Universidad Salesiana de Bolivia formación humano cristiana



Descargar 0.78 Mb.
Página1/13
Fecha de conversión09.04.2019
Tamaño0.78 Mb.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   13
Universidad Salesiana de Bolivia

FORMACIÓN HUMANO CRISTIANA

Ingeniería de Sistemas









Lic. Wendy Carola Cortez Rojas IDS-CP

GESTIÓN: II – 2012

INDICE

Págs.


1
2

2

2



3

3

5



6
7
7
7

11

14



15

15
16


16

16
17

17

18

18


19
19

21

25



27

27
28


28

29

31





PRESENTACIÓN…………………………………………………..…………………..
1. OBJETIVOS…………………………………………………………………………

2. COMPETENCIA………………………………………………………………………..

3. INDICADORES…………………………………………………………………………

4. IMPORTANCIA………………………………………………………………………..

5. ESTRUCTURA…………………………………………………………………………..

6. ORGANIZACIÓN……………………………………………………………………..

7. UTILIDAD……………………………………………………………………………..


  1. CONTENIDO O CUERPO DEL DOSSIER……………………………………….


UNIDAD 1 EL MISTERIO DEL HOMBRE……………………………………………
1. EL SENTIDO DE LA VIDA……………………………………….…………………

2. RESPUESTA DE LAS IDEOLOGÍAS……………………….………………………

3. LA RELIGIÓN DA SENTIDO A LA VIDA………………………….………………

Lectura Complementaria……………………………………………………………….

Prácticas…………………………………………………………………………………
UNIDAD 2 EL HOMBRE ES CAPAZ DE DIOS. ……………………………………
1. El deseo de Dios………………………………………………………………...

2. Las vías de acceso al conocimiento de Dios…………..…………..

3. Doctrina de la Iglesia sobre el conocimiento

natural de Dios………………………………………………………………….

4. El misterio de Dios desborda la limitación humana………..…..

Lectura Complementaria……………………………………………………………….

Prácticas…………………………………………………………………………………
UNIDAD 3 DESAFIOS ACTUALES A LA FE RELIGIOSA………………………….
1. CARACTERÍSTICAS DE LA CULTURA CONTEMPORANEA……………….…

2. LA INCREENCIA……………………………………………………………………..

3. DESAFÍOS Y RETOS PARA LA FE CRISTIANA…………………………….......

Lectura Complementaria……………………………………………………………….

Prácticas…………………………………………………………………………………
UNIDAD 4 DIOS SE REVELA AL HOMBRE………………………………………...
1. LA REVELACIÓN DE DIOS……………………………………………………......

2. LA REVELACIÓN ES UN DIALOGO ENTRE AMIGOS………………………….

3. LA REVELACIÓN ACONTECE EN LA HISTORIA………………………………

Págs.


32

34

34



35
36
36

37

38



46

49

49


50
50

52

53



55

57

57



57
58
58

59

60



61

66

69



70

70
71


71

72

72



74

75

77



79

79




4. LA REVELACIÓN SE REALIZA MEDIANTE SIGNOS……………………..…

5. JESÚS, “MEDIADOR Y PLENITUD DE TODA LA REVELACIÓN…………...

Lectura Complementaria……………………………………………………………….

Ejercicios…………………………………………………………………………………
UNIDAD 5 LA TRANSMISION DE LA REVELACION………………………………
1. LA TRADICION…………………………………………………………………….

2. LA BIBLIA, PALABRA INSPIRADA.…………………………………………………

3. UNIDAD Y VERDAD DE LA BIBLA………………………………………………

4. DIVERSO SENTIDOS DE LA ESCRITURA……………………………………

Lectura Complementaria……………………………………………………………….

Actividades…………………………………………………………………………………

UNIDAD 6 CREO, CREEMOS…………………………………………………………

1. Creo…………………………………………………………………………………

2. La fe, centro y fundamento de la vida del cristiano………….

3. Creemos……………………………………………………………………………

4. La fe encarnada y testimoniada…………………………………………

Lectura Complementaria……………………………………………………………….

Prácticas…………………………………………………………………………………

Ejercicios…………………………………………………………………………………


UNIDAD 7 CREO EN DIOS PADRE………………………………………………….
1. DIOS PADRE DE ISRAEL……………………………………………………………

2. DIOS EDUCA Y CONDUCE A SU PUEBLO COMO UN PADRE…………….

3. DIOS, PADRE DE MISERICORDIA Y DE PERDÓN………………………….

4. DIOS, PADRE DE JESUCRISTO Y PADRE NUESTRO……………………….

5. DIOS SE REVELA COMO TRINIDAD……………………………………………

Lectura Complementaria……………………………………………………………….

Prácticas…………………………………………………………………………………

Ejercicios…………………………………………………………………………………


UNIDAD 8 CREO EN JESUCRISTO………………………………………………….
1. Confesiones de fe……………………………………………………………

2. Jesús es el Mesías (el Cristo) ……………………………………………

3. Jesús es el Señor……………………………………………………………..

4. Creo en Jesucristo, hijo único de Dios…………………………………

5. El misterio de la encarnación……………………………………………

6. Jesús es verdadero hombre………………………………………………

Lectura Complementaria……………………………………………………………….

Actividades…………………………………………………………………………………

Págs.


80

80

81



85

86

88



88

89
90


90

92

92



93

96

97



97

98

98


99
99

101


104

105


106
107

111




UNIDAD 9 CREO EN EL ESPIRITU SANTO…………………………………………
1. El espíritu conduce la Historia de la Salvación a su

plenitud en Cristo……………………………………………………………….

2. La obra del Espíritu Santo en Jesús………………………………………

3. El espíritu de Jesús Resucitado……………………………………………

4. El espíritu de la verdad………………………………………………………

Lectura Complementaria……………………………………………………………….

Actividades………………………………………………………………………………

Ejercicios…………………………………………………………………………………


UNIDAD 10 ESPERO LA VIDA ETERNA………………………………………………
1. La Resurrección desde las experiencias fundamentales…….

2. La Resurrección en el Antiguo Testamento………………………..

3. La Resurrección en el Nuevo Testamento…………………………….

4. La Resurrección de los muertos………………………………………….

5. La Vida Eterna…………………………………………………………………….

Lectura Complementaria……………………………………………………………….

Actividades………………………………………………………………………………

Ejercicios…………………………………………………………………………………

Práctica…………………………………………………………………………………..
UNIDAD 11 MARIA MADRE DE DIOS…………………………………………………
1. María en la Biblia…………………………………………………………………

2. María en la fe de la Iglesia……………………………………………………

3. María en el culto cristiano………………………………………………..

Lectura Complementaria……………………………………………………………….

Práctica…………………..………………………………………………………………
BIBLIOGRAFÍA………………………………………………………………………..

GLOSARIO...…………………………………………………………………………..

PRESENTACIÓN

La materia es Revelación y Fe y la política es encontrar un acercamiento del estudiante a Dios, utilizando todas las estrategias posibles, desarrollando los temas de manera fácil y dinámica, considerando la edad y sus inquietudes. Es necesario que el estudiante encuentre “sentido a su vida” y que ese sentido apunte hacia la moral cristiana y su compromiso en la sociedad.


En Revelación y fe no hay enemistad entre razón y fe, al contrario: la fe confirma y presta a la razón la respuesta a sus preguntas más fundamentales.

En el siglo XV hubo en Ávila un obispo llamado Alonso Tostado de Madrigal (el Tostado), alto exponente del pensamiento de su tiempo. Escribió muchísimo sobre lo divino y lo humano. De ahí que, de los que escriben mucho, se diga aún que «escriben más que el Tostado». Algunas de sus opiniones, que no preocupaban al Papa, resultaban demasiado audaces y sospechosas para algunos. Se cuenta que quienes se ocupaban de ayudarle a bien morir cuando se le aproximaba el lance, querían asegurarse de que amaneciera en el otro mundo con la fe ortodoxa y sin mancha; éstos, por lo visto, marearon la perdiz de tal manera que, sacando fuerzas de flaqueza, el Tostado exclamó: —Yo, ¡como el carbonero!, hijos, ¡como el carbonero!. El carbonero aludido por el buen obispo era muy conocido en Ávila. Se cuenta que en cierta ocasión le preguntaron: —¿Tú en qué crees?. —En lo que cree la Santa Iglesia. —¿Y qué cree la Iglesia?. —Lo que yo creo. —Pero ¿qué crees tú?. —Lo que cree la Iglesia... Y no había modo de apearle de semejante discurso.

Desde entonces, hablar de la «fe del carbonero», es referirse a una fe que ignora razones. Ciertamente la autoridad de la Iglesia, instituida por Jesucristo, es fundamento sólido e indispensable para la verdadera fe de cualquier cristiano. Pero la fe de la Iglesia, a su vez, se funda en razones poderosas, que un buen cristiano no puede desconocer. Sin duda carboneros hay —«que hacen o venden carbón»— que saben más teología que algunos doctores con título académico. Pero si nos quedamos con el sentido original de la expresión, hemos de reconocer que «la fe del carbonero», por así decir, acaba de recibir un varapalo del que muy probablemente no logre recuperarse. Juan Pablo II en su reciente Carta Encíclica Fides et ratio, sobre las relaciones entre fe y razón, con fecha 14-IX-1998, viene a decir, entre otras cosas, que esa no es la fe que demandan Dios, la Iglesia y el siglo XXI.


La revelación es a la vez manifestación y comunicación de Dios; es realidad que lleva a cabo los designios de Dios en la historia humana, y es mensaje que se traduce a términos humanos en labios de los profetas, o de Cristo, para iluminar el mundo misterioso de los acontecimientos salvíficos; porque la Palabra de Dios no se contenta con decir e informar, obra además lo que significa, cambia la situación de la humanidad, procura la vida que anuncia.

La fe realiza el encuentro entre Dios revelador y el hombre. Por medio de la revelación, Dios se abre al hombre en una confidencia amorosa y lo invita a un trato amistoso; y por medio de la fe el hombre responde a la llamada de Dios, se entrega a él y se deja dirigir por su Palabra



  1. OBJETIVOS

  • GENERAL

Desarrollar la capacidad crítica en el análisis de los contenidos referidos al tema, desde un enfoque Trinitario, frente a la problemática religioso – social que se vive actualmente, orientada a la aplicación de la misma, a la propia experiencia de vida, con una actitud introspectiva y de aplicación práctica a su entorno social.

  • ESPECÍFICOS

  • Introducir al alumno en los conceptos básicos del tema Revelación y Fe en sus fundamentos doctrinales basados en las fuentes bíblicas y de la Tradición de la Iglesia.

  • Dar a conocer los elementos centrales del proceso de revelación en la historia de la humanidad.

  • Explicar el tema sobre la revelación a partir de un enfoque centrado en la persona de Cristo, para luego aplicar a la vida de fe del humano.

  • ADICIONAL

Implementar el estilo Salesiano en le proceso enseñanza aprendizaje, enfatizando en los pilares básicos: RAZON, AMOR Y RELIGION.

  1. COMPETENCIA

Interpreta los contenidos del plan amoroso de salvación para el ser humano desde un enfoque trinitario, a partir de las premisas de fe y de la revelación de Dios, aplicándolos a la problemática religioso – social que se vive actualmente, y en su vida personal con una actitud introspectiva y de practica en su entorno social, familiar y laboral.

  1. INDICADORES

  • Redescubre el mensaje de la salvación en su propia vida.

  • Comparte experiencias vividas a favor del Otro, amparado en los fundamentos de la fe cristiana.

  • Anuncia y vive el mensaje recibido con la comunidad.

  • Elaboran un proyecto de vida que manifieste el deseo de seguir creciendo como personas y como cristianos.

  • Hacen una mirada retrospectiva de sus vidas para descubrir el paso del Señor en ellas.

  • Se muestran dóciles y receptivos ante las características con que un joven puede vivir su ser cristiano hoy.

  1. IMPORTANCIA

Lo que queremos lograr es desarrollar un semestre, los once temas, de manera analítica y didáctica, de modo que el estudiante obtenga un conocimiento global de la materia, que aporte y critique constructivamente, que se sienta actor y no espectador. También estamos conscientes que como es primer curso universitario, participan jóvenes con:

  • Diferente formación educativa y religiosa.

  • Que muchos estudiantes no practican la fe católica.

  • Que no les interesa la materia, por que esa no es carrera.

  • Que se debe igualar conocimientos.

  • Que se debe atraer hablándoles de cosas que son importantes para ellos.

  • Que se ilumine su propia creencia.

Creando espacios de reflexión profunda identificándose con la línea de la Iglesia y enseñando doctrina social que lleve a la práctica.

Estamos consientes que estamos llamados a presentar un cristianismo humanizado que responda a las necesidades de los estudiantes y su realidad, en vistas a un compromiso coherente a la visión y misión de la USB.

Implementando los nuevos cambios y criterios en relación a nuevas tecnologías, aprendizaje cooperativo, grupos de trabajo, nuevas formas de ejercicio académico que ayudan a la síntesis de contenidos básicos y su relación con el contexto donde se vive.

Dentro de estas aceptaciones, podremos comenzar a desarrollar la materia con confianza, esperando su participación y aceptando sus criterios que mejoran el programa expuesto.



  1. ESTRUCTURA

La Estructura del Contenido del Dossier está dividida en once unidades organizada de la siguiente manera: La Materia de Revelación y Fe tiene tres momentos:

Encuentro con el Hombre (Unidad 1, 2, y 3)



UNIDAD 1 EL MISTERIO DEL HOMBRE

Introducción. El sentido de la vida. Las respuestas de las ideologías. La Religión y el sentido de la vida.



UNIDAD 2 EL HOMBRE ES CAPAZ DE DIOS

El deseo de Dios. Las vías de acceso al conocimiento de Dios. Doctrina de la Iglesia sobre el conocimiento natural de Dios. El misterio de Dios desborda la limitación humana.



UNIDAD 3 DESAFIOS ACTUALES A LA FE RELIGIOSA

Características de la cultura contemporánea. La increencia. Desafíos y retos para la fe cristiana.

Dios se revela a sí mismo al hombre (Unidad 4 y 5)

UNIDAD 4 DIOS SE REVELA AL HOMBRE

La Revelación de Dios. La Revelación un dialogo entre amigos. La Revelación acontece en la historia. La Revelación se realiza mediante signos. Cristo Jesús, “mediador y plenitud de toda la Revelación”.



UNIDAD 5 LA TRANSMISION DE LA REVELACION

La Tradición. La Biblia, Palabra inspirada, Unidad y verdad de la Biblia, diversos sentidos de la Escritura.

Respuesta del hombre a Dios: la fe (Unidad 6, 7, 8, 9 y 10)

UNIDAD 6 CREO CREEMOS

Creo. La fe, centro y fundamento de la vida del cristiano. Creemos. La fe encarnada y testimoniada.



UNIDAD 7 CREO EN DIOS PADRE

Dios, Padre de Israel. Dios educa y conduce a su pueblo como un Padre. Dios, Padre de misericordia y de perdón, Dios, Padre de Jesucristo y Padre nuestro. Dios se revela como trinidad.



UNIDAD 8 CREO EN JESUCRISTO

Las confesiones de fe. Jesús es el cristo. Jesús es el señor. Jesús es el Hijo de Dios. El misterio de la Encarnación. Jesús es verdadero Hombre.



UNIDAD 9 CREO EN EL ESPIRITU SANTO

El Espíritu Santo conduce la Historia de la Salvación hacía la plenitud. La obra del Espíritu Santo en Jesús. El Espíritu de Jesús resucitado. El espíritu de la verdad.



UNIDAD 10 ESPERO LA VIDA ETERNA

La Resurrección desde las experiencias Fundamentales. La Resurrección en el Antiguo Testamento. La Resurrección en el Nuevo Testamento. La Resurrección de los muertos. La Vida eterna.

Para finalizar con la Unidad 11: María Madre del Señor

UNIDAD 11 MARIA. MADRE DE DIOS

María en la Biblia, María en la fe de la Iglesia, María en el culto Cristiano.

“Quiso Dios, movido por su amor, hablar a los hombres como amigos, tratar con ellos para invitarlos y recibirlos en su compañía” (DV 2). De aquí partimos. Y el hombre, por la fe se entrega entera y libremente a Dios, ofreciéndole el homenaje total de su entendimiento y voluntad. La obediencia de la fe es la respuesta adecuada a la revelación de Dios.


  1. ORGANIZACIÓN

La Organización del Dossier está conformada por dos partes:

  1. INTRODUCCIÓN

  • Carátula

  • Índice

  • Presentación

    • Objetivos

    • Competencias

    • Indicadores

    • Estructura

    • Organización

  1. CONTENIDO O CUERPO DEL DOSSIER

  • Unidades: Conformada por Doce Unidades, donde cada una de ellas contiene las Competencias, la Descripción de la agenda temática donde describe los Temas a profundizar, las Lecturas Complementarias y Prácticas o Ejercicios.

  • Bibliografía

  • Glosario



  1. UTILIDAD

La materia universitaria de Formación Cristiana, responde al lineamiento de la filosofía de la Universidad, es decir, es importante dar una respuesta desde la formación científica, impregnada y en referencia constante a la reflexión y aplicación de los valores del Evangelio. Es buscar constantemente con la seriedad académica, la síntesis de ciencia y fe.

La materia de Revelación y Fe, quiere encontrar un acercamiento del estudiante universitario a Dios, utilizando todas las estrategias posibles, desarrollando los temas de manera fácil y dinámica, considerando la edad y sus inquietudes. Es necesario que el estudiante encuentre “sentido a su vida” y que ese sentido apunte hacia la moral cristiana.

Consideramos que el dossier es de gran utilidad porque analizando nuestras siguientes prioridades se busca lo siguiente:


  • Crear momentos de reflexión profunda, identificada con la línea de la Iglesia.

  • Enseñar una doctrina clara del cristianismo, no sólo como una ortodoxia, sino como ortopráxis es decir que la doctrina y los principios cristianos sean vividos, de modo que se una vida y fe.

  • Presentar un cristianismo humanizador, que no responde ambiguamente, sino en lo concreto de la vida, en lo coherente, lo razonable, que nos invita constantemente a asumir un compromiso total con la carrera y sobre todo con la vida, prioridad que se traduce también, en excelentes profesionales que responden desde su especialidad.


UNIDAD 1

EL MISTERIO DEL HOMBRE

COMPETENCIA: Descubre el misterio del hombre a través del encontrar el sentido de la vida fundamentadas con las respuestas ideológicas, y como la religión influye en sentido de la vida de hombre.

La vida del hombre desde su origen hasta la muerte es un misterio, todas sus aspiraciones, todos sus esfuerzos no le es suficiente para llegar a descubrir y aclarar estos misterios.

En la siguiente unidad veremos cómo las distintas realidades intentan proporcionar respuestas que desde luego son insuficientes, también plantearemos la propuesta que nos brinda la Religión:



  1. El sentido de la vida.

  2. Respuesta de las ideologías

  3. La religión da sentido a la vida.

  1. EL SENTIDO DE LA VIDA

El sentido de la vida, pero nos corresponde a cada uno encontrarle el sentido individual que nos permitirá aprovechar al máximo nuestra travesía por este mundo.

Se trata de encontrar las respuestas particulares a las preguntas ¿De qué se trata la vida?, y ¿Qué vine a hacer aquí? Se trata de respuestas particulares porque necesitamos respuestas que nos sirvan a nosotros.

Es decir, a cada ser humano le toca encontrar sus propias respuestas, a cada cual le toca descubrir su propia verdad. Lo que es útil para uno puede no-tener sentido para otro, y lo que es significativo para este último puede carecer de valor para el primero.

Tal vez al plantearnos estas preguntas por primera vez podrían parecernos como algo fuera de nuestro alcance, y reservado exclusivamente para los grandes filósofos. Pero, los más grandes filósofos comprendieron que esta es una tarea individual, lo cual se encuentra demostrado en la ancestral frase "Conócete a ti mismo"; con la cual lejos de pretender tener las respuestas para toda la humanidad, incentivaban a cada individuo a encontrar su verdad.

Aunque el hecho de encontrarle sentido a la vida no nos es enseñado en la escuela, es de gran importancia para lograr una vida satisfactoria en todos los sentidos. Pues al vivir una vida sin verdadero sentido, cualquier cosa que se hace carece de significado y no se obtiene ninguna satisfacción real.

Lo anterior potencialmente podría hacernos sentir vacíos y darnos la sensación de estar solos. Esto a su vez podría colocarnos en una situación de "estar buscando algo y no saber qué es". Veamos.

Cada época de la historia posee su forma de ver el desarrollo de la vida misma al mismo tiempo emergen preguntas como ¿qué sentido tiene todo?

¿Dónde encontrar el sentido definitivo para nuestra vida? ¿qué permanece? ¿dónde encontrar orientación o ayuda?. Esta como otras preguntas no llegan a responderse con nitidez.

Algunos filósofos aun planteándose la pregunta se fueron de este mundo sin responder satisfactoriamente el problema en cuestión.

Sin embargo el hombre experimenta momentos que simplemente cuestionan:



La felicidad: es una experiencia que se vive de modos diferentes unos con mayor intensidad, otros con menor intensidad, pero sabemos que no podemos alcanzar la felicidad plena, cada instante hermoso se desvanece en el momento menos pensado.

El sufrimiento el mal y la muerte: con éstas el hombre se pregunta con mayor intensidad ¿cuál el sentido del sufrimiento? ¿qué hay después de la muerte? ¿qué queda de mi esfuerzo?

Las respuestas que se brindan a estas preguntan son insuficientes, el hombre aun permanece como una incógnita.


CARENCIA DE SENTIDO


La creencia sobre "evitar el dolor y conseguir el placer" está muy difundida en la actualidad como el supuesto principal motivador de la actividad humana.

Esto se entiende si comprendemos que vivimos en un mundo en el cual la población aumenta continuamente, y competir por trabajo, pareja, riqueza y estatus social se considera la norma.

De aceptar lo anterior, en vez de desarrollar nuestros talentos a niveles asombrosos de los cuales somos capaces, preferiríamos estar comparándonos continuamente a otros. Y de hacerlo, difícilmente emprenderíamos las tareas que nos brindarían satisfacción en la vida.

Es un hecho que un porcentaje de las personas que habitan este planeta no saben por qué están vivas, y ni siquiera piensan en ello. Aun así, una vida sin sentido se hace poco llevadera al pasar el tiempo.

Es por eso que muchas personas se encuentran en situaciones no deseadas después de retirarse, que los desempleados se sienten deprimidos, y aun los ricos y famosos se sienten infelices.

  • LA TRAMPA


Encontrarle sentido a la vida es de vital importancia, pues de otra manera podríamos ser presa fácil de los falsos sentidos. De no ocuparnos en encontrar el sentido de nuestra propia vida, podríamos sentir un vacío en nuestro interior.

En ese caso existiríamos, pero no sabríamos por qué, o para qué. Y esto es algo que nos toca resolver por nuestros propios medios, pues nadie puede decirnos cual es el propósito de nuestra existencia humana, mucho menos como realizar el máximo de nuestro potencial. Para eso tenemos primero que conocernos.

Recordemos que un vacío siempre es llenado, el Universo no permite carencias, y muy profundamente nosotros tampoco creemos en ellas. En ausencia de un verdadero sentido y propósito en la vida, encontraremos alguna otra cosa con que llenar ese supuesto "vacío", y al hacerlo le estaremos dando la espalda (aunque solo momentáneamente) a nuestro impulso interior, que nos motiva a buscar dentro de nosotros mismos las respuestas.

Por el contrario, elegimos algún falso sentido y lo expandimos hasta creer que llenamos nuestra vida. De esta manera elegimos creer que no necesitamos ocuparnos de encontrarle sentido a nuestra existencia. Eso nos hace sentir más cómodos, al menos por un rato.

Pero, ¿Cuáles son estos falsos sentidos que mencionamos? En realidad pueden ser tantos y tan variados como personas existen en este planeta. Veamos.

Una persona podría elegir crear sentido en su vida por medio de la obtención de riquezas, y comenzar así una carrera que le brinde poca satisfacción, con la cual no se identifica internamente, y que termina haciéndole desear estar en otro lugar haciendo algo diferente.

Otra persona podría intentar llenar "el vacío" por medio de las relaciones y sus consecuentes obligaciones y responsabilidades. Puesto que esta persona inicia estas relacionas buscando fuera de sí misma las respuestas que lleva dentro, las mismas se ocupan de señalarse de diferentes maneras, principalmente por medio de una creciente incomodidad e insatisfacción, que ese no es el camino a seguir.

Aunque las relaciones pudieran ser frustrantes, esta persona podría iniciar un círculo de salir de una para entrar en otra, solo porque cree que representan su sentido y propósito.

De hecho, prácticamente cualquier proyecto que iniciemos en la vida podría tener el potencial de generar falso sentido, a menos que encaremos primero lo concerniente a nuestra existencia fundamental.

Por ejemplo, en casos como: ese proyecto en el cual trabajó tanto no dio frutos, esa relación en la cual creyó tanto no resultó a pesar de sus mayores esfuerzos, esa inversión importante que hizo le dejó sin ganancias ni capital.

Cada una de estas situaciones, y muchas otras en la vida, podrían hacerle preguntarse en qué consiste la vida. En realidad es de poca utilidad preguntarse ¿Por qué no dieron frutos estos proyectos?, lo que sí sería significativo es preguntarse ¿Por qué se involucró en ellos en primer lugar?, y ¿Qué esperaba lograr al hacerlo?

Es sólo cuando todas las actividades que realizamos encajan en nuestro plan de vida que podemos obrar coherentemente, y crear un sentido amplio que nos permita manifestar lo que realmente somos.

En caso de no tener un plan de vida, nuestras actividades diarias podrían convertirse en ese plan, y así hacernos vivir la ilusión de que le dan sentido a nuestra vida cuando la realidad es otra, no le brindan más que un sentido fraccionado. Tal vez ocupen nuestros pensamientos y acciones, pero no pueden brindar total satisfacción.

  • ENCONTRANDO SENTIDO


Encontrarle sentido (nuestro sentido) a la vida es una aventura fascinante. Significa creer realmente que nos hemos manifestado y continuamos haciéndolo por un propósito elevado, un propósito que solo nosotros podemos vislumbrar y lograr.

Una vez comprendido esto, dedicarnos a encontrar ese propósito es la elección natural. El camino podría tener altos y bajos, tal vez tengamos que admitir que la causa de nuestra situación actual es haber elegido un substituto barato (algún falso sentido) y haberlo colocado como nuestra principal meta, o deshacer un camino andado para retomar el propio, pero al final las recompensas superan con creces toda la dedicación invertida.

Independientemente del punto de partida, la creación de un plan de vida es esencial. Cada uno de nosotros necesita encontrarle sentido a su vida, saber por qué estamos aquí. Una vez establecido este plan, nuestras actividades y proyectos emergen de y son coherentes con él. De esta manera nuestras acciones adquieren sentido y tomamos conciencia de nuestra capacidad de crear nuestra realidad a voluntad.

Al reconocer todo esto tomamos conciencia de que el sentido de la vida tiene que ver con asumir la responsabilidad de nuestra vida y lo que ocurre en ella, con convertirnos en creadores de nuestra vida en lugar de ser simples observadores pasivos, y que nos encontramos aquí para un propósito único, que solo nosotros podemos realizar.

Podemos entonces dirigir nuestra vida para manifestar ese propósito en nuestra realidad diaria. Y pensar que algo tan grande podría manifestarse a partir de dos sencillas preguntas: ¿De qué se trata la vida?, y ¿Qué vine a hacer aquí?


  1. RESPUESTA DE LAS IDEOLOGÍAS

Las ideologías son formas de pensamiento, pero a diferencia de las respuestas que ofrece la ciencia, las ideologías intentan proporcionar al hombre respuestas globales y una interpretación total de la realidad.

Intenta satisfacer las respuestas que el hombre busca sobre sí mismo y sobre el mundo, aún así desde la también limitaciones como la ciencia. Pretende sin embargo todo de un principio único, este principio es el materialismo, eso puede ocasionar totalitarismos e intolerancia.

Una ideologías sabe que puede ofrecernos ideologías fragmentarias o respuestas incompletas a la preguntas sobre el hombre.

Las ideologías políticas tienen especial atención en nuestros tiempos de ellas deberían encargarse de responder las preguntas sobre nuestra vida social, aún así no son capaz de de responder a la preguntas que será plantea, por ejemplo ¿cómo podemos construir y organizar humanamente nuestra vida social?

La existencia de las ideologías políticas junto a sus acciones políticas aporta mucho a la mejora de las condiciones en manos en el mundo. Intenta alcanzar una sociedad perfecta pero sabemos que sólo cuando el mundo encuentre el s acciones experimentará la perfección.

Casi siempre pretenden que su visión unitaria responde al estado actual del conocimiento científico y supera las ideas “anticuadas” de la fe cristiana De esta manera, se proponen satisfacer la necesidad del hombre de comprenderse a sí mismo y al mundo. Por esta razón lo derivan todo del principio único:



  • De la materia(ideología materialista)

  • Del espíritu que todo lo penetra y en todas las cosas halla simbolizado(espiritualismo, por ejemplo antroposofía)

Su pretensión de ofrecer una visión total de la realidad las lleva casi siempre a servirse de los más variados elementos de las religiones, incluso de elementos cristianos, y a mezclarlos entre sí (sincretismo o mezcla de religiones).

Es ineludible que una visión unitaria como esta no responde ni a la multiplicidad de los fenómenos ni al abismo del misterio del hombre y del mundo.

A diferencia de las ciencias modernas, las ideologías tratan de proporcionar al hombre una imagen global y una interpretación total de la realidad. Casi siempre pretenden que su visión unitaria responde al estado actual del conocimiento científico y supera las ideas "anticuadas" de la fe cristiana. De esta manera, se proponen satisfacer la necesidad del hombre de comprenderse a sí mismo y al mundo. Por esta razón, lo derivan todo de un principio único. O de la materia (ideología materialista), o del espíritu que todo lo penetra y en todas las cosas se halla simbolizado (espiritualismo). Su pretensión de ofrecer una visión total de la realidad las lleva casi siempre a servirse de los más variados elementos de las religiones, incluso de elementos cristianos, y a mezclarlos entre sí (sincretismo o mezcla de religiones). Es indudable que una visión unitaria como ésta no responde ni a la multiplicidad de los fenómenos ni al abismo del misterio del hombre y del mundo. El que quiere derivarlo todo en un principio, fácilmente se vuelve totalitario e intolerante.

Una importancia especial tienen hoy las ideologías políticas. En todas las preguntas por el sentido a que antes hacíamos referencia, lo que está en juego no es sólo el sentido de nuestra vida personal, sino también el de nuestra vida social. Nadie vive para sí solo, sino con otros, para otros y de otros. Todos necesitamos de todos y también todos dependemos de todos. De aquí que la respuesta a la pregunta por el sentido de nuestra vida personal se halle íntimamente vinculada a la realización de un orden político que haga posible la libertad y la justicia para todos. Sería una ilusión replegarse en la felicidad privada. La responsabilidad y la acción política nos conciernen a todos. La pregunta, pues, debe formularse así: ¿Cómo podemos organizar y construir humanamente nuestra vida social? ¿Cómo conseguir que en nuestra sociedad reinen no el poder del más fuerte, la simple violencia, la envidia y el odio, sino la dignidad del hombre, la verdad, la libertad, la justicia y la paz? ¿Cómo es posible armonizar los más diversos intereses de los hombres, de los pueblos, de las razas y las clases? La existencia de ideologías políticas y la importancia de la acción humana son indiscutibles. Fracasan, sin embargo, cuando pretenden dar una respuesta última.

Lo que hemos dicho de la materia o el espíritu, debe decirse también de la sociedad: tampoco ella puede constituirse en un todo único. La pregunta por la felicidad personal o por la muerte no se puede aplazar hasta que algún día exista un orden perfecto y justo. En este mundo, de todos modos, no es posible realizar una justicia perfecta; lo único que se puede intentar es aproximarse a ella más o menos. El hombre concreto, con sus necesidades, preocupaciones, alegrías y miserias, nunca es absorbido por el proceso social. Al contrario, el ser personal de cada uno no es resultado, sino raíz y fin del proceso social. Así, pues, la vida social tiene que orientarse al hombre. De este modo, también en el campo político se plantea la pregunta: ¿Qué es el hombre? Es cierto que las ciencias y las ideologías nos dan, cada una en su campo, importantes respuestas a nuestras preguntas. Pero a la pregunta por el sentido de la vida humana no pueden responder. Ahora bien, sin esta respuesta se quedan faltas de orientación.

En esta falta de orientación consiste la crisis de nuestra época. Las ideas comunes sobre los valores y los fines, de las que han vivido los siglos pasados, se han vuelto para muchos problemáticas. Faltan ideas vibrantes, grandes perspectivas de futuro, valores últimos por los que entusiasmarse y sacrificarse.

El escepticismo y la resignación se están extendiendo. Especialmente los jóvenes sienten un vacío terrible. La producción, el consumo y el bienestar solos no solucionan a la larga todos los problemas.

Es cierto que el hombre necesita pan para vivir, y es un escándalo que muchos no lo tengan, o no lo tengan en medida suficiente, mientras que otros se ven en problemas porque lo tienen en abundancia. Pero el hombre no vive sólo de pan, ni tampoco sólo de trabajo, de placer o de protesta. El hombre es algo más. Necesita amor, sentido y esperanza. Quiere no sólo tener más, sino también ser más.



  • LAS IDEOLOGÍAS POLITICAS

Una importancia especial tiene hoy las ideologías políticas. En todas las preguntas por el sentido a que antes hacíamos referencia, lo que esta en juego no es solo el sentido de nuestra vida personal, sino también en de nuestra vida social.

Nadie vive para sí solo, sino con otros, para todos y de otros. Todos necesitamos de todos y también todos de dependemos de todos. De aquí que la respuesta a ,la pregunta por el sentido de nuestra vida personal se halle intimamente vinculada a la realización de un orden político que haga posible la libertas y la justicia para todos. Sería una ilusión replegarse en la felicidad privada.

La responsabilidad y la acción política nos conciernen a todos. Por ello nos formulamos las siguientes preguntas:


  • ¿Cómo podemos organizar y construir humanamente nuestra vida social?

  • ¿Cómo conseguir que nuestra sociedad reine no el poder del más fuerte, la simple violencia , la envidia y el odio, sino la dignidad del hombre, la verdad, la libertad, la justicia y la paz?

  • ¿Cómo es posible armonizar los más diversos intereses de los hombres, de los pueblos, de las razas y las clases?

La existencia de ideologías políticas y la importancia de la acción política para la mejora de las condiciones de vida humana son in discutibles. Fracasa, sin embargo, cuando pretenden dar una respuesta última.

Lo que hemos dicho de la materia o del espíritu debe decirse también de la sociedad: tampoco ella puede constituirse en un todo único. La pregunta por la felicidad personal o por la muerte no se puede aplazar hasta que un día exista un orden perfecto y justo. En este mundo, de todos modos, no es posible realizar una justicia perfecta; lo único que se puede intentar es aproximarse a ella más o menos. Es decir que hasta tanto el individuo no alcanza la salvación, no puede haber una sociedad perfecta. Mientras tanto existirán también en la sociedad del odio, la envidia, y el conflicto de intereses.

Incluso aunque todos los problemas políticos se resolvieran, permanecería todavía la pregunta por el sentido de la propia vida, de la culpa personal, de la muerte, que cada uno tiene que afrontar. Por todo ello, siempre una tensión entre lo individual y el todo. El hombre concreto, son sus necesidades, preocupaciones, alegrías y miserias, nunca es absorbido por el proceso social.

Así pues la vida social tiene que orientarse. De este modo, también en el campo político se plantea la pregunta: ¿Qué es el hombre?



  • LA CRISIS DE NUESTRA ÉPOCA

Tanto la ciencia como la ideologías ofrece limitaciones, eso significa falta de orientación por lo tanto habrá que buscar otros espacios que nos proporcione respuestas convincentes ya que nos hallamos el una grave crisis en nuestros tiempos.

Es cierto que la ciencia y las ideologías políticas nos dan, cada una en su campo político importantes respuestas a nuestras preguntas. Pero a la pregunta por el sentido de la vida humana no pueden responder. Ahora bien, si esta respuesta se quedan falta de orientación. En esta falta de orientación consiste en la crisis de nuestra época.

Las ideas comunes sobre los valores y los fines, de las que han vivido los siglos pasados se han vuelto para muchos problemáticas. Faltan ideas vibrantes, grandes perspectivas de futuro, valores últimos por lo que entusiasmarse y sacrificarse. El escepticismo y la resignación se están extendiendo. Especialmente los jóvenes sienten un vacío terrible.

La producción, el consumo y el bienestar solos nos solucionan a la larga todos los problemas. Es cierto que el hombre necesita pan para vivir , y es un escándalo que muchos no lo tengan , o no lo tengan en la medida suficiente, mientras que otros se ven problemas porque lo tienen en abundancia . Pero el hombre no vive solo de pan, ni tampoco de trabajo, de placer o de protesta. El hombre es algo más. Necesita amor, paz y esperanza. Quiere no solo tener más sino también ser más. En consecuencia, nuestra situación nos obliga a reflexionar de nuevo, más radicalmente y con mayor profundidad, sobre el fundamento y el fin del ser humano.



  1. LA RELIGIÓN DA SENTIDO A LA VIDA

La experiencia religiosa aparece como una forma de vivir que desarrolla el ser humano cuando la conocido su existencia como don.

El hombre religioso llega a creer no mediante la huida del mundo, de la realidad humana de las situaciones históricas. El resultado de una experiencia religiosa auténtica, es la aparición de una luz que ayudan a discernir entre lo absoluto de lo relativo, entre lo trascendente y lo contingente otorgando a cada realidad su justo lugar.

La religión tiende a esclarecer el sentido de todo lo que existe y acontece, a proponer un destino existente pero desconocido que al descubrirse nos lidera. Esto significa que la vida de los creyentes adquiere una intensidad mayor a la de otros.

LECTURA COMPLEMENTARIA

  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   13


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal