Trigésimo sexto período ordinario de sesiones santo domingo, república dominicana del 4 al 6 de junio de 2006 actas y documentos volumen I ag/dec. 46 a ag/dec. 51 (xxxvi-o/06) ag/res. 2158 a ag/res



Descargar 1.7 Mb.
Página20/30
Fecha de conversión29.04.2018
Tamaño1.7 Mb.
1   ...   16   17   18   19   20   21   22   23   ...   30




  1. Reiteramos la importancia de la protección de la salud y seguridad en el trabajo. Reconocemos, igualmente, la importancia de promover una cultura de prevención en este campo, así como la conveniencia de adoptar un enfoque integrado con políticas ambientales y otras políticas públicas, en particular las de empleo, salud y seguridad social.




  1. Reiteramos la importancia de fortalecer y extender la cobertura de los sistemas de seguridad social con políticas efectivas que promuevan los principios de universalidad y solidaridad y aseguren su sustentabilidad financiera, promoviendo la equidad e inclusión social.




  1. Reconocemos la importancia primordial del principio de igualdad y no discriminación en el empleo, y asumimos la responsabilidad de los Estados en lo que hace al respeto de estos principios, y su aplicación para todos los trabajadores y trabajadoras. Impulsaremos la coordinación de políticas de igualdad de oportunidades, contra todas las formas de discriminación en el empleo y trabajaremos por un acceso equitativo a las oportunidades de trabajo decente para todos los segmentos de nuestras poblaciones, dando especial atención a los grupos en situación de vulnerabilidad, como los pueblos indígenas, las minorías, los refugiados, las personas con discapacidad, los jóvenes y los adultos mayores.




  1. Reafirmamos que debe dársele a todo migrante, sin importar su condición migratoria, la protección plena de sus derechos humanos y la observancia plena de las leyes laborales que les aplican, incluyendo los principios y derechos laborales contenidos en la Declaración de la OIT relativa a los Principios y Derechos Fundamentales en el Trabajo.




  1. Ratificamos nuestro compromiso con el diseño y aplicación de políticas laborales que faciliten la incorporación plena de las mujeres al mundo del trabajo libre de discriminación y en igualdad de oportunidades. Impulsaremos la integración de la perspectiva de género en las políticas laborales, en especial en materia de salario, acceso y promoción en el trabajo, buscando la eliminación de las disparidades existentes entre hombres y mujeres.




  1. Nos comprometemos a proteger a los niños y niñas de la explotación económica y la realización de tareas que puedan interferir con su educación y desarrollo integral conforme al principio de abolición efectiva del trabajo infantil, recogido en la Declaración de la OIT relativa a los Principios y Derechos Fundamentales en el Trabajo. Asimismo aplicaremos medidas prioritarias y efectivas para prevenir y erradicar las peores formas del trabajo infantil de acuerdo al Convenio 182 de la OIT (1999). Un mayor acceso a una educación básica de calidad para todos los niños, niñas y adolescentes es la base para garantizar que la niñez de hoy tenga mejores posibilidades de obtener trabajo decente cuando sea adulta. Hacemos un llamado a las agencias internacionales de cooperación para que apoyen con recursos financieros o de otro tipo a los países que lo soliciten para avanzar acciones orientadas en este sentido.




  1. Reconocemos que el diálogo social es un factor central para la consolidación de la vida democrática en el ámbito laboral y productivo, para mantener relaciones laborales armoniosas, facilitar la solución de conflictos y, en general, fortalecer la democracia. Nos comprometemos a promover y facilitar el diálogo en el contexto de las relaciones laborales y en los ámbitos nacional, subregional y hemisférico.




  1. Reconocemos el papel consultivo fundamental y único que ejercen las organizaciones de empleadores y trabajadores en la definición de políticas laborales y de empleo, así como el carácter de interlocutores necesarios y de órganos consultivos en la Conferencia Interamericana de Ministros de Trabajo del COSATE y de la CEATAL.




  1. Subrayamos la gran responsabilidad que como Ministros de Trabajo tenemos con los trabajadores de nuestras naciones, y enfatizamos que el futuro de las democracias depende en gran medida de su capacidad para generar empleos productivos, de calidad, dignos y sostenibles, los cuales son fundamentales para enfrentar la pobreza y fortalecer la gobernabilidad democrática.

RESOLVEMOS:




  1. Poner en marcha un Plan de Acción, basado en esta Declaración, dando continuidad a las actividades y temas desarrollados en Conferencias Interamericanas de Ministros de Trabajo anteriores, así como dedicar los recursos necesarios para ese fin.




  1. Renombrar los dos Grupos de Trabajo, con las atribuciones que les fueron definidas, a saber:

Grupo de Trabajo 1: “El trabajo decente como instrumento de desarrollo y democracia, en el contexto de la globalización”,


Grupo de Trabajo 2: “Fortalecimiento de las capacidades de los Ministerios de Trabajo para responder a los retos de la promoción del trabajo decente, en el contexto de la globalización”.


  1. Instruir a los Grupos de Trabajo a continuar las actividades y acciones que contribuyan a los objetivos y compromisos de la Declaración de México.




  1. Para el cumplimiento de los compromisos emanados de la presente declaración, seguiremos colaborando con las organizaciones regionales e internacionales que tienen un papel en la promoción del empleo y en la mejora de las condiciones de trabajo, en especial la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la Comisión Interamericana de Mujeres (CIM), el Instituto Interamericano del Niño, la Niña y Adolescentes (IIN), la Comisión Económica para América Latina y el Caribe de las Naciones Unidas (CEPAL), la Organización Panamericana de la Salud (OPS), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Banco de Desarrollo del Caribe (BDC), la Corporación Andina de Fomento (CAF), el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) y el Banco Mundial, entre otras.

PLAN DE ACCIÓN DE MÉXICO

1. Nosotros, los Ministros y Ministras de Trabajo de las Américas, reunidos en Ciudad de México, México, los días 26 y 27 de septiembre de 2005, en el marco de la XIV Conferencia Interamericana de Ministros de Trabajo de la Organización de los Estados Americanos, con el fin de cumplir los mandatos contenidos en la Declaración de México, nos comprometemos a implementar los siguientes objetivos estratégicos de este Plan de Acción:




  1. Continuar fortaleciendo el proceso de Cumbres e implementar los mandatos relativos al trabajo y el empleo de la Cuarta Cumbre de las Américas, en apoyo a la creación de trabajo para enfrentar la pobreza y fortalecer la gobernabilidad democrática.

  2. Promover políticas que estimulen la inversión y el crecimiento con equidad para un desarrollo sostenible, congruentes con el concepto de trabajo decente.

  3. Continuar fortaleciendo la capacidad de los ministerios de trabajo, en un escenario de globalización, para fortalecer la gobernabilidad democrática, dar cumplimiento efectivo a la legislación laboral nacional, promover la inclusión social e impulsar el diálogo social.

  4. Promover el respeto y propiciar la aplicación efectiva de las normas internacionales fundamentales del trabajo contenidas en la Declaración de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) relativa a los Principios y Derechos Fundamentales en el Trabajo y su Seguimiento, de 1998.




    1. ORGANIZACIÓN




    1. La Presidencia pro tempore de la XIV Conferencia de Ministros de Trabajo (México), con la colaboración de la Presidencia anterior (Brasil) y la futura (Trinidad y Tobago), con el apoyo de la Secretaría Técnica, del Comité Técnico Permanente sobre Cuestiones Laborales (COTPAL), y con la participación de representantes del Consejo Sindical de Asesoramiento Técnico (COSATE) y de la Comisión Empresarial de Asesoramiento Técnico en Asuntos Laborales (CEATAL), será responsable de promover la implementación de este Plan de Acción. Para ello continuará mejorando la colaboración y cooperación con las organizaciones regionales e internacionales relevantes, tales como, la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la Comisión Interamericana de Mujeres (CIM), tales como, el Instituto Interamericano del Niño, la Niña y Adolescentes (IIN), la Comisión Económica para la América Latina y el Caribe de las Naciones Unidas (CEPAL), la Organización Panamericana de la Salud (OPS), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Banco de Desarrollo del Caribe (BDC), la Corporación Andina de Fomento (CAF), el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) y el Banco Mundial, entre otras.




    1. RECURSOS




    1. Los Estados Miembros deben dedicar los recursos económicos, técnicos y logísticos disponibles para ejecutar este Plan de Acción, y facilitar la participación de COSATE y CEATAL. Adicionalmente, la Presidencia pro tempore, con el apoyo de la Secretaría Técnica, invitará a las organizaciones regionales e internacionales relevantes a hacer contribuciones voluntarias para apoyar actividades y proyectos contemplados en este Plan y para facilitar la participación de las referidas entidades sindicales y empresariales.




    1. GRUPOS DE TRABAJO




    1. Los Grupos de Trabajo están constituidos por representantes de los Ministerios de Trabajo, COSATE y CEATAL, su Secretaría Técnica es la Secretaría General de la OEA y cuentan con el apoyo permanente de organizaciones regionales e internacionales relevantes. El objetivo primordial de los Grupos de Trabajo es asesorar a la CIMT para lograr los propósitos de la Declaración de México; para ello, los Grupos profundizarán el análisis de temas identificados en este Plan de Acción, proveerán información y estudios pertinentes, y darán seguimiento a iniciativas hemisféricas.




    1. GRUPO DE TRABAJO 1: EL TRABAJO DECENTE COMO INSTRUMENTO DE DESARROLLO Y DEMOCRACIA, EN EL CONTEXTO DE LA GLOBALIZACIÓN




    1. El Grupo de Trabajo 1 considerará al trabajo decente como un eje principal de sus actividades en el marco de un enfoque que contemple una mayor integración de políticas económicas, sociales y laborales, con el fin de impulsar el trabajo y el empleo como tema transversal de las políticas públicas. En este sentido, el Grupo de Trabajo continuará construyendo sobre la labor del anterior GT1 “Dimensiones laborales del proceso de la Cumbre de las Américas” y continuará examinando la dimensión sociolaboral de la globalización.




    1. El Grupo de Trabajo 1 atenderá los siguientes temas prioritarios, en el marco de la promoción del trabajo decente:




    • Articulación de políticas económicas, sociales y laborales;

    • Análisis y promoción de políticas activas y pasivas para el mercado de trabajo (información sobre los mercados laborales, condiciones para la generación de empleo, formación y capacitación profesional, intermediación laboral, etc.) y fomento a las empresas como motor del crecimiento con empleo;

    • Integración de la perspectiva de género en las políticas laborales y de empleo;

    • Promoción de la no discriminación, con especial atención a los grupos en situación de vulnerabilidad;

    • Combate al trabajo infantil, con especial énfasis en la prevención y erradicación de sus peores formas;

    • Combate al trabajo esclavo o forzoso y todo trabajo en condiciones degradantes;

    • Incorporación del sector informal al trabajo decente;

    • Apoyo a micro, pequeñas y medianas empresas y otras unidades de producción;

    • Derechos laborales de los trabajadores migrantes.




    1. El Grupo de Trabajo 1 realizará las siguientes actividades, considerando el Informe Final presentado ante la XIV CIMT y estableciendo nuevas iniciativas:



  1. Desarrollar una agenda de intercambio y cooperación sobre políticas de generación de trabajo decente, con el objetivo de apoyar las políticas nacionales y regionales que darán cumplimiento a los compromisos emanados de la Cuarta Cumbre de las Américas y la XIV CIMT.

  2. Dar seguimiento a las acciones e iniciativas sobre el empleo implementadas en el Hemisferio en los últimos años, para identificar e intercambiar ideas y buenas prácticas, sobre programas y proyectos nacionales y regionales sobre el empleo para promover la inclusión social y el trabajo decente.

  3. Analizar e intercambiar información para mejorar el entendimiento sobre las dimensiones laborales de los acuerdos de libre comercio y procesos de integración regional, cuando sea aplicable, y su impacto en el trabajo decente.

  4. Continuar analizando la posibilidad de fortalecer la promoción del trabajo decente a través de mecanismos interamericanos, regionales y nacionales, con énfasis en el uso más eficiente de los recursos existentes.

  5. Promover una mayor comunicación entre los Ministerios de Trabajo con otras autoridades a nivel nacional, con el objetivo de articular políticas centradas en el empleo. Solicitar a la OEA y a la OIT que colaboren en este esfuerzo, a petición de los Estados respectivos.

  6. Analizar y contribuir al desarrollo de políticas públicas destinadas a incorporar el sector informal y el trabajo no registrado al sector formal, reconociendo la heterogeneidad del sector, con el fin de expandir la protección social y mejorar la calidad y productividad del trabajo. Para cumplir con este propósito, se analizarán e intercambiarán las mejores prácticas de instrumentos efectivos de políticas y su implementación para atender a los desafíos del empleo informal y del trabajo no registrado.

  7. Identificar buenas prácticas y enfoques innovadores para mejorar la eficiencia de los mercados de trabajo, que optimicen la empleabilidad de los individuos a través de desarrollar y mejorar los servicios de empleo y de una mejor focalización y administración de la capacitación y desarrollo de habilidades, en cooperación con el sector privado, empleadores, sindicatos y capacitadores, y con especial atención en la implementación a nivel local.

  8. Desarrollar acciones que promuevan el trabajo decente de los trabajadores migrantes en el marco de lo establecido en la Declaración de Nuevo León y en colaboración con el Programa Interamericano aprobado por la Asamblea General de la OEA en su resolución AG/RES. 2141 (XXXV-O/05).

  9. Realizar estudios, formular propuestas y promover el intercambio de prácticas exitosas en la incorporación de la perspectiva de género en las políticas públicas, especialmente en términos de salarios, acceso y promoción en el trabajo, buscando la eliminación de las disparidades existentes, entre hombres y mujeres, como salario igual para trabajo igual.

  10. Analizar instrumentos de política para la integración y no discriminación en el trabajo de grupos en situación desfavorable por razones de edad, género, religión, porte de VIH/SIDA, discapacidad, etnia, entre otros, impulsando enfoques innovadores que optimicen la empleabilidad de los individuos, con miras a promover su inserción en el mercado laboral y su inclusión social.

  11. Contribuir al análisis y promoción de medidas destinadas al fortalecimiento de la competitividad y productividad de las micro, pequeñas y medianas empresas y otras unidades de producción, en las áreas de asistencia técnica, financiera y formación profesional, considerando el ámbito local como factor de desarrollo y de generación de empleo.

  12. Solicitar a la OIT que en su Decimosexta Reunión Regional Americana aborde el tema central de la XIV CIMT: “La persona y su trabajo en el centro de la globalización”, con especial énfasis en el trabajo decente.




    1. GRUPO DE TRABAJO 2: FORTALECIMIENTO DE LAS CAPACIDADES DE LOS MINISTERIOS DE TRABAJO PARA RESPONDER A LOS RETOS DE LA PROMOCIÓN DEL TRABAJO DECENTE, EN EL CONTEXTO DE LA GLOBALIZACIÓN




    1. El Grupo de Trabajo 2 continuará desarrollando esfuerzos para aumentar la capacidad institucional de los Ministerios de Trabajo, con miras a fortalecer la promoción del trabajo decente en el contexto de la globalización. En este sentido, el Grupo continuará construyendo sobre la labor del anterior Grupo de Trabajo 2 “Fortalecimiento Institucional de los Ministerios de Trabajo”.




    1. En este sentido, el Grupo de Trabajo 2 tendrá como temas de énfasis:




    • Desarrollo de mecanismos para fortalecer a las administraciones laborales;

    • Análisis e intercambio de políticas y acciones dirigidas a la promoción de la Declaración relativa a los Principios y Derechos Fundamentales en el Trabajo de la OIT y su Seguimiento, haciendo énfasis en el principio de la abolición efectiva del trabajo infantil;

    • Fortalecimiento y sostenibilidad de las actividades de asistencia técnica y cooperación horizontal, como medio para desarrollar las capacidades de las administraciones laborales;

    • Estudio de la utilización óptima de los recursos de la cooperación internacional, fortaleciendo las relaciones con las agencias internacionales.




    1. El Grupo de Trabajo 2 realizará las siguientes actividades, considerando el Informe Final presentado ante la XIV CIMT y estableciendo nuevas iniciativas:




        1. Promover el cumplimiento y la aplicación de las leyes laborales nacionales, incluyendo:

        • Impulsar acciones de asistencia técnica a las administraciones laborales para el fortalecimiento técnico-institucional en sus funciones claves.

        • Acciones específicas para sensibilizar y capacitar a los empresarios, a los trabajadores y a la ciudadanía en general, sobre los derechos, obligaciones y normativa existentes; así como los procedimientos legales a su alcance para hacer valer los derechos;

        • Continuar impulsando el perfeccionamiento de la capacidad de los Ministerios de Trabajo para promocionar el trabajo decente utilizando, a solicitud de los gobiernos, los servicios de diagnóstico de organismos especializados.

        • Impulsar de manera tripartita la creación de un Reconocimiento Interamericano del Trabajo a las buenas prácticas de micro, pequeñas, medianas y grandes empresas y otras unidades de producción comprometidas con la innovación, la productividad y la competitividad, así como con el fortalecimiento del empleo de calidad.




        1. Promover la sostenibilidad de actividades de cooperación en el marco de la CIMT, mediante:




        • Impulsar el fortalecimiento de las capacidades de la unidad departamental a cargo de la cooperación internacional en el Ministerio de Trabajo.

        • Informar a los Ministerios de Trabajo sobre los procedimientos exigidos por los países donantes para obtener asistencia técnica.

        • Promover el intercambio para la difusión de experiencias nacionales exitosas y la coordinación entre las administraciones laborales del Hemisferio en el ámbito bilateral y multilateral.




        1. Fortalecer la alianza estratégica entre los Ministerios de Trabajo y los Ministerios de Salud, Educación y Ambiente para avanzar en la protección social y en acciones nacionales y subregionales que propicien ambientes de trabajo saludables; mejores condiciones de salud y seguridad de los trabajadores y ofertas de formación profesional conjuntas. Se le solicita a la OPS que conjuntamente con la OEA, la OIT y el PNUMA colaboren en este esfuerzo.

Con relación a expandir la actual base de conocimientos y responder a nuevas problemáticas de las relaciones industriales, el Grupo de Trabajo 2 desarrollará las siguientes actividades:




        1. En el campo de las relaciones laborales:




        • Alentar el tripartismo en las instituciones y promover la creación y fortalecimiento de mecanismos de diálogo social por medio de la identificación de las mejores prácticas de diálogo social en el Hemisferio y su difusión en países que carezcan de estas instituciones.

        • Solicitar que la OIT, en consulta con todos los integrantes del Grupo de Trabajo, concluya la elaboración de la guía práctica sobre Buenas Relaciones Laborales en las Américas y facilite la realización de talleres regionales para su difusión e implementación.




        1. En el campo de las micro, pequeñas y medianas empresas, y otras unidades productivas:




        • Solicitar que la OEA continúe la elaboración de un portafolio de programas de apoyo a la micro, pequeña y mediana empresa.

        • Intercambiar información sobre actividades de la Cumbre relacionadas con las micro, pequeñas y medianas empresas y continuar apoyando las actividades del Congreso de PYMES, que se reunió por primera vez en Chile en 2004.

        • Solicitar a la OEA que facilite, en consulta con todos los integrantes del Grupo de Trabajo, la realización de actividades para continuar avanzando en la promoción de iniciativas para la innovación y el emprendimiento en este sector.




        1. En el campo de los sistemas de servicios de empleo:




        • Examinar alternativas para mejorar el eficiente funcionamiento de los mercados laborales, incluyendo el desarrollo y mejora de los servicios de empleo.

        • Explorar el desarrollo de una plantilla de autodiagnóstico sobre servicios de empleo, que aborde varios aspectos vinculados al mejoramiento de dichos servicios.

Con relación a la promoción de la Declaración de Principios y Derechos Fundamentales de la OIT:




        1. Colaborar con la OIT en la promoción de su Declaración relativa a los Principios y Derechos Fundamentales en el Trabajo y su Seguimiento en toda la sociedad, y explorar iniciativas para aumentar el grado de concienciación en los sistemas educativos.

Con relación a la identificación de medios más eficaces para incrementar la asistencia técnica y la cooperación horizontal para el desarrollo de capacidad de los Ministerios de Trabajo, el Grupo de Trabajo 2 hará lo siguiente:


        1. Continuar las discusiones con miras a acordar el funcionamiento de una Red Interamericana para la Administración Laboral (componentes 3 a 6, del documento OEA/Ser.K/XII.14.1- TRABAJO/RTP/doc.7/05), solicitando que la Secretaría Técnica explore posibles fuentes de financiamiento.




    1. DIRECTRICES PARA EL FUNCIONAMIENTO DE LOS GRUPOS DE TRABAJO




    1. Los Grupos de Trabajo serán coordinados por los siguientes Ministros de Trabajo, elegidos por esta Conferencia, quienes podrán desempeñar funciones directamente o por intermedio de representantes:

Grupo de Trabajo 1: Ministros de Trabajo de Argentina (Presidente), Costa Rica (Vicepresidente) y Chile (Vicepresidente).


Grupo de Trabajo 2: Ministros de Trabajo de El Salvador (Presidente), Uruguay (Vicepresidente) y Estados Unidos (Vicepresidente).


    1. Los Grupos de Trabajo deberán definir un cronograma para las actividades asignadas en este Plan de Acción y establecer los procedimientos y metodologías que deben seguir sus reuniones, recogiendo las experiencias anteriores de los Grupos de Trabajo, antes de febrero de 2006. Los Grupos de Trabajo se reunirán por lo menos dos veces antes de la XV Conferencia Interamericana de Ministros de Trabajo.




    1. En las reuniones de los Grupos de Trabajo se privilegiará el diálogo entre los Ministerios de Trabajo, con la participación de COSATE y CEATAL.




    1. Los Grupos de Trabajo deben explorar la difusión de la información que sea pública, conjuntamente con COSATE, CEATAL y los gobiernos, en el marco de sus actividades.

AG/RES. 2206 (XXXVI-O/06)


INFORME DE LA CUARTA REUNIÓN DE
MINISTROS DE EDUCACIÓN EN EL ÁMBITO DEL CIDI
(Aprobada en la cuarta sesión plenaria,

celebrada el 6 de junio de 2006)

LA ASAMBLEA GENERAL,
HABIENDO VISTO la resolución CIDI/RES. 182 (XI-O/06) “Informe de la Cuarta Reunión de Ministros de Educación en el ámbito del CIDI”;
TOMANDO NOTA CON SATISFACCIÓN de que la Cuarta Reunión de Ministros de Educación en el ámbito del CIDI se llevó a cabo en Scarborough, República de Trinidad y Tobago, del 10 al 12 de agosto de 2005, con el apoyo técnico de la Secretaría Ejecutiva para el Desarrollo Integral; y
CONSIDERANDO:
Que es responsabilidad del Consejo Interamericano para el Desarrollo Integral (CIDI), en el marco del Plan Estratégico de Cooperación Solidaria 2002-2005, fomentar el diálogo para promover el desarrollo de la educación como una de sus áreas prioritarias; y
El informe final de la Cuarta Reunión de Ministros de Educación en el ámbito del CIDI (CIDI/RME/doc.12/05), que incluye la Declaración de Scarborough y Compromisos para la Acción (CIDI/RME/DEC. 5 (IV-O/05)),
RESUELVE:
1. Respaldar la Declaración de Scarborough y Compromisos para la Acción anexos a esta resolución y encomendar a la Comisión Ejecutiva Permanente del Consejo Interamericano para el Desarrollo Integral (CEPCIDI) y la Secretaría General, a través de la Secretaría Ejecutiva para el Desarrollo Integral (SEDI), que colabore con las autoridades del sector de la educación en los Estados Miembros en el cumplimiento de los compromisos y actividades acordados.


  1. Encomendar a la Secretaría General que, por medio de la SEDI, continúe apoyando el proceso de preparación y seguimiento de las reuniones en el sector de la educación.

ANEXO
DECLARACIÓN DE SCARBOROUGH Y COMPROMISOS PARA LA ACCIÓN



Los Ministros de Educación de los Estados Miembros de la Organización de los Estados Americanos (OEA), reunidos en la ciudad de Scarborough, en la isla de Tobago, del 10 al 12 de agosto de 2005, para la Cuarta Reunión de Ministros de Educación, a efectos de considerar cómo podemos ofrecer una educación de calidad que promueva la inclusión social y el desarrollo de una ciudadanía democrática, y prepare para un trabajo productivo, basados en los principios de la Carta de la OEA, la Carta Democrática Interamericana y la Declaración de Margarita. Tras varias deliberaciones y tras la consideración de diferentes propuestas, resolvemos lo siguiente:


  1. La educación debe desempeñar un papel fundamental en el desarrollo de una ciudadanía democrática y productiva y en la promoción de la inclusión social para hallar soluciones colectivas a los problemas y garantizar que las futuras generaciones ingresen a un mundo de oportunidades y esperanzas. En ese sentido, reafirmamos el compromiso asumido en la Reunión de Ministros de Educación en México en 2003 de afianzar una verdadera alianza de las Américas a favor de la educación. En el espíritu de esa alianza, las políticas de desarrollo económico de cada país deberían apoyar sus políticas de educación pública. De esta manera, la educación puede transformarse en la clave para el progreso de nuestras sociedades y nuestra civilización.




  1. Una educación de calidad, adecuada a los contextos locales y a las realidades del mundo es, ante todo, un derecho humano y un bien público que forma el pilar central de nuestras sociedades. La garantía a todos nuestros ciudadanos de la mejor educación posible exige un financiamiento suficiente, una buena administración y una genuina participación de los estudiantes, las familias, los docentes, los administradores y la sociedad civil.




  1. Estamos comprometidos en la consecución de las metas de educación de las Cumbres de las Américas, a saber, “promover los principios de la equidad, calidad, pertinencia y eficacia en todos los niveles del sistema educativo y de asegurar, para el año 2010, el acceso universal y cumplimiento de todos los niños y las niñas de una educación primaria de calidad y el acceso a la educación secundaria de calidad de un mínimo del 75 por ciento de los jóvenes, con índices crecientes de eficiencia terminal y oportunidades de educación a lo largo de la vida a la población en general”. Conjuntamente con estos objetivos, subrayamos la necesidad de “eliminar las disparidades de género en la educación primaria y secundaria.




  1. Convenimos que, asegurar una educación de calidad para todos los ciudadanos, requiere que evaluemos nuestros esfuerzos en base a normas claramente definidas y promover la responsabilización por los resultados. De acuerdo con el compromiso de nuestros Jefes de Estado, en la Cumbre de Monterrey, convenimos ampliar la divulgación de los resultados de las evaluaciones de estudiantes y demás información útil sobre nuestros sistemas de educación, entre los encargados de formular las políticas, los docentes, las familias y el público en general.




  1. Reconocemos que muchos países del Hemisferio Occidental padecen niveles sustanciales de desigualdad de ingresos. La educación nos ofrece la mejor oportunidad para mejorar la vida de millones de personas que se encuentran en la pobreza y, por tanto, priorizamos la equidad con calidad.




  1. Reconocemos el papel fundamental de los docentes y priorizamos su formación profesional como factor clave para aprender y para el desarrollo de nuestras sociedades. Por lo tanto, exhortamos a los países a que actúen conjuntamente para asegurar la adopción de mecanismos que ayuden a los países en desarrollo en la capacitación y retención de docentes. Exhortamos encarecidamente a nuestros Jefes de Estado y de Gobierno o a las más altas autoridades apropiadas, así como a los legisladores, a seguir garantizando las condiciones que merece su noble profesión docente y los principios de la Declaración de la Organización Internacional del Trabajo relativa a los Principios y Derechos Fundamentales en el Trabajo.




  1. Reconocemos la necesidad de ampliar la estructura educativa desde la educación inicial por su muy positivo impacto en la calidad de la educación y en la reducción de la desigualdad.




  1. Reconocemos la necesidad de trabajar sobre los altos índices de analfabetismo existentes en los países de la región, por lo que proponemos considerar el diseño de un programa regional de alfabetización y encomendamos a la OEA el estudio de esta posibilidad.




  1. Prestaremos mayor atención a la enseñanza secundaria y la formación técnica para la creación de empleos, así como a otras competencias pertinentes a las necesidades de desarrollo de nuestros países, porque reconocemos que nuestra mayor oportunidad de crear capacidad local y regional para la innovación, la creatividad y una mayor productividad es una fuerza de trabajo bien capacitada, bien informada y democrática.




  1. Reconocemos la importancia de un creciente acceso a la educación superior y de calidad en nuestros países, así como de incorporar la tecnología correspondiente en la educación superior, como factor que ayudará a capacitar a nuestros ciudadanos para ingresar al sector productivo.




  1. Reconocemos que la información y el conocimiento son fundamentales para la inclusión social, el empleo y la democracia, y que la promoción de un acceso equitativo, el uso y la incorporación de nuevas tecnologías en nuestros sistemas educativos es esencial a fin de preparar a los estudiantes para la sociedad de la información. Reconocemos la importancia fundamental de la ciencia, la tecnología, la ingeniería y la innovación, y la educación como las principales fuerzas que impulsan el desarrollo económico y social. También reconocemos la importancia de promover esos factores en los planes de desarrollo nacionales y regionales. Estamos comprometidos con el fomento del desarrollo de la educación científica en nuestros países, a todos los niveles, a fin de desarrollar la capacidad humana, eliminar las desigualdades de género, reducir las brechas tecnológicas y fomentar el desarrollo de una fuerza de trabajo competitiva y basada en el conocimiento.




  1. Reconocemos el impacto de los problemas de salud y ambientales en el desarrollo humano y reconocemos el papel que la educación desempeña en la promoción de estilos de vida saludables, la reducción de la incidencia del VIH/SIDA y de las enfermedades de transmisión sexual, y la valoración y el cuidado del medio ambiente.




  1. Somos conscientes de los desafíos y responsabilidades que nuestros educadores enfrentan debido a la creciente violencia individual y grupal de nuestras sociedades. Las escuelas y las instituciones de enseñanza superior deben ser lugares seguros que fomenten la salud emocional, mental y física de estudiantes y funcionarios.




  1. Hemos cumplido nuestro compromiso de crear un Programa Interamericano sobre Educación en Valores y Prácticas Democráticas. Reconocemos que la paz y la democracia son condiciones necesarias para el pleno ejercicio de las libertades fundamentales y para el crecimiento y desarrollo de nuestras naciones.




  1. Tenemos en cuenta que la diversidad cultural y la pluralidad étnica del Hemisferio encierran enormes posibilidades de enriquecer la calidad de vida de los pueblos de nuestros países y defendemos con firmeza el desarrollo, a todos los niveles escolares, de prácticas pedagógicas que atiendan las necesidades de todos los estudiantes. En particular, reconocemos la importancia del multilingüismo en la promoción de un mayor entendimiento y un mayor nivel de cohesión dentro del Hemisferio.




  1. Reconocemos la necesidad de prestar especial atención a los niños y jóvenes con necesidades de educación especiales, como medio de lograr su efectiva inclusión social.




  1. Reconocemos que la consecución de los mandatos de la Cumbre en materia de educación, las metas contenidas en la Declaración del Milenio y el Marco para la Acción de Dakar exigirán desembolsos financieros sustanciales de parte de los gobiernos de los Estados Miembros, así como de las instituciones financieras internacionales. Asimismo, somos conscientes de que los Estados Miembros padecen dificultades crecientes para financiar la educación en los períodos de crisis económicas, desastres naturales, inestabilidad política e intranquilidad social. Sin embargo, reconocemos plenamente que, pese a esas y otras dificultades, nuestro compromiso con el mejoramiento del acceso a una educación de calidad debe seguir siendo una prioridad. Reiteramos que la educación requiere una inversión pública sustancial y que debemos seguir usando nuestros recursos en forma eficiente para la prestación de una educación de calidad para todos. En la consecución de una educación de alta calidad para todos los ciudadanos, todos los países deben tomar medidas para asegurar el adecuado financiamiento de la educación.

  2. Apoyamos los esfuerzos de los gobiernos del Hemisferio que están explorando nuevas formas de movilizar financiamiento nacional e internacional para inversiones públicas y privadas en educación. En este sentido, observamos con interés los avances logrados desde nuestra última reunión en la definición de mecanismos que permitan el canje de deuda para la educación en la región, tales como los realizados por España y Argentina. Reconocemos que este tipo de iniciativas se deben desarrollar en coordinación con nuestros ministros de finanzas y respetando la legislación de nuestros países.




  1. Acompañamos con gran interés el esfuerzo de construcción de una Carta Social y su respectivo Plan de Acción por parte de la OEA y solicitamos que esta Declaración y los Compromisos para la Acción que la acompañan sean presentados como insumos para el grupo que trabajará en su redacción.




  1. Somos conscientes de que se han emprendido numerosos esfuerzos para hacer frente a los desafíos educativos del Hemisferio, entre los que queremos reconocer especialmente:




    • El Proyecto Regional de Indicadores Educativos (PRIE), encabezado por México, y el Foro Hemisférico de Evaluación Educacional, coordinado por el Brasil, ambos encomendados por la Cumbre de las Américas.

    • Los esfuerzos por incrementar la transparencia en la información sobre educación, como lo dispone la Declaración de Nuevo León, a lo que se dio cumplimiento a través de un relevamiento y un seminario auspiciados por los Estados Unidos de América.

    • El Proyecto Hemisférico sobre Elaboración de Políticas y Estrategias para la Prevención del Fracaso Escolar coordinado por la Argentina.

    • El Proyecto Hemisférico sobre Capacitación Docente, coordinado por Trinidad y Tobago.

    • El Proyecto Hemisférico sobre Educación Secundaria y Acreditación de Competencias Laborales coordinado por Costa Rica.

    • El progreso logrado en el uso de nuevas tecnologías, en particular a través de la Red Latinoamericana de Portales Educativos, el Portal de Educación de las Américas, la red por satélite EDUSAT, el Programa Computadoras para Educar y el Colegio de las Américas (COLAM) de la Organización Universitaria Interamericana.

    • Los Centros de Excelencia para la capacitación profesional docente.

    • El acuerdo alcanzado entre los países del Commonwealth para abordar los asuntos relacionados con el reclutamiento y retención de docentes a través del Protocolo de Reclutamiento de Docentes del Commonwealth.




  1. Expresamos nuestra satisfacción de que el Comité Interamericano de Educación (CIE) haya efectuado un aporte positivo a la formulación y el mejoramiento de la política educativa en los Estados Miembros. Ello ha servido como foro valioso para asegurar que los mandatos políticos emanados de ésta y de anteriores reuniones ministeriales reciban el apoyo técnico y el seguimiento adecuados. Deseamos que el CIE siga desarrollándose y que ofrezca un ámbito fundamental para el seguimiento técnico y político de los mandatos que le confiamos.




  1. Reconocemos y apreciamos la labor desplegada por la Secretaría General de la OEA y la Secretaría Ejecutiva para el Desarrollo Integral, en particular la Oficina de Educación, Ciencia y Tecnología (OECT), en su calidad de Secretaría Técnica del CIE, el Conocimiento y Asesoría en Red (CONARED) y su respaldo a los proyectos de la Cumbre y hemisféricos. La OECT debe seguir asistiendo a los Estados Miembros para que compartan programas que han demostrado su efectividad, facilitando la comunicación y asesorando a los Estados Miembros para que siga creciendo y fortaleciéndose la cooperación horizontal.




  1. Agradecemos al gobierno y al pueblo de Trinidad y Tobago la especial bienvenida que nos han brindado en el curso de esta Cuarta Reunión de Ministros de Educación. En particular, quisiéramos reconocer la labor del Ministerio de Educación de Trinidad y Tobago, que garantizó el éxito de este evento.




  1. Los Jefes de Estado y de Gobierno democráticamente electos de nuestros países han adoptado mandatos que establecen directrices para los encargados de formular las políticas y los planificadores de la educación. Esas directrices representan nuestro compromiso hemisférico de proceder de manera de asegurar todos los derechos de nuestros ciudadanos a una educación de alta calidad. Pedimos a nuestros líderes que consideren esta declaración en sus deliberaciones de la Cuarta Cumbre de las Américas, en Mar del Plata, Argentina, en noviembre de 2005. A los efectos de la consecución de los objetivos de la Cumbre, en materia de educación y del seguimiento de la presente Declaración, establecemos:

COMPROMISOS PARA LA ACCIÓN


A los efectos de garantizar que la presente Declaración dé lugar a medidas concretas y efectivas, los Ministros de Educación de las Américas asumimos los compromisos siguientes:


  1. Redoblar nuestros esfuerzos en nuestros respectivos países para alcanzar las metas de educación de las Cumbres de las Américas, aunando la voluntad y el empeño de todos los sectores de la sociedad para lograr la calidad, igualdad, relevancia y eficiencia educativas y manteniendo a la educación en una posición prominente del debate público, las decisiones de política pública y la inversión pública y privada.




  1. Solicitar que el importante papel de la educación en la creación de empleos, la lucha contra la pobreza y el fortalecimiento de la gobernabilidad democrática esté reflejado en la Declaración y el Plan de Acción de la Cuarta Cumbre de las Américas; con ese fin, proponemos a la consideración de los Jefes de Estado y de Gobierno el texto contenido en la resolución CIDI/RME/RES. 11 (IV-O/05) por la vía del Grupo de Revisión de la Implementación de Cumbres.




  1. Instar a los organismos de cooperación, desarrollo y financiamiento que aúnen esfuerzos para respaldar a los países en la consecución de las metas de las Cumbres y las Reuniones Interamericanas de Ministros de Educación relacionadas con la educación.




  1. Apoyar y fortalecer el cuerpo docente de los países de nuestro Hemisferio y examinar y aprovechar los resultados de la investigación y de las iniciativas del Hemisferio destinadas a brindar dicho apoyo, tales como los Centros de Excelencia para la Capacitación Profesional Docente y el proyecto hemisférico sobre preparación, desarrollo y evaluación.




  1. Apoyamos la iniciativa de la organización de un Foro Interinstitucional sobre financiamiento y gestión de la educación y sugerimos incluir como uno de los tópicos el análisis de los mecanismos que permitan el canje de deuda por educación.




  1. Promover el desarrollo de la educación científica en nuestros países, a todos los niveles, para crear capacidad humana, eliminar el sesgo de género, reducir las brechas tecnológicas e impulsar una fuerza de trabajo con conocimiento.




  1. Definir los mecanismos para maximizar el uso de la tecnología de la información y las comunicaciones para mejorar el aprendizaje, fomentar la equidad y apoyar la cooperación transnacional en nuestro Hemisferio, usando estrategias y herramientas como:




      1. Explorar mecanismos para focalizar el contenido del Portal Educativo de las Américas en las prioridades de educación de la Cumbre y las Reuniones Ministeriales.




      1. Considerar el papel que la Red Latinoamericana de Portales Educativos puede desempeñar en la ampliación de los recursos educativos de alta calidad disponibles en las escuelas, el fomento del intercambio de conocimientos y experiencias y la reducción de los costos de la creación de portales nacionales.




      1. Promover un uso más amplio de la red por satélite EDUSAT para enriquecer el contenido y la pedagogía y fomentar un acceso equitativo al aprendizaje, inclusive en las zonas alejadas, así como fomentar el diálogo hemisférico sobre educación, con el apoyo de las organizaciones que son contrapartes.




      1. Subrayar la iniciativa Computadoras para las Escuelas, a fin de brindar acceso a equipos refaccionados a bajo costo y fomentar las habilidades tecnológicas entre los jóvenes.




  1. Fortalecer al Comité Interamericano de Educación (CIE) como foro principal para supervisar nuestro progreso en la consecución de los mandatos de la Cumbre y promocionar la cooperación interamericana en educación, asegurando que los profesionales calificados en educación nos representen en las reuniones del CIE y solicitando que el Secretario General facilite la labor del Comité, brindándole la asistencia adecuada, a través de la Secretaría Ejecutiva para el Desarrollo Integral.

Solicitamos al CIE que emprenda las tareas siguientes:


  1. Controlar el progreso hacia el logro de las metas de educación de la Cumbre de las Américas, prestando especial atención al progreso de los países en relación con los objetivos de la Cumbre de Santiago y teniendo en cuenta los objetivos del Marco para la Acción de Dakar y los contenidos en la Declaración del Milenio, en particular fomentando el análisis, la divulgación y el uso, en la toma de decisiones, de la información producida por el Proyecto Regional de Indicadores en Educación (PRIE).




  1. Emprender una revisión estratégica de las políticas, programas y actividades de la OEA relacionados con la Cumbre en el ámbito de la educación, con miras a priorizar y coordinar la labor, fortalecer la capacidad y subrayar los avances.




  1. Examinar el capítulo de educación del Plan Estratégico de la OEA de Cooperación para el Desarrollo 2002-2005 a efectos de considerar la necesidad de adaptarlo a los acuerdos hemisféricos, incluida la presente Declaración y los Compromisos correspondientes.




  1. Apoyar los esfuerzos de los Estados Miembros para erradicar las disparidades de género y lograr la equidad de género a todos los niveles educativos, en especial en enseñanza primaria y secundaria, focalizando la atención en las disparidades persistentes y coordinando la acción con la Comisión Interamericana de Mujeres (CIM).




  1. Explorar mecanismos para incrementar la capacidad de brindar educación en ciencia y tecnología a todos los niveles, en colaboración con la Comisión Interamericana de Ciencia y Tecnología.




  1. Explorar mecanismos para fortalecer la alianza estratégica entre los Ministerios de Educación y los Ministerios de Salud, Trabajo y Medio Ambiente, cooperando con la Organización Panamericana de la Salud (OPS), a fin de asegurar que las escuelas se transformen en instituciones sanas y seguras para docentes y estudiantes.




  1. Intercambiar información sobre planes de preparación para desastres y mecanismos de contingencia para asegurar que la educación regresa a la normalidad en el menor tiempo posible, en especial dado el uso de las instalaciones escolares en tales casos.




  1. Lanzar el Programa Interamericano sobre Educación en Valores y Prácticas Democráticas, facilitando la elaboración de un plan de trabajo detallado y viable, referencias para controlar el progreso, proyectos de presupuesto y fuentes de financiamiento para la primera etapa del programa. Estos elementos deberían ser elaborados por un grupo de trabajo de Estados Miembros interesados encabezado por Colombia, con la asistencia de la Oficina de Educación, Ciencia y Tecnología y la Oficina para la Promoción de la Democracia, de la OEA, y con la orientación de un Grupo Asesor integrado por funcionarios de la educación de los Estados Miembros, universitarios y expertos de la sociedad civil, así como por otros interesados pertinentes. El plan de trabajo, incluidas las actividades iniciales y específicas y las fuentes de financiamiento previstas, deben ser presentadas al Comité Ejecutivo y las autoridades del CIE antes de finales de este año. Entre las actividades iniciales que incluirá el Plan de Trabajo, celebrar una reunión de los representantes de los Estados Miembros en el primer trimestre de 2006, en México sobre las experiencias que han tenido éxito en materia de la formación ciudadana.




  1. Apoyar los esfuerzos de los Estados Miembros para ofrecer una educación de alta calidad en contextos multiculturales, multilingüísticos y multiétnicos y procurar capacitar a un mayor número de nuestros ciudadanos para dominar otros idiomas, incluidos los idiomas oficiales de la OEA.




  1. Elaborar una estrategia para incrementar el financiamiento de la educación, aumentando la cooperación efectiva con el Fondo de las Américas o con otras entidades pertinentes, para reunir los recursos de la sociedad civil, el sector privado y el Estado a efectos de apoyar y revitalizar la educación en la región, en particular en los países con sistemas educativos más vulnerables.




  1. Explorar con el Banco Interamericano de Desarrollo y otras organizaciones relevantes los mecanismos para incrementar el intercambio de información y formular estrategias de cooperación en el área del financiamiento y la administración en educación.




  1. Explorar mecanismos para que las recomendaciones presentadas en esta Reunión, en consulta con organizaciones de la sociedad civil, puedan ayudar en la creación de formas de colaboración con tales organizaciones, a efectos de contar con el aporte de su experiencia, especialmente en las áreas de la educación vinculadas a los sectores más vulnerables de la sociedad.




  1. Aportar elementos al Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos a efectos de asegurar que el papel de la educación en la lucha contra la pobreza sea considerado en la redacción de la Carta Social y su Plan de Acción.




  1. Ayudar a que exista una dimensión latinoamericana y del Caribe en el Simposio sobre “Desarrollo Infantil Temprano Una prioridad para el Crecimiento Económico Sostenido y Equitativo”, del Banco Mundial, y el seguimiento conexo, en cooperación con el Banco Interamericano de Desarrollo.

Solicitamos a la OECT que apoye la implementación de estos Compromisos para la Acción y respalde al CIE mediante:




    1. El fomento del diálogo entre las autoridades de la educación y las instituciones gubernamentales a nivel hemisférico, regional, nacional y subnacional, así como con las organizaciones internacionales y de la sociedad civil y otras, con miras a enfrentar los desafíos que enfrenta la educación en el Hemisferio, tanto en forma directa como por medios virtuales.




    1. La iniciación de estudios de diagnóstico y análisis de política para respaldar las acciones establecidas en la presente Declaración.




    1. El apoyo al intercambio de información y a otras formas de cooperación horizontal entre los países en relación con los programas educativos que han demostrado efectividad o ser prometedores. A efectos de que la OECT siga apoyando el crecimiento y la expansión del emprendimiento de la OEA Conocimiento y Asesoría en Red (CONARED), solicitamos específicamente el mantenimiento del apoyo de la Facilidad de Donaciones para el Desarrollo, del Banco Mundial, y del Programa de Enlaces Mundiales para el Desarrollo (World Links).




    1. La continuación de la coordinación de sus actividades con programas y actividades relacionadas con la educación de otras oficinas de la OEA para ayudar en la consecución de los objetivos educativos de la Cumbre. Los ejemplos serían, entre otros, el Portal Educativo de las Américas; el Instituto de Estudios Avanzados para las Américas (INEAM) de la OEA; el Programas de Becas y Capacitación; la OPD y los proyectos de educación financiados por el FEMCIDI.




    1. Asistencia al CIE para controlar, analizar y divulgar los progresos en la consecución de nuestros objetivos y mandatos.

AG/RES. 2207 (XXXVI-O/06)


INFORME DE LA CUARTA REUNIÓN DE LA
COMISIÓN INTERAMERICANA DE PUERTOS
(Aprobada en la cuarta sesión plenaria,

celebrada el 6 de junio de 2006)

LA ASAMBLEA GENERAL,
VISTAS las resoluciones CIDI/CIP/RES. 71 (IV-05) y CEPCIDI/RES. 113 (CXI-O/05) “Cuarta Reunión de la Comisión Interamericana de Puertos (CIP)” y CIDI/RES. 183 (XI-O/06) “Informe de la Cuarta Reunión de la Comisión Interamericana de Puertos”;
CONSIDERANDO:
Que del 13 al 16 de septiembre de 2005, se celebró la Cuarta Reunión de la Comisión Interamericana de Puertos (CIP) en la ciudad de Maracaibo, Estado Zulia, Venezuela, organizada por el Instituto Nacional de los Espacios Acuáticos e Insulares (INEA) de la República Bolivariana de Venezuela, con el apoyo técnico de la Secretaría General; y
El informe final de la Cuarta Reunión de la CIP (CIDI/CIP/doc.163/05) en el que se destacan principalmente los temas que fueron considerados: (i) necesidad de contar con puertos eficientes, competitivos, seguros y modernos que coadyuven al desarrollo económico y social de los países miembros, y congruentes con el desarrollo sostenible del medio ambiente; (ii) rol de los puertos como conectores del transporte al servicio del comercio hemisférico e internacional; (iii) fortalecimiento de la participación público-privada para el desarrollo y gestión de la infraestructura portuaria y la prestación eficiente de servicios; (iv) aprobación de un marco estratégico para la cooperación interamericana en materia de protección portuaria; y (v) celebración de conferencias hemisféricas especializadas sobre seguridad portuaria, en Venezuela en octubre de 2006, y sobre protección ambiental portuaria, en Panamá en abril de 2007; y
TENIENDO EN CUENTA que durante la Cuarta Reunión de la CIP se llevó a cabo un diálogo constructivo en torno al fortalecimiento de la cooperación para facilitar el desarrollo de los puertos del Hemisferio,
RESUELVE:


  1. Tomar nota del informe final de la Cuarta Reunión de la Comisión Interamericana de Puertos (CIDI/CIP/doc.163/05).




  1. Encomendar a la Secretaría General que, a través de la Secretaría de la Comisión Interamericana de Puertos (CIP), continúe apoyando el proceso y seguimiento de las reuniones del área sectorial de puertos, y que periódicamente informe a la Comisión Ejecutiva Permanente del Consejo Interamericano para el Desarrollo Integral (CEPCIDI) sobre ese proceso.




  1. Agradecer el gentil ofrecimiento del Gobierno de Brasil para ser sede de la Quinta Reunión de la Comisión Interamericana de Puertos, en el año 2007.




  1. Solicitar al Consejo Interamericano para el Desarrollo Integral que informe sobre la presente resolución a la Asamblea General en su trigésimo séptimo período ordinario de sesiones.

AG/RES. 2208 (XXXVI-O/06)


TERCERA REUNIÓN INTERAMERICANA DE MINISTROS Y
ALTAS AUTORIDADES DE CULTURA EN EL ÁMBITO DEL CIDI
(Aprobada en la cuarta sesión plenaria,

celebrada el 6 de junio de 2006)

LA ASAMBLEA GENERAL,
HABIENDO VISTO la resolución CIDI/RES. 184 (XI-O/06) “Tercera Reunión Interamericana de Ministros y Máximas Autoridades de Cultura en el ámbito del CIDI”;
TENIENDO EN CUENTA:
El informe final de la Segunda Reunión de la Comisión Interamericana de Cultura (CIDI/CIC/doc.9/05) y el informe final de la Reunión Extraordinaria de la Comisión Interamericana de Cultura (CIDI/CIC/doc.7/06);
Que en la Segunda Reunión y la Reunión Extraordinaria de la Comisión Interamericana de Cultura (CIC) se preparó y aprobó el Plan de Trabajo de la CIC para 2006-2007 y se alcanzó un acuerdo con respecto a la propuesta de Canadá en relación con la reunión ministerial; y
Que es responsabilidad del Consejo Interamericano para el Desarrollo Integral (CIDI) fomentar el diálogo regional y actividades de cooperación en favor del desarrollo integral y sostenible en el ámbito de la cultura,
RESUELVE:
1. Agradecer al ofrecimiento del Gobierno de Canadá para ser sede de la Tercera Reunión Interamericana de Ministros y Máximas Autoridades de Cultura en el ámbito del CIDI, a celebrarse en Montreal del 11 al 13 de octubre de 2006.
2. Subrayar la importancia de continuar con el diálogo regional sobre cultura a nivel ministerial en el ámbito del Consejo Interamericano para el Desarrollo Integral (CIDI).
3. Encomendar a la Secretaría General que, a través de la Secretaría Ejecutiva para el Desarrollo Integral (SEDI), apoye el trabajo de preparación y organización de la Tercera Reunión Interamericana de Ministros y Máximas Autoridades de Cultura en el ámbito del CIDI.
4. Tomar nota de los informes finales de la Segunda Reunión y la Reunión Extraordinaria de la Comisión Interamericana de Cultura (CIDI/CIC/doc.9/05 y CIDI/CIC/doc.7/06 respectivamente), y encomendar a la Secretaría General que, a través de la SEDI, respalde la implementación del Plan de Trabajo de la Comisión Interamericana de Cultura (CIC) para 2006-2007.
5. Encomendar al CIDI que informe al trigésimo séptimo período ordinario de sesiones de la Asamblea General sobre los resultados de la Tercera Reunión de Ministros y Máximas Autoridades de Cultura en el ámbito del CIDI.
AG/RES. 2209 (XXXVI-O/06)
PRIMERA REUNIÓN DE MINISTROS Y ALTAS AUTORIDADES
DE DESARROLLO SOCIAL EN EL ÁMBITO DEL CIDI
(Aprobada en la cuarta sesión plenaria,

celebrada el 6 de junio de 2006)

LA ASAMBLEA GENERAL,
VISTAS las resoluciones CIDI/RES. 160 (IX-O/04) y AG/RES. 1984 (XXXIV-O/04) “Comisión Interamericana de Desarrollo Social” y CIDI/RES. 172 (X-O/05) y AG/RES. 2085 (XXXV-O/05) “Informe de la Primera Reunión de la Comisión Interamericana de Desarrollo Social”;
CONSIDERANDO que el Gobierno de El Salvador ofreció oficialmente ser sede de la Primera Reunión de Ministros y Altas Autoridades de Desarrollo Social, en el marco de la Primera Reunión de la Comisión Interamericana de Desarrollo Social en el ámbito del CIDI, celebrada en abril de 2004 en la ciudad de Santiago de Chile; y
TENIENDO EN CUENTA que los Jefes de Estado y de Gobierno reunidos en la Cuarta Cumbre de las Américas asumieron el compromiso de encomendar a la Primera Reunión de Ministros y Altas Autoridades de Desarrollo Social en el ámbito del CIDI que considere, entre otros, los progresos logrados con respecto a los compromisos contenidos en el Plan de Acción de la Cuarta Cumbre de las Américas, celebrada en Mar del Plata, Argentina, en el ámbito de sus competencias,
RESUELVE:


  1. Agradecer el ofrecimiento del Gobierno de El Salvador para ser sede de la Primera Reunión de Ministros y Altas Autoridades de Desarrollo Social en el ámbito del CIDI, del 24 al 26 de septiembre de 2006, cuyo tema central será “Política social y combate a la pobreza: Experiencias hemisféricas”.




  1. Reconocer la particular importancia de la celebración este año de la Primera Reunión de Ministros y Altas Autoridades de Desarrollo Social en el ámbito del CIDI en seguimiento de los mandatos recibidos en el marco de la Cuarta Cumbre de las Américas, celebrada en Mar del Plata, Argentina, en noviembre de 2005, cuyo lema fue “Crear trabajo para enfrentar la pobreza y fortalecer la gobernabilidad democrática”.




  1. Encomendar a la Secretaría General que, a través de la Secretaría Ejecutiva para el Desarrollo Integral, continúe apoyando el proceso de preparación y seguimiento de las reuniones en el ámbito del desarrollo social.




  1. Solicitar al Consejo Interamericano para el Desarrollo Integral que informe sobre el cumplimiento de la presente resolución a la Asamblea General en su trigésimo séptimo período ordinario de sesiones.

AG/RES. 2210 (XXXVI-O/06)
INFORME DE ACTIVIDADES DE LA
COMISIÓN INTERAMERICANA DE DESARROLLO SOCIAL
(Aprobada en la cuarta sesión plenaria,

celebrada el 6 de junio de 2006)



LA ASAMBLEA GENERAL,
VISTAS las resoluciones CIDI/RES. 160 (IX-O/04) y AG/RES. 1984 (XXXIV-O/04) “Comisión Interamericana de Desarrollo Social” y CIDI/RES. 172 (X-O/05) y AG/RES. 2085 (XXXV-O/05) “Informe de la Primera Reunión de la Comisión Interamericana de Desarrollo Social”;
CONSIDERANDO:
Que en la Declaración de Margarita, de la Reunión de Alto Nivel sobre Pobreza, Equidad e inclusión Social, celebrada en Margarita, Venezuela, del 8 al 10 de octubre de 2003, se resalta la importancia de la Comisión Interamericana de Desarrollo Social (CIDES);
Que en la Declaración de Nuevo León, de la Cumbre Extraordinaria de las Américas, los Jefes de Estado y de Gobierno reconocieron la urgencia de que se fortalezcan en la Organización de los Estados Americanos los mecanismos de lucha contra la pobreza, tales como el Consejo Interamericano para el Desarrollo Integral (CIDI), la CIDES y el Programa Interamericano de Combate a la Pobreza y la Discriminación;
Que la Comisión Interamericana de Desarrollo Social del CIDI tiene como finalidad fortalecer el diálogo interamericano para apoyar la formulación de políticas y el desarrollo de acciones de cooperación en materia social, en particular para combatir la pobreza y la discriminación en el Hemisferio;
TENIENDO EN CUENTA:
Que la CIDES celebró su primera reunión en Santiago, Chile, los días 5 y 6 de abril de 2004, en la que se identificaron áreas de trabajo que fueron recogidas en el informe final de la reunión (CIDI/CIDES/doc.12/04);
Que en seguimiento a la mencionada reunión la Comisión adoptó, en diciembre de 2004, un Plan de Trabajo para los dos años siguientes; y
Que en cumplimiento a dicho Plan de Trabajo se celebró el “Taller Internacional: Las Comunidades de Aprendizaje: Experiencia del Programa Puente-Chile Solidario” en Viña del Mar, Chile, del 18 al 22 de julio de 2005,
RESUELVE:
1. Agradecer al Gobierno de Chile por su contribución para la realización del “Taller Internacional: Las Comunidades de Aprendizaje: Experiencia del Programa Puente-Chile Solidario”.
2. Encomendar a la Comisión Interamericana de Desarrollo Social (CIDES) la preparación de un plan de trabajo actualizado que se base en las deliberaciones y decisiones que adopte la Primera Reunión de Ministros y Altas Autoridades de Desarrollo Social en el ámbito del CIDI, que se celebrará en El Salvador, del 24 al 26 de septiembre de 2006, y cuyo lema central será “Política social y combate a la pobreza: Experiencias hemisféricas”.
3. Encomendar a la CIDES que, en colaboración con la Secretaría Ejecutiva para el Desarrollo Integral (SEDI), brinde el apoyo a la Primera Reunión de Ministros y Altas Autoridades de Desarrollo Social en el ámbito del CIDI.
4. Encomendar a la Secretaría General que, a través de la SEDI, facilite el seguimiento adecuado de la primera reunión ministerial sobre desarrollo social y que apoye el cumplimiento e implementación del plan de trabajo actualizado de la CIDES.
5. Solicitar al Consejo Interamericano para el Desarrollo Integral (CIDI) que informe sobre el cumplimiento de la presente resolución a la Asamblea General en su trigésimo séptimo período ordinario de sesiones.
AG/RES. 2211 (XXXVI-O/06)
PRIMERA REUNIÓN INTERAMERICANA DE MINISTROS Y
ALTAS AUTORIDADES DE DESARROLLO SOSTENIBLE EN EL ÁMBITO DEL CIDI
(Aprobada en la cuarta sesión plenaria,

celebrada el 6 de junio de 2006)

LA ASAMBLEA GENERAL,
VISTAS las resoluciones CEPCIDI/RES. 104 (CVI-O/04) “Convocatoria de la Primera Reunión Interamericana de Ministros y Altas Autoridades de Desarrollo Sostenible en el ámbito del CIDI”, y CEPCIDI/RES. 117 (CXX-O/06) “Confirmación de sede y fecha de la Primera Reunión Interamericana de Ministros y Altas Autoridades de Desarrollo Sostenible en el ámbito del CIDI”, y el informe de avance del Grupo de Trabajo sobre Desarrollo Sostenible sometido a la consideración de la Comisión Ejecutiva Permanente del Consejo Interamericano para el Desarrollo Integral (CEPCIDI) que se refiere a los trabajos preparatorios de la Primera Reunión (CEPCIDI/doc.739/06); y
TENIENDO EN CUENTA que en la Declaración de la Cuarta Cumbre de las Américas, celebrada en Mar del Plata, los Jefes de Estado y de Gobierno destacaron la importancia de la celebración, en el marco de la Organización de los Estados Americanos (OEA), de la Primera Reunión de Ministros y Altas Autoridades sobre Desarrollo Sostenible en el ámbito del CIDI, alentaron la participación de los Estados Miembros y encomendaron a la OEA que continúe prestando apoyo a los trabajos preparatorios necesarios para el éxito de esa reunión,
RESUELVE:
1. Tomar nota del informe de avance presentado por la Comision Ejecutiva Permanente del Consejo Interamericano para el Desarrollo Integral (CEPCIDI) que se refiere al estado de los trabajos preparatorios de la Primera Reunión Interamericana de Ministros y Altas Autoridades de Desarrollo Sostenible en el ámbito del CIDI (CEPCIDI/doc.739/06).
2. Expresar su agradecimiento a los gobiernos de Costa Rica y Jamaica por haber sido sede de los talleres sobre “Agricultura, silvicultura y turismo sostenibles” y “Gestión del riesgo de desastres naturales”, respectivamente, y al Gobierno del Ecuador por su ofrecimiento para ser sede del taller sobre “Cooperación internacional y gestión integrada de recursos hídricos”, que como parte del proceso preparatorio de la Primera Reunión Ministerial refuerzan y contribuyen al desarrollo de los temas contenidos en el proyecto de temario de la misma.
3. Agradecer el ofrecimiento del Gobierno de Bolivia para ser sede de la Primera Reunión Interamericana de Ministros y Altas Autoridades de Desarrollo Sostenible en el ámbito del CIDI, a celebrarse en Santa Cruz de la Sierra, Bolivia, los días 5 y 6 de octubre de 2006.
4. Encomendar a la Secretaría General que, a través de la Secretaría Ejecutiva para el Desarrollo Integral, continúe apoyando las labores de la CEPCIDI y el Grupo de Trabajo sobre Desarrollo Sostenible en los trabajos preparatorios y el seguimiento de la Primera Reunión Interamericana de Ministros y Altas Autoridades de Desarrollo Sostenible en el ámbito del CIDI.
5. Solicitar al Consejo Interamericano para el Desarrollo Integral que informe sobre el cumplimiento de la presente resolución a la Asamblea General en su trigésimo séptimo período ordinario de sesiones.

AG/RES. 2212 (XXXVI-O/06)


PROMOCIÓN DEL DESARROLLO DEL TURISMO
(Aprobada en la cuarta sesión plenaria,

celebrada el 6 de junio de 2006)

LA ASAMBLEA GENERAL,
HABIENDO VISTO las resoluciones AG/RES. 1 (XX-E/94), “Marco de política general y prioridades de la cooperación solidaria para el desarrollo”, AG/RES. 1426 (XXVI-O/96), “Apoyo a las actividades de la OEA en materia de turismo”, CIDI/RES. 17 (II-O/97) y AG/RES. 1517 (XXVII-O/97) “Desarrollo sostenible del turismo” y AG/RES. 2089 (XXXV-O/05) “XIX Congreso Interamericano de Turismo”;
RECONOCIENDO la contribución significativa del sector turístico a las economías de varios Estados Miembros, el importante papel que el turismo desempeña en la creación de empleo y oportunidades empresariales y el desarrollo de pequeñas empresas, así como el elevado efecto multiplicador del turismo y su excelente potencial para el crecimiento a largo plazo;
CONCIENTES DE:
La necesidad de seguir protegiendo y fomentando el turismo como una alternativa económica viable para muchas de las pequeñas economías del Hemisferio; y
La contribución significativa del sector turístico al producto nacional bruto de los países pequeños, particularmente los del Caribe y Centroamérica;
CONSIDERANDO:
La necesidad de la cooperación internacional y regional continua para el desarrollo sostenible del turismo; y
Que las alianzas y un mayor diálogo entre los sectores público y privado son fundamentales para el desarrollo efectivo y la sostenibilidad del turismo,
RESUELVE:
1. Encomendar a la Secretaría General que respalde, en la mayor medida posible, los esfuerzos de los Estados Miembros tendientes a fomentar y facilitar el desarrollo del turismo en las Américas.
2. Promover la cooperación, coordinación y la armonización de esfuerzos entre la Organización de los Estados Americanos (OEA), entidades financieras, organismos especializados, organizaciones regionales y subregionales y otras entidades que apoyan el desarrollo del turismo en los Estados Miembros de la OEA, abordando cuestiones prioritarias para el sector.

3. Seguir trabajando en estrecha colaboración con otros organismos multilaterales y regionales, tanto públicos como privados, a fin de establecer vínculos intersectoriales entre el turismo y otros sectores económicos, así como desarrollar y adoptar programas de capacitación profesional que cumplan con las necesidades de los sectores del turismo y la hospitalidad.


4. Encomendar a la Secretaría General que, a través de la Secretaría Ejecutiva para el Desarrollo Integral (SEDI), siga asistiendo en los preparativos para el Congreso Interamericano de Turismo y evalúe la viabilidad de crear una Comisión Interamericana de Turismo con el fin de presentar un estudio a los Estados Miembros para su consideración y aprobación.
5. Encomendar a la Secretaría General que participe, a través de la SEDI, en la reunión interamericana de expertos en turismo, programada para diciembre de 2006, en Miami, Florida, durante la cual miembros del sector público y privado discutirán estrategias y mejores prácticas para el desarrollo continuo del turismo en las Américas.
6. Encomendar a la Secretaría General que trabaje con los organizadores de la reunión interamericana de expertos en turismo para asegurar la participación más amplia posible de todos los Estados Miembros de la OEA, y a poner a la disposición de los Estados Miembros las recomendaciones emanadas de esa reunión para su consideración y posible presentación al Congreso Interamericano de Turismo.
7. Solicitar al Consejo Interamericano para el Desarrollo Integral que informe sobre el cumplimiento de esta resolución a la Asamblea General en su trigésimo séptimo período ordinario de sesiones.

AG/RES. 2213 (XXXVI-O/06)


MODIFICACIÓN DEL ESTATUTO DEL CONSEJO INTERAMERICANO PARA EL DESARROLLO INTEGRAL Y DEL ESTATUTO DE LA AGENCIA INTERAMERICANA

PARA LA COOPERACIÓN Y EL DESARROLLO


(Aprobada en la cuarta sesión plenaria,

celebrada el 6 de junio de 2006)

LA ASAMBLEA GENERAL,
CONSIDERANDO,
Que el artículo 35 del Estatuto del Consejo Interamericano para el Desarrollo Integral (CIDI) y el artículo 21 del Estatuto de la Agencia Interamericana para la Cooperación y el Desarrollo (“AICD”) disponen que el CIDI puede recomendar modificaciones a esos instrumentos, con miras a su aprobación por parte de la Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos (OEA);
Que el artículo 19 del Estatuto de la AICD impone al CIDI la obligación de “[realizar] … en forma periódica un examen integral del funcionamiento, de las operaciones y del financiamiento de la AICD y [presentar] sus recomendaciones a la Asamblea General”;
Que es necesario revisar y modificar los Estatutos del CIDI y la AICD, donde sea pertinente, para reflejar adecuadamente los cambios en operaciones, estructura y prácticas desde el establecimiento de la AICD en 1999;
Que conforme a las facultades que le confiere el artículo 113 de la Carta de la OEA y las resoluciones AG/RES. 2156 y 2157 (XXXV-O/05), el 15 de diciembre de 2005, el Secretario General emitió la Orden Ejecutiva No 05-13, de reorganización de la Secretaría General, y el 14 de febrero de 2006 la Revisión 1 de dicha Orden Ejecutiva, la cual incluye la Secretaría Ejecutiva para el Desarrollo Integral (SEDI) y la Secretaría Ejecutiva de la AICD; y
Que las modificaciones dispuestas conforme a la Orden Ejecutiva No. 05-13, Rev. 1 tienen por objeto mejorar la responsabilidad política y administrativa en lo que atañe a la administración de becas y proyectos de cooperación, facilitar la coordinación, aplicar criterios de evaluación uniformes, y mejorar, en cuanto a calidad y nivel, los servicios dispensados a los Estados Miembros en materia de cooperación técnica y otras esferas programáticas de la Secretaría General,
RESUELVE:
Delegar a la Comisión Permanente Ejecutiva del Consejo Interamericano para el Desarrollo Integral (CEPCIDI) la autoridad para modificar, ad referéndum de la aprobación del trigésimo séptimo período ordinario de sesiones de la Asamblea General, los Estatutos del Consejo Interamericano para el Desarrollo Integral (CIDI) y de la Agencia Interamericana de Cooperación para el Desarrollo (AICD).

AG/RES. 2214 (XXXVI-O/06)


CONTINUACIÓN DE LA PARTICIPACIÓN EN EL CONSEJO INTERAMERICANO
PARA EL DESARROLLO INTEGRAL DE LOS ESTADOS MIEMBROS
QUE NO HAN RATIFICADO EL PROTOCOLO DE MANAGUA
(Aprobada en la cuarta sesión plenaria,

celebrada el 6 de junio de 2006)

LA ASAMBLEA GENERAL,
VISTAS la resolución AG/RES. 2 (XXII-E/96) “Participación en el Consejo Interamericano para el Desarrollo Integral (CIDI) de los Estados Miembros que no hayan ratificado el Protocolo de Managua cuando éste entre en vigor” y las resoluciones AG/RES. 1442 (XXVI-O/96), AG/RES. 1507 (XXVII-O/97), AG/RES. 1575 (XXVIII-O/98), AG/RES. 1726 (XXX-O/00), AG/RES. 1815 (XXXI-O/01), AG/RES.1863 (XXXII-O/02), AG/RES. 1910 (XXXIII-O/03), AG/RES. 1978 (XXXIV-O/04), AG/RES. 2090 (XXXV-O/05), CIDI/RES. 24 (II-O/97), CIDI/RES. 42 (III-O/98), CIDI/RES. 83 (IV-O/99), CIDI/RES. 94 (V-O/00), CIDI/RES. 4 (I-E/01), CIDI/RES. 116 (VII-O/02), CIDI/RES. 138 (VIII-O/03), CIDI/RES. 141 (IX-O/04), CIDI/RES. 177 (X-O/05) y CIDI/RES. 191 (XI-O/06) sobre la continuación de la mencionada participación;
DESTACANDO las reformas a la Carta de la Organización de los Estados Americanos para incluir la superación de la pobreza crítica como un objetivo básico del desarrollo integral (Protocolo de Washington) y crear un Consejo Interamericano para el Desarrollo Integral que promueva la cooperación entre los Estados americanos con el propósito de lograr su desarrollo integral, y en particular para contribuir a la eliminación de la pobreza crítica (Protocolo de Managua); y
CONSIDERANDO que a la fecha de esta resolución aún hay Estados Miembros que no han ratificado el Protocolo de Managua,
RESUELVE:
1. Exhortar a los Estados Miembros que han firmado y no hayan ratificado el Protocolo de Washington, que incorpora la eliminación de la pobreza crítica como un objetivo básico del desarrollo, y el Protocolo de Managua, que establece el Consejo Interamericano para el Desarrollo Integral, a que consideren hacerlo lo más pronto posible.
2. Extender la vigencia de la resolución AG/RES. 2 (XXII-E/96), “Participación en el Consejo Interamericano para el Desarrollo Integral (CIDI) de los Estados Miembros que no hayan ratificado el Protocolo de Managua cuando éste entre en vigor”, hasta el próximo período ordinario de sesiones de la Asamblea General, en el cual se revisará la situación si en ese momento aún existieran Estados Miembros que no hubiesen ratificado el Protocolo de Managua.

AG/RES. 2215 (XXXVI-O/06)


FORTALECIMIENTO DE LA DEMOCRACIA
Y DEL DESARROLLO SOCIOECONÓMICO EN HAITÍ
(Aprobada en la cuarta sesión plenaria,

celebrada el 6 de junio de 2006)



LA ASAMBLEA GENERAL,
RECONOCIENDO que uno de los propósitos esenciales de la Organización de los Estados Americanos (OEA) es promover y consolidar la democracia representativa y el respeto de las instituciones democráticas, respetando el principio de no intervención, como establece su Carta;
REAFIRMANDO los principios consagrados en la Carta Democrática Interamericana, en particular, el que estipula que “la democracia es esencial para el desarrollo social, político y económico de los pueblos de las Américas”, así como los que estipulan que “la democracia y el desarrollo económico y social son interdependientes y se refuerzan mutuamente” y que “la pobreza, el analfabetismo y los bajos niveles de desarrollo humano son factores que inciden negativamente en la consolidación de la democracia”;
RECORDANDO sus resoluciones y las del Consejo Permanente sobre la situación en Haití, así como los informes presentados por el Secretario General al Consejo Permanente sobre la evolución de la situación en Haití;
ACOGIENDO CON SATISFACCIÓN la realización pacífica de las elecciones presidenciales y legislativas, libres y democráticas, celebradas el 7 de febrero de 2006, en las cuales se eligió un nuevo Presidente de la República y tomando nota también de la realización, el 21 de abril de 2006, de la segunda ronda de las elecciones legislativas, las cuales permitieron normalizar la situación del Parlamento;
INSTANDO la organización, a la brevedad posible, de las elecciones municipales y locales en un ambiente pacífico y seguro, respetando la inclusión y la transparencia democráticas;
REITERANDO su apoyo al proceso de diálogo emprendido el 7 de abril de 2005;
EXPRESANDO su apoyo a la labor de la Misión Especial de la OEA para el Fortalecimiento de la Democracia en Haití, y acogiendo con satisfacción el papel desempeñado por la OEA en la preparación y celebración de las elecciones, en particular el establecimiento de una base sólida para un registro civil moderno a través del otorgamiento de cédulas de identificación nacional;
PROCURANDO apoyar un gobierno eficiente por parte de las autoridades recientemente elegidas y contribuir al fortalecimiento de la seguridad en Haití y promover la recuperación socioeconómica del pueblo haitiano en un entorno político pacífico y estable;
RECORDANDO que la seguridad, la reconciliación política y los esfuerzos de reconstrucción económica continúan siendo elementos fundamentales para el desarrollo sostenible y la consolidación de la democracia en Haití;
RECORDANDO ADEMÁS con satisfacción la conferencia ministerial celebrada en Brasil el 23 de mayo de 2006 y otras reuniones de donantes en el contexto del Marco Interino de Cooperación e instando a la comunidad internacional y a las instituciones internacionales de financiamiento a que participen en la prestación de apoyo técnico y financiero para el desarrollo de Haití; y
TOMANDO NOTA DE:
Las inquietudes relacionadas con los sistemas judicial y penitenciario de Haití, entre ellas, las detenciones prolongadas previo al juicio y la necesidad de fortalecer el debido proceso legal, así como
Los desafíos que enfrenta la Policía Nacional de Haití, para proteger los derechos humanos y constitucionales de todos los haitianos,
RESUELVE:


  1. Felicitar al pueblo haitiano por la realización pacífica de las elecciones presidenciales y legislativas y apoyar a las autoridades recientemente elegidas en el ejercicio de un gobierno democrático, inclusivo, representativo, participativo y eficaz.




  1. Reconocer y expresar su agradecimiento a la Organización de los Estados Americanos (OEA) y la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haití (MINUSTAH) por la asistencia prestada a Haití en el contexto de estas elecciones.




  1. Solicitar a todos los actores involucrados en el proceso electoral, en particular el Consejo Electoral Provisional, que tomen todas las medidas necesarias para la realización de elecciones municipales y locales, a la brevedad posible.




  1. Destacar la importancia de la visión de inclusión y diálogo expresada por las autoridades recientemente elegidas, y alentarlas a que avancen, cuanto antes, con la Iniciativa del Diálogo Nacional, con miras a promover la coexistencia pacífica armoniosa, la paz y la reconciliación nacionales.

5. Solicitar a todos los sectores en Haití, sin excepción, a que apoyen el Diálogo Nacional y que participen activamente en el mismo con miras a fortalecer las instituciones democráticas y garantizar su buen funcionamiento.




  1. Alentar el fortalecimiento de la capacidad y la profesionalización de la Policía Nacional de Haití, incluida la investigación de los antecedentes y certificación de los agentes de policía actuales y nuevos, bajo el liderazgo de las autoridades haitianas y en estrecha colaboración con la OEA y la MINUSTAH y con el apoyo de la comunidad internacional.




  1. Continuar promoviendo el proceso de desarme, desmovilización y reinserción de los ex miembros de las fuerzas armadas de Haití y estabilizando las áreas de conflicto ofreciendo alternativas constructivas a los miembros de los grupos armados ilegales, como un componente esencial para la promoción de la paz y la reconciliación en Haití; y reiterar la necesidad de fortalecer esos esfuerzos. Además, exhortar a los miembros de la comunidad internacional a apoyar a las autoridades haitianas en su lucha contra la proliferación y el tráfico ilícito de armas pequeñas y de armas ligeras en el territorio haitiano.




  1. Apoyar los esfuerzos emprendidos conjuntamente con la OEA, con miras a ayudar en la lucha contra la trata de personas, mediante la capacitación, coordinación y trabajos de investigación en el campo.




  1. Reafirmar el apoyo a la Misión Especial de la OEA para el Fortalecimiento de la Democracia en Haití y a sus actividades, así como la necesidad de continuar la labor de apoyo al fortalecimiento de las instituciones democráticas, incluido el establecimiento de un Consejo Electoral Permanente y de un registro civil modernizado, la reforma del sistema judicial y la protección de los derechos humanos.




  1. Instar a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) a que continúe vigilando la situación de los derechos humanos en Haití e informando sobre la misma, y que trabaje con la Misión Especial de la OEA en la promoción y observancia de esos derechos.




  1. Instar al Gobierno de Haití a que adopte todas las medidas necesarias para reformar el sector judicial, entre ellas, la urgente necesidad de acelerar los procesos judiciales a fin de garantizar el respeto de los derechos constitucionales de las personas detenidas, y reducir de acuerdo con el debido proceso, el elevado número de presos a la espera de juicio y la duración de su detención previa al juicio.




  1. Alentar al Gobierno de Haití a que fortalezca el sistema judicial para combatir la impunidad, fomentar el estado de derecho, a fin de promover aún más la confianza dentro de la sociedad haitiana, con miras a una administración equitativa de la justicia, de conformidad con la legislación haitiana, inclusive a través de una mayor cooperación entre las autoridades judiciales haitianas y los expertos internacionales.




  1. E

    xpresar su firme solidaridad con el pueblo haitiano mediante el apoyo al desarrollo institucional en Haití, así como el desarrollo económico y social, y exhortar a la comunidad internacional a renovar y mantener su compromiso de fortalecer la democracia en Haití, prestando apoyo a los programas económicos y sociales con el objeto de aliviar la pobreza y fomentar el desarrollo económico y social.






  1. Promover aún más la cooperación con el pueblo y el Gobierno de Haití por medio de un apoyo efectivo a la implementación del Marco Interino de Cooperación ampliado y a los nuevos planes de desarrollo que el Gobierno de Haití presentará para su financiamiento a la comunidad internacional.




  1. Solicitar a las instituciones financieras internacionales y a los socios de Haití que brinden, como una cuestión de urgencia y de acuerdo con las prioridades de desarrollo del Gobierno de Haití, su total apoyo financiero a los programas destinados a crear empleo, promover la educación, eliminar el analfabetismo, regenerar el medio ambiente, lograr normas adecuadas de seguridad alimentaria, ampliar la disponibilidad de atención a la salud, renovar y reforzar las infraestructuras y promover las inversiones.




  1. Instar a la comunidad internacional, instituciones financieras internacionales y a los socios de Haití a que coordinen, por medio de conferencias internacionales de donantes, entre otros, apoyo técnico y financiero significativo al Gobierno de Haití con miras al desarrollo sostenible de Haití y la estabilidad de sus instituciones, de acuerdo con el compromiso de las autoridades recientemente elegidas de realizar una buena gestión económica y reformas profundas.




  1. Solicitar a la Secretaría General que apoye al Gobierno de Haití en la formulación de políticas de desarrollo, en coordinación con las Naciones Unidas, la Comunidad del Caribe (CARICOM) y otras instituciones y organismos internacionales, y en el Marco Interino de Cooperación ampliado.




  1. Solicitar a la Secretaría General que facilite la prestación y coordinación del apoyo de las instituciones interamericanas al pueblo y Gobierno de Haití.




  1. Solicitar al Secretario General que adopte todas las medidas que considere apropiadas, de acuerdo con el Gobierno de Haití, para cumplir con los mandatos contenidos en esta resolución.




  1. Solicitar al Secretario General que presente informes semestrales sobre la situación en Haití al Consejo Permanente, el cual examinará periódicamente los mandatos de la Misión Especial de la OEA y tomará todas las medidas que considere necesarias para su mejor funcionamiento.




  1. Solicitar al Secretario General que transmita la presente resolución al Secretario General de las Naciones Unidas.

AG/RES. 2216 (XXXVI-O/06)


REUNIÓN DE MINISTROS DE JUSTICIA O DE MINISTROS O PROCURADORES GENERALES DE LAS AMÉRICAS: FORTALECIMIENTO DE LAS ACTIVIDADES

DEL CENTRO DE ESTUDIOS DE JUSTICIA DE LAS AMÉRICAS


(Aprobada en la cuarta sesión plenaria,

celebrada el 6 de junio de 2006)



LA ASAMBLEA GENERAL
1   ...   16   17   18   19   20   21   22   23   ...   30


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal