Transformación continua. En este proceso intervienen diversos factores internos



Descargar 11.91 Kb.
Fecha de conversión29.04.2018
Tamaño11.91 Kb.
ORÍGENES Y EVOLUCIÓN DEL CASTELLANO

Una lengua es como un organismo vivo que se forma a lo largo de los siglos, en un proceso de transformación continua. En este proceso intervienen diversos factores internos, como el sistema de la propia lengua, y externos, como el contacto con otras lenguas.



1.El sustrato y la romanización

Antes de la llegada de los romanos, habitaban la Península diversos pueblos con diferentes culturas.



  • Los iberos vivían en la zona central y en las zonas vecinas.

  • Los tartesios o tartessos, procedentes del norte de África, habitaban en el sur de la actual Andalucía.

  • Los celtas, originarios del norte de Europa, se establecieron en Portugal y en el noroeste y centro de la Península.

  • Los vascones y los cántabros estaban asentados en la zona noroeste de los Pirineos.

Estos pueblos disponían de sus propias lenguas, denominadas prerromanas, que se mantuvieron hasta la introducción y el dominio del latín.

Con la llegada de los romanos a la Península (218 a. C.) y la posterior conquista, se inicia el proceso de romanización, es decir: la civilización romana establece su cultura y su lengua, el latín.

Esta lengua, como todas, también tenía dos registros: el latín culto, usado en la literatura culta, y el latín vulgar, que era el que se hablaba en la calle. Este es el que dio lugar a las distintas lenguas románicas o romances.

Aunque la intensidad de la romanización fue distinta en los diversos territorios de la Península, la sustitución de las lenguas prerromanas por el latín vulgar fue total, a excepción de las zonas en las que se hablaba vasco.

Las lenguas prerromanas, a pesar de su desaparición, dejaron la huella en el latín peninsular y formaron el sustrato lingüístico* del español.

2. El superestrato**

A partir del siglo V d. C el imperio romano empezó a fragmentarse. Esta situación fue aprovechada por numerosos pueblos, que lograron asentarse en la Península y dejar su huella lingüística en la variante latina española, formando un superestrato que aumentaría significativamente en el siglo VIII, con la influencia de la lengua árabe.



EL SUPERESTRATO DEL CASTELLANO


EL SUPERESTRATO VISIGODO

En el año 409 diversos grupos germánicos nómadas invadieron la Península. Hacia el 415 hizo su aparición el pueblo visigodo, procedente de la Galia.

Algunos ejemplos los encontramos en el ámbito militar (guerra, tregua,...) en términos onomásticos (Álvaro, Rodrigo,..) o en el sufijo "-engo".

EL SUPERESTRATO ÁRABE

Con la llegada de los musulmanes en el año 711 y la caída del último rey visigodo, la Península quedó bajo el dominio de los árabes. Los musulmanes permanecieron en este territorio varios siglos. Por ello, el árabe constituye el superestrato lingüístico más importante en la evolución del castellano.

Su influencia es notable en el léxico, pues introduce unos cuatro mil términos relacionados con el ámbito doméstico (alcoba, aldea, tabique,...), la milicia (rehén, alférez, jinete,...) y la agricultura (noria, sandía, zanahoria,..)

3. El español medieval castellano

En sus inicios, el romance castellano era el habla local de una zona que corresponde a la actual Cantabria y parte de Burgos. Los núcleos cristianos establecidos en estas regiones iniciaron en los siglos XI y XII la Reconquista de los territorios ocupados por los árabes, difundiendo en su avance el latín hispánico.

Las primeras palabras escritas en castellano datan del siglo X. Son las Glosas Silenses y Emilianenses, unos listados de términos traducidos del latín al ROMANCE castellano porque ya no se comprendían. El reinado de Alfonso X el Sabio (siglo XIII) supone un nuevo avance en la consolidación del castellano, pues se crea una norma lingüística que amplía el léxico y estabiliza la ortografía y la estructura sintáctica.

4. El castellano moderno y contemporáneo.

En esta etapa en que continúa el proceso de fijación de la lengua, el castellano se convierte en el idioma nacional. Entre los siglos XV y XVII se incorporan numerosos neologismos al léxico: palabras de lenguas americanas (patata, tomate, ...), italianismos (piano, soneto,...) o galicismos (servilleta, damisela,...)

En el año 1713 se funda la Real Academia Española, que lleva a cabo una función de estabilización DE LA LENGUA y fijación de la ortografía.

Durante el siglo XVIII hasta nuestros días, los cambios más importantes se han producido en el léxico. El fenómeno lingüístico más destacable ha sido la introducción de numerosos extranjerismos, sobre todo procedentes del inglés, pertenecientes al campo de las nuevas tecnologías: filmar, módem, chat,.



*SUSTRATO LINGÜÍSTICO : Se denomina así a la influencia que tiene una lengua perdida sobre otra posterior,que la sustituyó. Por ejemplo, las lenguas prerromanas sobre el castellano.

**SUPERESTRATO LINGÜÍSTICO : Es la influencia surgida del contacto entre una lengua conquistadora sobre otra conquistada. Por ejemplo, la lengua árabe sobre el castellano

***ADSTRATO LINGÜÍSTICO : Es la influencia existente entre dos lenguas que conviven.Por ejemplo, el castellano y el gallego.


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal