Tema 5 psicología social actitudes: Evaluaciones de varios aspectos del mundo social. Actitud ambivalente



Descargar 46.6 Kb.
Fecha de conversión29.10.2018
Tamaño46.6 Kb.
TEMA 5 PSICOLOGÍA SOCIAL

Actitudes: Evaluaciones de varios aspectos del mundo social.
Actitud ambivalente: La tendencia a tener evaluaciones positivas y negativas sobre un mismo objeto actitudinal; por tanto, nuestra actitud hacia él resulta ambivalente.

Formación de actitudes: ¿Cómo y por qué se desarrollan las actitudes?
Casi todos los psicólogos sociales creen que las actitudes son aprendidas.
Aprendizaje social: adquirir las actitudes a partir de los demás
Una fuente importante de nuestras actitudes es obvia: las adquirimos de otras personas a través del proceso de aprendizaje social. Este aprendizaje sucede a través de varios procesos.
Condicionamiento clásico: Aprendizaje basado en la asociación
Una forma básica de aprendizaje en la cual un estímulo inicialmente neutral, adquiere la capacidad de recordar reacciones a través de la asociación repetida con otro estímulo. En un sentido, un estimulo se vuelve una señal para la presentación o surgimiento del otro.
Ejemplo: Un niño ve a un grupo de alemanes. No ocurre nada. Pero su madre, acto seguido, los ve y se altera y pone mala cara. El niño se altera en ese momento. Cuando se cumple el condicionamiento clásico, el niño después de vivir esta escena varias veces, “sabe” como se tiene que comportar. Por lo tanto, cuando se cumple el condicionamiento clásico El niño se altera nada más ver el grupo de alemanes, no hace falta que su madre se altere para que el se altere también.
Condicionamiento subliminal: Proviene del condicionamiento clásico, es el condicionamiento clásico a través de la exposición a estímulos que están por debajo del umbral de atención consciente del individuo.
Ejemplo: Una sesión de fotografía de una persona a la cual los sujetos no conocen de nada, y de una forma muy rápida se pasan fotos que no se ven de manera consciente, entonces después de las fotos de esta persona, se les pide que opinen. Si se pasan fotos positivas, la imagen será positiva, si se pasan fotos negativas, la imagen será negativa.
Condicionamiento instrumental: Aprender a mantener los puntos de vista “correctos”
Una forma básica de aprendizaje en la cual se refuerzan las respuestas que llevan a un resultado positivo o que permiten evitar resultados negativos.
Ejemplo: Un niño de 5 años diciendo que es de derechas o de izquierdas, cuando realmente no tiene ni la más remota idea. ¿Por qué dice esto? Condicionamiento instrumental. Su padre le refuerza cada vez que dice que es de derechas, porque el mismo también es de derechas.
Aprendizaje observacional: Aprender a través del ejemplo
Una forma básica de aprendizaje en la cual los individuos adquieren nuevas formas de comportamiento o pensamiento a través de la observación del comportamiento de otros.
Ejemplo: Cuando un adolescente ve a su tío fumando, y luego lo copia. Por poner un ejemplo, realmente es cualquier cosa que se vea y se copie.
Comparación social y formación de actitudes: una base para el aprendizaje observacional
Es el proceso a través del cual nos comparamos con otros para determinar si nuestro punto de vista de la realidad social es o no correcto.
Ejemplo: Yo pienso que mi linterna de marca “XX” es la mejor del mundo mundial, y al hablar sobre mi linterna con mi amiga la de la tienda de campaña, ambos llegamos a la conclusión de que mi linterna, es la mejor del mundo mundial.

Factores genéticos: algunos hallazgos sorprendentes
Es posible que los factores genéticos afecten al cerebro, y por lo tanto a nuestras actitudes. Las actitudes de gemelos idénticos (gemelos) separados en la infancia tienen una correlación mayor que la mostrada por los no idénticos o entre personas no relacionadas. Este resultado proporciona evidencia para la perspectiva según la cual las actitudes están influidas, al menos en alguna medida, por factores genéticos.
Funciones de la actitud: ¿Por qué nos formamos nuestras actitudes en el primer momento?
Primero porqué las actitudes operan como esquemas, nos ayudan a interpretar y a procesar distintos tipos de información. Segundo porqué nos permiten expresar nuestros valores o creencias. Tercero porqué cumplen una función de autoestima ayudándonos a mantener o realzar nuestros sentimientos de confianza. También cumplen funciones de autodefensa, ayudando a la gente a protegerse de información no deseada de ellos mismos. Por último cumplen una función de motivación a causar una buena impresión, empleamos actitudes para causar una buena impresión en otros.

La relación entre actitud y comportamiento: ¿Cuándo y cómo influyen las actitudes sobre el comportamiento?
Se realiza esta pregunta porque se dan casos en los que las actitudes no influyen en nuestro comportamiento (por ejemplo, cuando ahí que decirle a un compañero que no nos gusta sus vaqueros, y el esta muy ilusionado con ellos) y casos en los que si se da la correlación, como por ejemplo pensar en una determinada postura política y corresponderla en las elecciones, ahí si que se da una relación entre actitud y comportamiento.

Estudiando la relación actitud-comportamiento
Evidencia de que las actitudes nos siempre predicen el comportamiento.
¿Cuando las actitudes influyen sobre el comportamiento? Especificad, fuerza, accesibilidad y otros factores
A continuación veremos varios factores que determinan la medida en que las actitudes influyen sobre la conducta.
Aspectos de la situación: Factores que nos dificultan expresar nuestras actitudes
Las restricciones situacionales moderan la relación entre actitudes y conducta: ellas impiden que las actitudes sean expresadas en una conducta.
Ejemplo: Imagina que estas con tu novio en casa de sus padres. ¿A que lo que te gustaría hacer no es lo mismo que lo que harás, si sus padres están en la misma habitación?
En general, preferimos situaciones que nos permiten expresar nuestras actitudes con nuestro comportamiento. En otras palabras, que escogemos participar en situaciones en las cuales decimos y actuamos como pensamos, no nos gusta ser hipócritas, no estamos a gusto.
Aspectos propios de las actitudes
La relación entre actitudes y conducta esta fuertemente determinada por varios aspectos propios de las actitudes:
Origen de las actitudes
Las actitudes formadas a través de la experiencia directa a menudo ejercen mayores efectos en la conducta que las formadas indirectamente.
Fuerza de la actitud
Un factor de los más importantes. Cuanto más fuerte sean las actitudes, mayor será su impacto en la conducta. “Fuerza” hace referencia a:
1ºIntensidad: Fuerza de la reacción emocional provocada por el objeto de la actitud.

2ºImportancia: La medida en la que un individuo se preocupa a conciencia por la actitud.

3ºConocimiento: Cuanto sabe el individuo acerca del objeto de la actitud.

4ºAccesibilidad: Con que facilidad se recuerda la actitud frente a varias situaciones.
Especificidad de la actitud
La medida en que las actitudes están centradas en aspectos o situaciones específicas más que en temas generales.
Se refiere a que, cuando se da una relación entre conducta y actitud, mientras ambas sean del mismo nivel, más fuerte será la relación entre ellas.
¿Cómo influyen las actitudes sobre el comportamiento>? Intenciones deseo y acción
Actitudes, pensamiento razonado y comportamiento
Teoría de la acción razonada: Una teoría que sugiere que la decisión de comprometerse en una conducta particular es el resultado de un proceso racional en el cual se consideran las opciones de la conducta, se evalúan las consecuencias o resultados de cada una y se llega a una decisión de actuar o no. Esta decisión se refleja entonces en las intenciones conductuales, las cuales influyen fuertemente en la conducta.
Según esta teoría, las intenciones están determinadas por dos factores, las actitudes hacia la conducta (Evaluaciones positivas o negativas de ejecutar la conducta) y normas subjetivas (como verán los individuos que tu realices esa conducta).
Teoría de la conducta planeada: Una extensión de la teoría de la acción razonada, que sugiere que además de las actitudes hacia un comportamiento dado y de las normas subjetivas acerca de este, los individuos también consideran el control de la conducta percibido (vamos, su habilidad para ejecutar su conducta).
Actitudes y reacciones inmediatas de comportamiento
Las dos teorías anteriores son adecuadas en situaciones en las cuales tenemos la oportunidad de reflexionar cuidadosamente acerca de varias situaciones.
Si en la situación debemos de actuar rápidamente, se da la teoría de:
Modelo del proceso de-la-actitud-a-la-conducta: Un modelo de cómo las actitudes guían el comportamiento. Enfatiza la influencia tanto de las actitudes como del conocimiento almacenado sobre lo que es apropiado en una situación dada en la definición individual de la situación. Esta definición, a su vez, influye sobre el comportamiento.
El fino arte de la persuasión: emplear mensajes para cambiar actitudes
Persuasión: El esfuerzo para cambiar las actitudes de los otros a través del uso de diferentes tipos de mensajes.
Persuasión: el enfoque tradicional
Los esfuerzos de persuasión consisten en que alguna fuente emite algún tipo de mensaje (comunicación) a alguna persona o grupo de personas (la audiencia).
¿Quién dice qué a quien con qué efecto?


  • Comunicaciones que son creíbles: Quienes parecen conocer de lo que están hablando o son expertos con respecto a los temas que están presentando son más persuasivos que los no expertos.

  • Los comunicadores que son atractivos de alguna manera son más persuasivos que los que tienen un poco atractivo.

  • Los mensajes que no parecen estar diseñados para cambiar nuestras actitudes son a menudo más efectivos en este sentido que aquellos que parecen intentar alcanzar esta meta.

  • Algunas veces, la gente es más susceptible a la persuasión cuando es distraída por algunos eventos externos que cuando esta atenta a lo que se esta diciendo.

  • Cuando una audiencia tiene actitudes contrarias a las del persuasor, a menudo resulta más efectivo para el comunicador adoptar un enfoque bilateral, en el cual ambos lados del argumento son presentados, antes que tomar un enfoque unilateral.

  • Las personas que hablan rápido son a menudo más persuasivas que las que hablan más lento.

  • La persuasión puede ser incrementada por mensajes que activen fuertes emociones en la audiencia, sobretodo en situaciones en las que la comunicación proporciona recomendaciones especificas para evitar situaciones que generan miedo.


El enfoque cognitivo de la persuasión: procesamiento sistemático versus procesamiento heurístico
¿Cómo procesamos la información contenida en los mensajes que obtenemos? Se dan dos modos.
Procesamiento sistemático/Ruta central: Es el proceso de la información de un mensaje persuasivo que implica hacer consideraciones cuidadosas del contenido y de las ideas del mensaje. (Vamos, cuando te comes la cabeza viendo un mensaje y lo consideras antes de aceptarlo)

Procesamiento heurístico/Ruta periférica: El procesamiento de la información de un mensaje persuasivo que implica el empleo de reglas simples o de atajos mentales. (Cuando aceptas los mensajes de cualquier cosa sin prestarle mucha atención).
El modelo de la probabilidad de elaboración: Es una teoría que sugiere que la persuasión puede suceder de dos maneras distintas que difieren en la cantidad del esfuerzo cognitivo o de la elaboración que requieran. (Cuando se utiliza cada modo)
El procesamiento sistemático o ruta central se usa si:


  • Cuando nuestra capacidad para procesar la información es relativamente alta (conocemos el tema)

  • Tenemos mucho tiempo para implicarnos en este pensamiento

  • Estamos motivados para hacerlo; Es importante para nosotros

El procesamiento heurística o ruta periférica se usa si:




  • Carecemos la capacidad para procesar mas cuidadosamente (no tenemos datos o conocimientos)

  • Tenemos poco tiempo para realizar la elección

  • Nuestra motivación es baja; No nos interesa para nada el tema.


Cuando falla el cambio de actitud: resistencia a la persuasión
Somos resistentes a la persuasión, si no fuera así estaríamos cambiando de opinión sobre cada tema cuando escuchásemos una opinión distinta.
Reactancia: proteger nuestra libertad personal
La reactancia es una reacción negativa ante las amenazas a la propia libertad personal. La reactancia incrementa, con frecuencia, la resistencia a la persuasión.
Se da cuando nos intentan persuadir de algo que no queremos, y nos insisten mucho.
Advertencia: conocimiento previo del intento persuasivo
La advertencia es el conocimiento anticipado de que uno va a ser objetivo de un intento de persuasión. La advertencia incrementa, con frecuencia, la resistencia a la persuasión que sigue.
Evitación selectiva
Una tendencia a dirigir la atención fuera de la información que reta las actitudes existentes. Tal evitación incrementa la resistencia a la persuasión.
Defensa activa de nuestras actitudes: Argumentar contra puntos de vista opuestos
Contraargumentamentamos activamente las posturas contrarias a las nuestras. Parece que una de las razones por la que somos tan buenos resistiendo la persuasión es que no solo ignoramos la información inconsistente con nuestras posturas sino que también procesamos cuidadosamente la información contraria y argumentamos activamente en su contra.
Vacunación contra las “malas ideas”: Cuando otros nos anticipan contra argumentos
La exposición a dosis relativamente débiles de argumentos opuestos a nuestras actitudes puede servir para fortalecer las posturas que tenemos.
Asimilación sesgada y polarización de la actitud: “Si es contrario a lo que yo pienso, ¡no es de fiar!”
Asimilación sesgada: La tendencia a considerar menos convincente o confiable la información que contradice nuestros puntos de vista, que la que las confirma.
Polarización de la actitud: La tendencia a evaluar la información o la evidencia mixta, de tal manera que refuerza nuestros puntos de vista iniciales haciéndolos mas extremos.
Disonancia cognitiva: ¿Por qué algunas veces nuestro comportamiento puede influir en nuestras actitudes?
Por la disonancia cognitiva: Un estado interno desagradable que ocurre cuando los individuos observan inconsistentes entre dos o más de sus actitudes y su comportamiento.
Disonancia cognitiva: ¿Qué es y cuáles son las maneras (directas e indirectas) de reducirlas?
La disonancia se centra en tres mecanismos básicos:
Podemos cambiar nuestras actitudes o nuestra conducta para hacerlas más consistentes entre ellas.

Podemos reducir la disonancia cognitiva adquiriendo nueva información que apoye nuestras actitudes o nuestra conducta.

Podemos decidir que la inconsistencia en realidad no nos importa; nos podemos aplicar la trivialización, por lo tanto, alguna inconsistencia entre ellas no nos preocupa.
Trivialización: Una técnica para reducir la disonancia. Consiste en reducir de manera cognitiva la importancia de actitudes y comportamientos que son inconsistentes.
Estas estrategias se ven como enfoques directos para reducir la disonancia: se centran en las discrepancias existentes entra la actitud y la conducta. Sin embargo, la disonancia puede también reducirse a través de tácticas indirectas.
¿Resulta realmente desagradable la disonancia?
La disonancia, de hecho, produce un sentimiento negativo.
¿Es la disonancia una experiencia humana universal?
Los factores culturales, de hecho, influyen en el funcionamiento de la disonancia. Entonces, incluso con respecto a los aspectos más básicos del pensamiento social es esencial tener en cuenta, de manera cuidadosa, la diversidad cultural.
Disonancia y cambio de actitud: los efectos de la condescendencia inducida
Existen momentos en la vida diaria, en los que tenemos que hacer cosas que son inconcluentes con nuestras actitudes. Esto se llama condescendencia forzada. Al darse la condescendencia forzada, se activa la disonancia.
Condescendencia inducida o forzada: Situaciones en las que los individuos son de alguna manera inducidos a decir o hacer cosas inconsistentes con sus actitudes reales.
La disonancia y el efecto menos-lleva-a-más
Efecto menos llega a más: Ofrecer pequeñas recompensas individuales por realizar comportamientos contrarios a las actitudes produce, generalmente, más disonancia que si se ofrecen recompensas mayores.
Ejemplo: Si se ofrece 1 euro a los sujetos para que digan que un comportamiento que en un principio resulta aburrido, resulta interesante, la disonancia será mayor que si se repite el mismo proceso pero se ofrecen 20 euros. No actúa como un soborno, sino como un refuerzo.
La disonancia como una herramienta para cambios favorables en el comportamiento: cuando la hipocresía puede ser una fuerza para el bien.
Hipocresía: mostrar públicamente algunas actitudes o comportamientos pero luego actuar de una manera inconsistente con estas actitudes o comportamientos.
Utilizar la disonancia para generar hipocresía puede, de hecho, ser una herramienta poderosa para cambiar la conducta de la gente de manera beneficiosa.


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal