Universidad salesiana



Descargar 0.52 Mb.
Página3/9
Fecha de conversión26.04.2018
Tamaño0.52 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9

LA EDUCACIÓN EN LA INDIA
La filología, la etnográfica y la arqueología del Lejano Oriente han modificado en mucho la imagen de las civilizaciones indostánicas, ya no parece ser la India aquel país misterioso de remotísima antigüedad. Su historia data del año 2000, cuando llegaron a las márgenes del Indo y del Ganges los primeros grupos arios.
La India fue un pueblo pacifico dedicado a la agricultura y al pastoreo. Su vida social fue rígida basada en castas infranqueables: los Brahmanes, o maestros sagrados; los Kshatriyas, o soldados y reyes de la nación; los Vaisyas, o agricultores y comerciante; por último los Sudras, o sirvientes de las otras tres clases. Los Brahmanes poseyeron la mayor influencia y fueron los depositarios de la enseñanza para todo el pueblo. En el siglo VI a.C., adquirió un florecimiento espiritual y religioso de primer orden.
En la India la mayor parte de la educación estuvo en manos de los maestros sagrados. Las leyes de Manù constituyen el libro por excelencia del brahmanismo; por tanto de su educación y el sánscrito la lengua de los libros sagrados.
Toda la cultura intelectual y, por consiguiente, la educación de los indos se fundó en los libros sagrados, los cuales llevan el nombre de Vedas. Estos libros son el tesoro de toda ciencia y conocimiento.
El sistema de castas de la India es el influjo dominante de la educación. Todo individuo nace y permanece en una de las castas sociales, cuyos usos y costumbres, hábitos y practicas y cuya forma de vida ha de aprender y observar. Los Sudras y la mujer están excluidos de toda clase de instrucción.
Por tanto, el primer rasgo característico de la educación en la India radica en que es una educación de castas. La instrucción propiamente dicha se circunscribe a las tres castas superiores de la raza aria; pero aquí también presenta señaladas diferencias, sobre todo en la enseñanza superior
Se tuvo la escuela elemental con enseñanza mutua: La escuela elemental en la India no tuvo organización publica sino se debió a la iniciativa privada. Los maestros pertenecían a las clases superiores y en la casta brahmánica el maestro hubo de ser un brahmán. El que ofende a su maestro pasará después de su muerte al cuerpo de un asno.
A los seis o siete años el niño es enviado a la escuela, la cual es presidida por un Brahmán quien no recibe un salario, sino donativos. La escuela está generalmente al aire libre, bajo la sombra de un árbol protector y en ciertos momentos como la llegada del monzón, se refugiaban en un cobertizo. Todos los estudios tienen un fondo religioso y se lleva con ciertas formulas rituales. Se estudia el catecismo budista y los Vedas, primero oralmente, después fijando en la memoria los preceptos, por medio de la lectura. Los proverbios y las fábulas son la forma literaria para la enseñanza de la moral.
Por tanto, al mismo tiempo que los usos ceremoniales y la instrucción moral se enseñó la lectura, la escritura y la aritmética. Las lecciones son aprendidas en voz alta, donde la disciplina es suave excepto cuando se tiene que aplicar algún castigo corporal ya que las leyes de Manu ordenan el uso de la vara sólo en el caso de que hayan fracasado los otros medios disciplinarios.
El maestro instruye en particular a cada niño y a menudo los mas avanzados trabajan con los que se encuentran rezagados. El aprendizaje de la lectura, íntimamente relacionado con el de la escritura, se realiza en la arena, posteriormente sobre hojas de palmeras y por ultimo, con una especie de tinta en hojas de plátano. La enseñanza de la aritmética comprendió el estudio de las cuatro operaciones elementales.
La educación superior en la India ha recibido desde antiguos tiempos una atención cuidadosa. Las instituciones superiores estuvieron abiertas a los estudiantes de la segunda y tercera casta aunque estaban destinadas principalmente a los Brahmanes. Se impartía en colegios llamados parishades que en sus orígenes contó con tres maestros; mas tarde llegó a tener una veintena, convirtiéndose en una especie de Universidad.
El programa de estudios comprendió un variado repertorio de conocimientos: Religión, gramática, literatura, matemáticas, astronomía, filosofía, derecho y medicina. En las leyes de Manu, brilló el ideal educativo del pueblo:
Así los libros sagrados constituyeron la base y el conocimiento de la cultura intelectual india. Del estudio minucioso de los Vedas, derivó la mayor parte de su sabiduría, que tuvo una base filológica con la fonética, la gramática, la métrica (el arte de enseñar a medir los versos), la liturgia (trata de los ritos), la astronomía. A estas ciencias originales se agregaron otras como: la Jurisprudencia, la leyenda, la lógica y la dogmática. así se integró el sistema de las diez ciencias, a las que después se añadieron la música y la medicina.
En la historia de la India se conoce a este conjunto de ciencias con el nombre de Enciclopedia India; a pesar de la misma, los brahmanes no consideraron a la ciencia como el mas alto designio del hombre, sino como un recurso para elevarse al ámbito místico el cual marcó el sentido y limitación de la pedagogía en la India
Como todo tradicionalismo la educación fue rutinaria y memorística, agravada por el abandono de la instrucción de la mujer y de los parias y por un régimen de castas infranqueable. Sin embargo hay que reconocer en ella dos virtudes: La importancia concedida a la formación del joven y el respeto y veneración de éste al maestro.
Finalmente, en el sistema de la India no se proveyó nada respecto a la educación física. Su ideal de felicidad es una vida consagrada a la comida a la bebida y a dormir; en realidad, el Hindú es por naturaleza apático para el ejercicio físico, por lo cual su escuela elemental no tomó en cuenta esta disciplina.
LA EDUCACIÓN EN CHINA
Izaura Yokohama plantea que la educación en China se centralizó en la filosofía, poesía y religión de acuerdo con las enseñanzas de Kung-Fu Tsé (conocido en el occidente como Confusio), Lao-Tsé y otro filósofos. Koung-Fu-
Tsen (551-478), Confucio, partió del taoísmo creando un sistema de moral de acuerdo con el culto a los muertos. Afirma como Sócrates que la virtud puede enseñarse y su doctrina es un panteísmo naturalista (Dios, que es causa natural, existe en todo lugar). El confucionismo se convirtió en la religión del Estado. Por tanto, la enseñanza moral se apegó a la doctrina de Confucio y su sistema de conducta fue reforzado por las otras dos religiones de china: El Budismo y El Taoísmo
Su existencia como nación no cuenta mas del año 3000 antes de nuestra era. Para algunos investigadores, la historia de China comienza propiamente en el siglo VIII; para otros, los hechos auténticos de su pasado datan del siglo III. A. de J.C., cuando asume el poder la dinastía de los Tsin (de donde, posiblemente, deriva el nombre de China): Con esta dinastía la forma de gobierno de se torna absolutista liquidando para siempre la anarquía feudal, tan frecuente en los siglos anteriores. El emperador es el Hijo del Cielo; sus mandatos son divinos y dispone de un Cuerpo de altos funcionarios, los mandarines, encargados de la administración.
La organización social en China mantuvo como base a la familia y es el pueblo más conservador que conoce la historia donde las dinastías se sucedieron sin interrupción; por tanto, el pueblo permaneció inalterable en creencias e ideales.
El carácter propio de la educación en la China nació de la falta total de idealismo en su religión y en toda su cultura. Su religión se reduce a una serie de fórmulas rituales o ceremoniales. La educación fue forzosa y frecuentemente inculcada a la literatura clásica China; así la enseñanza tuvo carácter político.
En detalle, su educación estuvo confinada al estudio de los libros antiguos. Toda originalidad de pensamiento o de libertad de acción, estuvo estrictamente prohibida y todo esfuerzo tendió a modelar el futuro sobre el pasado.
Consistió en copiar mecánicamente y recitar de memoria textos antiguos, además de escribir ensayos y poemas acerca de ellos. Los escolares que lograban realizar mejor estos fines, reciben las mayores recompensas, como oficios públicos y títulos de nobleza. Así la educación fue comunicar a cada individuo desde su infancia, como se avanza sin obstáculos por la "senda del deber", que no es otra cosa que un conjunto de usos y costumbres, de conocimientos y artes consagrados por el asentimiento milenario de las generaciones.
La profunda raíz de tan extremo tradicionalismo se encuentra en las ideas que tenían los chinos acerca del mundo, de la vida y que Confucio resumió en uno de sus textos.
Cada comunidad sostuvo una o más escuelas primarias, mientras que las grandes ciudades tenían academias y colegios. Los maestros eran, generalmente, competentes y las escuelas estaban instaladas en habitaciones sin confort y sin mobiliarios, donde los niños eran colocados bajo cuidado de un maestro a la edad de seis o siete años.
Los primeros años de instrucción eran consagrados a la lectura y a la escritura; la enseñanza es rutinaria, los alumnos repiten en voz alta lo que dice el maestro. La disciplina es severa; el maestro emplea la reprensión, el castigo, el hambre y la prisión.
Se pueden distinguir:
Educación inicial. Se llevó a efecto en el seno de la familia. "El padre tiene que educar a su hijo desde la más tierna edad, enseñarle a mantenerse de pie, a hablar, a conducirse en sociedad, a conocer los deberes para con los ancianos y los jóvenes". Recién a la edad de siete años comenzaba el aprendizaje de la lectura.
Por su parte, los hijos deben corresponder con creces al amor paterno. "Ninguna posición ni dignidad releva a los hijos de la piedad filial. El poder de los padres es ilimitado”. El mandarín estaba obligado a castigar al hijo de quien se queja el padre.
La gran importancia concedida a la educación familiar, era porque ésta representaba la base de la organización social. El bien del Estado dependía de la vida noble y religiosa de la familia.
Las Escuelas Elemental y Superior. No existió un sistema educativo reglamentado, pero la tradición impuso en dos grados: La enseñanza elemental y la superior. Aquella se impartía a los niños por maestros privados, en la casa paterna o en pequeñas escuelas.
La escuela elemental cumplió con la tarea de mantener las tradiciones ancestrales. Concurrían niños de siete a catorce años y se les dividía en cuatro clases. La enseñanza se practicaba durante todo el día, el juego y reposo se consideraba tiempo perdido.
Se instruyó en la lectura y escritura, que es una ocupación que se prolongaba durante toda la vida (alfabetismo), Debido al carácter complicadísimo de su lengua. la enseñanza alfabética impartida en esta escuela, no va más allá del aprendizaje de las obras literarias. La enseñanza fue dogmática y memorística donde los niños repetían cada palabra pronunciada por el maestro, observando atentamente los caracteres impresos, después se leí de corrido una línea que más tarde debía ser memorizada con la propia entonación del maestro. Una vez logrado esto, cada niño hacía entrega a su maestro de su libro, le volvía la espalda y le recitaba lo aprendido. Si el niño tenía éxito, se comienza el estudio de la siguiente línea y así hasta memorizar todo el libro.
Por lo pronto no se atiende al significado de las palabras y sentencias. Las explicaciones del sentido del libro memorizado se iniciaban cuando se comenzaba la memorización de un libro nuevo. La escritura se enseñaba poniendo debajo de papel transparente los modelos de los caracteres hechos por el maestro. Los libros que sirvieron de base para el aprendizaje de la lectura y escritura estuvieron saturados de preceptos y sentencias morales:
Instruyó además en los rudimentos de cálculo, para lo cual se sirvieron los discípulos de un ábaco contador. Todas las enseñanzas morales y deberes sociales estuvieron comprendidos en las "cinco relaciones" que se enseñaban a cada niño en diez silabas. Se debía saber la relación entre soberano y súbdito, padre e hijo, marido y mujer, hermano y hermana, amigo y amiga. Así como hay cinco sentidos, cinco elementos, cinco gustos, son también cinco las virtudes: Benevolencia, justicia, orden, prudencia y fidelidad.
La enseñanza superior. Tuvo por designio formar a los funcionarios y mandatarios del estado. El joven estudiaba mediante un procedimiento dogmático, los King, que encierran la filosofía ortodoxa y casi toda la historia antigua de China; después la literatura de importantes épocas; la poesía de la dinastía Tang; y, las odas de Li-Tai-Po.
A continuación se emprendía el estudio de los grandes salmos chinos y la historia detallada de la nación, en fin, la filosofía en los comentarios de Confucio. Los ejercicios más importantes fueron las composiciones literarias sobre dicho repertorio de textos donde el alumno obtenía nociones de los minerales, las plantas y los astros. A los 18 ó 19 años, el discípulo podía someterse con éxito a los exámenes que le brindaban las más codiciadas oportunidades de su vida.
La China es, entre todos los pueblos antiguos, el que ha tenido mayor número de escuelas, donde se ha abierto las puertas a todas las clases sociales. Su ideal educativo es que no importa tanto el progreso de las naciones ni el número de las escuelas, como el valor moral del maestro y de la enseñanza.
China fue y es el país por excelencia de los exámenes oficiales. Toda actividad escolar tiene como fin preparar a la juventud para los exámenes oficiales. El sistema de exámenes, que constituye un carácter esencial de la educación china, reside en un típico tradicionalismo: Sólo entre los escolares aprobados se eligen los funcionarios para todos los cargos públicos y sólo para éstos son los honores, las distinciones y los más altos beneficios económicos, además de ser los que proveen los medios de mantener la estructura social y política del país.
Los exámenes se hacen por escrito ante examinadores asignados por el estado y son: Los inferiores o preliminares, para ingresar en una escuela superior y los profesionales que confieren el derecho a los cargos públicos, los cuales estaban y están divididos en 4 categorías
LA EDUCACIÓN EN LA GRECIA CLÁSICA
La Hélade, lo que hoy llamamos civilización griega no era una unidad política, sino que su territorio estaba fragmentado en pequeños núcleos geopolíticos llamados polis, que eran ciudades – estados independientes política y económicamente. Lo que a los griegos les hacía sentirse unidos era la conciencia de tener una cultura común: La misma lengua el mismo pensamiento, la misma religiosidad.
Toda su cultura se basaba en la preocupación por el hombre. Surge una nueva forma de pensar basada en la razón, en la búsqueda de causas lógicas y razonables que expliquen todos los hechos. La belleza para ellos se alcanza con las proporciones, medidas, cánones que producen una armonía visual.
En el siglo V a.C. en Atenas se configuró un régimen político basado en la igualdad y el gobierno del pueblo, en el que los ciudadanos colaboran en los asuntos públicos. Se conoce como democracia.
En la Grecia Clásica los ciudadanos eran hombres libres (una mujer no era libre), pero no todos los hombres eran libres ( por ejemplo, los prisioneros de guerra). Los ciudadanos se dedicaban a filosofar y el trabajo lo hacían los esclavos (los ciudadanos de las zonas invadidas). El “arete” (virtud por la cual debía pasar el hombre dentro del mundo griego) cambia al igual que cambia su visión del mundo. Pero, básicamente, se basa en la búsqueda de la justicia y la libertad.
OBJETIVOS DE LA EDUCACIÓN
En Grecia encontramos la separación de los procesos educativos según las clases sociales, pero menos rígida y con una evidente tendencia hacia formas de democracia educativa: Para los grupos gobernantes hay una escuela, o sea un proceso de instrucción separado, para educarse en las tareas del poder: “pensar” o el “decir, (o sea la política), y el “hacer” inherente a ella ( o sea las armas); para los productores gobernados ninguna escuela inicialmente, sino observar e imitar la actividad de los adultos en el trabajo, viviendo junto con ellos. A los grupos más excluidos y oprimidos ninguna escuela pero, en modo y grados diversos, la misma aculturación que desciende desde lo alto hacia los grupos subalternos.
La educación del hombre se desarrolla en el aspecto moral, intelectual y físico para conseguir un perfeccionamiento que tenga provecho para la ciudad. Lo que intentaban era aumentar la fuerza, la agilidad, la belleza del cuerpo, la dignidad y aprender la idea de justicia junto al gusto por la belleza estética.
Las materias mas importantes que se impartían eran las siguientes:
Religión: Más que religión se hablaba de un sistema de concepciones religiosas. En Grecia debe hablarse de religiosidad, de un sentimiento que la impregna todo y sirve de elemento unificador entre los griegos.
La religiosidad griega se caracterizó porque concibe a los dioses de forma humana, no tiene dogmas, ni catecismo, ni predicciones, ni siquiera los conocemos por mitos y textos literarios. La madre, la nodriza y el padre son los encargados de impartir la religión; el niño aprendía a través de la observación de los padres.
Literatura: la enseñanza literaria se enderezaba a la formación del gusto e infundirles amor a la virtud. Se basaba en la escuela de los poetas. En el hogar paterno recreaban a los niños con relatos. A los siete años ingresaban en las escuelas donde se empleaba la lectura de los grandes poetas. Se basaban en la Iliada y la Odisea pero practicaban la escritura gramática y composición de fragmentos de esos libros.
Música: los griegos consideraban a la música como unos de los medios de educación. La educación musical se propuso con un fin ético: Dar flexibilidad al alma, regular impulsos e infundir el sentimiento de virtud. Sus instrumentos eran la lira y la cítara y sentían predilección por el canto y sus masas corales.
Gimnasia: indispensable para el desarrollo armónico del cuerpo que practicaban con esmero. Contribuían a la formación moral del niño, les acostumbraban a respetar la autoridad y la disciplina. Presentaban elegancia y donaire en la ejecución de los ejercicios. La danza era el complemento obligado de la música y la gimnasia.
De los libros más importantes podemos destacar la Iliada y la Odisea. El primeros es uno de los libros más importantes, a través del cual se aprende la historia de la raza, su teología y las ciencias sagradas. La Odisea les enseñó las costumbres domésticas, su filosofía moral, su elocuencia, su genealogía, su geografía y fundamentalmente la filología y crítica de textos junto a la gramática.

 

La posición social del maestro no fue ciertamente de gran prestigio, el oficio de enseñar era el oficio de los que habían caído en desgracia. Vemos pues al enseñante como persona caída en desgracia, como perdedor. Algunos enseñantes de alto nivel recibirán hasta 10000 dracmas por alumno y por curso, así el profesor tenia que contentarse con un ingreso de miseria. A menudo esta paga que se recibía al final del mes lunar, era cuestionada, pudiendo siempre los padres poner en duda el aprovechamiento del hijo.



 

Es algo digno enseñar a los amigos y parientes; es algo vergonzoso enseñar por dinero. El fin es lo que cuenta: enseñar no por el arte sino por la educación. Sin embargo, las artes y en especial la costumbre de enseñarlas por dinero, acabaron por prevalecer y la escuela, en sus diversos grados, paso a ser una institución indiscutible en las ciudades griegas. La instrucción musical y gimnástica había sido prerrogativa de los grupos dominantes y sus enseñanzas habían sido consideradas solo dignas del hombre libre; pero su institucionalización en la escuela se extiende a todos lo miembros del démos.


Veamos la educación en sus principales polis:
LA EDUCACIÓN EN ESPARTA
El odio de la población autóctona y sus frecuentes rebeliones por quitarse la fuerza represora obligaban a los espartanos a vivir siempre en pie de guerra, con lo cual su educación se basaba en actitudes bélicas.
La educación en la familia del niño era muy estricta, ya que si aparecía con algún tipo de deformación era condenado a muerte pero la decisión debía ser aprobada por el consejo de la tribu.
La información que tenemos de Esparta dice que no escribían mucho, sino que conocemos la sociedad espartana a través de pensadores y filósofos.
El joven espartano recibía la educación de sus padres intentándole alejarle de las malas compañías. Su objetivo era tener un cuerpo y un alma preparado para el sufrimiento. A los siete años pasaba a ser propiedad del Estado, quien respondía de su educación, siendo su objetivo que el niño prestase un servicio militar al Estado.
Los jóvenes se dividían dependiendo de su edad: De siete a doce años, de doce a quince años y de quince a dieciocho años. Los grupos estaban formados por alumnos dirigidos por monitores quienes escogían a los más distinguidos e inteligentes. Debían aceptar las órdenes, los trabajos y aún los castigos sin demandar clemencia.
Los espartanos concedían escasa importancia al saber. Los niños aprendían a leer y escribir, cantaban las leyes y recibían lecciones de música. La educación moral servía para formar el carácter del niño para acostumbrarle a las privaciones al dolor, al sufrimiento y a la separación de los padres.
Por tanto, la técnica pedagógica que usaron fue la de endurecer el cuerpo, tanto físico como espiritual. El ideal espartano era el valor heroico, guerrero que está al servicio del estado, donde el individuo no contaba para nada. La mujer espartana no era un ciudadano libre, debía tener un buen parto y unos niños sanos. Cuidaba de la casa, estaba entrenada para ejercicios físicos para los embarazos. Tenían bastante libertad, la cual habían ganado a base de que no hubiera hombres. Con el tiempo Esparta fue decayendo porque se quedó estancada, sin comunicación con las novedades que provenían del exterior, no evolucionó como hizo Atenas.
LA EDUCACIÓN EN ATENAS
Atenas fue el verdadero foco de la cultura helena, donde se aspiraba al desenvolvimiento armónico del hombre por medio de la educación física, el trabajo intelectual y la práctica de la virtud.
El ideal del ciudadano ateniense era una persona con el cuerpo sano y la mente sana. La música era más que música instrumental, era danza, música instrumental y canto. Es la primera vez que hay una preocupación social por la educación y la primera vez que ésta se define.
La educación une la preocupación social de tres ámbitos concretos que hasta entonces no habían estado unidos: la educación de los hijos, la culturización de la sociedad y las teorías explicativas del cosmos. Estos tres conceptos formaron el concepto de filosofía.
Por tanto los ciudadanos ricos se dedican a pensar y hay ciudadanos que deben trabajar, pero pueden pagar la educación de los hijos. No existía la educación superior y aparecen los “sofistas”, profesores ambulantes que cobraban mucho por dar sabiduría a sus alumnos. Crearon la educación superior para distinguir a las clases dirigentes. Sus objetivos eran crear dirigentes, que utilicen el don de la palabra con la buena utilización de argumentos y así convencer a la población.
La educación en la familia era muy deficiente. El padre no se preocupaba y estaba dirigido más a la vida social. La madre ejercía escasa influencia debido a su ignorancia. En esta realidad, el niño aprendía sólo poesía y cánticos. Se aprovechaba su afición a los cuentos y fábulas para inculcarle verdades morales.
A los siete años los niños debían frecuentar la escuela. Les acompañaba un pedagogo que generalmente era un esclavo instruido quien les ayudaba en los buenos modales. El escolar dividía su tiempo entre la palestra y el didascáleo. En la palestra pasaban la mitad del día y practicaban el salto, el lanzamiento de jabalina, carreras, lanzamiento de disco y lucha. El didascáleo era la escuela gramática; el alumno aprendía mediante el deletreo, la escritura y el cálculo.
A través de los poetas estudiaban la religión, la historia, la geografía, nociones de economía, física y ciencias naturales. Los niños pobres abandonaban la escuela, pero debían prepararse el ejercicio de su profesión mediante el aprendizaje obligatorio. Los hijos de familias acomodadas continuaban añadiendo a las anteriores la música, la danza, la aritmética, la geometría y el dibujo.
La educación moral estaba dividida en toda la enseñanza. A los quince años ingresaban al gimnasio atendiendo especialmente a la formación física. Con el tiempo se llamaron gimnasios a las escuelas de filosofía. A los dieciocho años pasaba a la categoría de efebos. Empezaba su servicio militar que duraba dos años.
En la educación media se crearon corrientes de actividad científica y filosófica, junto a las matemáticas y la astronomía. La educación secundaria tenía un programa que comprendía la gramática, la literatura y estudios clásicos como el dibujo, geometría, geografía y música.
La educación superior debía ser practicada para no sólo preparar una profesión, sino más bien una cultura general.
LA ORGANIZACIÓN DE LAS ESCUELAS EN ATENAS
La organización de la escuela era en un rincón de la calle o en una plaza pública. Más adelante se construyeron locales. En las ciudades populares había varias escuelas donde el maestro se colocaba en alto y en las paredes se veían objetos empleados en la enseñanza. El maestro era llamado gramatista y su empleo estaba mal pagado, algo común en la época.
En la enseñanza privada el sistema era individual. La clase se desarrollaba en a base de coloquios particulares mientras los demás trabajaban vigilados por ayudantes. La disciplina en las escuelas era severa ya que el profesor recurría a castigos frecuentemente.
En Atenas se atribuye al legislador Solón, a principios del siglo VI a.C. una legislación sobre la escuela, en estas leyes se hablaba sobre los deberes de los padres, entre otras cosas, enseñar a leer y nadar y después, para los pobres, el aprendizaje de un oficio; para los ricos, música y equitación, además de la practica de la gimnasia, la caza y la filosofía”. Además disposiciones más estrictas sobre la escuela, con la indicación del principio y fin de las lecciones, numero de alumnos por clase, edad de los alumnos y magistrados dedicados a la instrucción.
Padres, nodrizas y pedagogos, en un primer momento; después de la figura reciente del gramático, el citarista y el maestro de gimnasia, en escuelas privadas abiertas al público; finalmente, por parte de la ciudad, el aprendizaje de las leyes, o sea de los derechos y de los deberes del ciudadano. Ésta es la carrera educativa en la escuela de Atenas.

 

En la metodología de la enseñanza se aprendían primero las letras en voz alta, y después se aprendían las letras escritas.


De manera general, se encuentra lo siguiente:

1   2   3   4   5   6   7   8   9


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal