Sonata de Otoño Título: Sonata de otoño Título original



Descargar 132.32 Kb.
Fecha de conversión02.07.2017
Tamaño132.32 Kb.
FICHA TÉCNICA

Sonata de Otoño

Título: Sonata de otoño

Título original: Höstsonaten

Dirección: Ingmar Bergman

País: Alemania Occidental, Francia, Suecia

Idioma: Sueco

Año: 1978

Duración: 99 min.

Género: Drama

Vestuario: Gisela Bergquist Inger Pehrsson

Productora: Incorporated Television Company (ITC), Personafilm, Filmédis, Suede Film

Departamento artístico: Ingeborg Kvamme, Kaj Larsen

Departamento musical: Anner Bylsma, Claude Genetay, Frans Brüggen, Käbi Laretei

Diseño de producción: Anna Asp

Fotografía: Sven Nykvist

Guión: Ingmar Bergman

Sonido: Owe Svensson, Tommy Persson

Calificación: No recomendada para menores de 13 años
Reparto: Ingrid Bergman (Charlotte), Liv Ullmann (Eva), Lena Nyman (Helena), Halvar Björk (Viktor), Marianne Aminoff (secretaria de Charlotte), Erland Josephson (Josef), Arne Bang-Hansen (tío Otto), Gunnar Björnstrand (Paul), Georg Løkkeberg (Leonardo), Linn Ullmann (Eva, de niña), Mimi Pollak.
Premios: 1979 Globo de Oro. Mejor Película Extranjera

Sinopsis: Charlotte, una famosa concertista de piano, ha estado tan volcada en su carrera que no ha visto a su hija en siete años; Eva, es la hija de Charlotte, con una relación amor-odio con su madre. El marido de Eva, el pastor protestante, un hombre amable, y Helena, la hermana inválida que Eva ha sacado de una institución para que viva con ella y su marido. Charlotte acude tras escribirle Eva una carta invitándola a visitarles. Un encuentro feliz y lleno de ilusión que pronto cambiará convirtiéndose en un tenso duelo entre ellas provocando la explosión de los rencores acumulados a lo largo de toda una vida, así se manifiesta el amor, el odio, la desesperación.

Federación Internacional de Mujeres Universitarias

Federación Mexicana de Universitarias

Universidad Nacional Autónoma de México

Museo de la Mujer

Bolivia 17 Centro Histórico, Ciudad de México.

Cine-Club de Género, 13 de octubre de 2015
Sonata de Otoño

Mtra. Delia Selene de Dios Vallejo§©

Eva (Liv Ullman) invita a su madre Charlotte (Ingrid Bergman, en su última película) a que pase unos días en su casa, junto a su esposo Viktor, un pastor protestante. Tienen siete años que no se ven. Charlotte es una concertista quien se dedicó a su desarrollo profesional por entero, descuidando a su esposo y a sus hijas. A la postre los abandonó en aras de su trabajo. Junto a Eva y su esposo también vive Helena, la hermana de Eva que está totalmente incapacitada, personaje muy bien interpretado por Lena Nyman. A Charlotte le disgustó que no le hubiesen advertido que Helena vivía ahí, pues a ella le resulta incómodo ver a su hija disminuida (Helena vivía en una institución para personas incapacitadas, pero su hermana Eva prefirió llevarla a su casa y cuidarla directamente ella). Charlotte es muy cómoda, muy egocéntrica, y no gusta de escenas fuertes ni sobresaltos, aunque su hipocresía le ayuda a sobrellevar este tipo de situaciones. Con una despreciable frialdad se acerca para abrazar a la ilusionada Helena, que anhela ver a su madre. También le irrita el amateurismo con el que Eva toca el piano. En una noche, en la que Charlotte despierta gritando debido a una pesadilla, Eva acude a su cuarto y luego comienza un diálogo sincero (más un monólogo de Eva que diálogo en sí), en el que Eva le recrimina, con gran pesar y cierto odio acumulado, todas las cosas que hizo Charlotte y las que dejó de hacer y que devinieron en sus sentimientos de sumisión y abandono, pero también en la enfermedad de Helena, según Eva. Uno de los diálogos más impactantes del cine, apoyado con flashbacks de la infancia de Eva y Helena. Eva no deja nada por fuera, le reprocha todo lo que puede reprocharle a la madre. Ésta, con lágrimas en los ojos, apenas se da cuenta de lo que hizo y de lo que no hizo, y pide perdón; perdón que no le es concedido. Se va a un concierto acompañada por su representante, aparentemente con la misma frialdad de siempre. Posteriormente, Eva le envía una carta en la que se disculpa por su fuerte reproche y manifiesta su esperanza de que se vuelvan a ver.

Otra escena memorable ocurre al comienzo del filme, cuando Eva toca un preludio de Chopin mientras su madre la oye casi escandalizada, y luego ésta lo ejecuta con mayor maestría al tiempo que le explica los entresijos de la pieza del gran compositor polaco a su hija. La expresión facial de Eva constituye una actuación sublime de Liv Ullman. Una vorágine de sentimientos confluyen a su rostro. Con su cara nos lo dice todo, sin recurrir a las palabras: refleja el dolor por haber perdido a su madre, el regocijo por tenerla ahí en ese momento y el gran respeto -que raya en el miedo- que le profesa; todo esto mezclado con una dosis de odio. Esta excelsa actriz es poseedora de una enorme capacidad para el lenguaje gestual, particularmente facial. Quizás sea la actriz que ha desarrollado ese arte con mayor maestría en el cine. Este don fue aprovechado por Ingmar Bergman en todas sus películas en las que Ullman participó. La escena referida encabeza estas notas.

Ingrid Bergman, en la vida real, abandonó a su primogénita Pia, afectándola severamente. Sin embargo, su descendiente más conocida, Isabella Rossellini, nunca se refirió a su madre con pesar, todo lo contrario, con admiración. Por su parte, Ingmar Bergman tuvo una niñez enmarcada en rígidas costumbres casi medievales; esas costumbres que causan traumas a las personas sensibles. Fue un niño muy travieso (terrible según ella) y recibió numerosos castigos por su comportamiento. La temática que este autor trata en sus producciones, tiene sus orígenes en su niñez. Tampoco se dedicó mucho a sus hijos. A uno de ellos le dijo algo así: "Sé que fui un mal padre", a lo que el hijo contestó: "¿Un mal padre? ¡Ni siquiera fuiste un padre!". En cuanto a Liv Ullman, la afectó mucho la muerte de su padre cuando ella tenía unos seis años. Comento ésto porque se puede especular, con mucha probabilidad de éxito, que si existen algunas similitudes entre el libreto y algunos eventos de la vida personal de quienes participan en una obra, hace que éstos tengan más vinculación, mayor sentido de pertenencia respecto a la historia que recrean, y el producto final posee un valor agregado que se refleja en su calidad.

Quienes somos padres (y hemos sido hijos, obviamente), comprendemos el dolor que siente uno como padre por no responder a todas las demandas de sus hijos, y también el pesar porque los padres no hicieron lo que uno quiso como hijo. No hay un manual de cómo ser hijo, ni de cómo ser padre, que cubra todos los casos; a pesar de que algunos se atreven a escribir libros sobre ello. No parece haber una epistemología de los sentimientos, como tampoco la hay de la fe. Algunas personas no poseen la vocación suficientemente enraizada para ejercer como padres, y prefieren ocupar su vida en su desarrollo profesional, o en otras actividades. La vida moderna, por otra parte, no permite –en muchos casos- una interrelación estrecha entre los miembros de una familia. Lo que le ocurrió a Eva le ocurre a muchas personas, con mayor o menor intensidad. Es un mal generalizado de la postmodernidad, que incluso afecta a países que aún no han ingresado en la postmodernidad; y es un mal que afecta a los diversos estratos socioeconómicos. Es por ello que vemos a presidentes o papas diciéndole a la gente que deben interactuar más con sus hijos.



Esta película no deja de recordar la gran película Cuentos de Tokio (Yasujirō Ozu, 1953), en la que igualmente se reflexiona sobre la difícil relación padres-hijos, en ese caso en la postmodernidad japonesa.

Solamente la inolvidable escena de la conversación entre madre e hija, justifican esta película que fue premiada en diversos festivales. Ambas actrices dejaron clara su calidad interpretativa, por la que recibieron merecidos reconocimientos, e Ingmar Bergman nos hace reflexionar -una vez más- con una obra impecable, que analiza en profundidad, y al desnudo, las tensas relaciones que puede haber entre los padres y los hijos.1

En razón de la temática del filme de Ingmar Bergman, presentamos a ustedes información relativa a la dinámica familiar de una familia “enferma” para reflexionar al respecto:

A grandes rasgos, una familia "enferma" es la que se mantiene a costa del sufrimiento o trastorno de uno de sus miembros, ya sea el hijo, el padre o la madre, hasta el punto de llegar a precisar la ayuda de un psicólogo o psiquiatra. En tales casos no es ese individuo concreto, sino el sistema de vínculos y relaciones que a modo de telaraña impide un sano desarrollo personal dentro del grupo familiar. En una familia enferma suelen estar poco claros los papeles que desempeñan cada uno de los esposos, las funciones propias del padre y de la madre, las relaciones entre los hermanos, los límites que la separan del mundo externo.

Cuando un individuo crece inmerso en un ambiente enrarecido de vínculos confusos y alterados es muy posible que acabe sufriendo trastornos serios en su propia personalidad. .Muchas disfunciones de la conducta infantil (fracaso escolar, timidez, inseguridad, etc.) no son más que un resultado de las tensiones que soporta el niño dentro de su familia y que se traducen en síntomas específicos como única vía de escape posible.

Puede iniciarse el proceso a partir de unos modelos de disciplina y autoridad excesivamente rígidos, que unas veces desencadenan comportamientos extremadamente sumisos por parte de los hijos, y otras, reacciones incontroladas de éstos (rebeldías, delincuencia, abandono del hogar, deserción escolar). En ocasiones se manifiesta lo contrario, carencia de figuras o modelos de autoridad que sirvan de referencia a los hijos, lo que les conduce a situaciones de fracaso e inseguridad, causa a su vez de nuevos trastornos familiares.

Algunos problemas que se dan en una familia "enferma" y que pueden llegar a desintegrar a la familia, son:


  • El alcohol es una droga muy poderosa, es el causante de la muerte de miles de personas por accidentes y enfermedades. Produce además, pobreza y desgracia. El uso de bebidas alcohólicas es uno de los causantes más comunes de la falta de armonía, frustraciones, peleas conyugales y problemas domésticos. Numerosos hogares se han deshecho debido a las constantes frustraciones producidas por el alcohol. El consumo desmedido del alcohol puede ocasionar problemas, como en el caso de una familia en la que el esposo o la mujer gastan tanto en bebida que no pueden mantener a sus hijos. Un problema que ocasiona la desintegración familiar es también el desempleo, que algunas veces puede derivarse del alcoholismo, y acrecentar la indiferencia c irresponsabilidad personal; al no aportar el padre de familia el gasto de la casa, se va perdiendo la figura paterna ante los hijos, se va minorizando la autoridad y perdiendo el respeto ante ellos.

  • El consumo de drogas por parte de alguno de los padres es un problema que puede iniciar el proceso para la desintegración familiar. Quien hace uso de las drogas, puede hacerlo como un escape a sus problemas, pero a medida que las consume se va habituando a ellas, lo que puede ocasionarle depresión, apatía o inclusive desesperación, en parte porque los problemas no resueltos siguen presentes y pueden estar peor de lo que estaban inicialmente.

  • La delincuencia juvenil: puede atribuirse su existencia, algunas veces, a la pobreza, los hogares rotos o familias desorganizadas; estos no están al margen del uso de drogas. La delincuencia puede derivarse en ocasiones, a que no contaron con el apoyo y comprensión necesaria por parte de los padres.

  • La irresponsabilidad del padre o la madre es otro problema que afecta a la familia; los padres o las madres que no alcanzan su madurez física y emocional no podrán asumir su rol familiar.

  • El adulterio efectuado por el padre o la madre de familia, puede ocasionar problemas en el hogar, causando resentimiento y traumas psicológicos en los hijos.

Cuando se fracasa en la familia, empiezan los síntomas progresivos de desintegración emocional, manifestándose en la familia una serie de problemas, los que pueden repercutir en los hijos formándose personas inseguras, temerosas o culpables.2

Por lo que es importante retomar el tema de la carencia afectiva por causa de la ausencia de la figura materna.



CARENCIA AFECTIVA

Definición y generalidades

La carencia afectiva señala la situación en que se encuentra un niño que ha sufrido o sufre la privación de la relación con su madre, o de un substituto materno, y que padece el déficit de atención afectiva necesaria en la edad temprana. La carencia afectiva o las alteraciones por carencia relacional se refieren a aquellas situaciones en que la maduración de la personalidad del niño se interfiere por la falta grave de estimulación afectiva. En el ser humano no existe la posibilidad de una maduración correcta sin el calor afectivo del amor, en cualquier circunstancia cualquier persona puede sentir no haber amado lo suficiente o no haber sido amado de forma adecuada. Estos sentimientos de malestar, que generalmente son transitorios, no constituyen el tema de la carencia afectiva en su sentido estricto. La carencia puede manifestarse cualitativamente de distintas formas y a través de diversas modalidades, sea por negligencia y abandono o bien por situaciones de ruptura debido a sucesivas y repetidas hospitalizaciones, separación de los padres, etc.

La ausencia grave de estimulación afectiva por parte de los adultos que juegan un rol relacional afectivo importante provoca la aparición de trastornos no tan solo de la maduración sino también síntomas clínicos que se expresan en trastornos somáticos, afectivos y conductuales. La aparición de la clínica o bien la afectación madurativa del niño es lo que pone de manifiesto el carácter grave e intenso de la carencia afectiva. El término de "carencia afectiva", señala tanto la causa (déficit de estimulación afectivo-maternal) como la consecuencia (clínica somática, afectiva y conductual con retraso en la maduración afectiva del niño).

La carencia afectiva se caracteriza por producir en el niño un estado psicológico de avidez afectiva y miedo de pérdida o de ser abandonado, tanto si ha padecido en la realidad una privación afectiva maternal como si lo ha sentido como tal. Permanece en un cierto estado de búsqueda afectiva, de necesidad de saturación, que se manifiesta por una actitud de reasegurarse de la existencia permanente del afecto del otro y así sentirse seguro.

Pueden considerarse distintas formas de carencia en cuidados maternos según las características relacionales entre la madre o el substituto maternal y el niño:

a) Discontinuidad: La carencia por discontinuidad aparece por la ruptura repetida de la relación establecida entre la madre o substituto materno y el niño, ligada a cambios cualitativos en esta relación, por motivos diversos y a pesar de que la misma persona sea la que sigue atendiendo al niño físicamente. (Enfermedad súbita de la madre, desviación de la atención afectiva por la irrupción de otras necesidades en el seno de la familia, etc.).

b) Insuficiencia: Aparece este tipo de carencia, en el caso de negligencia manifiesta, es más frecuente en instituciones de asistencia o en el hospital. El niño no encuentra un substituto maternal adecuado o recibe una modernización totalmente insuficiente y por ello no tiene posibilidades de interacción adecuada con una figura maternal.

c) Distorsión: El niño vive con su madre o un sustituto materno pero no tiene posibilidad de interacción adecuada con ella. No recibe los cuidados adecuados.

Diversos factores actúan sobre la perturbación relacional favoreciéndola o modificando su repercusión en el niño, en este sentido debe valorarse la existencia de:

a) Tiempo: La duración de la depravación o de la perturbación relacional en meses o en años

b) Recuperación: La posibilidad de restablecer la relación correcta pasado el tiempo de perturbación

c) Naturaleza: Según cuál sea el tipo de depravación que ha padecido el niño (discontinuidad, insuficiencia o distorsión)

d) Edad: Según la edad el efecto y las consecuencias serán distintas

e) Antecedentes: Según cuál sea el tipo de atención y cualidad de modernización previo a la experiencia de alteración relacional afectiva

f) Intensidad: Si la alteración es parcial o total, fuerte o suave, se modificara también la respuesta La valoración de estas variables permite conocer y evaluar la posible reversibilidad de la situación en que se encuentra el niño y las secuelas que de ello se puedan derivar.

La respuesta del niño oscila entre dos polos caracterizados por lo que podríamos llamar:

a) Respuesta "amante": Tiende a una relación de apego y dependencia hacia el otro y los demás. Está en actitud de demanda afectiva continúa.

b) Respuesta "agresiva": Reacciona en actitud de oposición-agresividad hacia el otro y los demás. Hay una necesidad constante de venganza.

Ambas reacciones pueden coexistir en un mismo individuo el cual presentara entonces una tendencia hacia la relación afectiva inestable e incoherente.



EPIDEMIOLOGÍA

Es imposible determinar la prevalencia de la carencia afectiva en la infancia dado que encubre diferentes situaciones, yendo desde la más extrema a la más ligera, y porque sistemáticamente no es el motivo de consulta, excepto cuando se acompaña de trastornos psíquicos o comportamentales. Solo es posible detectar a los niños abandonados o con abusos físicos, los ubicados en familia de acogida o en centro de acogida, los hospitalizados de duración variable y en los de padres separados o fallecidos.



ETIOLOGÍA

Las causas iníciales del síndrome de abandono pueden depender de la constitución psicoorgánica del niño, de la actitud afectiva de los padres o de abandonos traumáticos.



LA CONSTITUCIÓN DEL NIÑO

El niño puede presentar predisposiciones psíquicas u orgánicas. Predisposiciones psíquicas: personalidad con una gran necesidad afectiva por encima de otras necesidades ("glotonería afectiva"); las personas próximas no perciben, a menudo, esta intensa posesividad del niño: intolerancia a la frustración, a la ausencia, al compartir; tendencia a la ansiedad, a la inseguridad afectiva. Predisposiones orgánicas: trastornos digestivos (vómitos, diarreas); fragilidad física general que justifican engancharse al entorno, de reclamarle compensaciones afectivas; la inseguridad física permite que se desarrolle la inseguridad afectiva..



LA ACTITUD AFECTIVA DE LOS PADRES

La relación con los padres puede ser la fuente de privación afectiva para el niño. Privación de amor objetivamente motivado: El niño está en depravación afectiva por causas externas que no dependen de sus padres y que someten forzosamente (por ejemplo; trabajo, viaje, separación). Cuando los motivos de la separación se explican al niño, este no se resiente por el abandono porque sabe que el lazo afectivo que le une a sus padres no sufre ningún daño. El niño puede aceptar o revelarse, pero comprende que la vida y las circunstancias son la causa, y no la actitud de los padres. Privación de amor objetivamente no motivada: el niño es víctima de una falta de amor, de incomprensión, de una falsa imagen materna; se siente solo no entiende y aparece la angustia. Esta particularmente sensible a todas las expresiones (incluso no verbales) de sentimientos hacia él; esta sensible al clima más o menos seguro y a todo lo referente al plano afectivo. Según la naturaleza y las tendencias profundas del niño, son posibles dos actitudes: la desvalorización (nadie me quiere) o la culpabilización (es mi culpa, no me quieren porque soy malo)



LOS ABANDONOS TRAUMÁTICOS

El niño padece abandonos reales y graves, que aparecen de forma brusca e imprevista (por ejemplo, muerte violenta de un padre, hospitalización prolongada del niño, encarcelamiento de un padre, emplazamiento del niño en institución, etc.) y no encuentra medios de hacer frente a esta situación psíquicamente.



TIPOS DE CARENCIA AFECTIVA

  • La carencia por insuficiencia. Se trata de niños que padecen un emplazamiento institucional precoz, sin presencia materna suficiente.

  • La carencia por discontinuidad. La separación de la figura materna y del niño es un acontecimiento posible en las condiciones actuales de vida (hospitalización, divorcio, trabajo, viajes, etc). La separación no es necesariamente generadora de carencia afectiva, pero puede eventualmente serlo si esta se repite o no está suficientemente prevista, pues el niño no puede tener una relación satisfactoria con un sustituto materno a lo largo de una separación relativamente larga.

  • La carencia por distorsión. Se trata de la carencia afectiva que el niño padece en el ámbito familiar, debido a condiciones socio-económicas difíciles o por falta de estimulación socio-cultural. 3

Sobre el Director

Ingmar Berman

Nace en Suecia en 1918; es hijo de un pastor protestante, este hecho destacará en la existencia de Bergman al grado de plasmarlo en la pantalla.

La religión es una obsesión y a la vez una preocupación para el gran maestro del cine. Esto no es un obstáculo para que se desplace a Estocolmo a estudiar literatura, arte y teatro; en este último perfecciona sus conocimientos. Dirige algunas obras teatrales hasta que en 1944, abre las puertas del cine, por medio de la amistad de Carl Anders Dymling, gerente de la Svenskfil-industria, al escribir el guión para la película Tortura que dirigió Alf Sjoberg. La película alcanzó cierto reconocimiento, con lo cual Bergman da un paso más por el sendero del cine.

Hacia el año de 1945 realiza su primera película, Kris, sin alcanzar el éxito. Pero no es sino hasta 1950, con la película de Juegos de Verano (1950), cuando empieza a ser reconocido.

Entre los años de 1955 y 1957, Bergman destaca ya en el plano internacional. Muchos aseguran que su cine es elitista, pero en realidad su cine refleja el interés de aplicar la teoría psicoanalítica, por eso su estilo es complicado, y la comprensión de sus películas no es fácil al común del público-espectador, pero, sin duda, se puede calificar a Bergman como un gran maestro de la realización ya que en todas sus películas cuida cada plano, cada movimiento de cámara, cada expresión y diálogo de los actores, la ambientación y el más mínimo detalle escenográfico. Por esto y por muchas cosas más, Bergman es un gran genio del cine. Una crítica señala la manera de tratar uno de sus temas favoritos, la familia burguesa, a través de la figura autoritaria del padre, de los hombres como seres sociales, de las mujeres como seres naturales y de los niños como seres reprimibles. En fin, él mismo confesó ser un anarquista aburguesado.4

En el amplio conjunto de su obra ha escrito, producido y dirigido películas que abarcan desde la comedia ligera al drama psicológico o filosófico más profundo. En sus comedias, el contenido sexual está en mayor o menor medida presente, si bien tratado con extremo lirismo. Película emblemática dentro de su filmografía por su gran repercusión entre el público y la crítica, El séptimo sello (1956) constituye una lúgubre alegoría que indaga en la relación del hombre con Dios y la muerte, para la cual empleó recursos narrativos basados en la iconografía cristiana, aunque incorporando audacias personales de gran eficacia. Su virtuosismo técnico se hace evidente en Fresas salvajes (1957), recreación de su propia infancia para la que utilizó una estructura de narraciones superpuestas.


La posición de Bergman como director se consolidó plenamente a lo largo de la década de 1960. La obra más representativa de esta etapa es quizá Persona (1966), donde destacan las simetrías compositivas, los primerísimos planos y el empleo evocador del sonido y la música. Bergman continúa explorando en esta película el alma humana, su incapacidad para la comunicación, para sentir y recibir amor. Los setenta son ya años de pleno reconocimiento internacional para el director, en que los éxitos y los premios se suceden: Cannes, Hollywood, Venecia, Berlín... Su dedicación al cine no le impidió, sin embargo, continuar trabajando para el teatro y la televisión.
En 1976 abandonó su país por problemas fiscales y se instaló en Múnich, donde creó su propia productora. De estos años data su película más encantadora y vital, Fanny y Alexander (1982), de la que el mismo autor comentó: «Por fin quiero dar forma a la alegría que, a pesar de todo, llevo dentro de mí y a la que tan rara vez y tan vagamente doy vida en mi trabajo.» Posteriormente Bergman publicó sus memorias en dos volúmenes, Linterna mágica (1988) e Imágenes (1990), y escribió guiones cinematográficos para otros directores, entre otros su hijo Daniel.5
El director falleció el 30 de julio de 2007 a los 89 años en la isla de Fårö, en la que se había retirado. Aquel mismo día falleció también el cineasta italiano Michelangelo Antonioni.6

Filmografía7

Dirección

Año

Título

2012

Rétrospective d’Ingmar Bergman

2010

En présence d'un clown - le making-of(Mediometraje)

2003

Saraband

1995

Sista skriket (TV)

1983

Hustruskolan (TV)

1982

Fanny y Alexander

1980

De la vida de las marionetas

1978

Sonata de Otoño

1977

El huevo de la serpiente

1976

Cara a cara

1974

La flauta mágica

1973

Secretos de un matrimonio

1972

Gritos y susurros

1969

El rito

1969

Pasión

1968

La Vergüenza

1967

La hora del Lobo

1967

Stimulantia

1966

Persona

1964

Esas mujeres

1963

El silencio

1962

Los comulgantes

1961

Como en un espejo

1960

El manantial de la doncella

1958

El rostro

1958

En el umbral de la vida

1957

El séptimo sello

1957

Fresas salvajes

1955

Rêves de femmes

1955

Sonrisas de una noche de Verano

1953

Noche de circo

1953

Un Verano con Mónica

1952

Tres mujeres

1951

Juegos de Verano

1950

Sånt händer inte här

1950

Vers la joie

1949

La Sed

1947

Barco a la India

1946

Crise

1946

LLueve sobre nuestro amor

Actor:

Año

Título

Papel

1972

Gritos y susurros

El narrador

1969

El rito

le prêtre

1955

Rêves de femmes

-

1952

Tres mujeres

-

1947

Barco a la India

Man wearing a beret at the funfair


Guionista:

2003

Saraband

2000

Infiel

1996

Encuentros privados

1995

Sista skriket (TV)

1992

Las mejores intenciones

1982

Fanny y Alexander

1980

De la vida de las marionetas

1978

Sonata de Otoño

1977

El huevo de la serpiente

1976

Cara a cara

1974

La flauta mágica

1973

Secretos de un matrimonio

1972

Gritos y susurros

1969

El rito

1969

Pasión

1968

La Vergüenza

1967

La hora del Lobo

1967

Stimulantia

1966

Persona

1963

El silencio

1962

Los comulgantes

1961

Como en un espejo

1958

El rostro

1958

En el umbral de la vida

1957

El séptimo sello

1957

Fresas salvajes

1955

Rêves de femmes

1955

Sonrisas de una noche de Verano

1953

Noche de circo

1953

Un Verano con Mónica

1952

Tres mujeres

1951

Juegos de Verano

1950

Medan staden sover

1950

Vers la joie

1947

Barco a la India

1946

Crise

1946

LLueve sobre nuestro amor

Producción:

1980

De la vida de las marionetas

1966

Persona

1960

El manantial de la doncella

Premios8

Festival de Venecia

  • Gran Premio del Jurado por El rostro

  • Mención Especial por Fresas salvajes

  • Premio FIPRESCI por Fanny & Alexander

  • Sección Oficial por Música en la oscuridad


Premios Guldbagge

  • Mejor Actriz por Persona

  • Mejor Película por Persona


Oscar

  • Mejor Dirección Artística por Fanny & Alexander

  • Mejor Dirección de Fotografía por Gritos y susurros

  • Mejor Dirección de Fotografía por Fanny & Alexander

  • Mejor Película Extranjera por El manantial de la doncella

  • Mejor Película Extranjera por Como en un espejo


Festival de Venecia

  • Gran Premio del Jurado por El rostro

  • Mención Especial por Fresas salvajes

  • Premio FIPRESCI por Fanny & Alexander

  • Sección Oficial por Música en la oscuridad


Globos de Oro

  • Mejor Película Extranjera por El manantial de la doncella

  • Mejor Película Extranjera por Fresas salvajes

  • Mejor Película Extranjera por Sonata de otoño

  • Mejor Película Extranjera por Secretos de un matrimonio 1x01

  • Mejor Película Extranjera por Fanny & Alexander

  • Nominación - Mejor Película Extranjera por Gritos y susurros


Festival de Cannes

  • Gran Premio del Jurado por El séptimo sello

  • Mejor Actriz por En el umbral de la vida

  • Mejor Director por En el umbral de la vida

  • Mención Especial por El manantial de la doncella

  • Mención Especial por Gritos y susurros

  • Mención Especial por Sonrisas de una noche de verano


Festival de Berlín

  • Mención Especial por Como en un espejo

  • Oso de Oro - Mejor Película por Fresas salvajes

  • Premio FIPRESCI por Fresas salvajes


Premios César

  • Mejor Película Extranjera por Fanny & Alexander


Premios BAFTA

  • Mejor Dirección de Fotografía por Fanny & Alexander


Asociación Críticos de Londres

  • Mejor Película Extranjera por Fanny & Alexander


Asociación Críticos de Nueva York

  • Mejor Director por Gritos y susurros

  • Mejor Guión por Gritos y susurros

  • Mejor Película por Gritos y susurros


Asociación de Críticos Norteamericanos

  • Mejor Guión por Secretos de un matrimonio

  • Mejor Película por Secretos de un matrimonio

  • Mejor Película Extranjera por Fanny & Alexander

  • Nominación - Mejor Director por La hora del lobo


Bodil Awards

  • Mejor Película Europea por Sonata de otoño

  • Mejor Película Europea por Sonrisas de una noche de verano


Círculo de Escritores Cinematográficos

  • Mejor Director Extranjero por El séptimo sello

  • Mejor Película Extranjera por El séptimo sello


Premios Cóndor

  • Mejor Película Extranjera por Saraband


Premios Sant Jordi

  • Mejor Director Extranjero por El séptimo sello

  • Mejor Película por El séptimo sello

  • Mención Especial por Saraband


Fuentes de consulta:

  1. http://sofiaenelcine.blogspot.mx/2013/07/sonata-otonal-ingmar-bergman-1978.html

  2. http://cdigital.uv.mx/bitstream/12345678/646/1/tesis152.pdf

  3. http://www.familianova-schola.com/files/carencia_afectiva.pdf

  4. Raúl Martínez. Práxis Cinematográfica. Universidad Autónoma de Querétaro. Ediciones Nueva Sociología. México. 1998. Pág. 190

  5. http://www.biografiasyvidas.com/biografia/b/bergman.htm

  6. https://es.wikipedia.org/wiki/Ingmar_Bergman#Filmograf.C3.ADa

  7. http://www.sensacine.com/actores/actor-361/filmografia/

  8. https://www.filmin.es/director/ingmar-bergman




§ Catedrática de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales-UNAM

*Secretaria General de la Unión Nacional de Mujeres Mexicanas Asociación Civil.



© Se agradece el apoyo de las licenciadas: Eva Calderón, Eurídice Román de Dios, Adriana Romo Sotres, Pamela Jiménez Romo y Rosalinda Cuéllar Celis.

1 http://sofiaenelcine.blogspot.mx/2013/07/sonata-otonal-ingmar-bergman-1978.html

2 http://cdigital.uv.mx/bitstream/12345678/646/1/tesis152.pdf

3 http://www.familianova-schola.com/files/carencia_afectiva.pdf

4 Raúl Martínez. Práxis Cinematográfica. Universidad Autónoma de Querétaro. Ediciones Nueva Sociología. México. 1998. Pág. 190

5 http://www.biografiasyvidas.com/biografia/b/bergman.htm

6 https://es.wikipedia.org/wiki/Ingmar_Bergman#Filmograf.C3.ADa

7 http://www.sensacine.com/actores/actor-361/filmografia/

8 https://www.filmin.es/director/ingmar-bergman





La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal