Tesis doctoral self y modernidad. La poesia de david herbert lawrence


And the human soul is fated to wide-eyed responsibility



Descargar 3.4 Mb.
Página47/64
Fecha de conversión01.07.2017
Tamaño3.4 Mb.
1   ...   43   44   45   46   47   48   49   50   ...   64

And the human soul is fated to wide-eyed responsibility


In life (346-347).
A modo de vuelta, la reflexión deja paso, una vez más, en los versos finales, al registro descriptivo y narrativo de comienzos del poema, sin abandonar por ello el poeta el tono paródico que, en mayor o menor medida, permea el poema:

And away they went!

Fear craven in his tail.

Great haste, and straight, almost bird straight above the Via de´ Bardi.

Above the crash-gulf of exploding whips,

Towards the Borgo San Jacopo.


And now, at evening, as he flickers over the river

Dipping with petty triumphant flight, and tittering over the sun’s departure,


I believe he chirps, pipistrello, seeing me here on this terrace writing:

There he sits, the long loud !


But I am greater than he…

I escaped him” (ibid.).

Florencia
En el monólogo que el poeta presentaba en “St. Matthew” pudimos observar cómo el narrador usurpaba la identidad literaria del evangelista utilizando las figuras de la alondra y el murciélago para expresar mediante ellas el desgarro provocado por la dicotomía entre dos direcciones ontológicas distintas, las originadas en el “lower“ y en el “upper self” del individuo, tal como afirmaba el autor en FU (1977: 34-46). Ahora, en “Man and Bat”, dicha tensión parece verse anulada, o al menos equilibrada, al tratar por igual a los oscuros pero familiares habitantes de la conciencia terrenal de la sangre por un lado, y al sublime y etéreo “death pean” de la alondra de Shelley, a la que Lawrence se refiere en la introducción a NP (182), por otro. De esta forma el diálogo establecido con el “lower kingdom” pasa a ser, según Gilbert (1979: 269), el instrumento principal que el poeta va a utilizar en su búsqueda del self propio y la esencia de los otros seres. Esta exploración de una realidad polarizada vista desde presupuestos mitopoéticos, es focalizada ahora en lo que Rexroth (1947: 13) denomina “the newly valued world of birds, beasts and flowers, a sacramentalized objective world“. Se puede afirmar que, desde entonces, la mirada que la poesía en inglés ha dedicado a ese mundo al que se refiere el poeta norteamericano no ha sido ya a la tradicional. Por otro lado Lawrence, en un intento de esclarecer el tipo de conciencia que el sujeto animal posee, y a pesar de la inevitable subjetividad de la persona poética, parece imaginarse a sí mismo fuera de la existencia de la criatura poetizada para poder alejarse de lo que Marshall (1970: 136) denomina la propia “human self-consciousness and emotional complexity” de la visión antropocéntrica convencional. El uso de un tono y una intencionalidad cómica o irónica, por su parte, parece servir a veces de puente entre la conciencia de ambos seres. Tal sería el caso de las líneas en cursiva que el poeta intercala a lo largo de la composición, especialmente las arriba citadas con las que concluye el poema.

Desde los tiempos de la composición de Twilight in Italy (véase Innis, 1973: 52-5), Lawrence, como se ha mencionado en varias ocasiones, viene creando un cuerpo teórico basado en una concepción dualística de la realidad expresada en imágenes y símbolos polarizados a los que se le otorga una significación nueva que rompe, según el citado autor (ibid.), con la simbología poética convencional. Muchas de esas imágenes y símbolos procedian del mundo animal. Todo ello conformaba un nuevo ideario estético y ético que convive aún con el de la fase anterior de la evolución del poeta, la cual, según Innis (ibid., 71-72), incluía poemas como los ya vistos “A Doe in the Evening” (222) y “Rabbit Snared in the Night“ (240), ambos publicados en LWCT, en los que se alcanzaba un nivel de calidad poética similar a las mejores composiciones de BBF. Coincidían esos momentos, tal como se apuntó, con la crisis experimentada por el poeta durante el exilio forzado en la Inglaterra de los años la Primera Guerra Mundial (Kinkead-Weeks, 1996: 180-413). Para Innis, los planteamientos estéticos y epistemológicos que explican en BBF el uso de una simbología particular a la hora de tratar a las criaturas no humanas nacen en Lawrence de una doble fase en la que el encuentro con las otras criaturas produce en primer lugar “wonder” (ibid.) y, posteriormente, “an emblem of the other way of life” (ibid.). Es decir, el reconocimiento de esa otra forma de existir y ser supone la resolución del dilema que en todos estos poemas se viene presentando, ya que éste queda anulado por la aceptación por parte del poeta del derecho de la criatura a ser, más allá del sentimiento o la concepción mentalista humana del narrador que se debate entre la repulsión y el conocimiento de dicha criatura.



Por tanto, tal como venimos afirmando, en estos poemas que tratan de criaturas no humanas, y a pesar de la creciente preocupación del autor durante esos meses de 1921 por la elaboración de un pensamiento teórico, el escritor muestra una clara intención de huir de las construcciones abstractas para así, según comenta Sagar (1985: 205) poder “reveal the sheer unknoweable otherness of non-human life”. Conviene, en este sentido, recordar que tanto estos dos poemas que tienen por sujeto al murciélago y al hombre que los confronta como las criaturas que portagonizarán los poemas de la siguientes secuencias han sido utilizados para justificar teorías e hipótesis que subrayan posibles influencias sobre el autor, con las que se pretende explicar el origen de este peculiar bestiario poético. Una de esas teorías era, como ya apuntamos, la defendida por Heywood (1982: 87-103). Este autor se refiere a la decisiva influencia que habría ejercido sobre Lawrence la concepción mítico- fabulística de las leyendas del pueblo bosquimano de los San, con las cuales, como ya hemos indicado, realmente Lawrence llegó estar familiarizado a través de la lectura del libro Specimen of Bushmen Folklore, editado en lengua inglesa en 1911 y que su amigo Jan Juta, el pintor sudafricano que ilustraría Sea and Sardinia, le había prestado precisamente ese año de 1921 (Burwell, 1982: 93), cuando aquél se hallaba aún escribiendo los poemas que compondrían BBF (Sagar,1979: 10-107). Refiriéndose, entre otros poemas, a “Man and Bat”, considera Heywood (ibid., 97) que “its cunning tricks” —así como “the transforming humanized power of the animal world in the portrayal of the Evangelistic Beasts… and the Tortoise sequence” (ibid.), secuencia que Lawrence añade en la edición definitiva del libro en Octubre de 1923, pero que había sido publicada como poemario aparte en diciembre de 1921 (Roberts y Poplaski, 20001: 72, 97)—, basan, tanto su “subject matter” (ibid.) como el uso de ciertos recursos retóricos que tienen a la repetición como fundamento de una “oral performance” (ibid., 100), en la lectura por parte de aquél del mencionado libro. Sin ánimo de entrar en el debate que esta posible influencia puede suscitar, y de hecho ha suscitado en el mundo académico, conviene citar otra hipótesis más ampliamente aceptada: la que se refiere fundamentalmente a recursos estilísticos más cercanos y suceptibles de ser demostrados. Me estoy refiriendo a la hipótesis defendida, entre otros, por G. Salgado (1990: 814) y J. Julien (2001, http://www.wlu.cal), quienes sostienen que el uso de repeticiones y paralelismos en el lenguaje poético de Lawrence se debe, sobre todo, a que el estilo de éste se halla “soaked in the language of the Old Testament” (Salgado, ibid.), algo que hemos tenido ocasión de constatar en muchos de los poemas hasta ahora analizados.

La siguiente sección de BBF, la titulada “Reptiles” (348-367), incluye el muy antologizado y ya varias veces citado “Snake” (349), así como la también mencionada serie, o parte de la serie (Roberts y Poplaski, 2001: 72-73) de poemas que bajo el título “Tortoises” Lawrence, como ya hemos afirmado, publica en 1921 en Nueva York. El libro se completa con tres secuencias más escritas en Sri Lanka, Australia y, fundamentalmente, Norteamérica (Sagar, 1979: 120-126; D. Ellis, 1998: 14-26), dedicadas respectivamente a las aves, “Birds” (368-375), a distintos animales, “Animals” (376-405), y, en último lugar, un conjunto de poemas que el autor denominó “Ghosts” (406-414), tanto en BBF de 1922, como en CP en 1928.

Snake” (349- 351), primer poema de los siete que forman la secuencia número seis del libro, fue compuesto en circunstancias bien conocidas (Nehls, V. II, 47; Moore, 1974: 405; Sagar, 1979: 104). Lawrence había escrito respecto a este encuentro con una serpiente en Fontanna Vechia, en Taormina, el 30 de julio de 1920: “It has been a hot blazing day, sun for week after week, day after day and so hot lately it was too much” (Sagar, ibid.). He aquí el poema en su totalidad, tal como apareció en BBF (1922) y en CP (1928). Pinto y Roberts lo reproducen en TCP (1964) sin ninguna cambio adicional:


Catálogo: fez -> eserv
eserv -> Tesis doctoral
eserv -> Tesis doctoral
eserv -> Tesis doctoral
eserv -> Cuentos populares de chinchilla
eserv -> Tesis doctoral
eserv -> Tesis doctoral Radicalismo religioso y seguridad en Indonesia. El Partido de la Justicia y de la Prosperidad como nuevo representante del Islam político. Javier Gil Pérez
eserv -> Antropología Social y Cultural Conocimiento Etnográfico: Antropología Política Guiones de trabajo Ejercicios de autoevaluación Montserrat Cañedo
eserv -> Tesis doctoral las ciencias sociales en el currículo escolar: colombia 1930-1960 alejandro alvarez gallego magíster en Estudios Políticos departamento de historia
eserv -> Introducción planteamientos y metodología de la investigación
eserv -> Escuela de doctorado de la uned programa de doctorado en derecho y ciencias sociales tesis doctoral


Compartir con tus amigos:
1   ...   43   44   45   46   47   48   49   50   ...   64


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2019
enviar mensaje

    Página principal