Valores civilizatorios en el mensaje del islam



Descargar 404.29 Kb.
Página5/10
Fecha de conversión17.10.2017
Tamaño404.29 Kb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10

Cuarto: El amor del musulmán por todos los creyentes

El amor a Al-lah, que rebosa en el corazón del creyente, implica también amar a todo aquel que comparte con él este amor puro y esta religión grandiosa. Así que ama a todos los Profetas y Mensajeros, como ya explicamos, y ama a todos los creyentes porque comparten con él esta fe y la adoración exclusiva de Al-lah, porque aprende en el Islam que debe querer a sus hermanos como se quiere a sí mismo, quiere para ellos lo que quiere para sí y teme por ellos lo que teme por sí mismo. Dijo el Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él: “Ninguno de ustedes tiene fe plena hasta que quiera para su hermano lo que quiera para sí mismo”91.

Y el Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, los orientó hacia lo que siembra el amor en los corazones y conduce al paraíso, dijo: “No entrarán en el paraíso hasta que tengan, fe y no tendrán fe mientras no se amen mutuamente. ¿Les muestro algo que si lo hacen se amaran mutuamente? Difundan el saludo de paz entre ustedes”92; también les advirtió de lo opuesto al amor y de las causas de esto, les dijo: “No se odien ni se envidien ni se den la espalda unos a otros; sean siervos de Al-lah y hermanos. No es permitido que un musulmán evite a su hermano por más de tres días”93.

Todo esto era con el objetivo de que la sociedad fuera más cohesiva, como un solo cuerpo donde todo individuo se alegrara por la alegría de sus hermanos y se entristeciera por su tristeza. El Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo: “Los creyentes, en su compasión mutua, en su cariño mutuo y en su amor mutuo, son similares a un cuerpo; si uno de los órganos enferma todo el cuerpo comparte con él la vigilia y la fiebre”94.

El musulmán quiere el bien para la humanidad; su alma sufre cuando la gente no cree en esta fe monoteísta; por eso dijo Al-lah: {No te apenes [¡Oh, Muhammad! por la incredulidad de quienes te desmienten]} [Corán 35:8].

Eso es por querer su salvación y protección del castigo de Al-lah el día de la resurrección y que compartan su destino en este mundo y en el otro por venir. El musulmán no debe ser egoísta deseando el bien sólo para sí ni debe ser discriminador considerándose superior a la gente de otros pueblos; debe desear que el bien esté alcance a todos.



Quinto: El amor por la pareja

El Corán habló de esta relación con una expresión que los idiomas no han podido trasladar ni comunicar cabalmente. {Ellas son vuestra protección y vosotros sois la suya} [Corán 2:187].

También, Al-lah mencionó que la creación de las parejas de la misma especie es una de las evidencias de Su poder creador, pues dijo: {Y entre Sus signos está haberos creado esposas de entre vosotros para que encontréis en ellas sosiego, y puso entre vosotros amor y misericordia. Por cierto que en esto hay signos para quienes reflexionan} [Corán 30: 21]; y dijo Ibn Kazir, que Al-lah tenga misericordia de él: “No hay mayor lazo entre dos espíritus que el existente entre dos cónyuges”95. Al-lah les recomendó a los hombres que traten bien a las mujeres, y cuando ‘Amer Ibn Al ‘As, que Al-lah esté complacido de él, le preguntó al Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, por la persona más querida para él, respondió “‘Aisha”, que Al-lah esté complacido de ella96.

Aparte de los puntos mencionados, tenemos varios otros ejemplos del amor cuando hojeamos las páginas de la biografía del Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, como cuando abandonó la Meca contra su voluntad y se dirigió a la ciudad con palabras de amor; dijo sobre su montura al salir: “¡Por Al-lah que eres la mejor en la tierra de Al-lah y la tierra más querida para mí! Si no fuese que me obligan a salir, no saldría”97.

Cuando el Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, retornaba a Medina miró hacia el monte Uhud y les dijo a sus Sahaba, que Al-lah esté complacido de ellos, sobre lo que guardaba en su corazón por este monte y lo que el monte mudo guardaba de amor por el Mensajero de Al-lah, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, y por sus Sahaba, que Al-lah esté complacido de ellos. Hay un hadiz auténtico de Abu Humaid que dice: “Salimos con el Mensajero de Al-lah, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, en la expedición hacia Tabuk…”, luego sigue el relato hasta que dice: “Llegamos a Wadi Al Qura y dijo el Mensajero de Al-lah, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él: ‘Yo voy con prisa; el que desee, que se apresure conmigo; y el que desee, que se quede”; y salimos hasta tener a Medina a la vista, y él dijo: ‘Esta es Taba y este es Uhud, es un monte que nos quiere y lo queremos’98.

Pero… ¿Saben por qué este monte quiere al Mensajero de Al-lah, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, y a sus seguidores? La palabra de Al-lah aclaró este hecho, pues resulta que este monte es una criatura de Al-lah y las criaturas de Al-lah quieren a quien quiere su Creador y Originador. Es así, entonces, que todo el universo sostiene lazos de amor compartidos, ama a quien ama Al-lah y odia a quien Al-lah odia.

En el siguiente relato vemos la prueba que confirma lo dicho. Abu Huraira, que Al-lah esté complacido de él, relato que el Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo: “Cuando Al-lah quiere a uno de Sus siervos llama a Yibril y le dice: ‘Yo amo a fulano, amalo tú’, y Yibril lo ama; luego clama en el cielo y les dice a sus habitantes: ‘Al-lah ama a fulano, ámenlo ustedes también’…”99. Luego tenemos una aleya que nos dice que el cielo no llora la muerte de los criminales ni los corruptos, y de ahí se deduce que sí llora cuando mueren los piadosos. Al-lah dijo después de citar la muerte del Faraón y su gente ahogados: {Y no lloraron por ellos ni el cielo ni la Tierra [pues no realizaron ninguna obra piadosa], y no se les tuvo consideración [con el castigo]} [Corán 44:29].

En esta religión divina vemos que el amor es pleno y cubre todos los aspectos de la vida de las criaturas. La persona ama a los Profetas y gente piadosa, y ellos la aman. La persona quiere a la tierra y al cielo, y este llora por ella. Cuando una persona se islamiza siente este amor e invita a los demás hacia lo mismo. Vemos el caso de Maydi Muryan, un sacerdote cristiano islamizado, que luego de descubrir el amor en el Islam escribió el libro Muhammad, Nabi-ul-Hub (Muhammad, el Profeta del amor), y dice allí:

“A tal grado elevó Muhammad el valor y posición del amor, en la vida de la gente después de la muerte, y evidenció la importancia del amor en la vida terrena y la otra por venir, que llegó a considerar el amor como prueba de la fe y condición para entrar al Paraíso. Entonces, la fe no se completa sin el amor; si no hay amor no hay fe. La persona no es creyente si no siente amor; el amor es la esencia de la fe y su base”100.

2.4. La misericordia

Definición:

La palabra árabe Rahma (misericordia) hace referencia a la sensibilidad y la empatía. Dijo Ar-Raghib: “La Rahma es una sensibilidad que implica el buen trato para con quien se siente. A veces se aplica a la sensibilidad solamente y a veces se aplica al buen trato solamente, aunque no lo motive la sensibilidad, como cuando se dice “que Al-lah tenga misericordia” tiene el significado doble que abarca a la vez la sensibilidad y el buen trato”101.

La misericordia en esta religión es mucho más amplia de lo que podamos cubrir con este trabajo, ya que Ar-Rahman (el Misericordioso) y Ar-Rahim (el Misericordiosísimo) son ambos nombres de Al-lah. Y la misericordia es uno de Sus atributos. La misericordia también se encuentra en el mensaje del Mensajero de Al-lah, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, y es uno de sus atributos, él es el Profeta de la misericordia como veremos, y fue enviado por Al-lah como misericordia para los mundos. Al-lah dijo: {Y no te enviamos [¡Oh, Muhammad!] sino como misericordia para los mundos} [Corán 21: 107]. Al-lah lo envió como parte de su misericordia con todos los seres humanos, creyentes e incrédulos; por esto mismo dijo el Imam de los exégetas coránicos Ibn Yarir, después de mencionar las diferentes opiniones respecto a esta aleya:

“Y la opinión más segura de ambas es la que se transmite de Ibn ‘Abbas, que dice que Al-lah envió a su Profeta Muhammad, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, como misericordia para todos los seres humanos, los incrédulos y los creyentes. La misericordia con los creyentes consiste en que gracias a la prédica del Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, quienes abracen la fe y obren según lo que Al-lah mandó entrarán al Paraíso. En cambio, el incrédulo, con la venida del Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, se salvó del castigo anticipado que caía sobre las naciones que desmentían a sus Profetas antes”102.


Luego de ver que el mensaje del Enviado de Al-lah, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, fue misericordia para los mundos, vamos a ver los matices de la misericordia. Primero mencionaremos las pruebas de que la misericordia es un atributo de Al-lah; luego de que la misericordia es un atributo del Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, con ejemplos de ello y de cómo guío a su nación para practicar la misericordia en sus distintos aspectos.

Como primera evidencia de la misericordia de Al-lah103 vemos que esta es uno de Sus muchos atributos y se encuentra entre Sus nombres también: Ar-Rahman (el Misericordioso) y Ar-Rahim (el Misericordiosísimo). Al-lah dijo: {Tu Señor es Absolvedor, Misericordioso} [Corán 18:58]; también vemos que Él se autoimpuso la misericordia como atributo, Al-lah dijo: {Pregúntales [a los idólatras]: ¿A quién pertenece cuanto hay en los cielos y en la Tierra? Di: Pertenece a Al-lah. Él ha decretado que Su misericordia esté por encima de Su ira, y os reunirá el Día indubitable de la Resurrección. Pero quienes están perdidos [en esta vida] no creerán} [Corán 6:12]. Y también nos informó Al-lah que Su misericordia abarca todo: {Pero sabed que Mi misericordia lo abarca todo, y se la concederé a los piadosos que pagan el Zakat y creen en Nuestros signos} [Corán 7:156]; en este sentido el Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, nos informa que la misericordia de Al-lah es tanta que Él se autoimpuso que Su misericordia iría a superar a su ira. Abu Huraira, que Al-lah esté complacido de él, relató que el Mensajero de Al-lah, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo: “Cuando Al-lah creó la creación, escribió en Su Libro, que está en el Trono con Él, y se prescribió a Sí mismo: ‘Mi Misericordia supera a Mi ira’”. 104

Al-lah ordenó a su Mensajero, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, que les informe a los pecadores que desean arrepentirse que la paz será sobre ellos y que Él se autoimpuso la misericordia, y parte de ella implica que perdonará a todos los que se arrepienten. Dijo Al-lah: {Cuando se presenten ante ti aquellos que creen en Nuestros signos, diles: ¡La paz sea con vosotros! Vuestro Señor ha decretado que Su misericordia esté por encima de Su ira. Quien de vosotros cometa una falta por ignorancia, y luego se arrepienta y enmiende, [sepa] que ciertamente Él es Absolvedor, Misericordioso} [Corán 6:54].

Dijo Ibn Yarir, que Al-lah tenga misericordia de él, después de mencionar las distintas opiniones respecto al significado de la aleya:

“El significado de lo dicho sería, según nos parece: ‘Muhammad, la gente que cree en Nuestra revelación y en Nuestras evidencias, testimoniándolas de palabra y obra. Te consultan sobre sus pecados pasados, ¿pueden arrepentirse de ellos?, pues no les quites la esperanza por ello; diles: La paz sea con ustedes, Al-lah les aseguró que no los castigará por ellos. Vuestro Señor se autoimpuso la misericordia, ha decretado para Sus criaturas la misericordia, quien cometa pecados por ignorancia y luego se arrepienta y enderece sus pecados, pues Al-lah será clemente y perdonador”105.

El Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, aclaró que Al-lah es más Misericordioso con Sus siervos que una madre con su hijo. Un día que vio a una madre dando de amamantar a su hijo, le dijo a sus Sahaba, que Al-lah esté complacido de ellos: “¿Piensan que esta mujer lanzaría su hijo al fuego?” Le respondieron: “No mientras pueda evitarlo”. Agregó: “Al-lah es más Misericordioso con Sus siervos que esta madre con su hijo”106.

La misericordia que se da entre las criaturas es la centésima parte de la misericordia de Al-lah. Abu Huraira, que Al-lah esté complacido de él, relató que oyó al Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, decir: “Cuando Al-lah creó la misericordia, la dividió en cien partes. Retuvo con Él noventa y nueve, y envió a Sus criaturas una misericordia. Si el incrédulo supiese toda la misericordia que tiene Al-lah no perdería las esperanzas de llegar al Paraíso; y si supiese el creyente todo el castigo que tiene Al-lah, no se sentiría a salvo del fuego”107.

Respecto a la misericordia del Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, pues su mensaje mismo es misericordia, como mencionamos, y su Señor citó la misericordia como atributo suyo. Al-lah dijo: {Ciertamente se os ha presentado un Mensajero de entre vosotros que se apena por vuestras adversidades, se preocupa y desea que alcancéis el bien [e ingreséis al Paraíso]; es compasivo y misericordioso con los creyentes} [Corán 9:128]. Fue una de las personas que ha demostrado más misericordia con los demás. Vemos cómo los Quraish trataron de asesinarlo y extremaron recursos para acosarlo, torturaron a sus Sahaba, que Al-lah esté complacido de él, hasta que tuvieron que huir por su religión; con todo esto, él salió de la Meca para que no les cayera el castigo, y cuando se presentó ante él Yibril y el ángel de las montañas, la paz sea con ambos, para castigar a sus detractores, el Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo sus famosas palabras: “tal vez Al-lah extraiga de sus descendientes quien Lo adore”108. Y cuando Al-lah le permitió tomar la Meca volvió a ella pacíficamente y dijo a sus oponentes: “Váyanse que son libres”109. Citaremos más de su misericordia con sus oponentes cuando hablemos del derecho a la oposición.

Era muy misericordioso con los niños, los besaba y los ponía en su regazo. Abu Huraira, que Al-lah esté complacido de él, dijo que el Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, besó a su nieto Al Hasan Ibn Ali, que Al-lah esté complacido de él, ante Al Aqra’ Ibn Habis At-Tamini, y este le dijo: “Yo tengo diez hijos y jamás besé a ninguno”. El Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, lo miró y dijo: “A quien no es misericordioso no se le tendrá misericordia”110. Una vez rezó el rezo prescrito dirigiendo a la gente mientras llevaba sobre sus hombros una niña pequeña. Abu Qatada, que Al-lah esté complacido de él, dijo: “Salió a nosotros el Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, con Umama Bint Al ‘As sobre sus hombros y rezó; cuando se inclinaba, la ponía suavemente en el piso; y cuando se reincorporaba, la volvía a cargar”111. Sobre su misericordia para con la mujer, ya destinamos un apartado especial para hablar de ello.

Se relata que Omar Al Faruq, que Al-lah esté complacido de él, designó a un hombre de Bani Asad para un cargo público. Cuando el hombre llegó para prestar juramento, Omar salió con uno de sus hijos y lo besó. El hombre dijo: “¿Besas a este? ¡Yo nunca beso a ningún niño!” Omar dijo: “Entonces tendrás menos misericordia aún por la gente; devuélveme la designación que no trabajarás conmigo jamás”112.

También el Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, tenía mucha misericordia por las aves y los animales en general. Ibn Mas’ud, que Al-lah esté complacido de él, relató que pasaron por un árbol en una expedición y tomaron a dos polluelos de ave que encontraron allí; el ave llegó ante el Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, trinando, y él dijo: “¿Quién separó a esta ave de sus polluelos?” Dijeron: “Nosotros”; y él dijo: “Devuélvanlos”113.

Ordenaba a sus Sahaba, que Al-lah esté complacido de ellos, la misericordia para con los animales, y les reprochaba ser negligentes en eso. Una vez entró a un huerto de uno de los Ansar (musulmanes de Medina), que Al-lah esté complacido de ellos, y allí vio un camello. Cuando el camello vio al Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, emitió lastimeros sonidos y sus ojos derramaban lágrimas. El Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, fue y le secó las lágrimas y el animal se calmó. Luego dijo el Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él: “¿Quién es dueño de este animal? ¿De quién es este camello?”, llegó un joven de Medina y le dijo. “Es mío, Mensajero de Al-lah”. Entonces le dijo: “¿En qué no temes a Al-lah respecto a este animal que Al-lah te dio en propiedad? Se ha quejado ante mí que lo lastimas y lo azotas”114.

También el Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, aclaró la recompensa que le espera a quien tiene misericordia con los animales y los trata bien, sean o no de su propiedad. Abu Huraira, que Al-lah esté complacido de él, relató que el Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo: “Un hombre de viaje sintió sed y encontró una noria, bajó por ella y bebió. Al salir encontró un perro que por la sed comía la tierra húmeda cerca del pozo. El hombre pensó: ‘Este perro tiene una sed similar a la que yo tenía’; así es que bajó al pozo y llenó un zapato con agua y lo sujetó con su boca, luego subió, salió y le dio de beber al perro. Entonces Al-lah se lo agradeció [recompensándolo y perdonándolo]”. Los Sahaba, que Al-lah esté complacido de ellos, dijeron: “¡Mensajero de Al-lah! ¿Acaso tenemos recompensa si tenemos misericordia por los animales?” Y él dijo: “En todo ser viviente hay recompensa”115.

2.5. La paz (As-Salam)

Los diferentes significados de la palabra árabe Salam nos indican: salvación y paz. Dice el Corán: {…y cuando son increpados por los ignorantes les responden salaman} [Corán 25:63], que en árabe usa la palabra salaman y que en este contexto significa: ustedes están a salvo de mí y que yo esté a salvo de ustedes116.

En cambio, la definición de la Shari’a es: “Procurar estar a salvo de todo lo detestable”, As-Salam es uno de los nombres de Al-lah y su significado es la salvación de todo mal y daño117.

De este mismo término proviene el saludo musulmán As-Salamu ‘Alaikum y tiene varias posibles interpretaciones118, la más elocuente es tal vez la de Ibn Al Qaiem, que Al-lah tenga misericordia de él: “Anunciar la seguridad y la salvación como afirmación y como deseo. Le informas a quien saludas que él está a salvo de ti, y ruegas que sea salvo y esté a salvo de todo mal”119.

Dice Ibn Al Qaiem, que Al-lah tenga misericordia de él:

“Y toda nación tiene un saludo de este tipo o similar, y tiene un saludo especial para sus reyes con gestos especiales, como prosternarse o algo similar, y expresiones especiales para diferenciar el saludo al rey del saludo a la gente común, y todo eso con objetivos terrenales de vivir esta vida, gozarla y que se prolongue. Así que el Soberano, el Santo, el Perfecto, Bendito y Exaltado, legisló para los musulmanes un saludo (Salam ‘Alaikum) que tiene prioridad sobre los demás saludos, de los cuales algunos son cosas imposibles o falsas, como el “¡que vivas mil años!”, otros son algo superficiales como “¡que tengas una buena mañana!”, y otros sólo se los puede dedicar a Al-lah, como la prosternación. Por eso es que es mejor el saludo As-Salam ‘Alaikum, porque implica la paz y la salvación sin las que la vida y el éxito no son posibles.



As-Salam entonces es la base que precede a todo lo demás. El objetivo principal del ser humano en su vida se realiza con dos cosas: estar a salvo del mal y alcanzar el bien, y estar a salvo de todo mal es más importante que alcanzar el bien. Por este mismo motivo el ser humano, y todo ser animado en general, se preocupa primero por estar libre de todo mal y después recién se preocupa por sus logros. Si la persona no se libra del mal no hay duda que le azotará el prejuicio, la debilidad y la escasez. No alcanzar el bien impide alcanzar la salvación plena, por lo que este concepto implica librarse del mal y alcanzar el bien a la vez.

Es así que el saludo Salam ‘Alaikum implica esta base primordial de la vida”120.

De aquí mismo es que procede el término Islam, pues el musulmán es quien se libra de los males del politeísmo, como el siervo se conserva a salvo para servir a su señor devota y sinceramente, y por eso mismo Al-lah nos dio el ejemplo del musulmán sincero, devoto de su Señor, y del politeísta121.

Así pues, As-Salam es un fundamento grandioso del Islam, que lo promueve, y muchos de sus textos fuente nos conducen a este fundamento y nos aclaran sus frutos y beneficios. Las personas de estos tiempos entienden más el valor de este fundamento en esta época, que es una de guerras, más que una época de paz.

El Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, nos informó de estos tiempos y los llamó tiempos de matanzas pues dijo: “La hora (del Juicio) llegará cuando se haya retirado la sabiduría de la tierra y hayan muchos terremotos, y haya la sensación de que el tiempo pasa más rápido. Surgirán las tribulaciones y Al Hary, que es la muertes de personas en gran cantidad, hasta que abunde entre ustedes la fortuna y fluya”122. Y fue veraz la profecía, pues oímos más el estruendo de las armas y los tambores de guerra que buenas nuevas; más vemos cadáveres en las calles que mezquitas, escuelas y fábricas. Nos llegan más llantos de niños y lamentos de mujeres que cantos y canciones de cuna; la pólvora es un aroma mucho más común que el perfume.

Imagínate caminar de noche por las peligrosas calles de Nueva York, Caracas u otra metrópoli de las pobladas por el terror y el miedo, y de pronto te topas con un hombre extraño del que no sabes sus intenciones y te saluda con el Salam ‘Alaikum. ¿Qué tranquilidad sentirías, verdad? ¡Cuánto han buscado los ojos y los oídos aunque sea una frase que inspire seguridad en las capitales del mundo de hoy! Te dices que desearías volver sano y salvo a casa o a tu hotel sin que te asalten o sin que pises una mina o sufras algún atentado, y la administración de tu residencia te hace plenamente responsable de lo que suceda si abres tu puerta a una persona extraña. En este tipo de circunstancias el saludo de paz y la paz misma son valores de gran importancia para la vida de los pueblos y las naciones, y es un medio para el surgimiento de las civilizaciones, ya que ninguna civilización surge si no hay paz y seguridad entre sus habitantes. Por eso Al-lah les recordó a las personas de la Meca, cuando les mandó un Mensajero, Muhammad, las gracias de la alimentación y la seguridad que les proveía, y les dijo: {¡Por el hábito de Quraish! E hicimos que sus caravanas en invierno [al Yemen] y en verano [a Siria] fueran respetadas. Que adoren, pues, al Señor de esta Casa [la Ka‘ba] y Le agradezcan por haberles proveído el sustento para que pudieran saciar el hambre y haberles dado seguridad} [Corán 106:1-4].

Ese es, entonces, el motivo por el que se confirma y reafirma este importante asunto en este mensaje definitivo, y se lo hace de varias maneras.

1   2   3   4   5   6   7   8   9   10


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal