Ésta es la versión de



Descargar 98.93 Kb.
Página1/3
Fecha de conversión03.05.2018
Tamaño98.93 Kb.
  1   2   3

Ésta es la versión de caché de G o o g l e de http://cecte.ilce.edu.mx/cecte/talleres/invedu/docs/metodologia.htm.
La caché de G o o g l e es la instantánea de la página que tomamos cuando exploramos la Web en forma automática.
Es posible que la página haya cambiado desde entonces. Haga clic aquí para ver la página actual sin resaltar.
Para vincularse a esta página o para marcarla, utilice el siguiente url: http://www.google.com/search?q=cache:j0odG6LkU94C:cecte.ilce.edu.mx/cecte/talleres/invedu/docs/metodologia.htm+goetz,+lecompte&hl=es&lr=lang_es&ie=UTF-8

Google no tiene relación con los autores de esta página ni es responsable de su contenido.

Se han resaltado estos términos de búsqueda: 

goetz 

lecompte 







METODOLOGÍA CUALITATIVA

Introducción

En los capítulos anteriores hemos tratado lo que se conoce como metodología cuantitativa, cuyas características son la aplicación del método hipotético-deductivo, la utilización de muestras representativas de sujetos, la medición objetiva de variables, la utilización de técnicas de recogida de datos cuantitativos, como las encuestas y los tests, la aplicación de la estadística en el análisis de datos, etc. Se trata de una investigación nomotética que pretende llegar a la generalización de resultados. Son ejemplos de metodología cuantitativa los estudios correlacionales, los diseños experimentales, etc.

En este capítulo nos vamos a referir a una corriente metodológica que se encuentra en el extremo opuesto y que ha recibido alternativamente distintas denominaciones: paradigma cualitativo, metodología cualitativa, interpretativa, etnográfica, ecológica, etogenética, naturalista, fenomenológica, etnometodología, interaccionismo simbólico, constructivismo, observación participante, estudio de casos, etc. Los distintos términos responden a enfoques ligeramente distintos, pero todos ellos comparten unos principios comunes.

La distintas denominaciones utilizadas por los diversos autores que se han ocupado del tema responden al énfasis que cada uno de ellos pretende resaltar. Incluso se puede afirmar que, muchas veces, algunos de estos términos se utilizan indistintamente como sinónimos. Así, por ejemplo, Erikson (1986) titula su artículo como "Métodos cualitativos de investigación en educación", y al mismo tiempo argumenta que prefiere utilizar el término "interpretativo" (p. 119)en lugar de cualitativo. Guba (1983) prefiere el término naturalista; Woods (1987) etnografía; Harre (1977), etogenético; Lincoln (1985: 43-104) y Guba (1985), entre otros, se refieren al "paradigma emergente", etc.

Con esto señalamos una cierta pluralidad terminológica, tal vez debido a que estos enfoques son relativamente nuevos en el campo de la investigación educativa. Por nuestra parte, vamos a referirnos a la metodología cualitativa como al conjunto de todas ellas. En los apartados siguientes se presenta una síntesis de los aspectos esenciales de esta corriente. Posteriormente nos referiremos a alguna tendencia concreta, pero teniendo siempre presente que es difícil distinguir entre ellas, todas comparten unos principios generales comunes y que las distintas denominaciones se utilizan muchas veces como sinónimos.

Orígenes y desarrollo de la investigación cualitativa

La observación descriptiva, las entrevistas y otros métodos cualitativos son tan antiguos como la misma historia. Los orígenes del trabajo de campo pueden rastrearse hasta viajeros y escritores que van desde Herodoto a Marco Polo. Pero es a partir del siglo XIX cuando se empiezan a utilizar conscientemente en la investigación social.

Hasta el siglo XVIII no se había prestado atención en describir y analizar la vida de los grupos sociales "sin voz" (sirvientes, clases bajas, proletariado, campesinos, vida rural, tribus, etc.). Cuando en la literatura aparecían personajes pertenecientes a estos grupos sociales, eran tratados con cierta incomprensión, poca seriedad, o incluso menosprecio, considerándolos a un nivel inferior. Las obras de Rousseau (1712-1778) preconizan una revolución social que empezará a tener sus efectos a partir de 1789 con la Revolución francesa. En 1775, en El barbero de Sevilla de Beaumarchais, se presenta, tal vez, una de, las primeras caracterizaciones simpáticas del sirviente.

A partir de los inicios del siglo XIX, el interés en la vida del mundo (Lebenswelt) de los pobres, especialmente del mundo rural, creció progresivamente. Las obras de los hermanos Grimm en Alemania, Charles Dickens en Inglaterra y la misma obra pedagógica de Pestalozzi (1746-1827) en Suiza, son ejemplos ilustrativos.

Durante todo el siglo XIX proliferaron los informes y narraciones de viajes. Principalmente los que relataban aspectos de la vida de los habitantes de las colonias que los países europeos tenían en ultramar. En este contexto emerge la antropología, con la cual se presta atención científica al estudio de estos grupos sociales y tribus desconocidas hasta entonces. Se empieza a denominar etnografía a una descripción monográfica de gente ethnoi (del griego "otros"). En esta época aparecieron una serie de "biografías de bebés", siendo el autor más destacado Charles Darwin (1809-1841), el cual convirtió la biografía de un bebé en un documento legítimo.

En 1914, Bronislaw Malinowski (1884-1942) visitó por primera vez Nueva Guinea. Permaneció allí varios años, especialmente en las islas Trobriand. Durante su estancia tuvo contacto directo con las sociedades primitivas. Este contacto íntimo fue mucho más intenso del que había tenido cualquier etnógrafo anterior. La obra de Malinowski (1922) revolucionó el campo de la antropología social. Sus descripciones incluyen el comportamiento explícito e inferencias sobre el conocimiento cultural implícito (creencias), que los mismos indígenas eran incapaces de expresar. El método de investigación era la observación participante y la entrevista en profundidad.

En la concepción de Freud (1856-1939), igual que en Malinowski, las personas saben mucho más de lo que son capaces de expresar. El psicoanálisis es una forma de entrevista en profundidad para llegar al inconsciente, el cual constituye una fuente de conocimiento para interpretar aspectos no manifiestos de la mente.

La teoría social alemana distinguía entre ciencias naturales (Naturwissenschaft) y ciencias humanas (Geisteswissenschaft). Dilthey (1833-1911) argumenta que los métodos de las ciencias humanas deben ser hermenéuticos o interpretativos. Su posición será adoptada por la fenomenología de Husserl (1859-1938), la sociología de Max Weber (1864-1920) y también el materialismo histórico y el materialismo dialéctico a partir de Karl Marx (1818-1883). Recordemos que uno de los puntos fundamentales del marxismo es el concepto de conciencia social: la concepción de sí mismo y del mundo está profundamente condicionada por las circunstancias. La ciencia social alemana pone el énfasis en el "punto de vista del actor". La fenomenología está en el origen de la investigación cualitativa. La introspección se considera válida como método científico.

En una dirección contraria se movía la teoría social francesa, con Comte (1795-1857) y Durkheim (1858-1917), mucho más próxima a las ciencias naturales. Lo que les interesa son los "hechos sociales". Así queda expuesto en el primer capítulo de Las reglas del método sociológico de Durkheim (publicada por primera vez en 1895 y cuya última reedición en castellano es de 1988). En esta dirección se mueve la metodología cuantitativa.

En síntesis, la investigación cualitativa tiene sus orígenes en la antropología, pretende una comprensión holística, no traducible a términos matemáticos, y pone el énfasis en la profundidad. Mientras que la investigación cuantitativa tiene sus orígenes en la sociología y en las ciencias fisico-naturales, parcializa la realidad para facilitar el análisis, y pretende estudios extensivos sobre muestras representativas de sujetos.

En esta revisión de los principales creadores de la ciencia antropológica deberíamos citar a Lévy-Bruhl (1857-1939), seguidor de Durkheim, que contribuyó al esclarecimiento de las formas primitivas de la vida mental del hombre. Radcliffe-Brown (1881-1955), con importantes aportaciones a la etnología en la corriente del funcionalismo. Lévi-Strauss (1908- ), con el estructuralismo, que aglutina la lingûistica de Jakobson, el inconsciente de Freud y. la etología de Radcliffe-Brown; en reacción contra Lévy-Bruhl escribió Structures élémentaires de la parenté en 1949, donde intenta demostrar el funcionamiento universal del espíritu humano; su método queda desarrollado en Anthropologie Structurale de 1958. Muchos investigadores han contribuido al desarrollo del pensamiento antropológico, que por razones de espacio no podemos ni tan siquiera citar. Para más información véase Evans-Pritchard (1988).

Margaret Mead (1901-1978) durante los años veinte realizó unos estudios antropológicos en Samoa (Mead, 1972), que pueden considerarse como la primera aplicación de la etnografía al campo educativo. Al mismo tiempo es uno de los primeros estudios que tratan de la educación fuera del contexto escolar. Para más información sobre Margaret Mead véase Cassidy (1985), así como sus numerosas y conocidas obras.

El empleo de métodos cualitativos se divulgó, gracias a la "Escuela de Chicago", entre 1910 y 1940. Destacan la sociología urbana de Park, Burgess y otros; historias de vida de criminales y delincuentes juveniles por Shaw, Sutheriand y otros; estudios etnográficos sobre inmigrantes a los Estados Unidos por Warner, Whyte, Thomas y otros. En estos estudios se utilizó la observación participante y la entrevista informal.

Después de la II Guerra Mundial hubo un predominio de la metodología cuantitativa. Los estudios cualitativos quedaron en el olvido en muchas Universidades. Precisamente en esta época Spindler y Kimball inician estudios etnográficos aplicados a la educación.

Durante los años sesenta empiezan a realizarse numerosas investigaciones de carácter cualitativo, principalmente en Estados Unidos y Gran Bretaña. En este último país cabe citar el liderazgo de Stenhouse (1926-1982) y las aportaciones de Elliott en la línea de la investigación acción que veremos en el capitulo siguiente. En 1968 se constituye el Council on Anthropology and Education, como miembro de la American Anthropological Association.

Durante los años ochenta se observa un creciente interés por la metodología cualitativa aplicada a la investigación educativa. La tercera edición del Handbook of Research on Teaching (Wittrock, 1986) incluye por primera vez un capítulo importante sobre metodología cualitativa (Erikson, 1986), así como otros capítulos en los que frecuentemente se le hace referencia. Muchas otras obras sobre metodología cualitativa se han publicado en los últimos años, por ejemplo las de Bogdan y Bikien (1982), Burgess (1982, 1985), Dobbert (1982), Spindler (1982), Van Maanen et al. (1982), Van Maanen (1983), Schwartz y Jacobs (1984), Walker (1985)9 Cook y Reichardt (1986), Taylor y Bogdan (1986), Woods (1987), Spindler y Spindler (1987), Goetz y LeCompte (1988), SherTnan y Webb (1988) y otras. En manuales de metodología general de investigación educativa, donde prácticamente había estado totalmente olvidada, también se empieza a tenerla en cuenta (Cohen y Manion, 1985). En 1988 ha salido el primer número de la Internacional Journal of Qualitative Studies in Education (QSE), cuyos editores son Webb y Sherman. La editorial Sage, que tuvo una gran divulgación a partir de finales de los setenta con la colección Quantitative Applications in the Social Sciences, ha iniciado una nueva colección sobre Qualitative Research Methods, con obras de Kirk y Miller (1986), Agar (1986), Punch (1986), Fielding y Fielding (1986), Fine y Sandstrom (1988), McCracken (1988), Morgan (1988), Pfaffenberger (1988) y muchas otras que van a salir en breve, lo cual obligará a una consulta constante de las nuevas publicaciones de esta editorial para estar al día de los nuevos avances, tanto en metodología cualitativa como cuantitativa.

 

Características de la investigación cualitativa

Entre los investigadores cualitativos hay desacuerdo acerca del procedimiento de la investigación y de sus fundamentos teóricos. Este desacuerdo hace que exista un cierto recelo a que nadie se erija como representante del conjunto de todos ellos (Erikson, 1986: 120). Como consecuencia, son escasas las exposiciones de carácter metodológico a nivel general. Por otra parte ha proliferado una terminología en la que muchas veces se utilizan como sinónimos vocablos distintos. Con todo, intentaremos ofrecer una aproximación a las características más comunes a la investigación cualitativa.

Como características generales comunes a las corrientes que se engloban en la metodología cualitativa podemos señalar las siguientes.

1. El investigador como instrumento de medida.- En la investigación cualitativa el investigador es el instrumento de medida. Todos los datos son filtrados por el criterio del investigador. Por consiguiente los resultados pueden ser subjetivos. Para evitar este peligro, el investigador debe adiestrarse en una disciplina personal, adoptando una "subjetividad disciplinada", que requiere auto-conciencia, examen riguroso, reflexión continua y "análisis recursivo". La "comprensión intersubjetiva" es otro procedimiento que se suele utilizar: el investigador explicita los aspectos subjetivos a los participantes en el estudio; esto produce una búsqueda de profundización en la comprensión de las experiencias de los sujetos. También puede emprender el uso sistemático del criticismo externo y la ayuda de críticos. El criticismo externo consiste en un cambio constante de rol interno-extemo. La "triangulación" es una de las estrategias más utilizadas. Se insiste en la honestidad y en la introspección, que permita distinguir entre ética y significados generados por los sujetos.

2. Estudios intensivos en pequeña escala.- Se trata de estudios en pequeña escala que sólo se representan a sí mismos. Se basa en la exploración intensiva de unos pocos casos. A veces se estudian casos muy especiales, como una erupción volcánica, el hundimiento del Titanic, el incendio del Hindenburg, una explosión atómica, etc., que son hechos que ocurren raras veces y son una fuente de investigación que probablemente no se pueda abordar mediante métodos cuantitativos. Sin embargo, en investigación educativa, suelen estudiarse las situaciones normales de clase en su ambiente natural.

3. Teorías e hipótesis.- No suele probar teorías o hipótesis. Es, más bien, un método de generar teorías e hipótesis.

4. No tiene reglas de procedimiento.- El método de recogida de datos no se especifica previamente. Las variables no quedan definidas operativamente, ni suelen ser susceptibles de medición. La base está en la intuición y en los aspectos artísticos del producto. La investigación es de naturaleza flexible, evolucionaría y recursiva.

5. Holística.- Abarca el fenómeno en su conjunto. No se detiene en dividirlo en variables o en discernir entre ellas.

6. Recursiva.- El diseño de investigación es emergente: se va elaborando a medida que avanza la investigación. El problema inicial se va reformulando constantemente para confirmar que los datos recogidos contribuyen a la interpretación del fenómeno. Cuando se encuentran desajustes importantes, se puede replantear el problema adoptando las modificaciones que se consideren oportunas.

7. Categorización.- Para categorizar suelen preguntar frecuentemente "¿Qué es un ejemplo de ...... ?". Van clasificando datos preguntándose "¿A qué grupo pertenece esta categoría?".

8. Análisis estadístico.- En general no permite un análisis estadístico. A veces, pueden hacer recuentos de frecuencias y categorizaciones, pero solamente cuando se está muy seguro de lo que se cuenta.

9. Serendipity.- Se pueden incorporar hallazgos que no se habían previsto (serendipity).

10. Emocionalmente satisfactoria.- Es importante asegurarse de que están hablando la voz de "su gente". Es democrática, o incluso populista.

La observación accidental juega un papel importante en la ciencia. De tal forma que se justifica el uso del término serendipity para referirse al descubrimiento de algo que no entraba en los objetivos de la investigación. El fisiólogo Cannon, en 1945, recogió el término serendipity de la obra Three princess of Serendip, de Walpole, donde se narra la historia de la búsqueda inútil de algo y el hallazgo de muchas otras cosas valiosas que no eran buscadas. Así sucede, a veces, en la ciencia. El investigador debe estar siempre alerta al descubrimiento fortuito de algo que no tiene previsto, por no entrar en los objetivos de su investigación.

En muchos trabajos cualitativos se intenta un análisis profundo, de finos detalles, del comportamiento y su significado en la interacción social diaria. El trabajo de campo incluye: a) participación intensiva y a largo plazo con los sujetos, b) registro cuidadoso de lo que acontece, mediante notas de campo y la recogida de evidencia documental (manuscritos, ejemplos de los trabajos de los alumnos, fotos, cassette, video, etc.); c) reflexión analítica a partir de los registros realizados y la documentación obtenida; d) descripción detallada, utilizando procedimientos narrativos.

En investigación cualitativa se pueden utilizar técnicas de. recogida de datos como los estudios de casos, las entrevistas en profundidad, la observación participante, fotografías, video, grabaciones, etc. Con esto se pretende estudiar lo que la gente "dice y hace", en lugar de lo que "dice que hace", más propio de las encuestas y métodos cuantitativos. Como técnicas de análisis de datos destaca la triangulación.

Erikson (1986: 132-133) contrasta las metodologías cuantitativa y cualitativa ilustrándolas mediante un juego de ajedrez. La investigación cuantitativa supone un tablero con unas piezas y unas reglas; la investigación cualitativa supone que el tablero, las piezas y las reglas son distintas en cada situación concreta. El estudio de la clase es un tema de topología social, más que de geometría social.

La investigación cualitativa ha recibido numerosas críticas referidas básicamente a que: a) es subjetiva; b) contiene una sobrecarga de los valores del investigador; c) no se puede replicar; d) tiene poca fiabilidad; e) tiene poca validez externa; f) las conclusiones no son generalizables; g) adolece de exactitud y precisión; h) es poco rigurosa y asistemático.

Desde los representantes de la investigación cualitativa se han dado justificaciones a estas críticas. En síntesis se trata de argumentar que la investigación cualitativa atiende a unos objetivos distintos de la investigación cuantitativa, pero que si "se hace bien" puede tener igual valor.

Cohen y Manion (1985: 264) presentan un cuadro de doble entrada que representa los principales métodos utilizables según el tipo de información requerida. Por su interés lo reproducimos en la Figura 75 en la página 260.

Howard Becker sostiene que los investigadores cualitativos no pueden evitar tomar partido en sus estudios (cit. por Taylor y Bogdan, 1986: 285). Esto enlaza la investigación cualitativa con la investigación acción que veremos en el capítulo siguiente. Existe una larga tradición de "investigación acción" ligada a los estudios cualitativos. Así, por ejemplo, los investigadores de la Escuela de Chicago trataron de cambiar las condiciones de los barrios precarios mediante sus incisivos estudios e informes de campo. Para Taylor y Bogdan (1986: 285) una negativa a tomar partido, con frecuencia equivale a defender el status quo: sin saberlo, investigadores sociales recogieron información sobre América latina para los militares de los Estados Unidos; también el gobierno de Sudáfrica utilizó la investigación etnográfica para tratar de hacer más eficaz el apartheid. La investigación debe ponerse del lado de los sometidos, de aquellos que no tienen un foro donde expresarse y ser escuchados. Para Bodemann el investigador debe intervenir activamente para aliviar el sufrimiento humano (cit. por Taylor y Bogdan, 1986: 286). En esto ya se había adelantado Galileo, según el cual la misión de la ciencia era aliviar el sufrimiento humano.

 

Recogida y análisis de datos

Un principio general consiste en realizar una recogida de datos lo más intuitiva posible. Existe el convencimiento de que la observación participante intensiva y a largo plazo, empezando sin expectativas conceptuales a priori, que podrían limitar la abertura de los investigadores de campo, es una de las formas más apropiadas de llegar a una comprensión interpretativa del fenómeno.

 

 

 

El trabajo de campo puede considerarse como una especie de mística, que por esencia no puede ser enseñado. La mejor preparación puede consistir en cursos de antropología y sociología, que incluyan bases teóricas e investigaciones prácticas. Burges (1982) y Denzin (1978) presentan sugerencias sobre el trabajo de campo. Erikson (1986: 140) cita como a un doctorando se le dieron las siguientes instrucciones: 1) encontrar el grupo étnico adecuado; 2) son muy útiles bloques de papel y lápices; 3) asegúrese de llevar una sarten, pero no se la preste a nadie: podría no recuperarla. Esta descripción humorística pretende subrayar que, en definitiva, se trata de empezar sin nada preconcebido. Podríamos recordar aquí a Antonio Machado: "Caminante no hay camino, se hace camino al andar". Se utiliza el razonamiento lógico y un criterio propio. Se aprenden los métodos con la práctica, de la misma forma que se aprende a nadar tirándose al agua. Se trata de hacer el proceso de recogida de datos lo más deliberativo posible y desarrollar la "visión social esteroscópica" del etnógrafo. El proceso de recogida de datos se contempla como la resolución progresiva de un problema, en el cual los métodos de muestreo, la formulación de la hipótesis y el análisis de datos, van de la mano en una interacción permanente, caracterizada por un proceso permanente de acción-reflexión.



Las técnicas de recogida de datos pretenden una reconstrucción de la realidad. Goetz y LeCompte (1988: 124-171), Schwartz y Jacobs (1984), Taylor y Bogdan (1986) y otros exponen las siguientes técnicas: observación participante y no participante, entrevistas estructuradas y no estructuradas, entrevistas en profundidad, declaraciones personales, historiales, comunicación no verbal, análisis de contenido, documentos personales, fotografías y otras técnicas audiovisuales, métodos interactivos y no interactivos, aplicación de medidas reactivas y no reactivas, etc. Estos autores incluyen ejemplos ilustrativos de aplicación de la metodología cualitativa. En "La entrevista de investigación" en la página 103 se hace una especial referencia a la entrevista en profundidad. Poirier, Clapier-Villadon y Raybaut (1983) exponen con detalle la metodología de los relatos de vida (récits de vie) y la biografía.

En las medidas reactivas el sujeto está al corriente de que es observado. Esto puede provocar que el sujeto reaccione en algún sentido, pudiendo distorsionar los resultados de la investigación (véase, por ejemplo, las características de la demanda en "Varianza y control experimental" en la página 160). Son medidas reactivas, por ejemplo, los tests, cuestionarios, entrevistas, etc. Las medidas no reactivas se caracterizan por el hecho de que los datos se recogen en una situación natural, de tal forma que los sujetos no están al corriente de que son observados. Por ejemplo el análisis de los productos realizados por los sujetos durante el curso pasado, los libros de texto utilizados en un centro, los libros de la biblioteca, y diversas características relevantes del centro que se pueden observar y indicarlo. El investigador, a veces, debe crear medidas no reactivas ad hoc para la investigación que se propone, puesto que se trata de instrumentos únicos para una determinada investigación. Sechrest (1979) y Webb et al. (1981) ofrecen abundantes sugerencias para su elaboración. También pueden consultarse Borg y Gall (1983: 495-500 y 909-910) Goetz y LeCompte (1988), Schwartz y Jacobs (1984) y Taylor y Bogdan (1986).

Un ejemplo de medida no reactiva es la técnica de la carta perdida, que a veces se utiliza en sondeos de opinión sobre la intención de voto. En esta técnica se escriben grandes cantidades de cartas a organizaciones que reflejan determinadas actitudes (por ejemplo un partido político). Estas cartas se "pierden" y van a parar a los buzones de una muestra representativa de sujetos. La técnica se basa en el supuesto de que la persona que "encuentra" una carta es más probable que la reenvíe al destinatario si la dirección corresponde a un organismo o persona (candidato) que refleja una actitud al cual se siente proclive. De esta forma, la cantidad de cartas devueltas refleja los porcentajes de las actitudes mantenidas por una comunidad. Se ha hipotetizado que algunas direcciones crean más curiosidad que otras, lo cual podría invalidar la técnica. En una investigación se escribieron cartas dirigidas a Educational Research Project, Marijuana Research Project y Sex Rescarch Project. Estas últimas fueron devueltas en una cantidad muy inferior a las demás, y muchas de ellas habían sido abiertas (Borg y Gall, 1983: 498-499).

Aspectos importantes a considerar en la recogida de datos son la negociación de la entrada en el "campo de estudio", el mantenimiento de unos principios éticos durante todo el proceso de investigación y el establecimiento de unas buenas relaciones (rapport) con los informantes. Erikson (1986: 141-142) y Taylor y Bogdan (1986) ofrecen sugerencias al respecto. También hay que considerar los aspectos éticos del trabajo de campo, tal como han señalado Taylor y Bogdan (1986: 94-99) y Punch (1987).

En la metodología cualitativa el análisis de datos va paralelo a la recogida de los mismos. No se distinguen como fases distintas. Hay una interacción permanente entre observación e interpretación; datos recogidos y análisis; en definitiva, acción-reflexión. Si se distinguen es simplemente a nivel didáctico.

Entre las técnicas propiamente cualitativas de análisis se pueden citar la triangulación, el análisis critico, la reflexión personal, contrastar hipótesis rivales, comparar, obtener feedback de los informadores, replicar, etc. En algunos casos pueden incluir técnicas de análisis cuantitativas, como distribuciones de frecuencia o tablas de contingencia.





Compartir con tus amigos:
  1   2   3


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2019
enviar mensaje

    Página principal