Viaje a inglaterra y escocia



Descargar 1.24 Mb.
Página13/24
Fecha de conversión01.07.2017
Tamaño1.24 Mb.
1   ...   9   10   11   12   13   14   15   16   ...   24

La siguiente figura es un “Hastial con figuras mendicantes”, realizado en madera, procede de Cachemira con la frontera de Pakistán, Asia Central, datada en el siglo IX-X d.C.

Este hastial de madera es un fragmento encontrado en el interior del templo situado en la cueva Smart de Kashmir, situada a 1.135 m de altitud en la cordillera de Sakkara.

La siguiente figura es un “Fragmento de esculturas”, realizado en piedra, procede de la India, datada en el siglo II d. C.

El museo ha recogido una buena serie de fragmentos de esculturas donde se describen unas complejas narrativas por la general son escenas de la vida de Buda.

Por fin llegamos a las salas dedicadas al arte de Egipto fundadas con las aportaciones de Sir Hans Sloane y de su museo privado. En la actualidad el Museo Británico cuenta con más 75.000 piezas egipcias y es uno de los más importantes del mundo.

La primera pieza que vemos “Momia Djehor” Egipto, pertenece al periodo Ptolomeico, esta datada 250 a. C.

Djehor es una momia de un hombre de alto rango. Las cualidades divinas alcanzadas por el difunto en la otra vida se indican mediante la aplicación de hojas de oro en la cara.

La siguiente pieza que vemos “Jaspe verde el escarabajo en corazón del rey Sobekemsaf”, piedra de jaspe y oro, procede de Tebas, Egipto; dinastía 17, está datado 1590 a. C.

El escarabajo del corazón era un amuleto que se colocaba en el pecho de la momia para asegurar que el corazón siguiera latiendo, se creía que es la sede de la inteligencia y de la personalidad, con el amuleto no se elimina. En un verso de Mágicas del Libro de los Muertos describe como se hace una incisión alrededor de la base del escarabajo. El aspecto de escarabajo de Sobekemsaf sigue exactamente las instrucciones del hechizo, siendo hecha con una piedra verde, montados en oro fino.

La siguiente pieza “Piedra Shabti del rey Ahmose I”, piedra azul, procede de Tebas, Egipto; dinastía 18, está datado 1520 a. C.

Las Shabti son estatuillas funerarias que se enterraban con el difunto, aparecen por primera vez en el Reino Medio (alrededor de 2.040 a 1.750 a. C.). Este es el primer ejemplo de replica hecha para un rey, y también una de las pocas imágenes del rey Ahmose (reinó en 1550 hasta 1525 a. C.) hasta el día de su muerte. La figura lleva la Real Nemes con un tocado de un unuraeus.

La siguiente pieza “Cajón con la momia Djedkhonsefankn”, procede de Tebas, Egipto; dinastía 22, está datada entre 945-716 a. C.

Este cajón estuvo extensamente decorado con escenas doradas en bajos relieves donde se mostraba al dios de Sol en la forma de un halcón y la cabeza de un carnero, los hijos de Horus y las Diosas Isis y Nephthys con alas desprendidas en protección del cuerpo.

Después de que la momia fuera colocada en el féretro la superficie fue cubierta con una capa de resina liquida que con el tiempo oscurecido las escenas e inscripciones.

La siguiente pieza esta formada por “La mascara y la momia de Hornedjitef”, procede de Tebas, Egipto; periodo Ptolemaico, está datada en el siglo III a. C.

Hornedjitef era un sacerdote en el Templo de Amón en Karnak durante el reinado de Ptolomeo III (246 a 222 a. C.). Las tomografías computarizadas de su momia indican que era un hombre maduro a su muerte, y su alto estatus se refleja en su elaborado entierro.

La momia de Hornedjitef fue enterrada con una máscara de cartonaje dorada y la cubierta, y dos antropoides (humanos) en forma de ataúdes de madera. Los ataúdes siguen la práctica funeraria egipcia tradicional en la forma y decoración.

La siguiente pieza esta formada por “Ataúd exterior del sacerdote Hornedjitef”, procede de Tebas, Egipto; periodo Ptolemaico, está datada en el siglo III a. C.

La decoración del ataúd es bastante simple, utiliza el método tradicional con los ataúdes exteriores. La superficie está pintada de negro, con detalles, como los ojos y la guirnalda alrededor del cuello, elegido en color amarillo. El Negro se asoció con Osiris, y fue visto como un color de la regeneración y la fertilidad. La decoración incluye las figuras de Isis y Neftis.

La siguiente pieza esta formada por “Ataúd interior del sacerdote Hornedjitef”, procede de Tebas, Egipto; periodo Ptolemaico, está datada en el siglo III a. C.

El ataúd interior tiene una cara fina dorada, con la barba rizada y estrecha, un collar ricamente decorado con terminales en forma de cabeza de halcón. En el centro de este collar se representa una imagen de Ra, y un ornamento en el pecho con la incorporación de una escena en la que Hornedjitef adora cuatro deidades. Por debajo del cuello esta una imagen del dios Sol como un escarabajo alado, flanqueado por los babuinos que adoran el disco del sol naciente.

La siguiente pieza esta formada por “Momia Artimidorus”, procede de Hawara, Egipto;, está datada en el año 100 a 120 d. C.

El cuerpo momificado está encerrado en una carcasa de estuco pintado de rojo. Un panel con el retrato ha sido insertado en la parte de la cabecera. Está pintado la tabla con encáustica, una mezcla de pigmento y de cera de abejas con un agente de endurecimiento tal como una resina o huevo. Debajo del retrato hay un halcón y una serie de escenas funerarias egipcias tradicionales aplicados en pan de oro. El mayor de ellos muestra el dios Anubis para asistir a la momia, flanqueada por las diosas (probablemente Isis y Neftis). El mismo dios Osiris también se representa en un féretro el despertar a una nueva vida.

La siguiente pieza esta formada por “Momia de Cleopatra”, procede de Thebes, Egipto; periodo romano, está datada en el siglo II d. C.

Esta joven tenía 17 años cuando murió. Una inscripción en su ataúd afirma que esta mujer llamada Cleopatra era la hija de un funcionario importante en Tebas en la época del emperador Trajano (98-117 d. C. reinado). Murió unos 150 años después de su famoso homónimo Cleopatra VII.

La siguiente pieza esta formada por “Ataúd pintado de una chica”, procede de Egipto.

El frente del ataúd representa la chica muerta vestida con el traje clásico egipcio. Su larga túnica de color crema tiene rayas negras. La cubre un manto de color rosa con ribete verde se usa sobre la túnica. Los pies están representados con sandalias targa negras. Una corona pintada y el cabello, tiene unos aretes, ahora perdidos, se insertaron originalmente en los agujeros de las orejas. Pulseras con forma de serpiente están pintados en ambas muñecas, y en la mano izquierda son dos ramitas, quizá de mirto. Los grupos decorativos son probablemente interpretados como una promesa para la vida eterna a través del poder del dios Sol. Los lados del ataúd están decorados con figuras de deidades egipcias dispuestas en los registros.

La siguiente pieza esta formada por “Ataúd con la momia de un niño llamado Pensais”, procede de Akhemim, Egipto; está datada en el siglo I d. C.

Este ataúd es uno de un grupo que se encontró en una tumba familiar en los cementerios de Akhmim, un asentamiento importante en el Alto Egipto durante la ptolemaica (332-30 a. C.) y romana (30 a. C hasta el siglo IV de nuestra era). Se desprende de su tamaño que pertenecía a un niño cuyo nombre está inscrito en demótico en la parte frontal, debajo de la mano izquierda. El ataúd parece haber sido construido a partir de barro y cubiertos con sábanas.

La siguiente pieza esta formada por “Ataúd con la momia de maíz”, procede de Akhemim, Egipto; está datada en el siglo I d.C.

Debido a la forma de estos ataúdes, que son a veces erróneamente identificados como momias de halcones, o por el tamaño y la forma de la momia, como momias infantiles.

Las momias de maíz eran objetos momiformes constituidos por una mezcla de granos y de tierra atada con tiras de vendas de lino y se ponían en la tumba dentro de pequeños ataúdes de madera que a menudo están decoradas con inscripciones con el nombre de Osiris.

La siguiente pieza esta formada por “Figura de Isis”, procede de Egipto; está datada en el siglo I a.C.

La figura de Isis como doliente, que con su hermana Neftis, por la resurrección de Osiris. A menudo son colocadas en tumbas de siglo primero antes de Cristo para enfatizar la identificación del difunto con el dios.

La siguiente pieza esta formada por “Ataúd con momia humana”, procede de Egipto, periodo romano; está datada en el año 230 a 250.

Es un momia de un niño de entre 7 y 10 años, está envuelto en una sábana pintada con tempera lleva una mortaja grecorromana, con sandalias blancas y con un montón de hojas de laurel en la mano izquierda, la mano derecha levantada, el pelo pintado de rojo con manchas blancas, el significado de las cuatro marcas negras en la frente es desconocido. El ataúd de madera esta pintado, consiste en una base de de madera plana, con un borde elevado, está decorado con una representación pintada de Nut, sobre fondo blanco; la tapa convexa está decorada con una representación pintada de una serpiente y una guirnalda de flores sobre fondo blanco con bordes rojos a los lados.

La siguiente pieza esta formada por “Toro momificado”, procede de Egipto, periodo romano; está datada en el año 30 d.C.

Esta momia era un ternero de 12 meses. Los toros en general también eran sagrados y sacrificados a otros dioses, como Amón en Tebas. Las personas piadosas a veces sacrificaban un ternero al dios, una muestra más pequeña y menos costosa de su devoción. Este es un ejemplo típico de una momia de un pequeño ternero. El cuerpo se envuelve según ha quedado tendido después de la muerte, aunque se incluyen los huesos dentro de los vendajes. Detalles como los ojos y los cuernos fueron recogidos en un color oscuro, y el pecho se cubre a menudo con un patrón de un dibujo muy elaborado.

La siguiente pieza esta formada por “Momia de gato”, procede de Egipto, procede de Abydos, periodo romano; está datada en el año 30 d. C.

Este gato fue momificado muy elaboradamente, siguiendo un estilo que es común en los periodos griegos y romanos en el antiguo Egipto. Un gran esfuerzo se gastó mucho en el envoltorio y la apariencia externa, mientras que los restos en el interior son a menudo incompletos. Parece probable que muchos gatos no murieron de muerte natural; el examen en el Museo Británico ha demostrado que muchos gatos morían con menos de un año de edad. Es de suponer que el sacrificio fue hecho periódicamente en los criaderos del templo para ofrecer temas para la momificación.

Las siguientes piezas esta formada por “Momias de peces”, procede de Egipto, cerca de Luxor, periodo romano; está datada en el año 30 d. C.

Momificación de animales se originó en Egipto. Era una parte importante de la cultura egipcia, no sólo en su rol para tener alimentos en el más allá sino también por razones religiosas.

La siguiente pieza está formada por “Momia de cocodrilo”, procede de Egipto, en concreto de Luxor, dimensiones 94 cm.; periodo romano, está datada en el año 30 d. C.

Cocodrilo momificado está encerrado en hoja de palma tejida y recubierto de una sabana.

El cocodrilo ha sido al mismo tiempo odiado y reverenciado por el hombre, especialmente en el Antiguo Egipto, donde eran momificados y se les rendía culto. Los antiguos egipcios rendían culto a Sobek, un dios-cocodrilo asociado con la fertilidad, la protección, y el poder del faraón

Pasamos a la sala donde se exhibe los restos de la tumba de Nebamun, pasa por tener las mejores pinturas de las tumbas del Antiguo Egipto, creadas para un funcionario de nivel medio por un artista desconocido. La tumba no sólo cumplía su función de enterramiento de Nebamun y su esposa, sino que tenía una parte abierta que servía como capilla funeraria, donde sus familiares podían celebrar ceremonias en su honor.

Fue descubierta en 1820 por Giovanni d'Athanasi. Por orden de Henry Salt, las pinturas murales fueron retiradas, y los once fragmentos más importantes se encuentran ahora en esta sala, considerados como una de las más famosas obras de arte del Antiguo Egipto. Datan de 1400-1350 a.C., en tiempos del reinado de Tutmose IV o Amenhotep III, de la dinastía XVIII. Después de diez años de investigación y restauración, las pinturas fueron puestas de nuevo a disposición del público en 2009.

La siguiente pieza “Gansos de Nebamun, un fragmento de una escena de la tumba-capilla de Nebamun”, procede de Tebas (Egipto), periodo de finales de la dinastía 18, esta datado hacia 1350 a. C.

Esta escena es parte de una pared que muestra a Nebamun inspeccionando las bandadas de gansos y rebaños de ganado. Se observa como los agricultores conducen los animales hacia él; sus escribas (secretarios) Anotan el número de animales para sus registros.

Este escribano sostiene una paleta bajo el brazo y presenta un rollo de papiro de Nebamun.

Los agricultores se inclinan y hacen gestos de respeto hacia Nebamun. El hombre detrás de ellos sostiene un palo y les dice: “sentaros!'.

Los gansos de los agricultores están pintados como una manada enorme y animada, algunos están picoteando el suelo y otros batiendo sus alas.

La siguiente pieza “Presentación de ganado vacuno, un fragmento de una escena de la tumba-capilla de Nebamun”, procede de Tebas (Egipto), periodo de finales de la dinastía 18, esta datada hacia 1350 a. C.

Muestran a Nebamun mientras supervisa los animales que formaban parte de las mercancías de las que estuvo encargado de recoger y almacenar o bien de los que le pertenecían.

La siguiente pieza “Revisión de la producción agraria, un fragmento de una escena de la tumba-capilla de Nebamun”, procede de Tebas (Egipto), periodo de finales de la dinastía 18, esta datada hacia 1350 a. C.

Este es un fragmento de una escena y muestra como Nebamun inspecciona bandadas de gansos y rebaños de ganado. Nebamun se muestra como un hombre bien vestido, lo que denota riqueza y autoridad, se encuentra ejerciendo la supervisión de las multitudes animadas. Él se dibuja en una escala más grande que los demás y se sienta en una pose formal. Incluso su piel está pintada de forma diferente.

La siguiente pieza “Detalle de la escena del banquete, con las intérpretes de arpas y flautas, un fragmento de una escena de la tumba-capilla de Nebamun”, procede de Tebas (Egipto), periodo de finales de la dinastía 18, esta datada hacia 1350 a. C.

El banquete es una de las principales escenas representadas en las capillas funerarias de la dinastía XVIII. Se muestra la reunión en la tumba de amigos y parientes del señor, entretenidos por bailarines y músicos mientras se sirve comida, vino y perfume

La siguiente pieza “Una fiesta para Nebamun, un fragmento de una escena de la tumba-capilla de Nebamun”, procede de Tebas (Egipto), periodo de finales de la dinastía 18, esta datada hacia 1350 a. C.

En la escena algunos de los músicos aparecen en las pinturas, mostrando sus rostros. Esto es muy inusual en el arte egipcio, y les da un sentido de vitalidad a estas mujeres de clase baja, que se sienten atraídos de manera menos formal que los clientes ricos. Las jóvenes bailarinas son sinuosamente dibujadas y están desnudas.

La siguiente pieza “Sirvientes llevando ofrendas, un fragmento de una escena de la tumba-capilla de Nebamun”, procede de Tebas (Egipto), periodo de finales de la dinastía 18, esta datada hacia 1350 a. C.

En el centro de la escena aparece un siervo que tiene dos liebres del desierto, destacan por sus enormes orejas. Los animales sobresalen por su maravillosa textura de las pieles y los largos bigotes. El magnífico dibujo y composición hacen de esta escena estándar sea fresca y animada.

La siguiente pieza “Ofrendas para Nebamun, un fragmento de una escena de la tumba-capilla de Nebamun”, procede de Tebas (Egipto), periodo de finales de la dinastía 18, esta datada hacia 1350 a. C.

Esto es parte de la escena más importante de la tumba-capilla de Nebamun, y está pintada en un estilo formal con un fondo de crema blanca en lugar de hacerla para que pudiera destacar más.

Toda la escena mostraba un enorme montón de lujosa comida frente al Nebamun muerto y su esposa, con el vino y frascos de perfume ornamentados. Su hijo Netjermes les ofrece un ramo de flores en lo alto al festival del dios Amón, cuando los familiares vinieron a visitar a los muertos. Los subtítulos jeroglíficos contienen oraciones funerarias y una lista de peticiones.

La siguiente pieza “Examinando los campos de Nebamun, un fragmento de una escena de la tumba-capilla de Nebamun”, procede de Tebas (Egipto), periodo de finales de la dinastía 18, esta datada hacia 1350 a. C.

Esta escena de su tumba-capilla muestra funcionarios inspeccionando los campos. Un agricultor comprueba el mojón de su campo. Cerca de allí, dos carros para la fiesta de los funcionarios esperan bajo la sombra de un árbol.

La siguiente pieza “El Jardín de Nebamun, un fragmento de una escena de la tumba-capilla de Nebamun”, procede de Tebas (Egipto), periodo de finales de la dinastía 18, esta datada hacia 1350 a. C.

Esta es una escena del jardín y un símbolo de la nueva vida, donde aparece el jardín de Nebamun en la otra vida no es diferente a los jardines terrenales de egipcios ricos. La piscina está llena de aves y peces, y está rodeado por flores y filas sombreadas de árboles. Los árboles frutales son higos, palmeras datileras.

La siguiente pieza “Nebamun caza en los pantanos, un fragmento de una escena de la tumba-capilla de Nebamun”, procede de Tebas (Egipto), periodo de finales de la dinastía 18, esta datada hacia 1350 a. C.

Esto es más que una simple imagen de recreación. Donde los fértiles pantanos fueron vistos como un lugar de renacimiento y de erotismo. Los animales de caza podrían representar el triunfo de Nebamun sobre las fuerzas de la naturaleza cuando el vuelva a la vida.

La siguiente pieza “Momia de Katebet”, procede de Tebas (Egipto), periodo de finales de la dinastía 18, esta datada hacia 1300 a. C.

Esta momia es la de una anciana que era una cantora de Amón, el “Rey de los Dioses”. Como titular de este título, habría cantado e interpretado música durante los rituales que se realizaron en los templos.

Ella se llamaba Katebet y su cuerpo conservado se envuelve dentro de capas de tela. La máscara de cartón pintado cubre su cabeza de la momia tiene un rostro dorado y se muestra vistiendo una peluca elaborada y pendientes blancos. Sus manos cruzadas tienen los anillos reales.

La siguiente pieza “Momia de Ankhef”, procede de Asiut (Egipto), periodo de finales de la dinastía 12, esta datada hacia 1900 a. C.

Ankhef, era un funcionario de Asiut, fue un hombre de mediana edad que tuvo por lo menos 45 años cuando murió. Las radiografías han demostrado que sufría de artrosis en la columna vertebral y la cadera izquierda.

Una vez que el cuerpo fue momificado se vendo, estaba envuelto en un sudario, o en un paño funerario. Expone una máscara que cubre la cabeza y los hombros fue el último elemento que se añade después de la muerte. Esto se hizo de cartonaje, ropa de moldeado que se ponía rígida añadiendo yeso.

Pasamos a la sala 64 donde se encuentra “El hombre de Gebelein”, procede de Egipto, periodo predinastico, esta datada hacia 3500 a. C.

Este hombre murió hace más de cinco mil años y fue enterrado en el lugar de Gebelein, en el Alto Egipto. La reconstrucción de su tumba ilustra la temprana costumbre egipcia de colocar el cuerpo en una posición fetal, por lo general siempre tumbado hacia el lado izquierdo, con la cabeza hacia el sur, en la tierra de los muertos, donde más adelante renacería. A su alrededor estaban todas las cosas que puedas necesitar para su vida futura, especialmente los jarrones de cerámica para almacenar y servir la comida.

Este cuerpo es de un adulto macho tiene todos los dientes y aspecto saludable, todavía conserva mechones de pelo color jengibre en el cuero cabelludo. Hay fracturas en las costillas, el anillo del pubis derecho, ambos huesos del muslo, los huesos de la espinilla y la pantorrilla, pero no hay evidencia de artritis. El dedo índice izquierdo y varios de los últimos huesos de los dedos están desaparecidos.

El estudio sobre la muerte del Hombre de Gebelein reveló que probablemente había sido asesinado. Una tomografía del cuerpo momificado tomada en el Hospital de Cromwell en Londres mostró que Gebelein tenía entre 18 y 20 años en el momento de su muerte y había sido una persona bien musculada. En el momento de su exploración se aprecio bajo su hombro izquierdo una punción en el cuerpo; el arma homicida había sido utilizada con tal fuerza que se había dañado ligeramente el omóplato pero había destrozado la costilla debajo de ella y penetró el pulmón. Se creía que la lesión había sido causada por una hoja de cobre o un cuchillo de pedernal por lo menos 12 cm de longitud y 2 cm de ancho.

La siguiente pieza “Estatua sentada de Harwa”, procede de Tebas (Egipto), periodo de la 25 dinastía, esta datada hacia 1900 a. C.

Estatua sentada, es de un oficial de Harwa presenta en su regazo a dos diosas femeninas de la 25 dinastía. Fue el jefe administrador de los dioses femeninos de Amón en Tebas, durante el mandato de Amenirdis I.

La siguiente pieza “Fragmento de yeso pintado de la tumba de Sebekhotep”, procede de Tebas, dinastía 18, este datado en el año 1400 a. C.

Sebekhotep era un alto funcionario encargado de la tesorería durante el reinado de Tutmosis IV (1400 hasta 1390 antes de Cristo).Una de sus responsabilidades era recibir los regalos de los extranjeros entregados al rey. Este fragmento fue parte de una escena que mostraba Sebekhotep recibiendo obsequios del Cercano Oriente y África, en nombre de Tutmosis IV.

A la izquierda, tres hombres (probablemente nubios) recibidos por Sebekhotep como representante del rey. Ellos son seguidos por tres hombres más que llevan placas de oro con los anillos entrelazados de oro sobre sus brazos. El oro era uno de los productos más importantes de Nubia. Esta es la forma habitual de que el oro está representado en las pinturas de las tumbas egipcias.

Tres hombres nubios llevan artículos de lujo característicos de su país: anillos de oro, jaspe, figuras de ébano, colas jirafa, una piel de leopardo, un babuino vivo y un mono. La variación del color de la piel de los hombres puede representar sus diferentes tipos de piel, a pesar de que se podría haber hecho por razones estéticas.

La siguiente pieza “Capilla de la pirámide de la reina Shanakdakhete”, procede de Sudan Central, periodo meroítico, este datado siglo II a. C.

Este muro proviene de una de las pequeñas pirámides con capillas en las que fueron enterrados los gobernantes. Probablemente era de la reina Shanakdakhete, la primera mujer gobernante. Ella aparece aquí entronizada con un príncipe, y protegido por una Isis alada. Frente a ella se hallan portadores ofreciendo y también escenas de rituales, incluyendo el juicio de la reina antes de Osiris.

La siguiente pieza “La pintura de las paredes del templo de Beit El-Wali”, procede de Sudan Central, este datado entre 1550 a 1069 a. C.

La pintura de una pared procede del templo de Beit El-Wali, que Ramsés II construyó en Nubia durante un período del Nuevo Reino (1550 a. C a 1069 a. C), cuando los antiguos egipcios controlaban la zona.

El templo de Beit el-Wali está situado en la zona sur de Egipto conocido por los egipcios como Uauat, de la antigua Nubia. Su función era recordar a la gente del lugar del poder del faraón egipcio, y promover la adoración a los dioses egipcios.

La siguiente pieza “Friso de arenisca”, procede de la primera catedral cristiana de Farás en Sudan, este datado en los primeros años siglo VII d. C.

Poco se sabe del período después del estado Meroítico solamente que se derrumbó en el siglo IV de nuestra era. En el siglo VI los tres reinos de Nubia, conocidos como los reinos de Nobatia, se convirtieron al cristianismo. Ellos fueron gobernados desde Faras, justo dentro de la frontera norte de Sudán. Las iglesias cristianas en Nubia y Egipto compartían los mismos administradores. Los obispos más importantes se basaron en Old Dongola, capital del reino nubio de Makuria, y al Faras.




Compartir con tus amigos:
1   ...   9   10   11   12   13   14   15   16   ...   24


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2019
enviar mensaje

    Página principal