¿vestido o disfrazado? Por Rafa Boix introduccióN



Descargar 24.96 Kb.
Fecha de conversión02.07.2017
Tamaño24.96 Kb.

¿VESTIDO O DISFRAZADO? Por Rafa Boix


INTRODUCCIÓN

La Biblia habla de vestidos: Vestidos de cilicio, de reyes, sacerdotes, vestidos de novia, de vírgenes, vestido de cautiverio, vestidos de profetas (pelo), vestirse de la armadura de Dios, etc. Pero una cosa es estar vestido y otra estar disfrazado.



  • Sinónimos de ir disfrazado:“enmascarado, disimulado, travestido, camuflado”

  • Significado: “Conjunto de ropas y adornos con que una persona se viste para no ser reconocida, especialmente el que se lleva en ciertas fiestas. Medio que se emplea para ocultar o disimular una verdad o una cosa.

  • Otros significados: Caracterizar, desfigurar, enmascarar, desnaturalizar, camuflar, disimular, aparentar, falsear, fingir, mixtificar, modificar, revestir, solapar, cambiar, trocar.

¿VESTIDO O DISFRAZADO?

Un disfraz es una prenda de ropa que te hace parecer a alguien diferente a ti.

El disfraz tiene sus fundamentos en la idolatría y el paganismo.



  • En la Grecia Clásica, hacían desfiles de disfraces con el fin de agradar al dios Dionisos para que este les hiciera el campo fértil.

  • En Roma se disfrazaban para invocar al dios Momo. Hijo de la Noche y el Sueño. Era una personificación de la locura y de la diversión a través de bromas.

  • Halloween; Carnaval; baile de los diablos, bailes de máscaras, etc.

¿Vestido o disfrazado? ¿Puede un cristiano ir disfrazado?

Resumiendo: El disfraz, es una indumentaria que representa algo que no tiene que ver con nosotros, algo ficticio, irreal.

¿Eres cristiano o estás disfrazado de cristiano? ¿Eres hijo de Dios o estás disfrazado de hijo de Dios? Estar disfrazado significaría que realmente no lo eres, sólo lo aparentas con una indumentaria. Es un disfraz de piedad que te quitas al llegar a casa.

El verdadero cristiano no tiene que aparentar, no tiene que usar disfraces, no va disfrazado, sino vestido. Veremos cinco tipos de vestidos que un verdadero cristiano tiene que tener.



  1. VESTÍOS DEL SEÑOR JESUCRISTO

  • Romanos 13:14 “sino vestíos del Señor Jesucristo, y no proveáis para los deseos de la carne.”

Los dos versos anteriores muestran la importancia de estar vestidos de Jesucristo por el contraste tan fuerte que hay entre un hijo de Dios y alguien que no lo es.

  1. Vestíos: “Hundirse en un vestido.” Indica que el vestido forma parte de ti. Hacerse uno con el vestido. La mayoría de versiones dice: “Revestíos”.

Vestirse es diferente a “disfrazarse”. Un vestido o estar hundido en un vestido indican que esas ropas forman parte de ti, que te identificas con este vestido.


Vestirse de Jesucristo es la invitación que Dios a través del apóstol Pablo nos hace a ser como Jesús en nuestra forma de caminar, de pensar, de actuar, de hablar.

  • 1ª Juan 2:6 “El que dice que permanece en él, debe andar como él anduvo.”

Fue en Antioquía que por primera vez, a los discípulos de Jesús se les llamó “cristianos” refiriéndose a pequeños cristos porque hacían las mismas cosas y los mismos milagros que Jesús.



Un discípulo: era alguien que no sólo se sentaba a los pies del maestro, sino que prácticamente vivía con él todo el tiempo de modo que al final de su instrucción se podía decir que imitaba a su maestro. El discípulo aprendía no sólo letras, sino un modo de vivir, de comportarse en cada situación de la vida.
Vestirse del Señor Jesucristo es ser un discípulo de Jesús. Representar a Jesús. Es no mostrar más mi carácter, mi manera de pensar, mi manera de hablar, mi viejo yo que está corrompido, sino mostrar a la gente como pensaría Jesús, como contestaría Jesús, como actuaría Jesús.
Vestirse de Jesucristo significa que no necesitas esperar un día especial para ponerte esas ropas. Es parte de ti, es tu ropa diaria, cotidiana, estás hundido en ese vestido. No te lo pones cuando vas a la iglesia y te lo quitas cuando llegas a casa. Somos embajadores de Cristo. Le representamos a Él en todo tiempo.
¿Estás vestido o disfrazado de Jesucristo?
Estar disfrazado de Jesús indicaría que no te identificas con Él, con sus palabras, con su forma de actuar, de hablar o de pensar. Sólo es una apariencia, no es real.

  • Pablo en dos ocasiones le habló a Timoteo de la fe fingida. (1ª Ti. 1:5; 2ª Ti. 1:5)

  • También le habla de los hombres de los últimos tiempos que tendrán apariencia de piedad, apariencia de Jesucristo, del Evangelio, pero negarán la eficacia de ella, con sus obras, con sus hechos. (2ª Ti. 3:5)




  1. VESTÍOS DEL NUEVO HOMBRE

  • Efesios 4:24 “y vestíos del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad”

La palabra vestirse es la misma utilizada anteriormente: hundirse en el vestido, ser uno con el vestido.

  • Del nuevo hombre: Algo nuevo, es algo no usado, no adulterado, algo no afectado por el tiempo, no está dañado, diferente.

Es el mismo nuevo hombre al que Pablo refiere a los Colosenses cuando dice:



  • Col 3:10 “y revestido del nuevo, el cual conforme a la imagen del que lo creó se va renovando hasta el conocimiento pleno,”

Es el mismo nuevo hombre al que se refería Jesús cuando hablaba de Odres Nuevos que no pueden mezclarse con remiendos viejos.



  • Las características de un hombre nuevo son:

  • (creado según Dios) Creado a la imagen de Dios.

Imagen: hacer sombra. Es ser una sombra de Dios, que se mueve cuando Él se mueve, que va donde Él va y que sólo refleja a Dios cuando está bajo su resplandor.

Vestirse de hombre nuevo es vestirse del primer hombre antes de pecar (Génesis 1:26)

Y entre todas las características de Dios, resalta en tres especiales:


  • Justicia

  • Santidad

  • Verdad

Son tres características principales de Dios que nunca van separadas.
Entendemos más que significa vestirse del nuevo hombre cuando entendemos como es el viejo hombre. El versículo 22 los describe así:

  • Está viciado: consumido, agotado, secado, depravado, arruinado por los deseos engañosos. Pasiones desordenadas, mentiras que creemos.

  • Colosenses 3 nos da una descripción del viejo hombre: Fornicario, impuro, con pasiones desordenadas, malos deseos, avaro. La ira, el enojo, la malicia, la blasfemia, palabras deshonestas, la mentira, forma parte del viejo hombre.

Vestirse del nuevo hombre es NO formar parte de estas cosas. Que estas cosas no deber formar parte de nuestra vestimenta. Son remiendos viejos en un odre nuevo.


Como dice Colosenses 3:9-10 “habiéndoos despojado del viejo hombre con sus hechos,

y revestido del nuevo, el cual conforme a la imagen del que lo creó se va renovando hasta el conocimiento pleno…”
* Lucas 15:22 “Pero el padre dijo a sus siervos: Sacad el mejor vestido, y vestidle; y poned un anillo en su mano, y calzado en sus pies.”
¿Vas vestido o disfrazado del nuevo hombre?

¿Es tu comportamiento habitual conforme al nuevo hombre o al viejo?

¿Practicas habitualmente las cosas del viejo hombre y muy de vez en cuando las del nuevo? Entonces no vas vestido, sino disfrazado.


  1. VESTÍOS COMO ESCOGIDOS DE DIOS

  • Colosenses 3:12 “Vestíos, pues, como escogidos de Dios, santos y amados, de entrañable misericordia, de benignidad, de humildad, de mansedumbre, de paciencia;”

De nuevo el apóstol Pablo usa la palabra “vestirse” para indicarnos como hemos de comportarnos: Como escogidos de Dios.




  • Jesús dijo en Mateo 20:16 “que pocos son los escogidos.”

  • Escogido: Se refiere a un tipo de vestidura que te recuerda que eres selecto, favorito, escogido entre los demás.




  • Génesis 37:3 “Y amaba Israel a José más que a todos sus hijos, porque lo había tenido en su vejez; y le hizo una túnica de diversos colores.”

Esta vestidura era especial para hijos de reyes, para patriarcas, para gente especial.
Dios nos dice hoy: “Vístete como escogido de Dios”. Que tu vestidura (tu vida, tu forma de pensar, de hablar, actuar) indique que eres alguien especial, separado entre los demás, favorito.

- Un escogido es aquel por quien Dios está dispuesto a acortar el tiempo, los días (Mt. 24:22)

- Un escogido es de aquellos que Dios juntará al mandar a sus ángeles con gran voz de trompeta (Mt. 24:31)

- Son aquellos a quienes Jesús prometió que Dios haría justicia cuando clamen día y noche (Lc. 18:7)

- Son aquellos a quienes se refiere Pablo cuando dice “¿Quién acusará a los escogidos de Dios?” (Ro. 8:33)
* Apocalipsis 7:9 “Después de esto miré, y he aquí una gran multitud, la cual nadie podía contar, de todas naciones y tribus y pueblos y lenguas, que estaban delante del trono y en la presencia del Cordero, vestidos de ropas blancas, y con palmas en las manos.”

Cada una de estas personas estuvo un día vestidas como escogidos de Dios. Estar vestido como escogido, es formar parte de esta multitud.

Si quieres un pertenecer a la multitud de vestiduras blancas, tienes que andar hoy, como vestido de escogido de Dios.
¿Cuáles son las características de alguien escogido?


  • Santos; Amados; De entrañable misericordia; Benignidad; Humildad; Mansedumbre; Paciencia.


¿Vas disfrazado de escogido de Dios o eres un escogido de Dios?
IV. VESTÍOS DE AMOR

* Colosenses 3:14 “Y sobre todas estas cosas vestíos de amor, que es el vínculo perfecto.”
- Vestirse de amor es vestirse de todas las demás cosas. Es vestirse de Jesucristo porque Él es amor (1ª Juan 4:8).

- Vestirse de amor es vestirse del hombre nuevo.

- Vestirse de amor es vestirse como escogido de Dios.
Un vínculo es: “una unión, un lazo, un broche, un principio unificador. Es lo que une una cosa con la otra”.
Esta última vestidura es la que une todas las demás, es el broche de oro, es lo que hace posible llevar las otras vestiduras.

Si no estás vestido de amor, es imposible que seas como Jesús.

Si no estás vestido de amor, no puedes llevar las ropas de un hombre nuevo.

Si no estás vestido de amor, el vestido de escogido de Dios no es para ti.



Mt. 22:40 dice que toda la ley depende del amor a Dios y al prójimo.
CONCLUSIÓN

¿Estás vestido o disfrazado?

El disfraz no forma parte de ti, sirve para disimular, ocultar tu verdadera apariencia, pero el vestido es lo que realmente eres.

- Vístete de Jesucristo

- Vístete del hombre nuevo

- Vístete como escogido de Dios

- Vístete de amor que es lo que une todo lo demás.



Deja de aparentar lo que no eres y vístete como alguien que ha recibido a Jesucristo, que ha sido hecho nuevo, que ha sido escogido para mostrar el amor de Dios a los demás.



La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal