Tranquilizantes



Descargar 6.17 Kb.
Fecha de conversión28.02.2018
Tamaño6.17 Kb.
Tranquilizantes

Los tranquilizantes y las pastilla para dormir incluyen benzoazepinas y compuestos relacionados, pero no antihistamínicos o antipsicóticos. Se trata de sustancias que requieren receta médica, sin embargo, pueden causar problemas particularmente cuando se usan con más frecuencia o en dosis más altas que las recetadas. Generalmente las benzodiazepinas se recetan para abordar las dificultades para dormir, ansiedad u otro trastorno del estado de ánimo, trauma, procedimientos qirúrgicos, abstinencia de sustancias específicas, convulsiones y dolor muscular. Los tranquilizantes y pastillas para dormir incluyen dizepam, temazepam, alprazolam, clonazepam, flunitrazepam, zolpidem, midazolam y fenobarbitona. Esta no es una lista completa y sólo incluye nombre farmacológicos.


La tolerancia y dependencia a los tranquilizantes o pastillas para dormir puede desarrollarse después de un corto período de uso y la abstinencia de estas drogas puede ser sumamente compleja. Los síntomas de abstinencia incluyen: ansiedad y pánico severo, insomnio, depresión, dolor de cabeza, sudoración y fiebre, náusea, vómito y convulsiones.
Es poco probable que las benzodiazepinas causen muerte por sobredosis, aún cuando se tomen en dosis muy grandes. Sin embargo, cuando se combinan con otras sustancias como alcohol, paracetamol u opiáceos, el riesgo de sobredosis y muerte aumenta notablemente.

 

Riesgos más comunes del consumo de tranquilizantes (de menos a más severos)



 

  • Aletargamiento, mareo y confusión

 

 

  • Náusea, dolores de cabeza, paso inestable

 

 

  • Ansiedad y depresión

 

  • Tolerancia y dependencia después de un período corto de tiempo

 

  • Síntomas de abstinencia severos

 





Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2019
enviar mensaje

    Página principal