Trabajo para recuperar ciencias sociales 3º eso las personas transforman el medio el medio: recurso y obstáuculo



Descargar 109.58 Kb.
Fecha de conversión10.01.2018
Tamaño109.58 Kb.
TRABAJO PARA RECUPERAR CIENCIAS SOCIALES 3º ESO
2.Las personas transforman el medio

2.1. EL medio: recurso y obstáuculo
El medio natural es el conjunto de elementos naturales

que rodea a las personas. Incluye la atmósfera, las aguas,

los suelos, la flora y la fauna. El medio artificial incluye las

obras e infraestructuras realizadas por la humanidad.


Los seres humanos explotan el medio natural como recur-

so. El medio es el soporte vital fundamental, pues nos

proporciona aire para respirar, agua para beber y suelo para

habitar. Es fuente de materias primas y soporte para la agri-

cultura, la ganadería y las infraestructuras de transporte.
Pero el medio puede ser un obstáculo para determinadas

actividades del ser humano: una cordillera puede ser una ba-

rrera para los intercambios de mercancías entre dos países o

una zona pantanosa puede ser hábitat de mosquitos que pue-

den infectar de malaria a un pueblo cercano. En una gran

parte de estos casos, las personas intentan transformar el me-

dio para adaptarlo a sus necesidades.
2.2.Factores humanos que afectan al medio
La actividad humana a lo largo de la historia ha modificado

el medio, de forma que el aspecto que presenta el entorno

es imposible de entender sin esta actividad transformadora.
La intensidad con que la humanidad modifica el medio

está relacionada con varios factores:



  • Población. a mayor población las necesidades humanas

son mayores. Se necesitan más campos para producir

alimentos, más espacios para vivienda, más materias pri-

mas y más medios de transporte. A su vez, las disminu-

ciones de población ocasionan abandonos de campos,

viviendas e infraestructuras.


  • Tecnología. La capacidad tecnológica de una comuni-

dad determinada los modos de intervención sobre el me-

dio. Las tecnologías más básicas, como el uso del instru-

mentos de madera o piedra, no permiten mober ni tallar

grandes extensiones de roca. En cambio, las tecnologías

actuales permiten modificar grandes extensiones de

cualquier tipo de terreno.



  • Energía. Cuanta más energía dispone una civilización,

más cambios puede afectuar sobre el medio. La civiliza-

ción actual dispone de máquinas que pueden multiplicar

por miles el rendimiento de una persona.


  • Patrones de consumo. La intervención sobre el medio

también es una cuestión de costumbres. Hace cien años

los pantanos y marismas se secaban para utilizarlos con

fines agrícolas; hoy en día son espacios que se intentan

proteger dibido a su riqueza biológica. En general, nues-

tra actual sociedad de cosumo es un gran destructo-

ra del medio, ya que está basada en la producción conti-

nua de bienes como base de la economía y necesita, por

tanto, un continuo aporte de materias primas y energía.



2.5. La conciencia verde
El nacimiento de la conciencia verde o conciencia medio-

ambiental responde a la evidencia de que muchas activida-

des humanas destruyen los ecosistemas naturales. Por eso,

han suergido en todos los países corrientes de opinión que

exigen la adopción de medidas para conservar y proteger el

medio ambiente. Esta conciencia ambiental de la sociedad

se ha manifestado de diferentes formas:



  • En los países desarrollados han proliferado los movi-

mientos ecologistas, que difienden la protección y la

conservación de la naturaleza. Estos movimientos han

dado lugar a pequeñas asociaciones y organizaciones no

gubernamentales (ONG) para la defensa de lugares con-

cretos o especies que están amenazadas, pero también

existen organizaciones de carácter internacional. Su ac-

tividad ha provocado que todos los grupos políticos in-

cluyan en sus programas propuestas para la defensa del

medio ambiente. Incluso han dado origen a la forma-

ción de partidos verdes, que tienen como núcleo de su

política la defensa medioambiental.


  • En algunos países se han creado diversos organismos

nacionales, como los ministerios de medio ambiente,

y se han aprobado leyes para proteger la naturaleza, aun-

que su complimiento es desigual.


  • Las Naciones Unidas han promovido la celebración de

conferencias internacionales para favorecer acuerdos

entre todos y países.



2.6.Propuestas de desarrollo
El modelo de crecimiento económico de los siglos XIX

y XX, en la actualidad se considera insostenible, porque

destruye los ecosistemas y provoca grandes desequilibrios

en el reparto de la riqueza. Por ello, se han realizado pro-

puestas de desarrollo alternativas.


  • En la década de 1970 se pensaba que los recursos natura-

les iban a agotarse en un futuro no muy lejano. Se

sugirió la posibilidad de un crecimiento cero, que esta-

bilizase la población y la producción mundiales. Esta

propuesta recibió las críticas de los que se oponían a

frenar la natalidad y de aquellos que pensaban que una

solución de este tipo sólo serviría para perpetuar las dife-

rencias entre los países ricos y los países pobres.


  • Con más éxito se recibió en 1986 la propuesta de la Co-

misión Mundial para el Medio Ambiente y el Desarrollo

de las Naciones Unidas, el Informe Brundtland, donde se

hablaba de alcanzar un desarrollo sostenible. El objetivo

era promover un crecimiento económico que preservara

los recursos naturales para las generaciones futuras.


  • Existen otras propuestas defendidas por diversas organi-

zaciones al margen de los gobiernos. Niegan que sea po-

sible conjugar las altas tasas de crecimiento económico

y el respeto a los ecosistemas. Estas alternativas se cen-

dividual de las personas y en controlar los altos niveles

de consumo de los países más ricos.
REPORTAJES

China: su particular política de planificación familiar
Actualmente, China es el país más poblado del mundo, con

1.279 millones de habitantes. En 1979, cuando el país casi alcanzó

los 1.000 millones, el gobierno chino decidió establecer una dura

política demográfica para controlar el crecimiento poblacional del país,

cuyo objetivo era impulsar el desarrollo económico, optimizar

los recursos y elevar el bienestar de la población.


Unas duras consecuencias
Sin embargo, también han surgido múlti-

ples problemas y se han cometido increíbles

atrocidades:


  • Se han llevado a cabo millones de es-

terelizaciones y abortos forzosos, lo que

ha producido graves secuelas psicológi-

cas en la población. Así, mismo, hay una

gran frustación entre las parejas que de-

seaban tener más de un hijo.


  • En toda China, se han llevado a cabo

abandono de bebés, tráfico de niños y

disimulos familiares, pues los padres es-

conden a los hijos para no ser multados.

De hecho, en las inundaciones que se

produjeron en 1998 en el río Yangtsé, las

autoridades se quedaron perplejas al des-

cubrir familias con más de 5 hijos sin ins-

cribir. Los niños no inscritos no existen

legalmente, y, por tanto, carecen de edu-

cación, sanidad, y cuando sean adultos,

no podrán suscribir un contrato de tra-

bajo ni cualquier otro documento.


  • Se calcula que más de 20 millones de

niñas han sido sacrificadas por padres

que deseaban tener un hijo varón.



  • En muchas zonas, especialmente urba-

nas, como, por ejemplo, Sanghai, exis-

te un fuerte desequilibrio entre la po-



blación masculina y la femenina, que

condena a la soltería a miles de hombres

chinos ante la falta de mujeres.


  • Ante la falta de población joven, se está

produciendo un rápido envejecimiento.

actualmente, existen más de 130 millo-

nes de personas con más de 60 años,

cifra que seguirá creciendo en los pró-

ximos veinte años, lo que supone una ex

cesiva dependencia sobre una población

activa que decrece.


  • El excesivo precio de las multas, asocia-

do al despido laboral, ha llevado a mu-

chas familias a la marginación social.



  • Existe una fuete corrupción entre los

funcionarios locales encargados de reco-

lectar las multas que se imponen alas fa-

milias.
India, el primer país del mundo que implantó

un sistema de planificación familiar.
En India viven más de 1.049 millones de personas. Es el segundo país

con mayor población del mundo y fue uno de los primeros Estados

que implantó un programa de planificación famliar tras

su independencia del Reino Unido en 1948, cuando apenas tenía

360 millones de habitantes.
Distintas políticas demográficas

los métodos de planificación familiar que

las autoridades indias establecieron a media-

dos del siglo pasado consistían en propor-

cionar gratuitamente métodos anticoncep-

tivos, realizar operaciones de esterilización y

aborto, e inventivar económicamente a las

familias que se acogieron a estos métodos

ofreciendo ropa, alimentos, ventajas para la

compra de la vivienda, etc.

Sin embargo, esta política de planifica-

ción familiar apenas tuvo repercusión en

la sociedad y la explosión demográfica fue

imparable.

Hacia 1975, con más de 600 millonnes de

habitantes , el gobierno de India proclamó

el estado de emergencia e inició un pro-

grama de esterilización a gran escala, obli-

gando a miles de hombres y mujeres a este-

rilizarse.

Esta medida provocó una violenta re-

acción por parte de la población, e inclu-

so la dimisión de la primera ministra Indi-

ra Gandhi en 1977.

Desde entonces, el número de hijos por

mujer se ha reducido a la mitad, pues se ha

pasado de 6,3 hijos por mujer a 3,1.

Sin embargo, el aumento de la esperan-

za de vida y la reducción de la mortalidad,

en especial de la mortalidad infantil, han

contribuido a que India siga teniendo un

fuerte crecimiento de su población, en tor-

no al 1,6% anual.


Perspectivas de futuro.
Hoy en dá, India crece a razón de 15 mi-

llones de habitantes al año y la ONU pre-

dice que, para el año 2050, una de cada seis

personas que habitarán en el mundo vivirá

en India.

Las consecuencias de este rápido creci-

miento serán muy variadas:


  • Faltarán recursos hídricos. Según el

Banco Mundial, los recursos hídricos con

Los que cuenta India serán insuficientes

Si la poblacion sigue creciendo así.Ade-

Más, existe una sobreexplotación de acuí-

Feros subterráneos que no se reponen y

Que los campesinos utilizan para regar el

55% de las cosechas de grano.


  • Aumentará la población con hambre.

El gobierno de India está realizando un

esfuerzo para mejorar la alimentación fa-

miliar,pero aun así, existen más de 200

millones de personas en India que pasan

hambre.


  • Crecerá rápidamente la población en las

Ciudades. En India, sigue existiendo un

fuerte éxodo rural. Actualmente, son mu-

chas las ciudades de India que superan

los 10 millones de habitantes y estas ur-

bes tienen muchos problemas de infra-

estructuras, tráfico viviendas etc. Es el

caso de la capital, Delhi, y también de

Mumbai (Bombay), Kolkata (Calcuta)

y Chennai (Madrás). Según las estima-

ciones, para el año 2021 el 50% de la po-

blación india vivirá en las ciudades.
3.2. Los fundamentalismos
El consejo de fundamentalismo religioso nació en Esta-

dos Unidos en los primeros años del siglo XX, cuando algu-

nos pastores pretestantes publicaron una serie de panfletos

en los que criticaban la pérdida de los valores religiosos en

la sociedad americana de la época. Estas personas, que

creían en la Biblia como única verdad, se erigieron en sus

guardianes.

Qué es el fundamentalismo

Los fundamentalismos son movimientos religiosos que

aplican el contenido de los libros sagrados para regular la

vida política, económica y social. Los fundamentalistas es-

tán convencidos de que poseen la verdad religiosa y, po

ello, la religión debe dirigir todos los aspectos de la vida.


Por otra parte, los fudamentalistas consideraban que los tex-

tos sagrados no contienen error y, por lo tanto, no admiten

ninguna interperetación de los mismo. Esta actitud les con-

duce a adoptar posturas de lclara intolerancia.


Las sociedades fundamentalistas rechazan, además, algunos

elementos derivados de la globalización y del mundo mo-

derno (pérdida de los valores morales, igualdad entre el hom-

bre y la mujer, Estados no confesionales, disminución del po-

der de las autoridades religosas…) porque creen que estos

cambios pueden terminar con los fundamentos de la fe, que

son única verdad. Este hecho provoca dos consecuencias:


  • Los países con regímenes políticos fundamentalistas tra-

tan de aislarse de las influencias de otras culturas para

conservar la pureza de su identidad cultural.



  • Algunos de los principios defendidos por los regímenes

fundamentalistas son contrarios a las libertades demo-

cráticas.
Aunque el fundamentalismo islámico se presenta como el

caso más conocido, existen fundamentalistas dentro de

las tres grandes religiones monoteístas, es decir, el cristia-

nosmo, el islam y el judaísmo. Así, dentro del cristianismo,

existen corrientes ultra-ortodoxas que propugnan formas

de vida basadas estrictamente en el Evangelio y que, en al-

gunos casos, como los amish, rechazan los avances tecnoló-

gicos y el pregreso social.


Un ejemplo: el fundamentalismo islámico
A pesar de que la mayoría de los musulmanes son toleranes y conviven

pacíficamente con las culturas con las que entran en contacto, el recurso

a la violencia de los fundamentalistas islámicos hace que éstos aparezcan

frecuentemente en los medios de comunicación y que tendamos a pensar,

erróneamente, que representan a la totalidad del mundo musulmán.
El fundamentalismo islámico se presenta a sí mismo como el ejecutor

del Corán, que es el libro santo del islam. Memorizado y copiado escru-

pulosamente desde la infancia, el Corán es el primer libro de lectura, el

único código, la fuente de todo derecho y la regla de vida para un buen

musulmán.


Los grupos fundamentalistas o integristas piensan que el atraso económi-

co y la pobreza que atraviesan se deben al abandono de los principios del

islam. Para remediarlo, proponen el retorno a los principios de la fe como

único camino para alcanzar de nuevo el pretigio perdido y para terminar

con la dominación extranjera. Estos grupos intentan hacerse con el con-

trol del gobierno, bien a través de su victoria electoral, bien mediante

golpes de Estado. Los grupos más extremos defienden el recurso sistemá

tico a la violencia y al terrorismo.
1.4. La diferencia entre Estado y nación
Los términos Estado y nación no significan lo mismo. Un Estado es una

entidadd política, sin embargo, el concepto de nación hace referencia al

sentimiento de pertenencia a una comunidad basado en razones históri-

cas, étnicas, lingüísticas o religiosas.


El concepto de nación surgió con fuerza a finales del siglo XVIII durante

la Revolución Francesa y se consolidó durante el siglo XIX en Europa y

América, y en el siglo XX en Asia,África y Oceanía.
En algunos casos, una nación se ha desarrollado entre gente que habita-

ba un mismo Estado, y se tiende a identificar ambos términos. Por ejem-

plo, se habla indistintamente del Estado francés y de la nación francesa.

Sin embargo, incluso en estos casos, dentro del Estado conviven diferen-

tes nacionalidades, que pueden ser resultado de la inmigración o de la pro-

pia diversidad cultural de la población.
A veces una nación es mayor que el Estado en el que se ha desarrollado.

Un ejemplo de esta situación es China, pues un gran número de personas

de lengua y cultura chinas viven en otros Estados, pero se siguen conside-

rando chinos, a la vez que ciudadanos del país en el que viven.


Existen también Estados multinacionales en los que conviven varias na-

ciones o nacionalidades. Un ejemplo es el Reino Unido, donde conviven

ingleses, escoceses, galeses e irlandeses.
Por último, existen naciones sin Estado, que son aquellos grupos que tie-

nen el sentimiento de pertenecer a una misma comunidad, pero que no po-

seen un territorio nacional reconocido ni como Estado ni como región den-

tro de un Estado multinacional. Los ejemplos más claros son los palestinos

y los kurdos.

La mayoría de las veces las relaciones entre los distintos grupos nacionales que

forman un Estado son pacíficas. Sin embargo, en algunos casos se producen

conflictos nacionalistas que pueden llegar a convertirse en guerras civiles.



Los kurdos
Los kurdos son un pueblo muy antiguo de religión musulmana sunnita, que

tiene unas costumbres nómadas y una economía pastoril. Lo forman entre

25 y 45 millones de personas, según las diferentes estimaciones.
El territorio en el que viven los kurdos se llama Kurdistán. Se encuentra re-

partido principalmente entre Turquía e Irak, aunque también en zonas de Ar-

menia, Azerbaiyán, Irán y Siria. Todos estos países se oponen a la cons-

tucción de un Estado kurdo.


Los kurdos han constituido diversos partidos políticos que tienen como ob-

jetivo la construcción de un Estado propio. Las racciones más extremistas

son el origen de grupos guerrilleros y terroristas que han actuado, sobre to-

do, en Irak y Turquía. Por su parte, los gobiernos de estos dos países han re-

primido duramente a la población kurda: asesinatos masivos, desplazamientos

forzosos, encarcelamientos sin juicios ni garantías jurídicas, etc.


1.5.La organización interna del Estado
Los Estados se organizan enternamente para ejercer correctamente sus

funciones y para difrenciar regiones en su interior. La división de un Es-

tado en regiones se debe a motibos históricos, culturales y políticos. Estas

divisiones son diferentes según los países: Estados en Estados Unidos, de-

partamentos en Francia, Comunidades Autónomas en Espaa, etc.
Todos los Estados tienen diferentes niveles en la administración, que

van desde el gobierno central hasta los gobiernos locales o ayuntamientos

y cada nivel tiene unas competencias.
Existen varias formas de organización interna de un Estado. Las más im-

portantes son el Estado centralista y el Estado federal.




  • El Estado centralista o unitario tiene una administración central que

controla todo el territorio. Pueden existir divisiones internas en pro-

vincias o en departamentos, pero los funcionarios y gobiernos locales

que dirigen cada provincia o departamento dependen de la administra-

ción central. Un ejemplo de este tipo de Estado es Francia.



  • El Estado federal está compuesto a la vez por varios Estados. Pero to-

dos ellos respetan una misma ley suprema, la Constitución. Existe

una administración federal o central que tiene el máximo poder sobre

algunas materias como la polítiva exterior, la defensa, la seguridad co-

mún, los impuestos, etc. Sin embargo, cada uno de los Estados que for-

man un Estado federal tiene, a su vez, su propia administración que se

ocupa de algunas materias, sobre las que legisla y en las que la adminis-

tración federal no puede intervenir. Ejemplos de países de este tipo son

Estados Unidos, Alemania, México o Brasil.


El modelo español es el del Estado autonómico. Existe una ley suprema,

la Constitución de 1978, un conjunto de leyes comunes para todo el Esta-

do y una administración central con unas competencias difinidas. A la

vez, el territorio está dividido en diecisiete Comunidades Autónomas y

dos Ciudades Autónomas. Cada una de ellas posee un Estatuto de Auto-

nomía, que establece la relación con el conjunto del Estado de Auto-



nomía, que establece la relación con el conjunto del Estado, y una admi-

nistración autonómica que tiene un conjunto de competencias.
Las diferencias de poder dentro del Estado
Dentro de cada Estado también existen diferencias entre las distintas re-

giones. Unas zonas tienen una mayor importancia social política. Por lo

general son las zonas de mayor actividad económica y de mayor concen-

tración de población. Otras zonas tienen una relevancia mucho menor.


Las ciudades son generalmente las zonas centrales, porque allí se concen-

tran las administraciones, los servicios y la actividad económica.


También existen grandes diferencias entre unas ciudades y otras. La ciu-

dad con mayor peso político es la capital, ya que en ella están las sedes de

las principales intituciones del Estado. En ocasiones, la capital es tam-

bién la ciudad con mayor actividad económica y social, pero esto no

siempre es así y existen muchos casos en que otras ciudades del Estado tie-

nen el mismo o mayor peso económico, social o cultural.



1.6. Los sistemas políticos
Existen diferentes formas de gobierno. Estos sistemas políticos no son in-

modificables. Hay cambios pacíficos que se producen por medio de refor-

mas progresivas o acordabas. Pero, en ocasiones, los cambios son violen-

tos y pueden deberse a golpes de Estado, si un pequeño grupo toma el poder

por la fuerza, o a revoluciones, si lo provoca un levantamiento popular.


Monarquías y repúblicas
Las monarquías son aquellos Estados en los que el jefe del Estado es un rey,

que posee su cargo por derecho de nacimiento y lo transmite a sus hijos. En

las repúblicas el jefe del Estado es un presidente, que es elegido por los ciu-

dadanos o por ciertos grupos que controlan el poder.


Democracias y dictaduras
Para ser una democracia, un país debe cumplir una serie de requisitos:

  • Debe existir división de poderes, lo que significa que el poder está re-

partido entre instituciones diferentes e independientes. Las leyes las es-

tablecen lo Parlamentos, que son el poder legislativo. El gobierno es

el poder ejecutivo, se ocupa de aplicar las leyes y tiene que responder

ante el Parlamento de sus actuaciones. Existe un poder judicial inde-

pendiente formado por jueces, que se ocupa de salvaguardar el cumpli-

miento de las leyes y de evitar los abusos de poder por parte del Estado.



  • Tiene que prevalecer el Estado de Derecho, es decir debe existir una

ley suprema o Consitución que garantice los derechos fundamenta-

les de las personas y un sistema legal de obligado cumplimiento para to-

dos los ciudadanos y para todas las intituciones del Estado.



  • Debe existir sufragio universal, lo que significa que todos los ciudada-

nos mayores de edad tienen derecho a participar en la elección de los

representantes públicos. Las elecciones tienen que ser libres y deben exis-

tir garantías de la limpieza de los resultados.
En las dictaduras el poder político está en manos de grupos minoritarios.

Estas minorías pueden ser el ejército, un grupo racial o étnico, la aristo-

cracia religiosa o económica, un partido político, etc. En consecuencia, la

gran mayoría de los habitantes están excluidos de la vida política. Además,



no existe división de poderes, por lo que los poderes públicos pueden co-

meter abusos sobre sus ciudadanos y quedar impunes. Tampoco existe un



Estado de Derecho que garantice las liebertades individuales y los derechos

humanos.
Existen algunos países cuyo sistema político tiene la forma de una de-



mocracia, pero que en realidad no son democráticos. En ellos existen elec-

ciones, pero no reúnen las condiciones necesarias. Esta situación se pro-

duce cuando todos los candidatos pertenecen a una misma tendencia política

y no se permite a otras personas presentarse a las elecciones, cuando el

recuento de los resultados electorales es fraudulento o si no se permite a al-

gunos votantes ejercer su derecho al sufragio libre. Tampoco son demo-

cráticos los Estados sin una adecuada división de poderes. Normalmente,

en estos países se vulneran otros muchos derechos de la población.


Estados laicos, Estados confesionales y teocracias
Dependiendo de la importancia que tenga la religión en la organización po-

lítica, se distingue entre Estados laicos, Estados confesionales y tecracias.



  • Los Estados laicos son aquellos en los que existe separacion entre el Es-

tado y la Iglesia, lo que significa que las autoridades eclesiásticas no tie-

nen poder político y que las normas fundamentales del Estado no se ba-

san en ninguna doctrina religiosa.
En estos países generalmente existe absoluta libertad religiosa y los ciu-

dadanos pueden prefesar la religión que deseen o no prefesar ninguna. Sin

embargo, también es posible que todas las religiones estén prohibidas o

marginadas de la vida pública, como pasa en algunos Estados comunistas.


En ocasiones, los Estados laicos establecen acuerdos con una o más con-

fesiones religiosas para ofrecerles ciertas ventajas debido a su tradicio-

nal importancia social o a otros motivos.



  • Los Estados confesionales son aquellos en los que existe una religión

oficial que se considera la propia del Estado y que goza de privilegios

en todos los ámbitos. En algunos casos, la práctica pública de las de-

más religiones puede estar prohibida. Existen algunoscasos de Estados

confesionales democráticos, como Grecia, pero en la mayoría de los ca-

sos no son democráticos.


  • En las teocracias los libros sagrados se convierten en la ley y los reli-

giosos ocupan el gobierno o tienen poder para decidir las polítivas gu-

bernamentales. Existen teocracias de diversas confesiones religiosas. Por

ejemplo, Irán es una teocracia islámica.

3.El orden internacional actual

3.1. El reparto del poder

Las diferencias entre los Estados
En la actualidad existen más de 200 Estados en el mundo, aunque hay

enormes diferencias entre ellos.




  • Superficie. Hay Estados gigantescos, como Rusia, China o Estados

Unidos, mientras que otros son microesados, como Vaticano o Mónaco.

  • Población. mientras unos Estados tienen centenares e incluso miles de

millones de habitantes, como China o India, otros tienen pocos miles

de habitantes, casos de Dominica o Tuvalu.



  • Densidad de población. Mientras que Móncaco cuenta con 15.000

hab/km2, otros Estados están casi despoblados, como Australia, Islan-

dia, Surinam o Mauritania, con aproximadamente 2,5hab/km2.





  • Disposición del territorio. Muchos Estados tienen una forma compac-

ta, pero otros están fragmentados. En algunos casos esto se debe a la

existencia de islas, mientras que en otros es porque existen enclaves

del país separados del núcleo principal como, por ejemplo, Alaska en

Estados Unidos. Incluso se da el caso de algunos países que tienen en-

claves en otros Estados; por ejemplo, el Reino Unido posee Gibraltar

en territorio español.


El poder de los Estados
Un Estado tiene más o menos poder dependiendo de su capacidad para

influir en el comportamiento de otros Estados.
Para valorar el poder de un país se tienen en cuenta muchos aspectos co-

mo su extensión, su población, su grado de desarrollo, sus recursos natura-

les, su poder militar, etc.
Los Estados no tienen siempre el mismo poder. Estados que eran pode-

rosísimos hace tiempo, como , por ejemplo, España durante la Edad Mo-

derna, en la actualidad tienen muy poco poder.
Las formas de control de una potencia sobre el resto de los territorios

también han cambiado. Hasta mediados del siglo XX una potencia de-

mostraba su poder por medio de conquistas territoriales y estabeciendo

el control político directo sobre otros Estados. Tras la Segunda Guerra

Mundial (1939-1945) dos superpotencias se repartieron el poder, Estados

Unidos y la Unión Soviética, y lo ejercieron por medio de una red de de-

pendencia económica, política y militar que no hacía necesario conquis-

tar ni controlar otros países.


El orden internacional actual

Tras la disolución de la Unión Soviética a comienzos de la década de

1990, Estados Unidos se ha consolidado como la gran superpotencia

gracias a su gran poder económico, militar y cultural. Es el único país ca-

paz de intervenir en todos los asuntos mundiales y con gran capacidad de

influencia sobre los demás países y sobre las organizaciones internaciona-

les como la ONU.
Existen otras potencias, aunque su poder es muy inferior.


  • La Unión Europea es una potencia económica del nivel de Estados

Unidos, pero carece de poder político y militar, por lo que ejerce poca

Influencia en la política internacional.



  • Japón es también una gran potencia económica, pero tampoco posee

poder militar ni político.

  • Rusia es una gran pontecia militar, con un importante arsenal nuclear,

pero es un país con graves problemas económicos y políticos internos.

  • China es una gran potencia militar y, aunque aún es pobre, su gran cre-

cimiento la sitúa como una futura potencia económica.
Otros países tienen gran influencia en sus regiones, pero escasa fuera

de ellas: es el caso de Brasil en Latinoamércia o India en Asia. El resto de

los países del mundo son muy débiles y su papel internacional es escaso,

casi inexistente.

3.2. Los conflictos
En la actualidad hay numerosos conflictos latentes en todo el planeta. Es-

tos conflictos podemos dividirlos en tres grandes grupos:



  • Conflictos intraestatales o guerras civiles. Son aquellos que enfre-

tan a diferentes facciones de un mismo país y se desarrollan principal-

mente en su territorio. En estos conflictos pueden intervenir otros paí-

ses ayudando a alguna de las facciones en lucha, pero se trata

esencialmente de una lucha interna que afecta a un solo Estado.



  • Conflictos interestatales. Son aquellos que enfrentan a dos o más

Estados. Estos conflictos pueden provocar una tensión diplomática

prolongada o pueden degenerar en auténticos enfrentamientos ar-

mados.


  • Conflictos difusos. Son aquellos que no están provocados por un Esta-

do, sino por grupos de difícil identificación que se engloban dentro del

denominado terrorismo internacional. Estos conflictos son muy difíci-

les de resolver porque no dan lugar a un conflicto bélico localizado, si-

no a atentados terroristas dispersos.


Las causas de todos estos conflictos son muy variadas: los intereses de las

potencias ; los enfrentamientos nacionalistas o étnicos; las disputas eco-

nómicas provadas por el dominio de recursos naturales o por motivos

comerciales; los litigios territoriales a causa del establecimiento de fron-

teras o de conquistas; las querellas políticas por cambios de regímenes o

por cuestiones ideológicas; las diferencias religiosas, etc. A menudo no

existe una sola causa.

Estados Unidos, hacia el control mundial


La disolución del bloque comunista (1989) y de la Unión

Soviética (1991) colocó a Estados Unidos en la posición

única superpotencia planetaria.
Un país de contrastes
Estados Unidos es uno de los países más extensos y poblados del mundo. Su población

supera los 290 millones de personas, aunque su distribución es muy desigual, y se concentra en la costa noreste, en los Grandes Lagos y en California.

La población de Estados Unidos es una amalgama de razas y culturas. Aunque las

personas de raza blanca y cultura anglosajona son las más numerosas y controlan

el poder, también existen minorías muy fuertes como la afroamericana y la hispana.

Los contrastes económicos son muy pronunciados. La mayoría de la población

pertenece a la clase media, y disfruta de niveles de vida muy altos;sin embargo,

también hay mñas de treinta millones de pobres, en su mayoría pertenecientes a las

minorías negra e hispana.

La democracia más antigua del planeta
El régimen político de Estados Unidos es una democracia con más de 200 años de

antigüedad.

Es un Estado federal. Se divide en 50 Estados y 1 Distrito Federal, donde se en-

cuentra la capital, Washington. Todos los Estados tienen amplias competencias.

La gran mayoría de la población estadounidense se siente plenamente indentifi-

cada con su constitución, con su sistema de libertades y con sus derechos políticos y ci-

viles. Existe un fuerte orgullo de ser ciudadano estadounidense y no existe ningún tipo

de factura nacionalista.



Las bases del poderío estadounidense
El poder de Estados Unidos se fundamenta en varios pilares muy sólidos.

Su economía es la más poderosa del mundo y su producción supone más

del 20% del total mundial. Su moneda, el dólar, es la moneda de referencia,

y sus mercados financieros, especialmente la bolsa de Nueva York, marcan

la pauta de todas las bolsas del mundo.

Su ejército es el más poderoso y el único capaz de intervenir casi inmedia-

tamente en todos los rincones del planeta.

Estados Unidos ejerce también un indudable dominio cultural sobre todo el

mundo, incluso en las áreas más hostiles como el mundo islámico. La moda, el

cine, la música, la prensa y muchos otros aspectos de la vida cotidiana pro-

vienen de Estados Unidos o imitan los modelos creados en este país.
El líder del nuevo orden internacional
Al comenzar la década de 1990 finalizó la confrontación entre bloques, tras

cuarenta años de “guerra fria” protagonizaba por las dos superpotencias,

Estados Unidos y la Unión Soviética.

La desintegración de la Unión Soviética y la desaparición del bloque comunista

Supusieron la hegemonía indiscutida de Estados Unidos en el plano internacional.

El nuevo orden internacional surgido del fin de la “guerra fría” trajo consigo la

subordinación de la políticamundial a los intereses de Estados Unidos. Al principio,

pareció que gran parte del vacío de poder dejado por la Unión Soviética sería asu-

mido por la Organización de las Naciones Unidas, como pasó en la guerra del Golfo

en 1991.


Rusia, un gigante enfermo
El 31 de diciembre de 1991 la Unión Soviética dejó de existir y su territorio se dividió

en 15 países diferentes.

De todos ellos, el mayor y el más importante era la Federación de Rusia. Rusia

heredó de la URSS su enorme poder nuclear y su ejército, lo que le otorga un peso

relevante en la política mundial. Sin embargo, la economía rusa atraviesa una profunda

crisis y la situación política del país plantea dudas sobre la consolidación de la democracia.


El país más grande del mundo
La Federación Rusa es el país más grande del mundo, con 17 millones de km2, aun-

que gran parte está deshabitado, especialmente las estepas siberianas. Cuenta con

145 millones de habitantes, que se concentran al oeste de los Urales.

La población de la Federación Rusa es muy heterogénea. Aunque la mayoría es

eslava y de religión ortodoxa, existen numerosas minorías étnicas y religiosas.

En algunos casos las reivindicaciones nacionalistas de las minorías han provocado

conflictos políticos. El más grave ha sido el de la república del Chechenia en el

Cáucaso, donde estalló una cruel guerra en 1994 que ha extendido el terrorismo

y la inestabilidad a otras zonas del país.

Una democracia inestable
El régimen político imperante en la Unión Soviética era una dictadura de partido

único, sin libertad de expresión y con un férreo control político por parte del Estado.

La falta de tradición democrática en Rusia ha afectado notablemente a la instaura-

ción de un sistema constitucional. Aunque teóricamente Rusia es una democracia con

separación de poderes y con libertades públicas, existe una fuerte tendencia al auto-

ritarismo por parte de los diferentes gobiernos que se han sucedido desde 1991, y,

a menudo, se han producido abusos de poder inconcebibles en cualquier democracia

estable. Por ejemplo, en 1993 el presidente Yeltsin ordenó bombardear el Parlamento

porque la mayoría de parlamentarios había decretado su destitución y se habían levan-

tado en armas.



Rusia es una potencia
La condición de gran potencia nuclear otorga a Rusia un lugar importante en la

política internacional. Por ello, Rusia ejerce una influencia notable en los organis-

mos internacionles y es consultada para la toma de grandes descisiones políticas.

La duda externa
La deuda externa está formada por las obligaciones de pago (amortización de capital

más los intereses) que un país tiene respecto de otros para saldar los créditos obtenidos.

Está integrada por la deuda pública, contraída por el Estado, y la deuda privada,

contraída por los particulares. Los acreedores son instituciones financieras internacionales

(Fondo Monetario Internacional, Banco Mundial y bancos multilaterales de desarrollo),

Estados y entidades financieras privadas.


El origen de la deuda es muy complejo. Tuvo un salto muy importante a partir de los

años sesenta y creció con la crisis dl petróleo de 1973 y 1979. A partir de los años

ochenta, , los gobiernos de Estados Unidos y Reino Unido impulsaron un incremento de

los tipos de interés que elevó el precio de la deuda contraída. Las causas de la deuda se

pueden resumir en:


  • La fuerte caída del precio de los productos agrícolas y materias primas exportadas por

los países pobres y el comercio desigual entre los países periféricos no petroleros y los

países ricos.



  • Las subidas del interés real de los créditos que pagan los países perféricos o del sur

(pobres) y la apreciación del dólar.

  • El excesivo aumento del precio del petróleo ocasionado por la crisis de 1973 y 1979,

que incide en las economías más pobres.

  • Las políticas proteccionistas puestas en marcha por los países centrales sobre pro-

ductos agrícolas y a veces industriales.

  • Las fugas masivas de capitales privados de los países perféricos y la corrupción de

algunos gobernantes.

  • La utilización de una parte de los préstamos para la financiación de inversiones no

rentables y la mala adminstración de los fondos.

  • Las catástrofes naturales.

A raíz de la crisis, provocada por el incremento de la deuda en la década de 1980, se apli-

can medidas para solucionar el problema, como la reprogamación de la deuda, las

condonaciones parciales de la deuda a países muy empobrecidos, planes estructurales

de ajuste en los países endeudados y planes de reducción de la pobreza. No obstante, la

deuda externa es el problema más grave del sistema financiero mundial.



FIN

David Fernández Haro 3ºD


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal