Todos los edificios destinados para el hospedaje de personas, como es el caso de los hoteles, deben estar diseñados para brindar seguridad y confort a las personas que en él se hospedan



Descargar 0.7 Mb.
Página1/8
Fecha de conversión02.05.2018
Tamaño0.7 Mb.
  1   2   3   4   5   6   7   8

1



INTRODUCCIÓN
Todos los edificios destinados para el hospedaje de personas, como es el caso de los hoteles, deben estar diseñados para brindar seguridad y confort a las personas que en él se hospedan. Dentro de los equipos o sistemas que brindan seguridad y confort en un hotel, están el sistema de bombeo contra incendios y el sistema de bombeo de presión constante respectivamente. El sistema de bombeo contra incendios proporciona seguridad a las personas en el caso de un incendio, y el sistema de bombeo de presión constante brinda el caudal y presión de agua necesaria para el uso diario en cada una de las habitaciones y locales comerciales existentes dentro del hotel. Es por este motivo que la presente tesis desarrolla el diseño de un sistema de bombeo contra incendios y un sistema de bombeo de presión constante para el hotel objeto de estudio de este trabajo.
En el primer capítulo de esta tesis se describen los antecedentes, objetivos y alcance de la misma. En el segundo capítulo se describen los fundamentos teóricos sobre la protección contra incendios y los sistemas de presión constante así como la Mecánica de Fluidos e Hidráulica básica que involucran el diseño y selección de los sistemas de bombeo. Se describen los principales conceptos en cuanto a métodos de supresión y extinción de incendios, los cuales son extraídos de las Normas NFPA de la National Fire Protection Association en sus panfletos 13, 20 y 25. De igual manera se detallan los métodos sugeridos por los fabricantes de bombas y normas para la determinación y cálculo del caudal y presión requerida en ambos casos.
En el tercer y cuarto capítulo se lleva a cabo el diseño de los sistemas de bombeo planteados utilizando para ello las recomendaciones dadas por las Normas, fabricantes de bombas y experiencias obtenidas en el área de la hidráulica. En dichos capítulos se seleccionan los tipos de sistemas empleados, los equipos principales que forman parte de cada uno de ellos, los accesorios que forman parte de la instalación de los equipos así como la determinación del caudal y calculo de cabezal dinámico total (TDH).
En el capítulo 5 se describe el plan de inspección, prueba y mantenimiento para el sistema de bombeo de protección contra incendios utilizando las recomendaciones dadas por la Norma NFPA en su panfleto 25. En lo concerniente al sistema de bombeo de presión constante se utilizan las recomendaciones dadas por los fabricantes de los diversos equipos utilizados para describir el plan de inspección, prueba y mantenimiento.
En el capítulo 6 se realiza el respectivo análisis de costo tanto para el sistema de bombeo contra incendios así como para el sistema de bombeo de presión constante. Finalmente se dan las respectivas conclusiones y recomendaciones que se obtuvieron en el desarrollo de esta tesis.

CAPÍTULO 1



  1. GENERALIDADES




  1. Antecedentes

El movimiento de millones de personas que se desplazan abandonando temporalmente sus lugares de residencia habitual por un periodo de tiempo superior a las 24 horas por diversas causas, provoca a su vez la creación de "establecimientos hoteleros" que ofrecen a los clientes buenas condiciones de limpieza, calidad, presentación de alimentos, confort y seguridad contra incendios.


En la actualidad una Industria o Edificación en la ciudad de Guayaquil para entrar en funcionamiento necesita el permiso de las autoridades competentes que en el caso de la protección contra incendios es el Benemérito Cuerpo de Bomberos de Guayaquil.
El hotel objeto de estudio de este trabajo se encuentra localizado en el norte de la ciudad de Guayaquil. Esta edificación está destinada no solo para el uso de habitaciones de hotel sino también para locales comerciales y restaurantes.


  1. Objetivos del proyecto

Los objetivos principales del presente trabajo son:

  • Diseñar un sistema eficiente de tal manera que esté en la capacidad de salvar vidas humanas y permitir la continuidad de las actividades dentro del hotel dentro de un corto periodo de tiempo.

  • Diseñar un sistema de bombeo de presión constante con el objetivo de brindar confort en cada una de las habitaciones y lugares donde se requiera agua.




  1. Alcance del proyecto

El alcance del diseño del sistema contra incendios para el hotel objeto de estudio, se limita a la fuente de abastecimiento, equipo de bombeo, redes de distribución y métodos de supresión de acuerdo a Reglamentación Nacional y su referencia a Normas Internacionales como la NFPA (National Fire Protection Association).
El alcance del diseño del sistema de bombeo de presión constante para el hotel objeto de estudio se limita a las fuentes de abastecimiento, equipo de bombeo y redes de distribución.

CAPÍTULO 2



  1. FUNDAMENTOS TEÓRICOS SOBRE PROTECCIÓN CONTRA INCENDIOS Y SISTEMAS DE PRESIÓN CONSTANTE

    1. Química básica del fuego

Los incendios son una de las mayores catástrofes naturales y en muchos casos son provocados por el hombre. Durante los últimos años han aumentado su frecuencia, causando daños irreparables tanto en vidas humanas como en pérdidas materiales y medioambientales.


La protección contra incendios abarca todas las medidas relacionadas con la defensa de la vida humana y la preservación de la propiedad mediante la prevención, detección y la extinción de incendios.
Para prevenir las diferentes causas de incendio se debe conocer algunos detalles del fuego y sus elementos.
El fuego es una reacción de combustión que se caracteriza por la emisión de calor acompañada de humo, de llamas o de ambos.
Al ser la combustión una oxidación, habrán de intervenir, para que ésta se produzca, un material que se oxide, al que llamaremos COMBUSTIBLE, y un elemento oxidante, que llamaremos COMBURENTE. Para que la reacción de oxidación comience, habrá que disponer, además, de una cierta cantidad de energía, que llamaremos ENERGIA DE ACTIVACION (habitualmente CALOR).
Sin la presencia simultánea de estos tres elementos no es posible obtener fuego.


      1. Triangulo del fuego

El fuego no puede existir sin la conjunción simultánea del Combustible (material que arde), comburente (oxígeno del aire) y de la energía de activación (chispas mecánicas, soldaduras, fallos eléctricos, etc.).


Si falta alguno de estos elementos, la combustión no es posible. A cada uno de estos elementos se los representa como lados de un triángulo, llamado TRIANGULO DEL FUEGO, que es la representación de una combustión sin llama o incandescente.
Existe otro factor, "reacción en cadena", que interviene de manera decisiva en el incendio. Si se interrumpe la transmisión de calor de unas partículas a otras del combustible, no será posible la continuación del incendio, por lo que ampliando el concepto de Triángulo del Fuego a otro similar con cuatro factores obtendremos el TETRAEDRO DEL FUEGO, que representa una combustión con llama.
c:\users\byron\pictures\tetraedro de fueo.jpg

FIGURA 2.1 TETRAEDRO DE FUEGO
Combustible.- Sustancia que en presencia de oxigeno y aportándole una cierta energía, es capaz de arder, los combustibles pueden clasificarse, según su naturaleza:

  • Sólidos: Carbón mineral, madera, papel, textiles, etc.

  • Líquidos: Gasolina, alcohol, diesel, etc.

  • Gaseoso: Gas natural, propano, butano, hidrogeno, metano, etc.

Oxigeno.- Normalmente el fuego requiere un 16% de oxigeno y un máximo de 21%, en las mezclas inferiores el fuego entra en un estado latente que se extinguirá por la falta de oxigeno.

Calor.- Es la mínima temperatura a que una sustancia (sólida o líquida) debe ser calentada a fin de iniciar una combustión que se sostenga por sí misma independientemente de fuentes externas de calor.

Reacción en cadena.- Esta es una reacción autosuficiente que produce energía o productos que pueden causar reacciones ulteriores de la misma clase.


      1. Clasificación del tipo de fuego


Clases de Fuego.- Teniendo en cuenta la naturaleza del fuego es que se realiza una clasificación de los diferentes tipos de fuego:


  • Fuegos de Clase A: Son los fuegos que se desarrollan en los combustibles sólidos. Son ejemplo de ello las maderas, cartón, papel,  plástico, tela, etc.

  • Fuegos de Clase B: Son los producidos o generados por combustibles líquidos, tales como gasolinas, aceites, pinturas, grasas, etc., o aquellos sólidos que a la temperatura de ignición se encuentran en estado liquido, como asfaltos, parafinas, etc. Solamente arden en su superficie, ya que está en contacto con el oxígeno del aire.

  • Fuegos de Clase C: Son los fuegos que se dan en materiales, instalaciones o equipos sometidos a la acción de la corriente eléctrica tales como motores, transformadores, cables, tableros interruptores, etc.

  • Fuegos de Clase D: Son los producidos o generados por metales combustibles, tales como magnesio, aluminio en polvo, sodio, circonio, etc. El tratamiento para extinguir estos fuegos ha de ser minuciosamente estudiado.

Es frecuente que alguna de estas clases se desarrolle en presencia de corriente eléctrica, como en el caso de incendios de aparatos electrodomésticos, cables eléctricos, etc. En estos casos, al peligro que representa el fuego, se añade el riesgo de electrocución, por lo que al intentar apagar el fuego debe considerarse esta posibilidad y, si existe, tomar las oportunas medidas protectoras, tales como desconectar la electricidad, utilizar extintores adecuados, etc.


    1. Definiciones hidráulicas básicas

Presión.- Es la fuerza normal ejercida por un peso sobre una superficie determinada:

Llamamos Presión Hidrostática a la presión que se ejerce en un punto cualquiera de un líquido debido al propio peso de este.

Los sistemas hidráulicos aplican un principio según el cual, la presión aplicada a un líquido contenido en un recipiente, se transmite con la misma intensidad a cualquier otro punto del líquido (Principio de Pascal).

Caudal.- Es el producto de la sección del tubo de corriente por la velocidad del fluido en la misma (Q = S x V). Se mide en metros cúbicos por minutos u horas o en litros por segundo, minuto u hora.

Pérdidas por fricción.- La resistencia a fluir cuando un líquido está moviéndose a través de una tubería resulta en una pérdida de cabezal o presión que conocemos como FRICCIÓN.

La resistencia a fluir es debida a la viscosidad del líquido y turbulencia que ocurre a lo largo de las paredes de la tubería debido a la rugosidad.

La cantidad de pérdidas de cabezal para un sistema dado depende de las características del líquido, tales como viscosidad, tamaño de tubería, condiciones de la superficie interior de la tubería (rugosidad), y longitud de recorrido.

Darcy-Weisbach.- La ecuación de Darcy-Weisbach es una ecuación ampliamente usada en hidráulica. Permite el cálculo de la pérdida de carga debida a la fricción dentro una tubería.

La ecuación fue inicialmente una variante de la ecuación de Prony, desarrollada por el francés Henry Darcy. En 1845 fue refinada por Julius Weisbach, de Sajonia, hasta la forma en que se conoce actualmente:



Donde:


= pérdida de carga debida a la fricción.

f = factor de fricción de Darcy.

L = longitud de la tubería.

D = diámetro de la tubería.

V = velocidad media del fluido.

g = aceleración de la gravedad: g = 9,81 m/s2.

El factor de fricción f es a dimensional y varía de acuerdo a los parámetros de la tubería y del flujo.

Las características de un fluido están determinadas por el Número de Reynolds.



R2000 Flujo Laminar

2000R 4000 Flujo en Transición

R4000 Flujo Turbulento

Para flujo laminar el factor de fricción se determina por la ecuación:

Para flujo turbulento el factor de fricción se determina por la ecuación: (Colebrook)





= Rugosidad Absoluta

Las perdidas por fricción se incrementan cuando aumentan la capacidad o longitud de la tubería.



Altura dinámica total (TDH).- Una bomba debe vencer la resistencia de un sistema de bombeo para lograr que el líquido fluya totalmente en el sistema.

La resistencia al flujo del líquido es conocida como Altura Dinámica Total del sistema (TDH).

La altura dinámica total (TDH) es la suma de DOS partes:

Altura Estática + Altura Dinámica = Altura Dinámica Total

Todos los valores de altura son medidos en metros o en Pies.

Altura estática.- representa la resistencia del sistema antes de que el fluido entre en movimiento.

Los componentes primarios de la altura estática son las diferencias de elevación entre:

La superficie del líquido al punto de succión

La superficie de líquido al punto de descarga.

La altura estática también cuenta con el diferencial de presión entre el punto de succión y el punto de descarga.

La altura estática no varía con la capacidad



Altura dinámica.- representa la resistencia del sistema mientras el fluido bombeado esta en movimiento.

Perdidas de altura dinámica, aparecen una vez que el líquido comienza a fluir a través del sistema de bombeo. Estas pérdidas son debidas a la fricción y son llamadas Perdidas por fricción.

Las pérdidas de altura dinámica están en función de la capacidad.

Las pérdidas de altura dinámica están compuestas de dos partes:

Cada elemento del sistema de bombeo contribuye a las pérdidas de altura dinámica a través de las Perdidas por fricción.

Acelerar el fluido bombeado de cero a una velocidad final requiere energía, esto es conocido como Columna de velocidad.


Columna de velocidad.- Es simplemente una función de la velocidad del fluido fluyendo a través del sistema de bombeo.

Este valor es frecuentemente pequeño y generalmente despreciado.

Estos valores también vienen dados en tablas de perdidas por fricción.

Cabezal Neto de Succión Positivo (NPSH).- Término que se usa para cuantificar la presión necesaria en la succión de la bomba que garantice un funcionamiento adecuado.

NPSH es el término que describe si las condiciones de presión en el lado de succión son adecuadas para una operación apropiada de la bomba.

Existen dos tipos de NPSH:


  • El Disponible (NPSHA) o calculado.

  • El Requerido (NPSHR), que lo da el fabricante del equipo.

Para que no Cavite una bomba centrífuga del NPSH disponible debe superar al NPSH requerido, es decir debe cumplirse la siguiente relación.

NPSHA > NPSHR

Con esto se evitan problemas como:


  • Bajo rendimiento de la bomba.

  • Excesiva vibración.

  • Operación con ruido.

  • Falla prematura de los componentes.

  • Cavitación

Cabezal Neto de Succión Positivo Disponible (NPSHA).- Es la cantidad de energía disponible (referido al eje de la bomba) sobre la presión de vapor que dispone el líquido en la brida de succión de la bomba a la temperatura de bombeo.

Se expresa en pies de columna del líquido bombeado.

El NPSHA depende de las características del sistema en el cual opera la bomba, del caudal y de las condiciones del líquido que se bombea, tales como: clase de líquido, temperatura, gravedad específica, entre otras.

Los factores que afectan el NPSHA incluyen:



  • La presión que actúa sobre la superficie del fluido.

  • Elevación relativa del fluido.

  • Perdidas de fricción en la tubería de succión.

  • Presión de vapor del fluido.

Estos factores constituyen las condiciones dinámicas de succión y deben ser cuidadosamente considerados antes de hacer la selección final de la bomba.

NPSHa Disponible (Sistema) = PB + HS - HF – PV

PB (+): Presión atmosférica (Barométrica), presión sobre la superficie de succión (pies) – Absoluta.

HS (+): La más baja altura del fluido respecto de la línea central (pies).

HF (-): Pérdidas de fricción desde la superficie del fluido hasta la línea central (pies).

PV (-): Presión de vaporización del fluido a la máxima temperatura de trabajo (pies) – Absoluta.

Cabezal Neto de Succión Positivo Requerido (NPSHR).- Es el valor mínimo de la energía disponible sobre la presión de vapor del líquido a la temperatura de bombeo, requerida en la brida de succión de la bomba, para permitir que opere satisfactoriamente (sin cavitar) a una determinada velocidad de rotación del impulsor.

Se expresa en pies de columna del líquido bombeado.

Depende exclusivamente del diseño de la bomba y de las condiciones de operación, siendo su valor proporcionado por el fabricante.

La Cavitación.- Es un fenómeno que se produce en un conducto por el que circula un fluido, generalmente agua, donde se forman espacios vacíos, normalmente en lugares donde la velocidad es elevada y la presión está por debajo de unos valores determinados. Estos espacios vacíos provocan la formación de burbujas de vapor que modifican la corriente del fluido, volviendo a subir la presión. Entonces estas burbujas desaparecen y se producen unas sobrepresiones puntuales.

Curvas del Sistema.- Una curva de sistema es una representación gráfica del comportamiento de la resistencia (TDH) de un sistema de bombeo a lo largo de todo su rango de capacidad.

Una curva de sistema muestra:

El componente de la altura estática (El cual es constante en todo el rango de capacidad).

El componente de la altura dinámica (El cual se incrementa con la capacidad).

La curva del sistema es función del tamaño de tubería, tipo de equipo, y disposición del sistema de bombeo.

c:\users\byron\downloads\ae1057-2.gif

FIGURA 2.2 CURVA DEL SISTEMA
Punto de Operación de una Bomba Centrífuga.- Si representamos en un solo gráfico la curva H – Q de la bomba y la curva del sistema, ambas curvas se cortarán en un punto.

Esta intersección determina exactamente el punto de operación de la bomba instalada en el sistema analizado.



c:\users\byron\pictures\punto de operacioon.jpg

FIGURA 2.3 RELACION ENTRE LAS CURVAS DEL SISTEMA Y DE LA BOMBA
Operación de Bomba Centrífuga en Serie y Paralelo.

Para operación de dos o más bombas en paralelo la curva de trabajo combinada se la obtiene sumando horizontalmente las capacidades (Q) al mismo cabezal de descarga (H).

Para operación de dos o más bombas en serie la curva de trabajo combinada se la obtiene sumando verticalmente los cabezales de descarga (H) a la misma capacidad (Q).



FIGURA 2.4 OPERACIÓN EN SERIE Y PARALELO
Ecuación de Hazen-Williams.- La fórmula de Hazen-Williams, también denominada ecuación de Hazen-Williams, se utiliza particularmente para determinar la velocidad del agua en tuberías circulares llenas, o conductos cerrados es decir, que trabajan a presión.

Su formulación es en función del radio hidráulico.



En función del diámetro



Donde:


Rh = Radio hidráulico = Área de flujo / Perímetro húmedo = Di / 4

V = Velocidad media del agua en el tubo en [m/s].

Q = Caudal ó flujo volumétrico en [m³/s]

C = Coeficiente que depende de la rugosidad del tubo.

90 para tubos de acero soldado.

100 para tubos de hierro fundido nuevos.

128 para tubos de fibrocemento.

150 para tubos de polietileno de alta densidad.

Di = Diámetro interior en [m]. (Nota: Di/4 = Radio hidráulico de una tubería trabajando a sección llena)

S = Pérdida de carga por unidad de longitud del conducto [m/m].

Esta ecuación se limita por usarse solamente para agua como fluido de estudio, mientras que encuentra ventaja por solo asociar su coeficiente a la rugosidad relativa de la tubería que lo conduce, o lo que es lo mismo al material de la misma y el tiempo que éste lleva de uso.


    1. Normas utilizadas en la protección contra incendios

En cada país suele existir una norma que regula las disposiciones de protección, tanto activas como pasivas. A veces, los gobiernos locales, promulgan normas adicionales que adaptan la normativa nacional a las particularidades de su zona.

Ecuador cuenta con Reglamentos Oficiales y Acuerdos Ministeriales para la “Prevención, Mitigación y Protección Contra Incendios” suscritos por Ministerios como el de Inclusión Económica y Social elaborados en concordancia con la Ley de Defensa Contra Incendios, en conjunto con organismos y empresas directamente relacionados que dan los lineamientos para la prevención de estos siniestros; pero es el Cuerpo de Bomberos de cada localidad quien complementa estas normas aplicándolos a cada tipo de riesgo y para ellos se basa generalmente en normas de uso internacional como la NFPA (National Fire Protection Association).



La NFPA (National Fire Protection Association).- Es una organización creada en Estados Unidos, encargada de crear y mantener las normas y requisitos mínimos para la prevención contra incendio, capacitación, instalación y uso de medios de protección contra incendio, utilizados tanto por bomberos, como por el personal encargado de la seguridad. Sus estándares conocidos como National Fire Codes recomiendan las prácticas seguras desarrolladas por personal experto en el control de incendios.

Normas NFPA de uso común

  • NFPA 10 - Extintores Portátiles

  • NFPA 13 - Instalación de Sistemas de Rociadores y estándares de fabricación

  • NFPA 20 - Instalación de bombas estacionarias contra incendios

  • NFPA 25 - Inspección, Prueba y Mantenimiento de Sistemas de Protección Contra Incendios a Base de Agua

  • NFPA 70 - Código Eléctrico Nacional (NEC)

  • NFPA 70B - Prácticas Recomendadas de Mantenimiento para Equipo Eléctrico

  • NFPA 70E - Seguridad Eléctrica en Lugares de Trabajo

  • NFPA 72 - Código Nacional de Alarmas

  • NFPA 77 - Seguridad con Electricidad Estática

  • NFPA 101 - Código de Seguridad Humana, el Fuego en Estructuras y Edificios

  • NFPA 704 - Clasificación de Productos Químicos y Sustancias Peligrosas

Para la elaboración de la presente tesis a desarrollar, utilizamos las Normas NFPA de la National Fire Protection Association en sus panfletos 13, 20 y 25.


    1. Clasificación del tipo de riesgo involucrado según la actividad realizada

Según norma NFPA 13, por el tipo de ocupación reconoce tres clases diferentes de actividades, la clasificación de las ocupaciones se refiere únicamente a la instalación de rociadores y a su abastecimiento de agua. No deberá pretender ser una clasificación general de los riesgos de ocupación.

Ocupaciones de Riesgo Leve.- Ocupaciones o parte de otras ocupaciones, donde la cantidad y/o combustibilidad de los contenidos es baja, y se esperan incendios con bajos índices de liberación de calor.

Ejemplos: Apartamentos, iglesias, viviendas, hoteles, edificios públicos, edificios de oficinas, escuelas y otros similares.



Ocupaciones de riesgo ordinario.- Se subdivide en tres grupos, debido que cada uno requiere un suministro de agua para los rociadores ligeramente distintos.

En general, en esta clase se incluyen los edificios comerciales, industriales y de fabricación normales.



  • Riesgo ordinario (Grupo 1): Ocupaciones o partes de otras ocupaciones donde la combustibilidad es baja, la cantidad de combustibles es moderada, las pilas de almacenamiento de combustibles no superan los 8 pies (2,4m), y se esperan incendios con un índice de liberación de calor moderado.

Algunos ejemplos son: Fabricas de conservas alimenticias, lavanderías, plantas eléctricas, etc.

  • Riesgo ordinario (Grupo 2): Ocupaciones o partes de otras ocupaciones donde la combustibilidad es baja, la cantidad de combustibles es de moderada a alta, las pilas de almacenamiento de combustibles no superan los 12 pies (3,7 m) de altura, y se esperan incendios con índices de liberación de calor moderados a altos.

Ejemplos son: Molinos de cereales, plantas textiles, imprentas, empresas de artes graficas y fabricas de zapatos.

  • Riesgo ordinario (Grupo 3): En este grupo se enumera un número reducido de actividades en las que la cantidad o la combustibilidad del contenido es alta y los fuegos previsibles pueden llegar a producir grandes cantidades de calor.

Ejemplos son: Molinos de harina, muelles y andenes, fábricas de obtención y procesos de papel, fabricación de neumáticos y almacenes (de papelería, de mobiliario, de pinturas, etc.).

Ocupaciones de riesgo extra.

  • Ocupaciones de riesgo extra (Grupo 1): Ocupaciones o partes de otras ocupaciones donde la cantidad y combustibilidad de los contenidos es muy altas y hay presentes líquidos inflamables, polvos, pelusas y otros materiales, que introducen la probabilidad de incendios con un rápido desarrollo y elevados índices de liberación de calor con la presencia de poco o ningún liquido inflamable o combustible.

  • Ocupaciones de riesgo extra (Grupo 2): Ocupaciones o partes de otras ocupaciones donde la cantidad y combustibilidad de los contenidos es muy altas y hay presentes líquidos inflamables, polvos, pelusas y otros materiales, que introducen la probabilidad de incendios con un rápido desarrollo y elevados índices de liberación de calor con cantidades moderadas a considerables de líquidos inflamables o combustibles, o donde se reguarden cantidades importantes de productos combustibles.
















    1. Métodos y equipos de supresión utilizados en la protección contra incendios

Contra el riesgo de incendio se puede actuar mediante dos técnicas: prevención; utilizada para impedir que el incendio tenga lugar y protección; proporcionada por el sistema de actuación para evitar su propagación y consecuencias.

Para hacer frente a un incendio es preciso conocer los procesos de producción y mantenimiento del fuego aspectos fundamentales para su prevención y extinción, así como los medios técnicos más habituales presentes en los edificios para enfrentar este tipo de situaciones, básicamente extintores de incendio y bocatomas o llaves de incendio equipadas ya que suelen ser los primeros elementos utilizados al iniciarse un fuego y de ellos depende en muchos casos que se evite su propagación.











      1. Clasificación del tipo de fuego

Dado que, para que un incendio se inicie o mantenga es precisa la coexistencia en espacio y tiempo con intensidad suficiente de cuatro factores: combustible, comburente, energía de activación y reacción en cadena; una correcta actuación eliminando o disminuyendo suficientemente la intensidad de cualquiera de los factores descritos evitará el incendio o lo extinguirá si este ya se ha producido. Según el factor que se pretenda eliminar o disminuir es posible diferenciar los siguientes métodos de extinción:

Método de supresión por enfriamiento.

En la mayoría de los casos, el fuego se extingue cuando la superficie del material en combustión se enfría por debajo de la temperatura a la que produce suficiente vapor para mantener la combustión.

El enfriamiento superficial no es normalmente efectivo sobre productos gaseosos y líquidos inflamables con puntos de inflamación por debajo de la temperatura del agua aplicada. Generalmente, no es recomendable emplear agua para líquidos con puntos de inflamación por debajo de 100 ºF (37,8 ºC).

La cantidad de agua necesaria para extinguir un fuego depende del calor desprendido por el mismo. La velocidad de extinción depende de la rapidez en la aplicación del agua, del caudal y del tipo de agua que se aplique.

Lo más efectivo es descargar agua a manera que absorba el máximo calor. El agua absorbe el máximo de calor cuando se transforma en vapor y esto se consigue con mayor facilidad así se aplica pulverizada en vez de un chorro compacto.

La aplicación de agua pulverizada se basa en los siguientes principios:

La velocidad de transmisión del calor es proporcional a la superficie expuesta de un líquido. Para un volumen dado de agua la superficie aumenta drásticamente si el agua se convierte en gotas.

La velocidad de transmisión de calor depende de la diferencia de temperatura entre el agua y el material en combustión o el aire que lo rodea.

La velocidad de transmisión de calor depende del contenido en vapor del aire, especialmente en cuanto a la propagación del fuego.

La capacidad de absorción de calor del agua depende de la distancia recorrida y de su velocidad en la zona de combustión. (En este factor debe tenerse en cuenta la necesidad de descargar un volumen adecuado de agua sobre el fuego).

Otros factores a tener en cuenta para el control por aberturas y a través de las paredes suelos y techos.

Método de supresión por sofocación.

El aire puede desplazarse e incluso suprimirse si se genera suficiente vapor. La combustión de determinados materiales puede extinguirse mediante esta acción sofocante, que se produce con más rapidez si el vapor que se genera puede confinarse, del alguna forma, en la zona de combustión. El proceso de absorción de calor mediante vapor termina cuando éste empieza a condensarse, transformación que requiere que el vapor ceda calor.

Los fuegos de materiales combustibles ordinarios se extinguen normalmente por el efecto enfriador del agua, no por sofocación creada por la generación de vapor. Aunque este último puede suprimir las llamas, normalmente no extingue dichos incendios.

El agua puede sofocar el fuego de un líquido inflamable cuando su punto de inflamación esté por encima de los 37,8 ºC y su densidad relativa sea mayor que 1,1 y, además no sea soluble en agua. Para conseguir este efecto de la manera más eficaz, se le añade normalmente al agua un agente espumante. El agua debe entonces aplicarse a la superficie del líquido de una forma suave.



Método de supresión por emulsificación.

Se logra una emulsión cuando se agitan juntos dos líquidos inmiscibles y uno de ellos se dispersa en el otro. La extinción por este procedimiento se logra aplicando agua a determinados líquidos viscosos inflamables, ya que el enfriamiento de la superficie de dichos líquidos viscosos, como el fuel-oil número 6, la emulsión aparece en forma de espuma espesa, que retrasa la emisión de vapores inflamables. Generalmente, para la extinción por emulsionamiento se emplea una pulverización del agua relativamente fuerte y gruesa. Debe evitarse el empleo de chorros compactos que produciría espumaciones violentas.



Método de supresión por dilución.

Los fuegos de materiales inflamables hidrosolubles pueden extinguirse, en algunos casos, por dilución. El porcentaje de dilución necesario varía ampliamente, al igual que el volumen de agua y el tiempo necesario para la extinción. Por ejemplo, la dilución puede aplicarse con éxito contra un fuego en un vertido de alcohol metílico o etílico, si se consigue una mezcla adecuada de agua y alcohol; sin embargo, no es práctica común si se trata de depósitos. El peligro de rebose, debido a la gran cantidad de agua que se requiere, y el de espumación, si la mezcla alcanza la temperatura de ebullición del agua, hace que esta forma de extinción sea escasamente efectiva.



Agentes extintores en la protección contra incendio

Son variados los agentes extintores utilizados en los equipos portátiles, por lo cual, resulta también variado el grado de efectividad de cada uno de ellos y las limitaciones en cuanto a su aplicabilidad. Se pueden clasificar en:



Agua.- Por su abundancia resulta el más común en las operaciones de extinción de incendios. Su acción extinguidora está fundamentada en el enfriamiento de la materia en combustión. Se aplica bajo la forma de un chorro a presión, o también como un rocío muy fino sobre toda la superficie encendida. Es bien, en grandes cantidades arrojadas a través de mangueras o rociadores sobre cantidades de aceite relativamente pequeñas.

Este agente extinguidor sólo puede ser aplicado en los fuegos CLASE "A", y en algunos casos en fuegos CLASES "B", como los incendios de petróleo, donde se debe aplicar en la forma descrita. Nunca deben usarse en los fuegos CLASE "C", y menos aun en los fuegos CLASE "D".



Espuma.- La espuma se puede producir mezclando una solución de sulfato de aluminio con otra de bicarbonato de Sodio y agregándole un estabilizador. En los equipos portátiles la espuma es producida por la reacción de las dos soluciones señaladas, originándose una presión interna como consecuencia de la generación de gas carbónico, capaz de impeler la espuma a una distancia de siete (7) metros.

La espuma eliminará el oxigeno al formar una capa que impide el paso del aire, y además, enfría un poco. Se aplica en forma de una capa que cubra la superficie del líquido en combustión. Sin embargo, en muchos casos, los vapores que se desprenden de las sustancias en combustión atraviesan la capa de espuma, y si su concentración es suficiente, arderán encima de ella.

Es especialmente útil en la extinción de los fuegos CLASE B, y en los que el efecto de sofocación del agente extinguidor es de gran importancia. Ciertos solventes (alcoholes, acetona, etc.) deshacen la espuma, por lo que no es conveniente emplearla en incendios de estas sustancias. Por ser conductora de electricidad nunca debe emplearse en fuegos CLASE C. También está contraindicada para los fuegos CLASE D.

Dióxido de Carbono CO2.- Este gas puede almacenarse bajo presión en los extintores portátiles y descargarse a través de una boquilla especial en el sitio donde se necesita. La característica extinguidora del gas carbónico, es su efecto de sofocación acompañado de un ligero enfriamiento. No debe usarse en áreas cerradas o de escasa ventilación, ya que el usuario puede ser objeto de asfixia mecánica por insuficiencia de oxigeno, Es adecuado para fuegos CLASE B y CLASE C. No es adecuado para las otras clases de fuego.

Polvo Químico Seco.- Lo constituyen mezclas incombustibles de productos finamente pulverizados, tales como Carbonatos de Sodio, Bicarbonato de Sodio , Sulfato de Sodio, Silicato de Sodio, Bentonita, etc. Actúa por ahogamiento ya que se aplica procurando formar una capa sobre la materia en combustión.

En los equipos portátiles este agente extinguidor es expulsado por la presión liberada por una cápsula de nitrógeno, ubicada en el interior del extintor y la cual es rota en el momento de su uso.

De acuerdo a la composición de la mezcla, el polvo químico es adecuado para los fuegos CLASE A, B, y C. No son adecuados para los fuegos CLASE D.



Derivados halogenados.- Son productos de síntesis. Extinguen por inhibición de la reacción se usan en instalaciones fijas para la protección de equipos eléctricos y electrónicos. Desventajas: son tóxicos y dañan la capa de ozono, por lo que su uso se encuentra en regresión. Extinción FUEGOS CLASE B.

Tipos de Instalaciones.

Existen diversos tipos de instalaciones cuya elección es función de las características del riesgo a proteger.



Tubería mojada.- En este caso la red de tubería está constantemente bajo presión de agua.

Representa el 75% de las instalaciones de rociadores y no debe instalarse cuando exista peligro de heladas.

La figura muestra un puesto de control general en tubería húmeda;

c:\users\byron\appdata\local\microsoft\windows\temporary internet files\content.word\1.jpg

FIGURA 2.5 PUESTO DE CONTROL GENERAL DE RED DE ROCIADORES EN Tubería húmeda
La figura que se muestra a continuación es el puesto de control local de un sistema de tubería húmedo;

c:\users\byron\appdata\local\microsoft\windows\temporary internet files\content.word\2.jpg

FIGURA 2.6 PUESTO DE CONTROL Local DE RED DE ROCIADORES EN Tubería húmeda
Tubería seca.- En este caso el agua sólo llega hasta la válvula de control, estando llena de aire a presión la instalación entre aquélla y los rociadores. Al abrirse un rociador el aire escapa permitiendo la apertura de la válvula y el paso de agua. Este tipo de sistema debe instalarse cuando existe peligro de helada y va complementado con dispositivos para acelerar la salida del aire de la red de tubería al abrirse un rociador. La figura que se muestra a continuación es el puesto de control general de un sistema de tubería seca;

c:\users\byron\appdata\local\microsoft\windows\temporary internet files\content.word\3.jpg

FIGURA 2.7 PUESTO DE CONTROL GENERAL DE RED DE ROCIADORES EN Tubería seca


      1. Equipos de supresión utilizados en la protección contra incendios

Los agentes extintores pueden aplicarse en diversas formas sobre los riesgos a proteger, empleándose en cada caso el material o equipo correspondiente.

Por su aplicación, se clasifican dichos materiales o equipos en móviles o fijos, entendiéndose como fijos aquellos que no pueden ser desplazados del lugar que ocupan sin dejarlos fuera de servicio.

Corresponden a la clasificación de materiales o equipo móvil, los extintores, puestos de incendios, generadores y vehículos.

Extintores.

Un extintor, extintor de fuego, o matafuego es un artefacto que sirve para apagar fuegos. Consiste en un recipiente metálico (bombona o cilindro de acero) que contiene un agente extintor de incendios a presión, de modo que al abrir una válvula el agente sale por una manguera que se debe dirigir a la base del fuego. Generalmente tienen un dispositivo para prevención de activado accidental, el cual debe ser deshabilitado antes de emplear el artefacto.

Los hay de muchos tamaños y tipos, desde los muy pequeños, que suelen llevarse en los automóviles, hasta los grandes que van en un carrito con ruedas. El contenido varía desde 1 a 250 kilogramos de agente extintor.

Según la Norma NFPA 10 los extintores portátiles se clasifican de la siguiente manera:



Extintor de Incendio Operado por Cartucho o Cilindro.- Un extintor de incendio en el cual el gas expelente está en un recipiente separado del tanque que contiene el agente extintor.

Extintor de Incendios No Recargable.- Un extintor de incendios no recargable no puede ser sometido a mantenimiento completo, pruebas hidrostáticas, y restaurarse a su capacidad plena de operación por las prácticas normales utilizadas por los distribuidores y negociantes de equipos de incendio.

Extintor de Incendio Portátil.- Dispositivo portátil que contiene un agente extintor el cual puede expelerse bajo presión con el fin de eliminar o extinguir un fuego, que puede ir sobre ruedas.

Extintor de Incendios Recargables (reenvasable).- El extintor recargable puede ser sometido a mantenimiento completo, incluyendo inspección interna del recipiente a presión, reemplazo de todas las partes, sellos defectuosos, y prueba hidrostática.

Extintores Residenciales Automáticos.

Extintores Residenciales de Uso General.- Un extintor que ha sido investigado, probado y listado específicamente para uso solamente en y alrededor de residencias (viviendas unifamiliares, bi-familiares y en estructuras para unidades habitacionales multifamiliares) con el propósito de extinguir incendios.

Extintores Residenciales para Propósitos Especiales.- Un extintor de incendios designado, probado y listado para un tipo especial de riesgo como se especifique en su etiqueta.

Extintores Auto-expelentes.- Un extintor portátil en el cual el agente tiene suficiente presión de vapor a temperaturas normales de operación para expulsarse.

Extintor Presurizado.- Un extintor en el cual, tanto el agente extintor como el gas expelente están contenidos en el mismo recipiente y que incluye un manómetro indicador de la presión.

Extintores de Neblina de Agua.- Un extintor portátil que contiene agua destilada y emplea una boquilla que descarga el agente en una aspersión fina.

Extintor de Incendios Tipo de Agua.- El extintor de incendios de agua contiene agentes a base de agua, tales como agua, espuma, AFFF, FFFP, anticongelante, y chorro cargado.

Extintor Sobre Ruedas.- Un extintor de incendio portátil equipado con un armazón de soporte y ruedas para ser transportado por una persona hasta el fuego.
http://blog.extintorescelta.com/wp-content/uploads/extintores1.jpg

FIGURA 2.8 tipos de extintores
Rociadores Automáticos.

Una de las ventajas principales de los rociadores en la lucha contra incendios es su sencillez. Aunque los materiales se han ido perfeccionando desde que se inventaron hace más de 140 años, aún funcionan de la misma manera que entonces.

Los rociadores arrojan agua pulverizada sobre el fuego en sus comienzos, lo cual impide que se propague y a menudo lo apaga. Para garantizar este resultado, se instalan los rociadores a distancias iguales entre sí, en todos los techos del edificio o instalación, y se conectan a una red de agua corriente constantemente llena de agua a presión. Los rociadores están individualmente cerrados mediante un elemento térmico, normalmente una pequeña ampolla de cristal que contiene un alcohol. Cuando se produce un incendio bajo el rociador, el alcohol se expande debido al calor, como ocurre en un termómetro. Cuando llega a una temperatura predeterminada no queda más sitio para el alcohol, la ampolla se rompe, y el rociador empieza a arrojar agua sobre el fuego. Sólo se activan aquellos rociadores que se encuentran directamente sobre el fuego, y nunca reaccionan al humo (como por ejemplo el que se crea al cocinar). Normalmente uno o dos rociadores bastan para controlar el incendio.

Los rociadores automáticos:

Eliminan las muertes por incendio casi por completo

Reducen las heridas y daños materiales causados por el fuego en más de un 80%

Al arrojar cantidades de agua mucho menores que las mangueras de bomberos, se reduce el daño causado por el agua

No se activan con el humo o el vapor creados al cocinar, de manera que sólo funcionan cuando se produce un incendio


mantenimiento de los detectores sprinkler.

FIGURA 2.9 mecanismo de disparo de rociadores automaticos
Gabinetes Contra Incendio.

Es un equipo completo de protección y lucha contra incendios, que se instala de forma fija sobre la pared y está conectado a la red de abastecimiento de agua. Incluye, dentro de un armario, todos los elementos necesarios para su uso: manguera, devanadera, válvula y lanza boquilla, extintor, hacha.

Es un sistema eficaz e inagotable para la protección contra incendios, que por su eficacia y facilidad de manejo, puede ser utilizado directamente por los usuarios de un edificio en la fase inicial de un fuego o incendio.

Es idónea para ser instalada en lugares donde, debido a su elevada ocupación y/o tránsito de personas, se precise un sistema de extinción fácil de usar, eficaz e inagotable, ya que funciona con agua de la red de abastecimiento general.



c:\users\byron\documents\tesis 1\gabinetes.bmp

FIGURA 2.10 B0ca de incendio equipada (gabinete)
Hidrantes.

Un hidrante es una toma de agua diseñada para proporcionar un caudal considerable en caso de incendio. El agua puede obtenerla de la red urbana de abastecimiento o de un depósito, mediante una bomba.

Hay dos tipos principales:

Hidrante exterior, situados en las inmediaciones de los edificios y en la que los bomberos pueden acoplar sus mangueras. Pueden ser aéreas o enterradas; en el primer caso se trata de un poste con sus tomas (normalmente más de una) y en el segundo, se sitúan en una arqueta, con tapa de fundición, bajo el nivel del pavimento de la acera.

archivo:fire hydrant.jpg

FIGURA 2.11 HIDRANTE EXTERIOR
Hidrante interior, situados en lugares de los edificios que tienen además el equipamiento necesario para hacerla funcionar, o Boca de Incendio Equipada, abreviadamente BIE. Una BIE suele estar en un armario, en el que hay una entrada de agua con una válvula de corte y un manómetro para comprobar en cualquier momento el estado de la alimentación.

Tiene una manguera plegada o enrollada, con su boca de salida (lanza y boquilla). Las mangueras pueden ser 25 y 45 mm de diámetro, que permiten caudales elevados de agua: 1,6 y 3,3 litros por segundo, respectivamente. La de 25 mm puede utilizarse de forma individual pero la de 45 mm debe usarse con ayuda de otra persona. Cuando se acciona la válvula y se abre la válvula es aconsejable sujetar la lanza o boquilla de las mangueras para evitar que, a causa de la presión, empiece a dar bandazos, pudiendo herir a alguien. El armario donde se encuentran suele estar cerrado con un vidrio, con la inscripción: "Rómpase en caso de Incendio", porque cualquiera debe romperlo en caso de incendio, para utilizarla. También hay otro tipo. Se denomina columna seca y es de uso exclusivo para los bomberos. El sistema consiste en una tubería vacía que tiene ramificaciones hacia armarios con bocas de incendio, a las cuales los bomberos conectan sus mangueras. A diferencia de los otros dos sistemas anteriores, la tubería no lleva agua; ésta se introduce en el circuito a partir de una boca especial que hay a la entrada del edificio, donde los bomberos pueden conectar la manguera desde el camión de bomberos o camión cisterna a la boca o desde un hidrante. Este sistema sirve para evitar desplegar muchos metros de manguera de forma innecesaria.



http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/9/91/camellia_hotel_fire_hose_box.jpg/150px-camellia_hotel_fire_hose_box.jpg

FIGURA 2.12 HIDRANTE INTERIOR
Instrumentos de detección y alarmas.

Los sistemas de detección y alarma tienen por objeto descubrir rápidamente el incendio y transmitir la noticia para iniciar la extinción y la evacuación.

La detección de un incendio puede realizarse mediante estos sistemas:

Detección humana.

Instalaciones automáticas de detección de incendios.

Sistemas mixtos.



Detección Humana

La detección queda confiada a las personas. Es imprescindible una correcta formación en materia de incendios. El plan de emergencia debe establecer, detalladamente, las acciones a seguir en caso de incendio:

Localización del incendio y evaluación del mismo.

Aviso al servicio interno y/o externo de extinción y alarma para evacuación de personas, todo según plan preestablecido.

Extinción del fuego.

El desarrollo de estas funciones exige la existencia de un Plan de Emergencia y de una formación correcta, que debe incluir:

Conocimiento-entrenamiento exhaustivo de sus cometidos dentro del plan de emergencia.

Zonas de riesgo críticas.

Emplazamiento de pulsadores de alarma y forma de aviso rápido al coordinador de la empresa y a los bomberos. Cátedra de Ingeniería Rural

Detección Automática

Las instalaciones fijas de detección de incendios permiten la detección y localización automática o semiautomática, accionando, opcionalmente, los sistemas fijos de extinción de incendios.

Pueden vigilar permanentemente zonas inaccesibles a la detección humana.

Las funciones del sistema de detección automática de incendios son:



  • Detectar la presencia de un conato de incendio con rapidez, dando una alarma preestablecida (señalización óptica-acústica en un panel o central de señalización). Esta detección ha de ser fiable. Antes de sonar la alarma principal, se debe comprobar la realidad del fuego detectado.

  • Localizar el incendio en el espacio.

  • Ejecutar el plan de alarma, con o sin intervención humana.

  • Realizar funciones auxiliares: Transmitir automáticamente la alarma a distancia, disparar una instalación de extinción fija, parar máquinas (aire acondicionado), cerrar puertas, etc.

Los componentes principales de una instalación fija de detección son:

  • Detectores automáticos.

  • Pulsadores automáticos.

  • Central de señalización y mando a distancia.

  • Aparatos auxiliares: Alarma general, teléfono de comunicación directa con los bomberos, accionamiento de sistemas de extinción, etc.

Tipos de detectores automáticos

Los detectores automáticos son elementos que detectan el fuego a través de algunos fenómenos que acompañan al fuego: Gases y humos; temperatura; radiación UV, visible o infrarroja; etc. Según el principio en que se basan, los detectores se denominan:



  • Detector de gases o iónico: Utilizan el principio de ionización y velocidad de los iones conseguida mediante sustancia radiactiva, inofensiva para el hombre (generalmente Americio).

  • Detector de humos visibles (óptico de humos): Mediante una captación de humos visibles que pasan a través de una célula fotoeléctrica se origina la correspondiente reacción del aparato.

  • Detector de temperatura: Reaccionan a una temperatura fija para la que han sido tarados. (Un rociador automático o sprinkler es uno de ellos).

  • Detector de llama: Reaccionan frente a las radiaciones, ultravioleta o infrarroja, propias del espectro.



    1. Tipos de sistemas de bombeo de presión constante y su funcionamiento

Son aquellos sistemas de bombeo en donde se suministra agua a una red de consumo, mediante unidades de bombeo que trabajan directamente contra una red cerrada.

Los sistemas de bombeo a presión constante se clasifican en dos grupos principales, a saber:






      1. Sistema de bombeo de presión constante con variadores de frecuencia

Son aquellos sistemas en los cuales la unidad de bombeo varía su velocidad de funcionamiento en razón al caudal de demanda de la red, mediante el cambio de velocidad en el impulsor de la bomba que se logra de diferentes formas, las cuales sirven a su vez para clasificarlos en:

Variadores de velocidad por medio de motores de inducción.

El motor es el denominado Tipo Escobillas y en él se usa un sensor de presión y/o caudal con un transductor que hace que el voltaje varíe en los secundarios y por ende varíe la velocidad de funcionamiento.



Variadores de velocidad por medio de rectificadores de silicón.

En este caso se usan motores normales en jaula de ardilla y un sensor electrónico de presión y/o caudal, que por inter medio de un transductor hace que el circuito rectificador de S.R.C. varíe el ciclo de la onda de C.A., variando por ende la velocidad de motor.



Variadores de velocidad por medio de moto-variadores mecánicos.

La velocidad de la bomba es regulada por un moto-variador que consta de un motor estándar acoplado a una caja vareadora de velocidad, integrada por un juego de correas en " V " que corre sobre poleas de diámetro variable, accionándose el conjunto por un mecanismo electromecánico que recibe una señal de un sensor de presión y/o caudal.



Variadores de velocidad por medio de moto-variadores eléctricos.

En este tipo de sistemas se usa un variador electromagnético que consta generalmente de un motor de tipo jaula de ardilla, que mueve un electroimán que es excitado por una corriente secundaria de una intensidad proporcional a la presión y/o caudal registrados en la red que arrastra o no, a mayor o menor velocidad el lado accionado, donde generalmente se encuentra la unidad de bombeo.



Variadores de velocidad por medio de moto-variadores hidráulicos.

Este consta generalmente, de un motor de tipo jaula de ardilla, que acciona un acoplamiento hidráulico, en donde un mecanismo hidráulico mecánico regula la velocidad de salida, (accionamiento de la bomba) en forma proporcional a la presión de la red, por medio de la cantidad de fluido que suministra el acople hidráulico.

Los mecanismos utilizados par a registrar presión y/o caudal en este tipo de sistema son similares a los especificados para los sistemas a velocidad constante. En el caso de sistemas con más de una bomba, el funcionamiento aditivo se efectúa teniendo cuidado en bloquear la unidad en turno de funcionamiento a su velocidad máxima y variándola en la bomba que entra en servicio auxiliar, también se logra arrancando adicionalmente una bomba a velocidad fija y bajando al mínimo la velocidad en el variador.

c:\users\byron\pictures\variadores de frecuencia.jpg

FIGURA 2.13 variable frequency drive pump controllers


      1. Sistema de bombeo de presión constante con válvulas reguladoras

Son aquellos sistemas en donde dos o más bombas trabajan en paralelo a una velocidad invariable para cubrir demandas de consumo instantáneo de la red servida. Un nombre más apropiado para estos sistemas se ría el de SISTEMAS DE BOMBEO CONTINUO A VELOCIDAD FIJA. A pesar de lo anteriormente expuesto, estos sistemas se convierten en SISTEMAS DE PRESION CONSTANTE con el uso de válvulas reguladoras, que son usadas cuando en la red se requiere en verdad, una presión uniforme. En estos sistemas el funcionamiento aditivo de las bombas se efectúa mediante los diferentes métodos de registrar la demanda en la red; lo cual sirve además para clasificarlos.

Con sensor de presión (tankless).

En estos sistemas el funcionamiento aditivo de las unidades de bombeo se acciona por señales recibidas de sensores de presión colocados en la red servida que encienden y apagan la bomba.



Con sensor diferencial de presión.

Estos tipos de sistemas incorporan una placa de orificio, tubo venturi, inserto corto o cualquier otro mecanismo medidor de caudal que acciona un presostato diferencial para lograr un funcionamiento aditivo de las bombas.



Con medidores de caudal hidrodinámicos (/2g).

Son sistemas que incorporan rotámetros, tubos pitopso o cualquier otro medidor hidromecánico de velocidad. En ellos determinada la velocidad se calcula el caudal por sección/velocidad; a este grupo específico pertenece el Pacomonitor.



Con medidores de caudal electromagnético.

Son sistemas que registran el caudal por medio de la inducción de un campo, producido por la velocidad de la masa de agua pasante, el medidor crea una resistencia que es registrada por un transductor que da las señales de encendido y apagado de las bombas.




      1. Variadores de frecuencia

El variador de frecuencia regula la frecuencia de la corriente aplicada al motor, logrando con ello modificar su velocidad. Sin embargo, se debe tener presente que el cambio de frecuencia debe estar acompañado por un cambio de la tensión aplicada, para no saturar el flujo magnético del rotor.

  1   2   3   4   5   6   7   8


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal