Tesis doctoral self y modernidad. La poesia de david herbert lawrence



Descargar 3.4 Mb.
Página39/64
Fecha de conversión01.07.2017
Tamaño3.4 Mb.
1   ...   35   36   37   38   39   40   41   42   ...   64

La propia lengua etrusca ( extraña por ser la lengua del otro, del desconocido al que se teme), es igualmente, invocada como exponente esencial de esa cultura y ejemplo del rechazo que los vencedores sienten hacia el bagaje cultural de los vencidos. Para ello, el poeta hace uso aquí de los elementos formales de tipo sonoro arriba citados, a los que hay que unir otros de tipo morfológico y léxico. Aliteraciones y prosopopeyas se combinan en frases de contenido perceptual y tono invocativo que pretenden identificar el árbol con los hombres de Etruria: ”dark cypresses” (296), ”vicious dark cypresses” (297), ”sinuous, flame-tall cypresses (296,) ”dusty, slim, marrow–thought of slender, flickering men of Etruria” (297). Ambos protagonistas, cipreses y hombres, ocultan, no obstante, una secreta verdad (“I see you darkly concentrate / On one old thought (297). Unos y otros se van a convertir en emblema de la visión particular del poeta y su relación con el objeto del poema. Ante esta interpretación es lícito objetar que Lawrence simplemente proyecta su monomanía sobre dicho objeto. No obstante, si se acepta la existencia del proceso que E. Vivas (en Lockwood, 1987: 110) denomina “creative synthesis of empirical matter” —mediante el uso de lo que éste califica de “constitutive symbol”, ya utilizado embrionariamene en la década anterior en los primeros poemas que tenían por sujeto a la naturaleza—, entonces se puede afirmar que el poeta no violenta la naturaleza real de los árboles sino que tan sólo se limitaría a crear un significado nuevo, interpretando la evidencia física en términos lírico- metafóricos, como los arriba citados “dark thought”, “flame-tall” (296), que acaban conformando una visión subversiva del hombre, la historia y el cosmos.

Sin embargo, un sector de la crítica parece seguir empeñado en no conceder validez a estos simbolismos. Es el caso de Mason (1982: 121), quien —a pesar de reconocer una valiente (aunque nostálgica y antimoderna) visión de la historia en la que se llega a invocar la Edad de Oro— niega verosimilitud al poema, por lo que considera un exceso de racionalización de las sensaciones e intuiciones que el poeta siente ante el objeto poetizado. No obstante, es mi opinión que la dimensión mítica y poética nace de la misma observación lírica de la realidad expresada en el poema y no al revés. Es decir, la escritura misma es el origen de la ideología que encierra el poema, como el propio poeta reconoce, haciendo uso de una cierta falsa modestia, en la introducción a FU (1977: 15):


This pseudo philosophy of mine —polyanalytics— is deduced from the novels and poems, not the reverse —the absolute need which one has for some sort of satisfactory mental attitude towards one self and things in general makes one try to abstract some definite conclusions from one´s experience as a writer and as person. The novels and poems are pure passionate experience (1977: 15).
La ideología del autor, esa “sort of satisfactory mental attitude“, puede ser legítimamente expresada en una serie de temas que recurren a lo largo de todo el poemario y que en “Cypresses” subyacen de una forma más o menos patente. Para Gilbert (1979: 257), el tema del oscuro árbol funerario nacido del mundo inferior (“nether-world”) apunta a Hades, Plutón / Dis, Perséfone o Diónisos, tomados como llamas oscuras que recuerdan al lector el origen y destino del ser viviente. Según la académica norteamericana (ibid.), Lawrence, a partir de ahora, elabora lo que hasta entonces habían sido intuiciones o referencias esporádicas a ese mundo mítico de fuerzas telúricas, llegando, en ocasiones, a convertirse él mismo, desde su obra poética, en chamán que repudia el optimismo racionalista, tal como ya venía haciendo en sus novelas de la década anterior. Como consecuencia de ese proceso, resurgirá en los siguientes poemas uno de los conceptos más importantes de la ideología del autor: el de “blood consciousness” que, como vimos, aquél ya había usado en sus escritos teóricos y en poemas anteriores (véase Heywood, 1987: 104-123). Gilbert (ibid., 177), considera asimismo que el reconocimiento de la “otherness” del ciprés y del saber antiguo que representa, lejos de ser exponente de la no modernidad de Lawrence, se ha de tomar como rasgo perteneciente a ésta, precisamente por afirmar, desde una perspectiva claramente relativista, que nuestro lenguaje y nuestras construcciones racionalistas, al igual que en el caso de los desaparecidos etruscos, son inevitablemente insuficientes para aprehender la realidad ya que ”they are words of the nerve brain mode, divorced from that blood meaning which gave images to the ancient thought” (ibid.,177-178). Entre esas construcciones racionalistas de la modernidad se incluye, como ya hemos apuntado, el darwinismo, al que el poeta trata ligera e irónicamente cuando escribe “they say the fit survive” (298). Este relativismo histórico y epistemológico es usado como base de una mirada escéptica sobre el mencionado edificio racionalista de la ilustración. De ahí, precisamente, la modernidad de su postura. En este sentido, un sector de la crítica actual (Seamus Deane, en F. Letricchia y T. MacLaughling, 1993: 358) reconoce en la obra de Lawrence y otros poetas del High Modernism un precedente a la crítica al racionalismo occidental y sus secuelas culturales y lo que estos autores denominan “its degenaration into the cultural industry” (de acuerdo con la terminología utilizada posteriormente por Adorno y Horkheimer; ibid.).

Como ya mencionamos en el apartado anterior, desde un punto de vista formal, “Cypresses” hace uso de lo que Draper (1987: 32), refiriéndose a todo el libro, denominaba un equilibrado collage entre “the vatic and the colloquial”. La utilización de arcaísmos, como “evil-yclept” (297), no contradice tal tesis, pues, como opinan Laird (1988: 143) y Lockwood (1987: 110), no se trata aquí de una afectada utilización léxica, sino que en la frase “the rare and orchid-like / Evil-yclept Etruscans” el poeta y narrador pretende tan sólo lograr, como hemos visto en ocasiones anteriores, un ritmo original de tono paródico, casi de mock-heroic que ponga en entredicho la pretendida perversidad o maldad que, tradicionalmente, según el autor, desde la vencedora Roma, se ha venido asociando a esa antigua civilización mediterránea. Es decir, el lenguaje es usado como arma arrojadiza sobre los prejuicios históricos y racionalistas convirtiéndose en detonador de una conciencia que no tiene en cuenta la sabiduría de los “darkly lost”. El lenguaje pasaría entonces a ser, tal como afirmaba Heidegger, ”el bien más peligroso”. (en García Montero, ibid., 71)

“Bare Fig-Trees” (298-300) y “Bare Almond-Trees” (300-301) son los dos últimos poemas de la secuencia cuyos objetos poéticos son estos seres vivientes no humanos, los árboles, los cuales son tomados por el poeta como metáforas vivas en su reevaluación del mundo occidental moderno y sus construcciones ideológicas. Una de estas construcciones es la idea del igualitarismo mesiánico de la democracia populista. De forma harto original, el componente judeocristiano que subyace como parte importante de la cultura occidental — que Lawrence trata, como observamos más arriba, con un lenguaje y un tono de mock-heroic— y el mencionado populismo democrático, son presentados aquí por el autor de un modo similar, a través de una descripción basada en el mundo de los sentidos, en un momento concreto del año, invierno y otoño, en el que higueras y almendros carecen de hojas. En el caso del primero de estos árboles, el protagonista-narrador, cuyo yo pensante está siempre presente de una manera implícita, califica su aspecto como “weird” — “Fig- trees, weird fig-trees / Made of thick smooth silver / Made of sweet, untarnished silver in the sea-southern air” (298)—, para, a continuación, atribuirle una de las principales propiedades de los seres vivos, consistente según el poeta, como ya hemos visto en otras composiciones, en la existencia de una conexión entre dichos seres y el mundo oscuro y real de la tierra, así como de las fuerzas que de ella emanan: "Nude with the dim light of dull heavy life / That is always half-dark” (ibid.). La alternancia de frases largas y cortas, las repeticiones y las aliteraciones, una vez más, recrean la presencia física de la higuera ante los sentidos del lector, el cual se haya así dispuesto a entender las significaciones metafísicas que el poeta extrae del mencionado árbol. Así, metáforas visuales como “Rather like an octopus, but strange and sweet-myriad-limbed octopus / Like a nude, like a rock-living, sweet-fleshed sea-anemone, / Flourishing from the rock“ (ibid.) preceden significativamente a la reflexión que el narrador-poeta ofrece al lector acerca del tiempo, la eternidad o la infinitud, conceptos que Lawrence considera huecos y de los que llega a mofarse:

(de “BARE FIG-TREES”)

Let me sit down beneath the many-branching candelabrum

That lives upon this rock

And laugh at Time, and laugh at dull Eternity,

And make a joke of stale Infinity (298).


Es decir, esos conceptos no son sino las varias veces aludidas construcciones mentales, que más adelante serán presentadas como opuestas a la presencia real y viva del objeto poético, que huele a carne (“flesh scent”) y que llega incluso a confundir al hombre —“wicked fig-tree, equality puzzle with your self-consciuos secret fuits” (300)— y su insatisfecha actitud ante la vida, producto de una obsesión totalizadora por aprehender la realidad fenomenológica; actitud de la que incluso el propio árbol hace burla:

Catálogo: fez -> eserv
eserv -> Tesis doctoral
eserv -> Tesis doctoral
eserv -> Tesis doctoral
eserv -> Cuentos populares de chinchilla
eserv -> Tesis doctoral
eserv -> Tesis doctoral Radicalismo religioso y seguridad en Indonesia. El Partido de la Justicia y de la Prosperidad como nuevo representante del Islam político. Javier Gil Pérez
eserv -> Antropología Social y Cultural Conocimiento Etnográfico: Antropología Política Guiones de trabajo Ejercicios de autoevaluación Montserrat Cañedo
eserv -> Tesis doctoral las ciencias sociales en el currículo escolar: colombia 1930-1960 alejandro alvarez gallego magíster en Estudios Políticos departamento de historia
eserv -> Introducción planteamientos y metodología de la investigación
eserv -> Escuela de doctorado de la uned programa de doctorado en derecho y ciencias sociales tesis doctoral


Compartir con tus amigos:
1   ...   35   36   37   38   39   40   41   42   ...   64


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2019
enviar mensaje

    Página principal