Trigésimo sexto período ordinario de sesiones santo domingo, república dominicana del 4 al 6 de junio de 2006 actas y documentos volumen I ag/dec. 46 a ag/dec. 51 (xxxvi-o/06) ag/res. 2158 a ag/res



Descargar 1.7 Mb.
Página4/30
Fecha de conversión29.04.2018
Tamaño1.7 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   30
Que en la Segunda Cumbre de las Américas, celebrada en Santiago, Chile, el 18 y 19 de abril de 1998, los Jefes de Estado y de Gobierno afirmaron que “la cultura democrática debe llegar a toda nuestra población” y se comprometieron a profundizar la educación para la democracia;
Que en la Declaración contra la Violencia aprobada en la Segunda Reunión de Ministros de Educación, celebrada en Punta del Este, Uruguay, el 24 de septiembre de 2001, los Ministros se comprometieron a enfatizar la no violencia y la cultura de paz dentro de las iniciativas de formación y educación en valores a nivel nacional y subregional, y a impulsar la construcción de un programa hemisférico para la educación en valores democráticos;
Que en la Declaración de Santiago sobre democracia y confianza ciudadana: Un nuevo compromiso de gobernabilidad para las Américas, aprobada durante el trigésimo tercer período ordinario de sesiones de la Asamblea General en junio de 2003, los Ministros de Relaciones Exteriores de los Estados Miembros de la OEA declararon que “la consolidación de la democracia en la región requiere de una cultura basada en principios y valores democráticos profundos y en la vivencia cotidiana de ellos. Estos valores deben fomentarse a través de una educación para la democracia”; y

Que en la Declaración de México, aprobada en la Tercera Reunión de Ministros de Educación, celebrada en la Ciudad de México del 11 al 13 de agosto de 2003, los Ministros reconocieron “la importancia de formar conciencia, cultura y valores democráticos en las presentes y futuras generaciones, así como la de los principios de la Carta Democrática Interamericana”, asimismo instaron a que “se impulse la incorporación de dichos principios en los programas educativos de acuerdo al ordenamiento de cada país” y solicitaron a la Comisión Interamericana de Educación (CIE) “hacer un esfuerzo especial para que antes de terminar el año se pueda organizar una reunión para compartir programas de formación en valores para reforzar nuestra decisión en Punta del Este por una educación para la paz y contra la violencia, incluyendo la participación de la OEA, la UNESCO, la OEI y el CAB”;


CONSIDERANDO:
Que los días 12 y 13 de abril de 2004, el Consejo Permanente y la CIE celebraron una sesión conjunta sobre el fomento de la cultura democrática a través de la educación y propusieron directrices para la elaboración de un programa interamericano sobre educación para los valores y prácticas democráticas; y
Que en la Cuarta Reunión de Ministros de Educación, celebrada en Scarborough, Trinidad y Tobago, del 10 al 12 de agosto de 2005, los Ministros aprobaron el Programa Interamericano sobre Educación en Valores y Prácticas Democráticas, y aceptaron el ofrecimiento del Gobierno de México para auspiciar la primera actividad técnica del componente de intercambio de información,
RESUELVE:


  1. Destacar la importancia del Programa Interamericano sobre Educación en Valores y Prácticas Democráticas, el cual contribuirá a generar y aportar información que coadyuve al fortalecimiento de la cultura democrática a través de la educación formal y no formal, al desarrollo y fortalecimiento de metodologías pedagógicas para la educación en valores y prácticas democráticas, los derechos humanos y la paz, y a la promoción de la cooperación horizontal y el intercambio de experiencias entre las diversas instancias que trabajan en este tema en los ámbitos internacional, regional, nacional y local.




  1. Reconocer el trabajo del Consejo Permanente y la Comisión Interamericana de Educación (CIE) con el apoyo de la Secretaría General y los aportes de los Estados Miembros y de la sociedad civil del Hemisferio en la implementación del Programa Interamericano sobre Educación en Valores y Prácticas Democráticas, que fue aprobado en la Cuarta Reunión de Ministros de Educación en el ámbito del CIDI.




  1. Reconocer asimismo, los avances en la implementación del Programa incluyendo la realización de la Primera Reunión del Grupo Asesor en Bogotá, Colombia, del 19 al 21 de abril de 2006, y el diseño de la página Web y el boletín informativo del Programa.




  1. Tomar nota del ofrecimiento del Gobierno de México de lanzar una de las primeras actividades del Programa con la organización y realización del “Seminario Interamericano sobre buenas prácticas en educación para la ciudadanía”, que se llevará a cabo en la Ciudad de México, del 5 al 8 de julio de 2006, favoreciendo un espacio de diálogo e intercambio en materia de formación ciudadana entre los países miembros.




  1. Solicitar a la Secretaría General que, a través de la Secretaría Ejecutiva para el Desarrollo Integral, la Subsecretaría de Asuntos Políticos y otras áreas de la Secretaría General, según corresponda, continúen apoyando al Consejo Permanente, al CIDI y a los Estados Miembros en el diseño y ejecución continuos del Programa Interamericano sobre Educación en Valores y Prácticas Democráticas, y que informen regularmente al CIDI y al Consejo Permanente.




  1. Encomendar a la CIE que lleve a cabo el seguimiento de la ejecución del Programa Interamericano sobre Educación en Valores y Prácticas Democráticas y encomendar asimismo al CIDI y al Consejo Permanente que informen a la Asamblea General en su trigésimo séptimo período ordinario de sesiones sobre la ejecución de esta resolución.




  1. Invitar a los Estados Miembros y a los Observadores Permanentes, así como a las personas o entidades públicas y privadas nacionales o internacionales que lo deseen, a que realicen contribuciones voluntarias para respaldar el desarrollo e implementación del Programa.

AG/RES. 2165 (XXXVI-O/06)


COORDINACIÓN DEL VOLUNTARIADO EN EL HEMISFERIO PARA LA RESPUESTA
A LOS DESASTRES NATURALES Y LA LUCHA CONTRA EL HAMBRE Y LA POBREZA
INICIATIVA CASCOS BLANCOS
(Aprobada en la cuarta sesión plenaria,

celebrada el 6 de junio de 2006)



LA ASAMBLEA GENERAL,
VISTO el Informe de la Secretaría General sobre la Iniciativa Cascos Blancos (CP/doc.4142/06), las resoluciones AG/RES. 1351 (XXV-O/95), AG/RES. 1403 (XXVI-O/96), AG/RES. 1463 (XXVII-O/97), AG/RES. 2018 (XXXIV-O/04) y la Declaración AG/DEC. 45 (XXXV-O/05);
RECORDANDO que, en el Plan de Acción de la Primera Cumbre de las Américas, celebrada en Miami en diciembre de 1994, los Jefes de Estado y de Gobierno expresaron que la Iniciativa Cascos Blancos puede facilitar la erradicación de la pobreza y fortalecer la capacidad de respuesta humanitaria rápida de la comunidad internacional frente a las necesidades de emergencias humanitarias, sociales y de desarrollo, y que los países de América podrían ser pioneros en esta materia mediante la creación de cuerpos nacionales de voluntarios en condiciones de responder a los llamados de otros países de la región;
RECORDANDO asimismo que en la Declaración de Mar del Plata de la Cuarta Cumbre de las Américas (Argentina, 2005), los Jefes de Estado y de Gobierno reafirmaron su compromiso en combatir la pobreza, la desigualdad, el hambre y la exclusión social y manifestaron su preocupación por el incremento de la intensidad de los desastres naturales o causados por el hombre y su impacto devastador en las vidas humanas, la infraestructura y las economías del Hemisferio, haciendo un llamado a la acción a nivel nacional, regional e internacional para fortalecer los programas de manejo de desastres;
RECONOCIENDO que el desarrollo de la Iniciativa de los Cascos Blancos ha contribuido con los esfuerzos por aliviar las situaciones críticas de hambre y de pobreza dondequiera que se manifiesten en el Hemisferio y ha asistido a las poblaciones afectadas por desastres naturales y otros desastres, promoviendo la transición efectiva y apropiada del socorro a la rehabilitación, la reconstrucción y el desarrollo, en el marco de los propósitos y principios establecidos en la Carta de la Organización de los Estados Americanos (OEA) y preservando al mismo tiempo, el carácter no político, neutral e imparcial de la ayuda humanitaria;
DESTACANDO que el Programa OEA/BID/CB prevé la ejecución, en el año en curso, de proyectos de asistencia humanitaria en la República Dominicana, Ecuador, Honduras, Jamaica, Trinidad y Tobago y Paraguay en el marco de la Tercera Convocatoria y la concreción de talleres de asistencia técnica para impulsar la formación de cuerpos nacionales de voluntariados humanitarios y su coordinación hemisférica; y que dicho Programa ha sido prorrogado hasta el año 2007;
TENIENDO PRESENTE que durante el año 2005 la Iniciativa ha dado respuesta humanitaria a los países del Hemisferio que han atravesado graves desastres naturales, tales son los casos de las acciones ante los huracanes Katrina y Rita en Estados Unidos, el Huracán Stan en Guatemala y El Salvador, el temporal en el Uruguay y las crisis climáticas en Ecuador y Perú;
TENIENDO EN CUENTA que la Iniciativa ha colaborado permanentemente durante el proceso de estabilización en la República de Haití y continuará prestando su asistencia a las nuevas autoridades;
DESTACANDO la reciente designación de Puntos Focales de la Iniciativa Cascos Blancos por los gobiernos del Brasil, Ecuador, Guatemala, Guyana, Jamaica, Panamá y Trinidad y Tobago, los cuales se suman a los ya establecidos por los gobiernos de Argentina, Honduras, Paraguay, Perú y Uruguay; y
CONSIDERANDO las coincidencias manifestadas por los participantes del I Encuentro Regional de Puntos Focales de la Iniciativa Cascos Blancos, realizado en Buenos Aires los días 1 y 2 de diciembre de 2005, entre otras: la decisión de avanzar en la coordinación, articulación, consulta e intercambio de experiencias entre los países que están desarrollando actividades en el marco de la Iniciativa Cascos Blancos; la importancia de la coordinación con las organizaciones regionales, internacionales y multilaterales relevantes; el establecimiento de criterios generales para la elaboración de un registro de experiencias y prácticas óptimas a nivel nacional, en áreas tales como la gestión de riesgos de desastres y la lucha contra el hambre y la pobreza, que puedan ser puestas a disposición de los países miembros de la Red Regional de Voluntariado Humanitario,
RESUELVE:


  1. Reiterar su apoyo a la Iniciativa Cascos Blancos como uno de los mecanismos valiosos en el Hemisferio para la gestión de riesgos y la lucha contra el hambre y la pobreza en el Hemisferio.




  1. Instar a la Secretaria General a que continúe apoyando el desarrollo de la Iniciativa Cascos Blancos.




  1. Tomar nota del establecimiento de la Red Regional de Voluntariado Humanitario y su futura incorporación como una valiosa herramienta para la gestión de riesgos y la lucha contra el hambre y la pobreza en el Hemisferio.




  1. Invitar a los Estados Miembros que así lo deseen a designar sus Puntos Focales para la Iniciativa Cascos Blancos y a contribuir a la consolidación de los voluntariados locales para mejorar su coordinación con la Red Regional de Voluntariado Humanitario en el Hemisferio.




  1. Manifestar el interés en que se profundice la coordinación de acciones de la Iniciativa Cascos Blancos con la Secretaría General y con el Consejo Interamericano para el Desarrollo Integral, así como con entidades relevantes de las Naciones Unidas, para la promoción y desarrollo de la asistencia humanitaria y del voluntariado en el Hemisferio.




  1. Alentar a los Estados Miembros, a los Estados Observadores Permanentes, a los organismos multilaterales, así como a las personas o entidades públicas y privadas nacionales o internacionales a que realicen aportes voluntarios al Fondo Especial Cascos Blancos.




  1. Encomendar al Órgano Consultivo Conjunto de la Comisión de Seguridad Hemisférica y la Comisión Ejecutiva Permanente del Consejo Interamericano para el Desarrollo Integral sobre Reducción de Desastres Naturales y Gestión de Riesgos que considere la Iniciativa Cascos Blancos en su examen de herramientas para la reducción de desastres naturales y gestión de riesgos en el marco de la Organización de los Estados Americanos, tales como la elaboración de planes de fortalecimiento de la capacidad local; la organización de una base de datos interconectada de perfiles especializados en temas de desastres, o el diseño de planes de capacitación para los voluntarios de la Iniciativa Cascos Blancos.




  1. Encomendar a la Secretaría General que considere analizar la conveniencia y viabilidad de utilizar un equipo técnico que pertenezca a la Red Regional de Voluntariado Humanitario, como un mecanismo de respuesta rápida que le permita a la Organización instalarse en el escenario del desastre, a solicitud del Estado afectado, para coordinar la ayuda e interactuar con la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de las Naciones Unidas, según corresponda, así como con los equipos especializados y equipos locales.




  1. Solicitar asimismo a la Secretaría General que promueva y dé seguimiento a las acciones mencionadas en los párrafos precedentes, y presente un informe sobre el cumplimiento de la presente resolución a la Asamblea General en su trigésimo octavo período de sesiones.

AG/RES. 2166 (XXXVI-O/06)


PRESENTACIÓN PÚBLICA DE LOS CANDIDATOS Y CANDIDATAS PARA INTEGRAR LA COMISIÓN INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS Y LA
CORTE INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS
(Aprobada en la cuarta sesión plenaria,

celebrada el 6 de junio de 2006)



LA ASAMBLEA GENERAL,
TOMANDO EN CUENTA la resolución AG/RES. 2120 (XXXV-O/05) “Presentación de los candidatos y candidatas para integrar la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y la Corte Interamericana de Derechos Humanos”, aprobada en el trigésimo quinto período ordinario de sesiones de la Asamblea General, celebrada en Fort Lauderdale, el 7 de junio de 2005;
DESTACANDO que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y la Corte Interamericana de Derechos Humanos están integradas por destacados individuos en el campo de derechos humanos que han contribuido esencialmente al desarrollo de un sistema de protección de los derechos para el continente americano y a la consolidación de los mecanismos jurídicos necesarios para una efectiva protección;
CONSIDERANDO que la defensa de la persona humana y de sus derechos fundamentales es uno de los principios básicos sobre los que se construyó la Organización de los Estados Americanos (OEA), tal como está recogido en el artículo 3ro., numeral l) de la Carta de la Organización que establece que los Estados americanos proclaman los derechos fundamentales de la persona humana sin hacer distinción de raza, nacionalidad, credo o sexo como uno de los principios en que se funda la Organización;
CONSIDERANDO TAMBIÉN que la importancia del respeto por los derechos humanos fue reafirmado con la aprobación de la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre, documento complementario de la Carta de la OEA que reconoce que los derechos esenciales del hombre no nacen del hecho de ser nacional de determinado Estado sino que tienen como fundamento los atributos de la persona humana y que la protección internacional de los derechos del hombre debe ser guía principalísima del derecho americano en evolución;
RECORDANDO que esta premisa se ha ido desarrollando de forma gradual a través de la Convención Americana sobre Derechos Humanos y otros instrumentos, tales como la Carta Democrática Interamericana;
CONSIDERANDO TAMBIÉN que el sistema interamericano, consciente del papel central que le corresponde a la persona en la sociedad ha dado cabida a la participación de diversas organizaciones cuyo fin es el de fortalecimiento de este papel. Este importante papel ha sido reconocido en sucesivas resoluciones de la Asamblea General, tales como la resolución AG/RES. 1852 (XXXII-O/02) y AG/RES. 1915 (XXXIII-O/03), “Aumento y fortalecimiento de la participación de la sociedad civil en las actividades de la OEA”, así como reafirmado en la resolución AG/RES. 2092 (XXXV-O/05), “Aumento y fortalecimiento de la participación de la sociedad civil en las actividades de la OEA y en el proceso de Cumbres de las Américas”;
RECORDANDO que el artículo 34 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos establece que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos se compondrá de siete miembros, que deberán ser personas de alta autoridad moral y reconocida versación en materia de derechos humanos;
RECORDANDO TAMBIÉN que el artículo 52, inciso 1, de la Convención Americana sobre Derechos Humanos establece que la Corte Interamericana de Derechos Humanos se compondrá de siete jueces, nacionales de los Estados Miembros de la Organización, elegidos a título personal entre juristas de la más alta autoridad moral, de reconocida competencia en materia de derechos humanos, que reúnan las condiciones requeridas para el ejercicio de las más elevadas funciones judiciales conforme a la ley del país del cual sean nacionales o del Estado que los proponga como candidatos; y
TOMANDO EN CUENTA la importancia de preservar la autonomía de las personas elegidas para servir como miembros de los cuerpos de protección de los derechos humanos de la OEA en el ejercicio de sus funciones jurídicas,
RESUELVE:


  1. Exhortar a los Estados Miembros a que continúen con la presentación de candidaturas a la Comisión y Corte Interamericanas de Derechos Humanos, conforme a los requisitos establecidos por los artículos 34 y 52, inciso 1, de la Convención Americana sobre Derechos Humanos, el artículo 2 del Estatuto de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y el artículo 4 del Estatuto de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.




  1. Invitar a los Estados Miembros a que consideren la posibilidad de conocer los puntos de vista de las organizaciones de la sociedad civil a fin de contribuir a presentar las mejores candidaturas para ocupar los cargos en la Comisión y la Corte Interamericanas de Derechos Humanos.

3. Reiterar a la Secretaría General que, al momento de presentarse una candidatura, publique en la página Web de la Organización los respectivos curricula vitae de los candidatos o candidatas, a fin de que los Estados Miembros y la sociedad civil en general estén adecuadamente informados sobre el perfil de los candidatos o candidatas a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Asimismo, se solicita a la Secretaría General que emita un comunicado de prensa que notifique que los curricula vitae han sido publicados.

AG/RES. 2167 (XXXVI-O/06)
ESTABLECIMIENTO DEL COMITÉ PREVISTO EN LA CONVENCIÓN INTERAMERICANA PARA LA ELIMINACIÓN DE TODAS LAS FORMAS DE DISCRIMINACIÓN CONTRA LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD
(Aprobada en la cuarta sesión plenaria,

celebrada el 6 de junio de 2006)



LA ASAMBLEA GENERAL,
RECORDANDO la resolución AG/RES. 1608 (XXIX-O/99), mediante la cual la Asamblea General adoptó la Convención Interamericana para la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra las Personas con Discapacidad;
CONSIDERANDO:
Que los Jefes de Estado y de Gobierno, reunidos en la Primera Cumbre de las Américas (Miami, 1994), en la Segunda Cumbre de las Américas (Santiago de Chile, 1998) y en la Tercera Cumbre de las Américas (ciudad de Quebec, 2001) reafirmaron su compromiso de proteger los derechos humanos y las libertades fundamentales de todos, incluyendo aquellos en situación de vulnerabilidad o marginalidad, entre ellos, los discapacitados o los que requieren protección especial y se comprometieron a erradicar todas las formas de discriminación, y a lograr la plena participación de todos los individuos en la vida política, económica, social y cultural de los países de la región;
Que en la Declaración de Florida: Hacer realidad los beneficios de la democracia, aprobada durante el trigésimo quinto período ordinario de sesiones de la Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos (OEA), los gobiernos reafirmaron el compromiso de eliminar todas las formas de discriminación e intolerancia, especialmente por razones de género, etnia, raza, religión y discapacidad, como fundamental para el fortalecimiento de la democracia;
Que en el Plan de Acción de la Cuarta Cumbre de las Américas, celebrada en Mar del Plata, Argentina, en noviembre de 2005, los gobiernos se comprometieron a desarrollar y fortalecer políticas para incrementar las oportunidades de trabajo decente, digno y productivo para las personas adultas mayores y las personas con discapacidades y para asegurar el cumplimiento de las leyes laborales nacionales en este sentido, incluyendo la eliminación de su discriminación en el lugar de trabajo, así como a considerar una Declaración del Decenio de las Américas de las Personas con Discapacidad (2006-2016) con un programa de acción;
Que la Convención Interamericana para la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra las Personas con Discapacidad entró en vigor el 14 de septiembre de 2001;
Que el artículo VI de la mencionada Convención prevé que, para dar seguimiento a los compromisos asumidos, se establecerá un Comité para la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra las Personas con Discapacidad, el cual estará integrado por un representante designado por cada Estado Parte y deberá celebrar su primera reunión dentro de los 90 días siguientes al depósito del décimo primer instrumento de ratificación, lo que ocurrió el 25 de noviembre de 2002, con la ratificación de la Convención por parte de Nicaragua;
Que el mencionado artículo también señala que la primera reunión del Comité deberá ser convocada por la Secretaría General de la OEA; y
TENIENDO EN CONSIDERACIÓN que, a efectos de hacer efectivas las obligaciones asumidas por los Estados Partes, resulta necesario y conveniente poner en marcha el Comité previsto en la Convención Interamericana para la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra las Personas con Discapacidad, en la mayor brevedad posible,
RESUELVE:
1. Solicitar al Secretario General que, de conformidad con el artículo VI de la Convención Interamericana para la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra las Personas con Discapacidad, convoque la Primera Reunión del Comité durante el segundo semestre de 2006.
2. Solicitar, asimismo, al Secretario General que, tomando en cuenta los aportes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y de las organizaciones de la sociedad civil especializadas en la temática de la discapacidad, presente a los Estados Miembros, a través del Consejo Permanente, una propuesta de los documentos necesarios para poner en marcha el mecanismo previsto en el artículo VI de la citada Convención.
3. Encomendar al Consejo Permanente que dé seguimiento a la presente resolución, la cual será ejecutada de acuerdo con los recursos asignados en el programa-presupuesto de la Organización y otros recursos, y que presente un informe sobre su cumplimiento a la Asamblea General en su trigésimo séptimo período ordinario de sesiones.

AG/RES. 2168 (XXXVI-O/06)


LUCHA CONTRA EL RACISMO Y TODA FORMA DE DISCRIMINACIÓN E INTOLERANCIA Y CONSIDERACIÓN DEL PROYECTO DE CONVENCIÓN INTERAMERICANA CONTRA EL RACISMO Y TODA FORMA DE DISCRMINACIÓN E INTOLERANCIA1/
(Aprobada en la cuarta sesión plenaria,

celebrada el 6 de junio de 2006)



LA ASAMBLEA GENERAL,
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   30


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal