Situación sociolingüÍstica de asturias



Descargar 8.6 Kb.
Fecha de conversión29.04.2018
Tamaño8.6 Kb.
SITUACIÓN SOCIOLINGÜÍSTICA DE ASTURIAS
En Asturias coexisten, como es sabido, dos lenguas: el castellano y el asturiano. Ambas, como otras lenguas románicas de la península, proceden del latín vulgar hablado en Hispania y son, por tanto, en su origen dialectos de esa variedad del latín. El castellano es la única de las dos lenguas que tiene carácter oficial, mientras el asturiano se contempla en los textos legales (Estatuto de Autonomía, de 1981; la Ley de Uso y Promoción del Bable/Asturiano, de 1998, y el Plan de Normalización Social del Asturiano, de 2005) pero carece de reconocimiento como lengua oficial.

La situación descrita, junto con los usos comunicativos, la conciencia lingüística de los hablantes y la inevitable presencia de los prejuicios lingüísticos, hace que la lengua asturiana viva una situación de diglosia; es decir, que padece una menor consideración social, política y cultural que la otra lengua presente en el territorio, y queda, por tanto, relegada a usos no formales, orales y familiares.


Historia y variedades del asturiano.

A partir de su origen latino-vulgar el romance asturiano se convierte, desde el siglo XI pero especialmente a lo largo del siglo XII en lengua escrita, en la que se redactan testamentos, donaciones, contratos, fueros de villas y ciudades y ordenanzas de los municipios. Sin embargo las cosas comienzan a cambiar a partir de la unión de los reinos de León y Castilla en 1230. Aunque los textos redactados en asturiano siguen siendo frecuentes a los largo del siglo XIII, en la segunda mitad del XIV el castellano va sustituyendo progresivamente al romance astur-leonés. Tras entrar en decadencia, los estudios y el uso literario del asturiano se recuperan en parte por los ilustrados del XVIII y, con mayor ímpetu, por los primeros asturianistas propiamente dichos a partir del interés romántico por la cultura popular (Grupo La Quintana y publicaciones como Revista de Asturias (1877-1883) o La Ilustración Gallega y Asturiana. Con todo, la tarea más importante por la recuperación y reconocimiento de la lengua asturiana y por su conversión en lengua de cultura es la que se inicia con la transición política, a partir de 1975, de lo que trataremos más abajo.

La lengua asturiana presenta tres dialectos o variantes geográficas: oriental al este del río Sella, central, entre el Sella y el Nalón, y occidental, que se corresponde aproximadamente con los concejos situados entre el río Nalón y el Navia. A estas tres variantes hay que sumar, al oeste del río Navia, el gallego-asturiano. Sin afán de profundizar ahora en el tema, algunos de los rasgos propios de las diferentes variantes del asturiano son los siguientes: la variante occidental mantiene los diptongos decrecientes -ei y -ou (freisnu, outru) que no se conservan en la variedad central (fresnu, otru ). Ambas variedades mantienen la f latina en posición inicial (fornu, fierru), mientras que en la variedad oriental se sustituye por una aspiración (jornu, jíu). Otras oposiciones vienen dadas por la diferencia en los plurales femeninos (casas/cases) o en algunas terminaciones verbales (llegan/ lleguen).
Política lingüística y proceso de recuperación del asturiano.

Como se ha dicho más arriba, el proceso de transición política a partir de 1975 corresponde con el inicio de los esfuerzos por recuperar, dignificar y normalizar la lengua asturiana y su uso. Uno de los primeros pasos es la creación del colectivo Conceyu Bable, a partir de 1976, y un hito fundamental será la creación de la Academia de la Llingua Asturiana, en 1980. Esta institución inicia el proceso de normativización del asturiano con la publicación de algunas obras fundamentales: las Normes ortográfiques, con sucesivas ediciones, la última de 2005; la Gramática de la Llingua Asturiana, cuya tercera edición es de 2001, y el Diccionario de la Llingua Asturiana, publicado en el año 2000.

El proceso de normalización no ha ido acompañado, sin embargo, por un reconocimiento legal del asturiano en pie de igualdad con el castellano. Los diversos textos legales mencionados al principio del tema no recogen en ningún caso la cooficialidad de la lengua asturiana, que sin embargo es un objetivo claro de algunas instituciones (Xunta Pola Defensa de la Llingua Asturiana, entre otras) y algunos partidos políticos, aunque entre estos no se encuentran los llamados partidos mayoritarios, que han alternado en el gobierno de la Comunidad Autónoma.

En los diversos niveles de la enseñanza, el aprendizaje de la lengua asturiana no tiene carácter obligatorio. La asignatura Llingua Asturiana y Lliteratura es voluntaria en Primaria y optativa en ESO y Bachillerato. la Universidad de Oviedo incorpora estos estudios en diversos títulos de grado y reconoce los títulos de Experto en Filología Asturiana y de Especilista en Filología Asturiana. Recientemente, a raíz de la reforma de los grados, ha introducido en los de Filología la opción de un Minor en Llingua Asturiana.



La sociedad asturiana ha ido normalizando también el uso de la lengua en diversos ámbitos, con la presencia de la misma en los medios de comunicación, la industria editorial o la música. Debemos destacar la importancia del cultivo literario de la Lengua Asturiana, cuya difusión y calidad ha aumentado muchísimo gracias a autores como Berta Piñán, Xuan Bello, Miguel Rojo, Adolfo Camilo Díaz y muchos otros. Los premios literarios y algunas celebraciones específicas, como el Día de les Lletres asturianes o la Selmana de les Lletres completan este inacabado proceso de normalización y recuperación.


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal