Violaciones a derechos humanos en el marco del golpe de estado en honduras



Descargar 272.11 Kb.
Página1/5
Fecha de conversión27.11.2017
Tamaño272.11 Kb.
  1   2   3   4   5

Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras

C O F A D E H
Informe Preliminar Situación D.H. en el marco del golpe de Estado

INFORME PRELIMINAR
VIOLACIONES A DERECHOS HUMANOS

EN EL MARCO DEL GOLPE DE ESTADO EN HONDURAS

Elaborado por:


Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras

COFADEH

Tegucigalpa, M.D.C., Honduras, 15 de julio de 2009

Presentación

Para el Comité de Familiares de Detenidos-Desaparecidos en Honduras (COFADEH), la presentación de este informe preliminar sobre la situación de los derechos humanos posterior al golpe político militar del 28 de junio de 2009 es constancia histórica de hechos inaceptables y condenables, que nos causan vergüenza y estupor.

 Para empezar, el allanamiento de morada y detención violenta, con excesivo uso de fuerza, seguidos de secuestro y expatriación del Primer Ciudadano del País, Manuel Zelaya Rosales, por miembros uniformados y encapuchados de las Fuerzas Armadas de Honduras, obedeciendo órdenes de los golpistas (véase fotocopia de oficio con fecha 26 de junio de 2009), de los dueños del Partido Liberal y Nacional, según consta en correo electrónico liberado en fecha reciente (Véase archivo adjunto).

Para restituir los derechos del Presidente Zelaya interpusimos Recursos de Amparo ante la Suprema Corte, sin resultados favorables.

Los atropellos contra el Presidente, por sus propios subordinados, fueron similares a los vividos el mismo domingo 28 de junio por la Secretaria de Relaciones Exteriores, Patricia Rodas, aproximadamente a las 10:00 de la mañana.

Rodas estaba en su casa de habitación acompañada por su esposo Rodolfo González y los embajadores de Nicaragua, Venezuela y Cuba, quienes habían llegado a expresarle solidaridad tras lo ocurrido al amanecer, cuando llegaron militares uniformados y encapuchados en forma violenta, empuñando armas cortas y largas, sometiendo a vejámenes al señor González en el interior de la casa y forcejeando a los diplomáticos que protegían a Rodas como escudos humanos; los enfurecidos golpistas llevaron a la Canciller con rumbo desconocido.

Inmediatamente después de esa arbitrariedad, interpusimos varios recursos de Exhibición Personal (Hábeas Corpus), sin resultado alguno. Lamentablemente, el informe P579=09 que rindió el Juez Ejecutor, Nery Velásquez, representante del Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, con fecha 31 de junio de 2009, es viciado; el 31 de junio, no existe en el calendario. Posteriormente, por la prensa internacional el mundo supo que la Secretaria Rodas había sido expatriada a México un día después de su secuestro.

A partir de estos hechos, silenciados absolutamente por la prensa corporativa concertada por los golpistas, sobresalen la militarización de varias entidades públicas estratégicas del país y la reactivación de miembros del escuadrón de la muerte (3-16) que operaron en la guerra sucia impuesta en la década de los años 80’s, en cuyo mandato usurpador ocurren las violaciones aquí reseñadas contra derechos y garantías consignados en la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Los reportes ubican al departamento de Colón en posición de alto riesgo, pues ahí las Garantías Constitucionales e Individuales suspendidas con los toques de queda y estado de excepción fueron hechas en forma excepcional o diferenciada; diversos testimonios de las autoridades locales, de líderes sociales y de ciudadanía en general, confirman un estado de total y absoluta indefensión ante las fuerzas militares del IV Batallón, XV Batallón, Base Naval de Castilla, Policía Nacional Preventiva y Ministerio Público, cuyos agentes realizan detenciones masivas de hombres y mujeres de diferentes edades, incluyendo niños y adolescentes. Inclusive, en esta zona los militares y policías reunieron en plaza pública a población descontenta – incluyendo una ciudadana estadounidense --, como si se tratara de campo de concentración Nazi. 

En varios municipios de otros departamentos del país, sus alcaldes son amenazados a muerte, perseguidos, allanados en sus propiedades e intervenidos en sus sedes municipales, en una especie de réplicas de golpes de estado locales con toda la dosis de terrorismo e indefensión que ello supone.

Nos preocupa sobremanera la situación de la Comunidad Agraria Guadalupe Carney, en Trujillo, Colón, donde están expuestas más de 600 familias organizadas en 45 Empresas Asociativas, ante fuerzas militares, policiales y del Ministerio Público, que intentaron penetrar el día 13 de julio pasado para someter a sus habitantes, tomar control del territorio y apresar a la dirigencia.

Dejamos constancia aquí de nuestro repudio por la militarización seguida de persecución que han sufrido ejecutivos y trabajadores de medios independientes, y con ellos la anulación de las libertades de información, opinión, expresión y prensa, que son fundamento del Estado Democrático de Derecho.



Que conste para la historia que el golpe político militar incluyó militarización de medios, cierre temporal de frecuencias de radio y televisión, persecución de periodistas, corte de teléfonos, energía eléctrica e Internet, además de la imposición de cadenas nacionales combinadas con desinformación, manipulación y propaganda psicológica por el régimen de facto, inclusive censura a las transmisiones de medios de prensa internacionales y expulsión de corresponsales y técnicos.

De los Hechos y los Hechores

¡Ni Olvido, Ni Perdón!

C  O  F  A  D  E  H
La Situación de los Derechos Humanos en el Marco del Golpe de Estado
Los analistas hondureños pensaban que los golpes de estado

ya habían pasado, las experiencias Venezuela en el 2002

y Haití antes demostraban lo contrario.
Honduras es el país de Centroamérica que presenta uno de los cuadros más fuertes de inequidad e inmovilización social, con siete y más millones de habitantes, el 66 por ciento vive debajo de la línea de la pobreza y un aproximado del 48 por ciento en la indigencia es un país con alta vulnerabilidad.
Honduras ha vivido una frágil institucionalidad y una débil democracia durante los últimos 15 años y aunque esto no significaba un triunfo sobre el autoritarismo las reformas iniciadas en la segunda mitad de los noventa apuntaban a una inclinación al sistema político social. Las reformas constitucionales del año 2001 parecían apegarse a la voluntad de dejar atrás el militarismo, limitaban las funciones de las fuerzas armadas a la defensa de la soberanía nacional y del territorio, también atribuía al presidente de la República amplias potestades sobre todas las fuerzas armadas y del orden.
Los organismos de derechos humanos estábamos conscientes que los grandes retos seguían siendo la impunidad y los esquemas y actitudes tradicionales de los grupos conservadores situados en la extrema derecha, la burocracia partidista y la corrupción, fenómenos que despuntaron con el resurgimiento del autoritarismo en el año 2003. Pero los aparatos incólumes de la doctrina militar celosamente mantenidos de bajo perfil surgieron en la semana del 23 al 26 de junio, cuando al mejor estilo de los años ochenta militares en retiro lideraron las marchas de los reservistas del ejército en todo el territorio nacional, el mismo Militar cuyas propiedades se convirtieron en cementerios clandestinos de opositores políticos, que exhibió tanquetas y baterías anti aéreas contra jueces y fiscales en 1995, encabezaba las marchas junto a un exjefe de las Fuerzas Armadas recordado por atentar contra las reformas y democratización de las Fuerzas Armadas.
Pero el grave peligro se desarrolló el 28 de junio del año 20091, cuando las autoridades del Congreso Nacional y militares en un cambio de táctica propinaban un Golpe de Estado2, convalidado por la Corte Suprema de Justicia, la Empresa Privada e iglesias. Todos legitimado el estamento del militarismo con discurso democrático de conveniencia y movilizaciones a los cuarteles militares a saludar la Junta de Comandantes3.

Desde la declaratoria sobre los resultados de las elecciones en noviembre de 2005, El Presidente Zelaya había sido polémico y heredó un conflicto entre empresarios de medios de comunicación que contribuyeron a la polarización entre el ejecutivo y los poderes reconocidos y ocultos. El proceso del Alba, la Firma de Petrocaribe, el traslado del Aeropuerto a Palmerola, la firma de decretos ejecutivos como el salario mínimo, el decreto 18-2008 y otros allanaron el camino de la agudización y radicalización de las posiciones de Zelaya


El golpe de Estado ocurrió el día mismo en que tendría lugar la consulta ciudadana de carácter no vinculante, convocada por Zelaya, respecto a la necesidad de que la ciudadanía se pronunciara sobre cambiar la Constitución, redactada en 1982, cuando el país recién venía saliendo de una dictadura militar –apoyada por EEUU- extremadamente brutal que detentó el poder desde 1972 a 1981, pero que continuó ostentando el poder a todo lo largo de la década de los años ochenta, donde no solo tenía la garantía de total impunidad sino que el instituto de previsión militar había emprendido una escalada contra el sector industrial, financiero y comercial4, conservaba las gerencia y direcciones claves de las instituciones estatales.5
La consulta tenía el componente de la transición de una democracia representativa a una democracia participativa como lo demanda el contexto actual y el movimiento de derechos humanos emergentes donde la participación es la pieza de centro de los derechos humanos en la globalidad.
No obstante lo que la Organización de Estados Americanos calificó como un proceso democrático fue deslegitimado en Honduras por el contubernio en el que por primera vez se observaba un matrimonio bien establecido ente los medios de comunicación, la iglesia y los conservadores, pero no es de extrañar este concubinato, las religiones siempre han participado del sostenimiento de los estamento (status quo), tanto que en la conquista española la religión católica acompañó y estuvo de lado de los conquistadores; en tiempos de Morazán se posesionaron en contra de la revolución morazánica y el General, don Francisco Morazán, se vio obligado a separar la Iglesia del Estado y confiscó sus propiedades especialmente la tierra y el diezmo. Hoy no sonaron las campanas pero usaron los pulpitos y los medios masivos para llamar al derramamiento de sangre.6
Al mismo tiempo que las fuerzas golpistas cerraban filas tras un telón de comedias jurídicas, la comunidad internacional condenaba el golpe y en el término de 72 horas Honduras fue expulsada de la OEA.
Las Naciones Unidas7 y el Bloque de países no alineados se unían a las condenas y las estructuras de protección internacionales de Protección de los derechos humanos, como Human Rights Watch, Amnistía Internacional, El Centro Por la Justicia y el Derecho Internacional, El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y la Comisión Interamericana de Derechos humanos, exigían a los poderes constituidos respetar los derechos Humanos, la CIDH ha exigido en forma reiterada ser invitada para verificar in situ la realidad de los derechos humanos, en doce días del Golpe ha emitido medidas cautelares para un promedio de 80 personas. Los expertos de Naciones Unidas en Derechos Humanos urgieron el restablecimiento inmediato de la democracia y las libertades fundamentales. Organizaciones de Derechos Humanos guatemaltecas organizaron una delegación para visitar Honduras que fue encabezada por la Premio Nobel de la Paz, Doctora Rigoberta Menchú Tum y compuesta por Eduardo de León de la Fundación Rigoberta Menchú Tum; Carmela Curup de la Asociación de Abogados Mayas de Guatemala, por la Convergencia de los Derechos Humanos: Iduvina Hernández de Seguridad en Democracia –SEDEM-; Claudia Samayoa de la Unidad de Protección de Defensores y Defensoras de Derechos Humanos –UDEFEGUA-; Mario Domingo de la Oficina de Derechos Humanos del Arzobispado de Guatemala –ODHAG-; Arturo Albizures de Asociación COMUNICARTE; Graham Russel y Rosa Martínez de Derechos en Acción. Delegación que el 08 de julio emitió un informe preliminar8. También visitaron el país una delegación del SOA WATCH (Observatorio de la Escuela de las Américas), encabezada por el Obispo Roy Bourgeois, Lisa Sulivan, Padre Joseph Mulligan, Laura Slattery, Tom Ludon, Kent Spriggs y Dan Kovalik; y una delegación de la Alianza Social Continental.

El escenario post Golpe tiene graves implicaciones para los derechos humanos, desde el mismo día se le impidió a la población el derecho a la información al interrumpir el fluido eléctrico, y militarizar las torres de controles y transmisiones de diferentes medios de comunicación. La línea internacional de Hondutel fue inhabilitada, medida que se mantuvo hasta el 01 de julio a las 5:00 p.m.. El 29 de junio la Empresa Estatal de Comunicaciones fue militarizada y sus empleados desalojados. La Empresa de Energía Eléctrica fue militarizada desde el 29 de junio a las cinco de la mañana y tres de los empleados de turno capturados. La Casa de Gobierno fue de los primeros lugares en ser tomada por el ejército desde el día 28, le siguieron el Congreso Nacional, el Ministerio Público, La Armería y La Corte Suprema de Justicia y la ENEE.



Se movilizaron tanquetas, comandos especiales, helicópteros y jets A-37 que infundían el temor en la población. Los helicópteros Bell 412, con artillería pesada, sobrevolaban a baja altura las principales ciudades y la desinformación comenzó a fluir con el objetivo de desmovilizar a la población.
Las fuerzas golpistas, ordenaron la suspensión de garantías constitucionales sin seguir el procedimiento que establece la constitución en su artículo 187, la medida fue comunicada en forma verbal, minutos después que fue juramentado el Presidente de facto y fue hasta el 30 de junio que la formalizaron pero no la publicaron y en forma verbal sufrió constantes modificaciones, por ejemplo el 05 de julio que se realizó una multitudinaria manifestación contra el Golpe que se concentró en el Aeropuerto Toncontin y que dejó decenas de heridos y un joven muerto, los golpistas llamaron a cadena nacional a todos los medios de comunicación y con 20 minutos de antelación informaron que el toque de queda se aplicaría a partir de las 6:30 cuando los manifestantes aún permanecían frente a las instalaciones aeroportuarias. Ese mismo día el aeropuerto fue cerrado a todos los vuelos y se abrió hasta el 08 de julio.
Decreto Ejecutivo 011-2009, formalizó la suspensión de los artículos 69, sobre la Libertad Personal; el 71, Detención e incomunicación por más de 24 horas; 78, Libertad de Asociación y de reunión y; 81 Libre circulación. Por el efecto que produce la suspensión el decreto establece en la práctica un estado de sitio no declarado. Mismo que fue dejado sin valor y efecto hasta el 12 de julio, 15 días después de haber sido establecido.
Por las tendencias se podría deducir que el golpe no se podrá mantener por mucho tiempo pero el retroceso en materia de institucionalidad y confianza en el sistema democrático y el respeto irrestricto a los derechos humanos sufrió una involución de 30 años y que se ha iniciado nuevamente la persecución contra opositores políticos e ideológicos, la muerte de dos personas vinculadas a instituciones políticas de oposición lo confirman.


Grafico 1: Estadística de violaciones a derechos humanos en el marco del golpe de Estado en Honduras. 1155 Casos registrados por el COFADEH.
Observación: En amenazas se registran 3 comunidades (Tocoa, Trujillo y Guadalupe Carney).


Casos violaciones a derechos humanos en el marco del golpe de Estado, registrados por el Cofadeh
DERECHO A LA INTEGRIDAD:

LESIONES Y GOLPES


LUGAR

TOTAL LESIONADOS

Guaymaca

3

Tegucigalpa

45

El Progreso

4

San Pedro Sula

6

Trujillo

1

TOTAL

59


Nota: El Cofadeh registra nombres
OBSERVACIONES: Algunas personas fueron trasladadas al seguro social y otras que fueron atendidas en el Hospital Escuela no se registraron sus nombres.


  1. Danilo Manuel Molina: fue golpeado y detenido frente a Casa Presidencial, llevado a las instalaciones de la DGCI del aeropuerto, en donde fue amenazado con ser expulsado en el país.

  2. Vilma Italia García (34). Recibió golpes en la frente, que le provocaron hematomas en la frente y alrededor de sus ojos. Presenta fuertes dolores de cabeza.

  3. Bryan Ariel López (recibió 17 toletazos). Lunes 29 de junio.

  4. Greace Ponce. Golpeada fuertemente con dos meses de embarazo. Lunes 29 de junio.

  5. Héctor Lorenzo Hernández (detenido junto a su padre y hermanos fuertemente golpeado por elementos de la patrulla de transito con numero 340) ellos pertenecen a la Federación de la Pequeña y Mediana Empresa FENISE. Lunes 29 de junio.


LESIONES GRAVES:


  1. ROGER ULISES PEÑA. Empleado de Hondutel, Técnico de Servicio Público. Fue arroyado por elementos del ejército que se tomaron las instalaciones de Hondutel Miraflores bajo el mando del Teniente Coronel Smith. El atropello sucedió a las 10:05, cuando los empleados de Hondutel se apostaron en el portón principal luego que les impidieron el acceso a su centro de trabajo, manifestando a los mílites que si no los dejaban entrar, ellos tampoco permitirían que sacaran equipo del local. Momentos más tarde tres elementos del ejército subieron al vehículo pick up de Hondutel No. 645 y de forma intempestiva y acelerada se dirigió hacia los manifestantes atropellando a Ulises Peña, que quedó bajo el vehículo, por lo que sus compañeros se arrojaron al automotor pidiendo al mílite que lo conducía que parara porque uno de sus compañeros estaba abajo, este detuvo un momento su marcha pero en seguida aceleró el mismo, haciéndolo patinar en la axila y hombro de Ulises Peña, a velocidad se fugó de la escena, sin que fuera detenido por el resto de elementos del ejército que se encontraban en la zona militarizada. Con la gravedad de las lesiones, Peña fue ingresado en el Hospital privado Clínicas Médicas de La Granja, luego fue trasladado al Seguro Social, en donde se recupera.




  1. LUIS RAMIRO AMAYA (21), procedente de Santa Bárbara, ayudante de albañilería. El día 05 de julio se encontraba a unos 5 metros de la malla que rodea el aeropuerto internacional de Toncontín, en el extremo sur de la ciudad de Tegucigalpa, cuando elementos del ejército que resguardaban la pista de aterrizaje desde el interior de la malla hicieron disparos contra los manifestantes, uno de estos disparos rozó su cabeza, causándole lesiones, que le hicieron perder el conocimiento. Reportó que vio a dos personas que trasladaron a un tiempo con él al Hospital Escuela: una mujer que vestía una blusa azul, con una herida en el cuello y un hombre con una herida en la pierna, a quien le dieron de alta minutos después.

El mismo día fue dado de alta en el Hospital Escuela, sin proporcionarle el tratamiento y medicamentos necesarios.


El martes 07 de julio, Luis Ramiro reporta al Cofadeh, que se siente mal de salud, sin sensibilidad en su pierna derecha, con constantes mareos. Por otra parte informa que interpuso la denuncia de los hechos en el Comisionado Nacional de Derechos Humanos en Santa Bárbara, en donde le atendió la delegada Denia Rodríguez, quien le dijo que los militares no habían disparado por lo que presume que ella no le tomó la denuncia. De igual forma comunica que se presentó al Hospital de Santa Bárbara a solicitar asistencia médica, la cual le fue denegada.


  1. DENIS DÍAZ SOSA, de 52 años, agricultor de profesión, manifestó: "Yo estaba frente al aeropuerto cuando los soldados empezaron a disparar. A mí me dieron un tiro en un testículo. Pude ver a muchos más que caían bajo las balas de los soldados". Participaba en la manifestación frente al Aeropuerto Internacional de Toncontín, el día domingo 04 de julio de 2009.

Manifiesta al Cofadeh, que todo estaba pacífico en el sitio donde se encontraba, pero de pronto los militares lanzaron gases lacrimógenos, por lo que se quitó de ese lugar y corrió al igual que el resto de personas. De pronto las demás personas le señalaron que tenía sangre en sus pantalones, estaba sangrando de sus genitales. Un socorrista de la Cruz Roja le indicó se recostara en el suelo mientras llamaba a una ambulancia para trasladarlo al Hospital Escuela.


Paso la noche en el Hospital en la sala de emergencia, en donde le aplicaron suero y medicamentos, al día siguiente decidió abandonar el centro hospitalario por temor porque veía una complicidad entre médicos y agentes de la DNIC.



  1. ALEX ZAVALA. Recibió un disparo en la pierna que le provocó daños graves por lo que recibirá un injerto. Se encuentra hospitalizado en el Centro Médico.




Plaza Alex Zavala

registrado por los

Manifestantes en muro



  1. GUILLERMO LÓPEZ LONE. Presidente de la Asociación Jueces por la Democracia. En el momento que los militares hicieron disparos convencionales hacia los manifestantes que se apostaban en la parte sur del aeropuerto Toncontín, estos corrieron en diferentes direcciones buscando protegerse, el señor López que se encontraba con su hermano e hijo se lanzaron al suelo. En eso escuchó que los manifestantes decían “no tengan miedo, no tengan miedo que son balas de goma”, pero él miraba que cuando impactaban en el muro salía polvo y trozos de cemento, por lo que les gritó que se tiraran al suelo porque eran balas vivas.

Al mismo tiempo lanzaron bombas lacrimógenas por lo que la gente buscó como salir de la zona, por lo que la gente corrió pasando sobre su cuerpo, ocasionándole lesiones en su rodilla que le mantendrá incapacitado por tres meses.




  1. MARIO EDGARDO RODRÍGUEZ (38 años). Herido de bala por policías, porque le hicieron señal de parada y no paró, esto en el toque de queda, los policías que participaron son Nery Torres Andino y Elvin Navarro.


DERECHO A LA VIDA:



  1   2   3   4   5


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal