Tesis doctoral self y modernidad. La poesia de david herbert lawrence


Sometimes the sun turns hostile to men



Descargar 3.4 Mb.
Página54/64
Fecha de conversión01.07.2017
Tamaño3.4 Mb.
1   ...   50   51   52   53   54   55   56   57   ...   64

Sometimes the sun turns hostile to men


when the daytime consciuosness has got overweeinig

when thoughts are still like old leaves…(608).


En este mismo poema podemos apreciar, más adelante, cómo el sol cede su puesto a la luna como elemento cósmico capaz de preparar el tránsito al silencio indiferente y la paz eterna:

…only under the moon, cool and unconcerned

calm with the calm of scimitars and brilliant reaping hooks

sweeping the curve of space and mowing the silence

we have peace (609).

(de  “FORTE DEI MARMI”)


The evening sulks akong the shore, the reddening sun

reddens still more on the blatant bodies of these all-but-naked,

sea-bathing city people … (625).
Existen otros “pansies” en los que el poeta manifiesta un progresivo sentimiento de melancolía, producto del “acto de atención” y reflexión sobre el fin próximo, el cual será, unas veces, expresado en epitafios morales relativamente extensos, como “Terra Incognita” (666-667), en concisas y breves estrofas de carácter filosófico como “The Heart of Man” (véase al respecto Pamela Faber, 1986): y otras, en breves piezas discutiblemente imaginistas, como en “Nothing to Save” (658) o “Listen to The Band” (656):

“NOTHING TO SAVE“ (658).

There is nothing to save, now all is lost,

but a tiny core of stillness in the heart

like the eye of a violet.
“LISTEN TO THE BAND” (656)

There is a band playing in the early night

but it is only unhappy men making a noise

to drown their inner cacophony: and ours.



A little moon, quite still, leans and sings to herself


throughout the nihgt

and the music of men is like a mouse gnawing,

gnawing in a wooden trap, trapped in.
El inminente término del viaje metafórico y real conlleva la aceptación del hecho de que, aunque falten las fuerzas y el deseo, como ya vimos que ocurría con el protagonista de “Desire is Dead”, unos dioses desconocidos y nuevos compartirán el tránsito con el poeta narrador, si éste no se resiste a iniciar el nuevo periplo. Así, en “Travel is Over” (662), el protagonista, después de afirmar “I have travelled, and looked at the world and loved it (ibid.), tan sólo posee la esperanza de que: ”when we cease to exist” (ibid.), surja “a new strength“, y de que “undeniable new gods share their life with us” (ibid.).

Observamos, por lo tanto, cómo la muerte no es ni alivio para el poeta ni salida para el cansado viajero, pues, tal como se declara en el primer verso de “Death” (622): “death is no escape”. Más adelante, en “Old Men” (662), el autor puntualiza cómo ese concepto de la muerte es alcanzado tan sólo por aquellos hombres y mujeres que, sin hallarse “fixed to their ugly, cogged self will” (ibid.), es decir, poseedores de una visión más alla de los cortos límites de sus propios selves, no se han resistido, tal como afirmábamos arriba, a aceptar “the fluidity of living change“ (ibid.).

Mediante el manejo de tropos e imágenes, a veces usados con significados distintos y hasta opuestos, Lawrence crea en sus “pansies” un tapiz, tal como observa Laird (1988: 219), hecho a base de palabras, frases e imágenes repetidas. Así, la referencia simbólica en el grupo de los ya mencionados “sun poems” de P —“Sun in Me” (513), “Sun-Men” (525), “Sun-Women” (525)— posee un valor positivo, ya que el sol es ahí el emblema de la fuerza y de la vida, mientras que en MP, el astro se ha convertido en un símbolo destructor que aniquila a una humanidad cuyos pensamientos y conciencias se han tornado “stiff, like old leaves”, como el poeta afirmaba en “The Hostile Sun” (608). Como contraste, la luna, al igual que lo fue en LWCT, pasa a ser la referencia cósmica que acoge al viajero alzándolo como a un dios cansado, según podemos apreciar en el último “pansy” con el que concluye el citado P, el significativamente titulado “Prayer” (684):

“PRAYER” (684)


Give the moon at my feet

Put my feet upon the crescent, like a Lord!

O let my ankles be bathed in moonlight, that I may go


sure and moon-shod, cool and bright–footed

towards my goal.



For the sun is hostile, now


his face like the red lion.
El carácter “confesional” —en el sentido relativamente pejorativo del término, tal como fue originalmente utilizado por el New Criticism a mediados del siglo XX para describir la poesía del self de autores, en parte, deudores de Lawrence, como Robert Lowell, W. D. Snodgrass, John Berryman, Sylvia Plath o Anne Sexton; véase Joan Aleshire, 2001: 14-37— y altamente emocional de estos poemas ha sido, en mi opinión, arbitrariamente enfatizado por la crítica, pues de igual modo podrían calificarse, por su contenido y estilo directo y exhortativo, no pocos de los poemas que componían tanto sus primeros dos libros, LPO y AP, como, sobre todo, los que formaban LWCT. Ciertamente, no son pocos los autores —Aldington (595), H. Gregory (1933: 106-107), K. Rexroth (1947: 18-19), E. Davies (1956), Gilbert (1973: 238-226)— que han basado sus críticas a P y MP en el carácter no sólo polémico o negativo de gran parte del contenido de los versos de ambos libros, sino precisamente en el tono, con frecuencia, visceral de muchas de estas composiciones, a las que, frecuentemente, se las asocia con los “nettles“ de N. No obstante la propia Sandra Gilbert (ibid., 260) reconoce que:

What critics object to most in Lawrence´s Pansies and Nettles, appears to be something more fundamental than the corrosive crudeness of the doggerel. They seem really to dislike the polemical directness that gives the poems their power… Yet directedly stated, hortatory verse is after all as old as Horace´s “Integer vita sceleris purus” and as new as Blake´s “Jerusalem” or Shelley´s “ Song to the Men of England” or, more recently Robert Bly´s “The Teeth Mother Naked at Last” (Gilbert, ibid.).


En cuanto a la acusación de exceso de sentimentalismo, aún siendo justificada en no pocas ocasiones, conviene recordar que Lawrence, como ya afirmaba en la década anterior en cartas y ensayos tan importantes como PP, concebía la poesía como reflejo de los moods del autor, concepto que en 1928 vuelve a reivindicar cuando escribe en la Introducción (1928: 26-27) a su traducción de los relatos de Giovanni Verga publicados bajo el título Cavalleria Rusticana and Other Stories: “the emotional mind is not logical… the emotional mind, however apparently mudddled, has its own commas and colons and full-stops. They are not always as we should expect them, but they are there, indicating that other rhythm“.

Catálogo: fez -> eserv
eserv -> Tesis doctoral
eserv -> Tesis doctoral
eserv -> Tesis doctoral
eserv -> Cuentos populares de chinchilla
eserv -> Tesis doctoral
eserv -> Tesis doctoral Radicalismo religioso y seguridad en Indonesia. El Partido de la Justicia y de la Prosperidad como nuevo representante del Islam político. Javier Gil Pérez
eserv -> Antropología Social y Cultural Conocimiento Etnográfico: Antropología Política Guiones de trabajo Ejercicios de autoevaluación Montserrat Cañedo
eserv -> Tesis doctoral las ciencias sociales en el currículo escolar: colombia 1930-1960 alejandro alvarez gallego magíster en Estudios Políticos departamento de historia
eserv -> Introducción planteamientos y metodología de la investigación
eserv -> Escuela de doctorado de la uned programa de doctorado en derecho y ciencias sociales tesis doctoral


Compartir con tus amigos:
1   ...   50   51   52   53   54   55   56   57   ...   64


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2019
enviar mensaje

    Página principal