Tema la poesía desde los novísimos a la actualidad



Descargar 18.96 Kb.
Fecha de conversión13.12.2018
Tamaño18.96 Kb.
Tema 8. LA POESÍA DESDE LOS NOVÍSIMOS A LA ACTUALIDAD.
El panorama poético de las últimas décadas del siglo XX es de una gran complejidad debido a la convivencia de poetas procedentes de distintas generaciones y la multiplicidad de tendencias. Por un lado continúan su obra poetas consagrados de generaciones anteriores y por otro comienzan a publicar poetas más jóvenes.

Destaca la irrupción de mujeres en el ámbito de la poesía.

Se observa una dispersión de la poética de la generación anterior. En buena medida, estos poetas vuelven a la poética de generaciones anteriores:

- Revisan la tradición y se fijan en poetas hasta entonces ignorados como María Zambrano o Manuel Machado.

- Leen poesía europea y americana como a Emily Dickinson o Thomas S. Eliot.

- Encuentran sus modelos en José Hierro y, sobre todo, en los autores de la generación de medio siglo ( Jaime Gil de Biedma, José Ángel Valente, Claudio Rodríguez).


1. AÑOS 70: LOS NOVÍSIMOS:
En los años finales de la década de los 60 una nueva tendencia va a asomar en el panorama lírico español. Se trata de una poesía de corte surrealista, muy influida por la obra de Aleixandre. Tres son los libros que marcan su nacimiento: Arde el mar (1966) de Pedro Gimferrer; Una educación sentimental (1967) de Manuel Vázquez Montalbán y Dibujo de la muerte de Guillermo Carnero.

Estos autores son el modelo de una nueva sensibilidad. Son poetas nacidos después de la Guerra Civil y su bagaje cultural es muy amplio.

En la temática encontramos lo personal (la infancia, el amor) junto a lo público (la sociedad de consumo, la guerra de Vietnam) y por lo general, la mayoría de estos autores muestran en lo personal y en lo político su inconformismo.

Es el estilo lo que les importa ante todo a estos poetas. La renovación del lenguaje poético es su objetivo principal y ven en el surrealismo una lección vigente de ruptura con la lógica de un mundo absurdo.

Características:


  • Acentúan la importancia concedida al aspecto verbal y a la huida de la realidad. Ruptura con la poesía anterior.

  • Reserva sentimental. El yo del autor desaparece para que su lugar lo ocupe otro inventado por el poeta.

  • Influencia del cine y de los medios de comunicación: referencias a películas, canciones, famosos.

  • Lectura restrictiva de la tradición. Encabezados por Pere Gimferrer, buscaron un lenguaje poético exuberante, de procedencia simbolista, surrealista y, sobre todo, modernista. Prefieren el verso largo.


Pere Gimferrer es un poeta esteticista, con gran capacidad de sugestión poética, profundo culturalismo e influencia surrealista.

Un caso especial fue el de Leopoldo María Panero, hijo del poeta Leopoldo Panero y hermano de Juan Luis Panero, también poeta, mostró desde muy pequeño 


su interés por la poesía. Inició su carrera como poeta de la mano de Pere Gimferrer; sin embargo, su vida estuvo marcada por el alcoholismo, la depresión y la esquizofrenia que lo mantuvo internado en un pabellón psiquiátrico. Entre su obra cabe destacar Poemas del manicomio de Mondragón y Heroína y otros poemas.
Con la llegada de la democracia estos autores atenúan su actitud culturalista, por ejemplo, Siles inicia una poesía más intelectual, Colinas aúna Romanticismo y Modernismo, Luis Antonio de Villena entronca con la tradición poética grecolatina, Luis Alberto de Cuenca (1950) pasó del culturalismo inicial a una poesía intimista y narrativa, en la que los temas, procedentes del mundo cotidiano, se abordan con un distanciamiento irónico.…
2. LA POESÍA EN LOS 80

Los poetas nacidos en los 60 empiezan a publicar por estas fechas y a pesar de la pluralidad de tendencias sí se pueden encontrar unas características comunes:



  • Sus modelos son Gil de Biedma, Cernuda,…

  • Recuperan formas métricas tradicionales.

  • Introducen términos coloquiales, del lenguaje publicitario y huyen de lo abstracto.

  • Abordan temas relacionados con la propia experiencia: el paso del tiempo, las relaciones personales…

  • Emplean el humor y la parodia para distanciarse.

Destacan tres grupos: los poetas de la experiencia, poetas del silencio y poetas neosurrealistas.
2.1 La poesía de la experiencia
Se trata de una poesía realista, con vocabulario sencillo, que habla de situaciones cotidianas y transmite emociones. Sin embargo, sus autores no comunican su propia intimidad como los poetas románticos, sino que creen en la necesidad del distanciamiento irónico.

Los rasgos más característicos de su poesía son:

- Un lenguaje directo y sencillo, incluso conversacional.

- Tono de ironía suave, más humorística que amarga.

- Ambientes urbanos tomados de la vida cotidiana (bares de copas, ruido de tráfico...).

- Sus temas son el amor y la amistad, la nostalgia por el paso del tiempo, la aceptación del fracaso...


Los poetas más representativos de esta tendencia fueron Luis García Montero (El jardín extranjero, Habitaciones separadas), Felipe Benítez Reyes (Paraíso manuscrito, Los vanos mundos) y Carlos Marzal ( El último de la fiesta).
2.2 La poética del silencio
Los poetas de esta corriente mantienen una visión exigente de la poesía, alejada de la anécdota vital y del lenguaje conversacional de los poetas de la experiencia. Para ellos, la poesía está al servicio de la reflexión y es una forma de conocer el mundo.

Poetas de esta corriente son Miguel Casado ( Inventario), Olvido García Valdés ( Ella, los pájaros, Esa polilla que delante de mí revolotea) y Ada Salas ( Variaciones en blanco).

A esta nómina se le puede añadir Antonio Gamoneda, quien, aunque por edad pertenece a la generación del 50, comienza a ser conocido en esta etapa, cuando publica Edad y Libro del frío.
2.3 El neosurrealismo
Se expresa fundamentalmente a través de imágenes oníricas o visionarias.

Escriben poesía neosurrealista, entre otros, Blanca Andreu ( De una niña de provincias que se vino a vivir en un Chagall) y Juan Carlos Mestre ( La visita de Safo).


En otras tendencias escriben Ana Rosseti, Luisa Castro, Andrés Trapiello, César Antonio Molina, Julio Llamazares, Tomás Sánchez Santiago
3. FINALES DEL SIGLO XX HASTA NUESTROS DÍAS
Al finalizar el siglo XX la poesía se vuelve más social porque el poeta se compromete en la denuncia de un mundo injusto e insolidario.

Los temas preferidos son el ecologismo, la globalización, el subdesarrollo el neoliberalismo.

La poesía se entiende como un espacio de resistencia, pero también es una poesía de preocupaciones existenciales que bucea en la incertidumbre y la desubicación del individuo.

Destacan poetas como Jorge Riechmann (El día que dejé de leer El País, Poesía desabrigada.), Ana Merino (La voz de los relojes), Raquel Lanseros, Elena Medel, Andrés Neuman


No obstante, es una poesía demasiado cercana en el tiempo como para que se pueda sistematizar o teorizar sobre ella, de momento.






La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal