Universidad Internacional San Isidro Labrador Sede Pérez Zeledón Enseñanza del Español



Descargar 0.67 Mb.
Página5/17
Fecha de conversión01.07.2017
Tamaño0.67 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   17

2.6 MINISTERIO DE EDUCACIÓN PÚBLICA

2.6.1 ANTECEDENTES


De acuerdo con el artículo Nº 81 de la Constitución Política de la República de Costa Rica, la educación es función del Estado, el cual debe organizar su sistema educativo y crear las instituciones y servicios que sean necesarios. El Estado debe costear la educación primaria y secundaria de manera que esta sea gratuita a la población costarricense. Todo lo mencionado anteriormente es posible a través del Ministerio de Educación Pública (MEP), el cual está integrado de la siguiente manera:


  • Un Ministro de Educación

  • Dos viceministros

  • Asesores del circuito

  • Directores de instituciones educativas

  • Docentes

  • Asesores técnicos y administrativos

Este conjunto de personas lucha por el mejoramiento de la educación en general, facilitando la formación de individuos que deseen sobresalir en una sociedad donde únicamente destacan aquellas personas que posean un alto grado académico o estatus social.


2.6.2 FINES DE LA EDUCACIÓN COSTARRICENSE


De acuerdo con la Ley Fundamental de Educación de 1957 (portal.unesco.org/) los fines de la educación corresponden a lo siguiente:

  • Formar ciudadanos amantes de su patria, conscientes de sus deberes, de sus derechos y de sus libertades fundamentales, con profundo sentido de responsabilidad y de respeto a la dignidad humana.

  • Contribuir al desenvolvimiento de la personalidad humana.

  • Formar ciudadanos para una democracia en que se concilien los intereses del individuo con los de la comunidad.

  • Estimular el desarrollo de la solidaridad y de la compresión humana.

Conservar y ampliar la herencia cultural, impartiendo conocimientos sobre la historia del hombre, las grandes obras de la literatura y los conceptos filosóficos fundamentales.

2.6.3 RETOS DE LA POLÍTICA EDUCATIVA DE CARA AL SIGLO XXI


De acuerdo con el Consejo Superior de Educación (www.oei.es/quipu/costarica) los retos de la política educativa de cara al siglo XXI son los siguientes:


  1. Propiciar un desarrollo que armonice las relaciones entre el ser humano y la naturaleza en un marco de respeto por la diversidad cultural, social, ética y de un sentido de responsabilidad de los actuales habitantes, con respecto a las necesidades de las futuras generaciones.




  1. Contribuir a formar ciudadanos con una visión integral, que puedan pensar en forma crítica y rigurosa, capaces de aprender a aprender.




  1. Ser un instrumento eficaz para cerrar la brecha en las clases sociales, crear nuevas oportunidades de ascenso social y suscitar la participación activa de todos los costarricenses en la solución solidaria de los problemas.




  1. Generar recursos humanos para elevar la competitividad y productividad nacional e integrar exitosamente el país a la economía mundial.




  1. Contribuir al pleno desarrollo de la personalidad del educando con sentido altruista, inspirador, incorruptible y humanista. También es importante tener presente que la política educativa se nutre de tres fuentes filosóficas. Las cuales son la humanista, la racionalista y la constructivista.

Según Wikipedia (es.wikipedia.org/wiki/Humanismo) la fuente humanista se refiere al movimiento intelectual confía en el ser humano, en su razón y en su capacidad para cultivar todas las ramas de la sabiduría

La fuente racionalista (es.wikipedia.org/wiki/Racionalismo) se refiere al papel de la razón en la adquisición del conocimiento, en contraste con el empirismo, que resalta el papel de la experiencia sobre todo el sentido de la percepción.

La fuente constructivista (es.wikipedia.org/wiki/Constructivismo) se refiere a que el ser humano adquiere el conocimiento a través de un proceso de construcción individual y subjetivo de manera tal que son las teorías las que determinan la percepción del mundo.



2.6.4 PROPUESTAS TECNOLÓGICAS DEL MEP


Según se indica el sitio (noticiascolegios.com) El Ministerio de Educación pretende que los estudiantes expongan proyectando dibujos, gráficos y plantillas en pantallas retráctiles, naveguen en Internet, ideen revistas digitales y vídeos en el aula, entre otras prácticas tecnológicas. “Al menos 27.000 estudiantes del país cuentan con equipo tecnológico en sus colegios, gracias al Programa Nacional de Innovación Educativa, impulsado por el Ministerio de Educación Pública (MEP). Cerca de 100 colegios públicos de diferentes zonas del país son parte de este proyecto, que pretende fortalecer el desarrollo de destrezas en los jóvenes, permitiéndoles mayores y mejores oportunidades”, se menciona en dicho artículo.

Según la propuesta del MEP, la idea es que los estudiantes cuenten con herramientas para desarrollar proyectos y experiencias creativas en talleres. Las autoridades educativas buscan fortalecer la conformación de comunidades de aprendizaje en ambientes creativos, dinámicos e innovadores, mediante el uso de herramientas pedagógicas no convencionales.

Esta dotación de recursos se enmarca dentro del eje programático “Calidad de la Educación” que el MEP ha venido desarrollando con el objetivo de fortalecer la calidad y pertinencia académica de la educación; de manera tal, que los estudiantes adquieran y desarrollen el conocimiento, la sensibilidad y las competencias necesarias para una vida útil y plena.


2.7 LA ENSEÑANZA DE LA LITERATURA

2.7.1 DEFINICIÓN DE LA LITERATURA


Según indica Wikipedia (es.wikipedia.org/wiki/Literatura) La  literatura es el arte que utiliza como instrumento la palabra. Por extensión, se refiere también al conjunto de producciones de una nación, de una época o de un género y al conjunto de obras que versan sobre un arte o una ciencia.

En el siglo XVII, lo que hoy se denomina «literatura» se designaba como poesía o elocuencia. Durante el Siglo de Oro español, por poesía se entendía cualquier invención literaria, perteneciente a cualquier género y no necesariamente en verso. A comienzos del siglo XVIII se comenzó a emplear la palabra «literatura» para referirse a un conjunto de actividades que utilizaban la escritura como medio de expresión.


2.7.2 LA LITERATURA EN COSTA RICA


Tiene antecedentes en la colonia y marcada influencia europea. Al ser Costa Rica un país joven, su literatura también lo es, y se puede iniciar su historia hacia finales del siglo XIX. Además ha tenido poca influencia más allá de las fronteras y, con algunas excepciones, ha carecido de estudios suficientes.

Tal y como afirma el teórico literario Álvaro Quesada: "La formación de una literatura nacional en Costa Rica se asemeja, en líneas generales, a la formación de otras literaturas nacionales en países latinoamericanos.(es.wikipedia.org/wiki/Literatura_de_Costa_Rica

Ese proceso forma parte de un esfuerzo más amplio, la construcción o invención de la 'nación', como una 'comunidad imaginada' más que una realidad sustantiva: esfuerzo que a su vez, responde a un proyecto de unificación y centralización del poder económico, político e ideológico, alrededor de un grupo hegemónico criollo ligado a la exportación de productos agrícolas para el mercado internacional." (Uno y los otros, San José: EUCR, 1998: 17.)

Según esto, la conformación de la literatura costarricense fue similar a la del resto de América Latina, especialmente la de Centroamérica. Y si bien ya desde el siglo XIX hay ejemplos de autores que aún hoy gozan de reconocimiento, específicamente aquellos pertenecientes a la "Lira costarricense" (recopilada por Máximo Fernández entre 1890-1891), como Aquileo J. Echeverría o Lisímaco Chavarría; o los de la "Generación del Olimpo", como Carlos Gagini y Ricardo Fernández Guardia, no es sino hasta el siglo XX que se puede hablar de una literatura más coherente y consolidada, tal es el caso de Joaquín García Monge, Carlos Luis Fallas, Carmen Lyra, Yolanda Oreamuno, entre otros.


2.7.3 PROPÓSITOS DE LA LITERATURA


Este tema es de suma importancia en la enseñanza del español en secundaria, a su vez se encuentra incluida en gran cantidad en los programas de estudio ofrecidos por el Ministerio de Educación Pública.

Álvaro Quesada señala: “literatura enriquece el aprendizaje de quienes practican este hábito, ya que toda persona que entre al Sistema Educativo Costarricense debe seguir un proceso de lectura y escritura que es adquirido en las escuelas y que se enriquece en secundaria, la práctica de la lectura fomenta el nivel de comprensión de cada individuo y a su vez lo hace más atento y abierto para expresar mensajes tanto de forma oral como escrita”. (es.wikipedia.org/wiki/Literatura_de_Costa_Rica).


2.7.4 APORTES DE LA LITERATURA A LA EDUCACIÓN


El Real Decreto, del 29 de diciembre del 2006, por el que se establecen las enseñanzas mínimas correspondientes a la Educación Secundaria Obligatoria contiene en el punto 4 de su Artículo 7 lo siguiente: “La lectura constituye un factor primordial para el desarrollo de las competencias básicas”. De este modo, se puede ver que la literatura contribuye en gran medida en el desarrollo de las competencias básicas. A la competencia en comunicación lingüística lo hace acrecentando el uso del lenguaje en general, por medio de la adquisición del vocabulario, así como de los conocimientos de distintos ámbitos, además de la construcción, interpretación y comprensión de textos orales y escritos.

Por otra parte, si se toma en cuenta que la literatura es una manifestación artística, también contribuye a la competencia cultural y artística. La competencia para aprender a aprender se adquiere a través del conjunto de saberes conceptuales y procedimentales que se derivan de las actividades de comprensión y composición de textos. Además, por medio de su análisis y creación, se llega a la competencia para la autonomía e iniciativa personal.

Vista la importancia de la literatura en el desarrollo de las competencias básicas, se procura aclarar el concepto de “educación literaria”, para posteriormente ver cuál ha sido su evolución a lo largo de la historia y cuál es su situación actual, teniendo en cuenta que es fundamental para que los alumnos puedan alcanzar un adecuado desarrollo personal y social.

El Diccionario de la Lengua Española de la Real Academia Española (RAE) define el término educación como la “instrucción por medio de la acción docente”. Según la Wikipedia, la educación se materializa en la serie de habilidades, conocimientos, actitudes y valores adquiridos, produciendo cambios de carácter social, intelectual, emocional, entre otros, en la persona que, dependiendo del grado de concienciación, será para toda la vida o por un periodo determinado, pasando a formar parte del recuerdo en el último de los casos.

El término “educación literaria” está íntimamente relacionado con la competencia literaria, que es definida por Aguiar e Silva (teoria-de-la-literatura_5.html) como un saber que permite producir y comprender textos. Según este autor, se trata de un modelo elaborado a partir de la gramática del texto y no mediante una gramática literaria de la frase. Así pues, proporciona una visión en la que la unión de lectura y escritura son las claves para la adquisición de la competencia literaria. Por ello, entran en juego la adquisición de hábitos de lectura, así como la capacidad de disfrute, además, de diversos aspectos de tipo estético, cognoscitivo, lingüístico y cultural, sin olvidar que la literatura influye grandemente en la educación en valores.

De todo ello se deduce que la expresión “educación literaria” implica que la finalidad de la enseñanza de la literatura es formar lectores competentes.


2.7.5 IMPLICACIONES DE LA EDUCACIÓN LITERARIA


Como señala Felipe Zayas, en su artículo “Un proyecto de escritura a partir de la Égloga I de Garcilaso de la Vega” (www.fzayas.com), la educación literaria implica:

- Descubrir la lectura como experiencia satisfactoria fundada en la respuesta afectiva del lector: este se emociona con la intriga; se identifica con los personajes; reconoce en el texto su propia experiencia vital como experiencia humana; descubre mundos alejados de su experiencia inmediata; contrasta su propia interpretación con la de otros lectores; percibe estéticamente el lenguaje, entre otros.


- Aprender a construir el sentido del texto, es decir, a confrontar la visión que tiene el lector de sí mismo y del mundo con la elaboración cultural de la experiencia humana que le ofrece la obra literaria.
- Conocer las particularidades discursivas, textuales y lingüísticas de los textos literarios, características que están condicionadas históricamente y configuran los géneros o formas convencionales de la institución literaria mediante las que la humanidad ha simbolizado su experiencia.

2.7.6 LA LITERATURA Y SU IMPORTANCIA PARA LA EDUCACIÓN


Es fundamental tener presente que el sentido primario de la formación literaria es enseñar a leer, es decir, dar claves de interpretación para que los alumnos descubran que en el discurso literario operan los mismos factores y las mismas reglas con que se hablan todos los días, pero además, esas reglas se desarrollan de forma compleja.

La literatura es una experiencia estética y, como señalan Brioschi y Girolamo en Introducción al estudio de la literatura (www.agapea.com/), “el lector aprenderá tanto más a moverse con independencia, cuanto más haya elaborado criterios de gusto, fundados no en el simple “me gusta o no me gusta”, sino en una curiosidad más amplia y una apertura intelectual menos práctica”.

De esta manera, se tiene una misión, entre otras, como profesores de literatura: hacer que la literatura sea un placer para los alumnos. Sin embargo, no se debe olvidar que el “placer del texto” es fruto del esfuerzo y que esto exigirá una programación de lecturas que sean cada vez más difíciles para los alumnos, así como las actividades adecuadas para facilitar esa lectura.

Daniel Pennac, (www.eumed.net/rev/ced/02/apgg.htm) con respecto a este tema señala, “que no hay que obligar a los niños a leer lecturas aburridas, sino contagiarles el amor por la lectura. En relación con ello, crea su conocido decálogo en el que se exponen los derechos imprescindibles del lector:

1.- El derecho a no leer

2.- El derecho a saltarnos las páginas

3.- El derecho a no terminar un libro

4.- El derecho a releer

5.- El derecho a leer cualquier cosa




Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   17


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2019
enviar mensaje

    Página principal