Universidad de san carlos de guatemala



Descargar 1.16 Mb.
Página7/38
Fecha de conversión24.03.2017
Tamaño1.16 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   ...   38

Lista de Dosis de Suplementos de Fluoruro—1994


Aprobada por la Asociación Dental Americana, la American Academy of Pediatrics y la American Academy of Pediatric Dentistry

Edad

Nivel de Ion de Fluoruro en el Agua Potable (ppm)*

 

<0.3ppm

0.3-0.6ppm

>0.6ppm

Nacimiento – 6 meses

Nada

Nada

Nada

6 meses-3 años

0.25 mg/día**

Nada

Nada

3 - 6 años

0.50 mg/día

0.25 mg/día

Nada

6 -16 años

1.0 mg/día

0.50 mg/día

Nada

*1.0 ppm = 1mg/litro ** 2.2 mg fluoruro de sodio contiene 1 mg del ion de fluoruro. (141)

CARIES TEMPRANA DE LA INFANCIA
La caries dental es la enfermedad crónica más frecuente en la infancia. La Caries Temprana de la Infancia (CTI) es una forma muy rápida y severa de esta patología, que afecta a los dientes temporales.
Caries Temprana de la Infancia (CTI) es el término que reúne a muchos conceptos empleados en el pasado como:

  • Caries del biberón – Síndrome del biberón

  • Caries rampante

  • Caries asociada a hipoplasias (caries circular) (22)

La caries temprana de la infancia, antes conocida como caries por biberón o síndrome de biberón se debe a múltiples factores: físicos, biológicos, ambientales, conductuales, hábitos alimenticios y de higiene. Esta enfermedad se puede prevenir y por lo tanto se debe hacer énfasis en la higiene y en los hábitos alimenticios. (22)


La caries de la temprana infancia (CTI) es una forma particularmente virulenta de caries que afecta a los niños más pequeños, y que puede causar grandes estragos en la dentición de los infantes en un período de tiempo particularmente corto.
Los primeros dientes afectados son los incisivos maxilares. Las lesiones cariosas pueden extenderse rápidamente a otros dientes primarios. Se ha determinado una clara relación entre los hábitos alimentarios inadecuados y la salud oral. Esta enfermedad representa un importante problema de salud pública en muchos países del mundo, ya que su prevalencia ha alcanzado proporciones epidémicas entre niños pertenecientes a los países en vías de desarrollo, en los que las condiciones de desnutrición son comunes, pero también en las poblaciones de bajos recursos económicos en los países desarrollados.
Los niños de alto riesgo se ven en la necesidad de ser sometidos a costosos y complejos tratamientos invasivos muy temprano en la vida, sin que los servicios de salud pública, de muchos de los países, puedan brindar los tratamientos requeridos en forma satisfactoria.
Entre los factores relacionados con el patrón de caries de la enfermedad, se ha mencionado la cronología de erupción de la dentición primaria, la duración de la presencia de hábitos alimentarios deletéreos el patrón de succión infantil, así como la producción salival y el papel protector de la lengua para los incisivos inferiores.
Las mayores prevalencias se advierten en los países en vías de desarrollo, en los que las condiciones de desnutrición son comunes. Pero también las comunidades pertenecientes a las clases sociales menos favorecidas de los países desarrollados se ven afectadas por la enfermedad. Según la Organización Panamericana de la Salud (2001), la CTI afecta preferentemente a niños con bajo peso al nacer y con carencias, sea cual sea su etnia o cultura, y puede existir una predisposición a la enfermedad por la presencia de hipoplasias de esmalte, como consecuencia de un estado nutricional deficiente durante el embarazo y los primeros años de vida. (22)
En sus estadíos más avanzados, la enfermedad presenta signos y síntomas como:

Caries rampante y/o severa.

Existencia de hábitos nutricionales deletéreos en el paciente.

Genera deglución atípica.

Trastornos en el crecimiento y desarrollo de los maxilares.

Problemas de estética, fonética y articulación de las palabras.

Desórdenes gastrointestinales.

Infecciones bacterianas que pueden conducir a bacteremias.

Alteraciones psicológicas.
Debido a lo antes enunciado, la CTI afecta negativamente la calidad del vida de los infantes, ya que, además, con frecuencia se presenta dolor agudo o crónico, problemas masticatorios, limitación en la cantidad de alimentos ingeridos y problemas para conciliar el sueño, tanto antes como después de los tratamientos dentales.
La resolución clínica de la condición requiere de extensos tratamientos rehabilitadores que, frecuentemente, deben ser realizados bajo anestesia general o sedación; pero también se da el hecho de que los padres encuentran insalvables obstáculos para lograr el acceso al tratamiento requerido a través de los servicios de salud pública en un tiempo prudencial. Sin embargo, estos esfuerzos pueden resultar insuficientes, como lo demuestra el hecho de que en Costa Rica el niño preescolar tiene 4 veces el riesgo de no ser atendido en los servicios odontológicos, comparado con un niño escolar de 10 a 12 años. (38)
Se ha demostrado ampliamente que la caries dental es una enfermedad infecciosa y que el streptococcus mutans (sm) es el agente etiológico bacteriano primario de la caries dental en el ser humano. El potencial odontopático de este microorganismo se relaciona con sus características de adherencia y su naturaleza acidógena y acidúrica. (22)


1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   ...   38


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal