Universidad de chile instituto de estudios internacionales



Descargar 359.11 Kb.
Página1/4
Fecha de conversión15.08.2018
Tamaño359.11 Kb.
  1   2   3   4





UNIVERSIDAD DE CHILE

INSTITUTO DE ESTUDIOS INTERNACIONALES


Sostenibilidad del Avellano Europeo (Corylus avellana L.) como Producto Emergente de Exportación Chilena

Estudio de caso para optar al grado de

Magíster en Estrategia Internacional y Política Comercial

Oxana Gritsko

Profesor Guía: Aléxis Gutiérrez

Santiago, Chile

Julio de 2014

CONTENIDO.

RESUMEN 3

SUMMARY 4

INTRODUCCIÓN 5

I. ANTECEDENTES DEL Corylus avellana L. EN CHILE 11

II. ANÁLISIS COMERCIAL DEL AVELLANO EUROPEO 23

III. DESAFÍOS DE LA COMERCIALIZACIÓN DEL AVELLANO 36

CONCLUSIÓN 50

BIBLIOGRAFÍA 51

ANEXO A 54

ANEXO B 55

ANEXO C 57

ANEXO D 60

ANEXO E 64



RESUMEN.

La presente investigación tuvo como fin hacer una prospección del comercio del fruto seco del Avellano Europeo, desde el punto de vista del comercio internacional. Se realizó como memoria de grado y se presenta dividido en 3 partes-capítulos: la primera parte tiene como objetivo el presentar los antecedentes de la comercialización del avellano europeo producido en Chile; el segundo capítulo está enfocado al comercio internacional del fruto del avellano europeo, separando entre las avellanas con cáscara y avellanas sin cáscara, y el tercer capítulo se orienta a las variables críticas que intervienen en el proceso de comercialización de este producto.

La información para la realización del presente trabajo fue recopilada acudiendo a las fuentes tradicionales de información, entregada por organismos públicos y privados y también a través de entrevistas con participantes del negocio de avellanas y personas de los organismos públicos como el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG).

El presente estudio determinó que son tres las variables críticas más importantes que influyen en el comercio de este producto. Estas son: rendimiento de la fruta que determina su comercialización en forma de con cáscara o sin cáscara, restricciones fitosanitarias que existen en los principales países importadores del avellano con cáscara y condición arancelaria y los TLC.

El avellano europeo es un producto emergente, cuyas variables críticas representan los principales desafíos para el desarrollo de la industria y consolidación del fruto seco en la canasta exportadora chilena.

Palabras claves: Avellano europeo, Corrylus avellana L., comercio, industria alimentaria, análisis comercial, restricciones fitosanitarias



SUMMARY.

The purpose of this research was to make a prospection of the commerce of the fruit of the European hazelnut, from the perspective of the international trade. It was performed as a grade memory and is divided into 3 chapter-parts: the first part aims to present the background of the hazelnut market in Chile; the second chapter focuses on the international trade of European hazelnut, separating between the inshell and shelled hazelnut and the third chapter destined to describe the critical variables involved in the process of the commercialization of this product.

The information was compiled from the traditional sources of information, given by public and private organisms as well as through interviews made to participants of the hazelnut business and people from public institutions such as SAG.

This study found that there are three main critical variables that influence the trade of this product. These are: hazelnut kernel performance that determines its sale as inshell or shelled product, phytosanitary restrictions as well as tariffs and FTA conditions.

The European hazelnut is an emerging product, whose critical variables represent the main challenges for the industry development and consolidation of the nut in the Chilean export basket.

Keywords: European hazel, Corrylus avellana L., commerce, food industry, commercial analysis, phytosanitary restrictions



INTRODUCCIÓN.

Actualmente Chile es el tercer exportador de avellanas con cáscara en el ranking mundial después de los Estados Unidos de América y Hong Kong1, lo que se logró en un relativamente corto plazo de 10 años. El mercado del avellano presenta una oportunidad para Chile como productor y exportador debido al bajo costo de producción de la fruta y poca competencia en el mercado del avellano con cáscara.

En promedio el 90% de toda la demanda de fruta está compuesta por la avellana sin cáscara, donde el principal exportador históricamente ha sido Turquía (con 60% de participación en promedio). A pesar de la atractividad del negocio, Chile no tiene ventaja competitiva frente a Turquía y otros exportadores de la avellana sin cáscara (rendimiento de la avellana (porcentaje lo comestible de la fruta entera, desarrollo tecnológico para descascarar la fruta y distancia geográfica de los principales importadores que están en Europa.) Por lo tanto, a corto plazo Chile no debería enfocarse en el mercado de las avellanas sin cáscara hasta poder competir en este mercado, sino más bien buscar aumento en la demanda de las avellanas con cáscara, cuya producción tiene mayor conveniencia para Chile en el momento, para consolidarse como exportador de esta fruta.

La consolidación del avellano europeo en términos del aumento de participación en el mercado es altamente posible en caso de enfocarse en el mercado asiático a corto y largo plazo, siendo que los países asiáticos son los principales importadores de avellanas con cáscara a nivel mundial, sumando sobre 60% de la demanda.

Chile puede aumentar significativamente su participación en el mercado asiático de ser solucionados los obstáculos fitosanitarios que actualmente no permiten exportar a China y Vietnam (dos mayores importadores del avellano con cáscara). Existen Tratados de Libre Comercio (TLCs), pero no existe intercambio de procedimientos fitosanitarios.

El fruto del avellano europeo (Corylus avellana L. – no tiene ningún vínculo con el avellano chileno Gevuina avellana), poseeun alto contenido de vitamina E, aporta calcio, es muy energético y también ayuda a combatir el colesterol. Es la cuarta fruta más exportada a nivel mundial, después del maní, almendras y nueces de nogal. Antes del 1986 el avellano veía su producción únicamente en el hemisferio norte, donde se ubican sus principales exportadores – Turquía, E.E.U.U, Italia y España. El año 1989 la empresa Agrícola La Campana trae semillas del avellano europeo a Chile y empieza a cultivar el avellano, descascarar su fruto y comercializarlo en el mercado interno.

Dado que la situación era percibida como complicada en el mercado mundial de avellanas europeas, donde el 70% de la producción mundial estaba concentrado en Turquía y 20% en Italia, el año 1991 el dueño de la famosa chocolatería Ferrero Rocher - Michele Ferrero, empezó a buscar otro origen de avellanos europeos con el fín de indepedizarse de la influencia de Turquía, para exportarlos a Italia y E.E.U.U donde se ubicaba la producción de sus chocolates. Después de varios intentos en Australia, Nueva Zelanda, Argentina, Ferrero forma en Chile una empresa, Frutícola Agrichile que poseía en el momento 3.000 hectáreas en la VII Región y IX Región. Su idea era también abastecer a productores independientes con plantas, para promover la producción del avellano en Chile, ya que veía riesgos en la concentración de la producción en el hemisferio norte y alta dependencia de Turquía.

La empresa comenzó a exportar avellanas sin cáscara, siendo este el principal producto de consumo (90% de importadores lo requieren) hasta que se dio cuenta de que, por el rendimiento de las avellanas con cáscara y el costo de descascarado, el producto sin cáscara no era lo suficientemente competitivo con la avellana de Turquía. Por lo tanto, desde 2003 Chile empezó a aumentar sus exportaciones de la avellana con cáscara. En el periodo desde 1997 a 2013, Chile ha exportado 28.502.969 toneladas de avellana con cáscara vs. 874.347,9 toneladas de avellana sin cáscara.1

Hasta el año 2008, las exportaciones de avellanas se realizaban casi únicamente por la empresa Frutícola Agrichile a Italia y E.E.U.U. y Agrícola La Campana a nivel regional.

El año 2011 Juan Sutíl, dueño de varias empresas en el sector agrícola, busca establecerse en el mercado de avellanas, formando la empresa “Avellanas del Sur” que es parte de PACIFIC NUT CHILE S.A. Ésta en dos años llegó a ser la segunda exportadora más grande de Chile de avellanas, que aparte de haber masificado su producción, gracias a su amplia experiencia en exportaciones, logró diversificar los destinos de exportación de la avellana con cáscara, exportando a China y Vietnam, a través del destino de Hong Kong, el que hoy es el tercer destino de exportación de avellanas con cáscara a nivel de Chile, después de Italia y Estados Unidos.

Actualmente existe una importante diferencia entre el mercado de la avellana con cáscara y avellana sin cáscara, siendo Alemania e Italia los principales importadores de avellana sin cáscara (25,1% y 13,6% respectivamente). China y Vietnam, en tanto, suman el 51,1% de todas las exportaciones mundiales de avellanas con cáscara.

Teniendo en cuenta este hecho, Chile tiene la oportunidad de diversificar sus exportaciones de avellana, enfocándose como destino en Asia. Este continente podría convertirse en el principal mercado de exportación de avellana con cáscara, lo que constituye una solución alternativa al problema del rendimiento de la producción de avellanas en el país.

El destino asiático ha llamado mucho la atención de los productores chilenos últimamente, siendo un mercado emergente de gran tamaño en el comercio internacional. Lamentablemente, para un producto nuevo como la avellana, la entrada al mercado mencionado está obstaculizada por varios factores, sobre todo, las restricciones fitosanitarias que existen actualmente, y que se han convertido en la principal barrera del crecimiento del negocio del avellano.

Pregunta, objetivos e hipótesis:

El fruto seco del avellano europeo en Chile es un producto emergente que puede convertirse en uno de los principales de la canasta de exportación agroalimentaria chilena, de ser solucionados los desafíos que está enfrentando. La presente investigación tiene como fín analizar estos desafíos y entregar recomendaciones. Por lo tanto, la pregunta de la presente investigación es: ¿cuáles han sido los principales desafíos de la consolidación del Avellano Europeo chileno en el mercado internacional?

Para responder la pregunta de investigación, es necesario cumplir con los siguientes objetivos. El objetivo general del estudio es, entonces:

Identificar los principales desafíos del aumento de exportaciones chilenas de avellanas y su participación en la canasta exportadora de Chile.

Por su parte, los objetivos específicos del estudio son:

- Revisión de los antecedentes del cultivo y producción del avellano europeo en Chile;

- Análisis comercial del avellano europeo;

- Análisis de los principales desafíos del aumento de la participación de las avellanas en el mercado.

- Propuestas de solución ante las restricciones fitosanitarias que enfrentan las exportaciones chilenas del avellano europeo en el mercado asiático.

La hipótesis de la presente investigación sería la siguiente:

La participación más alta del avellano europeo proveniente de Chile en la canasta exportadora chilena y consolidación de Chile como país exportador de avellanas es posible de ser solucionados los obstáculos sanitarios y fitosanitarios que estos envíos actualmente enfrentan.



Metodología:

Para lograr el objetivo propuesto, se realizó un análisis de las estadísticas de comercio de avellanas para identificar las tendencias de exportaciones chilenas y del mercado mundial, y también se realizaron varias entrevistas semiestructuradas a representantes del sector privado y público para determinar los desafíos del mercado y posibles soluciones a éstos.



Revisión bibliográfica:

El tema del cultivo del avellano y sus proyecciones se ha discutido en varias ocasiones en distintas conferencias, seminarios y presentaciones de y para los productores y exportadores de fruta seca en Chile. Sin embargo, no hay ningún trabajo científico que se refiera a los obstáculos que enfrente esta fruta.

La información que será utilizada para este trabajo consistirá principalmente de las siguientes fuentes:

- información estadística de la industria1;

- informes, presentaciones de foros, seminarios;

- artículos de sitios web y revistas como Infoagro.com, DirectorioFruta, PortalFruticola, RedAgrícola y otras;

Cabe mencionar que el año 2004 dentro de la Universidad de Chile, Escuela de Ciencias Forestales fue presentado la memoria de grado, sobre Prospección del Comercio del Fruto de la Avellana y sus Productos Derivados en la Región Metropolitana, que describe los factores agroclimáticos, producción y mercado del Avellano Chileno (Gevuina avellana) el cual es una especie distinta al Avellano Europeo y no tiene ningún vínculo con el Avellano Europeo (Corylus avellana L.), en el cual se enfoca el presente trabajo.

El trabajo que explica de forma más detallada como empezó y se desarrolló el negocio del avellano fue realizado por el Ministerio de Agricultura de Chile1. El trabajo se refiere al plan de negocio del avellano en Chile, y fue utilizado como fuente durante la realización del presente estudio, pero no realiza explicito análisis comercial del avellano. Otro trabajo importante para el presente estudio de caso es de Jaime Bravo, ODEPA2, donde el autor realiza un análisis comercial completo, incluyendo exportaciones, importaciones y situación del avellano en Chile. Sin embargo el trabajo fue realizado en el año 2013 y se refiere a la información comercial del año 2011, mientras el presente trabajo utiliza información actualizada del año 2013.

A pesar de que la presente investigación pueda utilizar la información existente, incluyendo materiales estadísticos, el desafío será analizar los obstáculos que presenta el mercado de este producto a nivel nacional e internacional.

I. ANTECEDENTES DE CORYLUS AVELLANA L. EN CHILE

Corylus avellana L., familia Betulacea, es la especie que en Chile es conocida como Avellano europeo, para diferenciarlo de Gevuina avellana, esta última una especie nativa más emparentada a la macadamia. Se considera que el avellano tiene su origen en Asia Menor, de donde fue importado por los griegos.1

En España el cultivo del avellano se expandió a mediados del siglo XIX, como consecuencia del arranque de viñas, por la crisis de la Filoxera y la importancia de algunas regiones en el comercio de frutos secos.

Se estima que la fruta se introduce a Chile a mediados del siglo XIX por inmigrantes europeos. A pesar de ser introducida, la presencia de esta especie era desconocida y, por lo mismo, no tuvo desarrollo comercial hasta los fines de los 90. Plantas del avellano crecían en forma salvaje o en huertos de reducida superficie en el Sur de Chile, desde la VII a la X regiones, donde los propietarios desconocían la especie y nunca lograron su producción.2

Como la mayoría de las demás especies de frutos secos, el avellano producido hoy fue introducido a Chile en forma de semilla. En 1985 en la ciudad de Linares se establece el huerto comercial del avellano europeo más antiguo del país, a partir del cual se difunde el material madre de la variedad “Barcelona Chilena”, actualmente más exportada y cultivada desde la Región de Maule a Los Lagos. El pionero en el negocio fue la empresa Agrícola La Campana SPA, establecida en la Región de Maule, cuyo presidente Jaime Armengolli trajo semillas del avellano de las variedades Giffoni, TGL, y Tonda Romano en 19893 con el fin de comercializar el producto terminado como Avellana entera sin cáscara, Avellana Tostada, Avellana granizada, Harina, Aceite de Avellanas etc.1, enfocado principalmente en el mercado nacional y países más cercanos de la región.

En la década de los 90, una empresa italiana desarrolló plantaciones en las Regiones de Maule y Araucanía (XII y IX Regiones), que hoy ocupan una superficie de cerca de 10.000 hectáreas de cultivos comerciales, con aptitud industrial, para la elaboración de chocolate. Esta empresa, llamada Ferrero Spa, presente en 38 países del mundo (plantas de producción en 18 países)2, se establece en Chile como FruticolaAgriChile. La firma ha promovido también la plantación de al menos otras 3.500 ha por parte de productores independientes, a quienes ha suministrado las plantas y les ha asegurado la adquisición del producto a través de contratos con primera opción de compra3.

Michel Ferrero tenía varios motivos para buscar un nuevo abastecedor de avellanas para su producción y al final llegar a establecerse a Chile.

El avellano europeo tradicionalmente se ha cultivado en zona climática mediterránea, ubicándose el 99% de los cultivos en el hemisferio norte, siendo los principales productores: Turquía (con cerca de 70% del total), Italia y Estados Unidos. En la Figura 1 se puede apreciar la participación de los países en la producción mundial desde el año 1985 a 2005.

En la fuerte dependencia del mercado del avellano europeo de Turquía, Michel Ferrero veía varios riesgos tales como:

- riesgos comerciales por efectos político sociales, control del precio por parte del gobierno turco (el gobierno terminó la intervención en los precios recién el año 2009;

- riesgos Extraordinarios (ej.: Chernobil) y catástrofes naturales;

- riesgo climático producto de heladas y sequías hemisféricas.

Figura 1. – Producción Mundial de Avellanos 1985-2005





Fuente: Muchnik Eugenia W. Análisis Económico, Rentabilidades y Proyecciones del Avellano Europeo (2007)

En la Figura 2., se pueden evaluar las fluctuaciones del precio FOB de la avellana sin cáscara con respecto a la cosecha en Turquía.

Figura 2. Evolución del precio de la avellana sin cáscara con respecto a la cosecha en Turquía



Fuente: Presente y Futuro de la Industria de Fruta Seca, PNC (2013)

Estos riesgos fueron la principal razón por la que esta chocolatería empezó a buscar nuevos campos para su propia producción de avellanas. Chile fue considerado el mejor destino para la inversión, porque según Frutícola Agrichile “Chile es el país donde se pueden producir avellanas al costo más bajo a nivel mundial”.1

Efectivamente, comparando con otras especies de fruta seca, el avellano europeo es una relativamente fácil de establecer y manejar: puede ser plantado en suelos de menor valor comercial que no son aptos para otros cultivos2, el costo del establecimiento y manejo del huerto es relativamente bajo, la cosecha se puede realizar en forma manual o mecanizada sin provocarle daño al fruto y el secado posterior del fruto no requiere procesos complejos, dependiendo del tamaño de huerto. Estas características del fruto explican la explosión del cultivo en Chile, ya que puede ser una opción una opción viable incluso para un agricultor más pequeño3, que no necesitará mano de obra intensiva en caso de cosecha manual, pues ésta consiste en recoger los frutos del suelo; y contará con canales de comercialización ya establecidos.

Desde el punto de vista de los ingresos, el avellano es un cultivo de retornos por hectárea moderados, por lo que es fundamental mantener sus costos debidamente acotados. En este sentido, es importante elegir adecuadamente la zona de plantación y considerar la prevención anticipada de plagas y enfermedades. Zonas de excesiva pluviometría podrían aumentar la presión de enfermedades de origen bacteriano, obligando a establecer programas fitosanitarios difíciles de sustentar económicamente.1

Los factores mencionados arriba hicieron que el cultivo de avellanos se haya convertido en una inversión atractiva para muchos empresarios chilenos. Entre ellos están Jürgen Paulmann, la familia Böttiger y Eduardo Elberg que han apostado por el fruto2 debido a que, según los datos de los productores, una inversión de US$ 4.000 por hectárea trae ganancias de US$ 5.000 por hectárea al octavo año3 .

Según el estudio realizado por el Ministerio de Agricultura de Chile el año 2006, donde fue presentado el proyecto del plan de negocios del avellano europeo en Chile, debido a poca experiencia chilena en el cultivo del avellano, fue imposible evaluar la rentabilidad del avellano producido en Chile, por lo que fue tomado como referencia el precio al productor de avellano en Oregon, Estados Unidos. Se estimó el precio de retorno al productor chileno de US$ 1,50 por Kilo de avellana con cáscara, un valor más conservador que el que se esperaría para los productores de Oregon.4

El estudio estableció que la implementación de un huerto de una hectárea significaría un costo de 2.098.558 millones de pesos (US$ 3.805 de acuerdo al tipo de cambio de abril de 2014 ($552) y 4.418 con el tipo de cambio de $475 aplicado en el estudio5), como se observa en la Tabla 1.

Tabla 1. Avellano europeo: costos de establecimiento de un huerto de una hectárea





Fuente: Resultados y Lecciones en Avellano Europeo (2008)

Según el estudio, el inversionista debe disponer de $2.098.558 para la implementación del huerto más de $532.823 como capital de trabajo, para solventar los costos de operación durante los primeros tres años.1

Los costos directos según el estudio realizado se estiman en $223.429 el primer año y podrían alcanzar $518.002 en un huerto que tiene sobre 7 años con su capacidad productiva, considerando la cosecha manual y secado de fruta en galpones. Éstos costos incluyen: Fertilización, Control de malezas, Control de plagas y enfermedades, costos de cosecha y riego (ver Tabla 2).

El estudio no considera el costo de la tierra, haciendo el supuesto de que el cultivo de avellanos es realizado por un agricultor que dispone de tierra en la zona y su uso tiene un costo reducido o nulo.2

Los costos indirectos fueron estimados en $150.000 anuales por hectárea y se calcularon como un promedio por unidad de superficie de un huerto de 20 hectáreas. Éstos incluyen a un administrador de tiempo parcial y gastos relacionados con la gestión del mismo (que se estiman en $ 600.000 anuales, un equivalente de $ 30.000/ha). 1

Tabla 2. Avellano europeo: Costos directos totales para 1 ha por año





Fuente: Resultados y Lecciones en Avellano Europeo (2008)

El costo de la mano de obra se estimó en $7.500 por jornada persona.2

Como se había indicado previamente, el precio de retorno al productor, tomado como referencia es US$ 1,50 por un kilo de fruto. El tipo de cambio que aplica es de $475/USD.

De acuerdo a la información señalada arriba, el margen bruto del proyecto sería como se muestra en la Tabla 3.

Tabla 3. Avellano europeo: Ingresos, Costos directos y Margen bruto


  1   2   3   4


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal