Visto: La N. J. D. Nº 1194/83 con su modificatoria Ley 1480; El Reglamento Sumarial de este Consejo; y lo resuelto por la Asamblea Extraordinaria del 15 de diciembre de 2011; y considerando



Descargar 12.77 Kb.
Fecha de conversión09.02.2017
Tamaño12.77 Kb.
SANTA ROSA, 15 de agosto de 2012.-
VISTO:

La N.J.D. Nº 1194/83 con su modificatoria Ley 1480; El Reglamento Sumarial de este Consejo; y lo resuelto por la Asamblea Extraordinaria del 15 de diciembre de 2011; y



CONSIDERANDO:

Que el Artículo 9, inc. 13 de la N.J.D. Nº 1194/83 y su modificatoria Ley 1480 establece entre los deberes del Directorio el de cumplir y hacer cumplir las resoluciones de Asamblea;

Que el inc. 20 de la misma norma fija para el Directorio la facultad de dictar Resoluciones ad referéndum de Asamblea que hagan operativo el cumplimiento de sus funciones;

Que el artículo 44 de la misma normativa establece que el Directorio dictará el Reglamento del Tribunal de Ética y Disciplina ad referéndum de Asamblea;

Que resulta necesario regular expresamente el plazo de prescripción de las faltas contra la ética atento no estar establecido expresamente en ninguna de las normas que rigen la vida institucional de este Consejo;

Que las normas de ética comprenden aquellas conductas del profesional médico tanto con respecto a las instituciones que los nuclean y las leyes que lo rigen, como las referidas a las relaciones con el paciente, las relaciones con colegas y con otros profesionales del arte de curar, etc.;

Que el amplio espectro de conductas posibles, tal como lo señala el considerando precedente, permite entender que un plazo de prescripción de tres años resulta atinado para abarcar los procederes del galeno en las variadas formas de relación en que desarrolla su profesión; así como también los actos procesales con entidad interruptoria;

Que además de la gama de conductas pasibles de sanción, la Ley Orgánica también contempla un espectro amplio de penas que van desde el simple apercibimiento privado hasta la inhabilitación, pasando por la multa y la suspensión;

Que también y no obstante que la multa está contemplada como pena resulta necesario pautar el mínimo y el máximo entre los que se puede regular la aplicación de dicha sanción;

Que la constitución del Tribunal de Ética y Disciplina y la producción de las medidas de prueba ofrecidas en los sumarios originan erogaciones para el Consejo y que justifican que las costas sea soportadas por el sancionado;

Que asimismo y atento que el profesional médico trabaja con el valor vida, resulta fundamental que las sanciones impuestas por el Tribunal de Ética con suficiente prueba y convicción, tengan el debido acatamiento en el tiempo por los profesionales médicos; y el reconocimiento de la conducta errada;

Que si bien se garantiza el derecho de defensa, la vía recursiva debe tener sus costos, los cuales deben ser asumidos por quien lo intenta a fin de no consistir en una estrategia meramente dilatoria;

Que la Asamblea Extraordinaria del 15 de diciembre de 2011 se ha expedido encomendando al Directorio la confección del articulado en el sentido expuesto en considerandos precedentes y su incorporación al Reglamento Sumarial vigente;

Que asimismo se encomendó al Directorio el estudio completo del Reglamento Sumarial citado a fin de analizar la necesidad de su revisión; y en caso afirmativo elaborar el proyecto pertinente.-


POR ELLO

EL CONSEJO SUPERIOR MÉDICO DE LA PAMPA

AD REFERENDUM DE ASAMBLEA

RESUELVE:
Art. 1º: Incorporar al Reglamento Sumarial los artículos que a continuación se detallan:

“Artículo 40: Ningún médico podrá ser sumariado si hubieran transcurrido más de tres años de cometida la presunta falta de ética”.-

“Si esta circunstancia resulta de la misma denuncia el Tribunal de Ética y Disciplina lo rechazará sin más trámite, indicando el motivo, salvo que se trate de un delito de derecho penal que no estuviera prescripto”.-

“Artículo 41: La falta de ratificación de denuncia se considerará como desistimiento”.-

“Artículo 43: La prescripción se interrumpe por la tramitación de actuaciones y fundamentalmente por los siguientes actos:


  1. Denuncia.-

  2. Ratificación de denuncia.-

  3. Auto de elevación al Tribunal de Ética y Disciplina.-

  4. Constitución del Tribunal con los miembros que van a entender en la causa (Instructor y Secretario Ad Hoc).-

  5. Declaración Indagatoria.-

  6. Auto de apertura a prueba.-

  7. Auto de Clausura del Periodo Probatorio.-

  8. Llamamiento de autos para sentencia.-

  9. Dictado de sentencia aun cundo no estuviera notificada.-

  10. Todo otro acto que pudiera interpretarse como impulsorio del procedimiento y que permitiera el dictado de una sentencia útil”.-

Artículo 2º: La sanción de multa podrá graduarse entre 227 galenos SEMPRE Categoría “C” y 7600 galenos SEMPRE Categoría “C”, atendiendo a la gravedad de la falta y la reincidencia.-

Artículo 3º: La sentencia condenatoria podrá imponer al sancionado la obligación accesoria de pagar todos los gastos originados en la tramitación del sumario, cuyo valor resarcitorio se fijará en un máximo de 750 galenos valor SEMPRE Categoría “C” vigente al momento de su efectivo pago.-

Artículo 4: Si la sanción fuera objeto de recurso o apelaciones, el recurrente al interponerlo deberá acompañar un comprobante del Banco de La Pampa del que resulte haber depositado a la orden del Consejo Superior Médico una cantidad equivalente al veinte por ciento (20%) del valor económico de la sanción. Si la pena no tuviera valor patrimonial, dicho depósito no podrá ser inferior a 227 galenos SEMPRE Categoría “C”.-

Artículo 5: De forma.-


Resolución Nº 187/12


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal