Virtudes y Leyes referentes a la Basmallah



Descargar 44.2 Kb.
Fecha de conversión11.03.2018
Tamaño44.2 Kb.
Virtudes y Leyes referentes a la Basmallah
Escrito por Mufti Muhammad Shafi' 'Uthmani
Traducido al inglés por Shaykh Yusuf Laher
[Traducido al español por la Dergah Osmanli Nakshibendi Hakkani de Perú].

Bismillahi Rahmani Rahim (en el Nombre de Allah, El Misericordioso, El Compasivo)



Bismillah – un ejemplo de la facilidad y practicidad del Islam
El Islam ha venido con una Shari’ah (Ley Sagrada) fácil y práctica. El esfuerzo que demanda es limitado, pero su recompensa es grande. Existen muchos ejemplos sorprendentes de una acción pequeña que conlleva grandes recompensas.
Su Salah no está limitado a una masjid (mezquita), sino que puede hacerse en cualquier casa y sobre cualquier pedazo de tierra. No le ordena a uno renunciar a este mundo con el propósito de dedicarse a hacer actos de adoración, pero brinda panaceas tales que pueden transformar los asuntos mundanos en din (religión) también. Una persona puede estar ocupada en actividades mundanas pero aun así puede volverse y permanecer como un dhakir shaghil (alguien que está ocupado constantemente en el dhikr) y un wasil bi ‘l-haqq (alguien que está conectado con Allah, El Altísimo).
Las enseñanzas prácticas y verbales del Mensajero de Allah (que Allah le bendiga y le conceda paz) son de tal naturaleza que son un medio de orientación para cada acción y movimiento. Para cada ocasión y lugar él (asws) nos ha enseñado du’as (súplicas) concisas que no se vuelven un estorbo o un obstáculo en el trabajo de ninguno, ni tampoco requieren un gran esfuerzo. Mediante la práctica de estos pequeños actos, una persona se convierte en alguien que permanece constantemente en el recuerdo de Allah.
El beneficio adicional es que estos du’as consisten en pedir por la mejora tanto del din como de dunya (vida mundana), y que da como resultado la apertura de las puertas del bien en ambos aspectos. Estos du’as han sido registrados en el Munajat-e-Maqbul (Las Oraciones Íntimas Aceptadas).1

Las enseñanzas que imparte el Islam son una prueba clara de su veracidad, dado que el propósito de una religión es el de conectar al siervo con el Señor, a la creación con el Creador, y las enseñanzas del Islam han hecho de cada acción, de cada movimiento y de cada declaración un medio para el recuerdo de Allah, El Altísimo. Estas enseñanzas han sido constituidas de tal forma que uno ni siquiera se da cuenta de que una acción de din está siendo llevada a cabo y que uno así está logrando el éxito de su din.

De entre estas enseñanzas está el comenzar cada acción con Bismillah:

بِسْمِ اللهِ الَّرحْـمٰنِ الرَّحِيْم



Bismillahir Rahmanir Rahim (Traducción: en el Nombre de Allah, El Misericordioso, El Compasivo) es una frase tan concisa que el lector no experimenta ninguna dificultad en su lectura ni le toma una gran cantidad de tiempo su recitación, pero sus beneficios son de largo y gran alcance, y consta de beneficios tanto en lo religioso como en dunya.

Bismillah cuando se va a comer

Cuando un creyente dice Bismillah antes de comer, da a entender lo siguiente:

Él apenas si tuvo un rol en la creación del bocado de comida que sostiene en su mano. Los cielos, la tierra, los planetas y las fuerzas naturales trabajaron durante meses para que una sola semilla germinara en una planta. A partir de entonces, miles de animales y seres humanos la protegen y cultivan hasta que se hace apta para el consumo. Todo esto es el indicio de una fuerza oculta. Los seres humanos no tienen ningún control o autoridad sobre estas fuerzas naturales.

Cuando se va a beber agua

De la misma forma, cuando Bismillah se dice antes de tomar agua, se da a entender lo siguiente:

La persona ha llegado a darse cuenta de que El Todopoderoso ha transformado el agua de mar en vapor, la hizo subir, formó nubes y fuerzas naturales, y convirtió el agua salada en agua dulce. A partir de eso, según la necesidad, Él hizo que lloviera y empapó los campos, los árboles y las plantas. Las represas y estanques entonces están llenos para usarlos por un tiempo.

Así mismo, una gran cantidad de esta agua es almacenada en las cimas de las montañas en un increíble sistema natural de abastecimiento de agua que no requiere tanques de agua y donde no existe posibilidad de que el agua sea contaminada ni hay necesidad de añadirle químicos. En realidad, es una masa gélida de agua conservada en lo alto de las montañas. Desde allí se derrite gradualmente y fluye montaña abajo a través de “tuberías naturales” que están libres de los efectos dañinos de las tuberías metálicas.

Más bien, se unen en esta agua los elementos naturales de la tierra (azufre, etc.) que son necesarios para purificarla. Esta agua naturalmente purificada e inocua puede entonces ser extraída cavando (pozos, etc.).

Si el ser humano “civilizado” de hoy reflexionara sobre esto, antes de beberse el agua de sus vasos de cristal, espontáneamente diría: “¡Bendito sea Allah, el mejor de los creadores!”

Para hacer que estas realidades estén presentes en nuestras mentes, el Mensajero de Allah (asws) nos enseñó de forma práctica y verbal a decir Bismillah antes de comer y beber y nos enseñó a decir Alhamdulillah al terminar con el fin de demostrar nuestra gratitud al Ser que hizo pasar la comida y la bebida a través de todas estas increíbles etapas para que finalmente lleguen a nosotros.

Cuando se va a subir a un medio de transporte

Cuando un creyente sube a un medio de transporte da a entender lo siguiente:

Reconoce que este medio de transporte no es el resultado de su propia creación ni estaba en su poder controlarlo o usarlo en diversas condiciones como bajo el Sol o la sombra, sobre tierra húmeda o seca. Este medio de transporte es la obra de un Poder Perfecto que le ha otorgado al ser humano control sobre cosas que Él ha creado.

Hazte las siguientes preguntas: ¿Soy yo más fuerte que el caballo al que le pongo la brida y luego monto? ¿Cómo es posible que cuando monto al caballo éste no me tumba y se sienta sobre mí? ¿Por qué el caballo abre su boca cuando quiero ponerle la brida? Después de ponerle la brida, ¿cómo es que puedo hacer que corra en cualquier dirección que yo deseo?

Si uno realmente reflexionara, llegaría a darse cuenta de que este sometimiento es sólo por la causa de Allah, el Señor y Creador, quien ha subyugado este animal al ser humano. Éste es el significado del ayat (aleya) del Sagrado Corán: “Y los hemos sometido [los animales] para ellos [los hombres], para que tengan algunos para montar y algunos para comer”. (Surah Ya Sin)

Una duda puede surgir en la mente de los “iluminados” de hoy: que estas leyes aplican a los animales utilizados para el transporte y no a los vehículos, aviones, etc. que usamos hoy en día y que han sido creados por nosotros. ¡Estos nos pertenecen! Por lo tanto, ¡Bismillah y Alhamdulillah no tienen lugar en ellos!

Nuevamente, si uno reflexiona y le pregunta a esas mentes arrogantes ¿qué fue lo que crearon [es decir: acaso han creado – N. del T.] del acero, madera, aluminio y de los otros metales empleados en esos objetos? ¿Tienen el poder para crearlos? ¿Crearon los componentes utilizados para producir la electricidad y el vapor necesarios para darle movimiento a estos objetos? ¿Está en su poder el crearlos? Después de hacerles estas preguntas se abrirán sus ojos y se darán cuenta de que sus pretensiones de poder y creación eran todos falsas y engañosas. El Único Ser Verdadero es el que ha creado todos los componentes empleados en estos objetos. Por lo tanto, estas cosas también se usarán comenzando con Su Nombre y se terminará mostrando gratitud con Él.

Para traer estas realidades a primer plano, el Mensajero de Allah (la bendición y la paz de Allah sean sobre él) nos ha enseñado a recitar:

بِسْمِ اللهِ مَـجْرهَا وَ مُرْسَاهَا اِنَ رّبِّىْ لَغَفُوْرٌ رَّحِيْمٌ

“En el Nombre de Allah esto se pone en movimiento y se detiene. Ciertamente mi Señor es Quien otorga Perdón y es El Misericordioso”.



Cuando se va a dormir

El Mensajero de Allah (asws) también nos enseñó que cuando nos acostamos a dormir debemos decir:

بِسْمِ اللهِ رَبَّىْ وَضّعْتُ جَنْبِىْ

“En el Nombre de Allah, mi Señor, me pongo de costado (sobre la cama para dormir)”

La sabiduría oculta en esto es que el hombre llega a darse cuenta de que estos medios de descanso –poder desconectarse de todas las preocupaciones y acostarse– no están bajo su control sino que es una gracia del Señor de los mundos. Así mismo, quedarse dormido no está bajo el control del hombre ni tampoco puede evocarlo. Es la perfecta Sabiduría de Allah, El Altísimo, que hace que cuando se aproxima la noche, todo animal y hombre busca su lugar de descanso. Al llegar allí, el sueño comienza a sobrecogerlo y el cansancio del día se extingue mientras duerme. Esto también es una increíble disposición del sistema Divino: que la creación entera duerma al mismo tiempo. Si cada hombre y animal tuviesen diferentes tiempos para dormir, el ruido y el movimiento de quienes están despiertos privarían del sueño a aquellos que tratan de dormir. Un perjuicio mundano de un grupo durmiendo mientras otro grupo está despierto –y luego viceversa– es que estos dos grupos nunca podrían hacer transacciones entre sí dado que nunca se encontrarían. ¿Cómo podrían prestarse ayuda mutuamente, lo que es necesario para lograr mejora en dunya (este mundo)?

En esencia, una enorme puerta del conocimiento (ma’rifa) es develada al decir Bismillah antes de dormir.



Cuando se va a pasar al baño

Decir Bismillah antes de ir al baño nos enseña que transformar los alimentos que se han ingerido en parte del cuerpo y lo demás en desecho no es obra del hombre. Esto sucede únicamente por la Sabiduría y el Poder de Allah, el Altísimo.



La importancia del Bismillah

Se enfatiza muchísimo en que debe decirse Bismillah antes de hacer wudu’ (ablución ritual). Según algunos juristas, el wudu’ que se hace sin decir Bismillah no es válido. También cada Surah (capítulo) del Sagrado Corán comienza con Bismillah. Y el mismo Sagrado Corán comienza con Bismillah.

En Al-Durr al-Manthur, una narración recogida de Daraqutni con la autoridad de Sayyidina Ibn ‘Umar (que Allah esté complacido con él) manifiesta que el Mensajero de Allah (que la bendición y la paz de Allah sean sobre él) dijo: “Siempre que Yibril (as) [el arcángel Gabriel] venía a mí con una revelación, recitaba el Bismillah.”

Es parte de las enseñanzas del Islam dar inicio a cada acción con Bismillah. Comenzar y terminar cada acción con el Nombre de Allah, El Altísimo, hará de uno un dhakir (alguien que recuerda constantemente a Allah) y un ‘arif (alguien que reconoce a Allah) incluso si uno está inmerso en el trabajo. Esto traerá miles de bendiciones y buenos resultados.

Por consiguiente, el Mensajero de Allah (la bendición y la paz de Allah sean sobre él) ha dicho: “Cualquier trabajo importante que no se inicie diciendo Bismillah carece de bendiciones”.

En el tafsir (comentario) del siguiente ayat del Sagrado Corán “Y los hizo adherirse a la palabra de piedad” (Surah al-Fath), el Imam Zuhri (que Allah tenga misericordia de él) ha dicho que el significado de la expresión “palabra de piedad” es Bismillah y que Allah, El Altísimo, lo hizo algo esencial para los Nobles Compañeros (que Allah esté complacido con ellos) y todos los musulmanes. (Risalah Qantarah, Mawlana Lucknowi)



Una lamentable indiferencia

El mundo ha cambiado, las ciencias modernas se han desarrollado y nuevos valores sociales han surgido, pero todo esto ha venido de personas carentes de la más mínima noción sobre quién es su Señor. Entonces, ¿cómo siquiera alguna de sus acciones podría comenzar con Bismillah? Sus escritos, sus discursos y todo lo que hacen está desprovisto de esta nur (Luz) y de esta bendición. Es lamentable que mientras que los musulmanes los han venido siguiendo en otros aspectos, también los hayan imitado en este acto criminal (de abandonar la recitación del Bismillah). Comenzar a escribir o hablar con Bismillah y la sunnah del khutbah es considerado algo pasado de moda, anticuado y una ‘cosa molvi’. ¡Y ahora resulta que para ellos seguir los molvis es el peor crimen! Qué inmensa pérdida es que ellos mismos se hayan privado de esta pequeña acción, pero valiosa y fácil de realizar. De Allah somos y hacia Él es nuestro retorno final.

El propósito de este resumido tratado es eliminar esta indiferencia y recordarles que si no están haciendo nada más, entonces al menos no deberían privarse de las bendiciones de esta fácil acción.

Leyes relativas al Bismillah

[1] De acuerdo con muchos Compañeros (Sahabah), Seguidores (Tabi’un) y juristas, Bismillahir Rahmanir Rahim es un ayat independiente del Sagrado Corán. Algunos son de la opinión de que excepto por ser parte de la Surah al-Naml, no es un verso independiente sino que ha sido revelado muchas veces como medio de separación entre las Surahs. Por consiguiente, como medida de precaución, los juristas han dictaminado que las normas de respeto, etc. aplicables a las ayats del Sagrado Corán, como por ejemplo que no está permitido tocar las ayats del Sagrado Corán sin wudu’, serán también aplicables para el Bismillahir Rahmanir Rahim. Todas las normas aplicables a las ayats coránicas serán aplicables al Bismillahir Rahmanir Rahim. Pero si alguien recita solamente Bismillah en su Salah y omite la qira’ah (recitación del Sagrado Corán), su Salah no será válido. (Qantarah en la autoridad de Mujtaba y Muhit)

[2] Los juristas han explicado claramente que es sunnah mu’akkadah (sunnah enfatizada) completar la recitación de todo el Sagrado Corán en los Salah de tarawih al menos una vez. Incluso si un solo ayat es omitido, la sunnah no habrá sido cumplida. Por lo tanto, tomando ambas opiniones (mencionadas anteriormente) en consideración, el imam debe recitar en voz alta al menos una vez Bismillahir Rahmanir Rahim durante todo el mes (de Ramadan) para que de esta forma los muqtadis (quienes rezan detrás del imam) también lo escuchen y su audición del Sagrado Corán también se complete.

[3] Recitar Bismillah al inicio de la Surah al-Fatihah en cada raka’ah es wajib (obligatorio) según Imam Abu Yusuf, Imam Muhammad y muchos otros imams (que Allah tenga misericorida de todos ellos). Según Imam Abu Hanifah (que Allah tenga misericordia de él) es sunnah. (Sharh Munyah)

Por lo tanto, reciten Bismillah antes de la Surah al-Fatihah en cada raka’ah. Mucha gente es negligente con esto.

[4] Recitar Bismillah después de la Surah al-Fatihah y antes de una Surah (en el Salah) no es sunnah según Imam Abu Hanifah, por lo tanto es mejor omitirlo. Según Imam Muhammad es mejor omitirlo en aquellos Salah en los que la qira’ah se recita en voz alta y es mejor pronunciarlo en aquellos Salah en los que la qira’ah es recitada en voz baja.



Algunos beneficios ensayados, probados y comprobados del Bismillah

Para toda dificultad y necesidad:

[1] Si una persona recita Bismillahir Rahmanir Rahim doce mil veces de la siguiente manera: (a) Lo recita mil veces y luego recita durud sharif [sala tan nabi u oración por el Profeta saaws] al menos una vez. Luego hace el du’a pidiendo por su necesidad. (b) Lo recita otras mil veces y luego recita durud sharif al menos una vez y vuelve a hacer el du’a a Allah pidiendo por su necesidad. (c) Continúa de esta manera hasta completar los doce mil, y si Allah quiere, toda dificultad se volverá facilidad y toda necesidad será satisfecha.

[2] Bismillah en forma numérica es 786. Quienquiera que recite Bismillahir Rahmanir Rahim la misma cantidad de veces (786) durante siete días y hace un du’a para un propósito en particular, si Allah lo quiere, ese propósito será realizado.

Para ganar el corazón de las personas:

La persona que escriba Bismillah seiscientas veces y lo conserve consigo será respetado y honrado. Nadie podrá tratarlo mal.

Protección contra las calamidades:

La persona que en el primer día de Muharram escriba en un papel cien veces Bismillahir Rahmanir Rahim y lo conserve consigo estará protegido contra todo tipo de calamidades y dificultades. Esto está probado y comprobado.

Protección contra el robo y los efectos del Shaytan:

Si se recita veintiún veces antes de ir a dormir, uno estará protegido contra el robo, los efectos del Shaytan y una muerte súbita.

Para prevalecer sobre el tirano:

Si se recita cincuenta veces delante de un opresor, Allah El Altísimo hará que el tirano sea sumiso y hará que usted pueda vencerlo.

Para la inteligencia y la memoria:

Recítelo 786 veces, sople sobre el agua y bébala a la salida del Sol. La inteligencia se incrementará y mejorará la memoria.

Para incrementar el afecto:

Recítelo 786 veces, sople sobre el agua y désela a beber a la persona cuyo afecto se requiere. El amor y el afecto de esa persona para con uno se incrementarán. Está prohibido usar esto para el amor ilícito. [N. del T. De hecho, un uso haram no provocará el resultado deseado, sino que volverá la cólera de Allah contra quien lo haya querido aplicar de modo haram]

Protección de la descendencia:

Una mujer cuyos hijos no sobreviven debe escribir Bismillahir Rahmanir Rahim sesenta y un veces, hacer un ta’wiz y llevarlo consigo. Los hijos estarán protegidos. Esto también se ha probado y comprobado.

Protección de granjas y barakah (bendición):

Escríbalo cien veces sobre un papel y entiérrelo en la granja. Así ésta estará protegida contra toda calamidad y habrá barakah en ella.

Contra aquellos dotados de poder:

Escriba Bismillahir Rahmanir Rahim quinientas veces en un papel. Luego recítelo ciento cincuenta veces y sople sobre el mismo papel. Haga un ta’wiz con él y llévelo consigo. Aquellos dotados de poder (gobernantes, etc.) se volverán amables y compasivos con usted y estará protegido del daño de los tiranos.

Para el dolor:

Escríbalo veintiún veces sobre un papel y cuélguelo en el cuello de la persona que tiene dolor o átelo a la cabeza para quitar el dolor de cabeza.

Los beneficios y bendiciones del Bismillah son numerosos. Apenas algunos de ellos han sido recogidos aquí.

وَ اللهُ الْـمُسْتَعَان ، وَ عَلَيْهِ التُّكْلَان ،


رَبَّنَا تَقَبَّلْ مِنَّا ، اِنَّكَ اَنْتَ السَّمِيْعُ الْعَلِيْمُ ،
وَ صَلَّى اللهُ عَلَى النَّبِيِّ الْكَرِيْمِ ،
وَ اٰلِه وَ صَحْبِه اَجْـمَعِيْنَ ،

Un artículo original de Deoband.org

1 Munajat-e-Maqbul es un libro de du’as extraídos del Sagrado Corán y de los hadices del Santo Profeta (asws) escrito por Hakim al-Ummah Mawlana Ashraf ‘Ali Thanawi (que Allah tenga misericordia de él). Está dividido en siete secciones, para que se recite al menos una sección a diario, lo que da como resultado la recitación de la colección completa cada semana.



La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal