Ventas y servicios – ley sobre impuesto a las – texto actual – articulo 55 inciso 8° guias de despacho – traslado de mercaderia – emision en blanco – ausencia



Descargar 15.18 Kb.
Fecha de conversión07.04.2019
Tamaño15.18 Kb.
VENTAS Y SERVICIOS – LEY SOBRE IMPUESTO A LAS – TEXTO ACTUAL – ARTICULO 55 INCISO 8°

GUIAS DE DESPACHO – TRASLADO DE MERCADERIA – EMISION EN BLANCO – AUSENCIA DE PERJUICIO FISCAL – RECLAMO DE DENUNCIA - RECURSO DE APELACION – CORTE DE APELACIONES DE CONCEPCION – SENTENCIA REVOCATORIA.

La Iltma. Corte de Apelaciones de Concepción, conociendo de un recurso de apelación interpuesto por una contribuyente en contra de la sentencia dictada por el Tribunal Tributario de la VIII Dirección Regional del Servicio de Impuestos Internos, revocó la sentencia dictada en primera instancia, dejando sin efecto la sanción impuesta a la recurrente por haber efectuado el reparto de pan en un vehículo, sin que se haya extendido oportunamente la guía de despacho correspondiente al traslado.


Al efecto, la Iltma. Jurisdicción, puntualizó que la denuncia debía quedar sin efecto, ya que no se configuraba en este caso la infracción al artículo 55 inciso 8° del DL 825, pues si bien se habían emitido guías de despacho en blanco, éstas estaban destinadas a amparar el reparto en vehículo del pan, las que además fueron llenadas posteriormente a requerimiento de los fiscalizadores, estimando la Corte que la contribuyente no tuvo intención de evadir impuesto, además del hecho de no haberse producido perjuicio fiscal alguno, factor determinante para la configuración de la infracción.

Así, la Corte de Apelaciones de Concepción, señaló:



“1) Que en la decisión del asunto, deben tenerse presente los siguientes hechos que fluyen de la debida valoración de los antecedentes agregados a la causa incluyendo la propia reclamación de fs. 8 y escrito de apelación de fs. 24.

  1. Que la contribuyente es o era a la época de la infracción denunciada, propietaria de la Panadería ubicada en calle Sargento Aldea N° 285 de Rafael, Comuna de Tomé.

  2. Que en el desarrollo de su giro, distribuía diariamente a comerciantes de la localidad, diversas cantidades de pan, para lo cual se valía de un vehículo repartidor, a cuyo conductor o encargado se le proporcionaba una guía de despacho destinada a amparar el transporte de pan, y quien a su vez extendía guías de despacho cuando hacía entregas o ventas a los terceros interesados.

  3. Que así, los días 22, 23, 24, 25, 26, 27 y 28 de septiembre de 1994, se otorgaron las guías de despacho N°s 5.103, 5.111, 5.119, 5.127, 5.134, 5.141 y 5.149, para el reparto de pan efectuado en esos días, y en las que se anotaron las cantidades estimadas de pan a repartir, como consta en el talonario de guías que rola a fs. 62 de estos autos. También el primer día se llenaron siete guías de despacho a los adquirentes por un total de 50 kilos, el segundo, siete por 45 kilos, el tercero, siete por 45 kilos; el cuarto seis por 55 kilos; el quinto, seis por 37 kilos; el sexto, siete por 42 kilos y el día 28 de septiembre, seis por 36 kilos.

  4. Que así llegamos al 29 de septiembre de 1994, en que se dejó en blanco la guía N° 5.156 (fs.13), extendiéndose después las N°s 5.157 a 5.161 (fs.43 a 47) a nombre de los que en ellas figuran, por un total de 34 kilos.

Y al día siguiente, se dejó en blanco la guía de despacho N°5162 (fs.12) confeccionándose posteriormente las guías N°5.163 a 5.167 (fs.48 a 52) por ventas en un total de 39 kilos.

  1. Que el mismo 30 de septiembre, se constituyeron en el establecimiento comercial los fiscalizadores del Servicio de Impuestos Internos, a las 10,30 hrs. que ante la existencia de tales documentos en blanco, procedieron a notificar a la reclamante una infracción que hicieron consistir en no otorgar guía de despacho para el reparto de pan de ese día. Así se dice a fs. 1 y 14, en que la denuncia se limitó al documento del 30 de septiembre, y no al del día anterior. En la referida oportunidad los funcionarios ordenaron el lleno de las dos guías a nombre de la contribuyente, por 34 y 39 kilos de pan respectivamente, agregando la expresión “reparto”, significando de esta manera la calidad atribuida a los documentos, de servir para amparar el traslado.




  1. Que frente al innegable hecho de que la reclamante diariamente distribuía pan en un vehículo, como lo reconoce a fs. 8 y 24, tenemos además que con el mérito del informe emitido por el fiscalizador a fs. 68 a petición de esta Corte, y que se valora conforme al artículo 427 del Código de Procedimiento Civil, dado el carácter de Ministro de Fe del emisor, según los artículos 51 de la Ley Orgánica del Servicio de Impuestos Internos y 86 del Código Tributario, es que se concluye en que los dos documentos habidos en blanco, estaban destinados a amparar el reparto de pan que se hizo realmente en un vehículo en esos dos días, según lo manifestado a los Fiscalizadores por la persona que estaba en el establecimiento, quien nada agregó sobre un mal estado mecánico, como ahora lo ha sostenido reiteradamente la reclamante, aún cuando ninguna probanza ha aportado al respecto, no obstante recaer sobre élla tal carga procesal.

Además, siendo de público conocimiento que la venta de pan se hace temprano cada mañana, se tiene por establecido que al momento de cursarse la infracción, 10,30 hrs., dicho reparto ya se había efectuado y se habían otorgado las guías relativas a la pan entregado a cada cliente, a saber, las N°s 5.163 a la 5.167, de fs.48 a 52.




  1. Que de acuerdo a lo razonado, viene a ser un hecho de la causa que el 30 de septiembre de 1994, la reclamante efectuó el habitual reparto de pan en un vehículo, sin que haya extendido oportunamente la guía de despacho relativa al traslado, apartándose así del artículo 55 inciso final del DL 825 sobre Impuesto a las Ventas y Servicios que lo ordena para el transporte de bienes corporales muebles que no importen venta.

Esta conclusión se corrobora con el mérito del informe de fs.73, emanado de Carabineros de la Comisaría de Tomé, sobre la distancia existente entre el domicilio de los adquirentes de pan, según las guías N°s 5.163, 5.164, 5.165 y 5.166 y la ubicación de la Panadería, que no permiten creer en un reparto hecho a pie.


  1. Que siguiendo con el mismo razonamiento, la convicción de haber estado extendidas las guías de despacho de fs. 48 a 52, antes de cursarse la infracción, se corrobora al analizar la conducta de los fiscalizadores en cuanto ordenaron llenar la guía N° 5.162 de la supuesta infracción, por un total de 39 kilos, y que corresponde al monto global de los kilos de pan vendidos o entregados a los adquirentes según las guías antes mencionadas, lo que no habría sido posible si tales documentos no hubiesen estado extendidos y así lo entendió también el sentenciador de primer grado, en cuanto concretó en $10.530 el monto en que incide la infracción, como se dice en la cuarta reflexión, y que corresponde al precio total del pan vendido según esas guías N° 5.163 a 5.167 nuevamente aludidas.

5) Que sobre la base de los hechos concretos en la forma dicha con anterioridad, tenemos que el problema estriba en determinar si, habiéndose emitido realmente guías por las entregas de pan efectuadas a los adquirentes el 30 de septiembre, se configura o no la infracción del artículo 55 inciso 8, parte final del DL 825, al no haberse otorgado una que amparara el traslado en vehículo de ese pan, debiendo concluirse en la negativa, pues en las anotadas condiciones es obvio que no se ha producido perjuicio fiscal, factor éste que es determinante para la configuración de la infracción, siendo útil recordar el criterio sustentado por la Excma. Corte Suprema, en fallo de 17 de julio de 1990, Tercera Sala, Rol N° 1307, de que “las diversas conductas que sanciona el artículo 97 del Código Tributario, tienden fundamentalmente a resguardar que los contribuyentes, en las operaciones que realicen, no causen perjuicio al interés fiscal”, opinión por lo demás que ha sido reiterada en otras sentencias.


Es claro que en la especie, ese perjuicio no se causó o por lo menos no está fehacientemente demostrado que así haya sido, y de seguirse una posición sancionadora, se entraría a castigar como ilícito meramente formal, una conducta ya realizada exenta de perjuicio o dolo, desde que claramente aparece que la contribuyente no tuvo la intención de evadir el pago de impuesto.”


CORTE DE APELACIONES DE CONCEPCION – 23/11/98 – ROL N° 1173-94 – RECURSO DE APELACION – RECLAMO DE DENUNCIA – MARIETTA ANDREA ALBIEOL ARANDA c/ S.I.I. – MINISTROS SRES. FREDDY VASQUEZ ZAVALA, SRA. SILVIA ONETO PEIRANO Y ABOGADO INTEGRANTE SR. ADOLFO VELOSO FIGUEROA.


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal