Teoría ficha 1 A. Comprensión lectora



Descargar 19.13 Kb.
Fecha de conversión05.07.2017
Tamaño19.13 Kb.
TEORÍA FICHA 1

A. Comprensión lectora

A1. Pasos para resumir un texto narrativo

1. ¿Quién es el protagonista? Nombre y breve información.

2. ¿Qué quiere/desea?

3. ¿Qué se lo impide? ESTO ES LA APARICIÓN DE UN CONFLICTO

4. ¿Quién le ayuda a resolver el conflicto?

5. ¿Consigue su objetivo inicial? Si la respuesta no es afirmativa: ¿qué consigue en lugar de lo que buscaba?

Ejemplo: resumen de James y el melocotón gigante de Roald Dahl

James es un niño de cuatro años que quiere disfrutar de su familia y amigos. El problema es que sus padres fallecen y es adoptado por sus malvadas tías. Un desconocido le regala unas semillas mágicas que debe comer, pero a James le caen

al suelo y un melocotón crece de pronto. El niño se adentra en el melocotón y conoce

a unos animalitos enormes del que se hará amigo. Todos juntos escaparán de la casa de las terribles tías y James recuperará la felicidad.

A2. Los títulos deben demostrar comprensión lectora (reflejar el conflicto del protagonista). Cuando escribimos a mano los subrayamos y si es a ordenador pueden subrayarse o ponerse en cursiva.

A3.Cuando nos pidan escribir una expresión sinonímica nos piden que sustituyamos la palabra del texto por un sinónimo o un conjunto de palabras que tenga el mismo significado. Debemos tener presente que hay que respetar las cuestiones morfológicas que el contexto necesite (siempre que sea posible).

Ejemplo: si debemos encontrar una expresión sinonímica para “estúpidos” y “disparates” en la siguiente oración: “los considerara tan estúpidos como para creerse esos disparates”. Tendremos en cuenta que “estúpidos” es masculino plural y disparates también. Por lo tanto:

Opción correcta: “los considerara tan tontos como para creerse esos desatinos”.

Opción incorrecta: “los considerara tan tontas como para creerse esos locuras”.


B. Tipología textual: la narración

B1. TIPOS DE NARRADOR

Narrador extradiegético: voz que se dirige a un narratario fuera de la narración (lector/oyente de carne y hueso).

Narrador intradiegético: voz que se dirige a un narratario dentro de la narración (lector/oyente de ficción).
Narrador homodiegético: narrador que cuenta unos hechos que ha vivido o como protagonista o como testigo.

Narrador heterodiegético: narrador que cuenta unos hechos que no ha vivido.
Combinaciones posibles

NARRADOR EXTRAHETERODIEGÉTICO narrador OMNISCIENTE, 3ª persona y habla de terceras personas pero no porque sea una experiencia vivida.

“Uno de los recreos solitarios de don Fermín de Pas consistía en subir a las alturas. Era montañés, y por instinto buscaba las cumbres de los montes y los campanarios de las iglesias. En todos los países que había visitado había subido a la montaña más alta, y si no las había, a la más soberbia torre. No se daba por enterado de cosa que no viese a vista de pájaro, abarcándola por completo y desde arriba. Cuando iba a las aldeas acompañando al Obispo en su visita, siempre había de emprender, a pie o a caballo, como se pudiera, una excursión a lo más empingorotado”.



NARRADOR EXTRAHOMODIEGÉTICO 1ª persona y habla de él o de alguien que conoce.

“Pues sepa Vuestra Merced, ante todas cosas, que a mí llaman Lázaro de Tormes, hijo de Tomé González y de Antona Pérez, naturales de Tejares, aldea de Salamanca. Mi nacimiento fue dentro del río Tormes, por la cual causa tomé el sobrenombre; y fue de esta manera: mi padre, que Dios perdone, tenía cargo de proveer una molienda de una aceña que está ribera de aquel río, en la cual fue molinero más de quince años; y, estando mi madre una noche en la aceña, preñada de mí, tomóle el parto y parióme allí. De manera que con verdad me puedo decir nacido en el río.

Pues siendo yo niño de ocho años, achacaron a mi padre ciertas sangrías mal hechas en los costales de los que allí a moler venían, por lo cual fue preso, y confesó y no negó, y padeció persecución por justicia.”

NARRADOR INTRAHETERODIEGÉTICO:

Una vez estaba hablando apartadamente el Conde Lucanor con Patronio, su consejero, y le dijo:

-Patronio, un hombre ilustre, poderoso y rico, no hace mucho me dijo de modo confidencial que, como ha tenido algunos problemas en sus tierras, le gustaría abandonarlas para no regresar jamás, y, como me profesa gran cariño y confianza, me querría dejar todas sus posesiones, unas vendidas y otras a mi cuidado. Este deseo me parece honroso y útil para mí, pero antes quisiera saber qué me aconsejáis en este asunto. (...)

-Señor -dijo Patronio-, había un rey que tenía un ministro en quien confiaba mucho. Como a los hombres afortunados la gente siempre los envidia, así ocurrió con él, pues los demás privados, recelosos de su influencia sobre el rey, buscaron la forma de hacerle caer en desgracia con su señor.


NARRADOR INTRAHOMODIEGÉTICO:

El monje se quedó boquiabierto. Iba a replicar algo, pero el otro continuó: –Yo era un chiquillo mucho más joven que tú cuando el señor feudal de mi tierra arrasó mi aldea y mató a mi familia. Debía de tener cinco o seis años, pero aquel día la infancia se acabó para mí. –Hablaba con voz fría y desapasionada, como si ya nada pudiera herirle, como si hubiera perdido la capacidad de sentirse impresionado–. Tuve que echarme a los caminos y a veces pasé hambre y frío, y corrí peligro; pero no me fue tan mal.


B2. FOCALIZACIÓN DEL NARRADOR

El narrador puede adoptar:




FOCALIZACIÓN EXTERNA: el narrador se limita a contar lo que puede ver, no entra en la conciencia de ningún personaje.

FOCALIZACIÓN INTERNA: si el narrador adopta el punto de vista de un personaje está focalizando internamente en ese personaje pero seguramente tendremos una focalización externa con respecto a los otros.
B3.

Diferencia entre la prosa y el verso.

Diferencia entre narración poligestionada (no hay narrador, la historia avanza a través de los diálogos de los personajes) y monogestionada (hay un narrador que cuenta −gestiona− la historia).
B4.

Orden cronológico: los hechos transcurren según el paso natural del tiempo (reloj). Seguro que alguna vez has empezado a leer un libro o a ver una película y no entiendes nada porque no empieza desde el principio (ejemplo: podemos empezar a leer una novela y encontrarnos con que las primeras líneas cuentan cómo es la primera cita de unos personajes y que tres páginas después el narrador nos cuente cómo se conocieron). En estos casos no entiendes qué está pasando porque no se ha respetado el orden cronológico (natural) de los hechos porque primero se conoce a alguien y después se programa una primera cita.



Cuando el orden no es cronológico diremos que se han producido saltos en el tiempo.


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal