Temporada n° 55 Cine gaumont



Descargar 21.37 Kb.
Fecha de conversión25.12.2018
Tamaño21.37 Kb.
F
undación Sin Fines de Lucro

Declarada de interés especial por la Legislatura del Gobierno de la Ciudad
www.cineclubnucleo.com.ar
Exhibición n° 6945 6946 Martes 18 de marzo de 2008

Temporada n° 55 Cine GAUMONT

2 DÍAS EN PARÍS (Deux jours à Paris, Francia / Alemania – 2007). Dirección: JULIE DELPY. Guión: Julie Delpy. Música original: Julie Delpy. Fotografía: Lubomir Bakchev. Montaje: Julie Delpy. Edición de sonido: Robin Pohle, Sven Serfling. Dirección de Arte: Barbara Marc. Vestuario: Stéphane Rollot. Elenco: Julie Delpy ( Marion), Adam Goldberg (Jack), Daniel Brühl (Lukas), Marie Pillet (Anna), Albert Delpy (Jeannot), Aleksia Landeau (Rose), Adan Jodorowsky (Mathieu), Alexandre Nahon (Manu), Charlotte Maury-Sentier, Vanessa Seward (Vanesa), Thibault De Lussy (Gaël), Chick Ortiga, Patrick Chupin, Antar Boudache, Ludovic Berthillot, Hubert Toint, Sandra Berrebi (Sandra), Arnaud Beunaiche (Edouard), Claude Harold (Micha Sisinsky), Benjamin Baroche (Doctor), Jean-Baptiste Puech, Clément Rouault, Nanou Benhamou, Emma Piesse (Emma), Verónica Redondo Moreno. Productores: Christophe Mazodier, Thierry Potok. Productores ejecutivos: Nikolaus Lohmann, Tilo Seiffert. Productoras: Tempête Sous un Crâne, 3L Filmproduktion, Back Up Media, Polaris Films Duración original: 96’.



Este film se exhibe por gentileza de Impacto Cine.

El film

¿Por qué hizo esta película?

Empecé a pensar en esta película hace 5 ó 6 años. Hace años que escribo guiones, pero siempre salen por encima de los dos millones, como The Countess, (basada en la vida de Erzebet Bathory) o The End of the War (El fin de la guerra), una película que transcurre en el Pacífico acerca de unos soldados japoneses durante la II Guerra Mundial (hablada en japonés), o también World War or Other Fun Stuff to Watch on the Evening News (La guerra mundial o esas cosas divertidas que se ven en las noticias), una comedia acerca de la guerra y de los medios. Llevo años intentando sacar adelante estos proyectos, pero me cuesta mucho encontrar a alguien que los financie porque se acercan más a los cinco millones. Un amigo mío me aconsejó que mi primera película como directora fuera de bajo presupuesto y que no se alejara mucho de los temas en los que se acostumbra verme. Había co-escrito Antes del atardecer (Before sunset, Richard Linklater-2004) y supuse que si presentaba un proyecto con un presupuesto parecido, sería más fácil financiarlo. Pero quería hacer algo diferente, casi lo opuesto. Ya había escrito parte de 2 días en París cuando empecé con Antes del atardecer. Supongo que mucha gente pensará que sólo sé escribir acerca de una pareja francoamericana en París. No es así, pero nadie me da dinero para financiar mis otros proyectos... No es habitual encontrar a una francesa que escribe guiones de películas bélicas japonesas. Cuando quedé con Christophe Mazodier para hablar de otro proyecto, aproveché para contarle éste. Al principio, quería hacerlo con 20.000 euros, estilo guerrilla, pero me propuso producirlo y encontrar más financiación. Y lo consiguió, pero no fue fácil porque aún no había terminado el guión. Terminé de escribirlo después de conseguir el dinero, algo no muy habitual. Primero entró 3L y luego, Rezo. Conseguimos la financiación en 2006 en Berlín con sólo medio guión.



¿Escribió el guión en pocas semanas?

Sí y no. Pienso y planeo mucho antes de ponerme a escribir. Luego viene muy rápido. Escribí la primera versión de Antes del atardecer en 5 días, pero Richard Linklater, Ethan Hawke y yo llevábamos años moldeando la idea. Luego seguimos puliéndola. Lo mismo pasó con 2 días en París. Escribí la primera versión en muy poco tiempo. Luego estuve puliendo el guión hasta el último fin de semana antes del rodaje.



¿Le preocupaba escribir otro guión después de haber sido nominada a un Oscar?

Me sentí muy halagada al ser nominada por Antes del atardecer con Rich y Ethan. Disfruté mucho escribiendo esa película; me parece maravillosa y con mucha clase. Pero no me gusta mirar atrás, prefiero mirar adelante. Además, quería que este guión fuera honesto y realista, políticamente incorrecto y un poco malvado. Antes del atardecer es muy romántica y tierna, y 2 días en París no es nada de eso. Es posible que los románticos se queden algo sorprendidos. Es otra parte de mí como guionista. Exploraré otra cosa en el próximo, me gusta cambiar de género.



Hay muchos amigos y familiares entre el reparto.

Bueno, cuando se rueda una película con poco dinero, es mejor estar rodeada de personas de confianza, como si fuera una familia. Además, es mi primera película como directora en Francia, no he tenido tiempo de construir una relación con un equipo. Por eso me relajaba tener a gente conocida en el reparto. También escribí varios papeles pensando en actores en concreto. Siempre pensé en Adam Goldberg para interpretar a Jack, y pensaba en mis padres para los padres de Marion porque son actores maravillosos. Descubrí que muchos inversores se asustaban ante el lenguaje un tanto vulgar del padre, pero sabía que mi padre sería capaz de imprimirle un toque adorable porque se parece a Papá Noel, un Papá Noel algo perverso. Lo mismo pasaba con el personaje de la madre, que podía parecer bastante loca, pero mi madre sabría manejarlo. Igual que mi hermana Alexia Landeau... Bueno, seré sincera. Cuando escribí los papeles de los padres de Marion, no pensaba en mis padres, habría sido demasiado peligroso. Habrían acabado secuestrando a mi gato y haciéndome chantaje.



2 días en París es una comedia romántica que transcurre en París.

No lo llamaría una comedia romántica, me parece más cómica que romántica. La película es muy crítica con todos, hombres, mujeres, franceses, estadounidenses, etcétera. Los franceses tienen la costumbre de no criticar nunca lo que hacen mal. Los franceses son perfectos. En serio.



¿Francia contra Estados Unidos?

No, no enfrento a las dos culturas, pero al vivir en ambos países, me doy cuenta de las diferencias. Aunque tampoco somos tan diferentes. Somos gente libre y ninguna madre mutila a su hija. Vivimos en el mismo mundo, pero existen profundas diferencias en la forma en que tratamos cosas básicas, como el amor, la familia, etcétera. En mi opinión hay dos tipos de franceses: los franceses como el personaje de Gaël, gente bastante horrible que representa a la burguesía que ahora mismo tiene el poder en el país; y están los otros, los galos, como los padres de Marion. Son galos liberales, bueno, mejor aún, son anarquistas, ¡galos anarquistas! Jack es un hombre liberal, crítico y con una mente abierta hasta que atacan su propiedad privada. En este caso, su propiedad privada es Marion. No soporta la idea de que la haya compartido con alguien en el pasado, no digamos en el presente. La película habla de los celos. Habla de los pequeños problemas a los que todos nos enfrentamos en la vida. Me encantaría hacer una película acerca de la guerra y de la corrupción, pero cuesta muy caro. En vez de eso, hice una película que trata de los celos y de la naturaleza humana. Intenté que fuera cómica, porque los problemas de mis personajes no son muy graves.



¿Rodó la película en cuatro semanas porque quiso?

Me habría encantado tener un día más para rodar la fiesta, por ejemplo, pero en general me gustó trabajar bajo presión. No hubo tiempo para los ensayos, y eso fue lo más difícil para mí. Sobre todo con Adam, pero estaba trabajando en Cambiando el pasado (Déjà Vu, Tony Scott-2006) y apareció doce horas antes de que empezara el rodaje. No hubo más remedio que adaptarse. Por suerte, Adam suele estar perfecto en la primera toma. Ahora que lo veo con más distancia, es posible que no hubiera sido tan positivo ensayar. Así no tuve tiempo de analizar la película. No creo que funcione con todas las películas, pero añadió un toque de espontaneidad a esta.

(Entrevista extraída de www.elgolem.es)
El primer largometraje como directora de Julie Delpy demuestra que haber trabajado como actriz en películas de algunos de los directores más interesantes de los últimos veinte años no ha sido para ella en balde. Como tampoco el haberse atrevido con la difícil faceta de guionista, por la que incluso obtuvo una nominación al Oscar por su participación en el libreto de Antes del atardecer, de Richard Linklater. Quizá por ello, 2 días en París es una cinta bien construida, con la dificultad añadida de basarse, casi en exclusiva, en las (interminables) conversaciones de una pareja (francesa ella, norteamericano él), durante una estancia relámpago de cuarenta y ocho horas en la capital francesa. Un tiempo más que suficiente para que surjan los conflictos personales, emocionales, sexuales y culturales, simples encarnaciones, nos viene a decir el film, de una única y congeladora certeza: la de que, en el fondo, nunca llegamos a conocer lo bastante a la persona que duerme a nuestro lado.

Y para demostrarlo, Julie Delpy bebe directamente de las fuentes, no sólo de la de Woody Allen (quizá la influencia más reconocible por ser, además, la más fácilmente identificable), sino en la de una cinematografía europea cuya bandera sería la obra de Rohmer y su exploración de lo que de verdad se oculta tras la aparente intelectualidad de la culta burguesía artística francesa, y que parece divergir cada vez más (o al menos eso nos sugiere la cinta a través de los diálogos de los taxistas, aquí auténticos portavoces de las corrientes ocultas que van agujereando el subsuelo del admirado modelo galo) de las verdaderas preocupaciones que acechan a una sociedad llena de contradicciones.

El problema tal vez sea que, a pesar de su agilidad y de su duración razonable, 2 días en París padece cierto exceso de diálogos. Sin embargo, estas pequeñas taras no restan méritos a una ópera prima aquilatada y bien equilibrada entre sus intenciones y sus resultados. En general bastante ágil, y con unas buenas interpretaciones de todo el reparto (desde los protagonistas, con un Adam Goldberg que ofrece el adecuado contrapunto racional a su un tanto proclive a la dispersión pareja, a los padres, la hermana y el grupo de amigos de Marion), ofrece además un en general bien dosificado cóctel que, como sus referentes, no duda en utilizar el tono de comedia ligera para tratar un tema que también podría haber dado material para un drama, y que integra en su metraje suficientes dosis de humor, crítica, conversaciones intelectuales y dosis romántica como para mantener el interés (por no hablar, por supuesto, del también tradicional canto a París, ciudad convertida ya en toda una categoría cinematográfica).

Una película que demuestra que la Delpy puede crecer como directora: sabe manejarse y tiene un buen sentido de la proporción. Si confirma ese talento cuando dirija una nueva cinta, y es capaz de dejar un sello más personal, podríamos estar hablando de una nueva e interesante nueva autora. Y eso, qué duda cabe, es siempre para los cinéfilos la mejor de las noticias.

(Miguel A. Delgado, extraído de www.labutaca.net)

_______________________________________________________________________________________


Usted puede confirmar la película de la próxima exhibición llamando al 48254102, o escribiendo a nucleosocios@argentina.com

Todas las películas que se exhiben deben considerarse Prohibidas para menores de 18 años.



________________________________





La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal