Trigésimo sexto período ordinario de sesiones santo domingo, república dominicana del 4 al 6 de junio de 2006 actas y documentos volumen I ag/dec. 46 a ag/dec. 51 (xxxvi-o/06) ag/res. 2158 a ag/res



Descargar 1.7 Mb.
Página12/30
Fecha de conversión29.04.2018
Tamaño1.7 Mb.
1   ...   8   9   10   11   12   13   14   15   ...   30
TOMANDO NOTA CON SATISFACCIÓN del continuo diálogo entre los Estados del Hemisferio para abordar las preocupaciones de seguridad de los pequeños Estados insulares, tales como la reciente reunión Ministerial Estados Unidos-CARICOM (22 de marzo de 2006) en la que se acordó apoyar los esfuerzos regionales para mejorar la cooperación en materia de aplicación de la ley y seguridad, seguridad aérea y vigilancia y preparación para casos de desastre, y se confirmó la intención de colaborar en un acuerdo contra el tráfico ilícito de armas de fuego;
RECORDANDO ASIMISMO:
Las resoluciones AG/RES. 1886 (XXXII-O/02), AG/RES. 1970 (XXXIII-O/03), AG/RES. 2006 (XXXIX-O/04) y AG/RES. 2112 (XXXV-O/05), “Preocupaciones especiales de seguridad de los pequeños Estados insulares del Caribe”, AG/RES. 1497 (XXVII-O/97), AG/RES. 1567 (XXVIII-O/98), AG/RES. 1640 (XXIX-O/99) y AG/RES. 1802 (XXXI-O/01), “Preocupaciones especiales de seguridad de los pequeños Estados insulares” y AG/RES. 1410 (XXVI-O/96), “Promoción de la seguridad en los pequeños Estados insulares”; y
Las resoluciones AG/RES. 2114 (XXXV-O/05) “Reducción de desastres naturales y gestión de riesgos” y AG/RES. 2184 (XXXVI-O/06) “Reducción de desastres naturales, gestión de riesgos y asistencia en casos de desastre naturales y otros desastres”; y
Que en la Conferencia Especial sobre Seguridad, celebrada en la ciudad de México el 27 y 28 de octubre de 2003, los Estados Miembros abordaron el alcance multidimensional de la seguridad y las nuevas amenazas, preocupaciones y otros desafíos en los párrafos 2 y 4 de la Declaración sobre Seguridad en las Américas, y que en el párrafo 8 de dicha Declaración hicieron un llamado para “la renovada y continua atención y el desarrollo de instrumentos y estrategias apropiados dentro del sistema interamericano dirigidos a abordar las preocupaciones especiales de seguridad de los pequeños Estados insulares, como se reflejó en la Declaración de Kingstown sobre la Seguridad de los Pequeños Estados Insulares”, señalando también los párrafos 43 y 44 de la Declaración sobre Seguridad en las Américas; y

Que en la mencionada Declaración sobre Seguridad en las Américas, los Estados Miembros hicieron hincapié en la necesidad de redoblar los esfuerzos emprendidos en el Hemisferio con respecto a la seguridad en el transporte sin perjudicar los flujos comerciales;


RECONOCIENDO las obligaciones internacionales de los Estados Miembros, en particular las obligaciones asumidas por los Estados Parte de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar e instrumentos relevantes de la Organización Marítima Internacional; y
TOMANDO NOTA de que en la IV Cumbre de la Asociación de Estados del Caribe (AEC), celebrada en la ciudad de Panamá, Panamá, en julio de 2005, los Jefes de Estado y de Gobierno de los Estados Miembros de la AEC instaron a aquellos países que actualmente participan en la producción y transporte de desechos nucleares a que adopten medidas tendientes a fortalecer la cooperación internacional con el fin de cumplir con las medidas de seguridad para el transporte de materiales radioactivos, especialmente aquellas adoptadas por la Cuadragésima Séptima Conferencia General del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) (Austria 2003),
RESUELVE:
1. Destacar nuevamente la importancia de fortalecer y mejorar la agenda de la Organización de los Estados Americanos y de la arquitectura de seguridad hemisférica abordando el carácter multidimensional de la seguridad en lo que se relaciona con la seguridad de los pequeños Estados insulares del Caribe.
2. Exhortar nuevamente a los Estados Miembros a que continúen colaborando con los pequeños Estados insulares del Caribe en el desarrollo de mecanismos eficaces para abordar las cuestiones de seguridad de esos Estados.
3. Encomendar al Consejo Permanente que siga ocupándose de los asuntos que influyen sobre la seguridad de los pequeños Estados insulares y, a esos efectos, que a través de su Comisión de Seguridad Hemisférica (CSH), evalúe el progreso logrado en abordar las preocupaciones de seguridad de esos Estados y el desarrollo de estrategias para avanzar en la implementación de las resoluciones de la Asamblea General relacionadas con este tema.
4. Solicitar que, en apoyo a los esfuerzos de los pequeños Estados insulares en abordar sus preocupaciones especiales de seguridad, la CSH coordine y mantenga los vínculos necesarios con los órganos, organismos, entidades y mecanismos de la Organización y otras instituciones y mecanismos relacionados con los diversos aspectos de la seguridad y la defensa en el Hemisferio, respetando los mandatos y áreas de competencia de cada uno, con el fin de lograr la aplicación, evaluación y seguimiento de aquellas disposiciones relacionadas con las preocupaciones especiales de seguridad de los pequeños Estados insulares contenidas en la Declaración sobre Seguridad en las Américas.
5. Reiterar su solicitud a la Secretaría General, a través de la Subsecretaría de Seguridad Multidimensional, y los órganos, organismos, y entidades pertinentes del sistema interamericano, tales como el Consejo Interamericano para el Desarrollo Integral (CIDI), la Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas (CICAD), el Comité Interamericano contra el Terrorismo (CICTE), la Comisión Interamericana de Puertos (CIP), el Comité Consultivo de la Convención Interamericana contra la Fabricación y el Tráfico Ilícitos de Armas de Fuego, Municiones, Explosivos y Otros Materiales Relacionados (CIFTA), el Comité Interamericano para la Reducción de Desastres Naturales (CIRDN) y la Junta Interamericana de Defensa (JID), para que apoyen, dentro de sus áreas de competencia y programación, los continuos esfuerzos que realizan los pequeños Estados insulares para enfrentar sus preocupaciones en materia de seguridad y defensa, particularmente con respecto a:


  1. formular programas de capacitación y propuestas de planes estratégicos y de cooperación que permitan a las entidades actuales encargadas de la seguridad en los pequeños Estados insulares enfrentar las nuevas amenazas, preocupaciones y otros desafíos a la seguridad;




  1. prestar asistencia a las autoridades de control fronterizo en los pequeños Estados insulares para acceder a información crítica, mejorar sus sistemas de control fronterizo y la seguridad del transporte, incluida la seguridad de puertos y aeropuertos, y fortalecer su capacidad para controlar las fronteras;




  1. fortalecer la capacidad de los pequeños Estados insulares para luchar contra el tráfico ilícito de drogas y armas de fuego;




  1. realizar ejercicios de simulación para fortalecer la capacidad de respuesta a desastres de estos Estados; y




  1. mejorar la seguridad de las instalaciones turísticas y recreativas.




  1. Solicitar al Consejo Permanente y a la Secretaría General que lleven a cabo las medidas mencionadas en la presente resolución, de acuerdo con los recursos asignados en el programa-presupuesto de la Organización y otros recursos.




  1. Encomendar al Consejo Permanente y al Secretario General que informen a la Asamblea General, en su trigésimo séptimo período ordinario de sesiones, sobre el cumplimiento de la presente resolución.

AG/RES. 2188 (XXXVI-O/06)


LIMITACIÓN DE GASTOS MILITARES Y LA PROMOCIÓN DE MAYOR TRANSPARENCIA EN LA ADQUISICIÓN DE ARMAMENTOS EN LAS AMÉRICAS
(Aprobada en la cuarta sesión plenaria,

celebrada el 6 de junio de 2006)



LA ASAMBLEA GENERAL,
VISTO el informe anual del Consejo Permanente a la Asamblea General, en particular la sección que se refiere a la Comisión de Seguridad Hemisférica (AG/doc.4548/06 add. 2);
TENIENDO PRESENTE:
Que entre los propósitos esenciales de la Carta de la Organización de los Estados Americanos se encuentran los de afianzar la paz y la seguridad del Continente, garantizar la soberanía, independencia e integridad territorial de los Estados, erradicar la pobreza crítica, que constituye un obstáculo al pleno desarrollo democrático de los pueblos del Hemisferio, y alcanzar una efectiva limitación de armamentos convencionales que permita dedicar el mayor número de recursos al desarrollo económico y social de los Estados Miembros;
Que en la Declaración de la ciudad de Quebec, los Jefes de Estado y de Gobierno expresaron que harían esfuerzos para limitar los gastos militares manteniendo una capacidad que corresponda a las legítimas necesidades de seguridad y que promoverían una mayor transparencia en la adquisición de armamentos, y se comprometieron a desarrollar soluciones eficaces, prácticas y solidarias para resolver los problemas que enfrentan las sociedades del Hemisferio;
CONSIDERANDO que en la Declaración de Quito, adoptada en la Sexta Conferencia de Ministros de Defensa de las Américas, los Estados Miembros reafirmaron su compromiso de continuar apoyando y promoviendo las medidas de fomento de la confianza mutua y la transparencia en materia militar, mediante la implementación de las Declaraciones de Santiago y San Salvador y el Consenso de Miami, que contribuyen a la estabilidad del Hemisferio y fortalecen la cooperación regional;
TENIENDO EN CUENTA que en la Declaración sobre Seguridad en las Américas, adoptada en la ciudad de México, el 28 de octubre de 2003, los Estados del Hemisferio refrendaron el compromiso de continuar realizando esfuerzos para limitar los gastos militares, manteniendo una capacidad que corresponda a sus legítimas necesidades de defensa y seguridad y promoviendo la transparencia en la adquisición de armamentos, y declararon que la aplicación continua de medidas de fomento de la confianza y la seguridad contribuye a la creación de un ambiente propicio para ese propósito;
RECONOCIENDO que la Declaración sobre Seguridad en las Américas, arriba mencionada, subraya que la transparencia en las políticas de defensa y seguridad contribuye a aumentar la estabilidad, salvaguardar la paz y la seguridad hemisférica e internacional, y consolidar la democracia;
CONSIDERANDO:
Que las medidas de fomento de la confianza y la seguridad contribuyen a mejorar la seguridad, salvaguardar la paz y consolidar la democracia en las Américas y a fomentar la transparencia, el diálogo y la confianza en el Hemisferio;
Que el estudio “Metodología estandarizada común para la medición de los gastos de defensa”, elaborado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) a petición de los Gobiernos de Argentina y Chile, constituye un avance en el área de medidas de fomento de la confianza y la seguridad, y que existen otras iniciativas en marcha en la región con igual propósito, como es el caso de Chile y Perú, que incluyen la participación de la CEPAL y del Centro Regional para la Paz, el Desarme y el Desarrollo en América Latina y el Caribe de las Naciones Unidas (UN-LiREC);
Que el Informe estandarizado sobre gastos militares de las Naciones Unidas es una contribución a la transparencia y el fomento de la confianza;
ENCOMIANDO las contribuciones hacia el desarme, la no proliferación, la limitación y el control de armas en el ámbito regional realizadas por los Estados del Hemisferio, especialmente en la Declaración de Ayacucho de 1974, los Acuerdos de Esquipulas de 1987, el Tratado Marco de Seguridad Democrática de Centroamérica de 1995, los Tratados de Reducción de Armas Estratégicas (START I y II), el Compromiso de Mendoza de septiembre de 1991, el Acuerdo para la Aplicación de Salvaguardias entre Brasil, Argentina, el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) y la Agencia Brasileño-Argentina de Contabilidad y Control de Materiales Nucleares (ABACC) de diciembre de 1991, las Declaraciones de Guadalajara de 1991 y de Lima de 2001 de las Cumbres Iberoamericanas, la Declaración Política del MERCOSUR, Bolivia y Chile de la Zona de Paz (Declaración de Ushuaia) de 1999, el estudio “Metodología Estandarizada Común para la medición de los gastos de defensa” elaborado por la CEPAL a petición de los gobiernos de Argentina y Chile, el Compromiso de Lima: Carta Andina para la Paz y la Seguridad, Limitación y Control de los gastos destinados a la defensa externa de 2002, el “Consenso de Miami - Declaración de los Expertos sobre Medidas de Fomento de la Confianza y la Seguridad: Recomendaciones para la Conferencia Especial sobre Seguridad dispuesta por la Cumbre”, de 2003, y la Declaración sobre Seguridad en las Américas, adoptada en la ciudad de México el 28 de octubre de 2003, que constituyen ejemplares iniciativas de liderazgo histórico;
TOMANDO NOTA de la Primera Reunión del Foro de Medidas de Fomento de la Confianza y la Seguridad, celebrada en Washington, D.C., los días 25 y 26 de abril de 2005, así como del Informe del Relator y las Conclusiones de la Presidencia de esta reunión;
TOMANDO NOTA CON SATISFACCIÓN de que los Gobiernos de Argentina, Canadá, Chile, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Nicaragua, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela han depositado sus instrumentos de ratificación de la Convención Interamericana sobre Transparencia en la Adquisición de Armas Convencionales y de que, hasta la fecha, 20 Estados Miembros la han suscrito; y
RECORDANDO las resoluciones AG/RES. 1887 (XXXII-O/02), AG/RES. 1963 (XXXIII-O/03), AG/RES. 2001 (XXXIV-O/04) y AG/RES. 2152 (XXXV-O/05) “Limitación de gastos militares” y AG/RES. 1694 (XXIX-O/99) “Dividendos para la paz”,
RESUELVE:


  1. Continuar promoviendo en el Hemisferio un ambiente propicio para el control de armamentos, la limitación de armas convencionales y la no proliferación de armas de destrucción en masa, que permita dedicar un mayor número de recursos al desarrollo económico y social de los Estados Miembros, lo cual es un propósito esencial de la Carta de la Organización de los Estados Americanos, teniendo en cuenta el cumplimiento de los compromisos internacionales, así como las legítimas necesidades de seguridad y defensa de los Estados Miembros.




  1. Instar a los Estados Miembros a que continúen implementando medidas de fomento de la confianza y la seguridad que contribuyan a la transparencia con la finalidad de alcanzar los objetivos indicados en el párrafo anterior, las cuales representan un avance concreto para el fortalecimiento de la paz y la seguridad en el Hemisferio.




  1. Instar a los Estados Miembros a participar en el Informe Estandarizado Internacional sobre Gastos Militares de las Naciones Unidas, de acuerdo con la resolución pertinente de la Asamblea General de las Naciones Unidas.




  1. Alentar a los Estados Miembros a que continúen avanzando en sus esfuerzos subregionales y bilaterales tendientes al desarrollo de una metodología estandarizada común para la medición de los gastos de defensa.




  1. Solicitar a los Estados Miembros que presenten al Consejo Permanente sus comentarios sobre el tema de limitación de gastos militares y la promoción de mayor transparencia en la adquisición de armas, teniendo presente, entre otros elementos, las necesidades legítimas de defensa y seguridad de los Estados, antes de la Reunión sobre la Limitación de Gastos Militares y la Promoción de Mayor Transparencia en la Adquisición de Armamentos, convocada por el Consejo Permanente para el 1 de diciembre de 2006.




  1. Encomendar al Consejo Permanente que, en el marco de los trabajos de la Comisión de Seguridad Hemisférica y en cumplimiento del mandato contenido en la Declaración de la Tercera Cumbre de las Américas (ciudad de Quebec, 2001), continúe considerando el tema de la limitación de los gastos militares y la promoción de mayor transparencia en la adquisición de armamentos, teniendo presente, entre otros elementos, las legítimas necesidades de seguridad y de defensa de los Estados y la consideración del tema desde las perspectivas unilateral, bilateral, subregional y hemisférica.

7. Expresar su complacencia por la convocatoria por el Consejo Permanente de la reunión de expertos gubernamentales sobre limitación de gastos militares y la promoción de mayor transparencia en la adquisición de armamentos, con representantes de organismos subregionales e internacionales invitados, para el 1 de diciembre de 2006.

8. Alentar a los Estados Miembros a celebrar reuniones subregionales sobre la materia con el auspicio de la Secretaría General y la participación de entidades subregionales y regionales, así como organismos internacionales especializados y organizaciones de la sociedad civil, en preparación para la Reunión sobre Limitación de Gastos Militares y la Promoción de Mayor Transparencia en las Adquisiciones de Armamentos, anteriormente mencionada.
9. Encargar a la Secretaría General que, de acuerdo con los recursos asignados en el programa-presupuesto de la Organización y otros recursos, apoye las actividades del Consejo Permanente que puedan requerirse para el cumplimiento de la presente resolución.


  1. Solicitar al Consejo Permanente que informe a la Asamblea General, en su trigésimo séptimo período ordinario de sesiones, sobre la implementación de la presente resolución.

AG/RES. 2189 (XXXVI-O/06)


LUCHA CONTRA LA DELINCUENCIA ORGANIZADA TRANSNACIONAL
EN EL HEMISFERIO

(Aprobada en la cuarta sesión plenaria,

celebrada el 6 de junio de 2006)



LA ASAMBLEA GENERAL,
PREOCUPADA porque la seguridad de los Estados del Hemisferio se ve afectada, en diferente forma, por amenazas tradicionales y por nuevas amenazas, preocupaciones y otros desafíos de naturaleza diversa, entre otros, la delincuencia organizada transnacional, así como por la complejidad y diversificación creciente de las actividades de los grupos delictivos organizados;
RECORDANDO que en la Declaración sobre Seguridad en las Américas, adoptada en la Conferencia Especial sobre Seguridad que se celebró en México en octubre de 2003, los Estados Miembros condenaron la delincuencia organizada transnacional, porque atenta contra las instituciones de los Estados y tiene efectos nocivos sobre nuestras sociedades, renovando, por tanto, el compromiso de combatirla fortaleciendo el marco jurídico interno, el estado de derecho y la cooperación multilateral respetuosa de la soberanía de cada Estado;
TENIENDO EN CUENTA que la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional y sus tres protocolos complementarios, el “Protocolo contra el Tráfico Ilícito de Migrantes por Tierra, Mar y Aire”, el “Protocolo para Prevenir, Reprimir y Sancionar la Trata de Personas, Especialmente Mujeres y Niños” y el “Protocolo contra la Fabricación y el Tráfico Ilícitos de Armas de Fuego, sus Piezas y Componentes y Municiones”, constituyen el marco jurídico al cual deberá ajustarse y remitirse el Plan de Acción Hemisférico contra la Delincuencia Organizada Transnacional;
TENIENDO PRESENTE:
La resolución AG/RES. 2116 (XXXV-O/05), “Lucha contra la delincuencia organizada transnacional en el Hemisferio”, la cual encomendó el establecimiento de la Comisión Especial sobre Delincuencia Organizada Transnacional para elaborar un proyecto de plan de acción hemisférico contra la delincuencia organizada transnacional y dar seguimiento a las actividades de la Organización y sus órganos, organismos y entidades en esta materia;
La creación, mediante la Orden Ejecutiva 05-13 rev. 1, del Departamento de Prevención de Amenazas contra la Seguridad Pública, el cual es responsable de coordinar, entre otros asuntos, los esfuerzos de la Secretaría General de la Organización de los Estados Americanos (OEA) en temas relacionados con la prevención y lucha contra la delincuencia organizada transnacional;
El informe de la Presidencia de la Comisión Especial sobre Delincuencia Organizada Transnacional presentado al Consejo Permanente de la OEA, el 1 de marzo de 2006 (CEDOT-32/06 rev. 1), y el informe de avance en la formulación del plan de acción hemisférico contra la delincuencia organizada transnacional, presentado por el Presidente de la Comisión Especial a la Sexta Reunión de Ministros de Justicia o de Ministros o Procuradores Generales de las Américas (REMJA-VI/doc.18/06);
TOMANDO NOTA CON SATISFACCIÓN de las conclusiones y recomendaciones en relación con esta materia de la REMJA-VI y contenidas en el documento REMJA-VI/doc.21/06 rev. 1, en las cuales, entre otras cosas, los Ministros de Justicia o Procuradores Generales de las Américas expresaron su satisfacción con los progresos realizados en el proceso de elaboración del Proyecto de Plan de Acción Hemisférico contra la Delincuencia Organizada Transnacional e instaron a los Estados a continuar avanzando con el fin de que las negociaciones en relación con el mismo se puedan concluir a la brevedad posible; y
VISTO el informe anual del Consejo Permanente a la Asamblea General, en particular la sección relacionada con los temas asignados a la Comisión Especial sobre Delincuencia Organizada Transnacional (AG/doc.4548/06 add. 4), entre ellos, el cumplimiento de las resoluciones AG/RES. 2026 (XXXIV-O/04) y AG/RES. 2116 (XXXV-O/05) “Lucha contra la delincuencia organizada transnacional en el Hemisferio”,
RESUELVE:


  1. Invitar a los Estados Miembros que aún no lo hayan hecho a que consideren ratificar, adherir, aceptar o aprobar, según sea el caso, e implementar, la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional y sus tres protocolos complementarios, el “Protocolo contra el Tráfico Ilícito de Migrantes por Tierra, Mar y Aire”, el “Protocolo para Prevenir, Reprimir y Sancionar la Trata de Personas, Especialmente Mujeres y Niños” y el “Protocolo contra la Fabricación y el Tráfico Ilícitos de Armas de Fuego, sus Piezas y Componentes y Municiones”.6/

  2. Instar a los Estados Miembros a adoptar y fortalecer su legislación y medidas de cooperación para combatir las distintas manifestaciones de la delincuencia organizada transnacional en el Hemisferio.




  1. Encomendar al Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos que, a través de su Comisión Especial sobre Delincuencia Organizada Transnacional, complete sus esfuerzos para elaborar el Plan de Acción Hemisférico contra la Delincuencia Organizada Transnacional, antes del 31 de octubre de 2006.




  1. Facultar al Consejo Permanente para que apruebe el Plan de Acción Hemisférico contra la Delincuencia Organizada Transnacional.




  1. Solicitar a la Secretaría General que, una vez aprobado el Plan de Acción, emprenda las acciones necesarias tendientes a la implementación de esos aspectos del Plan que se le encomienden.




  1. Encomendar al Consejo Permanente que presente un informe sobre el cumplimiento de esta resolución al trigésimo séptimo período ordinario de sesiones de la Asamblea General.




  1. Encomendar al Consejo Permanente y a la Secretaría General que lleven a cabo, según corresponda, las actividades mencionadas en la presente resolución, de acuerdo con los recursos asignados en el programa-presupuesto de la Organización y otros recursos, tales como contribuciones voluntarias.

AG/RES. 2190 (XXXVI-O/06)
APOYO Y SEGUIMIENTO DEL PROCESO DE CUMBRES DE LAS AMÉRICAS
(Aprobada en la cuarta sesión plenaria,

celebrada el 6 de junio de 2006)



LA ASAMBLEA GENERAL,
VISTO el informe anual del Consejo Permanente a la Asamblea General sobre las actividades de la Comisión sobre Gestión de Cumbres Interamericanas y Participación de la Sociedad Civil en las Actividades de la OEA (AG/doc.4548/06 add. 3);
1   ...   8   9   10   11   12   13   14   15   ...   30


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal