Towards a model of self management for sustainable development organization of the colombian pacific coast region



Descargar 482.4 Kb.
Página6/12
Fecha de conversión14.01.2019
Tamaño482.4 Kb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   12

CAPITULO 3: MARCO TEORICO

3.1. Referentes teóricos sobre el tema

3.1.1 Necesidades Básicas insatisfechas NBI


El termino completo tiene diferentes aportaciones, dependiendo de la fuente consultada, desde algunas simples, deducidas desde las primeras dos palabras, tales como “necesidades básicas de la humanidad, comida, ropa, lugar donde vivir y trabajo28”. La ONU en su informe de desarrollo humano de 1990, habla de que esto se concentra en el suministro de bienes y servicios a la población, tales como; alimentos, vivienda, ropa, atención medica y agua. Sen, lo enfoca desde la capacidad para hacer cosas, más que por adquirir o poseer ciertos bienes. Otros más críticos como Escobar, hablan de un discurso creado para imponer una meta y a la vez limite continuamente móvil de las aspiraciones humanas en el tercer mundo.

3.1.2 Educación


La Constitución Política Colombiana en su artículo 27 hace referencia más bien débil frente a la educación; “El Estado garantiza las libertades de enseñanza, aprendizaje, investigación y cátedra”. En el artículo 41 obliga a las instituciones de educación a estudiar la constitución. En el artículo 44 establece como derechos fundamentales de los niños, entre otros la Educación, la cultura, la recreación y la libre expresión. En el artículo 45 determina como derecho de los adolescentes la formación integral. En el artículo 54 reza que es obligación del Estado y de los empleadores ofrecer formación y habilitación profesional y técnica a quienes lo requieran.

El artículo 67 se hace el mayor pronunciamiento respecto a la educación cuando señala que “La educación es un derecho de la persona y un servicio público que tiene una función social; con ella se busca el acceso al conocimiento, a la ciencia, a la técnica, y a los demás bienes y valores de la cultura”. La ley general de educación 115 de 1992 define “las normas generales para regular el Servicio Público de la Educación que cumple una función social acorde con las necesidades e intereses de las personas, de la familia y de la sociedad”.

Se fundamenta en los principios de la Constitución Política sobre el derecho a la educación que tiene toda persona, en las libertades de enseñanza, aprendizaje, investigación y cátedra y en su carácter de servicio público. De conformidad con el artículo 67 de la Constitución Política, define y desarrolla la organización y la prestación de la educación formal en sus niveles preescolar, básica (primaria y secundaria) y media, no formal e informal, dirigida a niños y jóvenes en edad escolar, a adultos, a campesinos, a grupos étnicos, a personas con limitaciones físicas, sensoriales y psíquicas, con capacidades excepcionales, y a personas que requieran rehabilitación social.

Una profundización en los aspectos históricos de la educación lo realiza la fundación Caicedo González29, en una retrospectiva de la educación en Colombia cuando resalta que: La ley 60 de 1993 reglamentó los artículos 356 y 357 de la Constitución Política, que se refieren a las competencias y recursos entre los diferentes ámbitos territoriales del país. El Estado define y asigna funciones en los tres niveles del gobierno (Nacional, Departamental y Municipal) al tiempo que garantiza un flujo adecuado de recursos a las entidades territoriales (situado fiscal a los departamentos y distritos y las participaciones en los ingresos corrientes de la nación a los municipios). Esta ley también aborda aspectos relativos a la descentralización, administración y prestación de los servicios educativos, la planeación, el manejo de la información y el desarrollo institucional.

En 1994 se hace entrega de informe de la Misión de Ciencia, Educación y Desarrollo, “Colombia: Al filo de la oportunidad”. La misión tuvo como objetivo central entregar al país una nueva carta de navegación con los rumbos de la ciencia, la educación y el desarrollo trazados claramente sobre ella y se articuló sobre tres ejes, el primero de los cuales estuvo dirigido a los cambios organizacionales y del comportamiento, tanto de las instituciones públicas como privadas, en los aspectos de gestión, productividad y competitividad. Esto con el fin de crear organizaciones flexibles con capacidad de aprender, autotransformarse y transformar el medio. El segundo se centró en el cambio educativo. El tercer eje constituyó la propuesta de un proyecto nacional que integrara la ciencia y la tecnología a la sociedad y la cultura colombiana30.

En el año 200431 los estudiantes de educación superior en Colombia eran atendidos por 328 instituciones de cuatro tipos:

(i) técnicas profesionales, 51

(ii) Tecnológicas, 66,

(iii) Instituciones universitarias, 99 y

(iv) universidades, 112.

Adicionalmente se encuentran cerca de 4.000 entidades de educación no formal, las cuales son autorizadas por las secretarias de educación, pero cuyos certificados de aptitud profesional no tiene validez académica. Asimismo, las grandes empresas tienen dependencias para formar sus propios trabajadores. No obstante lo anterior, la educación en Colombia no ha sido articulada o comparada con los estándares de los países desarrollados32

3.1.3 Los Objetivos del Milenio ODM:

Son un conjunto de compromisos adquirido por los líderes mundiales durante la Cumbre del Milenio del año 2000, y que incluye la reducción de la pobreza a la mitad en todo el planeta para 2015, entre otras ambiciosas metas, lo cual es monitoreado por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, que coordina los esfuerzos dirigidos a lograrlos33 y los cuales se muestran a continuación:




3.1.4 El Concepto de Desarrollo humano


El informe de la ONU de 1990 concreta y define lo que hasta hoy es aceptado mundialmente como el concepto34 de desarrollo humano -en adelante DH-, abordando primeramente los objetivos del DH, como “crear un ambiente propicio para que los seres humanos disfruten de una vida prolongada, saludable y creativa”. El mismo documento define el desarrollo humano como “el proceso mediante el cual se amplían las oportunidades de los individuos, las más importantes de las cuales son una vida prolongada y saludable, acceso a la educación y disfrute de un nivel de vida decente”.
Lo anterior es complementado con que “Otras oportunidades la libertad política, la garantía de los derechos humanos y e l respeto a sí mismo”, lo que a juicio de Smith era interactuar sin verse “avergonzado de aparecer en público”. Los dos aspectos más preponderantes del DH son; la formación de capacidades humanas35 y el uso que las personas hacen de esas capacidades. Mi análisis de este concepto occidentalizado es que por ninguna parte aparece la riqueza de las personas; es como si desde la aparición del concepto mismo se destinara, que más bien parece una condena, al lector –léase además como ciudad, sociedad, país- a ser pobre, a no aspirar a tener algún tipo de propiedad. Sobre el concepto de desarrollo y su devenir histórico se realizará una ampliación más adelante.
Aunque el informe de DH de la ONU del año 2007 muestre que en todas la metas de los objetivos del milenio ODM se están logrando grandes avances, en este se excluyen –de seguro para no evidenciar las diferencias abismales entre los países del G20 y el resto del mundo- los países de mayor ingreso, también se debe tener en cuenta la falla por su inexactitud, reconocida por la misma ONU en los resultados de los indicadores, a causa de que estos son promedio y no reflejan una ponderación por grupos.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   12


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal