Universidad nacional de la plata



Descargar 60.16 Kb.
Fecha de conversión10.01.2018
Tamaño60.16 Kb.
UNIVERSIDAD NACIONAL DE LA PLATA

FACULTAD DE PERIODISMO Y COMUNICACIÓN SOCIAL

SEMINARIO PERMANENTE DE TESIS – 2008

Lic. Mario Migliorati – Lic. Pamela Vestfrid – Juan Angona
VI Congreso Virtual

La tesis en comunicación. Centralidad de los antecedentes y el estado del arte en la elaboración del Plan de Tesis”


EL DEBATE SOBRE LA PROHIBICIÓN/LEGALIZACIÓN DEL ABORTO EN LA ARGENTINA DEL SIGLO XXI.

La construcción de los discursos institucionales y producción/reproducción de esos discursos en los medios de comunicación. Análisis comparativo de los modos de producción de discursos”
Micaela Natalia Quiroga

mmqqcontacto@hotmail.com

Palabras claves: género, aborto, sexualidad, comunicación institucional, medios de comunicación, análisis de discurso


Resumen
En la ponencia se expondrá el proceso de producción de la tesis sobre el debate del aborto entre 2002 y el 2007. Se analizarán los discursos de los actores que intervienen en la puja por la criminalización/despenalización, lo cual se plantea en dos niveles. La discusión extramediática, analizando los discursos de las organizaciones: ONGs a favor de la despenalización y Episcopado. En el caso de las ONGs, definiciones institucionales en relación al tema presentes en sus páginas webs y comunicados. Respecto a la Iglesia, los documentos de la Asamblea y comunicados. En el segundo nivel, se abordarán las repercusiones de aquellos discursos en los diarios Página12 y La Nación. En sentido teórico, se busca comparar los modos de producción de discursos institucionales y mediáticos. Para la ponencia, las investigaciones que se considerarán como antecedentes son, de Laura Klein, “Fornicar y Matar”, que desarma los argumentos pro y anti aborto. Asimismo, de Mónica Codina: “Iglesia, Política y Comunicación”; donde analiza el discurso de la Iglesia. También, la tesina de grado de la Facultad de Comunicación de la UBA, de Laura Cohen: “¿Hijos del instinto o hijos del deseo? Anticoncepción oral y sexualidad de las mujeres en la prensa de los setenta”. De July Cháneton: “Desbordes de Género en la Prensa”, donde analiza el rol de los medios durante el tratamiento de la Ley de Cupos. Estos últimos son claves porque sus enfoques coinciden con el que se propone esta investigación (modelos de análisis de discurso de Eliseo Verón y de sexualidad de Michael Foucault).

Introducción
En esta ponencia se pretende dar cuenta del proceso de producción de la tesis de investigación sobre el debate respecto al aborto en la Argentina del siglo XXI. El tema de análisis debe definirse como la producción de los discursos institucionales sobre la prohibición/legalización del aborto entre los años 2002-2007. Para el abordaje de esta discusión se tendrán en cuenta dos niveles de análisis diferentes.

Por un lado, el análisis de los discursos institucionales de las organizaciones más importantes que participan en este debate. A saber: por un lado, las organizaciones de mujeres que pugnan por la legalización/despenalización, según el caso, de esta práctica; por otro, la Iglesia católica argentina en su representación oficial, el Episcopado.

En el primer caso, el corpus de análisis se recortará en función de dos productos comunicacionales diferentes: el discurso institucional definido en el sitio web de las organizaciones (el nosotras) y los comunicados de prensa, ambos vinculados con los significados atribuidos a la práctica y los argumentos en pos de la legitimación de sus posiciones.

En el caso de la Iglesia, se considerarán los documentos emitidos por la Asamblea Plenaria del Episcopado y los comunicados de prensa difundidos por el Área de Comunicación Social de la institución, ambos siempre que estén vinculados con las definiciones institucionales respecto a la práctica del aborto.

Se busca desentrañar, desde la perspectiva del análisis de discurso institucional, aquellas representaciones, latentes y manifiestas, que se ponen en juego en los argumentos de cada una de las instituciones y que definen su identidad. Asimismo se pretende, desde la contextualización de la enunciación de esos discursos, establecer algunos lineamientos de las condiciones de producción de los mismos.

En el segundo nivel de análisis, se pretenden abordar las repercusiones de estos discursos en los diarios, en sus ediciones digitales, La Nación y Página 12. Para ello, se plantea la misma metodología de análisis de discurso pero desde el enfoque mediático. Se proyecta analizar las representaciones y argumentos seleccionados para incluir en las noticias. Se busca, además, establecer una cuantificación de tales repercusiones: cantidad de noticias en las cuales aparecen como fuentes las organizaciones en cuestión. Asimismo, es objetivo de este trabajo rastrear las huellas en los discursos-noticias que dan cuenta del proceso de producción de los mismos.

Se considerarán las ediciones digitales de los medios teniendo en cuenta que las condiciones de producción de la tesis suponen una adecuación a la disponibilidad de recursos y fuentes. En este sentido, los “buscadores” de los diarios, si se establece una estrategia de búsqueda acertada en función de la elección precisa de palabras claves (categorías de análisis), resultan una fuente de información conveniente y asequible.

El recorte temporal del corpus es desde el 1 de enero de 2002 hasta el 31 de diciembre de 2007. Esta delimitación no es arbitraria. Encuentra fundamento en los cambios acaecidos en el país respecto al debate del tema. Se considera el tratamiento por parte del Congreso argentino de la Ley de Salud Reproductiva y Procreación Responsable, desde los primeros meses de 2002, como un punto de inflexión en cuanto al debate público de la temática. Vale destacar que, a fines metodológicos, no se considerarán todas las noticias publicadas en los medios sobre la temática. Un análisis de estas características sería inabarcable. Se propone más bien un recorte, a partir del establecimiento de una línea de tiempo, que contemple una serie de nudos en el debate en torno a hechos claves entre los cuales deben mencionarse: el debate parlamentario sobre la mencionada ley; la postulación y consiguiente designación de la jueza de la Corte Suprema de Justicia, Carmen Argibay (quien se declaró públicamente a favor de la despenalización del aborto); los fallos emitidos por diversos juzgados respecto al aborto no punible, entre otros.

Finalmente, es para destacar que los dos niveles de análisis propuestos tienen un objetivo implícito en sentido teórico vinculado con la formación académica del Plan de Estudios 1998 de la Facultad de Comunicación de la Universidad Nacional de La Plata, en la que esta ponencia y su correspondiente tesis se inscriben. Durante el ciclo básico, buena parte de las materias introducen al alumno en la disciplina de la Comunicación desde una perspectiva predominantemente mediática. Las materias anuales y por ende troncales del Ciclo Básico son: Gráfica I, Audiovisual I, Radio I, Análisis de la Información, Textos I y II. Para quienes eligieron la Orientación Planificación, este es el caso, este perfil académico básico opera como contrapunto de la formación del Ciclo Superior. En el caso de Planificación se aborda la Comunicación desde lo institucional no mediático y los contenidos del Ciclo Básico permiten al estudiante tener una perspectiva integral de las áreas de intervención del comunicador. Sin embargo, puede cuestionársele al Plan que no se incluyan entre las primeras materias contenidos mínimos vinculados con la Orientación Planificación. Es por ello que este estudio se propone efectuar un cruce entre los conocimientos adquiridos en el Ciclo Básico orientados a la Comunicación Mediática y los del Ciclo Superior orientados a la Comunicación Institucional.

Asimismo, esta pretendida complejidad supone la dificultad de limitar el presente estudio a un único programa de investigación. Este encasillamiento podría limitar la integración sintética de los conocimientos adquiridos a lo largo de la carrera, el cual es uno de los objetivos tácitos del proceso de producción de la tesis de grado.

De cualquier modo, esta tesis debe encuadrarse en el cruce de dos programas de investigación. Por un lado, en el Programa de Comunicación y Política, considerando a la Iglesia católica y a las organizaciones de mujeres como actores sociales que intervienen en el debate sobre la criminilazación/despenalización/legalización del aborto a partir del establecimiento de estrategias de comunicación política.

Vale aclarar que la inscripción en este Programa es de alguna manera forzada. Una mayor precisión en esta alineación supondría la creación de un nuevo espacio de intervención, en este sentido el presente estudio opera humildemente como un disparador para nuevas discusiones, orientado al análisis de los discursos institucionales evitando así reducirlos únicamente a lo político.



Por otro lado, el trabajo debe incluirse en el Programa de Comunicación, Periodismo y Medios, porque se plantea el estudio de los modos de producción de discurso de los medios. El objetivo es evidenciar representaciones, latentes y manifiestas, en los modos de producción de los mismos que se inscriben en un contexto determinado y que dan cuenta de una construcción de la realidad, mediática, peculiar.
El estado del Arte: categorías de análisis y recorridos teórico-prácticos
La temática del aborto ha sido abordada desde diferentes ángulos y disciplinas. La investigación bibliográfica ha dado numerosos resultados. Para esta exposición se han seleccionado cuatro trabajos que presentan coincidencias teóricas significativas respecto al abordaje planteado precedentemente.

En primer lugar, se ha elegido el reciente trabajo de la filósofa, poeta y ensayista argentina, Laura Klein, Fornicar y Matar: el problema del aborto1. Las democracias contemporáneas se esmeran por generar acuerdos en todos los planos de la vida política. El irresoluto debate en torno al aborto se erige como un cuestionamiento abierto al triunfo de la libertad y la igualdad entre las personas: a la reivindicación de los derechos humanos y el derecho a la vida. “Este libro, como defensa de la legalización del aborto, es una calamidad: desactiva los argumentos para legalizar el aborto como derecho humano, y repudia –no desautoriza– sus razones2”. Es esta la primera línea del prefacio al libro que comienza con una provocación directa a las organizaciones de mujeres que pretenden encuadrar el derecho a la legalización del aborto en la esfera de los derechos humanos. Más adelante, la autora planteará que estas organizaciones, al llevar la discusión al terreno de los derechos humanos, han caído en la trampa de las organizaciones denominadas pro-vida. Han fracasado, preocupadas por evadir los dedos que las acusan, en la lucha por poner en el centro de la escena, las singularidades de las experiencias del segundo sexo. La pretendida asepsia de los discursos feministas contemporáneos borran de la escena las huellas del crimen; el aborto es una prueba de las dos faltas morales, en conjunción, más violentas cometidas por las mujeres en el ejercicio de un poder ilegítimo pero efectivamente practicado: fornicar y matar. El trabajo de Klein posee una singularidad que no se ha registrado en ningún otro análisis sobre la temática. Desarticulando los juegos del lenguaje hasta su punto más elemental, la autora efectúa un análisis histórico y semiótico sobre los significados atribuidos pretérita y contemporáneamente a la práctica del aborto. Completa cada uno de los apartados con un análisis etimológico de las categorías incluidas en el debate. El análisis comienza con un fuerte cuestionamiento a los argumentos a favor y en contra del aborto en el marco de los derechos humanos. La reivindicación de estos últimos, según la autora, representa una prueba de la necesidad permanente por parte de la democracia de reafirmarse y, por ende, evidencia el fracaso en la ratificación de la igualdad entre las personas. Los genocidios contemporáneos han puesto en jaque a las democracias. Los derechos humanos han pretendido salvarla de estas acusaciones: “El ‘derecho a la vida’ es hijo del genocidio nazi y de la complacencia occidental (…) Más que una conquista, la Declaración de 1948 fue un síntoma, una confesión pavorosa de las amenazas que pesan sobre las vidas humanas en las democracias modernas3 ”. Más adelante la autora dirá, en referencia a los planteos de la organizaciones de mujeres, que “al reclamo de considerar los derechos de las mujeres como parte de sus derechos humanos subyace uno de los ideales más dañinos del mundo contemporáneo: que cuanto más general es una teoría, más valiosa es. Que más vale lo que nos identifica que lo que nos distingue4 ”.

Finalmente, Klein plantea que la única reivindicación verdaderamente legítima de la práctica del aborto radica en poner en el centro de la escena a las abortantes. Son ellas quienes verdaderamente padecen y ejercen el poder sobre la vida del zigoto5. Habría que oír sus razones y sinrazones. Resultarán más interesantes que los argumentos científicos y morales a favor y en contra del aborto. Lo hacen en forma privada e ilegal. Por ejercer ese poder clandestino es que son condenadas. Negar el ejercicio de ese poder, victimizar a la mujer que aborta, es el primer y gran error en la disputa. Es un error porque, precisamente, la práctica del aborto es la que evidencia que la mujer no es débil, ni desapoderada, ni irresponsable; menos aun inocente.

La centralidad del abordaje de Klein, en relación con la presente investigación bibliográfica, radica en dos ejes claves:

- La desarticulación de los argumentos de las organizaciones de mujeres vinculados a los derechos humanos. No se puede oponer el derecho a la vida de una frente al derecho a la vida de otro; representa una contradicción sin salida. Este razonamiento invisibiliza además, reproduciendo sin querer el mismo procedimiento de los considerados pro-vida de los grupos religiosos, la connotación eminentemente sexual del aborto.

- En la era del biopoder, definido por Michael Foucault, como el derecho-poder que se arroga el Estado nacional moderno sobre la vida y los cuerpos humanos, la regulación de los mismos a partir de la multiplicación de dispositivos, materiales y discursivos, es la forma más difundida de control social. No puede olvidarse que la definición material del Estado moderno se encuentra en el monopolio de la coerción: el surgimiento de la violencia legítima. El Dios moderno es el único que decide quién vive y quién muere. La autora identifica demasiadas coincidencias entre la condena social y legal al aborto y la eutanasia. La fecundación (el coito) y la eutanasia (la muerte, el suicidio), son los temas de mayor interés para el Estado moderno en su afán por introducir dispositivos de control en esos momentos, los más privados, de la vida.

Estos dos ejes son fundamentales en la construcción de un marco de análisis para la investigación propuesta. Por un lado, porque los debates contemporáneos en torno al aborto, en sus dimensiones comunicacionales tanto institucionales como mediáticas, giran en torno al encuadre dentro de los derechos humanos (sean la Iglesia, las organizaciones de mujeres o los medios de comunicación). Como categorías de análisis, los derechos reproductivos y sexuales, la construcción de cada uno de ellos en relación a los derechos humanos serán claves en el análisis de discurso que se propone. El trabajo de Laura Klein resulta, conceptualmente, el más coherente en la argumentación de los analizados hasta la fecha; el más honesto intelectualmente; el más preciso y profundo en el abordaje de la temática. El hecho de que la autora se desentienda de la necesidad, siempre presente en el debate, de emitir un juicio a favor o en contra del aborto es la razón principal que se le plantea a quien suscribe esta ponencia para adscribir al enfoque teórico-histórico de Fornicar y Matar.

En segundo lugar, se ha seleccionado el artículo, de Mónica Codina, “Iglesia, política y opinión pública6”. La autora es doctora en Filosofía, profesora de Deontología de la Comunicación de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Navarra7. Este trabajo es el más heterogéneo de los que se eligieron para el presente abordaje del estado del arte de la cuestión. Podrá inferirse esto del encuadre institucional de la autora, vinculada a una Universidad que adscribe a la doctrina del Opus Dei, la más conservadora de las organizaciones católicas. Sin embargo, la búsqueda de diversidad de enfoques que guía este trabajo obliga a la inclusión de la mayor heterogeneidad de posturas posibles.

El artículo de Codina se posiciona en las antípodas del estudio efectuado por Klein. En la introducción de su exposición, la autora plantea que “resulta necesario reconocer la supremacía de la religión, la ética y la cultura si se quiere encontrar una medida para la vida política8”. El trabajo de Codina se propone exponer las características que debiera tener una estrategia de comunicación institucional de la Iglesia católica para presentar a la sociedad de modo adecuado su identidad. Asimismo, define el rol de los profesionales de la comunicación en su pretensión de “cooperación en la creación de una opinión pública sensible hacia el bien del hombre9”.

La autora comienza su trabajo con una exposición sobre la relación, en el espacio público moderno, de las diferentes dimensiones y actores en juego. Establece una tesitura de base según la cual el sistema político democrático como “alternancia de partidos, tiende a generar situaciones de dominio pragmático sobre la vida pública”. Y cuestiona la legitimación de las decisiones políticas únicamente mediante el voto popular. Desde esta perspectiva, la Iglesia Católica se erige como contralor de los partidos políticos y los gobernantes. Se propone así una deseable determinación por parte de la Iglesia sobre la política. Sobre la base de esta tesitura, Codina se realiza una serie de interrogantes: ¿Cómo puede comunicar la Iglesia su mensaje identitario a la sociedad para la “creación de una opinión pública sensible al bien del hombre10”? ¿Cómo puede la Iglesia adecuar su mensaje al mundo contemporáneo de tal modo que logre un efectivo impacto en la opinión pública? ¿Cuál es el rol del comunicador en este proceso?

Luego de estos planteamientos, la autora expone uno de los principales desafíos a los que se enfrenta la Iglesia en la actualidad: la existencia de una confusión entre libertad religiosa e indiferencia. Este planteamiento es, en realidad, un juicio de corte moral cuestionable en cuanto al sustento científico-argumentativo. Así, tal afirmación no es acompañada por datos precisos que permitan confirmar la existencia de la confusión por parte de la opinión pública. El escenario planteado por Codina es en realidad un juicio a priori que no requiere ninguna constatación práctica.

Al avanzar un poco más en aquellas máximas que debiera respetar la Iglesia al encarar una adecuada comunicación institucional, la autora plantea la necesidad de formalizar los procesos de comunicación estableciendo la figura de una autoridad comunicativa que determine el contenido de los mensajes. Esta debe ser encarnada por las jerarquías eclesiásticas según cada jurisdicción: el Papa, los Obispos o los presidentes de las Conferencias Episcopales. Asimismo plantea que esta figura, si la jerarquía así lo cree conveniente, puede ser encarnada por un portavoz, sacerdote o laico. A su vez, cree oportuna la intervención, en la producción de los mensajes, de un profesional de la disciplina para dar a conocer de modo correcto la identidad y misión de la Iglesia. El profesional de la comunicación que se erige como portavoz debe ser un “profesional de la doctrina y de la realidad de la Iglesia11”.

También plantea las características con que debe contar el mensaje institucional. En primer lugar, debe estar enmarcado en una estrategia de comunicación con objetivos “claros y precisos” que faciliten el conocimiento de la realidad y sus acciones en la esfera pública. Además, la estrategia de comunicación debe evitar el escándalo, ser ágil, evadir la publicidad indirecta sobre materiales considerados inmorales y la confusión (la autora señala como ejemplo el error cometido por la Iglesia al pronunciarse sobre la publicación del libro “El código Da Vinci”).

La estrategia, según la autora, no debe ser una respuesta permanente a las crisis de comunicación sino más bien una anticipación a los problemas y su objetivo primordial debe ser la generación de una agenda propia.

Para Codina, los mensajes deben ser “pocos, claros, entendibles en su contenido por todos y positivos12”. También se debe operar en la incidencia sobre líderes de opinión y profesionales de la comunicación que se desempeñan en los medios.

En cuanto a los temas de los mensajes, plantea que en ellos se debe buscar romper los estereotipos asociados a la Iglesia, comunicar las acciones de caridad, sobre finanzas y transparencia en el manejo de los fondos, lo mismo que sobre temas sensibles que se discuten en la esfera pública mediática (por ejemplo la propuesta de abstinencia sexual respecto al problema del SIDA) lo cual supone establecer una estrategia que compense la imagen negativa que puede generar en la opinión pública.

Luego la autora plantea una serie de ejemplos donde la Iglesia se comunicó estratégicamente con la opinión pública, abordando a los medios de comunicación de forma coherente y logrando por parte de estos el respeto a las peculiaridades organizacionales de la Iglesia. Codina propone un uso social de las nuevas tecnologías de comunicación y establece como función de la Iglesia incidir en la generación de conciencia sobre la responsabilidad social de los empresarios y profesionales que gerencian y trabajan en los medios de comunicación.

De los conceptos y tesituras planteadas por Codina, en primer lugar se rescata el señalamiento de los principios católicos sobre la comunicación que será de gran utilidad a la hora de analizar las condiciones de producción y las huellas de estas en el discurso de la Iglesia católica argentina. Esto en cuanto al registro utilizado, las ideas fuerza y los recorridos que llevan a configurar un discurso que busca persuadir a los eventuales receptores para que adscriban a los postulados católicos.

Se debe destacar, asimismo, las oportunidades estratégicas que plantea la autora como los momentos claves donde a Iglesia debe “salir a hablar” con la sociedad civil y los contenidos ideales de los mensajes, lo cual permitirá constatar en qué medida la institución religiosa argentina se mueve según los patrones que debiera presentar una comunicación oficial de estas características.

Se disiente con la autora respecto a los reiterados juicios morales que atraviesan todo el cuerpo del artículo y que no encuentran ni consenso público ni asidero científico, algunos de los cuales han sido precedentemente señalados. Resulta valedero aclarar que no existen tampoco coincidencias respecto a la existencia de una verdad universal incuestionable (la verdad de cristo) y otras derivaciones similares provenientes de la doctrina católica. La singularidad de este trabajo radica en su recorte y en el análisis sobre la coyuntura peculiar donde la Iglesia se inserta cuando se propone establecer una estrategia de comunicación. Este marco de análisis resultará clave a la hora de analizar el discurso institucional de la Iglesia católica local.

En tercer lugar, se considera la tesina de grado de Laura Cohen13, sobre el tratamiento de la prensa periódica durante la década del 60’ en cuanto al inicio de la comercialización en Argentina de los anticonceptivos orales.

Cohen comienza su exposición plateando la relación entre sexualidad y maternidad, analizándola desde la confluencia teórica que supone una investigación histórica, la relación entre sexualidad y poder, y el análisis de discurso. Este entrecruzamiento de enfoques epistemológica y teóricamente coherente permite vislumbrar la evolución de los discursos a lo largo de la historia y el necesario encuentro de huellas que hacen a la configuración de los mismos durante la década del 60’.

Vale destacar que la perspectiva propuesta por Cohen presenta diversas similitudes con la planteada en esta Ponencia en tanto referencia del proceso de producción de la tesis de grado. A saber: aborda la investigación desde la perspectiva planteada por Eliseo Verón en la Semiosis Social14, sobre el análisis de discurso. Asimismo, retoma la relación entre discurso, poder y sexualidad planteada por Michael Foucault en Historia de la Sexualidad15. También efectúa un racconto histórico sobre la evolución de las prácticas anticonceptivas a lo largo de la historia (en la presente investigación, el mismo análisis de la evolución histórica se aplica a la práctica del aborto) y los discursos referidos a ellas.

Luego, Cohen da cuenta de las prácticas anticonceptivas en relación a los discursos médicos, estatales y religiosos. En este caso, el análisis sobre los discursos religiosos y científicos en cada época histórica también presenta coincidencias con esta propuesta de investigación, aunque en este último caso se busca abordar con mayor profundidad los discursos de la Iglesia católica y de las organizaciones de mujeres sobre el aborto.

La tesista analiza en forma concisa la historia de las organizaciones de mujeres, las diferentes vertientes dentro de las mismas y la pugna por la “libertad sexual”. En el recorte temporal efectuado, sondea asimismo la forma en que la anticoncepción oral modificó las demandas de las organizaciones de mujeres respecto al disciplinamiento de los cuerpos. Luego avanza en una definición más exhaustiva del corpus de análisis constituido por 36 notas publicadas en revistas entre los años 1963 y 1972 (24 notas en semanarios de política y opinión y 12 en revistas dirigidas a la mujer).

Se trata de publicaciones orientadas a personas de estratos medios y altos de la población. El objetivo central del trabajo es el análisis del lugar que ocupaba la sexualidad de las mujeres en la prensa gráfica en ese período, a través del los discursos de la Iglesia, el Estado y los médicos, en su versión mediática.

También pretende dar cuenta de cómo esos discursos se fusionan para el sostenimiento del orden imperante en cuanto al lugar y roles de la mujer en la sociedad.

Uno de los ejes claves que guían el trabajo es el discurso del Estado sobre la natalidad y el rol de los medios en tal sentido. Desde esta tesitura, los medios de comunicación, más que reflejar los cambios culturales que supusieron en la vida de las mujeres el consumo de la píldora, como estrategia de iniciativa femenina en el control de la natalidad, se ocupan en realidad de posicionarse a favor o en contra de los planteamientos que por esos años efectuaba la Alianza para el Progreso, impulsada por Estados Unidos. Esta estrategia política del norte planteaba la necesidad de reducir las tasas de natalidad de los países subdesarrollados con el fin de disminuir los índices de pobreza.

Primera Plana, una revista de actualidad política, es el único medio que se declaraba explícitamente a favor del control natal y los postulados de la Alianza para el Progreso, aunque sin mencionarla explícitamente. Sin embargo, en ningún momento se brinda espacio en el medio para que sean las mismas mujeres quienes referencien su experiencia respecto al uso de la pastilla. Sumado a esto, en el resto de las noticias analizadas, Cohen observa la predominancia de fuertes resistencias a esta nueva práctica.

La conclusión a la que llega es que todos los discursos mediáticos reproducen estereotipos femeninos vinculados con el control social sobre la sexualidad de las mujeres. Asimismo, identifica en los discursos temores típicos de época respecto al desborde que supondría el control por parte de las mujeres sobre su sexualidad, temores respecto al cambio de conducta sexual de las mujeres por el uso de la píldora que configuró efectivamente una modificación en la relación de poder entre los géneros. Llamativamente, Cohen destaca que las revistas de mujeres reproducen con mayor fuerza los estereotipos femeninos que los semanarios de actualidad política que se dirigen predominantemente a los hombres.

El debate durante la década de 1960 respecto a sexualidad y política, como se dijo, se vinculaban más bien con posturas pro y anti natalistas. En este sentido, el debate actual respecto al aborto, adquiere una connotación formal también dual, aunque su contenido se centra en los derechos humanos, a favor o en contra de proteger la vida de las mujeres o del embrión. La dualidad del debate en torno a la sexualidad suele presentarse así en forma recurrente y con el eje del debate desviado de la cuestión central. No es extraño que habiendo ingresado ya Argentina en el siglo XXI, el uso de las pastillas anticonceptivas sigue cosechando resistencias por parte de los sectores más conservadores.

En cuanto al trabajo de July Cháneton16, presenta características similares la propuesta en la presente ponencia y el enfoque es equiparable también al expuesto por Cohen. De hecho, Cháneton es tutora de la tesista antes citada. También efectúa un cruce entre las perspectivas teóricas de Verón y Foucalut. El artículo de Cháneton, se da cuenta del proceso de investigación a partir del cual se analizan “fragmentos del discurso de la prensa periódica” sobre la aprobación legislativa de la Ley de Cupo femenino en 1991. la autora explica que “mediante el análisis de discurso se relacionan figuras y estrategias enunciativas cuyos efectos de sentido intervienen en el juego más amplio de producción social de las relaciones de género”.

Cháneton plantea así el rol de los medios en la legitimación de estereotipos asignados socio-culturalmente a roles femeninos y masculinos. Reconoce las significaciones socialmente construidas por los medios. Cháneton, retomando a Verón, hace referencia a las peculiares gramáticas de producción de los medios. Destaca que los medios no son meros reproductores de los significados hegemónicamente atribuidos a los roles de género, aunque sea esto lo que ocurre con mayor frecuencia, sino que también operan en menor medida como productores de significaciones sociales alternativas.

La investigadora, luego de definir el marco teórico, plantea una serie de condiciones históricas y sociales que dieron lugar al tratamiento legislativo de la Ley de Cupo femenino y su consecuente aprobación. Parte de la existencia de un problema: la situación de desigualdad de las mujeres en la representación política legislativa. Siempre según la autora, el tratamiento legislativo, la consiguiente exposición mediática y la aprobación de la Ley; supusieron una toma de conciencia por parte de la sociedad sobre la existencia del problema y la propia responsabilidad en el estado de la cuestión.

El eje clave que guía el trabajo es “seguir las operaciones discursivas y sus correspondientes efectos de sentido”. La autora encuentra en una proporción más que importante de las noticias analizadas huellas de los estereotipos asociados a la feminidad. Estos podrían resumirse en dos títulos: “mujeres al borde de un ataque de nervios” y “quieren guerra17”. Localiza, sin embargo tres artículos donde la noticia supone un análisis complejo y diferente sobre el tratamiento de la ley en el recinto.

Una búsqueda similar se pretende abordar en el proceso de investigación sobre el aborto al cual se refiere esta ponencia. Localizar categorías, órdenes de registros y corrientes histórico-sociales encuadrados en un contexto determinado.

Para concluir, creo que los cuatro trabajos seleccionados para esta ponencia resultaron cada uno con su singularidad aportes claves en el proceso de investigación bibliográfica. Al ponerlos en relación con la investigación que se pretende llevar a cabo se presentaron sistemáticas coincidencias metodológicas, teóricas y epistemológicas. Por supuesto el trabajo sobre Iglesia y Política de Mónica Codina es el más heterogéneo. Se presenta como un análisis autoreferencial, teniendo en cuenta que el contexto de análisis corresponde con el objeto de estudio (Codina se desenvuelve como docente de la Universidad de Navarra, institución de corte católico). Sin embargo, el más provocador es el de Laura Klein. Fornicar Matar, términos de una misma relación; una práctica con un comienzo y un fin políticamente imperdonables. Este último trabajo es recomendable como lectura obligatoria a la hora de emprender una investigación sobre la práctica del aborto. Un análisis profundo abordado desde la filosofía, la etimología, la historia y la sociología. Los últimos dos trabajos se destacan en función de la temática (género) y la metodología (análisis de discurso). El trabajo de Cháneton presenta una minuciosa conceptualización de la Semiosis Social y un ácido análisis de las noticias. El trabajo de Cohen presenta grandes lineamientos sobre la historia de la anticoncepción y la descripción de un importante momento de cambio en las relaciones de poder entre los géneros.



1 Klein, Laura; Fornicar y Matar: el problema del aborto; Buenos Aires; 2005; Editorial Planeta.

2 Op. Cit. Pag. 13.

3 Op. Cit. Pag. 268.

4 Op. Cit. Pag. 303.

5 “Célula huevo que resulta de la fecundación o unión de las células reproductoras o gametos”. Diccionario de la lengua española; Madrid; 2005; Espasa-Calpe.

6 Codina, Mónica; Iglesia, Política y Opinión Pública; en Doxa Comunicación: revista interdisciplinar de estudios de comunicación y ciencias sociales; Universidad San Pablo-CEU; Madrid; 2006; ISSN 1696-019X; Revista Nº 4; pags. 173-188.

7 “Desde 1952, la Universidad de Navarra está vinculada al Opus Dei, institución de la Iglesia Católica fundada por San José María Escrivá de Balaguer, que difunde el mensaje de que el trabajo y las realidades ordinarias son camino de vida cristiana. La Prelatura del Opus Dei presta los medios espirituales y pastorales necesarios para que la Universidad pueda mantener y desarrollar su identidad cristiana”; en http://www.unav.es/informacion.

8 Op. Cit. 6.

9 Op. Cit. 6.

10 Vale destacar que aquí el bien del hombre no se define según la tradición de la teoría política sobre el bien común, sino en cuanto a la verdad revelada, la verdad de cristo.

11 Op Cit. 6

12 Op Cit. 6

13 Cohen, Laura Mariana; ¿Hijos del instinto o hijos del deseo? Anticoncepción oral y sexualidad de las mujeres en la prensa gráfica de los años 60; 2000; Buenos Aires; Facultad de Comunicación de la Universidad de Buenos Aires.

14 Verón, Eliseo; La Semiosis Social; 1999; Editorial Gedisa.

15 Foucault, Michael; Historia de La Sexualidad I - La Voluntad de Saber; 1976; Editorial Siglo XXI.


16Cháneton, July; Desbordes de género en la prensa; Revista Nueva Sociedad; 1995; Buenos Aires; Nº 135; Pag. 92-103; en www.nuso.org/upload/articulos/2393_1.pdf. La autora investigadora argentina, se desempeña en la Carrera Interdisciplinaria

de Especialización en Estudios de la Mujer, Universidad de Buenos Aires.



17 Op. Cit.


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal