Titulo original



Descargar 4.54 Mb.
Página1/50
Fecha de conversión20.02.2017
Tamaño4.54 Mb.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   50


Fichas Cinemateca Fe y Vida 5

Orden alfabético
S-Z

Recopilador: José L. Caravias sj

Asunción - Paraguay

Mayo 2014

Sabor de las cerezas (El)

TITULO ORIGINAL

Ta'm e guilass 7.1/10 MB

AÑO

1997

 




DURACIÓN

98 min.

 




PAÍS

Irán

DIRECTOR

Abbas Kiarostami

GUIÓN

Abbas Kiarostami

MÚSICA

Música popular iraní

GÉNERO Y CRÍTICA



1997: Cannes: Palma de Oro (ex-aequo) / Drama

SINOPSIS: Historia de un hombre de mediana edad desesperado que decide suicidarse. Su única preocupación es la de encontrar a alguien que le ayude y se comprometa a enterrarlo si tiene éxito, lo que le permite conocer a una gran variedad de personajes. "Excepcional"

Menos elaborado y más tosco que sus films anteriores, Abbas profundiza más en su cine depurado y antiformalista. Con un ritmo tan pausado como agobiante.

Título en Argentina: "El sabor de la cereza".






Temas: Sentido de la vida. Suicidio. Cementerio-rito funerario. Pecado-muerte.

El sabor de la tierra

Cae la arena, lentamente, mientras un hombre, solo, recorre el camino circular de la vida en hastío, en busca de alguien que lo cubra de tierra. Kiarostami hace sencillo lo complejo. La película es áspera, diferente, y está cuajada de soluciones simples y eficaces (la localización terrosa; el arbolito al lado de la fosa, para señalar el lugar; la historia de las cerezas, diáfana y poética; el habitáculo del coche como prolongación del personaje, una tumba con ruedas). Aparece, casi entre líneas, un sutil marco histórico (sirvan de ejemplo las breves alusiones a los conflictos armados de la zona). El marrón lo inunda todo desde el primer fotograma. Y, al final, la vida en sueño es cine, sólo cine, verde impuro. El fondo y la forma en magnífica comunión. La película sienta como una palada de tierra entre los dientes.

La película tiene poco argumento (poquísimo), poco movimiento (casi menos, porque encima es casi siempre repetitivo) y bastante diálogo (base de la película, y que toca temas importantes relacionados con la vida humana, la muerte, Dios y la religión islámica, ya que Kiarostami es iraní, además de temas concernientes a su país y la guerra).

La película es un ejercicio interesante y que merece la pena ver, aunque no la recomiendo a personas que tengan problemas con películas de desarrollo lento (ésta es MUY lenta) o con poco hilo argumental que, ya digo, es mínimo. Yo creo que si esta película hubiera sido o un corto o un medio, no habría tardado en ser considerada obra maestra.

Un par de apuntes personales. Me gustó mucho que la película se desarrollara casi completamente -menos la secuencia final- en "tiempo real"; hacía tiempo que no veía un uso tan correcto de la técnica de escena. Sin embargo, para mí sobro completamente el final. Cortarla dos minutos antes hubiera sido mejor para la fuerza expresiva del film, que de todas maneras no es poca.

ENTRE LA AFIRMACIÓN DE LA LIBERTAD Y EL SABOR DE LA VIDA

SELECCIÓN DE ESCENAS

Escena 1. El diálogo con el estudiante de teología

(Sube la coche un joven que está junto a la caseta de vigilancia de la cantera donde el sr. Badii acaba de estar dialogando. Se trata de un estudiante de teología afgano)

Badii ¿Está bien?

Estudiante Sí, gracias.

Badii ¿Usted es afgano, verdad?

Estudiante Sí.

Badii ¿Qué está haciendo?

Estudiante Tenía tres días de vacaciones, estaba solo, me sentía deprimido. Mi amigo Hagmad, también estaba solo, así que he venido a verle.

Badii No, me refería a ¿qué está haciendo en Irán?

Estudiante Estoy estudiando en el seminario de Shiraz.

Badii No hay seminarios en Afganistán ¿por eso ha tenido que venir a estudiar aquí?

Estudiante Sí, hay algunos, pero de pronto estalló la guerra y mi seminario no es muy bueno. Mi padre me dijo que es mejor que estudie en Irán o en Nayah. Así que vine a estudiar a Irán.

Badii Y los gastos del seminario, ¿su padre le manda dinero?

Estudiante Las cosas no le van muy bien, no. Pero el seminario nos da 2000 tomans a los alumnos. Y en verano trabajo para ganar dinero, de esa forma tengo para mis gastos.

Badii ¿En qué trabaja?

Estudiante Trabajo como peón, un trabajo sencillo.

Badii ¡Vaya, no sabía que un seminarista podía trabajar como peón!

Estudiante Cuando hace falta, trabajas.

Badii Así que si le sale un trabajo lo acepta, ¿verdad?

Estudiante: Sí.

Badii Dígame, ¿no se pregunta por qué le he invitado a dar una vuelta?

Estudiante ¡Claro!

Badii Sé que su deber es predicar y guiar a la gente, pero aún es joven. Tiene tiempo, ya podrá hacerlo más tarde. Yo sólo necesito sus manos. Tengo mucha suerte de que esas manos pertenezcan a un verdadero creyente. Verá con la paciencia, el aguante y la perseverancia que tiene que dedicar en sus estudios, es la persona más indicada para hacer este trabajo.

Estudiante Aún no me ha dicho en que consiste ese trabajo del que me habla…

Badii Sé que mi decisión va en contra de sus creencias. Usted cree que Dios da la vida y la quita, cuando lo considera oportuno. Pero llega un momento en que no podemos seguir. Estás tan agotado que no puedes esperar a que Dios actúe. Así que decides actuar tú mismo. Es lo que se ha dado en llamar suicidio. Verá yo creo que la palabra suicidio no está hecha sólo para las discusiones, debe tener una aplicación práctica. Y yo me refiero a esa aplicación. El hombre tiene que decidir cuando debe hacerlo.

Estudiante La verdad es que no le entiendo muy bien lo que tengo que hacer, pero si puedo lo haré con mucho gusto.

Badii He tomado la decisión de liberarme de esta vida ¿Por qué quiero hacerlo? Saberlo no le ayudará. Y no quiero hablar de ello. Si se lo contara, no lo entendería. No es porque no pueda comprenderlo, incluso mostrar compasión. Pero llegar a sentir mi dolor es imposible ¿Usted sufre? Y yo también le entiendo. Y usted comprende mi dolor, pero no puede llegar a sentirlo. Esa es la razón de que le pida que sea un verdadero musulmán y me ayude ¿puede?

Estudiante Le comprendo. Pero el suicidio es una acción repudiable. Desde los Hadish, nuestros Doce Imanes y el Corán se refieren al suicidio y dicen que el hombre no debe quitarse la vida porque Dios confía a cada hombre su cuerpo y el hombre no debe mortificarse cuerpo. Yo le comprendo, señor, pero el suicidio desde cualquier punto de vista es algo que no le agrada a Dios.

Badii Es cierto, pero ya le he dicho que no quería que me largara un sermón. Si hubiese querido un sermón hubiera acudido a alguien con más experiencia. Alguien que hubiera terminado sus estudios en el seminario, pero yo sólo le pido que me eche una mano, por favor.

Estudiante Mi mano imparte la justicia de Dios, lo que me pide no sería justo.

Badii Sé que el suicidio es un pecado mortal, pero ser desgraciado también es un pecado mortal. Cuando eres desgraciado haces daño a los otros. ¿No es un pecado hacer daño a otros seres humanos? Hacer daño a tu familia, a tus amigos y también a ti mismo. ¿No es un pecado? Pero, si me mato, lo es

Estudiante Tiene razón pero herir a quienes le quieren también es pecado a los ojos de Dios.

Badii Yo creo que Dios es misericordioso. Y tan grande que no quiere ver sufrir a ninguna de sus criaturas. Es tan grande que no entiendo que quiera obligarnos a vivir. Por eso le ofrece al hombre esta solución. ¿Nunca había pensado en el sentido de ello?

Estudiante Claro que había pensado en ello, pero no como usted.

Badii Esta charla no nos llevará a ninguna parte. No es ni el lugar ni el momento adecuado. Junto a este árbol de ahí hay un hoyo preparado. Vaya a verlo, luego se lo explicaré todo. Vaya, échele un vistazo al agujero (El estudiante baja, se le ve descender lo la pendiente y luego vuelve a subir)

Badii Escuche ahora se lo explicaré. Verá esta noche he decidido tomarme todas mis pastillas para dormir. Luego vendré aquí y me tumbaré en ese hoyo a dormir. Lo que quiero es que espero usted hasta el amanecer y luego venga aquí como un buen hermano y me cubra con tierra. Eso es todo.

Estudiante Por supuesto, el Corán dice…y me limito a recordárselo…

Badii Este trabajo no sólo te lo recompensará el cielo, también habrá una recompensa material y no tendrá que trabajar este verano

Estudiante Pero, el Corán dice, y lo dice muy claramente, amigo mío. No te quitará la vida que Dios te dio. ¿Qué diferencia hay entre matar a un ser humano y quitarse la vida uno mismo? Quitarse la vida también es matar.

Badii Bien, ¿dígame qué ha decidido? (En este momento han llegado al punto de partida. El estudiante se baja y mira hacia donde está su amigo)

Estudiante ¿Por qué no sube un momento? Mi amigo ha hecho una tortilla, huele muy bien, y vamos a comer, señor, encontrará una solución.

Badii Gracias. Ya sé que ha cocinado, pero no me conviene comer huevos. En otra ocasión (Arranca el coche y se marcha)

Estudiante Adiós, amigo.

  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   50


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal