TÍtulo del ensayo globalización económica el imperio de la mediocridad temario



Descargar 2.58 Mb.
Página12/38
Fecha de conversión29.04.2018
Tamaño2.58 Mb.
1   ...   8   9   10   11   12   13   14   15   ...   38

Capítulo XI

Corrupción

Caminando hacia atras en el futuro
Demos una pequeña vuelta por los países de la tríada para ver si padecen, y donde se origina, el fenómeno de la corrupción gubernamental.

Nuevamente apelemos a estudiosos con autoridad en el tema.

Dice John Kenneth Galbraith, en su libro La Cultura de la Satisfacción: "Los líderes políticos (norteamericanos) son un reflejo del electorado que los apoya (la mayoría satisfecha): Dominantes y omnipresentes en la televisión, en las urnas y en la prensa, son ineficaces y acomodaticios a la hora de abordar la realidad política. Son el producto de ella.....

..........Ayuda, nadie puede dudarlo, que los que comentan e informan de cuestiones políticas -los representantes de los medios de comunicación- pertenezcan tambien a la mayoría satisfecha, al igual que los que les dan trabajo o aportan rentas que sostienen su trabajo.......

..........Las elecciones han llegado a hacerse demasiado caras y de una u otra forma sutil o menos sutil, los sueldos públicos se complementan con aportaciones de origen privado. Estos fondos precisos provienen casi de modo invariable, de los económicamente acaudalados. Ha de respetárseles, pues de ellos llega lo que es imprescindible para participar en las elecciones y también, frecuentemente, para poder mantener un nivel agradable de vida personal".

Como otro ejemplo del mismo engranaje, tomemos nota de lo que dicen Mercedes Odina y Gabriel Halevi en su libro América Sociedad Anónima: "La corporación es una inmensa maquinaria de poder, ordenado, legal y regional, que se sitúa completamente fuera de control humano, completa y perfectamente indiferente a cualquier valor humano, citando al Prof. Charles Reich, de la Universidad de Yale".

Veamos que ocurre en Oriente. Shintaro Ishihara en su libro El Japón que Sabe Decir No, nos señala: "En Japón también existe una colusión endémica entre burócratas, industrias y políticos. Los costos de los proyectos de obras públicas a gran escala como los trenes de alta velocidad, instalaciones portuarias y aeropuestos se inflan entre un 15 y un 20% durante las conversaciones secretas entre unos pocos contratistas generales. Estas firmas se alzan con cientos de millones de dólares por contratos y entregan grandes sumas a políticos a cambio de influencia. Los contribuyentes no deberían tolerar este intercambio de favores".

Otra referencia la tenemos en Taichi Sakaiya, que en su libro ¿Qué es Japón?, nos informa : "Japón enfrenta hoy tres grandes obstáculos: la crítica internacional, la calidad de vida y los escándalos":

Finalmente veamos como está la situación en Europa. Hans-Peter Martin y Harald Schumann en su libro La Trampa de la Globalización, preparan la

escenografía: "Junto a la soberanía monetaria y fiscal se tambalea ya otro pilar del estado nacional: el monopolio de la autoridad. Porque igual que los bancos y los consorcios, también las multinacionales del crimen se benefician de la eliminación de las barreras legales para la economía. Las consecuencias son aterradoras. La criminalidad organizada ya está considerada entre los expertos como la rama de la economía que mas rápido se expande en el mundo, con beneficios anuales de 500.000 millones de dólares".

Jean-Marie Guehenno, internacionaliza el drama, cuando en su libro El Fin de la Democracia, nos dice: "En este país desvastado por la crisis económica , sólo sobreviven aparatos gubernamentales pletóricos, que funcionan según un modelo patrimonial del poder cada vez más desligado de la dimensión nacional. La economía de la droga ilustra bien este desbordamiento de los estados por parte de unas tramas transnacionales mucho más fuertes que ellos. Con el dinero de la droga pueden comprarse algunos estados del tercer mundo; la esfera de los intereses públicos está ya al alcance de las fortunas privadas. Es, podría decirse, la forma extrema de la privatización.

El poder moderno no es únicamente abstracto: se expresa en el dinero, pasarela universal entre todas las formas de poder, gran unificador, irreal y trivial, de la era imperial y de su mezcolanza religiosa. En este aspecto es en que merece análisis la corrupción, no como un epifenómeno, sino como el emblema de nuestro tiempo y, acaso, la única "religión" que tiene hoy vocación universal.

En ningún momento nos preguntamos si la corrupción, lejos de ser un fenómeno patológico, anormal, no sería uno de los rasgos característicos de una sociedad desarrollada".

Concluímos con los antecedentes, citando a Alain Touraine, cuando en su libro, ¿Podremos Vivir Juntos?, dice: "Entre la unificación económica del mundo y su fragmentación cultural, el espacio que era el de la vida social (y sobre todo política) se hunde, y los dirigentes o los partidos políticos pierden tan brutalmente su función representativa que se sumergen o son acusados de sumergirse en la corrupción o el cinismo".

Nos permitimos corregir -respetuosamente- al Prof. Touraine, cambiando la conjunción disyuntiva "o" por la conjunción copulativa "y" con lo que tendríamos que los políticos se sumergen en la corrupción y el cinismo.

En palabras de Tom Engelhardt, en su libro El Fin de la Cultura de la Victoria, veamos un ejemplo de lo último: "Lo que más sorprendía de la ensalzada y a la vez criticada "facilidad" actoral del Presidente Reagan -inclusive su facilidad para el error- era el nivel de esfuerzo, planificación y fuerte tensión que le rodeaba. Una multitud de publicistas, intermediarios, encuestadores y gestores

trabajaban para, meter en el guión cada uno de sus pasos y gestos. Parecía no moverse nunca de su cama (donde se relajaba viendo viejas películas) sin el

tinglado de medios de comunicación que sus relaciones públicas tenían montado a su alrededor. Como atestiguan las memorias de quienes lo rodearon, la suya fue una personalidad no ya pasiva, sino más bien, y sobre todo, ausente".

Pensar que este presidente "ausente" -con sueños de Rambo- puso al mundo al borde de la "guerra de las galaxias" si no aterra, cuanto menos, asombra.

Sobre lo primero, David Osborne y Ted Gaebler, en su libro La Reinvención del Gobierno, nos ilustran: "La administración de Marion Barry, en Washigton D.C. era famosa por manipular los contratos a favor de los sostenedores políticos de barrio y, en algunos casos, de sus amantes. En muchos de los abusos que han salido a la luz durante el escándalo de la Housing and Urban Development de 1989 en el ámbito federal, se hallaban implicados inversores que utilizaban sus conexiones políticas para obtener contratos".

Como conclusión general los autores dicen: "La contratación es el terreno clásico de la compensación política".

Francis Fukuyama, en su libro Confianza (Trust) da otra pauta generalista, al señalar que: "Un país con reducido capital social, no sólo tendrá empresas pequeñas, débiles e ineficientes, también sufrirá de una corrupción generalizada entre sus agentes gubernamentales y una administración pública ineficiente. Esta situación resulta dolorosamente evidente en Italia, donde existe una relación directa entre atomización social y corrupción a medida que uno pasa del norte y el centro hacia el sur".

Comenzamos con la propina o regalo, pasando luego a la exacción, para llegar al cohecho. También hay figuras mas modernas como el "uso de información privilegiada" y así hasta llegar al "estado de corrupción" que es cuando la habitualidad se convierte en sistema......."Entonces la finalidad del estado -servir al bien común- se desvirtúa, transformándose en el provecho de unos pocos", nos dice Mariano Grondona en su libro La Corrupción (Editorial Planeta 1993).

Cabe preguntarse -señala Grondona - qué factores conducen a la desnaturalización del estado. Creo yo -se contesta - que los principales son dos: "El ecomomicismo y la tentación del poder absoluto. La corrupción es posible, en efecto, cuando el dinero ocupa una encumbrada posición en la tabla de valores de una comunidad, y lo cierto es que así parecen estar hoy las cosas en la mayoría de las sociedades conocidas. Lo habitual es que un funcionario viole sus deberes de lealtad al pueblo no porque le prometan un puesto más alto o por alguna otra condición que no sea económica, sino porque hay dinero de por medio". África, América Latina, Europa del sur y Europa del este son regiones donde muchos de sus gobiernos han dado un salto cualitativo, y por años, se han instalado en la cleptocracia. Europa escandinava, Suiza, y el Reino Unido han mantenido, en la historia cercana, un índice más bajo de corrupción. En los Estados Unidos, el índice de corrupción sube sustancialmente, pero al igual que en los últimos mencionados el índice de detección y castigo es alto.


Vamos a realizar un recorrido por algunas "efectividades conducentes" de cercanías:

El lector cree que se pueden realizar negocios tan voluminosos como el del tráfico de drogas, armas o el contrabando de tabaco, sin la participación, complicidad o connivencia de los productores y funcionarios gubernamentales?.

Quiénes toleraron, se beneficiaron, o instruyeron a personajes de la calaña de: Joseph Desire Mobutu, Sani Abacha, Jean-Claude Duvalier, Suharto, Adnam Kashogui, Monzer Al Kassar, Gaith Pharaon, Michele Sindona, Michael Milken, Bernard Tapie, Giancarlo Parretti, Robert Maxwell, Licio Gelli, Roberto Calvi?.

Por qué existen en la política personajes como: Claudio Martelli, Bettino Craxi, Giulio Andreotti, Fernando Collor de Mello, Carlos Andrés Pérez, Carlos Salinas de Gortari, Carlos Menem, Shin Kanemaru, Kakuei Tanaka, Silvio Berlusconi, Francois Mitterand, Henri Emmanuelli, Felipe González, Jose Barrionuevo, Rafael Vera, Gabriel Urralburu, Luis Roldán?.

¿Cuáles serán los beneficiarios finales de semejante montaje y con actores tan significativos?.

Quiénes si no las grandes multinacionales, los grandes contratistas, la gran banca, y el sindicato del crimen -que tal vez sean los mismos- son los que se quedan con la "parte del león".

Siempre hubo corrupción, pero la globalización nos ha llevado a la hipercorrupción. La ley del mercado que es como decir la ley del dinero. El que gana se lleva todo. La sopa global. La economía de Madonna. El turbocapitalismo. La Mcglobalización. La dictadura financiera.

"Los ganadores" montan el negocio. Los gobiernos, políticos y funcionarios son los gendarmes, el ejército de ocupación, los alcahuetes, los chupópteros, los mamandurrios, los presupuestíbulos, los paniaguados, los sirvientes, los estómagos agradecidos.

Los ciudadanos -sin duda- "los perdedores", la subclase, el ejército de reserva, los consumidores, los paganos, por no decir esclavos.

Un final, apocalíptico?, reiterado?, de esta representación siniestra, podría ser el siguiente: Cuando el Titanic Global se va a pique, "los ganadores" están cada uno en su bote, los políticos sirvientes tienen cada uno su chaleco salvavidas puesto, aunque deban soportar las frías aguas, y los "perdedores" se hunden con el buque al fondo oscuro y final.

Mas allá de los daños diversos que enumeran los analistas del tema, la corrupción causa el daño, por antonomasia, que atenta contra las condiciones necesarias de la vida en sociedad: la pérdida de confianza recíproca entre los ciudadanos (dice Grondona).

Y luego reseña los daños de la corrupción al sistema social, que sintetizamos:

1 - en un estado de corrupción, las leyes y las licitaciones no se deciden en función de lo que es mejor para la sociedad sino según el interés privado de los empresarios y funcionarios corruptos.

2 - en un estado de corrupción y cleptocracia se ahuyentan los capitales sanos y serios dispuestos a invertir a largo plazo, que son reemplazados por capitales mi habrían bajado 1000. Abrí mis brazos y los sostuve en un gesto amplio, grité y sonreí, escribí boletos y los mande de vuelta al escritorio, me acerqué a los teléfonos y grité por los teléfonosespeculadores y prebendatarios.

3 - el estado de corrupción falsifica el sistema democrático: la democracia supone que los ciudadanos eligen delegados para que cuiden el interés común.

4 - la falsificación del sistema democrático que conlleva el estado de corrupción debilita al estado y arrastra a las naciones de la modernidad a la premodernidad.

5 - en un estado de corrupción aumenta la desigualdad social, porque sólo se aprovechan plenamente de la corrupción aquellos situados en las altas esferas políticas o económicas.

6 - la corrupción generalizada, además, promueve un clima de cinismo generalizado, cuyo remate es la envidia que sienten por los corruptos aquellos que no consiguen corromperse porque han quedado afuera del círculo del poder.



7 - los actos de corrupción tienden a multiplicarse. La corrupción es endémica: sin controles se expande.
A continuación -por el interés del caso- vamos a transcribir algunos párrafos del libro de Nick Lesson, 88888 La Cuenta Secreta (Editorial Sudamericana - 1996), que es algo así como la caída de la Banca Barings contada por el hombre que la provocó.

"La recuperación de la rentabilidad ha resultado asombrosa, lo que llevó a Barings a la conclusión de que en realidad no era tremendamente difícil ganar dinero en el negocio de valores" (Peter Baring, Presidente de Barings, a Brian Quinn Director del Banco de Inglaterra, a cargo de la supervisión de bancos, 13/9/93).

"Es apenas una no-transacción. Es un error. Un percance de escritorio. No le des importancia" (James Bax, Gerente Regional de Barings en Asia del Sur, a Ron Baker, Londres, Grupo de Productos Financieros, 3/2/95).

Jueves 23/2/95:

"Cuando sonó la campana a la 2.15 de la tarde por el cierre de las negociaciones el griterío por fin se detuvo: todo el mundo había estado gritándome el día entero. Me lo había pasado de pie en el recinto: cada vendedor de bolsa ( (Singapur) me había gritado y yo le había gritado de vuelta. Compré todo lo que el mercado tenía para ofrecer. Los Nikkei habían bajado 330 puntos, pero de no haber sido por mi habrían bajado l000. Abrí mis brazos y los sostuve en un gesto amplio, grité y sonreí, escribí boletos y los mandé de vuelta al escritorio, me acerqué a los telefonos y grité por los telefonos, y después le hice señales a George: compra a 18.100, compra a 18.000, compra a 17.900, compra a 17.800...... Hice temblar...... al mercado un par de veces, pero también me cagaron a mi de lo lindo.......Ya había perdido millones de libras pero no sabía cuantos.......... Tenía demasiado. miedo como para ponerme a averiguar......... Los números me asustaban. mortalmente.......... Apagué mi pantalla Reuters y las cifras suspendieron sus parpadeos en una muerte instantánea. No eran más que números en una pantalla, nada que ver con el dinero real.

.......Era algo difícil de disimular cuando uno representa el 40% del mercado de Singapur. El resto del mercado había olido lo que Barings allá en Londres ignoraba por completo: que estaba metido en este mercado a tal profundidad que no tenía salida.

.......Yo simplemente no podía creer que (Tony Rialton, Oficial mayor de Liquidaciones de la oficina de Londres) había estado un mes entero en Singapur, sentado justo al lado de mi escritorio y que todavía no había realizado un recuento básico de las posiciones que yo manejaba. Era la cosa más elemental del mundo, lo primero que debió haber hecho, y eso le habría mostrado exactamente la situación en que me encontraba.
El Banco Barings fue fundado por Sir Francis Baring en 1763 en la ciudad de Londres. Fue el primer "Banco de Negocios" del mundo, un banco que proporciona asesoramiento y asistencia financiera a sus clientes, pero también hace negocios por su propia cuenta como una compañía mas: asume riesgos y se dedica a comprar y vender acciones o tierras o café como cualquier otra empresa.

........En 1803 financió para los incipientes Estados Unidos la compra a Francia del estado sureño de Louisiana. En 1886 Barings puso a Guinnes en la Bolsa de Valores de Londres. A la vuelta del siglo los Barings se convirtieron en banqueros de la realeza.
Cuando entré por primera vez al recinto de la bolsa pude ver y oler el dinero.

El arbitraje de futuros y opciones es técnicamente un negocio de bajo riesgo.

Uno puede hacer una fortuna sólo si se ocupa de una sóla cosa a largo plazo, tal vez una mañana entera o un día.

Generalmente no se lo deja de un día para otro porque hay muchísimas cosas que pueden salir mal de un día para otro: asesinatos de presidentes, cosechas de naranjas estropeadas por tormentas de granizo, terremotos. Muy pocos operadores tienen autoridad para mantener una posición de un día para el otro: sus ganancias pueden llegar a ser enormes, pero también sus caídas. Cuando el mercado se mueve hacia arriba o hacia abajo 1.000 puntos en un día, la caída puede borrarte del mapa.

En el acto de vender opciones exponía a Barings a un riesgo de capital, dado que el valor de las opciones que yo conservaba podían subir o bajar: estaba tomando ilícitamente una posición de propietario.

Junto con la asombrosa conducta del personal de Londres, que me transfería dinero a Singapur sin preguntar para que lo quería, también ayudó a mi ocultamiento el hecho de que yo presuntamente reportaba a tres personas diferentes.

- mi supervisor directo era Simon Jones en Singapur, pero él no estaba interesado en el costado del negocio relacionado con los futuros y opciones, era el Gerente Regional de las operaciones de Barings en Asia del Sur;

- otro era Mike Killian, el Jefe de Ventas Global de futuros y opciones, pero Killian tenía base en Tokio y no creo que se considerara jefe mío;

- por último tenía otros dos jefes en Londres: Mary Walz y Ron Baker
Memo que James Bax, Gerente Regional de Barings en Asia del Sur, le envió a Andrew Fraser, el Jefe de Operaciones de Bolsa en Londres, 25/3/92 (un mes antes que llegara Lesson a Singapur)

"Me preocupa que una vez más estamos en peligro de establecer una estructura que con el tiempo va a resultar desastrosa y con la que vamos a lograr finalmente perder un montón de dinero o la buena disposición, o tal vez ambas cosas......Mi opinión es que resulta fundamental que mantengamos líneas claras de mando y si esta oficina tiene algun tipo de relación con SIMEX, entonces Nick Lesson debería reportar a Simon Jones y luego hacerse responsable por el lado de las operaciones".

Si hubieran tomado seriamente este memo, me habrían instalado en Singapur con un claro mandato de ocuparme sólo de regentear el negocio desde el ángulo de las liquidaciones, no habría tenido acceso a los operadores, de manera que nunca quedaría en situación de pedirles que vendieran opciones para una cuenta secreta. Nunca habría hablado con Mary Walz ni con Ron Baker ni con Mike Killian, ni habría tenido oportunidad de hacer que se enfrentaran entre sí. Si los operadores hubieran cometido errores, yo los habría detectado y ahora serían sus problemas y no los míos. Nunca habría manejado yo mecanismo alguno como para ocultarlos. Y por supuesto James Bax tenía razón:.....Barings estaba destinado a perder un montón de dinero y la buena disposición de los clientes.
El año 1993 fue bueno para la inversión bancaria, Barings obtuvo ganacias de 200 millones de libras antes de impuestos y dedujo 100 millones de libras para la bonificación del personal.

- mi operación, Barings Futuros de Singapur, había marchado bien y el negocio seguía creciendo.

- recibí mi bonificación y sentí que sólo podía tomarla, porque si no lo hacía todo mi engaño quedaría al descubierto y todos nos derrumbaríamos.

- cuando vi las cuentas y el informe de Barings de 1993 que se publicaron en marzo (1994), vi que comenzaban a confiar en mi como un importante centro generador de ganancias para todo el banco.

- yo estaba creando un agujero en el balance que ellos no revisaban.

- me pregunté si alguna de las otras oficinas (Jakarta, Buenos Aires, Ciudad de México, París, Lima, Bogotá,.....) estarían tambien ocultando cosas en sus balances.

- Peter Baring revelaba (Pág. 29 del Balance) que ese año su ingreso total (remuneración+participación+fondo de pensión) llegaba a 1.242.000 libras.
A principios de 1994 Ron Baker se convirtió en mi jefe inmediato y desde ese momento aumentó la presión sobre la cuenta de pérdidas y ganancias. Todos estabamos determinados a obtener ganancias, ganancias y más ganancias.

- durante los primeros 7 meses de 1994 mi arbitraje y operatoria general de Singapur generó ganancias por 25 millones de libras sobre un total de 50 millones .Sin duda era la estrella en ascenso del grupo.

- en el momento de la auditoría (julio de 1994), yo estaba cerca de 50 millones de libras abajo,y las escondí por el sencillo método de anotar algunos números falsos.......El balance de 50 millones de libras en la cuenta del Citibank era un completo fantasma........

- cuando salió el informe final de la auditoría me di cuenta de que había salido de ésta impune......Lo que la auditoría quería saber principalmente, al parecer, era durante cuánto tiempo Baring Singapur podría obtener ganancias tan maravillosas. Esto le interesaba más que la naturaleza misma de las ganancias.

- como era previsible, criticaron mi posición como jefe del piso de operaciones y también de la oficina:......"Él es el Gerente en la oficina delantera y en la trasera, por lo tanto puede iniciar transacciones en nombre del grupo y después asegurarse de que sean liquidadas y registradas conforme a sus propias instrucciones".

- a pesar de haberse acercado tanto a la verdad, en seguida volvieron a relajarse. Recomendaron que se designara otro gerente para la oficina trasera.

"Conclusión (del informe de auditoría): Las operaciones propietarias de transacción/arbitraje de BF (S) deben mucho de su éxito a las posiciones únicas de Barings en los mercados derivativos de SIMEX y Japón.......Nada de lo que hemos examinado, sugiere que BF (S) obtenga una ventaja injusta por romper las reglas de SIMEX o por tomar posiciones por encima de los límites"

- dado que yo estaba a cargo tanto de la oficina delantera como de la trasera, era asombroso que nadie presionara de verdad a nadie para cambiar el sistema.
1994. A causa de los millones y millones de libras que yo comenzaba a pedir, Barings tenía problemas de liquidez. Para cualquier banco inglés es ilegal

transferir más del 25% de su capital accionario fuera del país sin notificarlo al Banco de Inglaterra.

........."Oportunamente (cuando se excedió el 25%) se llamó a Christopher Thompson al Banco de Inglaterra para preguntarle cuál era la posición del Banco de Inglaterra con respecto al descubierto. En la última reunión de mayo, Thompson había dicho que nos escribiría al respecto una vez que tuviera todas las opiniones de su unidad de políticas".......

- Christopher Thompson, el Gerente General a cargo de supervisar los Bancos de Negocios tales como Barings, le dijo a Mac Lean (Jefe del Grupo de la Banca Barings) que el asunto estaba "hundido a razonable profundidad en su bandeja de asuntos a tratar"......

- el Banco de Inglaterra daba aprobación ilícita a Barings para transferir más del 25% de su capital accionario con un sólo guiño y una inclinación de cabeza y la presión apropiada al estrechar la mano.
Fines de 1994: cuando llegué de vuelta a Singapur le pedí a Linda el balance de la cuenta 88888. Era como pedirle el resultado de una revisación médica. La respuesta, que tenía el aspecto perfectamente inocuo de unas pequeñas cifras impresas, era que había perdido 160 millones de libras.......sabía que los auditores se acercaban poco a poco.....

- el viernes 3 de febrero Coopers & Lybrand emitió un informe sin reservas sobre los programas de consolidación de Barings Futuros de Singapur. Me habían investigado y sobreseído.

- a pesar de que la auditoría se había liquidado estaban preocupados por el caudal de efectivo. Entonces Ron Baker lo llamó a James Bax para averiguar que había pasado con los 7.78 billones de yenes y por que razón yo estaba haciendo operaciones de contado completamente desautorizadas. Bax sabía que se había pasado la auditoría y en consecuencia por definición, el dinero debía regresar a la cuenta de Barings.

- "es apenas una no-transacción"- les aseguró James Bax a Ron (Banco de Inglaterra pag. 130) -"es un error"- "un percance de escritorio", "no le des importancia"

- a partir de ese momento la Gerencia Superior comenzó a encubrir mi error.


Editorial de The Daily Telegraph (19 de julio de 1995):

"El informe deja mal parado al Banco de Inglaterra, deja mal parado al Sr. Lesson, pero quien peor queda parado de todos es la Gerencia Superior de Barings. Desafía la comprensión de quien lo ve desde fuera que un sólo individuo haya podido causar semejantes estragos durante casi 3 años sin que nadie lo detectara. El Sr. Lesson no es una víctima ni un héroe, es sólo el último de una larga historia de jóvenes a quienes se les asignó responsabilidades para las que

han demostrado no estar listos. Pero son los que se sientan en el Directorio de Barings los que surgen de esta historia como incompetentes en un grado casi sublime, contando alegremente su propio botín sobre la cubierta Promenade, ignorantes del torrente que hundía su barco por debajo de la línea de flotación.....Si el Sr. Lesson va a la cárcel mientras el anterior Directorio de Barings sigue yendo a Glynebourne, esta triste saga va a dejar el más amargo de los sabores".
El informe de Singapur sobre la caída de Barings se publicó el 17 de octubre.

......."La Gerencia del Grupo Barings profirió una cantidad de explicaciones en cuanto a la forma en que la cuenta 88888 deliberadamente escapó a la detección. Sin embargo, no aceptamos su argumento de que la cuenta 88888 era una cuenta no autorizada de la que ellos no tenían conocimiento. En opinión nuestra la Gerencia del Grupo Barings sabía o debió haber sabido de la existencia de la cuenta 88888 y de las pérdidas provenientes de transacciones registradas en esa cuenta.......

........"Barings Liquidaciones de Londres sabía o tendría que haber sabido, que el informe de reservas constituía un completo desglose de los pedidos de reservas que hacía BF (S) sobre sus clientes. Sin embargo Barings Liquidaciones Londres declaró que nunca usó el informe de reservas, un simple documento de una sola página, para resolver el balance descompensado......

........"Con respecto a la auditoría: El informe de auditoría no descubrió de hecho un nuevo terreno.......Sin embargo el Grupo Barings continuó actuando imprudentemente.......

"Ninguno de los gerentes principales del Grupo Barings preguntó en ningún momento cómo y dónde había obtenido el Sr. Lesson los 7,78 billones de yenes para hacer tales pagos no autorizados.......

........."La explicación del Sr. Norris (CEO de Barings) después de la caída, es decir que la Gerencia Superior del Grupo Barings creía que las actividades de trading del Sr. Lesson representaban poco (o ningún) riesgo para el Grupo Barings, pero en cambio traían muy buenos retornos, no es plausible y en nuestra opinión demuestra un grado de ignorancia de la realidad que carece por completo de credibilidad".
Una historia singular, que cada día es más plural, donde como decíamos antes hay responsables mayores (el Directorio del Banco), ignorantes poco creíbles (la Gerencia del Banco) y jóvenes ambiciosos e inmaduros Nick Leeson) que por acción u omisión fundieron al Banco de la realeza.
Finalizaremos el capítulo citando el libro de Jose Diaz Herrera e Isabel Duran, El Secuestro de la Justicia (Editorial Temas de hoy - 1997) que resulta muy ilustrativo sobre la situación de la corrupción en Europa y la esperanzadora -aunque incipiente- acción de la justicia.
"Siete jueces y magistrados europeos, representantes de diversas corrientes ideológicas de la magistratura de España, Italia, Bélgica y Suiza, se reunían en el Palacio de Justicia de Ginebra en septiembre de 1996.

.......Pretenden redactar un escrito que galvanice a la opinión pública internacional y la sensibilice y conciencie hacia los graves problemas de injusticia creados en las sociedades occidentales.

"A la sombra de esta Europa en evidente construcción, oficial y respetable, se oculta otra Europa más discreta y menos confesable. Es la Europa de los paraísos fiscales que prosperan sin verguenza gracias a los capitales a los que presta benevolente refugio. Es también la Europa de las plazas financieras y de los establecimientos bancarios, donde el secreto es a menudo un pretexto o una tapadera. Esta Europa de las cuentas numeradas y del blanqueo de dinero es utilizada para reconvertir el dinero de la droga, del terrorismo, de las sectas, de la corrupción y de las actividades mafiosas".

Los autores de lo que, a partir de entonces, se empezó a llamar el "Manifiesto de Ginebra", apelaban a los Parlamentos y Gobiernos de la antigua Comunidad Europea a construír una Unión más sólida, más justa y más segura, en la que el fraude y el crimen no se beneficien más de la amplia impunidad, la debilidad y la doble moral de los gobiernos y donde la corrupción sea erradicada.

Los circuitos ocultos, transitados por organizaciones de delincuentes, incluso en muchos casos criminales, se desarrollan al mismo tiempo que explotan los intercambios financieros internacionales y que las empresas multiplican sus actividades o transfieren sus redes más allá de las fronteras nacionales. Algunas personalidades y ciertos políticos se han beneficiado en diversas ocasiones de estos circuitos. Además, las autoridades políticas de todos los países se muestran hoy en día incapaces de enfrentar, clara y eficazmente, a esa Europa de las sombras.

"La corrupción constituye un elemento de desestabilización de los estados democráticos y puede contribuír, tarde o temprano, a la ruina de Europa",

aseguran con firmeza los Fiscales Jefes de Milán Severio Borelli y Edmondo Bruti Liberati, los máximos jefes del pool Mani Pulite.

De la misma opinión son el Juez francés Renaud Van Ruymbeke o el Fiscal Jefe de Ginebra Bernard Bertosa. "La corrupción actúa como un elemento perturbador en las relaciones entre los estados y las empresas, acaba con la competitividad de las sociedades mercantiles, las convierte en más débiles y vulnerables en los mercados internacionales. Pero lo más grave es que esa factura la pagamos todos los ciudadanos en el incremento de los productos o de los impuestos".

La mayoría de los jueces y fiscales europeos que se han adherido al "Manifiesto de Ginebra" y muchos que trabajan anónimamente en sus oficinas judiciales no comparten la teoría de que la corrupción es un mal necesario y, mucho menos, que las extorsiones, tangentes, mordidas o peajes sean el "aceite"que necesitan las sociedades modernas para engrasar los ejes obsoletos de las ineficaces burocracias o de los gobiernos carcomidos por dirigentes que actúan como depredadores y acuden a la política buscando su enriquecimiento personal.
El estado al margen de la ley. En plena guerra mundial, el gobierno estadounidense pacta con la mafia el apoyo al desembarco en Sicilia a cambio de olvidarse de sus "negocios". En Italia, un país que vive asolado por el terrorismo y el golpismo, como España, y hace frontera con el Telón de Acero, a las potencias vencedoras en la contienda mundial sólo les interesa utilizar a su clase política como baluarte frente al comunismo,sin preocuparse de la honradez de los dirigentes. Las mismas personas (Giulio Andreotti, Aldo Moro, Bettino Craxi) monopolizan el poder en los cincuenta y cinco gobiernos formados desde 1945. De esta manera, la patria de Rómulo y Remo se ha convertido en uno de los países más corruptos del mundo occidental. Sin embargo, los italianos decidirán acabar con la tangentópolis, y tras la unificación de jueces de instrucción y fiscales en un sólo cuerpo centenares de diputados, concejales, alcaldes, ministros y empresarios terminarán el banquillo. Incluído Giulio Andreotti, siete veces Primer Ministro. Acosado de connivencia con la mafia y de usar pistoleros, casi como si de un GAL particular se tratara, para eliminar enemigos, acaba enjuiciado dos veces. Tras abolirse el privilegio de jurisdicción y el suplicatorio, Italia es el único país europeo cuyos ciudadanos son de verdad iguales ante la ley, donde la estigmatización no existe.
Justicia a la medida. Desde la aprobación de la Ley Orgánica del Poder Judicial en 1985, todos los españoles NO son iguales ante la ley. El texto que regula el gobierno de los jueces creó los Tribunales Superiores de Justicia en las Comunidades Autónomas como un instrumento descentralizador de la judicatura y como órgano encargado de enjuiciar las desviaciones del poder de los políticos regionales. El articulado de la ley nació viciado de origen. De acuerdo con su contenido, los parlamentarios autonómicos proponen el nombramiento de uno o dos magistrados entre juristas de reconocido prestigio para formar parte de la sala de lo civil y de lo penal, a la que corresponde enjuiciar a los políticos de las correspondientes autonomías. Este artículo, previsto por el legislador para incorporar a los tribunales a especialistas en derecho foral o autonómico, se convierte en la puerta falsa para que los políticos coloquen en los tribunales a letrados o parlamentarios amigos, que les sirvan de escudo ante cualquier denuncia por las irregularidades cometidas desde su cargo. De esta forma, muchos ex-dirigentes se han garantizado la impunidad en casos de corrupción, han sido condenados con sentencias relativamente benignas o se han permitido instrumentalizar la justicia como arma arrojadiza contra sus enemigos políticos. Asi el PSOE y las autonomías convierten los Tribunales Superiores en "sastrerías (judiciales) a su medida". Es el secuestro de la justicia.
La grandeur de la corrupción. Durante doce años, policías y jueces han tratado de esclarecer el caso Urba, la más potente red de financiación del Partido Socialista Francés, el equivalente al asunto Filesa español. Detectives y magistrdos han sido sistemáticamente apartados de su trabajo, expedientados, separados del servicio y sometidos a campañas denigratorias, igual que ha ocurrido en España con los GAL. En un país donde el Jefe del Estado es el Presidente del Consejo Superior de la Magistratura y el Ministro de Justicia su Vice-Presidente, y donde los jueces necesitan ser habilitados por el poder político para instruír un sumario, la corrupción ha campado impune durante los catorce años de "reinado" socialista, beneficiando a Mitterrand , su famila y su entorno. La constatación del mismo fenómeno de corrupción, con características similares e idénticos métodos, en Francia, Italia y España demuestra algo que muy pronto empezó a atisbarse: la ascensión del socialismo al poder en los años ochenta en la Europa Mediterránea ha prostituido el sistema democrático con la imposición de un sistema de "peajes" a las empresas. La corrupción se convierte así en enemiga de la competitividad, del progreso, y perjudica a las capas sociales menos favorecidas, que pagan con sus impuestos el enriquecimiento ilícito de los políticos.
La internacional socialista de la corrupción. Durante la década de los ochenta y comienzos de la de los noventa, un fantasma recorre Europa, el fantasma de la corrupción protagonizada por los partidos políticos de los países mediterráneos, desde Grecia, al este, donde Andreas Papandreu llegó al poder en 1981, a España, en el oeste, donde Felipe González ganó sus primeras elecciones apenas un año después, el 28 de octubre de 1982. Abanderados del socialismo moderno y democrático. Papandreu, Craxi, Mitterrand y González, aseguraron que acabarían con las diferencias de clases y con las desigualdades sociales, regenerarían la vida política en sus países e insuflarían un soplo de aire fresco en las estructuras del poder, monopolizado durante decenios por la derecha. Años después de que abandonaran las riendas de las cuatro naciones, la situación es bien distinta. Ni la derecha era tan "cavernícola" como querían hacer creer a la opinión pública, ni la izquierda ostenta en exclusiva la patente del crisol donde se funden las esencias de la ética y la honestidad políticas. Junto a la Internacional Socialista que decían representar, los carismáticos líderes de la izquierda secuestraron la justicia allí donde pudieron e impusieron otra multinacional bastante más impresentable: la de la corrupción, el cohecho, el soborno y la extorsión".
Partiendo de que la corrupción es un problema moral, económico y legal, ¿es posible diseñar algún tipo de solución?. ¿Hay posibilidad de detener o limitar los actos, personas y sistemas corruptos?.

El Prof. Robert Kliegaard, de la Universidad de Harvard desarrolló una fórmula sobre la corrupción que dice:

corrupción=monopolio+discrecionalidad-transparencia

En cualquier alternativa que disminuyera el peso de los términos positivos (monopolio y/o discresionalidad) o aumentara el peso del término negativo (transparencia) resultaría disminuído el margen final (resultante) de la corrupción.

Otro estudioso del tema el Abogado Luis Moreno Ocampo, Director del Programa de "iniciativa privada para el control de la corrupción" que se desarrolla en la Asociación Poder Ciudadano -Argentina-, sugiere:"se trata de actuar como ciudadanos y movilizar a la opinión pública para modificar las estructuras que producen corrupción, generando una fuerte demanda social para que se adopte una decisión seria de controlar el problema y que se apliquen cuatro técnicas:

a) una selección razonable de los funcionarios estatales, especialmente de los que tienen poder de decisión o de manejo de fondos.

b) una gestión de calidad que incluya procedimientos adecuados a los medios de que se dispone, un nivel de salarios que asegure la satisfacción de las necesidades mínimas de las personas con poder de decisión y un equipo de trabajo con motivación.

c) transparencia en la gestión, en particular en los órganos que mueven grandes cantidades de fondos.

d) diferentes clases de controles independientes.

Moreno Ocampo finaliza diciendo que la lucha contra la corrupción debería seguir el siguiente criterio: "Lucha contra ella como si pudieras vencerla del todo; contempla con serenidad que ella subsiste, porque la imperfección de los seres humanos es invencible".


Aunque el objetivo de este capítulo ha sido más denunciar la corrupción político-económica y su potenciación ante un esquema de globalización, que plantear alternativas de solución, dejaremos algunas ideas para su reflexión y debate.

Buscando un objetivo posible de reducir al mínimo la corrupción, sugerimos explorar todas o algunas de las siguientes medidas contra la corrupción:

1 - disminuír la intervención del estado en la economía.

2 - desregular todo lo posible.

3 - privatizar todo lo prudente.

4 - ampliar la participación ciudadana.

5 - revitalizar la acción de la justicia y aplicar castigos ejemplizadores.

6 - valorizar la capacidad de denuncia y control de la prensa, radio y televisión independientes.

7 - elección directa de los representantes políticos (listas abiertas).

8 - crear órganos de control administrativos con participación de los partidos políticos opositores y de cuidadanos representativos y respetados.

9 - revalorizar en los planes de estudios materias como: ética, moral, instrucción cívica.

10 - reducción del aparato administrativo (administración única) y eliminación del carácter vitalicio del empleo público.

11 - legislar sobre el financiamiento de los partidos políticos.

12 - reglamentar la duración, inversión, uso de medios, y auditoría de cuentas de las campañas electorales.

13 - minimizar gastos y atributos de poder de uso público o reservado de los cargos públicos.

14 - limitar a un máximo total de 6 años continuados u 8 alternados por los que pueden elegirse o nombrarse un político o funcionario de nivel superior para ocupar cargo público (electivo o de libre designación).

15 - eliminar toda ingerencia del poder político en el nombramiento de miembros del poder judicial.

16 - eliminar el suplicatorio para iniciar acción judicial a cargos electivos.


Dejamos abierto el listado, para que el lector haga sus aportaciones.

Capítulo XII

¿El Fin de la Historia ?

Un mercado de trabajo brutal
Francis Fukuyama, tuvo la inteligencia y el acierto de plantear el debate sobre la inminencia -a finales de la década de los ochenta- del final de la historia, dado que ya no quedaban competidores ideológicos serios para la democracia liberal (monarquía, aristocracia, teocracia, fascismo, totalitarismo comunista).

Su libro, que justamente, se llamaba, El fin de la Historia y el Último Hombre, también sostiene que ese individuo contemporáneo sabe que es mejor no arriesgar su vida por una causa......

A partir de ello, se generó un interesante debate intelectual -del que a continuación daremos algunos ejemplos-, sobre lo acertado o no del "fin de la historia" y de la actitud del "último hombre".

Veamos que opinan algunos autores:



"Tanto Hegel como Marx creían que la evolución de las sociedades humanas no era infinita, sino que acabaría cuando la humanidad hubiese alcanzado una forma de sociedad que satisficiera sus anhelos más profundos y fundamentales. Ambos pensadores, pues, postulaban un "fin de la historia"; para Hegel era el estado liberal, mientras que para Marx era una sociedad comunista.

Al llegar al final de la historia no quedan ya competidores ideológicos serios para la democracia liberal (monarquía, aristocracia, teocracia, fascismo, totalitarismo comunista). Lo único que queda es el islamismo.

El hecho de que en las más perfectas sociedades liberales continúen las principales desigualdades sociales significa que habrá una permanente tensión entre los principios gemelos de libertad e igualdad, en los cuales se basan esas sociedades. Esta tensión señalada claramente por Tocqueville, es tan "necesaria e inerradicable" como la desigualdad de la que se deriva. No hay ningún punto fijo o natural en el cual la libertad y la igualdad se equilibren, ni existe ninguna manera de alcanzar simultaneamente el grado óptimo de ambas.

El "último hombre", al final de la historia, sabe que es mejor no arriesgar su vida por una causa, porque se da cuenta de que la historia está llena de futiles combates sin sentido en los cuales los hombres lucharon por si debían ser cristianos o musulmanes, protestantes o católicos, alemanes o franceses.

Las lealtades que empujaron a los hombres a desesperados actos de valor y sacrificio resultaron ser, a la luz de la historia subsiguiente, estúpidos prejuicios, como el Zaratustra de Nietzsche dice de ellos:"Pues así hablaste:"Somos enteramente reales, sin creencia ni superstición". Y así sacais el pecho, pero ¡ay! está vacío", nos dice Francis Fukuyama en su libro El fin de la historia y el último hombre (Editorial Planeta - 1992).
"La democracia liberal que emerge en el fin de la historia no es totalmente "moderna". Para que las instituciones de la democracia y del capitalismo funcionen en forma adecuada, deben coexistir ciertos hábitos culturales premodernos que aseguren su debido funcionamiento. Las leyes, los contratos, y la racionalidad económica brindan una base necesaria, pero no suficiente, para la prosperidad y la estabilidad en las sociedades post-industriales es necesario que estas también esten imbuídas de reciprocidad, obligación moral, deber hacia la comunidad y confianza, que se basa más en el hábito que en el cálculo racional. Todas estas características, en una sociedad moderna, no constituyen anacronismos, por el contrario son el sine qua non de su éxito", nos dice Francis Fukuyama, en su libro Confianza (Trust) (Editorial Atlántida - 1996).
"Tras la victoria del capitalismo no se ha alcanzado en modo alguno el "fin de la historia", sino el fin del proyecto que tan osadamente se llamó "modernidad". Un cambio de época de dimensiones globales ha comenzado, dado que ya no son el ascenso y el bienestar sino la decadencia, la destrucción ecológica y la degeneración cultural las que determinan a ojos vista la vida cotidiana de la mayoría de la humanidad", nos dicen Hans-Peter Martin y Harald Schumann (ob. cit.).
"La derrota del comunismo dificilmente representa el fin de la historia. Es mejor asimilarla al fin de una guerra civil entre dos hijos de la ilustración europea. El fin de la guerra civil ha dejado, sin embargo, al ganador traumatizado. Ya no puede luchar una batalla negativa contra los males evidentes del totalitarismo burocrático. Ahora tiene que emprender una batalla positiva para realizar sus propios ideales de libertad e igualdad, y construír un orden político que inspire un apoyo fiel a una ciudadanía diversa y crítica. Y ello debe ser llevado a cabo frente a la resistencia de oponentes formidables. Los fundamentalistas religiosos en gran parte del mundo rechazan la separación del liberalismo entre iglesia y estado, y su insistencia en el derecho fundamental de cada persona para definir sus propios cielos e infiernos. Las sociedades neoconfucianas en Asia rechazan el desafío liberal a las jerarquías tradicionales y su celebración del derecho a ser diferente. Para las culturas indígenas de África y en algunos países de América Latina, los valores de la ilustración posiblemente son aún más difíciles de apreciar.

Dada la situación mundial, faltan 1000 años para poder sugerir, con Francis Fukuyama, que la victoria de la guerra civil contra el comunismo no deja a los liberales otra posibilidad que la de volver a las sórdidas satisfacciones consumistas de una sociedad de mercado. La verdad es muy diferente: si aprovechamos el momento, si extendemos el alcance de la democracia constitucional operando más allá del territorio central del liberalismo, quizás

podamos ofrecer pruebas convincentes de que el liberalismo mereció ganar la batalla de 1989", nos dice Bruce Ackerman (ob. cit.).
"Vivimos un tiempo clave de la historia. Y aquí no se trata del "fin de la historia" (como han tratado de persuadirnos). Estamos en peligro, a merced de una economía despótica que al menos deberíamos situar, analizar, descifrar sus poderes y envergadura. Por mundializada que sea, por más que el mundo esté sometido a su poder, resta comprender, quizás decir, que lugar ha de ocupar la vida en ese esquema", nos dice Viviane Forrester (ob. cit.).
"Los choques de civilizaciones son la mayor amenaza para la paz mundial; un orden internacional basado en las civilizaciones es la garantía más segura contra una guerra mundial. En el mundo de la pos-guerra fría, las banderas son importantes y también otros símbolos de identidad cultural, entre ellos las cruces, las medialunas, e incluso los modos de cubrirse la cabeza, porque la cultura tiene importancia, y la identidad cultural es lo que resulta más significativo para la mayoría de la gente. La cultura y las identidades culturales, que en su nivel más amplio son identidades civilizacionales, están configurando las pautas de cohesión, desintegración y conflicto en el mundo de la pos-guerra fría.

En este nuevo mundo la política local es la política de la etnicidad, la política global es la política de las civilizaciones. La rivalidad de las superpotencias queda sustituída por el choque de las civilizaciones.

El mundo de la pos-guerra fría es un mundo con siete u ocho grandes civilizaciones (China, Japonesa, Hindú, Islámica, Latinoamericana, Africana).

El argumento de que la difusión de la cultura Pop y de bienes de consumo por todo el mundo representa el triunfo de la civilización occidental trivializa la cultura occidental. La esencia de la civilización occidental es la Carta Magna y no el Big Mac. El hecho de que los no occidentales puedan zamparse este no tiene consecuencias a la hora de que acepten o dejen de aceptar la Carta Magna.

Modernización no significa necesariamente occidentalización. Se pueden modernizar y se han modernizado de hecho sin abandonar sus propias culturas y sin adoptar indiscriminadamente valores, instituciones y prácticas occidentales. La modernización, por el contrario, fortalece esas culturas y reduce el poder relativo de occidente. En muchos aspectos, el mundo se está haciendo más moderno y menos occidental.

En los años veinte del siglo XXI (a cien años de su máximo poderío - 1920) Occidente controlará alrededor de un 24% del territorio mundial (frente al 49% al que llegó en su punto más alto), el 10% de la población mundial (frente al máximo registrado del 48%) y quizás un 15 - 20% de la población socialmente movilizada, aproximadamente el 30% de la producción económica del mundo (frente a un máximo probable del 70%, quizás el 25% del volumen de la

producción manufacturera (frente a un punto culminante del 84%) y menos del 10% del potencial militar humano a escala mundial (frente al 45% de su momento más alto)", nos dice Samuel P. Huntington (ob. cit.).
"La Europa de los ciudadanos. No puede nacer de una unidad natural que no existe. Para realizarse, debe aceptar y superar diferencias muy reales, ancladas en las costumbres y en el inconciente de los pueblos.

Entre 1965 y 1990, la mayoría de los sistemas ideológicos europeos están afectados por una inexorable mecánica de descomposición que destruye las creencias, debilita los partidos, transforma la naturaleza de las alineaciones políticas y crea en todas partes el sentimiento de un vacío y de una pérdida de sentido. La fe, en el sentido más amplio del término, tanto ideológico como religioso, abandona la política europea.

La solución de las metafísicas religiosas y sociales, que representaban esfuerzos del espíritu para escapar del mundo real, revela en el fondo una reconciliación de los hombres con el mundo. La renuncia al referente futuro es la validación del presente. La aceptación de la sociedad, de la vida tal como es, mata lógicamente el más allá religioso, socialista y nacionalista", nos dice Emmanuel Todd, en su libro La Invención de Europa (Editorial Tusquets - 1995).
"La constatación de que existe una enorme diversidad de naciones europeas en lo que a su relación con el extranjero se refiere implica la necesidad de revisar la construcción europea. El análisis antropológico de la inmigración va derecho al corazón de la definición de los grupos humanos, con lo que pone en evidencia con toda crudeza, el carácter de abstracción carente de contenido de la noción de Europa. La hipótesis de una unificación de los valores en un sentido universalista parece tener muy pocas posibilidades de convertirse en realidad", nos dice Emmanuel Todd, en su libro El Destino de los Inmigrantes (Editorial Tusquets - 1996).
"Los más importantes conflictos del futuro ocurrirán a lo largo de la falla cultural que separa las civilizaciones. El choque de las civilizaciones se está produciendo y tendrá lugar en dos niveles. Al micronivel, los grupos próximos a las fallas luchan, a menudo violentamente, por el control del territorio. Al macronivel, los estados de las diferentes civilizaciones compiten por el poder militar y económico, luchan por el control de las instituciones internacionales y de los terceros países, rivalizan en la defensa y promoción de sus propios valores

políticos e ideológicos. Los choques entre civilizaciones están reponiendo las fronteras políticas e ideológicas de la guerra fría como líneas de ignición para la crisis y el derramamiento de sangre.

En virtud de ello algunos predicen un futuro caracterizado por:

- la próxima confrontación de occidente con el mundo musulmán.

- nuevos grandes choques entre eslavos, turcos, y entre musulmanes e hindúes.

- la multiplicación de operaciones de "limpieza étnica".

- y por último, la posibilidad de que "la nueva guerra mundial, de producirse, sea una guerra entre civilizaciones", nos dice el Grupo Lisboa (ob. cit.).
Deseamos participar en el debate con algunas reflexiones que tienen la intención última de avivar la polémica.

Comenzamos preguntándole -literariamente- a Fukuyama, si cuando sostiene que el individuo contemporáneo sabe que es mejor no arriesgar su vida por una causa, está asumiendo para el hombre -¿último?- del siglo XXI el rol que Tom Engelhardt (ob. cit.) describe así: "En Estados Unidos, es posible que el deporte cumpla en la actualidad mejor que la guerra los requisitos de la televisión total. En la década de 1980, las ligas, temporadas, juegos y emisiones televisivas de deporte de todo tipo se extendieron hasta el punto de que se produjo una vasta telaraña solapada de posibilidades de ver deporte. Como narrativa genérica en curso, el deporte puede ser el perfecto sustituto para la carencia de relato. Por una parte, siempre hay una historia: la carrera por el banderín, la copa del campeonato; por otra, es intrínseco al deporte que el relato se divide constantemente y se reconstruya en cada temporada. Ciertamente el deporte ha resultado más eficaz para movilizar audiencias en la butaca del salón a largo plazo que todas las guerras unilaterales, desde la de Granada hasta la del Golfo".

Es probable que ese soldado que ya no va a arriesgar su vida por una causa sea "instruído" -¿programado?- debidamente para ello como nos relatan Mercedes Odina y Gabriel Halevi (ob. cit.): ....."Además de todos los problemas sociales y políticos que el sistema educativo estadounidense arrastra en los últimos años se le ha venido a unir otro, que los profesores universitarios circunscriben en un nuevo alumnado, caracterizado por ser impaciente y devorador cliente televisivo. A la edad de 20 años, un joven medio americano ha visto 800.000 anuncios televisivos, es decir, 800 semanalmente. Los profesores de la universidad se quejan de que actualmente los alumnos parecen no comprender o simplemente discuten principios académicos eternos, como por ejemplo el principio de contradicción en la narración. Es corriente que en los exámenes los estudiantes afirmen una cosa, un párrafo más allá digan todo lo contrario como si estuvieran manteniendo lo mismo y, finalmente vuelvan a mantener lo del principio, en una lógica dominada por el caos de la continuidad narrativa. Los profesores de más de 40 años presencian perplejos este fenómeno, y afirman que la influencia de la estructura narrativa televisiva combinada con el zapping ha sido lo que ha provocado esta original irrupción del non-sequitor en la expresión de los jóvenes americanos".

Si observamos la franja de los alumnos pre-universitarios (los mismos autores nos informaban en anteriores capítulos): "En los años noventa, uno de cada seis jóvenes de 17 años es analfabeto funcional y uno de cada diez americanos no pueden leer ni entender el menú de McDonald's".

Ahora veamos que pasa con los mayores. "En 1993 un estudio federal mostraba que la mitad de los adultos estadounidenses no tenían los conocimientos suficientes para escribir una nota en inglés sin cometer un error o entender el recorrido de un autobús leyendo los indicadores".

Si bien ese "vuelo" del "último hombre" nos deja "sin esperanza y con miedo", no desearíamos ser tan fundamentalistas para pensar que "faltan 1000 años" para poder sugerir que la victoria contra el comunismo no deja a los liberales otra posibilidad que la de volver a las sórdidas satisfacciones consumistas de una sociedad de mercado (según piensa Ackerman).

Como liberales integrales -en el sentido Ackermaniano- que nos sentimos, intentaremos examinar -en algunos aspectos- la situación de la historia, para ver si se merece el status de haber llegado al "cum laude".

Citaremos al mismo Bruce Ackerman, cuando dice: "Un sistema de laissez-faire, por una parte, vastas concentraciones de riqueza heredadas, y una clase desposeída, sin educación, por otra. La mala distribución sistemática de la riqueza constituye una burla al ideal de igualdad política; es compatible, así mismo, con todo tipo de fallos del mercado: monopolización, degradación medio ambiental, y explotación masiva de la ignorancia del consumidor. Ningún liberal sensible debería estar satisfecho con esas injusticias manifiestas. Se requerirán generaciones de esfuerzo movilizado -muchos más nuevos comienzos- antes de que cualquier sociedad occidental empiece a aproximarse al ideal liberal de igualdad sin dominación".

En una entrevista, al poco tiempo de la muerte del comunismo soviético por descomposición interna, al Dr, Luis Rojas Marcos -Director de Salud mental de los Servicios Sanitarios de la ciudad de New York- se le preguntó, cual sería en el futuro el "enemigo de los Estados Unidos". Su respuesta -profética- fue: "ellos mismos".

Pues de eso se trata. Y es la base de nuestra crítica fundamental. El hecho que el capitalismo -que no es lo mismo que el liberalismo- haya quedado sólo sobre el ring, no lo exime de la exigencia democrática de otra sociedad. "Un mundo posterior a la burguesía y el capital, en que pudiese florecer una verdadera comunidad humana" (como dice Francois Furet).


Busquemos en los economistas de ayer las preguntas de exámen para esta historia finalista.

- El mercado libre no es un mercado indoloro (Ricardo)

- Las incongruencias económicas del capitalismo: Lejos de aplaudir al capitalismo la mano invisible finalmente lo hace pedazos (Marx):

1) caída de las tasas de ganacia y acumulación del capital 2) creciente concentración del poder económico

3) profundización de las crisis y depresiones

4) ejército de reserva industrial

5) creciente miseria del proletariado

Actualmente cuatro críticas y media (sólo no se cumple la caída de las tasas de ganancia) mantienen plena vigencia.

- Las potencias aplican la libertad de comercio según sus intereses (Smith)

- Los empresarios no defienden el interés general, sino su interés particular (Smith)

- Los gobernantes deben prevenirse contra la influencia de los intereses económicos (y sus lobbies) (Smith)

- Las industrias estratégicas deben ser protegidas (Smith)

Observaciones que mantienen plena vigencia e interés; y que son sistemáticamente tergiversadas por los apóstatas del liberalismo.

También hay un aforismo de Smith que convoca al exámen de conciencia, humildad y regreso a las fuentes de más de uno de los "golden Boys" practicantes de la economía de Madonna:"Los principios que rigen la conducta prudente del jefe de familia "difícilmente" pueden considerarse insensatos en la de un gran reino".

Otras ideas de Smith que chocan con este final presagiado, pero no previsible, son las que nos recuerda John Kenneth Galbraith (en La cultura de la Satisfacción), cuando dice: "Quizás sea una lástima que pocos, quizás ninguno, de los que citaban a Adam Smith (como portavoz de la economía de la satisfacción) hubiesen leído su gran libro.

Smith fue en realidad el supremo pragmático y, entre otras cosas aceptaba plenamente un papel necesario y útil del estado. Expresaba también dudas alarmantes a algunas de las instituciones capitalistas más estimadas de nuestra época.

· se oponía clara y tajantemente al apoyo mercantilista del estado a la gran clase comerciante, pues ello hubiera otorgado a esta grandes privilegios arancelarios y monopolistas.

· se oponía profundamente a las sociedades anónimas, a las grandes empresas que ahora llamamos corporaciones.

· también insistía en que un país civilizado tiene gran cantidad de gastos necesarios que no lo son en absoluto en un país "bárbaro".

· le atraía también la idea de un impuesto proporcional a la riqueza.

Smith no habría sido un firme defensor de los objetivos generales de la era de la satisfacción".

Sigamos encontrando asignaturas pendientes, capítulos sacrílegos e ideas de ayer que se resisten a ser enterradas por las leyes del mercado.

Nos comenta Albert Hirschman (ob. cit.) que: "Keynes mostró como, en una situación de subempleo, muchas instituciones de sentido común sobre las relaciones económicas no resultan de ningún modo falaces. Contrariamente a la Ley de Say, la sobreproducción general puede existir; el gasto deficitario del gobierno puede activar la economía; y, horror de los horrores, la imposición "mercantilista" de derechos de importación y los subsidios de exportación pueden mejorar la balanza comercial y el empleo doméstico".

Seguimos avanzando en el tiempo y el mismo autor nos dice: "Desde Carlyle y Marx hasta Marcuse y Fred Hirsch, el mercado (o la moneda) ha sido ásperamente criticado durante mucho tiempo por la manera en que subvierte todas las relaciones humanas y socava incluso los cimientos éticos de la sociedad, Robert Lane ha mostrado como "Todo un mundo de satisfacción y motivación.......cae fuera de los límites del intercambio. El mercado, al parecer, no es capaz de aprovechar algunas energías creadoras extremadamente valiosas que sólo se presentaran cuando no son provocadas por recompensas monetarias. La incapacidad del mercado para habérselas con lo "intrínseco" -algo tan importante como la satisfacción intrínseca del trabajo no recibe lo que le es debido en las cuentas que practica el mercado- es para él una razón fundamental del "fracaso del mercado".

Otro defecto importante del mercado es su poder de crear ilusión de que el éxito monetario posee la clave de la felicidad humana. Lane está convencido de que las dimensiones no monetarias de la felicidad -vida familiar y amigos, sentimientos de dirección y control sobre la propia vida, autoestima y cosas así- pesan mucho más que las dimensiones "meramente" materiales.

Para Lane, la gente a la que no le va bien en ciertos terrenos no monetarios esenciales de las relaciones humanas se sienten tentados a compensar estos fracasos mediante agotadores esfuerzos en el mercado. Trabajan en la ilusión de que teniendo éxito en el mercado alcanzarán la felicidad que se les ha escabullido. Así el mercado actúa como una tentación permanente que desvía a la gente de hacer un esfuerzo genuino por tomar en sus manos su propia vida allí donde eso es realmente importante. En este sentido la disponibilidad del mercado actúa como un peligroso saboteador de la verdadera felicidad".

Y llegamos, por fin, al ídolo de los "palmeros" de la libertad de mercado; Milton Friedman dice, que "la sociedad de mercado es una condición necesaria pero no suficiente para el surgimiento de la libertad política".

¿Podemos considerar que la humanidad ha alcanzado una forma de sociedad que satisface sus anhelos más profundos y fundamentales, como para reiterar, en 1995, junto a Francis Fukuyama en su libro Confianza (Trust) lo que podríamos llamar el "fin de la historia II" ?.

Rizando el rizo el autor dice: "El corolario a la convergencia de las instituciones al "fin de la historia", es el reconocimiento generalizado de que, en las sociedades post-industriales, no será a través de la ingeniería social que se puedan lograr ulteriores mejoras. Ya no tenemos esperanzas realistas de poder crear una "gran sociedad" mediante abarcadores programas gubernamentales".

Intentaremos visualizar titulares y frases cortas -de muchos de los autores citados en capítulos anteriores- como si recorriéramos las autopistas de la información buscando hacer un balance de situación global:

· Problemas internacionales: superpoblación, presión sobre la tierra, emigración e inestabilidad social.

· Problemas comunes: equidad, economía, ecología.

· Las tres cuartas partes más pobres de la humanidad padece de: malnutrición, hambruna, agotamiento de recursos, agitación social, emigración forzosa y conflictos armados.

· El cuarto más beneficiado tiene las siguientes dificultades: crecimiento de la pobreza y marginalidad, desigualdades socioeconómicas, agresión a los sistemas de mantenimiento de la vida en el planeta, concentración de poder en unidades económicas incontrolables, movilidad financiera y de capitales industriales a nivel mundial esquiva al marco regulador basado en el estado-nación, estructuras oligopólicas en el sector financiero e industrial, desmantelamiento de la legislación laboral y programas sociales, crecimiento de la indiferencia frente a los excluídos.

· Estados Unidos en particular tiene problemas de : asistencia médica, número de pobres, drogas, delincuencia y educación no superior.

· Depresión silenciosa; agriculturización; subclase; del american dream al american downsizing; una sociedad no basada en el trabajo; desempleo estructural; un largo y evidente Contrato Social fue rescindido sin preaviso; dualización; polarización; el nuevo ejército en la reserva; el miedo; lumpen proletariat; el pobre ni siquiera vota; continuo aumento del número de desocupados; estancamiento del nivel de vida de los trabajadores; bolsones de pobreza y de miseria relativa; institucionalización de la pobreza; empleabilidad - trabajador a cero hora; adaptación hacia abajo; ansiedad; desarrollo de una

underclass; inseguridad; angustia; miedo al mañana; desocupación masiva - vulnerabilidad que tetaniza a la sociedad.

Si los anteriores eran los efectos, veamos ahora las causas:

· Capitalismo publicitario, financiero y corrompido.

· Capitalismo sustituyendo al estado.

· Liberación, privatización, desregulación.

· Deflación competitiva; economía de casino; financierización de la economía; mergermanía; la sopa global; la Mc globalización; economía de Madonna; la cultura de la satisfacción; economía simbólica; capitalismo salvaje; el patrón megabyte; la clase consumidora ecológica; los contentos; 20 a 80 y tittytainment; turbocapitalismo; capitalismo asesino; global players; era imperial; época

medieval; occidentoxicación; sociedad de hobbies y lobbies; zappingántropo o reflejántropo.

Con esas causas y efectos, ¿ que puede ocurrirle al "paciente" global?

· Tendencia autodestructiva del capitalismo.

· El motín urbano.

· Conflicto mundial entre el decreciente número de los "poseedores", los ricos, los dominadores y la creciente masa de los "desposeídos", los miserables, los marginados.

· Las burbujas siempre estallan.

· Nos hallamos peligrosamente cerca de una gran depresión.

· Los jóvenes de los barrios "carenciados" marginados por su condición, definidos geográficamente antes de nacer reprobos de entrada, son los excluídos por excelencia. El desastre no tiene solución ni límites, ni siquiera ilusorios.

· A la gran mayoría le queda una última función importante que cumplir: la de consumidores. Consumir es nuestro último recurso. Nuestra última utilidad.

· La devaluación del mundo humano aumenta en relación directa con el aumento de valor del mundo de las cosas.

· Crisis de civilización y crisis del sujeto.

· Un proceso de sustitución de las víctimas del progreso.

· Reina un vacío total de significaciones.

· En lugar de sujetos autónomos, sólo hay situaciones efímeras y en lugar de un espacio no hay sino percepciones dominantes.

· Los perdedores tienen un voto y lo utilizarán. El terremoto social seguirá al político.

· La guerra mundial no sucederá a la paz. Pero ya nunca habrá paz. Las guerras futuras serán guerras sin frente.


¿Algo más que preguntar?

¿Qué tan lejos puede llegar la desigualdad antes de que el sistema se derrumbe?.

¿Cómo se puede detener el doble movimento de globalización y privatización que debilita las antiguas formas de vida social y política?.

¿Pueden los políticos apordar soluciones globales a los problemas globales?.


· Superficialidad, incoherencia, esterilidad de ideas y versatilidad de las actitudes son las características de las direcciones políticas occidentales.

¿Quién es el policía que monta guardia?. ¿Quien es el administrador del sistema?.

· A nuestro entender, los políticos hoy se dividen en, autores, cómplices o encubridores. Viven en un estado permanente de presunción de indecencia.

· La justicia -del príncipe- se comporta en forma lacaya, servil y genuflexa, con un poder económico "sin rostro" en permanente solicitud de indulto anticipado.


Con un estado patrimonializado, con una justicia secuestrada, nos parece, como poco una "imprudencia temeraria" dejar en manos de algún presidente"sexópata", o de otro "alcóholico", la administración global del sistema.
Finalizamos este inventario, esta radiografía, este electroencefalograma, preguntándonos, preguntándoles -ahora si, "sin esperanza y sin miedo"- habremos llegado al fin de la historia?.

Con todas estas asignaturas pendientes habrá terminado "el curso"?.

De ser así el fin sublimado, podrán hacer lo contrario de lo que han dicho, pero no podrán decir lo contrario de lo que han hecho


Capítulo XIII

Cuando Los Números Vienen Marchando
En nuestra época de estudiantes universitarios (1963-1968), plena moda de los "Columbian Boys", se dividía -en algunos casos peyorativamente- a los profesores de economía entre, "numéricos" -la mayoria econometristas, muchos, con postgrado en Estados Unidos- y "anuméricos" -a los que enseñaban economía política con enfoque humanista. Descartado que nuestra inmadurez y deseo de estar "a la moda" nos hacía -con buen grado de ignorancia- ser partidarios de la economía matemática, de los modelos y las funciones.

Luego los años -y los golpes, por qué no- nos demostraron, afortunadamente, que el hombre no es un cobayo. Que no debe -como a rata de laboratorio- ser utilizado para probar virus, vacunas, tratamientos, y luego analizar dónde, cuándo, cómo y por qué murió.

Por eso nos importa más la política económica que los modelos económicos, la persona que las estadísticas, los pacientes que las radiografías. Lo que cada uno gana o come, que las igualadoras estadísticas "per cápita". Los usos y costumbres del pequeño hombre, más que la ley de los grandes números. En una palabra, hemos aprendido a dar vuelta el telescopio y en vez de mirar "el bosque" miramos "el árbol".

Dicho esto, o a pesar de ello, iniciamos un capítulo en el que tratamos de ofrecer alguna información estadística, para aquellos lectores a los que les parezca de utilidad, a la hora de establecer algunas conclusiones o definir estrategias futuras.

Las fuentes utilizadas son:

- Estadísticas financieras internacionales - Anuario 1997

Fondo Monetario Internacional

- L' etat de la France 1997-1998

(La De'Couverte)

- Anuario de estadísticas del trabajo 1997

Organización Internacional del Trabajo

- El empleo en el mundo 1996 - 1997

Organizacion Internacional del Trabajo

- Statistical yearbook Edition 1996

United Nations

- Informe sobre la situación social en el mundo 1997

Naciones Unidas

- Economic outlook 1996



OCDE

CUADRO 1

PIB a precios constantes - variacion anual (%) respecto del año anterior























AÑO

FRANCIA

ALEMANIA

G.BRETAN

ESPAÑA

EEUU

JAPON

1986

2.5

2.3

4.3

3.2

2.9

2.6

1987

2.3

1.4

4.8

5.6

3.1

4.1

1988

4.5

3.6

5.0

5.1

3.9

6.2

1989

4.3

3.7

2.2

4.8

2.5

4.7

1990

2.5

5.7

0.4

3.7

0.8

4.8

1991

0.8

13.2

-2.0

2.3

-1.0

3.8

1992

1.2

2.2

-0.5

0.7

2.7

1.0

1993

-1.3

-1.2

2.1

-1.2

2.2

0.3

1994

2.8

2.9

4.3

2.1

3.5

0.6

1995

2.1

1.9

2.0

2.8

2.0

1.4

1996

1.5

1.3

2.1

2.2

2.4

3.6
1   ...   8   9   10   11   12   13   14   15   ...   38


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal