con ella.
La conexión que efectúe la central puede variar desde la comunicaci6n de existencia de alarma, a otras como las de situación de atraco.
Los sistemas comunican cualquier incidencia del sistema a la central receptora, activación y desactivación de la central, activación de zonas o de detectores, etc.).
Igualmente se puede utilizar la conexión telefónica desde la central receptora al sistema concreta, para realizar cualquier variación deseada en la programación de la central de alarmas, o para pedirle datos como el estado actual, incidencias producidas, etc.
Por ello, podemos decir que es un sistema bidireccional.

  1   2   3


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal