Towards a model of self management for sustainable development organization of the colombian pacific coast region



Descargar 482.4 Kb.
Página5/12
Fecha de conversión14.01.2019
Tamaño482.4 Kb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   12

2.1.3 Departamento del Cauca16

El Departamento del Cauca se encuentra localizado en el suroeste del país. Limita al norte con los departamentos del Valle del Cauca y Tolima, al oriente con los departamentos de Huila y Caquetá, al sur con los departamentos de Putumayo y Nariño, y al occidente con el océano Pacífico. Fue creado por la Constitución de 1886. La superficie del Departamento comprende una extensión de 29.308 kilómetros cuadrados, equivalentes al 2.7% del territorio nacional, ocupando el doceavo lugar entre los departamentos del país, después de Amazonas, Vichada, Caquetá, Meta, Guainía, Vaupés, Antioquia, Chocó, Casanare, Nariño y Santander.



Geografía física

La extensión del departamento es de 29.308 km². Tiene una geografía quebrada, lo que le permite poseer todas las variantes climáticas, desde las más frías en el nevado del Huila (5.750 m) y los volcanes de Puracé y Sotará, hasta las tierras bajas de la costa. Atravesado por las cordilleras Occidental y Oriental, esta última cordillera nace en este territorio, concretamente en el macizo Colombiano, donde también nacen las principales arterias fluviales del país como son los ríos Magdalena, Cauca y Caquetá. Otros ríos que atraviesan el territorio son el Cajibío, el Guapi, el Jambaló, el Micay, el Patía, el Páez y el Timbiquí. La parte sur del departamento, conocida como la ‘bota Caucana’, forma parte de la Amazonia colombiana. Este departamento, además de la parte continental, posee las islas de Gorgona y Gorgonilla, en el océano Pacífico. La primera fue hasta hace una década una prisión, y hoy es conservada como un santuario natural. Es una zona de alta sismicidad y sus poblaciones en muchas ocasiones han sido afectadas por los temblores de tierra.


Población

En 2005 el Cauca contaba con 1.268.937 habitantes, distribuidos en sus 38 municipios, incluida su capital, Popayán. Las actividades económicas que se desarrollan en el Cauca son variadas, entre las que sobresalen la agricultura, la ganadería, la minería, el comercio, la explotación de madera, el turismo y los servicios. Cultivan caña de azúcar, plátano, maíz, café, cacao, frijol, anís y papa en los municipios de Almaguer, Balboa, Bolívar, Cajibío, Corinto, Silvia, Santander de Quilichao y Caloto. La actividad ganadera, que ha favorecido la producción de leche y carne, se desarrolla en los municipios de Balboa, Almaguer, Caloto, Corinto, Toribio, Mercaderes y Miranda. La explotación de oro es una actividad que se ha llevado a cabo desde el periodo prehispánico y con mayor impulso durante la colonia, cuando se introdujeron esclavos para el laboreo de las minas. Los municipios mineros son Almaguer, Balboa, Cajibío, Caloto, Guapi, Inzá, Jambaló, Miranda, Morales, Páez o Belalcázar, Puracé y Toribio. La explotación forestal se hace en Argelia, Balboa, Cajibío, El Tambo, López de Micay y Santa Rosa. El turismo, el comercio y los servicios se orientan desde Popayán. Entre los lugares turísticos del Cauca están Popayán, el macizo Colombiano, los volcanes de Puracé y Sotará, la población de Silvia y demás poblaciones indígenas.


Situación económica17

Los primeros seis meses de 2008 estuvieron caracterizados por la desaceleración de la economía departamental, ante la disminución en el consumo, producción y ventas internas. De la misma forma, el encarecimiento del crédito por las medidas adoptadas por el emisor para controlar la inflación se convirtió en otras de las principales causas de la disminución en el consumo. En cuanto al movimiento de sociedades presentado en el Cauca, durante el primer semestre de 2008 se registró una inversión neta por un valor aproximado de $ 2.137 millones de pesos, evidenciando un decrecimiento del 48% respecto al mismo periodo del año anterior.



Según la Cámara de Comercio de Popayán, la disminución en la inversión neta se explica en primer lugar, a la caída del capital suscrito de una empresa del sector industrial, cuya operación ascendió a los $ 8.345 millones de pesos, y en segundo lugar, por los capitales desinvertidos en el municipio de Santander de Quilichao que representaron el 78,0% del total capital disuelto, es decir, en valores absolutos $ 507.000 miles de pesos constantes. Asimismo, en Popayán se registró una disolución de capital aproximada de $99.0 millones pesos constantes, cifra que representó el 15,2% del total capital disuelto.
Sin embargo, al suprimir estos movimientos de capital, la inversión neta del Cauca en el primer semestre del año, presentó un crecimiento del 155,3% frente a igual semestre del año anterior, donde los movimientos empresariales se concentran principalmente en la capital del Cauca. Por tipo de actividad económica, durante los primeros seis meses del año, la actividad Electricidad, Gas y Agua, se vio favorecida por la instalación de las nuevas redes de gas domiciliario en la ciudad de Popayán. Dicha Inversión ascendió a $ 1.561,4 millones de pesos constantes; luego se encuentra el sector Comercio con $ 1.324,3 millones de pesos, y en tercer lugar la actividad Inmobiliaria con $ 1.170,1 millones de pesos.
En términos de localización, la inversión neta tuvo una concentración importante en la ciudad de Popayán, donde se registró una participación cercana al 41%, seguido del municipio de Miranda (31%) y Puerto Tejada (15%). Así las cosas, dentro del análisis del movimiento sociedades registrado en el Cauca durante los años 2007- 2008, se observa un nuevo ambiente en la dinámica empresarial de Popayán, localidad que continuó siendo el principal foco de las nuevas empresas y la inversión neta del Departamento.
Este panorama es reflejo de las oportunidades de negocios generadas por la presencia del nuevo Centro Comercial Campanario, que dinamizaron el sector comercial de la ciudad, al igual que las expectativas de los empresarios frente a la apertura de nuevos mercados. Sin embargo, a pesar del desarrollo industrial que generó la ley Páez en el norte del departamento, el panorama actual en esta zona es preocupante ante el marchitamiento de dicha ley. Las liquidaciones, reformas y fusión de empresas observadas en los últimos años, al igual que la caída en las inversiones, se constituyen en las principales preocupaciones para el desarrollo económico de esta región. Igualmente, inquieta la incertidumbre generada alrededor de la nueva legislación de Zonas Francas para las empresas Páez existentes.
No obstante, en estos momentos, el sector empresarial del norte del Cauca se está reacomodando para cumplir con los requisitos y exigencias del régimen de Zona Franca, revisando sus posibilidades de inversión y expansión, por tanto se vislumbran para los años venideros, una recuperación de la inversión en esta zona del departamento. Por su parte, las exportaciones del Cauca durante el primer semestre de 2008 presentaron un comportamiento positivo, registrando un crecimiento del 8,3% respecto al mismo periodo de 2007, pero inferior al promedio nacional 22,9%. Su participación a nivel nacional llegó al 0,88%. En el Cauca, las exportaciones no tradicionales llegaron a U$75.496 miles de dólares valor FOB, siendo el industrial el sector más representativo, cuyas ventas aportaron el 98,44% del total. Por subsectores económicos, los de mayor participación en las ventas externas del departamento fueron maquinaria y equipos, productos alimenticios y bebidas y fabricación de sustancias y productos químicos, las cuales representaron el 64,45% del total.
El principal producto exportador fue sulfonados con US$6.368 miles de dólares. En fabricación de máquinas y equipos, el principal producto fue moldes para materia mineral con US$6.307 miles de dólares. Las ventas externas del Cauca se concentraron principalmente en los mercados de Venezuela, Ecuador, Perú, México y Estados Unidos que en su conjunto representaron el 66,19% del total. Lo anterior, confirma la importancia del mercado andino en las ventas totales del departamento. En cuanto a las importaciones, el Cauca totalizó US$140.002 miles de dólares valor CIF, que representó un crecimiento del 7,6%.
Las principales compras realizadas por las empresas de la región en el exterior se concentraron en las industrias de sustancias y productos químicos, papel, cartón, productos metalúrgicos básicos y maquinaria y equipo, las cuales en conjunto aportaron el 81,69%.
Dichas compras fueron realizadas principalmente a Estados Unidos, Venezuela, Corea y México. El producto de mayor valor CIF comprado por el departamento fue pasta química de madera de coníferas con US$11.454 miles de dólares, realizada a los Estados Unidos. Del sector de sustancias y productos químicos, el principal producto fue el dodecilbenceno con un total de US$6.994 traído desde Venezuela. En lo correspondiente a la actividad financiera en el Cauca, durante el primer semestre del año las colocaciones presentaron un comportamiento positivo aunque moderado comparado al crecimiento que venía presentado en años anteriores. Entre los distintos factores que afectaron esta dinámica se encuentran la desaceleración de la economía, los efectos de la política monetaria, y las mejores prácticas de selección por parte de las entidades financieras para otorgar créditos.
Aceptando este diagnostico como punto de partida, el saldo de la cartera del sistema financiero en el departamento a junio de 2008 creció 18.6% respecto a igual semestre del año anterior. En términos absolutos, las colocaciones alcanzaron $451.562 millones de pesos, siendo los créditos de consumo y los comerciales los de mayor crecimiento y participación. En Popayán, la cartera neta de los bancos comerciales presentó un crecimiento bajo del 1.1%, generado básicamente por la caída en los créditos comerciales (-11.7%) el segundo tipo de crédito más importante después del crédito de consumo. Este último presentó un crecimiento del 9.8%, mientras que los microcréditos aumentaron 10.2%.
En cuanto a las captaciones del sistema financiero, mostraron a nivel departamental un crecimiento de sólo 9.6% al alcanzar $883.614 millones de pesos, siendo los CDT el tipo de captación más representativo al reportar un crecimiento del 27.1%. Por su parte, los depósitos de ahorro aunque reportaron una participación del 55.93% en el total captado, presentaron un escaso crecimiento del 5.9%, lo cual deja entrever que durante el primer semestre este tipo de captación perdió dinamismo siendo una posible causa las formas de captación no bancaria que existen en el departamento que prometen rendimientos muy superiores al ofrecido por el sector financiero. Paralelamente, la capital caucana, registró en sus bancos comerciales un total captado de $648.686 millones de pesos durante el primer semestre del 2008, lo que demuestra una caída del 3.3%, donde sólo los CDT y los Certificados de Ahorro de Valor Real reportaron un crecimiento positivo del 11.7% y 614.3% respectivamente.
Con relación a los impuestos registrados en Popayán según la DIAN suroccidente, durante el primer semestre del año, se recaudo un total de $149.717 millones de pesos, 22.0% mas al alcanzado en el mismo periodo del año anterior. Este recaudo señaló un cumplimiento del 105.1%, al situarse por encima de la meta proyectada por la DIAN de $142.391 millones de pesos. En cuanto al comportamiento de los impuestos internos18, también fue favorable, al situarse 5.1% por encima de la meta, al percibir $149.655 millones de pesos192. Dentro de estos recaudos, el de la retención y ventas (IVA) siguieron consolidándose como los recaudos que más aportan ($102.208 millones de pesos) al representar el 68.2% de los internos. En variaciones, los impuestos al patrimonio, renta y democracia fueron los que más se incrementaron respectivamente.
De esta forma, los mayores ingresos tributarios durante el primer semestre del año obedecieron al cumplimiento voluntario de sus clientes y a las herramientas dispuestas por el MUISCA para controlar los altos niveles de evasión y el aumento significativo del contrabando.
Desde el punto de vista de la dinámica del sector real, durante el primer semestre de 2008, el sacrificio de ganado vacuno en el departamento registró un comportamiento creciente, respecto al mismo periodo de 2007. En lo corrido del año, las reses sacrificadas totalizaron 12.562 unidades, es decir 1.159 más respecto al 2007, reportando un aumento del 10,2%. El peso total registrado por el ganado vacuno llegó a los 4.8 millones de kilogramos, con un peso promedio por cabeza de 386 kilos. Por sexo, predominó el sacrificio de ganado macho en un 80,32% frente al de ganado hembra (19,68%). A pesar de lo anterior, fue el ganado hembra el que reportó mayor crecimiento (13,0%) en el sacrificio, que el ganado macho (9,5%).
Respecto del total nacional, el sacrificio de ganado del departamento del Cauca, aumentó la participación en 0,10 puntos respecto al primer semestre de 2007, al llegar al 1,06%. Este comportamiento se explica por el aumento en el sacrificio de reses hembras respecto al mismo periodo del 2007. En cuanto al ganado porcino, se presentó un descenso en las cabezas sacrificadas comparado con el primer semestre de 2007. La disminución fue del -15,4%, como resultado de las 317 unidades menos degolladas. El peso total de los porcinos fue de 163 mil kilogramos, con un peso promedio por cabeza de 94 kilos. La representatividad del sacrificio del departamento del Cauca en total nacional llegó al 0,25% frente al 0,30% del primer semestre de 2007.
Respecto a los resultados de la actividad edificadora ocurridos en el departamento del Cauca en lo corrido del 2008, indicó que, en lo relacionado con la intención a construir, los metros totales licenciados aumentaron en 201,5% al llegar a un total de 407 mil, después de haber estado en 135 mil entre enero y junio de 2007. El anterior resultado se debe fundamentalmente, al comportamiento de los metros cuadrados aprobados del principal jalonador de la intención a construir, el destino vivienda, que representó el 95,93% del total. En el primer semestre del año, la edificación de vivienda pasó de licenciar 96.2 mil a 391.2 mil metros cuadrados, es decir un incremento del 306,5%. En consecuencia, por cada licencia aprobada se pasó de licenciar en promedio 356 metros cuadrados a 1.546 metros cuadrados en el primer semestre de 2008.
Por su parte, el comportamiento del metro cuadrado licenciado en viviendas en el Cauca20, explicado por tipo de vivienda indicó que, la edificación de casas aumentó en 300,6% y de apartamentos en 348,4%. Las unidades crecieron, principalmente en vivienda, casi a la octava parte de lo presentado en el primer semestre de 2007. La VIS fue la que más creció en el desempeño, ya que pasó de 6.2 mil metros cuadrados a 51.3 mil metros cuadrados, es decir 717,9% mas, lo que refleja el impacto tan fuerte que este tipo de edificación puede presentar, no solo en materia edificadora, sino también social. Por su parte, la NO VIS, que es la más representativa, también creció a una tasa de 277,8%.
En cuanto a la tenencia de vivienda en el Cauca, el segundo trimestre de 2008 se caracterizó por presentar un comportamiento creciente, pero estable. Respecto al II trimestre de 2007, el número de viviendas que estaba siendo usada de manera total o parcial por parte de sus propietarios, arrendatarios u ocupantes de hecho, aumentó en 5.924 unidades. Por tipo de ocupación, la vivienda propia representó el 79,08%, la arrendada el 17,09% y otro tipo de ocupación 3,83%. Por zonas, tanto en la cabecera como en el resto, predominó la vivienda propia con 68,13% y 85,37%, respectivamente. Es de mencionar, que en la zona resto, se encuentra una distribución más uniforme en la tenencia de vivienda que no es propia, lo que indica que en la zona rural los derechos de propiedad y por tanto la concentración de la tierra, ha conducido a que los habitantes recurran a otro tipo de ocupación como el alquiler de vivienda o de cuartos, para solucionar sus problemas habitacionales.
En lo referente al comportamiento del ICCV, durante el primer semestre de 2008 reportó un comportamiento descendente, similar al registrado en el mismo periodo del año 2002. En los primeros seis meses del año, el índice registró una variación total de 4,6%, inferior en 0,2 puntos porcentuales a la presentada en idéntico periodo del 2007 y en 1,03 puntos a la del total nacional (5,6%). Comparada con las restantes catorce ciudades del país, la variación obtenida en Popayán, se ubicó como la tercera más baja, después de Armenia (1,4%) y Barranquilla (3,3%).
El índice visto por tipo de vivienda, la variación muestra un comportamiento similar al presentado en lo corrido a junio de 2007. La mayor la presentó la VIS (5,8%), ubicándose por encima del promedio para la ciudad. Por grupo de costos, materiales (4,2%) y maquinaria y equipos (4,3%) presentaron un incremento de 1,92 y 2,26 puntos porcentuales respecto al primer semestre de 2007. Por su parte, mano de obra (5,4%) disminuyó en 5,53 puntos. Por insumos, el de mayor contribución a la variación del índice fue hierros y aceros (32,97%), perteneciente al grupo de materiales En su orden, le siguieron: ayudante (19,34%) y oficial (15,38%), entre los principales.
Es importante mencionar que la variación del precio del acero y el hierro llegó a 26,9% frente a 0,4% del primer semestre de 200721. El incremento en el precio de este insumo es explicado por el aumento en los precios internacionales, que al inicio del año estaba alrededor de 600 dólares la tonelada y al finalizar el mes de junio, llegó a un promedio de 1.400 dólares la tonelada. Adicionalmente, la producción nacional disminuyó temporalmente la oferta de acero, situación que no produjo alteraciones en la demanda.
En lo concerniente a la demanda crediticia para vivienda en el departamento de Cauca, en lo corrido del 2008 se registró un balance positivo. Entre enero y junio, el valor total de créditos aprobados arrojó un crecimiento del 20,7%, al totalizar $15.9 miles de millones de pesos, de los cuales le corresponden a Popayán $13.3 miles de millones, es decir el 83,61% del total del departamento. Respecto al total nacional, Cauca participó con una demanda crediticia de 0,70%. Por tipo de crédito, el valor correspondiente a vivienda nueva totalizó $5.9 miles de millones y $10 miles de millones vivienda usada. En consecuencia, los créditos de mayor cuantía correspondieron a la vivienda usada, representando el 62,72% del total y los de la nueva el 37,28%.
Respecto al primer semestre de 2008, el monto de los créditos para vivienda nueva creció en 8,7% y el de la usada en 29,1%22. En término de unidades de vivienda, del monto aprobado para vivienda se obtuvo un total de 484 unidades, de las cuales a Popayán le correspondieron 345. Por tipo de crédito, las unidades nuevas financiadas fueron 181 y las usadas 303 viviendas. El comportamiento general de la financiación de la vivienda indica que a pesar de los niveles experimentados por la variación de precios en lo corrido del año, y el incremento en las tasas de interés, el crédito no se frenó y evidenció un balance positivo en la primera mitad del 2008.
Estos resultados pueden ser consecuencia de la aprobación de créditos con tasa fija, que permite conocer el valor que se pagará por dicha obligación hipotecaria, que protege de las variaciones que puedan tener los indicadores macroeconómicos que afectan la determinación de créditos a cuota variable. Adicionalmente, en lo corrido del año el Fondo Nacional del Ahorro ha incrementado el número de familias beneficiadas con la aprobación de créditos para vivienda en general, principalmente de la nueva.
Con respecto al comportamiento del transporte urbano de pasajeros en la ciudad de Popayán, los resultados del primer semestre muestran una disminución en el parque automotor. Durante este periodo, el total de buses, busetas y microbuses registraron una caída de -3,8%, situación explicada, principalmente, por la notoria reducción en el número de buses afiliados y a la no reposición de este tipo de vehículo. En cuanto a los vehículos en servicio, reportaron un incremento de 4,6%, por el aumento en el número de busetas y microbuses.
En lo relacionado con el promedio diario de pasajeros, se presentó una disminución de -1,4%, caída justificada en la disminución en el promedio de pasajeros transportados en el servicio de buses, dada la reducción en la cantidad de unidades que prestaron el servicio. El promedio diario producido aumentó en 7,8%, por el incremento generalizado en los tres tipos de servicio, pero es el de microbús el que reporta la mayor cuantía. En lo que corresponde al flujo de pasajeros nacionales que hicieron tránsito por el aeropuerto Guillermo León Valencia Durante el primer semestre de 2008, reportó un mayor volumen de personas que salieron de la ciudad de Popayán respecto de los que ingresaron.
En este periodo, tanto el total de pasajeros que salieron a la ciudad como los que llegaron, representaron el 0,46% y 0,43%, respectivamente. En cuanto al transporte de carga movilizado entre enero-junio del 2008, a través del aeropuerto León Valencia se movilizó un total de 60 toneladas en entradas y salidas, representando el 0,10% de la carga nacional.
Desplazamiento forzado

De manera general se puede decir que en el departamento del Cauca son más las personas que son expulsadas de sus territorios a causa de la violencia que aquellas que han llegado como desplazados. De 1996 a 15 de Julio de 2004, alrededor de 40.181 personas se desplazaron de sus municipios, corregimientos y veredas, mientras que 31.270 han llegado como desplazados. De igual manera alrededor de 8.342 hogares han sido expulsados, mientras que 6.585 han sido recibidos.


Tabla 3. Acumulado de personas y hogares desplazadas y recibidos registradas en el departamento del Cauca a Julio 15 de 2.00423
Hogares expulsados 8.342

Personas expulsadas 40.181

Hogares recibidos 6.585

Personas recibidas 31.270


En 2002, los desplazamientos forzados de mayores proporciones fueron producidos por combates entre los grupos irregulares y bombardeos por parte de la Fuerza Pública, en medio de la confrontación. Dentro de los hechos registrados por la Bitácora de Prensa del Observatorio de DDHH y DIH de la Vicepresidencia, se destacan los acontecidos en el mes de agosto de ese año: en los caseríos ribereños de los ríos Saija y Timbiquí, se presentó el desplazamiento masivo, de un número no determinado de habitantes, tras los enfrentamientos de los grupos al margen de la ley, los cuales se concentraron en lugares apartados, sin presencia de la Fuerza Pública y donde abundan los cultivos ilícitos de amapola; en el Tambo, un intento fallido de hostigamiento por parte del ELN y las FARC al cuartel de Policía y la base militar en este municipio provocó el éxodo de 43 familias – los campesinos decidieron desplazarse al corregimiento de Piagua, a dos horas de la cabecera municipal y a Popayán -; en Silvia (Cauca), según las denuncias del gobernador del resguardo de Pitayó, 20 familias se desplazaron a raíz de los bombardeos efectuados por el Ejército en la persecución de guerrilleros.

Educación

De acuerdo a las reformas realizadas al sistema educativo a partir de la Constitución de 1991, es importante establecer el impacto que su aplicación ha tenido, en términos de cobertura, ya que teniendo en cuenta lo visto anteriormente, es notable el esfuerzo del gobierno en términos de los recursos asignados a las transferencias, en particular a la educación cuyo peso promedio durante el periodo 1994-2006 fue del 54%. A nivel de los departamentos que conforman la región Suroccidental, la característica principal ha sido que el volumen de transferencias se incrementaron notoriamente entre 1994-2001 y 2002-2006, todo ello como respuesta al Acto Legislativo 01 y Ley 715 de 2001, que modificaron el cálculo de las transferencias al desligarlas de los ingresos corrientes de la nación y unificarlas en un Sistema General de Participaciones.

Esta medida favoreció la estabilidad de los montos destinados al sector de la educación, en particular, ya que evitaba el impacto de las fluctuaciones de la economía nacional. En el departamento del Cauca, el monto promedio de las transferencias en educación pasó en cuanto a su relación en el PIB departamental de 5,16% a 5,56%, entre los dos periodos mencionados anteriormente.
El efecto de la política en términos de cobertura escolar, indica que la asistencia escolar en este departamento vista a través de los Censos 1993 y 2005, muestra que la tasa de asistencia escolar por rangos de edad tuvo un comportamiento ascendente en general, y es particularmente notorio el desempeño presentado en las edades de 5-6 años y 12-17, lo que es una señal clara de que cada vez están ingresando más niños al sistema educativo y también aquellos que se encuentran en la etapa de culminar el ciclo escolar. Por su parte, la tasa de asistencia entre 7-11, pasó de 82,1% a 90,8%, siendo la mayor de todos los rangos de edad escolar.
Por niveles de educación, tanto en el Censo 1993 como en el 2005 el mayor número de alumnos corresponde a los que están en primaria, secundaria y media. En términos relativos, el porcentaje de personas en primaria disminuyó entre el año 1993 y 2005, a pesar que la población de personas aumentó de 504.544 a 541.086. Esto en parte, se explica por el mayor aumento de la población en secundaria y media que pasó de 163.098 a 291.07924. El porcentaje de personas en este nivel pasó de 19,2% a 26,3%.

A partir de la Constitución de 1991, las políticas educativas encaminadas a proveer de mayor eficiencia al sistema de financiación del sector, se han visto reflejadas a través de un incremento y estabilización en las transferencias, especialmente a partir del 2002, cuando se creó el Sistema General de Participaciones, mediante el cual se unificaba en una bolsa única el Situado Fiscal, las Participaciones Territoriales y el FEC; todo ello con el objetivo de garantizar la sostenibilidad de los aportes al sistema y eliminar la dependencia hacia los ingresos corrientes de la nación por estar ligados a la dinámica del Producto Interno Bruto. De acuerdo al Sistema General de Participaciones establecido en el 2001, se observa que el monto de las transferencias destinadas a la educación, sigue siendo considerablemente alto entre las cuentas fiscales del gobierno central. En consecuencia, el porcentaje de participación en las transferencias del rubro educación pasó de 52,4% en el periodo 1994- 2001 a 56,2% a partir de la vigencia de dicho sistema.

En la región Suroccidental, la dinámica de las transferencias en educación indica que a partir del 2002, año en el que se empieza a ejecutar el Sistema General de Participaciones, el monto promedio transferido a la región presenta incrementos considerables respecto al monto que venía siendo asignado antes de este año, cuando cobijaba la Ley 60 de 1993. En cuanto a la cobertura educativa se observa, que a la par que se han incrementado las transferencias a la educación en los tres departamentos de Cauca, Valle y Nariño, las tasas de asistencia escolar vistas según la edad y comparadas según Censos 1993 y 2005 también han crecido, en especial para aquellos en la edad de 5-6 y 12-17 años, es decir que sí se ha avanzado en el objetivo de generar una mayor cobertura, sin embargo ésta todavía no llega a ser del 100%.
El comportamiento de las transferencias vistas a través de sus componentes, evidencia que las transferencias departamentales, que hasta antes de la puesta en ejecución del Sistema General de Participaciones, ocupaba el mayor porcentaje del total, a partir del 2002 cambia la composición, siendo las participaciones municipales las que empiezan a representar una mayor cuantía en el monto transferido.
Esto puede ser un indicio de una tendencia hacia la descentralización administrativa de los recursos, en este caso de educación. El hecho que las tasas de asistencia escolar hayan presentado un mayor crecimiento en las edades comprendidas entre los 5-6 años nos lleva a suponer que cada vez existe un mayor interés y conciencia por ingresar al sistema educativo, al tiempo que se aprovechan los recursos destinados para tal fin.
Por niveles de educación, tanto en el Censo 1993 como en el 2005, el mayor porcentaje de la población en cada uno de los departamentos analizados se ubica en los niveles de primaria, secundaria y media, ganando estas dos últimas cada vez más participación. Este resultado se aproxima, de alguna manera, al objetivo establecido con la Ley General de Educación (ley 115 de 1994) según la cual se da obligatoriedad a nueve años educación compuesta por la primaria y secundaria.
2.1.4 Departamento de Nariño25

Estructura productiva y de comercio exterior del departamento

Entre 1990 y 2001, el PIB del departamento de Nariño creció a una tasa promedio anual de 3,2%, por encima de la observada a nivel nacional (2,6%). A pesar de esta dinámica, su PIB per cápita en el año 2001 fue US$777.263, menos de la mitad del promedio nacional (US$1.750.466). El departamento participa con el 1,7% del PIB nacional.


El sector más dinámico del departamento fue el de Servicios sociales, comunales y personales; no obstante, no logró desplazar al sector Agropecuario, silvicultura, caza y pesca como el mayor generador de valor agregado del departamento (32,2% del PIB departamental).
El sector Agropecuario, silvicultura, caza y pesca registró una baja tasa de crecimiento (1.7% anual). Incidieron en este comportamiento, la desaceleración de la actividad cafetera y ganadera, así como también el crecimiento de los cultivos ilícitos.
El segundo sector en el PIB de Nariño es el de Servicios sociales, comunales y personales, que creció a una tasa de 7,6% anual, como resultado del buen comportamiento de los subsectores de Administración pública Salud, Enseñanza y Esparcimiento. Le siguen en importancia Comercio, restaurantes y hoteles, Establecimientos financieros, seguros e inmuebles y Transporte, almacenamiento y comunicaciones.
La Industria manufacturera de Nariño centra su actividad en el sector de Alimentos y de Bebidas. Las principales industrias son la Elaboración de pescados y crustáceos, la Elaboración de aceites y grasas vegetales, los Productos de molinería y la Industria de bebidas, excepto la vinícola.
En el estudio de la CEPAL, Nariño se ubica en el puesto 18 entre 23 departamentos. Los factores en que está en mejores posiciones son Gestión empresarial e Infraestructura. Los factores en los cuales debe mejorar son Internacionalización, Finanzas, Ciencia y tecnología, Gobierno e instituciones, Recurso humano, Medio ambiente y Fortaleza económica. A partir del año 2000, la tasa de desempleo en Nariño mantuvo una tendencia creciente hasta el 2002 (15,2%); tendencia que cambió en el siguiente año cuando fue de 10.3%; por su parte, la tasa de subempleo fue de 44,7%. Mientras tanto en Pasto, ciudad que concentra el 74% de la población en edad de trabajar, el desempleo fue de 18.1% y el subempleo de 36,5%, cifra superior al consolidado urbano (32%). Las principales actividades generadoras de empleo en el departamento son Comercio, Servicios comunales, sociales y personales, Industria y Transporte.
Comercio exterior

En la década de los noventa, la balanza comercial del departamento fue positiva hasta 1995; a partir del siguiente año se tornó negativa hasta alcanzar el máximo déficit de US$86 millones en 2001. Incluyendo café y petróleo, la balanza comercial del departamento de Nariño es superavitaria. Nariño registró superávit con Estados Unidos, pero su participación en la balanza comercial se redujo a una tasa promedio anual de 18%. Por el contrario, registró un déficit comercial creciente con Ecuador, que pasó de US$2 millones en 1993 a US$64,8 millones en 2003.


Según el indicador de Balanza Comercial Relativa, Nariño es un exportador neto de Grasas, Pescados, Piedras preciosas y joyas y Confecciones de cuero. Entre 1991 y 2003, las exportaciones totales de Nariño crecieron a una tasa promedio anual de 0.7%. Si se excluyen las exportaciones de café y petróleo, la tasa de crecimiento fue del 8.8%. Este comportamiento lo explica la reducción de las exportaciones de café que pasaron de representar el 74% en 1991 al 39% del total en 2003. Las exportaciones per cápita siguen la misma tendencia de las exportaciones totales. Hasta 1997 muestran un moderado ritmo de crecimiento pero a partir de 1998 cayeron y sólo registran una leve recuperación a partir de 2002. En 2003, las exportaciones fueron US$28 por habitante. Según la clasificación CIIU, las exportaciones se concentran en Pescados, crustáceos y demás productos marinos y Aceites y grasas de origen vegetal y animal.
Por partida arancelaria, a principios de la década de los noventa el principal rubro era Crustáceos, incluso pelados, vivos, frescos o refrigerados, pero su tendencia fue decreciente; por el contrario, ganó participación en el total exportado el Aceite de palma, que se convirtió en el primer renglón exportador del departamento. Estados Unidos continúa siendo el principal destino de las exportaciones de Nariño, a pesar de la pérdida de participación en el total exportado. Cobraron importancia países como destino países como Reino Unido, Ecuador, Perú y México. Entre 1991-2003, el índice Herfindahl–Hirschman para Nariño pasó de 5.727 en 1991 a 3.179 para 2003. Sin embargo, se registró una reducción en el número de partidas arancelarias, que pasó de 91 en 1991 a 53 en 2003. El Coeficiente de Apertura Exportadora para Nariño se redujo; en 1998 era 41% y en el año 2000 fue de 24,2%. El coeficiente duplicaba el índice promedio nacional en 1998 y fue inferior a éste en el año 2000.
Entre 1993 y 2003, las importaciones de Nariño crecieron a una tasa promedio anual de 35,8% y sólo participan con 0,6% del total importado por el país. Según la clasificación CUODE, las importaciones se concentran en Bienes de consumo no duradero (especialmente productos alimenticios) y de Materias primas (las realizadas por el sector agroindustrial). Según la clasificación CIIU, en el período 1994-2003 las mayores importaciones correspondieron a alimentos y materias primas para el sector agroindustrial. Durante los últimos cuatro años, más de 50% de las importaciones fueron de productos agropecuarios.
Por país de origen, las importaciones de Nariño principalmente son del Ecuador y registran una tendencia ascendente; pasaron de representar el 22,5% de las importaciones totales en 1993 a 92% en 2003. El Coeficiente de Penetración de Importaciones para Nariño disminuyó de 44,3% en 1998 a 28% en el 2000. El mayor CPI se ubica en el sector de Fabricación de aceites y grasas vegetales y animales, que para 2000 fue de 40,6%.
Instrumentos de la política de desarrollo empresarial en Nariño

Desde hace varios años el gobierno viene adelantando labores orientadas a la preparación del aparato productivo para los escenarios de mayor integración a los mercados internacionales. La tarea del gobierno ha consistido en afinar diversos instrumentos, como el crédito y la inteligencia de mercados, y propiciar las condiciones para que el sector privado lidere los procesos de diagnóstico de problemas para competir en una economía más abierta, mejora de competitividad, adecuación tecnológica y determinación de su oferta exportadora.


Para la mejora de la productividad se han implementado tres programas de carácter nacional como parte de la Política Nacional de Productividad y Competitividad:

  • La Red Colombia Compite,

  • Las Cadenas productivas y

  • El programa de Productividad.

En los convenios de competitividad, los empresarios de Nariño participan en los convenios de carácter nacional de las cadenas de Piscicultura, Café, Lácteos y sus derivados, Papa, entre otros. Adicionalmente, el departamento firmó un convenio regional en la cadena de Cuero y de manufacturas de cuero para los municipios de Pasto y Belén. Con el objetivo de definir la oferta exportable departamental y detectar los obstáculos a la mayor internacionalización se crearon los CARCE en los que hay un trabajo conjunto de gobierno, sector privado y academia. En el caso de Nariño, el CARCE elaboró su Plan Estratégico Exportador (PEER) y definió su vocación exportadora hacia los sector agropecuario y agroindustrial.



Estructura productiva del departamento

En el PIB de Nariño, el sector con mayor crecimiento fue el de Servicios sociales, comunales y personales, que pasó de representar 20% a principios de los noventa a 31% en el período 1999-2001. No obstante, en el promedio, este sector no alcanzó a desplazar al sector Agropecuario, silvicultura, caza y pesca como el mayor generador de valor agregado del departamento, con una participación de 32,2% en el PIB departamental.



Indicadores generales del departamento

Entre 1990 y 2001, el PIB del departamento de Nariño registró una tasa de crecimiento promedio anual de 3,2%, por encima de la observada a nivel nacional (2,6%). Este comportamiento es resultado de la combinación de dos ciclos, el primero de auge (entre 1990 y 1996), caracterizado por crecimientos positivos y continuados, y el segundo de recesión (1997-2001), caracterizado por la combinación de variaciones negativas y crecimientos positivos menores a 2.5%. El departamento participa con 1.7% del PIB nacional. A pesar de la buena dinámica registrada, el PIB per cápita de Nariño es uno de los más bajos del país, sólo supera a Amazonas y Chocó. De acuerdo con este indicador, el departamento se ubicó en el puesto 31 con un PIB per cápita de US$777.263 frente al nacional de US$1.750.466, en 2001.


En el PIB de Nariño, el sector con mayor crecimiento fue el de Servicios sociales, comunales y personales, que pasó de representar 20% a principios de los noventa a 31% en el período 1999-2001. No obstante, en el promedio, este sector no alcanzó a desplazar al sector Agropecuario, silvicultura, caza y pesca como el mayor generador de valor agregado del departamento, con una participación de 32,2% en el PIB departamental. Entre 1991 y 2001, el sector Agropecuario, silvicultura, caza y pesca registró una baja tasa de crecimiento (1.7% anual). Contribuyeron a este comportamiento la desaceleración de la actividad cafetera y ganadera, así como también el incremento de los cultivos ilícitos.
En Nariño, el café fue un renglón importante hasta 1998 cuando representó el 7,4% del PIB departamental y contribuyó con 6,7% de la producción cafetera nacional; luego comenzó a decrecer la producción hasta alcanzar sólo el 2,4% del PIB departamental y 2,3% de la producción nacional en 2011. En cuanto a la ganadería, también se observó una reducción de su participación en el PIB departamental, pasó de 10,2% a comienzos de la década de los noventa a 7,1% en 2001.
El segundo sector generador de valor agregado del departamento de Nariño es el de Servicios sociales, comunales y personales, que creció a una tasa de 7,6% anual. Este comportamiento fue explicado por la dinámica de la Administración pública (10,5%), seguido en orden de importancia por Salud (8,2%), Enseñanza (6,4%) y Esparcimiento (4,6%).
Los siguientes sectores en orden de importancia en el PIB departamental fueron Comercio y restaurantes y hoteles, a pesar de la pérdida de participación en los últimos años, seguido por Establecimientos financieros, seguros e inmuebles y Transporte, almacenamiento y comunicaciones. Los mayores crecimientos se registraron en Comunicaciones, Transporte terrestre y Transporte complementario y auxiliar.
La Industria manufacturera disminuyó su participación en el PIB departamental, al pasar de representar 6,5% a principios de la década de los noventa a 3,8% entre 1999 y 2001. Según la Encuesta Anual Manufacturera, en el año 2000 este sector lo integraban 59 establecimientos, con una producción bruta de $233.006 millones.

Indicadores de competitividad

El estudio de la CEPAL sobre la Competitividad de las regiones en Colombia, ubica a Nariño en el puesto 18 del escalafón nacional. Según este estudio, el departamento tiene mejor desempeño en los factores de Gestión empresarial (puesto 14) e Infraestructura (puesto 15). Los más bajos lugares los alcanzó en los factores de Fortaleza económica, Recurso humano, Medio ambiente y Gobierno e instituciones.


Departamento de Nariño - Escalafón de la competitividad26
Factor Puesto

Fortaleza económica 21

Internacionalización 17

Gobierno e instituciones 18

Finanzas 17

Infraestructura 15

Gestión empresarial 14

Ciencia y tecnología 17

Recurso humano 20

Medio ambiente 20

TOTAL 18
Entre 2000 y 2003, la tasa de desempleo en Nariño mostró una tendencia creciente, alcanzando su máximo valor en el año 2002 (15,2%), por debajo del nivel nacional (15.5%). En el año siguiente se redujo a 10.3%, convirtiéndose en la octava menor tasa de desempleo por departamentos. Mientras tanto, la tasa de subempleo se ubicó en promedio en 43,5% cifra superior al nacional (31,5%) y en 2003 fue la más alta del país (44,7%), por encima de la media nacional (32%).

La ciudad de Pasto concentra el 74% de la población en edad de trabajar y el 56% de la población ocupada. En 2003, la tasa de desempleo fue de 18,1%, cifra superior al consolidado de 13 áreas metropolitanas (16,7%). Por su parte, la tasa de subempleo fue 36,5%, cifra superior al consolidado urbano (32%).


Los principales sectores generadores de empleo en Nariño son Comercio, Industria y Servicios, los cuales concentran más del 76% de la población ocupada. En Nariño, el comportamiento promedio de las transferencias indica que entre 1994-2001 la proporción llegó a 6,07% y entre 2002-2006 fue 6,95%.

Por último y a manera de conclusiones, el PIB del departamento de Nariño creció por encima del nivel nacional, pero su PIB per cápita es uno de los más bajos del país y sólo participa con el 1,7% del PIB nacional. Aunque el sector Servicios sociales, comunales y personales registró tasas de crecimiento elevadas, el sector Agropecuario, silvicultura, caza y pesca sigue siendo el mayor generador de valor agregado, en promedio participa con 32.2% en el PIB departamental. La desaceleración del sector Agropecuario, silvicultura, caza y pesca es resultado de la reducción de la producción cafetera y ganadera, así como también el crecimiento de los cultivos ilícitos.


La Industria manufacturera de Nariño se concentra en Alimentos y de Bebidas, en especial en la Elaboración de pescados y crustáceos, la Elaboración de aceites y grasas vegetales, los Productos de molinería y la Industria de bebidas, excepto la vinícola. Según el escalafón departamental de competitividad, Nariño se ubica en el puesto 18 y está mejor ubicado en Gestión empresarial e Infraestructura.
Hasta 2002, la tasa de desempleo en Nariño fue creciente, mientras la tasa de subempleo en promedio fue 43,5% y en 2003 fue la más alta del país (44,7%). Las principales actividades generadoras de empleo en el departamento son Comercio, Servicios comunales, sociales y personales, Industria y Transporte. La balanza comercial del departamento de Nariño fue positiva hasta 1995; luego se tornó negativa y su nivel más bajo se registró en 2001. Incluyendo café y petróleo, la balanza comercial del departamento de Nariño es superavitaria.
El principal socio comercial de Nariño es Estados Unidos con el que registró superávit, pero decreció en los últimos años. El país con el cual siempre registró déficit comercial fue Ecuador y se aceleró en los últimos años. Nariño es un exportador neto de Grasas, Pescados, Piedras preciosas y joyas y Confecciones de cuero, de acuerdo con el indicador de Balanza Comercial Relativa.
Las exportaciones de café de Nariño pasaron de representar el 74% de las exportaciones totales en 1991 al 39% en 2003. Mientras tanto, las exportaciones no tradicionales crecieron 8%. Esto se reflejó en el indicador de exportaciones per cápita totales que en 2003 fueron US$28. Según la clasificación CIIU, los principales sectores exportadores son Pescados, crustáceos y demás productos marinos y Aceites y grasas de origen vegetal y animal. Por partida arancelaria, se observó una reducción de la participación en el total exportado de Crustáceos, incluso pelados, vivos, frescos o refrigerados, y un incremento de Aceite de palma.
El principal destino de las exportaciones es Estados Unidos; le siguen en importancia Reino Unido, Ecuador, Perú y México. El índice Herfindahl–Hirschman para Nariño pasó de 5.727 en 1991 a 3.179 en 2003. Sin embargo, por número de partidas arancelarias se redujo. El Coeficiente de Apertura Exportadora para Nariño cayó a 24,2% en el año 2000.
Las importaciones del departamento de Nariño crecieron a un ritmo de 35,8% anual pero sólo participan con 0.6% en el total importado a nivel nacional. Según la clasificación CUODE, se concentran en Bienes de consumo no duradero y Materias primas. Según la clasificación CIIU, las mayores importaciones fueron alimentos y materias primas para el sector agroindustrial. Por país de origen, el 92% de las compras externas son originarias de Ecuador.

El Coeficiente de Penetración de Importaciones se redujo, en el año 2000 fue 28%. El mayor CPI se registra en Fabricación de aceites y grasas vegetales y animales. Las exportaciones de Nariño hacia los Estados Unidos cayeron en los últimos seis años; en 2003 apenas llegaron a US$3.7 millones, mientras que en 1995 se exportaron US$43.5 millones. Según el indicador de Ventaja Comparativa Revelada, son competitivas las exportaciones de Crustáceos, Pescado fresco o refrigerado y Filetes de pescado. El aprovechamiento del ATPA-ATPDEA en 2003 alcanzó el 27%. En promedio se exportaron US$590 mil, entre 1991 y 2003.


El trabajo conjunto del sector privado, la academia y el gobierno han permitido avances que deben repercutir en la mejora de la productividad y la competitividad del sector productivo del departamento. Se destaca la labor del CARCE, que elaboró el Plan Estratégico Exportador y viene trabajando en varias cadenas para mejorar su competitividad. De igual forma hay varios convenios de competitividad que se relacionan con el departamento. Adicionalmente, se viene trabajando en diversos apoyos a las micro y las pyme. Por último, en la ampliación de los mercados, siguen siendo importantes los apoyos de Proexport en inteligencia de mercados y de Bancoldex oferta de créditos de redescuento.

A manera de conclusiones preliminares, con base en la información recolectada sobre el área de contexto para este trabajo podemos resaltar que:

El valle es el departamento que a la vista de los indicadores socio económicos presenta la mejor situación, seguido de Nariño, el cauca y por ultimo chocó.

Si tenemos en cuenta la biodiversidad27 y riqueza de los recursos naturales el panorama cambia, por cuanto el choco es el que presenta los más altos índices de biodiversidad, recursos hídricos y yacimientos de minería en especial oro y otros metales preciosos

En el ámbito educativo, el departamento del chocó disminuyó la cobertura en educación media en el periodo 2002 – 2005.

La economía más dinámica es la del Valle del Cauca, con una industria diversificada y de alto valor agregado.


1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   12


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal