Viaje a inglaterra y escocia



Descargar 1.24 Mb.
Página14/24
Fecha de conversión01.07.2017
Tamaño1.24 Mb.
1   ...   10   11   12   13   14   15   16   17   ...   24

La siguiente pieza “Taza pintada”, procede del cementerio de Farás en Sudan, periodo meroítico, este datado siglo II a. C.

Algunas tumbas del periodo Meroítico se han descubierto cuencos de ceramica, jarras y tazas. La buena calidad de la fabricación y decoración de estos vasos sugiere que eran las posesiones más preciadas de los fallecidos que querían seguir disfrutando de ellas en el Más Allá.

La siguiente pieza “Cabeza de león de madera pintada”, procede de Qasr Ibrim, Nubia, periodo copto temprano, este datado entre el siglo VII y X d. C.

Probablemente formaba parte de un elemento arquitectónico de una iglesia cristiana primitiva de la región de Nubia.

Las iglesias y otros edificios religiosos fueron muy decoradas durante el periodo copto. Las paredes estaban pintadas con imágenes de los obispos y de los santos, y los elementos arquitectónicos a menudo eran tallados con motivos de flores y fauna. Los pilares y los frisos eran construidos con piedra, pero este ejemplo es inusual, ya que es de madera. La cabeza de este león, aunque un poco esquematiza es todavía muy reconocible, está tallada con mucho mayor relieve que las hojas de abajo, haciendo que se destaque. Las hojas rizadas son características de los motivos florales comunes en el arte copto.

La siguiente pieza “Uraeus de bronce”, procede de Tebas en el alto Egipto, periodo dinastía 18, este datado entre los años 1575 a 1304 a. C.

El uræus, o ureus, es una representación de la diosa Uadyet. La imagen del uræus constituyó el emblema protector preferente de muchos faraones, quienes eran los únicos que podían portarlo como atributo distintivo de la realeza.

Este Uraeus (cobra) era colocado en la corona real por la parte trasera. Tiene incrustaciones que originariamente eran con esmalte azul y rojo, vidrio o piedra, aunque desde entonces se han deteriorado. La expresión de la serpiente, sin embargo, sigue siendo hoy muy viva como lo fue el día en que salió de las manos de su creador.

La siguiente pieza “Dos bronces con cabeza de carnero”, procede de Kawa en el templo “T”, periodo Napatan, este datado entre los años 703 a 300 a. C.

Las figuras son bronce con una esfinge con cabeza de carnero que lleva un disco y el uraeus en la cabeza. El periodo se corresponde en Napata, Nubia, los reyes locales se consideran herederos de los faraones y crean su propia dinastía consecuentemente el arte obedece a las mismas creencias que aparecerían en Egipto.

La siguiente pieza “Molde de yeso de la puerta real de Persépolis”, procede de la capital del Imperio Persa, el original este datado entre los años 470 a 450 a. C.

La habitación muestra una serie de moldes de yeso sacados de Persépolis. La imagen opuesta (original) está sacada de la parte de un lado de una enorme puerta de entrada a un palacio construido entre 470 a 450 a.C. Muestra en la parte más alta al rey que esta sentado en un trono y sosteniendo una flor de loto y un cetro. Por detrás hay un asistente por encima que sujeta un dosel ricamente decorado.

La siguiente pieza “Molde de yeso de un relieve de Persépolis”, procede de la capital del Imperio Persa, el original este datado entre los años 470 a 450 a. C.

Molde de yeso de un relieve de Persépolis, muestra la disputa entre el rey del Imperio Persa que lucha desesperadamente contra un león.

La siguiente pieza es una de las obras más importantes del museo y de la historia del hombre “Cilindro de Ciro”, Imperio Persa, el original este datado entre los años 559-530 a.C. Tiene unas medidas de 22cm. Se expone en la sala 52.

Este cilindro de arcilla se inscribe en la escritura cuneiforme babilónica donde se cuenta la historia de Ciro, rey de Persia (559-530 a. C) durante su conquista de Babilonia en el 539 a. C y la captura de Nabonido, el último rey de Babilonia.

En el año 539 a. C., los ejércitos de Ciro el Grande, el primer rey de la Persia antigua, conquistaron la ciudad de Babilonia. Pero sus siguientes acciones fueron las que marcaron un avance significativo para el Hombre. Liberó a los esclavos, declaró que todas las personas tenían el derecho a escoger su propia religión, y estableció la igualdad racial. Éstos y otros decretos fueron grabados en un cilindro de barro cocido en lenguaje acadio con escritura cuneiforme.

Conocido hoy como el Cilindro de Ciro, este documento antiguo ha sido reconocido en la actualidad como el primer documento de los derechos humanos en el mundo. Está traducido en los seis idiomas oficiales de las Naciones Unidas y sus disposiciones son análogas a los primeros cuatro artículos de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.
El texto traducido dice:

Una línea destruida


1- [Cuando (…)] su […] las regiones […] una persona insignificante ha sido instalada como la entu [de Sin] en su tierra y [él sacó de sus tronos las imágenes correctas de los dioses] e impuso sobre ellos [imi]taciones. [Hizo] una réplica del Esagila [(…) estableció] ritos inapropiados para Ur y el resto de otras ciudades sagradas rituales, como también [ofrendas im]pías. Diariamente, no cesaba de pronunciar [plegarias]infieles. Además interrumpía de manera diabólica las ofrendas regulares y trastocaba los ritos. [Cam]bió en abominación la adoración de Marduk, el rey de los dioses, y sin cesar perpetuo la maldad contra su ciudad (= la de Marduk). Todos los días [él (…)] y llevó a todo su [pueblo] a la ruina por (imponerles) cargas sin descanso.

2- Ante sus quejas el Enlil de todos los dioses (= Marduk) se puso terriblemente furioso y [se marchó de] su territorio, (también) los (otros) dioses que vivían entre ellos abandonaron sus mansiones, enojados porque (Nabónido) los hubiera traído a Babilonia para furia de Marduk. Marduk, el ex[altado, el Enlil de los dio]ses, se paseó por todos los lugares que habían sido abandonados y al ver aquello calmó [su]en[fado] y mostró piedad al pueblo de Sumer y Akkad, que se habían convertido en cadáveres.

3- Escudriñó y miró (por) todos los países, buscando un gobernante virtuoso cuya mano pudiera agarrar. (Entonces) pronunció el nombre de Ku-ra-as (= Ciro II), rey de Anshan, y anunció su nombre como el pró(ximo) gobernante de todo el mundo. Hizo al país de Guti y todas las hordas uman-manda (= medos) inclinarse en sumisión a sus pies (= de Ciro II). Y así él (= Ciro II) siempre se cuidó de la justicia y del bienestar del pueblo de los cabeza negra sobre el cual él había sido hecho victorioso (por Marduk). Y Marduk, el gran señor, líder de su pueblo (= de sus adoradores), contempló con placer las buenas obras y el corazón prudente de Ciro (II, y por tanto,) le ordenó marchar a su propia ciudad Babilonia (Ka.dingir.ra). Le hizo partir por el camino a Babilonia (DIN.TIR) yendo a su lado como un verdadero amigo y compañero. Sus abundantes tropas –su número, como el agua (que fluye) de un río, no podía contarse- caminaban a su lado, con sus armas guardadas. Sin batalla o lucha (alguna, Marduk) le hizo entrar en su ciudad, Babilonia (Su.an.na), librando a su propia ciudad, Babilonia, (Ka.dingir.ra) de cualquier calamidad. Y a Nabónido, el rey que no le adoraba (= a Marduk) lo entregó a sus manos.

4- Todos los habitantes de Babilonia (DIN.TIR) así como todo el país de Sumer y Akkad, príncipes y gobernantes (incluidos), se inclinaron ante él (= Ciro II) y le besaron los pies, jubilosos de que él (hubiera recibido) la realeza, y con caras resplandecientes. Alegremente, le saludaron como señor gracias a cuya ayuda había vuelto (de nuevo) a la vida los que estaban como muertos, habiendo sido salvados de toda tribulación y penuria. Y alabaron su nombre.

5- Yo soy Ciro (II), rey del mundo, gran rey, legítimo rey, rey de Babilonia, rey de Sumer y Akkad, rey de los cuatro confines (del universo), hijo de Ka-am-bu-zi-ia (= Cambises), gran rey, rey de Anshan, nieto de Ciro, gran rey, rey de Anshan, descendiente de Si-is-pi-is (= Teispes), gran rey, rey de Anshan, de un antiguo linaje real; cuyo gobierno es amado por Bel (= Marduk) y Nabu, a quien quieren como rey para complacer sus corazones.

6- Después de entrar en Babilonia (DIN.TIR) en paz, entre alegría y júbilo, convertí el palacio real en la sede de mi gobierno. Marduk, el gran señor, que ama a Babilonia con gran magnanimidad (la) estableció como mi destino y yo todos los días me esforcé en adorarle. Mis numerosas tropas paseaban por Babilonia (DIN.TIR) en paz, no permití a nadie aterrorizar (ningún lugar) del [país de Sumer] y Akkad. Hice todo lo posible por la paz de Babilonia (Ka.dingir.ra) y en sus lugares de culto. En cuanto a los habitantes de Babilonia (DIN.TIR), [que] contra la voluntad de los dioses (Nabónido) había hecho sumisos de una manera totalmente inapropiada para ellos, los liberé de su pesar y aflojé su carga, (poniendo así fin a sus principales quejas). Marduk, el gran señor, estaba muy complacido con mis obras y me envió amigables bendiciones a mí, Ciro (II), el rey que lo adora, a Cambises, mi hijo, el descendiente de [mis] entrañas, así como a todas mis tropas, y todos [alabamos] su gran [deidad] gozosamente, de pie ante él en paz.

7- Por su majestuoso mandato, todos los reyes entronizados, todo el mundo desde el mar Superior al mar inferior, habitantes de regiones distantes, todos los reyes de la tierra del oeste que viven en tiendas, me trajeron sus pesados tributos y me besaron los pies en Eshunna, las ciudades de Zamban, Me-Turnu, Der y tan lejos como la frontera de los Guti –devolví a (estas) ciudades sagradas al otro lado del Tigris, cuyos santuarios habían sido fundados en tiempos antiguos, las imágenes que habían estado allí y les establecí santuarios permanentes. (También) reuní a todo su pueblo y (les) devolví sus casas. Además, reasenté, siguiendo el mandato de Marduk, el gran señor, a todos los dioses de Sumer y Akkad a quienes Nabónido había traído a Babilonia (Su.an.na) para enfado del señor de los dioses, sin dañarlos, en sus (antiguas) capillas, los lugares que les hacen felices.

8- Que todos los dioses a quienes he reasentado en sus ciudades sagradas rueguen a Bel (= Marduk) y Nabu por una larga vida para mí y que ellos me recomienden (a él); que digan a Marduk, mi señor, esto: “Ciro (II), el rey que te adora, y Cambises, su hijo, […] su […] asenté a toda la gente de Babilonia, que rezó por mi monarquía y a todas sus tierras en un lugar pacífico. Todos los días proporcioné (al templo) [ofrendas de (…) gan]sos, dos patos y diez palomas por encima de las anteriores ofrendas de gansos, patos y palomas. La muralla Imgur-Enlil, la gran (ciudad) amurallada de Babilonia, me esforcé en fortalecer sus fortificaciones […] el muelle de ladrillo, en la orilla del foso de la ciudad, construido por un rey anterior, pero no completado, su obra [… (yo)] [(…) pues la ciudad no había sido completamente rodeada], Hice las (murallas) nuevas con betún y ladrillos y [acabé el trabajo de las mismas (…); instalé puertas de] poderoso [cedro], revestido de bronce, umbrales y bisa[gras de puertas hechos de cobre en todas] sus [entradas (…)]. Vi en su interior una inscripción de Assurbanipal, un rey que vino antes que[yo (…) para siem]pre.”

La siguiente pieza “Cabeza de oro del tesoro de Oxus”, procede de la Aqueménida persa, de la región de Takht-i Kuwad, Tayikistán, esta datado entre el siglo V y IV. a.C.

Esta cabeza es parte del tesoro de Oxus, se trata de la más importante colección de oro y de plata que ha llegada hasta nuestros días desde la época aqueménida. El tesoro fue encontrado en las orillas del río Oxus y probablemente proviene de un templo que se levantaba allí. La mayoría de las fechas de las obras del tesoro abarca desde el siglo V a IV a.C, y muchas de las obras de arte son representativos de lo que se describe como el estilo de la corte aqueménida, que se encuentra en todo el imperio y se considera típico de la época. Esta cabeza, sin embargo, es bastante diferente, y puede ser de fabricación local.

La cabeza está hecha de oro batido y muestra a un joven imberbe con las orejas perforadas. Puede haber sido parte de una estatua, tal vez con un cuerpo de otro material como la madera.

La siguiente pieza “Brazalete de oro con cabezas de grifos”, procede de la Aqueménida persa, de la región de Takht-i Kuwad, Tayikistán, esta datado entre el siglo V y IV. a. C.

Este tipo de pulseras son similares a los objetos que eran llevados como tributo y que describen los relieves en Persépolis. Los brazaletes fueron algunos de los elementos considerados como regalos de honor en la corte persa. Los espacios huecos que vemos habrían contenido incrustaciones de cristal o piedras semipreciosas. Las pulseras son típicas del estilo de la corte aqueménida persa del siglo V al IV a. C.

La siguiente pieza “Molde de yeso del palacio de Darío” procede de Londres (Inglaterra), el molde fue hecho entre 1837-1901 y el original esta datado entre 358-338 a. C.

El palacio del rey Darío I el Grande en Persépolis fue mandado construir por Darío, pero sólo una pequeña parte del palacio fue terminado bajo su gobierno. Fue acabado después de su muerte en 486 por su hijo y sucesor Jerjes, quien llamó a la casa Tacara, “Palacio de Invierno”, en la Antigüedad. Sus ruinas se encuentran inmediatamente al sur de la Apadana.

Pasamos a las salas que muestran las antigüedades en Europa, la primera pieza “Capa de Oro” procede de Mold, Flintshire, en Gales del Norte, esta datado en la Edad de Bronce, alrededor de 1900-1600 a.C.

La capa fue hallada en el centro del montículo en el interior de una tumba de piedra, al levantarla estaban la capa alrededor de los restos fragmentarios de un esqueleto. Se recuperaron las tiras de bronce y numerosas cuentas de ámbar, pero sólo una de las perlas llegaron al Museo Británico.

La capa habría sido inadecuada para el uso diario, ya que habría restringido severamente el movimiento del brazo superior, habría servido para distintos ceremoniales, y pudo ser propiedad de alguna autoridad religiosa.

La capa es uno de los mejores ejemplos de la prehistoria y del trabajo en la elaboración del oro y es un ejemplar único por su forma y diseño. Fue realizado laboriosamente de un solo lingote de oro, luego fue adornada con una intensa decoración para imitar la forma de los collares de cuentas en medio de pliegues de tela.

Las perforaciones a lo largo de los bordes superior e inferior indican que fue una vez unido a un revestimiento, tal vez de cuero, que con el tiempo ha desaparecido. Las tiras de bronce pueden haber servido para fortalecer como soporte la capa de oro.

La capa tan frágil se rompió durante la recuperación y las piezas se dispersaron entre varias personas. Aunque el Museo Británico adquirió la mayor proporción en 1836, después pequeños fragmentos han salido a la luz y los últimos años y se han reunido en el museo.

La siguiente pieza “Escudo de bronce” procede del río Támesis, Londres, Inglaterra, esta datado en la Edad de Bronce, alrededor de 1200-1000 a. C.

Los escudos de chapa de bronce como éste constituye el invento de una armadura defensiva, aunque de hecho no podrían haber sido muy funcionales. Este escudo es ligeramente más grueso que otros ejemplos. La armadura fue diseñada para ser usado para la exhibición por los guerreros importantes, se desarrolló en el centro de Europa en 1300 a.C. y se extendió rápidamente a otras partes de Europa. Hay escasos testimonios de este tipo de escudos aunque han llegado algunos ejemplos de madera y piel que se han encontrado en los pantanos irlandeses, mientras que petroglifos escandinavos e ibéricos proporcionan evidencia de un mayor uso de escudos redondos.

La siguiente pieza “Mosaico del Banco de Inglaterra” procede de Londres, Inglaterra, esta datado en la época romana, alrededor del siglo III d. C.

Encontrado durante los trabajos en el Banco de Inglaterra en Londres. Estaba en el piso de una pequeña habitación cuadrada, fue el primer mosaico romano-británico adquirido por el Museo Británico, en 1806, aproximadamente un año después de su descubrimiento. Se encontraba cerca de 3,5 metros de profundidad debajo de la esquina noroeste del Banco de Inglaterra en la ciudad de Londres. Ha estado en exhibición permanente en el Museo desde que a principios del siglo XIX. Se muestra como un ejemplo notable de arte decorativo romano que ha servido de inspiración para los diseñadores posteriores.

La siguiente pieza “Lápida de Cayo Julio Alpinus Classicianus” procede Trinity Square, Londres, esta datado en la época romana, alrededor del siglo I d. C.

Esta es la lápida reconstruida de Cayo Julio Alpinus Classicianus. Su nombre muestra haber sido un miembro de la aristocracia Galia, pero sabemos más de él gracias a la investigación del monumento funerario. Donde en momentos del emperador Nerón Claudio César Augusto Germánico (reinó 54-68 dC) nombró a Classsicianus como el procurador o Ministro de Hacienda de Gran Bretaña después de la revuelta de los icenos liderada por la reina Boudica en el año 60-61. Su trabajo consistía en corregir los abusos financieros que habían sido una la causa importante de la rebelión.

La inscripción incompleta puede ser restaurada de la siguiente manera: DIS / [M] anibus / [G (AI) IUL (I) G (AI) F (ILI) F] AB (IA TRIBU) ALPINI CLASSICIANI / ... / ... / proc (URATORIS) PROVINC (IAE) BRITA [NNIAE] / IULIA INDI FILIA pacata I [NDIANA (?)] / UXOR [F (ECIT)]. ( A los espíritus de los difuntos (y) de Cayo Julio Alpinus Classicianus, hijo de Gayo, de la tribu Fabian votan ... Procurador de la provincia de Gran Bretaña. Julia Pacata I [ndiana], hija del Indo, su esposa, tenía esta construido.. ).

La siguiente pieza “Mosaico romano” procede Abbots Ann, cerca de Andover, Hampshire, esta datado en la época romana, alrededor del siglo IV d. C.

La villa romana en Abades Ann, cerca de Andover, fue descubierto en la década de 1850. Las porciones de suelos de mosaico descubiertas eran en un estilo audaz y simple, usando grandes teselas en una gama limitada de colores. Siguen diseños geométricos tradicionales romanos.

La siguiente pieza “Casco gladiador” procede Hawkedon, Suffolk (Inglaterra), esta datado en la época romana, alrededor del siglo I d. C.

Este pesado casco de bronce, originalmente, tenía una superficie estañada, dándole un aspecto plateado brillante. La cara del gladiador se habría encerrado en una máscara con bisagras intrincada la defensa de los ojos, similar a los cascos que se han encontrado en Pompeya. El lugar más cercano de las luchas de gladiadores es probable que fuera en Colchester, la ciudad principal de la provincia en el siglo I d. C.

La siguiente pieza “Cabeza de bronce de la estatua del emperador Adriano” procede del río Támesis, cerca de Puente de Londres (Inglaterra), esta datado en la época romana, alrededor del siglo II d. C.

El emperador Adriano (reino desde 117-138 d. C.) fue famoso por ser el emperador que construyó una muralla de ochenta millas de largo en toda Gran Bretaña, desde el Solway Firth al río Tyne en Wallsend, para separar a los bárbaros de los romanos. Esta cabeza proviene de una estatua de Adriano, que probablemente estaba en el Londres romano en un foro público. Tenía un tamaño de una vez y cuarto de su tamaño natural.

La estatua puede haber sido acondicionada para conmemorar la visita de Adriano a Gran Bretaña en el año122 d. C; Adriano viajó muy extensamente por todo el Imperio, y dentro de sus visitas imperiales dio origen a los programas de reconstrucción y embellecimiento de las ciudades. Hay muchas estatuas de mármol conocida de él, pero este ejemplo realizado en bronce es un raro ejemplar.

La siguiente pieza “Cabeza de bronce de la estatua del emperador Claudio” procede en el río Alde en Rendham, cerca de Saxmundham, Suffolk (Inglaterra), esta datado en la época romana, alrededor del siglo I d. C.

La cabeza en bronce formó parte de una estatua de tamaño natural del emperador romano Claudio (reinó 41-54 d. C.). La conquista de Gran Bretaña proporcionó un triunfo militar de Claudio. No tenía la reputación existente como un líder, pero se percibe como una persona erudita. Es de tamaño natural y de las estatuas imperiales más grandes que se colocaron en importantes espacios públicos y oficiales, y es concebible que la estatua originalmente pudo haber ocupado un espacio en la colonia de Colchester.

La siguiente pieza “Mano de bronce” procede de Londres (Inglaterra), esta datado en la época romana, alrededor del siglo I d. C.

Esta mano de bronce es de aproximadamente la misma escala colosal como la cabeza de Adriano, en este caso, y el gesto, con el dedo extendido, es uno de los más habituales del Imperio Romano. Esta mano podría ser de la misma estatua que la cabeza de Adriano.

La siguiente pieza “Mosaico de Hinton St. Mary” procede Dorset (Inglaterra), esta datado en la época romana, alrededor del siglo IV d. C.

El mosaico procede de un importante edificio dentro de una villa romana, fue parte del ala mejor conservado. Las paredes habían sido demolidas a ambos lados, probablemente en el período post-romana.

El mosaico fue diseñado como un suelo continuo en dos paneles para una gran sala dividida por un par de cortas paredes transversales. Como ocurría a menudo en el mundo romano, la imaginería pagana se yuxtapone con la del cristianismo.

El panel más pequeño contiene un medallón central que muestra el héroe Belerofonte montado en su caballo alado, Pegaso. En el se representa el mítico monstruo de tres cabezas. Aparece en la escena, tal vez, con la intención de ilustrar el triunfo del bien sobre el mal. El círculo está flanqueado a ambos lados por escenas de caza que muestran ciervos perseguidos por perros de caza.

El panel más grande cuenta con un redondel central flanqueado por cuatro semicírculos. Tres muestran escenas de caza similares y un frondoso gran árbol. En las esquinas hay bustos de cuatro figuras masculinas con el pelo azotado por el viento. Pueden representar los cuatro evangelistas, los cuatro vientos, o incluso ambos.

En el redondel central, el que ilustramos, se piensa que es una de las primeras representaciones de Cristo y, de ser así, el único retrato en un mosaico de una casa de todas las estudiadas en el Imperio Romano.

La figura aparece como un hombre bien afeitado. El busto se coloca antes de la letras griegas chi y rho, las primeras dos letras del nombre de Cristo. Colocado en conjunto como un monograma que formaba el símbolo normal para el cristianismo en este momento.

Si se trata de Cristo, que se sitúa en el comienzo de una tradición más vista en las paredes y en la bóveda de los mosaicos de iglesias bizantinas.

La siguiente pieza “El Corbridge Lanx” procede de Corbridge, Northumberland (Inglaterra), esta datado en la época romana, alrededor del siglo IV d. C.

Esta magnífica bandeja de plata fue encontrada por la niña Isabel Cutter a los nueve años de edad en la orilla del río Tyne en Corbridge, cerca de la muralla de Adriano, en febrero de 1735. Es probable que la erosión gradual de la orilla del río estaba lavando un tesoro de siglo IV. Corbridge (Coriosopitum) fue una ciudad de guarnición romana.

La escena muestra al dios Apolo en la entrada de un santuario, con un arco, su lira a sus pies. Su hermana gemela Artemisa (Diana), la diosa cazadora, entra por la izquierda, y la diosa con casco con su mano levantada para indicar la conversación es Atenea (Minerva). Las dos figuras femeninas en el centro son menos evidentes. Toda la escena representa muy claramente un santuario de Apolo.

La siguiente pieza “Sarcófago de un niño” procede de Haydon Square, Londres (Inglaterra), esta datado en la época romana, alrededor del siglo IV d. C.

Cuando se abrió este sarcófago, en el interior apareció un ataúd de plomo con el esqueleto de un niño de doce años de edad, cubierto con cal. El retrato en el pequeño medallón es probablemente del niño. El sarcófago tiene una parte posterior sin decorar, lo que probablemente indica que se fijó inicialmente contra una pared, probablemente la pared de una cámara funeraria o cementerio.

En esa época se practicaban ese tipo de enterramientos en madera o ataúdes de plomo o de sarcófagos de piedra, se les cubría de cal, yeso o tiza, estas prácticas funerarias comienzan en la Gran Bretaña romana en siglos III y IV. No sabemos la razón de esta forma de entierro, pero la intención puede haber sido para preservar el cuerpo al tiempo que reduce los olores causados por su descomposición.

La siguiente pieza “Una pintura mural de una villa romana” procede de Lullingstone, Kent (Inglaterra), esta datado en la época romana, alrededor del siglo IV d. C.

El fresco representa a cristianos de la época haciendo la oración en una villa romana que había sido construida a finales del siglo I d. C, y modificado y ampliado varias veces en los siguientes 300 años. Hubo pruebas para la adoración pagana en el lugar hasta bien entrado el siglo IV de nuestra era, pero con el tiempo la familia propietaria de la finca había adoptado el cristianismo. En esta fecha temprana en la historia del cristianismo, las casas-capillas y otros tipos de manifestaciones religiosas se hacían tanto en las casas particulares como en las iglesias. En este caso, la casa tiene un pequeño conjunto de habitaciones en el primer piso que se reservó como un lugar de culto cristiano.

Las paredes estaban decoradas con pinturas elaboradas sobre temas cristianos, que han sido reconstruidas parcialmente. Esta área muestra un friso de figuras rezando. Las figuras se representan con las manos en alto, en una actitud hasta ese momento utilizadas por los sacerdotes cristianos al rezar ante una congregación.

La siguiente pieza “Réplica del casco de Sutton Hoo” procede de Lullingstone, Kent (Inglaterra), esta datado en la época romana, alrededor del siglo VI d. C.

El casco de Sutton Hoo se encontró en el interior de una tumba, durante su exhumación de la cámara mortuoria se derrumbo y se hizo trizas el casco, durante el periodo de reconstrucción se elaboró un modelo con los trozos encontrados para una réplica exacta que en estos momentos podemos admirar.

La siguiente pieza “Caja con el héroe germánico Egil” confeccionada con hueso de ballena, periodo medio anglosajón, alrededor del siglo VIII d. C.

La caja de Egil tiene una tapa de caja rectangular hecha de ballena-hueso, tallado en los lados y en la parte superior con relieves donde se muestran escenas de la vida romana, judía, cristiana y de la tradición germánica.

Hay cicatrices dejadas por herrajes perdidos en el exterior - manija, cerradura, cierres y bisagras – y las reparaciones internas. Los cinco paneles que han llegado hasta nuestros días están decorados y se pueden leer textos tallados en inglés antiguo.

El frontal se divide en dos: la mitad izquierda muestra una escena compuesta de la leyenda Weland Smith, la mitad derecha, la Adoración de los Reyes Magos. La inscripción principal toma la forma de un verso aliterado con adivinanzas sobre el origen del ataúd.

El extremo izquierdo representa a Rómulo y Remo nutridos por el lobo con una inscripción que describe la escena.

El panel posterior muestra la captura de Jerusalén en el año 70 d. C. por el general romano, después emperador Tito. La inscripción principal se encuentra en una mezcla de viejo inglés, latín, rúnico.

El extremo derecho plantea problemas especiales de interpretación. La escena aparentemente un episodio, evidentemente, de la leyenda germánica, pero no ha sido identificado.

La siguiente pieza “Tapa de una bolsa monedero funerario de Sutton Hoo” procede de Sutton Hoo, Suffolk, Inglaterra, alrededor del siglo VII d. C.

La tapa se hizo para cubrir una bolsa de cuero que contenía monedas de oro. Estaba colgada de tres correas con bisagras y se sujeta por una hebilla de oro.

Las placas incluyen imágenes gemelas de un ave de presa picando a un pato, y un hombre de pie que lucha entre dos bestias. Estas imágenes deben haber tenido un profundo significado para los anglosajones. Las criaturas feroces son tal vez una poderosa evocación de la fuerza y del coraje, cualidades que un líder de la época debía de poseer. Sorprendentemente estas imágenes similares de un hombre entre las bestias eran muy populares en Escandinavia.

La siguiente pieza “Piezas de ajedrez de Lewis” confeccionada con hueso de morsa, periodo medio noruego, alrededor del año 1150 al 1200.

Estas piezas de ajedrez fueron encontradas en la isla de Lewis en la proximidades de Uig por los testimonio parece en una duna de arena en el que pudo haber sido colocados en el interior de una pequeña cámara de piedra.

La siguiente pieza “Placa de esteatita con la escena de la crucifixión” confeccionada con piedra de esteatita, periodo bizantino, finales del siglo XIII.

La composición de la escena está claramente dividida por la forma de “T” de la figura de Cristo crucificado. La simetría, sin embargo, se rompe por su cuerpo y su cabeza que se desploma hacia un lado y por María, que desplaza su mano izquierda para tocar el cuerpo de Cristo. Este gesto de ternura no aparece en ninguna otra escena de la crucifixión y se presta una inmediatez personal a la agrupación estándar de esta representación.

La siguiente pieza “La resurrección de Lázaro” confeccionada en marfil, periodo bizantino, esta datada entre los años 900 y 1100.

A la derecha aparece la figura de Cristo con nimbo, tiene la mano levantada y el dedo índice extendido, en la otra mano un bastón; detrás de él camina un apóstol barbudo; delante de él están María y Marta, una escucha de pie, y la otra está sentada con las manos extendidas en actitud de súplica; detrás de ellos a la derecha hay un edículo con cúpula, en la que aparece envuelto el cuerpo Lázaro; en el fondo están los edificios de la ciudad de Betania.

La siguiente pieza “Icono con cuatro fiestas de la Iglesia” procede de Estambul o Salónica, periodo bizantino, esta datada entre los años 1310 y 1320.

El icono representa: La Natividad, la Anunciación, el Bautismo y la Transfiguración se compone de dos paneles verticales curvados, en cada talla hay dos compartimentos en forma de arco. Las escenas donde se habla de la vida de Cristo se muestran en los compartimentos que representan las fiestas de la iglesia cristiana. En la parte superior izquierda es la Anunciación con María en un marco arquitectónico que recibe el arcángel Gabriel. El compartimiento superior derecha muestra la Natividad en un paisaje rocoso. María descansa en una cama de color rojo brillante con el niño Jesús en un pesebre, por encima de ella: los ángeles y los pastores celebran el nacimiento, mientras que por debajo: dos mujeres bañan al bebé, en presencia de José. En el Cristo inferior izquierda, de pie en el río Jordán, es bautizado por San Juan Bautista; Ángeles con toallas le asisten. En el último compartimento asciende en un rayo de mandorla, flanqueado por Elías y Moisés, y con Pedro, Santiago y Juan, caído al suelo delante de él.

Este icono fue llevado a Inglaterra en 1851, junto con los manuscritos siríacos del monasterio de Santa María Deipara en Egipto.

La siguiente pieza “Marfil de la Virgen y el niño” procede de Francia, periodo gótico, esta datada entre los años 1275 a 1300.

Esta estatuilla confeccionada en marfil procede de Francia y es una buena imagen gótica de la época de la que el museo atesora unas 200 piezas en una rica colección de marfiles, por el material, eran muy apreciadas como imágenes devocionales de culto privado.

La siguiente pieza “Arqueta el romance de Tristán e Isolda” procede de Colonia (Alemania), pertenece al periodo gótico, realizada en hueso, esta datada entre los años 1180 a 1200.

Esta arqueta de hueso tallado cuenta con una de las representaciones medievales más antiguas conocidas del romance de Tristán e Isolda,

Tristram encarnaba el caballeroso y el ideal caballeresco: él era un cazador, un músico, un jinete experto y un maestro de idiomas. También fue perspicaz y un ardiente amante.

La escena representada en la tapa de esta arqueta muestra como Tristán e Isolda están juntos en la cama, le está dando la una pócima de amor, la sierva de Isolda. Las circunstancias de este caso varían de una versión a otra, pero la tragedia de Tristán e Isolda gira en torno al consumo equivocado de la poción mágica que les atrae hacia una unión adúltera y en el camino hacia la destrucción.

La siguiente pieza “Arqueta con escenas de amor” procede de Francia, periodo gótico, realizada en marfil y plata, esta datada entre los años 1325 a 1350.

Este tipo de cajas de marfil se ejecutaban en los talleres del París medieval, se decoraban con escenas románticas y eran objeto de regalo para las damas. Por lo general siguen la narrativa de cuentos conocidos o una serie compuesta de escenas de diferentes fuentes, como aquí. Estrechamente existen ejemplos comparables en varias colecciones diferentes, lo que indica la popularidad de este tipo de arquetas, que se utilizaron para joyas o documentos.

La siguiente pieza “Escudo para desfile” procede de Flandes o Borgoña, periodo medieval, esta datada a finales del siglo XV.

El escudo representa una dama con un vestido cortesano y un caballero arrodillado frente a ella. El caballero lleva un traje de armadura de acero con un casco, guantes y un hacha tumbado a sus pies. La figura de la muerte emerge desde atrás, con las manos extendidas y a punto de coger al caballero. Sobre una cinta colocada encima del caballero nos habla en francés del lema de la escena: “vous ou la mort” (usted o la muerte), proposición del caballero que preferiría morir antes que no ganar el amor de la dama.

La siguiente pieza “Tríptico John Grandisson” procede de Inglaterra, realizado en marfil, pertenece al periodo medieval, esta datada entre 1330-1340; tiene unas medidas de 23.8 x 20.5 cm.

El tríptico fue un objeto devocional del obispo John Gransdisson. Donde se representan escenas religiosas, en el panel central parte superior, “La coronación de la Virgen”, situado por encima de “la Crucifixión”. En el panel de la izquierda esta: “San Pedro y San Esteban”.

La siguiente pieza “Panel con el Juicio Final” procede de Inglaterra, periodo medieval, realizado en alabastro, esta datada entre 1420-1460; tiene unas medidas de 60.5 de alto cm.

En la Edad Media se creía que el Juicio Final sería precedido por quince señales de su venida. Se derivan de Apocalipsis, el último libro de la Biblia y las enseñanzas de San Jerónimo.

Este panel de alabastro representa el décimo signo del Juicio Final, que describe cómo los hombres emergerán de cuevas donde se han replegado, incapaces de hablar y de la perdida de sus sentidos. Otros signos apocalípticos incluidos los que suben y bajan del mar, los terremotos, las estrellas que caen del cielo y la tierra ardiente. El signo decimotercero, donde todos los supervivientes morirán.

El ángel que asoma por debajo de un dosel arquitectónico sostiene un pergamino que habría llevado con una inscripción (ahora perdida) explicando el significado de la escena.

La siguiente pieza “Real copa de oro” procede de París (Francia), en el periodo medieval, realizado en oro, esta datada entre 13701-1380; tiene unas medidas de 23.6 x 17.8 cm.

Esta copa está hecha de oro macizo y fue ricamente decorada con esmaltes translúcidos. Las escenas que se muestran en ella se refieren a la vida y milagros de Santa Inés.

El tazón muestra entierro St Agnes, el martirio de su hermana Erementiana por lapidación (St Agnes aparece en la escena con tres vírgenes mártires que llevan las palmas), y la curación de la princesa Constanza de la lepra. El pie de la copa está decorado con los símbolos de los evangelistas; el interior del recipiente y la tapa contiene esmaltes de St Agnes.

La siguiente pieza “Thalia, musa de la comedia” periodo romano, realizado en mármol, esta datada en el siglo II d.C.

La estatua de mármol representa a una mujer joven que va vestida con una túnica y un himation. Con la mano derecha sujeta un pedum, un palo asociado con el dios Pan. Su cuerpo se ve claramente a través de las prendas finas que ella lleva. La cabeza tallada está separada es antigua pero no pertenece al cuerpo. El cabello está rodeado con una corona de vid, aunque la mayoría de las hojas se restauraron. Parte de la nariz, los brazos y las cortinas se restauran. La talla de la espalda es menos detallada que en la parte delantera que se modela meticulosamente. La estatua puede haber representado originalmente una diosa joven o una heroína. La cabeza era tal vez de una estatua de una ménade. En estos momentos se identifica más bien como la musa de la comedia Thalia.

La siguiente pieza “Estatua de bronce de un joven”, procede Atribis (actual Tell Atrib) en el delta del Nilo, en el norte de Egipto, periodo romano, realizado en bronce, esta datada en el siglo I a. C.

En la antigua Grecia y Roma las estatuas de bronce y mármol adornaban los lugares públicos y los santuarios de los dioses. A través de los siglos casi todas las estatuas de bronce fueron fundidas para su reutilización. Este es uno de los pocos ejemplos que han llegado a nuestros días y viene dado por que se encontraba en Egipto.

La siguiente pieza “Carrillón con autómatas”, procede Estraburgo (Francia), tiene unas medidas de alto de 157.5 cm, esta datada en 1589.

Este reloj es un magnífico ejemplo de las habilidades combinadas del relojero y el grabador, que reúne a un reloj expertamente fabricado con un buen trabajo en el grabado. Está diseñado a imitación del gran reloj de la catedral de Estrasburgo. El reloj de la catedral fue terminada en 1574 por Isaac Habrecht (1544-1620), para el diseño de Conrad Dasypodius, matemático de la Universidad de Estrasburgo.

La siguiente pieza “Caja de ofrendas”, procede Siena (Italia), tiene unas medidas de alto de 14,5 x 25,2 x 18,5 cm, esta datada en 1565.

Este tipo de cajas se situaba a la entrada de una capilla o cerca de un altar o imagen devocional. Es una caja de recogida de dinero, probablemente utilizado por una congregación para hacer pequeñas donaciones a cambio de una ofrenda votiva de una vela.

La caja tiene una inscripción por escrito, una palabra, en cada uno de los cuatro lados lee “AVE MARIA MATER DEI” (Dios te salve María, madre de Dios), lo que sugiere que puede haber sido establecido en frente de una imagen devocional o en un altar dedicado a la Virgen María.

La siguiente pieza “Olla griega”, procede Atenas Grecia, confeccionada en cerámica, esta datada en el 510 a. C.

Estas ollas fueron utilizadas como un enfriador de vino. El psykter (recipiente) se llenaba de vino y luego era colocado en una crátera llena de agua fría.

La decoración de la olla son dos hombres barbudos, uno es calvo, otro con barba largas y puntiagudas, precedidas de un niño pequeño, todos bailan. La figura de la izquierda mira hacia atrás, sosteniendo un cáliz. El otro hombre sostiene un instrumento musical de cuerda. El niño, situado a la derecha, también baila, mirando hacia abajo.

La siguiente pieza “Cuenco rojo de vino”, procede Atenas Grecia, confeccionada en cerámica, esta datado en el 450 al 440 a. C.

Esta figura de cerámica roja esta decorada con figuras que bailan, la del centro lleva una citara, están medio desnudas y cubierto por paños que dejan ver parte de sus cuerpos desnudos, parece que puedan estar en los baños públicos.

La siguiente pieza “Vasija roja Griega”, atribuido a Peleus, procede Atenas Grecia, confeccionada en cerámica, esta datado en el 450 a. C.

Las figuras tienen la boca abierta por lo que asemejan que están cantando, mientras escuchas la música de una flauta de una dama. Los tres hombres están medio tumbados en su triclinium, llevan en sus cabezas sendas coronas de hiedra.

La siguiente pieza “Cántaro de cerámica roja”, procede Atenas Grecia, confeccionada en cerámica, esta datado en el 470 a. C. Se expone en la sala 69 del museo.

La decoración de este cántaro es un tanto extraña, aparece la cabeza de un hombre que esta sujetada por dos manos, sus orejas parecen de un cerdo. Este recipiente tiene como objeto albergar vino y debió de ser utilizado en determinadas fiestas.

La siguiente pieza “Jarra de Hydra en cerámica roja”, procede Atenas Grecia, confeccionada en cerámica; tiene unas medidas de 41,9 x 15,24 cm. esta datado en el 470 a. C. Se expone en la sala 69 del museo.

La decoración era un amuleto apotropaico que inducía horror al mostrar la cabeza de la Gorgona. Se representa con dos colmillos que sobresalen por encima y por debajo, y muestra una enorme lengua; el pelo negro completa la silueta. Alrededor, en pequeño, de este hay veintiocho con formas de hydras en espiral.

La siguiente pieza “Ánfora en cerámica roja”, se atribuye al pintor Leningrad, procede Atenas Grecia, confeccionada en cerámica, esta datado entre el 480-470 a. C. Se expone en la sala 69 del museo.

El ánfora representa a dos figuras, una de ellas lleva una copa y la otra toca la flauta. En este tipo de cerámicas se reconocen varios estilos de pintores atenienses, a los que en ocasiones puede atribuírseles un nombre gracias a una obra firmada.

Las siguientes piezas “Camafeos romanos”, procede Roma, confeccionada en piedras preciosas, esta datado en los siglos III a I a. C. Se expone en la sala 70 del museo.

Los camafeos se hicieron muy populares en la época romana como herencia de la tradición del arte en Egipto. Los relieves eran obtenidos de piedras preciosas, generalmente, variando color y formando delicadas figuras. Para los camafeos, las piedras utilizadas eran las ágatas y más aun las variedades sardónica y ónice, aprovechando la distinción de colores que ofrecen las aguas o capas de tales piedras de suerte que puliendo y rebajando convenientemente la primera capa se dejaba la segunda para fondo y quedaba la primera con los relieves de la figura. También se imitan y falsifican estas piedras con vidrios y esmaltes, soldando un relieve de piedra o vidrio con otra piedra de color distinto.

La siguiente pieza “Trono Biel”, procede Roma, construida en mármol, esta datado entre el 140 y 143. Se expone en la sala 70 del museo.

Este trono partencia a Herodes Ático era un político romano nacido en Grecia. En la parte derecha esta decorado con una ánfora, ramas de olivos, tres coronas. Las patas delanteras están esculpidas con dos cabezas de búhos.

La siguiente pieza “Sarcófago de mármol con una escena báquica”, procede Italia, confeccionada en mármol, esta datado en el siglo I d.C. Se expone en la sala 70 del museo.

El tamaño de este sarcófago indica que probablemente fue hecho para un niño. Cuenta con dos escenas principales relacionado con Baco, el dios del vino, la fiesta y la fertilidad. La escena queda enmarcada entre dos pares de cabezas de león sosteniendo anillos pesados. En el frente del ataúd se halla Baco con el apoyo de un joven seguidor, mientras que una ménade corre adelante con una pantera. En la parte posterior se puede ver una escena de tres niños que están prensado las uvas en un tanque similar a la del propio sarcófago. En los extremos se muestran grupos de centauros y ménades jugando, aparecen cuernos, liras y flautas, y el dios Pan. La tapa, con su figura reclinada de Sileno, fue tallada en el siglo XVIII, hecha probablemente cuando el sarcófago estaba en el Castillo de Howard, Yorkshire, sede de los Duques de Carlisle.

La siguiente pieza “Busto del emperador Antonio Pius”, procede norte de África, confeccionada en mármol, esta datado en el año 138-161. Se expone en la sala 70 del museo.

Después de la muerte de Adriano, emperador que había sido acogido con gran entusiasmo por el pueblo romano, el cual no decepcionó sus expectativas, Antonino Pío ascendió al trono con gran disposición, amplia experiencia, buena formación. Gran inteligencia y sincero, tuvo como único deseo lograr el bienestar de sus súbditos. En lugar de saquear el tesoro en su propio beneficio, Antonio Pío lo vacío, sí, pero para apoyar económicamente a los ciudadanos de provincias y ciudades, ejerciendo en todas las provincias una rígida economía.

La siguiente pieza “Busto del emperador Lucius Verus”, procede de Roma, confeccionada en mármol, esta datado en el año 161-164. Se expone en la sala 70 del museo.

Era hijo adoptivo de Antonio Pío, tuvo el cargo de co-emperador de Roma junto a Marco Aurelio. Un hecho sin precedentes hasta ese momento en el Imperio Romano. Oficialmente ambos hombres compartían los mismos poderes, pero en la práctica era Marco Aurelio quien ostentaba el poder realmente. A Vero se le asignó el control del ejército, demostrando así la confianza existente entre él y su hermano adoptivo. Para fortalecer esta alianza, Marco Aurelio ofreció a su hija Lucilla en matrimonio a Vero, matrimonio que tuvo tres hijos.

La siguiente pieza “Busto del emperador Marco Aurelio”, procede del norte de África, confeccionada en mármol, esta datado en el año 160-174. Se expone en la sala 70 del museo.

Al comienzo de su período, Marco Aurelio siguió el camino de sus predecesores emitiendo numerosas reformas de ley en las que limitaba los abusos de la jurisprudencia civil. Promovió sobre todo medidas favorables para los esclavos, las viudas y los menores de edad; reconociendo las relaciones de sangre en lo respectivo a la sucesión.

La siguiente pieza “Lápida funeraria de Lucio Antistio Sarculo y Antistia Plutia”, procede de Roma (Italia), confeccionada en mármol, esta datado en el año 10 a.C al 30 d. C. Se expone en la sala 70 del museo.

La lápida formó parte del monumento funerario de Lucio Antistio Sarculo, un sacerdote romano nacido libre de la orden Salian, y su esposa y liberta (antiguo esclavo) Antistia Plutia.

Las caras se representan con los ojos alineados, las mejillas ligeramente ahuecadas y orejas prominentes de Antistio, y los labios delgados, semblante sereno de su esposa son típicos de la característica de estilo realista de la época.

La siguiente pieza “Lápida funeraria de Lucius Ampudius Philomusus”, procede de Roma (Italia), confeccionada en piedra, esta datado en el año 15 a. C. Se expone en la sala 70 del museo.

Lápida funeraria Lucius Ampudius Philomusus, Lucio liberto y su esposa. Philomusus es retratado en estilo republicano romano; su esposa e hija siguen el peinado de moda en la corte de Augusto. Tiene una inscripción que dice: que Lucius fue liberado por tanto su maestro y la mujer de su amo.

La siguiente pieza “Panel de mosaico Océano”, procede de Cartago, Túnez, esta datado en el siglo III d. C. Se expone en la sala 70 del museo.

En la mitología griega este océano mundial era personificado como un Titán, hijo de Urano y Gea. En los mosaicos helenísticos y romanos (por ejemplo en Océano y Tetis, de Zeugma, siglo III) se representa con frecuencia a este Titán con el torso y brazos de un hombre musculoso con barba larga y cuernos, a menudo también se representa con pinzas de cangrejo, y con la parte inferior del cuerpo con forma de una serpiente.

La siguiente pieza “Cabeza de Augusto”, procede de Sudan, esta datado en el año 27 al 27 a. C. Se expone en la sala 70 del museo.

Nacido bajo el nombre de Cayo Octavio Turino, fue adoptado por su tío abuelo Julio César en su testamento, en el año 44 a. C. Desde ese instante hasta el año 27 a. C. pasó a llamarse Cayo Julio César Octaviano. En el año 27 a. C. el Senado le concedió usar e cognomen de «Augusto», y por consiguiente se convirtió en Cayo Julio César Augusto.

La siguiente pieza “Sarcófago del Seianti Hanunia Tlesnasa ”, procede de Poggio Cantarello, cerca de Chiusi, Toscana, Italia, esta datado en el año 150 al 140 a. C. Se expone en la sala 70 del museo.

El nombre de Seianti Hanunia Tlesnasa corresponde con una rica mujer etrusca, está inscrita en el pecho. Se la representa reclinada sobre un colchón y almohada, en la mano izquierda lleva un espejo, con la mano derecha se ajustar su capa. Lleva una túnica con un gran cinturón, un manto púrpura, y joyas que comprende una tiara, pendientes, un collar, pulseras y sortijas.

La siguiente pieza “Sarcófago de piedra”, procede, Toscana, Italia, esta datado en el año 325 al 250 a. C. tiene unas medidas de 202 x 65 x 55 cm. Se expone en la sala 70 del museo.

El Sarcófago de piedra era recubierto de yeso blanco y luego pintado de colores. La tapa está tallada como si fuera el techo de un templo, y decorado con adornos: esfinges, serpientes, y dibujos de azulejería. En los lados están decoradas en bajo relieve con diseños florales y animales, dos figuras femeninas aladas (quizá Lasas), una figura masculina con alas sosteniendo una maza y una serpiente (en representación de Caronte) y un guerrero con escudo y espada. Hay una inscripción en el centro que dice “Vel Orina”, el nombre del hombre muerto.

La siguiente pieza “Busto sacerdote con barba del Santuario de Apolo”, procede de Chipre, esta datado en el año 450 al 425 a. C. Se expone en la sala 72 del museo.

Idalión era una antigua ciudad en Chipre, próxima a la actual Dali, Distrito de Nicosia y cercana a las antiguas minas de cobre de las montañas Troodos. La ciudad fue fundada, según la tradición, por el héroe rey aqueo Calcanor, descendiente de Teucro, el fundador de la Salamina chipriota tras la Guerra de Troya.

La siguiente pieza “Mosaico Halicarnassus”, procede de Halicarnaso (Turquía), periodo romano, esta datado en el siglo IVa. C. Se expone en la sala 21 del museo.

El mausoleo de Halicarnaso medía aproximadamente 45 metros de altura, y cada una de las cuatro plantas estaba adornada con relieves escultóricos creados por cada uno de los escultores griegos —Leocares, Briaxis, Escopas de Paros y Timoteo—. La estructura del mausoleo fue considerada un gran triunfo estético, tanto que Antípatro de Sidón lo consideró como una de las Siete Maravillas del Mundo.

La siguiente pieza “Fragmentos de los caballos colosales de la cuadriga del Mausoleo de Halicarnaso”, procede de Halicarnaso (Turquía), periodo romano, esta datado en el siglo IV a. C. Se expone en la sala 21 del museo.

Un grupo de cuatro caballos con carro (cuadriga) se colocó en la cima de la pirámide escalonada que coronó el Mausoleo. Todo el grupo habría tenido unos 6,5 metros de largo y alrededor de 5 metros de altura. Estos dos fragmentos son los más grandes que sobreviven. Ellos forman la cabeza y parte delantera de un caballo con la brida de bronce original, y los cuartos traseros probablemente de otro caballo.

La siguiente pieza “León del Mausoleo de Halicarnaso”, procede de Halicarnaso (Turquía), periodo romano, esta datado en el siglo IV a. C. Se expone en la sala 21 del museo.

Estatua de mármol del Mausoleo de Halicarnaso, representa un león que estuvo colocado en la base de la pirámide escalonada.

El león está de pie con las dos patas delanteras un poco avanzadas. La cabeza se gira a la derecha. Están tallados los dientes con la boca abierta y dentro de ellos se describen la lengua. El rostro está enmarcado por una melena, que también cubre el cuello, los hombros y el pecho superior.

La siguiente pieza “Estatua colosal de un hombre en el Mausoleo de Halicarnaso”, procede de Halicarnaso (Turquía), periodo romano, esta datado en el año 350 a. C. Se expone en la sala 21 del museo.

La estatua no pretende ser una verdadera semejanza, sino más bien un retrato genérico de un asiático, probablemente, lo que representa es uno de los antepasados Hekatomnid Maussollos. Aparece con el pelo largo, los labios engrosados, los anchos pómulos, junto con la barba muy corta y el bigote parecen seguir la moda asiática contemporánea. Su manto, que consiste en una túnica de material grueso, esto no es griego; los retratos de los hombres griegos mostraban el torso desnudo.

La siguiente pieza “Estatua colosal de una mujer en el Mausoleo de Halicarnaso”, procede de Halicarnaso (Turquía), periodo romano, esta datado en el año 350 a. C. Se expone en la sala 21 del museo.

Ella lleva una manga túnica de manga corta que cierra con botones en los hombros. Sobre esta, lleva un manto, formando una masa de pliegues agrupados alrededor de su cintura, bien envolviendo sus caderas y piernas. A continuación, se envuelve alrededor de su espalda para finalmente caer sobre su hombro izquierdo.

La siguiente pieza “Tumba de Payava”, procede de Licia (Turquía), periodo romano, tiene unas medidas de 121 x 304 x 183 cm. esta datado en el año 375-362 a. C. Se expone en la sala 21 del museo.

La tumba fue construida en piedra caliza con esculturas en relieve, inscripciones licias y una forma a dos aguas. En el lado norte hay un relieve con un hombre colocando una corona de flores en la cabeza de un joven atleta. En el lado oeste podemos ver un persa sentado, al parecer un gobernador, con figuras acompañantes y una inscripción que probablemente menciona el nombre del sátrapa Autofradates. En el lado sur hay dos figuras armadas y una inscripción que comienza “Payava hijo de Ad ..., secretario de A ... rah, por la raza un Licia ..”. En el lado este se puede ver una batalla de caballería y de soldados a pie, y una inscripción grabada en la tumba: Fue construida por Payava.

La siguiente pieza “Terracota en forma de un busto de Atenea”, procede de Atenas (Grecia), periodo romano, esta datado en el año 400-375 a. C. Se expone en la sala 21 del museo.

Es un frasco de cerámica para el perfume donde se representa la figura de Palas Atenea, es la diosa de la guerra, civilización, sabiduría, estrategia, de las artes, de la justicia y de la habilidad. Una de las principales divinidades del panteón griego y una de los doce dioses olímpicos, Atenea recibió culto en toda la Grecia Antigua y en toda su área de influencia, desde las colonias griegas de Asia Menor hasta las de la Península Ibérica y el norte de África

La siguiente pieza “Figura tumbada de un toro”, procede de Kerameikos, Atenas (Grecia), periodo romano, esta datado en el año 400-350 a. C. Se expone en la sala 21 del museo.

Probablemente el culto al toro procede de la mitología egipcia: En tiempo de los griegos

el toro sagrado fue un dios solar de la fertilidad, y posteriormente de carácter funerario. Ptolomeo I Sóter introdujo el culto a Serapis, dios sincrético, con elementos mitológicos griegos y egipcios. El culto a Serapis perduró hasta el año 385 con la llegada de los cristianos.

La siguiente pieza “Dios Pan”, procede de Koropi (Grecia), realizado en mármol, esta datado en el año 440-430 a. C. Se expone en la sala 21 del museo.

Pan era, también, el dios de la fertilidad y de la sexualidad masculina. Dotado de una gran potencia y apetito sexual, se dedicaba a perseguir por los bosques, en busca de sus favores, a ninfas y muchachos. En muchos aspectos, el dios Pan tiene cierta similitud con Dioniso.

La siguiente pieza “Cariátide del templo Erecteion”, procede de Atenas (Grecia), realizado en mármol, esta datado en el año 409 a. C. Se expone en la sala 21 del museo

Cariátide del templo Erecteion es una de las seis que sirvió en lugar de columnas de un pórtico del templo.

Cariátides son figuras femeninas que sirven como soportes. La derivación más probable de su nombre es de las mujeres jóvenes de Esparta que bailaban cada año en honor de Artemisa Karyati. Esta es uno de las seis cariátides que sostenían el techo del templo de la Acrópolis conocido como Erecteion. Ella viste una túnica sencilla enlazada en cada hombro. Su cabello es trenzado y se ata mediante una cuerda gruesa por su espalda. Probablemente tenía un recipiente de sacrificio en una de las manos que faltan.

La siguiente pieza “Columna jónica del templo Erecteion”, procede de Atenas (Grecia), realizado en mármol, esta datado en el año 409 a. C. Se expone en la sala 21 del museo.

La construcción del templo de Erecteion se inició alrededor de 421 a. C para albergar la estatua de culto de Atenea Polias, era la diosa principal de la antigua Atenas. El templo incorpora una serie de santuarios de otros dioses y héroes, entre ellos el legendario rey Erecteo. Además, otras reliquias sagradas fueron alojados allí, incluyendo un pozo de agua salada, un olivo, las marcas de un rayo o el tridente de Poseidón, la tumba de Kékrops.

El templo Erecteion tenía dos entradas principales, en los lados norte y este. Esta columna proviene del pórtico este, donde ésta se presentaba al final de una fila de seis. Comprende un pedestal ornamental apoyar en un eje estriado de mármol blanco, rematado por un capital hecho por separado.

La siguiente pieza “Monumento de las Nereidas”, procede de Ardinas (Turquía), realizado en mármol, esta datado en el año 380 a. C. Se expone en la sala 21 del museo.

El monumento de las Nereidas, es un edificio sepulcral, descubierto en la antigua ciudad Licia de Janto, en la actual Turquía.

La sepultura, de forma arquitectónica griega, estaba formado por una base cuadrangular de gran altura, decorada con dos registros de relieves figurados, que sostenía un pequeño edificio en forma de templo períptero, cuyo recinto principal constituía la cámara sepulcral que contenía los lechos funerarios.

La siguiente pieza “León agazapado”, procede de Ardinas (Turquía), realizado en mármol, esta datado en el año 380 a. C. Se expone en la sala 21 del museo.

Los leones se colocaron al pie del monumento como guardianes de la tumba. Había originalmente, quizás, cuatro, uno en cada esquina. El estilo de las esculturas parece ser anterior al propio monumento. Es posible, porque estas esculturas pueden ser reutilizadas de la decoración de alguna tumba.

Las siguientes piezas forman parte del “Friso del Partenón”, procede de Atenas (Grecia), realizado en mármol, esta datado en el año 443-438 a. C. Se expone en la sala 21 del museo.

El friso del Partenón tenía 160 metros de largo que rodeaba la parte superior de la habitación principal del Partenón en Atenas. Es una obra maestra de la escultura griega clásica, está realizado en bajorrelieve con mármol pentélico en estilo jónico, aunque en un edificio dórico. Representa probablemente la procesión de las Grandes Panateneas, que tenía lugar cada cuatro años en honor de la diosa Atenea.

Fue esculpido aproximadamente entre los años 443 y 438 a. C. muy probablemente bajo la dirección de Fidias. Sobreviven unos 128 metros del friso original, alrededor del 94%, conociéndose el resto sólo por los dibujos que hizo el artista flamenco Jacques Carrey en 1674. Sus fragmentos se encuentran dispersos en diversos museos, sobre todo en el Museo de la Acrópolis de Atenas y en el Museo Británico de Londres. En la actualidad, el 37,5% del friso se encuentra en el Museo Británico

La escena completa narra como son conducidos por los magistrados que adelantan a un cortejo donde figuran los caballeros y los soldados en armas, los ciudadanos, los músicos, así como los portadores de ofrendas seguidos por los animales de sacrificio. El cortejo se dirige hacia la Acrópolis y la asamblea de los dioses. Los ciudadanos y las mujeres participan en la procesión, están acompañados de metecos y de representantes de los aliados de Atenas.

La marcha del cortejo está situada en el lado oeste del templo. La procesión se divide en dos grupos, uno que se dirige hacia el lado norte, y el otro hacia el lado sur. Los dos grupos se unen junto a la entrada del lado este, bajo la mirada de los dioses que observan el cortejo.

La parte del Partenón que se encuentra en Londres se la llamó “Los Mármoles de Elgin” es el nombre con que se conoce en Inglaterra la extensa colección de mármoles procedentes Atenas.

La colección llegó a Gran Bretaña entre 1801 y 1805 de manos de Thomas Bruce, conde de Elgin, un oficial británico residente en la Atenas bajo dominación otomana, quien ordenó que se retiraran estas piezas del Partenón. Desde 1939, los mármoles se exponen en una sala habilitada especialmente dentro del Museo Británico de Londres.

En total, la colección representa más de la mitad de las esculturas decorativas del Partenón: 75 metros de los casi 160 que tenía el friso original; 15 de las 92 metopas; 17 figuras parciales de los frontones así como otras piezas de arquitectura.

La siguiente pieza “Estatua de mármol de Afrodita”, el original procede de Ostia (Italia) realizado en mármol, esta datado en el siglo IV a. C.

La pieza que expone el museo esta restaurada, fue construida hacia 360 a. C. los habitantes de la ciudad griega de Cnido, del sudoeste de Turquía, adquirieron una escultura de Afrodita, era considerada como la diosa del amor, la instalaron en un templo de la ciudad donde se convirtió en atracción de los viajeros. La obra de Praxíteles sirvió de inspiración para numerosas copias y variantes. En esta versión a tamaño reducido, los brazos son una restauración del escultor inglés Joseph Nollekens a finales del siglo XVIII. Un leve resalte en la barbilla apunta a que, en el original, la diosa alzaba la mano tocándose el rostro con la punta de los dedos.

La siguiente pieza “Portador de armas de Tiglath-Pileser III”, procede de Asiria del Palacio de Nimrud, realizado en piedra, esta datado en el año 728 a. C.

Tiglath-Pileser III fue un prominente rey de Asiria en el siglo VIII a. C. Gobernó entre 745 y 727 a. C. y fue el fundador del Imperio neo asirio. Está considerado uno de los más exitosos comandantes de la historia. Sus conquistas abarcaron la mayor parte del mundo conocido por los antiguos asirios.

Una de las piezas más importante del museo es “La piedra Rosetta” realizada en bloque de granito negro de 548 kilogramos de peso, 118 cm. de altura, 77 cm de ancho y 30 cm. de groso, está datada en el año 196 a.C.

La piedra Rosetta fue hallada el 15 de julio de 1799 por el capitán francés Pierre-François Bouchard en el pueblo egipcio del delta del Nilo denominado Rashid, llamado por los franceses Rosetta.

Cuando Napoleón perdió la guerra, la piedra fue reclamada por los ingleses que a su vez enviaron copias hechas en las universidades de Oxford, Cambridge, Edinburgh y Dublín a las grandes universidades, bibliotecas, academias y sociedades en Europa.

El texto de la piedra esta en tres tipos. El primer tipo de inscripción era el jeroglífico, el cual se usaba en documentos religiosos importantes. El segundo tipo era el egipcio demótico, el cual era el tipo de escritura común de Egipto. Finalmente el griego, era el idioma de los dirigentes del país en aquella época. El texto jeroglífico se conforma de 14 renglones, los que corresponden a los últimos 28 del texto griego. El texto demótico son 32 renglones (los primeros 14 imperfectos al comienzo) y el texto en griego son 54 renglones siendo imperfectos los finales de los últimos 26. Gran parte de lo que falta puede ser restaurado de una estela descubierta en 1898 que hoy se encuentra en un museo en el Cairo y también de una copia del texto del decreto en las paredes de un templo en Philae (File).

El texto se pudo descifrar gracias a las analogías y asociaciones de símbolos que coincidían en las palabras que reconocieron como los nombres de Ptolomeo y Cleopatra por estar encerrados en un óvalo. (Esto se pudo comprobar con las inscripciones en un obelisco de Philae que también estaba en egipcio y en griego) (Por ejemplo, se encontró que la 2da letra de “Ptolomeo” coincidía con la antepenúltima de “Cleopatra” y así sucesivamente.)

El contenido de dicho texto es el siguiente: «…Bajo el reinado del joven que recibió la soberanía de su padre, Señor de las Insignias reales, cubierto de gloria, el instaurador del orden en Egipto, piadoso hacia los dioses, superior a sus enemigos, que ha restablecido la vida de los hombres, Señor de la Fiesta de los Treinta Años, igual a Hefaistos el Grande, un rey como el Sol, Gran rey sobre el Alto y el Bajo país, descendiente de los dioses Filopáteres, a quien Hefaistos ha dado aprobación, a quien el Sol le ha dado la victoria, la imagen viva de Zeus, hijo del Sol, Ptolomeo. Viviendo por siempre, amado de Ptah. En el año noveno, cuando Aetos, hijo de Aetos, era sacerdote de Alejandro y de los dioses Soteres, de los dioses Adelfas, y de los dioses Euergetes, y de los dioses Filopáteres, y del dios Epífanes Eucharistos, siendo Pyrrha, hija de Filinos, athlófora de Berenice Euergetes; siendo Aria, hija de Diógenes, canéfora de Arsínoe Filadelfo; siendo Irene, hija de Ptolomeo, sacerdotisa de Arsínoe Filopátor, en el (día) cuarto del mes Xandikos —o el 18 de Mekhir de los egipcios—…»

La siguiente pieza “Barca de la reina Mutemwia”, procede de Karnak (Egipto) realizado en piedra, pertenecía a la dinastía 18, esta datado en el año 1400 a. C.

Mutemwia era la esposa principal de Tutmosis IV (1300-90 a. C) y la madre de Amenhotep III (1390 a 1352 a. C). Ella ayudó a establecer un templo a la diosa Mut, al sur-este del templo de Amón en Karnak. Es posible que esta escultura pudiera tener su origen allí. Fue descubierta en el piso del santuario principal en Karnak.

La escultura es casi seguro votivo, un objeto ofrecido a una deidad con la esperanza de la realización de un deseo particular.

La pieza tiene la figura de un barco, es probablemente destinada a representar Mutemwia bajo la apariencia de Mut. También hay un ingenioso juego de la relación entre los dos nombres y el diseño de la escultura: Mutemwia significa “Mut está en la barca”, que es exactamente lo que representa la escultura. En la proa de la barca es un sistro (sonajero) con una cabeza de Hathor, un símbolo sagrado que normalmente se asocian con las mujeres.

La siguiente pieza “Estatua de Ramses II”, procede de Ramesseum, Thebes, Egipto, dinastía 19, esta datado alrededor de 1250 a. C.

El escultor hizo en esta obra una ligera variación de la habitual figura de Ramses II para conectar más directamente la obra con el espectador, inclinando los ojos ligeramente hacia abajo, de modo que la estatua se relaciona más con aquellos que la miran desde abajo.

Se recupera la obra del templo funerario de Ramsés en Tebas (la “Ramesseum”) por Giovanni Belzoni en 1816. Belzoni escribió un relato fascinante de su lucha para extraerla, tanto en sentido literal, dado su tamaño colosal, y políticamente. El agujero en la parte derecha del torso se dice que ha sido hecha por los miembros de la expedición de Napoleón en Egipto a finales del siglo XVIII, en un intento fallido de retirar la estatua de su lugar original.

La siguiente pieza “Sarcófago de Merymose”, procede de Tebas, Egipto, dinastía 18, esta datado alrededor de 1350 a. C.

Merymose fue el virrey de Kush (Nubia Superior) durante el reinado de Amenhotep III (alrededor de 1390 a 1352 a. C). Kush y Nubia eran importantes fuentes de riqueza para los antiguos egipcios, y durante el Imperio Nuevo (unos 1550-1070 a. C) producen la mayor parte del oro que requiere el régimen.

En el Imperio Nuevo, la mayoría de los contenedores antropoides (humanos) en forma de momias eran ataúdes de madera. Sin embargo, hay un número de sarcófagos de piedra dura. Los sarcófagos de Merymose se encuentran entre los mejores que se han encontrado. Los ataúdes de madera en los mejores entierros suelen anidarse uno dentro del otro, con un máximo de cuatro ataúdes. Merymose era capaz de albergar tres sarcófagos de piedra.

La siguiente pieza “Estatua del Roy”, procede del templo de Mut, Karnak, Egipto, confeccionada en piedra de basalto, durante dinastía 19, esta datado alrededor de 1250 a. C.

La escultura representa a Roy, era un alto sacerdote de Amón del reinado de Ramsés II.

El culto de Amón era central por su importancia en Tebas, por lo que el sumo sacerdote de Amón tenía un gran poder. Él supervisó la burocracia de la dinastía y una cantidad considerable de las riquezas. A finales del Imperio Nuevo (aproximadamente 1550 a 1070 a. C) los sumos sacerdotes marcharon hacia el Alto Egipto, y algunos de ellos llegaron a poseer el título de rey.

La siguiente pieza “Estatua de Amón en forma de un carnero proteger rey Taharqa”, procede del templo T at Kawa, Sudan, confeccionada en piedra de granito, durante dinastía 19, esta datado alrededor de 1250 a. C.

El carnero es uno de los animales sagrados para Amón. Esta estatua representa Amón protegiendo al rey Taharqa, la figura del rey se interpone entre las patas delanteras y se sitúa debajo de la cabeza del animal.

Taharqa fue el último rey importante de la XXV dinastía Nubia (alrededor de 747-656 a. C). Al menos en una ocasión él huyó de Egipto hacia Nubia para escapar del hostigamiento de los ejércitos asirios que, dirigidos por el rey Asurbanipal (reinó 669-631 a. C), saqueó Tebas en el 663 a. C. Esta esfinge se encontró en un templo de Kawa en Nubia que el rey Taharqa había construido.

La siguiente pieza “Estatua de Peshuper”, procede Karnak, Tebas, Egipto, confeccionada en cuarcita, durante dinastía 25, esta datado entre 750-700 a. C.

Peshuper adopta una de las poses clásicas de un escriba egipcio, se presenta sentado en el puesto de trabajo con un papiro extendido sobre su regazo. Los dos recipientes de tinta que forman la parte central del escriba son visibles en el hombro izquierdo.

En su brazo derecho está escrito un lema de su patrona, la “Divina Adoratriz Amenirdis”. Estas mujeres, también eran conocidas como las esposas de Dios, se convirtieron en el foco del culto de Amón en Tebas durante el Tercer Período Intermedio (alrededor de 1070 a 661 a. C), como los sumos sacerdotes masculinos estaban cada vez más involucrados en las relaciones políticas de la época. Toda una burocracia creció alrededor de las adoratrices divinas, y muchos de estos funcionarios lograron construir algunas de las tumbas más grandes jamás vistos en Egipto.

La siguiente pieza “Piedra Shabako”, procede Memphis, Egipto, durante la dinastía 25, alrededor del año 700 a. C.

Durante la 25 y 26 dinastías (alrededor de 747 hasta 525 a. C) los egipcios a menudo usan modelos y estilos de períodos anteriores para mejorar sus artes y la literatura. Los textos indican que tenían un aire de autoridad por la sugerencia de que se copian de una fuente anterior. Según este texto, el rey Shabako (alrededor de 716-702 a. C) inspeccionó el Templo de Ptah y se horrorizó al descubrir que un rollo de papiro estaba siendo devorado por los gusanos. Inmediatamente ordenó que el texto intacto restante se copiara en piedra. Al copiar el texto se reprodujo el diseño de los primeros documentos e introdujo una serie de arcaísmos, dando a la pieza un aire de antigüedad. Sin embargo, el texto es claramente mucho más tarde de lo que afirma. La losa fue posteriormente re-utiliza como una piedra de molino, dañando el jeroglíficos.

La siguiente pieza “Sarcófago Ankhnesneferibra”, procede Memphis, Egipto, durante la dinastía 26, esta datado entre los años 595-525 a. C.

Sarcófago de Limolita Negro de Ankhnesneferibra, sacerdotisa de Amón, hija de faraón Psamtek II de Dios y su reina Takhuit. Mantuvo los cargos de la Divina Adoratriz de Amón y más tarde esposa de Dios de Amón durante mucho tiempo.

En el exterior y el interior se realiza unas incisiones con registros verticales de jeroglíficos, que contiene oraciones e invocaciones a los dioses.

La siguiente pieza “Sarcófago de Nectanebo II”, procede Alejandría, Egipto, durante la dinastía 30, esta datado entre los años 343 a. C.

Nectanebo II (reinó desde 360 hasta 343 a. C) fue el último rey nativo de Egipto. Su reinado terminó con la segunda ocupación persa de Egipto, y se dice que huyó a Etiopía, por lo tanto no podemos estar seguros donde murió, o incluso si su cuerpo fue devuelto a Egipto para su entierro. Este sarcófago probablemente fue construido antes de salir de Egipto y nunca utilizado.

La siguiente pieza “Columna de granito”, procede Templo de Heryshef, Herakleopolis, Egipto, durante la dinastía 12, esta datado entre los años 1985-1795 a. C.

La ciudad importante de Heracleópolis aparece por primera vez en la historia de Egipto durante el Primer Periodo Intermedio (aproximadamente entre los años 2160 hasta 2040 a. C). Durante este período los reyes de las dinastías Novena y Décima gobernaron el norte del Alto Egipto y el Delta; estos gobernantes fueron derrotados por los reyes de Tebas, pocas obras de arte sobrevive de esta época, y la historia ha quedado un poco ciega.

Esta es una parte de una serie de columnas de granito (2040-1750 a. C.) del templo del Imperio Medio en Heracleópolis. Las columnas no se inscribieron cuando el templo fue construido, fue posteriormente cuando Ramsés II (1279-1213 a. C.) más tarde los incorporó a su templo a Heryshef (griego Arsaphes). El rey añadió la mayor inscripción vertical y la escena de sí mismo en la presentación de las ofrendas al dios. Su hijo y sucesor, Merenptah (1213-1203 a. C), añaden sus propios nombres en los espacios debajo de las escenas que representan.

La siguiente pieza “Sarcófago del Pahemnetjer”, procede Saqqara, Egipto, realizado en granito, durante la dinastía 19, esta datado en el año 1250 a. C.

La figura de Pahemnetjer sujeta en sus manos los signos de un ankh (“vida”) signo ydjed pilar, símbolo de Osiris indicando estabilidad. Por debajo de las manos esta una figura de la diosa Nut, y los textos nombran una serie de deidades protectoras de los muertos.

Pahemnetjer era un sumo sacerdote de Ptah en Menfis en el reinado de Ramsés II (1279-1213 a. C) sarcófagos de piedra se utiliza a menudo para los entierros de los funcionarios muy importantes en este momento.

La siguiente pieza “Estatua con marido y mujer”, procede Saqqara, Egipto, realizado en granito, durante la dinastía 18 o 19, esta datado en el año 1300 a. C.

Se desconoce la identidad de esta pareja, El hombre lleva una peluca larga y con mucho detalle, y una larga túnica con mangas largas y anchas, mientras que su esposa tiene una gran peluca envolvente y un vestido de manga larga. El estilo de las figuras es característico de la escultura de los últimos años de la Dinastía XVIII, durante el reinado de Amenhotep III (1390-1352 a. C), y los primeros años de la dinastía XIX (comienzos 1295 a. C).

La siguiente pieza “Estatua de la reina Ahmose-Merytamun”, procede Karnak, Egipto, realizado en granito, durante los comienzos de la dinastía 18, esta datado en el año 1500 a. C.

La estatua representa a una reina de la primera mitad de la dinastía del XVIII (alrededor de 1550 hasta 1295 a. C.). Las inscripciones en la base de la estatua están dañadas, pero sin duda le dan el nombre de la reina Ahmose-Merytamun, esposa y hermana de Amenhotep I (desde 1525 hasta 1504 a. C.), y quizás también su hermana, Sitamon. La reina muestra en la cabeza uno de los primeros ejemplos de la llamada “'Peluca Hathor”; un estilo de peluca similar a uno usado por la diosa Hathor.

La siguiente pieza “Busto del Rey Amenhotep III”, procede templo funerario de Amenhotep III, Tebas, realizado en granito, durante los comienzos de la dinastía 18, esta datado en el año 1350 a. C.

Amenhotep III encargó cientos de esculturas de su templo funerario en la orilla oeste del Nilo en Tebas, aunque no se conoce la ubicación original precisa de la mayoría de ellos. Los templos incluyen no sólo las figuras del rey, sino también una gran variedad de esculturas de animales sobre distintas variedades de piedras. Durante el desarrollo del reinado de Amenhotep III fue el uso extensivo de la escultura colosal.

La siguiente pieza “Seknmet diosa de la guerra”, procede templo funerario de Amenhotep III, Tebas, realizado en granito, durante los comienzos de la dinastía 18, esta datado entre el año 1390- 1350 a. C.

El nombre de Sekhmet viene del Antiguo Egipto procede de la palabra “sekhem”, que significa el poder o la fuerza. Con el fin de aplacar la ira de Sekhmet, sus sacerdotisas realizaban un ritual distinto ante cada una de las estatuas de la diosa que eran diferentes para cada día del año. Esta práctica dio lugar a muchas imágenes de la diosa. La mayoría de sus estatuillas fueron hechas con una mano rígida y no muestran ninguna expresión de movimientos o dinamismo; este diseño fue hecho para que duraran mucho tiempo más que para expresar cualquier tipo de funciones o acciones que está asociado. 

La siguiente pieza “Estatuillas de la diosa Seknmet”, procede Karnak, Thebe, realizado en granito, durante los comienzos de la dinastía 18, esta datado en el año 1360 a. C.

El Rey Amenhotep III (1390-1352 a. C.), veneraba especialmente la figura de dios Sekhmet, ya que tenía una enorme cantidad de estatuas de ella erigidas en su templo funerario en Tebas. Si número podía haber llegado a 730 estatuas (una sentada y una de pie para cada día del año). Podrían haber sido parte de un ritual destinado a apaciguar a la diosa de fuego.

La siguiente pieza “Estatua colosal del Rey Amenhotep III”, procede del templo de Mut, Karnak, realizado en granito, durante los comienzos de la dinastía 18, esta datado en el año 1370 a. C.

Las estatuas reales en Egipto a veces se reutilizaban por los siguientes gobernantes. El procedimiento normal era simplemente volver a tallar su nombre sobre el anterior, pero en algunos casos también se alteraban las características físicas. Ramsés II (1279-1213 a. C.) parece haber cambiado una serie de estatuas de Amenhotep III de esta manera, probablemente porque quería representar a su imagen ideal de rey de una determinada forma. En esta estatua, Ramsés parece haberse concentrado en el cambio de los labios gruesos característicos. En otros casos se llevó a la reducción de las áreas del estómago ya que las estatuas de Amenhotep era algo más gordo.

La siguiente pieza “Brazo de la estatua colosal del Rey Amenhotep III”, procede del templo de Mut, Karnak,, realizado en granito, durante los comienzos de la 18, esta datado en el año 1370 a. C.

El reinado de Amenhotep III puede calificarse como el más próspero de toda la historia de Egipto, pues fue inmediatamente después de las gloriosas campañas asiáticas de Thutmose III y de Amenhotep II y justo antes de la crisis de Amarna, que tuvo como protagonista a su hijo Amenhotep IV, el futuro Ajenatón.

Aquí damos por concluida nuestra visita al British Museum, hemos pasado toda la mañana de galería en galería tratando de seleccionar las obras más importantes. En este momento estamos cansados, aprovechamos en el mismo jardín de la entrada al museo para degustar unos bocadillos que hemos preparado, busco unas bebidas en un chiringuito cercano y me cobran 18 libras por cuatro refrescos.

Nuestro siguiente destino en la visita del día es St. Paul’s Cathedral para llegar nos tenemos que desplazar hasta la zona de la City, la estación de metro más cercana es St. Paul’s, llegar hasta allí nos demora media hora haciendo el recorrido desde: Tottenham Court Road→ Holborn→ Chancery Lane → St. Pauls.

La actual catedral se debe a la reconstrucción del Gran Incendio de Londres de 1666 que afecto a la antigua catedral medieval. Los trabajos del nuevo edificio se encargo a Christopher Wren (arquitecto encargado de reconstruir las iglesias de Londres).

El arquitecto diseño un enorme proyecto basado en el estilo barroco inglés con un único mensaje: «bella y noble en todos los extremos y fuera de una gran reputación para la ciudad y la nación», este fue rechazado y se aprobó un segundo proyecto un poco más sencillo en 1675. Las obras empezaron un año después y se prolongaron hasta 1710.

La catedral es el lugar donde se celebran los acontecimientos religiosos más importantes de la historia británica, como los funerales de Horatio Nelson, del Duque de Wellington, de Winston Churchill y de Margaret Thatcher; el jubileo de las reinas Victoria e Isabel II; los servicios de paz que marcaron el final de la Primera y Segunda Guerra Mundial; o la boda del príncipe Carlos con Diana de Gales.

La característica exterior más notable es la cúpula, que se levanta 111,25 metros desde el crucero teniendo vistas de la ciudad. La altura de 111,25 metros, corresponde por el interés de tenia Wren en la astronomía. A finales del siglo XX, San Pablo se convirtió en el edificio más alto en el horizonte de la ciudad, diseñado para ser visto rodeado por las delicadas agujas de las otras iglesias diseñadas por el arquitecto.

El interior de la catedral con una planta de tres naves que desemboca en un transepto con una enorme cúpula y el coro




Compartir con tus amigos:
1   ...   10   11   12   13   14   15   16   17   ...   24


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2019
enviar mensaje

    Página principal